You are on page 1of 2

TOMA DE DECISIONES

Es el proceso que consiste en escoger una entre varias opciones. La forma en que las personas que dirigen
las organizaciones, deben llegar a una decisión (teoría prescriptiva) y la forma en que lo hacen finalmente
(teoría descriptiva) pueden ser muy diferentes. La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se
realiza una elección entre las alternativas o formas para resolver diferentes situaciones de la vida, estas se
pueden presentar en diferentes contextos: a nivel laboral, familiar, sentimental, empresarial, etc., es decir, en
todo momento se toman decisiones, la diferencia entre cada una de estas es el proceso o la forma en la cual se
llega a ellas.
TIPOS En cualquier organización podemos identificar dos tipos o clases de decisiones: las decisiones
programadas y las no programadas (de hecho hay continuidad entre ellas).
Las decisiones programadas (o esquemas de ejecución) son procedimientos repetitivos y rutinarios. Se
explican mediante un conjunto de reglas o procedimientos de decisión. Se reflejan en libros sobre reglas,
tablas de decisión y reglamentaciones. Implican decisiones bajo certeza en razón de que todos los resultados
o consecuencias son conocidos de antemano.
Las decisiones no programadas, se refieren a los problemas no estructurados o de gran importancia. A
diferencia de las anteriores no tienen reglas o procedimientos preestablecidos. Las decisiones programadas
son factibles de ser delegadas a los niveles medios de la organización o se pueden automatizar, algo que no
puede hacerse con las decisiones no programadas.
CARACTERÍSTICAS La toma de decisiones a nivel individual se caracteriza por el hecho de que una
persona haga uso de su razonamiento y pensamiento para elegir una alternativa de solución frente a un
problema determinado; es decir, si una persona tiene un problema, deberá ser capaz de resolverlo
individualmente tomando decisiones con ese específico motivo. También, la toma de decisiones es
considerada como una de las etapas de la dirección. En la toma de decisiones importa la elección de un
camino a seguir, por lo que en un estado anterior deben evaluarse alternativas de acción. Si estas últimas no
están presentes, no existirá decisión. Para tomar una decisión, cualquiera que sea su naturaleza, es
necesario conocer, comprender, discurso analizar un problema, para así poder darle solución. En algunos
casos, por ser tan simples y cotidianos, este proceso se realiza de forma implícita y se soluciona muy
rápidamente, pero existen otros casos en los cuales las consecuencias de una mala o buena elección pueden
tener repercusiones en la vida y si es en un contexto laboral en el éxito o fracaso de la organización, para los
cuales es necesario realizar un proceso más estructurado que puede dar más seguridad e información para
resolver el problema.
IMPORTANCIA La toma de decisiones consiste en encontrar una técnica adecuada para resolver una
situación problemática, en la que, además, hay una serie de sucesos inciertos. Una vez que se ha detectado un
problema, real, imaginario, probable o no, y se ha decidido hacer un plan para enfrentarse a el, hay que
analizar la situación: hay que determinar los elementos que son relevantes y obviar los que no lo son y
analizar las relaciones entre ellos y la forma que tenemos de influir en ellos. Este paso puede dar lugar a
problemas, cuando se tienen en cuenta aspectos irrelevantes y se ignoran elementos fundamentales del
problema. Una vez determinada cual es la situación problemática y analizada en profundidad, para tomar
decisiones, es necesario elaborar modelos de acciones alternativas, extrapolarlas para imaginar el resultado
final y evaluar este teniendo en cuenta la incertidumbre de cada suceso que lo compone y el valor que
subjetivamente se le asigna ya sea consciente o automáticamente. Así se obtiene una idea de las
consecuencias que tendría cada una de las acciones alternativas que se han definido y que puede servir para
elegir la conducta más idónea como el curso de acción que va a solucionar el problema.
TÉCNICAS En lo referente a las técnicas consta de tres fases principales:
- Investigación (Inteligencia). Exploración del ambiente sobre las condiciones que requieren las
decisiones. Los datos de entrada se obtienen, se procesan y se examinan en busca de indicios que puedan
identificar problemas u oportunidades.
- Diseño. Invención, desarrollo y análisis de los posibles cursos de acción. Esto involucra los procesos para
entender el problema, para generar las soluciones y para probar las soluciones según su factibilidad.
- Elección. Selección de una alternativa o curso de acción entre aquellas que están disponibles. Se hace
una selección y se implementa.
Por otro lado la construcción y utilización de modelos (representación simplificada del mundo real - visión
restringida de la realidad - abstracción y simplificación de un problema empírico) permite reducir la
complejidad de un problema y a partir de la simulación de los modelos desarrollados (construcción de una
réplica de algún sistema real y usarlo bajo condiciones de prueba) se podrán prever los resultados.
EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES
Etapa 1: Identificación de un problema: Toda decisión inicia con un problema, una discrepancia entre
una condición existente y una deseada.4 Amanda es una gerente de ventas cuyos representantes necesitan
computadoras portátiles nuevas, ya que las que tienen son obsoletas e inadecuadas para que realicen su
trabajo. Para facilitar las cosas, suponga que no es barato añadir memoria a las computadoras viejas y que es
política de la compañía comprar, no arrendar. Ahora tenemos un problema, una diferencia entre las
computadoras actuales de los representantes de ventas (condición existente) y su necesidad de tener unas
más eficientes (condición deseada). Amanda tiene que tomar una decisión. ¿Cómo identifican los gerentes los
problemas? En la realidad, la mayoría de los problemas no se presentan con luces de neón señalando que hay
un “problema”. Cuando sus vendedores comenzaron a quejarse de sus computadoras, fue muy claro para
Amanda que algo debía hacerse, pero pocos problemas son tan obvios. Los gerentes también deben ser
cautelosos para no confundir los problemas con los síntomas de un problema. ¿Una disminución del 5 por
ciento en las ventas, es un problema? ¿O la disminución de las ventas es tan sólo un síntoma del problema
real, como productos de baja calidad, precios elevados, o mala publicidad? Además, recuerde que la
identificación de problemas es algo subjetivo. Lo que un gerente considera un problema, otro gerente podría
considerar que no lo es. También es perfectamente probable que un gerente que resuelve el problema
equivocado tenga tan mal desempeño como un gerente que ni siquiera reconoce un problema y no hace nada.
Como puede ver, identificar problemas eficazmente es importante, pero no sencillo.
Etapa 2: Identificación de los criterios de decisión: Una vez que un gerente ha ubicado un problema,
debe identificar los criterios de decisión que son importantes o relevantes para resolverlo. Cualquiera que
tome decisiones tiene criterios que lo guían para decidir, incluso si no están explícitamente enunciados. En
nuestro ejemplo, Amanda decide después de una cuidadosa consideración que las capacidades de memoria y
almacenamiento, calidad de la pantalla, vida de la batería, garantía y el peso para transportar la computadora,
son los criterios relevantes para su decisión.
Etapa 3: Ponderación de criterios Si los criterios relevantes no tienen la misma importancia, el tomador
de decisiones debe ponderar los elementos para priorizar correctamente y decidir. ¿Cómo? Una forma
sencilla es darle al criterio más importante un valor de 10 y luego asignar ponderaciones al resto utilizando
ese estándar. Por supuesto, podría utilizar cualquier número como el valor más alto.
Etapa 4: Desarrollo de alternativas La cuarta etapa del proceso de toma de decisiones requiere que el
tomador de decisiones liste alternativas viables que pudieran resolver el problema. Ésta es la etapa en la que
un tomador de decisiones debe ser creativo. En este punto, las alternativas sólo se listan, no se evalúan.
Nuestra gerente de ventas, Amanda, identifica ocho computadoras portátiles como posibles elecciones
Etapa 5: Análisis de alternativas Una vez identificadas las alternativas, quien toma las decisiones debe
evaluar cada una. ¿Cómo? Por medio de los criterios establecidos en la etapa 2. La figura muestra los valores
calculados que Amanda dio a cada alternativa después de investigar cada elemento. Recuerde que estos datos
representan una evaluación de las ocho alternativas utilizando los criterios de decisión pero no la
ponderación. Cuando multiplica cada alternativa por el peso asignado, obtiene las alternativas ponderadas. El
puntaje total para cada alternativa es entonces la suma de sus criterios ponderados. Hay ocasiones en que
quien toma las decisiones no tiene que pasar por esta etapa. Si una alternativa tiene el puntaje más alto en
cada criterio, no sería necesario considerar los pesos, pues esa alternativa ya sería la mejor opción. O, si todos
los pesos fueran iguales, podría evaluar una alternativa con sólo sumar los valores calculados para todos
ellos. Por ejemplo, el puntaje para la Toshiba Protégé sería 36, y el puntaje para la Gateway sería 35.
Etapa 6: Selección de una alternativa La sexta etapa del proceso de toma de decisiones es la elección de
la mejor alternativa o de aquella con el total más elevado en la etapa 5. En nuestro ejemplo, Amanda elegiría
la Toshiba Qosmio debido a su puntaje más elevado (249 en total).
Etapa 7: Implementación de una alternativa En la etapa 7 del proceso de toma de decisiones, lleva la
decisión a la acción al comunicarla a todos los afectados y al lograr que todos se comprometan con ella.
Sabemos que si las personas que deben implementar una decisión participan en el proceso, es más probable
que la apoyen que si solamente se les dice qué hacer. Otra cosa que es probable que los gerentes tengan que
hacer durante la implementación es reevaluar el ambiente por si existe algún cambio, en especial con
respecto a decisiones de largo plazo. ¿Los criterios, alternativas y opciones aún son los mejores, o el entorno
ha cambiado de tal forma que es necesario reevaluarlo?
Etapa 8: Evaluación de la efectividad de la decisión La última etapa del proceso de toma de decisiones
involucra la evaluación del resultado de la decisión para ver si se resolvió el problema. Si la evaluación
muestra que el problema aún existe, entonces el gerente necesita evaluar lo que salió mal. ¿Se definió
incorrectamente el problema? ¿Se cometieron errores cuando se evaluaron las alternativas? ¿Se seleccionó la
alternativa correcta pero se implementó deficientemente? Las respuestas podrían llevarlo a repetir una etapa
anterior, o incluso podría ser necesario iniciar nuevamente todo el proceso.