Вы находитесь на странице: 1из 7

CÓDIGO DE ÉTICA PROFESIONAL

CAPÍTULO I

TÍTULO I.- APLICACIÓN E INTERPRETACIÓN

Art. 1°.- Ámbito de aplicación: Las presentes disposiciones se aplicarán a todo matriculado
en este Colegio, en razón de su estado profesional y en el ejercicio de su profesión, en los
términos de los artículos 30 a 44 de la Ley Provincial N° 7918/16.-
Art. 2°.- Órgano de aplicación: Las disposiciones de este Código de Ética serán aplicadas
por el Tribunal de Ética y Disciplina conforme con las vías y procedimientos regulados en la
Ley 7918/16 y el Reglamento del Proceso Disciplinario correspondiente.
Art. 3°.- Interpretación: Las normas contenidas en este Código serán interpretadas de
manera que no importen jamás un menoscabo o una restricción a la libertad y dignidad de la
profesión del miembro matriculado.

TÍTULO II.- NORMAS GENERALES

Art. 4°.- Deberes inherentes a la profesión: Es deber de los profesionales de Criminalística


y Criminología de la provincia de Salta, respetar todas las disposiciones legales y
reglamentarias que incidan en actos de la profesión, así como denunciar toda transgresión. Es
también deber primordial de los profesionales velar por el prestigio de la profesión,
cumpliendo y haciendo cumplir las disposiciones y conceptos generales expresados en el
presente Código de ética y disciplina.
Art. 5°.- Falta a las normas éticas: Constituye falta a las normas éticas toda conducta que,
en el ejercicio de la profesión viole el deber primordial del profesional en Criminalística y/o
Criminología de actuar en todo momento con lealtad y buena fe en sus relaciones con sus
colegas, magistrados y funcionarios judiciales y con terceros, o que afecte el decoro de la
profesión. En consecuencia las faltas que en particular se mencionan en este Código no
agotan la totalidad de las que puedan cometerse en la actuación profesional en asuntos

1
judiciales ante los tribunales provinciales y nacionales, administrativos o extrajudiciales, en
clara violación de dicho deber.
Art. 6°.- Sanciones complementarias: Sin perjuicio de las responsabilidades civiles y
penales y de las medidas disciplinarias que puedan aplicar los magistrados, los profesionales
de Criminalística y Criminología que incurran en conductas contrarias a la ética serán pasibles
de las sanciones establecidas en este Código de ética, las que serán aplicadas por el Tribunal
de Ética y Disciplina, teniendo en cuenta las circunstancias del hecho, la importancia y
consecuencias del mismo y los antecedentes personales del autor.
Art. 7°.- Recusación y Excusación: Los miembros del Tribunal de Ética y Disciplina podrán
ser recusados y deberán excusarse en los casos y en las formas establecidas por el Código de
Procedimientos en lo Civil y Comercial de la Provincia de Salta. Las nuevas integraciones si
sucediera alguna de las circunstancias antes dicha se hará por sorteo entre colegiados que
acrediten como mínimo 8 (ocho) años en el ejercicio de la profesión. El cargo sometido a
sorteo en el Tribunal será al sólo y único efecto de suplantar al miembro recusado o excusado
en la causa en trámite.

CAPÍTULO II

TÍTULO III – DEBERES DE LEALTAD HACIA EL COLEGA

Art. 8°.- Constituyen faltas de ética por incumplimiento del deber de lealtad al colega:
a) Formular juicios o términos ofensivos a la dignidad del colega o que importen
violencia o vejación hacia el mismo; difamar sin razón; compartir la maledicencia del
tercero hacia su anterior Perito de Parte o de oficio; dejarse influir en su relación con
el colega por los sentimientos hostiles que puedan existir entre las partes; o aludir a
antecedentes personales, ideológicos, políticos, religiosos o raciales que puedan
resultar ofensivos o discriminatorios para el colega.
b) Aprovechar sus inconvenientes momentáneos e imprevistos, tales como enfermedad,
duelo o ausencia, para obtener ventajas en los procedimientos.
c) Dar explicaciones verbales a los jueces sobre asuntos pendientes de resolución, en
ausencia del colega interviniente en la causa.

2
TÍTULO IV – DEBERES PARA CON EL PODER JUDICIAL

Art. 9°.- Constituyen faltas de ética por incumplimiento del deber de lealtad y respeto a
los magistrados y funcionarios judiciales:
a) Efectuar escritos o informes verbales forenses falsos o maliciosamente incompletos, o
con citas de bibliografía científica inexacta o falsa.
b) Efectuar desgloses o retirar expedientes o documentos judiciales sin recibo o
autorización; retenerlos injustificadamente; o destruirlos; o no devolverlos de
inmediato al ser requeridos por el Tribunal, aún en caso de haberlos retirado
legítimamente.
c) Intervenir en un juicio al solo efecto de entorpecer los trámites normales del juicio con
pedidos o incidencias innecesarios o notoriamente improcedentes.
d) Valerse para su informe, a sabiendas, de pruebas falsas, así calificadas judicialmente, o
emplear ardid o maniobra dolosa que induzca a error al tribunal, a la parte contraria o
a terceros intervinientes en una causa.
e) Renunciar al cargo sin causa justificada a los nombramientos de oficio previstos en la
ley .
f) Interponer ante los magistrados o funcionarios judiciales, en provecho propio o de la
causa en la que se tenga intervención o interés, su influencia personal o la de un
tercero.
g) Incurrirá también en la falta del inciso “f” el tercero profesional en Criminalística y/o
Criminología que se preste a interponer su influencia personal a la de un tercero en
causa ajena.
h) No guardar en las actuaciones ante el poder judicial un estilo adecuado a la jerarquía
profesional de un auxiliar de justicia, o que afecte la dignidad de magistrados,
funcionarios o empleados judiciales.
i) Cometer cualquiera de las faltas descriptas en este artículo, en trámites
administrativos.

3
TÍTULO V – DEBERES PARA CON EL COLEGIO DE PROFESIONALES DE
CRIMINALÍSTICA Y CRIMINOLOGÍA

Art. 10°.- De confraternidad, respeto, cooperación, aceptación de comisiones y cargas


colegiales: Las relaciones entre el profesional en Criminalística y/o Criminología y el Colegio
deben estar signadas por el espíritu de confraternidad, cordialidad, confianza, comprensión y
respeto recíproco. Cualquier reclamo, pretensión o recurso contra las autoridades del Colegio
debe ajustarse a esas pautas.
Art. 11°.- De prestar su concurso personal para el mejor éxito de los fines colectivos del
Colegio, así como de las instituciones públicas o privadas a que pertenecen: Las cargas
legales, comisiones o encargos que se le confíen deben ser aceptados y cumplidos con buena
disposición y diligencia excusándose solo cuando media causa justificada.
Art. 12°.- De promover y apoyar la enseñanza y actualización de la ética profesional:
Toda vez que el buen nivel deontológico profesional de un Colegio contribuye a afianzar la
majestad de la justicia, la dignidad de la profesión y la armonía y buena imagen pública del
profesional en Criminalística y/o Criminología, así como del Colegio al que pertenece, es
recomendable que dicho profesional se constituya en promotor y defensor de la enseñanza de
la ética profesional en las facultades de su jurisdicción o, en subsidio, de cursor de esta
disciplina en el propio Colegio o en instituciones de práctica jurídica.
Art. 13.- De cumplir puntualmente sus obligaciones con el Colegio:
a) El profesional debe cumplir puntual y espontáneamente con el pago de cuotas y cargas
colegiales y soportar asimismo las contribuciones económicas o fiscales inherentes a
la profesión.
b) Debe asistir a las asambleas del Colegio y votar cuando sea el caso.
c) El profesional que sea requerido debe brindar a los órganos de su Colegio el cumplido
informe oportuno o aclaratorio sobre su persona o actividad profesional.
Art. 14°.- Constituyen faltas de ética por incumplimiento del deber de colaboración y
solidaridad con el respectivo Colegio de Profesionales de Criminalística y Criminología:
a) Renunciar a los cargos electivos del Colegio o a las designaciones para integrar
comisiones de trabajo, salvo causa debidamente justificada.

4
b) Desobedecer las citaciones y providencias del Tribunal de Ética, o incurrir, con
relación a éste, en las conductas que se consideran faltas de ética respecto de los
tribunales de justicia.
c) No informar al respectivo Colegio los cambios de domicilio profesional, cambios de
dirección virtual (correo electrónico) y cambio de número de teléfono declarado, como
medios de contacto.

TÍTULO VI – DEBERES RELATIVOS AL DECORO PROFESIONAL

Art. 15°.- Constituyen faltas de ética por incumplimiento de los deberes relativos al
decoro profesional:
a) Procurarse trabajos periciales por medios incompatibles con la dignidad profesional, o
que impliquen competencia desleal, o resulten violatorios de la legislación vigente,
tales como: 1) publicitar sus servicios mediante avisos engañosos, desmesurados,
basados en la gratuidad de los servicios o reducción de los honorarios; 2) ofrecer
cualquier tipo de contraprestación en bienes o servicios no inherentes a la profesión;
3) utilizar o aceptar la intervención de intermediarios remunerados para captar asuntos
o casos; 4) trabajar en sociedad con personas sin título habilitante para el ejercicio
profesional; 5) atribuirse falsas especialidades, calidades o relaciones académicas o
profesionales; 6) dirigirse personalmente o mediante terceros a víctimas de recientes
accidentes o catástrofes, o a sus familiares, momentáneamente imposibilitados de
decidir con pleno discernimiento; 7) publicitar sus servicios en reparticiones públicas,
centros vecinales, comisarías, o lugares similares; 8) realizar por sí o por interpósita
persona acciones tendientes a atraer asuntos atendidos por otros profesionales.
b) Permitir la utilización del propio nombre para nominar un estudio pericial con el que
no se guarde vinculación profesional efectiva, o valerse del nombre de otro
profesional con quien no se tenga dicha vinculación.
c) Ser condenado por la comisión de delito doloso, cuando de las circunstancias del caso
se desprenda que el hecho afecta el decoro o cuando la condena conlleve
inhabilitación profesional.

5
d) Prestarse a participar públicamente, en calidad de profesional en Criminalística y/o
Criminología, en eventos, programas o concursos que puedan afectar el decoro de la
profesión.
e) Facilitar el ejercicio ilegal de la profesión a personas sin título habilitante o impedidas
de hacerlo por inhabilitación, sanción disciplinaria o incompatibilidad.
f) Incurrir en incompatibilidades profesionales legalmente establecidas.
g) En general, cualquier otra acción u omisión que afecte o vaya en desmedro de la
profesión.

CAPÍTULO III

TITULO VII – REGLAS COMPLEMENTARIAS

Art. 16°.- Publicidad: El profesional en Criminalística y/o Criminología debe limitar su


publicidad a avisar la dirección de su estudio, sus nombres, títulos científicos y horario de
atención al público. No debe publicar ni inducir a que se hagan públicas noticias o
comentarios vinculados a los asuntos en que intervenga, a la manera de conducirlos, la
importancia de los intereses comprometidos y cualquier ponderación de sí mismo. Debe
abstraerse de publicar casos judiciales o las discusiones mantenidas con relación a los mismos
asuntos. Si circunstancias extremas o causas particulares muy graves justifican una exposición
al público, no debe hacerse anónimamente, y en ese caso, que es mejor evitarlo, no deben
incluirse referencias a hechos extraños al proceso, más allá de las citas y documentos de los
autos. Concluido el proceso, puede publicar en forma ponderada y respetuosa las conclusiones
de su labor pericial.
Art. 17°.- Estilo: En sus expresiones verbales o escritas, el profesional en Criminalística y/o
Criminología debe usar la moderación y energía adecuadas, tratando de ser claro, preciso,
directo en todo cuanto se expida. En las contestaciones de impugnaciones, debe mantener el
máximo respeto, absteniéndose de toda expresión violenta o agraviante.
Art. 18°.- Puntualidad: Es deber del profesional en Criminalística y/o Criminología de ser
puntual en los tribunales, con las partes y sus colegas.

6
Art. 19º.- Competencia: En caso de plantearse alguna circunstancia no prevista en el
presente Código, serán competentes los tribunales ordinarios de la Provincia de Salta y de
acuerdo a la competencia que se plantea.
Art. 20º.- Entrada en Vigencia: El presente Código rige a partir de su Publicación en el
Boletín Oficial, conforme a lo señalado en la Ley Provincial Nº 7918/16.-