Вы находитесь на странице: 1из 4

Reglamento de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos

(Decreto Supremo N° 014-2017-MINAM)

Esta ley apunta a impulsar la labor del sector privado en la transformación de


los residuos sólidos.
En Lima, 20 de diciembre de 2017.-
Mediante Decreto Supremo N° 014-2017-MINAM, el Ministerio del Ambiente (MINAM)
publicó el Reglamento de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos, que entre sus
objetivos busca minimizar la generación de residuos sólidos en el origen (viviendas,
empresas, industrias, comercios, entre otros), así como promover su recuperación y
valorización a través de procesos como el reciclaje de plásticos, metales, vidrios y otros,
y la conversión de residuos orgánicos en compost o fuente de generación de
energía, lo cual impulsará una industria moderna del reciclaje, incluyendo a los
pequeños recicladores en esta cadena de valor.
La valorización de residuos sólidos con un enfoque integral, se considera como una
opción prioritaria en la política ambiental, pues permitirá la reincorporación de la
materia a los ciclos productivos. Ello, traerá nuevas oportunidades de negocios, y al
mismo tiempo, minimizará la contaminación ambiental y reducirá la presión sobre el uso
de algunas materias primas”, señaló la ministra del Ambiente, Elsa Galarza.

Destacó que la Ley, y su reglamento, promovida por el Ministerio del Ambiente es


resultado de un trabajo multisectorial, además el proyecto de Reglamento fue sometido
a consulta pública mediante la Resolución Ministerial N° 174-2017-MINAM del 28 de
junio de 2017, y como resultado del proceso de participación ciudadana se recibieron
más de 1,000 comentarios de la sociedad civil (asociaciones, ONG), asociaciones de
recicladores, empresas privadas, personas naturales, operadores de residuos sólidos,
instituciones públicas y municipalidades distritales y provinciales.

GESTIÓN MUNICIPAL

El Reglamento de la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos regula, entre otros


aspectos, las condiciones para el desarrollo del servicio de limpieza pública,
estableciendo los requisitos técnicos que las municipalidades deberán tomar en cuenta
para diseñar adecuadamente las rutas y horarios de recolección, los mecanismos
de reaprovechamiento y disposición final de los residuos sólidos municipales.

En la actualidad, no se cuenta con criterios técnicos homogéneos y modernos, ni


mecanismos eficaces de financiamiento de proyectos en residuos sólidos para que las
municipalidades puedan ofrecer el servicio de limpieza pública con mayor calidad y
cobertura. Por ello, esta norma contiene nuevos enfoques para la minimización de
residuos sólidos y ayudará a superar la baja recaudación municipal de los
servicios de limpieza pública, permitiendo que los gobiernos locales puedan suscribir
convenios con empresas de prestación de servicios públicos para el cobro de los
arbitrios.

Asimismo, se descentralizan las competencias hacia los gobiernos subnacionales, de


esta manera las municipalidades podrán aprobar los proyectos e instrumentos de
gestión ambiental (IGA) de infraestructura para la valorización, transferencia y
disposición final de residuos sólidos municipales, con lo cual se busca simplificar y
agilizar los trámites administrativos.

FORTALECIMIENTO DEL FISCALIZADOR

En materia de fiscalización, este Reglamento fortalece la función fiscalizadora del


Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). De esta manera, OEFA no
solo fiscalizará las funciones de las municipalidades provinciales y distritales
relacionadas con la gestión de los residuos, sino que también podrá sancionar su
incumplimiento en base a la tipificación de posibles infracciones.

Además, fiscalizará a los titulares de infraestructuras de residuos sólidos (plantas


de tratamiento, rellenos sanitarios) sean estos municipales o de empresas
operadoras garantizando su adecuado desempeño ambiental.

RESPONSABILDIAD EXTENDIDA

Por otra parte, en esta norma se establecen los criterios para la implementación de
regímenes especiales para los productos y empaques provenientes de bienes de
consumo masivo que se podrán aplicar en llantas, baterías, pilas y plásticos usados,
entre otros, bajo el enfoque de responsabilidad extendida del productor (REP) y
cuyo sistema de manejo, metas y objetivos serán definidos en coordinación con los
sectores competentes a través de normas específicas.

Es decir, a futuro y progresivamente, el fabricante o distribuidor de determinados


productos de consumo masivo deberá asumir la responsabilidad de recuperar los
productos y/o empaques luego que el consumidor ya los usó y descartó (etapa post
consumo) a fin de evitar que estos ingresen a los flujos de residuos sólidos. De esta
manera, se busca facilitar el reciclaje y reducir el volumen de residuos sólidos que se
disponen en los rellenos sanitarios.

Este Reglamento, que pone en plena operatividad la Ley de Gestión Integral de


Residuos Sólidos, ofrece una oportunidad para mejorar el servicio de limpieza pública,
reducir significativamente la contaminación ambiental a nivel nacional y hacer realidad
la gran cruzada nacional “Perú Limpio” impulsada por el MINAM y numerosas entidades
públicas y privadas.

¿Qué cambios introduce el reglamento?


El reglamento deja de considerar como residuos peligroso a los lodos provenientes de
las plantas de tratamiento de agua para consumo humano o aguas residuales, salvo
que el Ministerio de Vivienda determine lo contrario.

►Nuevas fusiones. A nivel nacional existe 827 Empresas Comercializadoras de


Residuos Sólidos y 710 Empresas Prestadoras de Servicios de Residuos Sólidos, de
acuerdo a información de Digesa. Estas figuras desaparecerán y serán agrupadas bajo
el nombre de Empresas Operadoras de Residuos Sólidos (EO-RS).
Las EO-RS podrán realizar servicios y actividades como la administración de espacios
que contengan los residuos sólidos, en estos casos deberán contar con una póliza de
seguro, o la conversión de la basura en productos útiles para su posterior
comercialización, tanto en el mercado nacional como extranjero.

El Minam será el encargado de emitir la autorización para la importación y exportación


de residuos sólidos. Mientras que las competencias para aprobar los Estudios
Ambientales y Expedientes Técnicos de Infraestructura de residuos sólidos pasará del
Digesa al Senace, Gobiernos Regionales y Municipalidad Provinciales.

►Las funciones. Se establece que las EO-RS realizarán cinco procesos de


tratamientos para darle un nuevo valor y utilidad a los residuos sólidos:
 Solidifación: permite la integración de residuos peligrosos para generar un material
solido de alta capacidad estructural
 Estabilización: neutraliza la peligrosidad del residuo mediante procesos
bioquímicos.
 Incineración: proceso para anular las características de peligrosidad del residuo
original y reducir su volumen.
 Pirolisis: proceso térmico que con déficit de oxígeno transforma los materiales
orgánicos peligrosos en componentes gaseosos
 Esterilización por autoclave: proceso que usa vapor saturado en una cámara dentro
de la cual se someten a los residuos a altas temperaturas para destruir agentes
patógenos.

►Se reduce monto de multas. Se establece que OEFA será la encargada de adoptar
medidas correctivas contra quienes incumplan las disposiciones que se encuentran en
el reglamento.
Por ejemplo, una Municipalidad que no cumpla con la recuperación o reconversación de
las áreas degradadas (botadores).
El dispositivo dispone que las multas oscilen entre 1 UIT y 1.000 UIT. El especialista
precisa que este monto es significativamente menor al que acoge actualmente el
Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), que llega hasta 7.500
UIT. "Se debería revisar mejor la parte referida a la fiscalización", agrega.

NOTA:
La comercialización de los residuos sólidos transformados será efectuada por los
generadores de residuos sólidos no municipales, las EO-RS y las organizaciones de
recicladores formales.
Artículo 48.- Obligaciones del generador no municipal

c) Contratar a una EO-RS para el manejo los residuos sólidos fuera de las instalaciones
industriales o productivas, áreas de la concesión o lote del titular del proyecto;

Los generadores que cuenten con IGA son responsables de:

g) Presentar la Declaración Anual sobre Minimización y Gestión de Residuos Sólidos


No Municipales -también denominada Declaración Anual de Manejo de Residuos
Sólidos-a través del SIGERSOL;

h) Presentar el Manifiesto de Manejo de Residuos Peligrosos a través del SIGERSOL;

i) Asegurar el tratamiento y/o disposición final de los residuos sólidos mediante el


seguimiento de las obligaciones y compromisos asumidos en el Plan de Minimización y
Manejo de Residuos Sólidos;

j) Incluir el Plan de Minimización y Manejo de Residuos Sólidos dentro del IGA, el cual
debe considerar estrategias y acciones orientadas a la prevención y/o minimización y/o
valorización de residuos sólidos;

l) En caso de que los generadores de residuos sólidos no municipales se encuentren


ubicados en zonas en las cuales no exista infraestructura de residuos sólidos autorizada
y/o EO-RS, deben establecer e implementar alternativas de gestión que garanticen la
adecuada valorización y/o disposición final de los residuos sólidos, las cuales deben ser
considerados en el IGA;

Artículo 55.- Plazos para almacenamiento de residuos sólidos peligrosos

Los residuos sólidos peligrosos no podrán permanecer almacenados en instalaciones


del generador de residuos sólidos no municipales por más de doce (12) meses, con
excepción de aquellos regulados por normas especiales o aquellos que cuenten con
plazos distintos establecidos en los IGA.