Вы находитесь на странице: 1из 4

La gente se puede contagiar simplemente besando a una persona que tenga un

herpes labial o compartiendo vasos o cubiertos con ella, lo que permite explicar
que está afección abunde tanto.

Reducir el Riesgo

Cualquier persona activa sexualmente puede contraer el herpes genital. Las


medidas que reducen el riesgo son las siguientes:

 Si alguien tiene síntomas alrededor de la boca (el herpes oral), él o ella no debe
practicar el sexo oral hasta que todos los síntomas hayan desaparecido.
 Si alguien tiene signos o síntomas alrededor de la región genital (el herpes
genital), él o ella no debe tener relaciones sexuales hasta que los síntomas
hayan desaparecido.
 Cuando no existen síntomas, el uso de los condones de látex para el contacto
genital con genital puede reducir el riesgo de transmisión.
 No se ha comprobado que los espermicidas/microbicidas reduzcan el riesgo de
transmisión. Si se utilizan, debe hacerse con condones y no en lugar de ellos.
Comunicación con la pareja. Es muy importante que ambas partes se eduquen
sobre el herpes y juntos tomen decisiones sobre las mejores precauciones a
tomar. Si usted estás en una relación íntima y sexual con una persona que
tenga el herpes, lee más aquí.
Hablando con Una Pareja Sobre el Herpes

¿Porque decirlo a una pareja? Algunas personas no se lo dice o no se lo dice a


algunas parejas. Algunas personas no se lo dice hasta después de tener
relaciones sexuales. Es importante que el herpes no se convierta en un secreto—
por muchas razones.

Una vez que tú y tu pareja sepan los hechos, ustedes pueden cambiar de opinión.
Decírselo a tu pareja permite que esta persona tome decisiones informadas.
Cuando te lo dices, estás mostrando respecto el bienestar de la pareja. Tu
honradez puede construir intimidad y confianza.

Diciéndoselo a la pareja les ayuda evitar la transmisión del herpes. Si guardes el


herpes como un secreto, puede ser que inventes mentiras y mitad-verdades para
posponer relaciones sexuales durante brotes activos. Al decírselo a la pareja,
estás compartiendo la toma de decisiones juntas con la pareja sobre cómo reducir
riesgo.

El herpes es una concluído de 20 infecciones sexual transmitidas. Otros tienen


consecuencias más serias de la salud. Tu honradez anima a tu pareja que
comparta historia y la información sexuales de la salud con usted. Decir a tu socio
puede prevenir los malentendidos o la amenaza futuros de la demanda legal.

Cuando decírselo a una pareja

Esto puede ser un asunto delicado y sabiendo cuándo abordarlo es importante. Es


aconsejable desarollar a la amistad primero, y es recomendado no esperar hasta
después de que se hayan tenido relaciones sexuales. Si espera el asunto se
enreda usualmente en sensaciones de la cólera y de la desconfianza. Recuerdes,
hablándole a una pareja del herpes es solamente una parte pequeña de
establecer a una relación. El hecho de hablarle puede realzar tu honradez y tu
franqueza, y demuestra tu capacidad de tener y de mantener una relación íntima.

 Puedes practicar con un/una amigo/amiga de confianza lo que quiere decir a la


pareja. Actues, escogiendo y diciendo en voz alta, las palabras para comunicar
lo que quiere.
 Elija un ambiente neutral durante un tiempo en que no se les distraen ni o se
les interrumpen. Sea natural.
 Habla con confianza. No estás dando una lectura ni una confesión.
Simplemente estás compartiendo información personal.
 Quédese tranquilo. Si estás trastornado, una pareja puede pensar que es peor
de lo que es.
 Recuerde que tu lenguaje del cuerpo o sea la comunicación no verbal se
convierte en tu mensaje, también.
 Espere que tu pareja te acepte y te apoye. Estás haciendo la mejor cosa para
los dos. La gente tiende comportarse en la manera en que se les espera.
Un mensaje simple: Cómo comenzar y qué a decir
Las palabras pueden ser torpes. Elija tus propias palabras y tu propia manera de
decírselo a una pareja. Hallará la manera más cómoda para si misma/misma.

 “Deseo hablar contigo sobre algo importante para mí. ¿Alguna vez has tenido
un fuego en la boca? Un tipo de virus causa dichos dolores y fuegos. Yo tengo
este virus. Sólo en vez de tener los dolores cerca de mi boca, los brotes
aparecen en mi área genital.”
 “Yo siento que puedo confiar en ti y deseo decirte algo muy personal. El año
pasado me enteré que tengo el herpes genital. No es tan serio como suena.
Puedo hablar contigo sobre ello?”
 “Tú me gusta y y gozo estar contigo, y deseo acercarme más a usted
emocionalmente y fisicamente. Hablemos del sexo más seguro.”
Decir a tu pareja permite que esta persona haga una opción informada. Estás
mostrando respecto y trata para tu bienestar. Diciendo a tu socio les ayuda evitar
el transmitir de herpes. Si guardas el herpes como un secreto, puede ser que
inventes mentiras para posponer el sexo durante brotes. Puede comenzar una
discusión importante sobre salud sexual.

¿Como reaccionara una pareja?

Algunas pueden sobrereaccionar. A otras no les importará. Debido a que mucha


gente tiene el herpes genital o ha oído de ello, no les sorprenderá. Pase lo que
pase, intente a ser flexible. Déle a su pareja un tiempo para responder, para
pensar sobre lo que usted la había dicho y que él o ella absorbe la información.
Recuerde cómo reaccionó usted mismo/misma al descubrirlo por primera vez. Le
tomó tiempo para ajustar, también.

No tienes que preocuparse demasiado en proteger los sentimientos de las parejas.


Puede que consideraras una relación en la cual tiene que ofrecer todo el apoyo
emocional Una discusión sobre el sexo más seguro podría ayudarte a descubrir a
si la pareja es un buen candidato para su amor y atención.

Algunas personas van a reaccionar negativamente. No importará lo que se les


diga ni la manera en la cual se la diga. Recuerde, personas así son la excepción y
no la regla. Si una pareja decide no continuar una relación contigo porque tienes el
herpes, es mejor saberlo ahora. Hay mucha gente que será atraída a tí para quién
eres — con o sin el herpes.

La mayoría de la gente reacciona bien. Aquellas personas te aprecian por tu


honradez y tu madurez en hablar francamente sobre un asunto de salud tan
importante como es aquel del herpes. Recuerde de poner al herpes en
perspectiva: es una molestia, una condición recurrente de la piel que es tratable y
manejable—no más, no menos.

El herpes labial es contagioso en todas las fases (fase de hormigueo, fase de


ampolla, fase de drenaje, fase de formación de costra, fase de curación), la
duración de su presencia es de 7 a 12 días. Sin embargo, es más contagioso
cuando se revienta y el fluido se sale.