Вы находитесь на странице: 1из 18

9.

Familia y ciclo vital familiar

La familia es el grupo primario no solamente porque es el primer grupo al que


cada persona pertenece, sino porque suele ser el sistema básico de referencias
afectivas que le da significado a la vida de cada persona, considerando que es
imposible la vida de un ser humano sin compartir significados, entre ellos la propia
identidad como significado nuclear de todos los significados.

1. El concepto de la familia cambia conforme se modifican los roles que cumplen


sus integrantes, los cuales se basan en las características de sus actividades. El
impacto más importante de los últimos 100 años sobre la dinámica de la vida
familiar lo ha tenido el cambio del rol femenino, que se ha hecho más parecido al
tradicional rol masculino, el cual no ha variado tanto. Lo que ha tenido como
consecuencia modificaciones significativas sobre la crianza de los hijos. Ahora
hay muchos hijos(as) sin hermanos o con sólo un hermano(a), con menos
atención materna, sin contar con la mayor atención paterna correspondiente, así
como menos posibilidades de salir a convivir libremente con otros niños del barrio
debido a la inseguridad pública que cada vez es más alarmante. Los niños pasan
mucho tiempo encerrados en pequeños departamentos, consumiendo televisión,
juegos electrónicos o internet, o bien abrumados por actividades escolares y
extraescolares que los mantienen ocupados para no interrumpir con su
hiperactividad las también extenuantes ocupaciones de sus padres.

1.- El noviazgo y el amor como germen de un nuevo grupo primario


El noviazgo es el germen de una familia porque significa la identificación amorosa, la
intimidad, la confianza, la cooperación y la posibilidad de tener hijos a quienes educar y
formar, para darle continuidad a un determinado proyecto social y de la especie
humana. Cuando una pareja, y por tanto una familia, se funda en otros criterios que no
son la afinidad amorosa, no logran constituir un grupo primario real, lo que puede
afectar gravemente la salud psicológica de sus integrantes además de la fragilidad de
esa aparente unidad.
2.-El matrimonio o vida en pareja: presiones, responsabilidades, culpas y
chantajes.
Cuando los novios se casan o deciden vivir juntos cambia mucho la dinámica de su
relación. Poco a poco disminuyen las actividades típicas de “salir” al cine, a tomar el
café, a comer, a caminar, a conversar durante horas. Las llamadas por teléfono y los
mensajes electrónicos que durante el noviazgo eran amorosos, prolongados y muchas
veces triviales se van volviendo cada vez más operativos y demandante.

3. El nacimiento, espaciamiento y la educación de los hijos


En la etapa 1 se hablaba de “novia” y “novio”, en la etapa 2 se transformaron en
“esposo” y “esposa”, pero en la etapa 3, al nacer el primer hijo los roles principales
suelen ser el de “madre” y “padre”, desplazando a una importancia secundaria o casi
inexistente los roles anteriores.

4. El crecimiento y la formación de los hijos


Si la pareja ha tenido estabilidad, afinidad y congruencia esenciales (salud psicológica
mínima), los hijos crecerán con actitudes positivas y darán motivos de satisfacción a
sus padres, lo cual contribuirá a su cohesión como pareja, sintiéndose orgullosos de
sus resultados educativos. Sin embargo, cuando los hijos resultan “problemáticos”, ya
sea por alguna alteración fisiológica o bien como efecto de la inestabilidad, la falta de
afinidad y la falta de congruencia de sus padres, entonces éstos tenderán a culparse
mutuamente de ese resultado y, por tanto, tensionarán también su relación de pareja,
lo que afectará toda la vida familiar de manera proporcional a la frustración de las
expectativas hacia los hijos, generando espirales de violencia verbal y a veces corporal
hasta niveles insoportables que propicien la ruptura

5. ¿Los hijos se van?


Una quinta etapa de la vida familiar ocurre cuando los hijos comienzan a tener vida
independiente para ir formando el nuevo grupo primario estable, su nueva familia. Los
padres se van quedando solos, vuelven a encontrarse con el rol esencial de “ser
pareja”. Muchas veces les urge tener nietos y/o mantener a los hijos ya casados dentro
de la propia casa para seguir manteniendo ese rol preponderante de padres (ahora
abuelos o suegros) en el que ya están muy habituados y estabilizados por haberlo
ejercido durante muchos años.
6. Jubilación y senectud en la pareja
Después de la separación de los hijos, dada la mayor estabilidad económica y el
desgaste de haber trabajado por muchos años, uno o ambos integrantes de la pareja
deciden jubilarse o dejar de tener la actividad laboral que ejercieron durante muchos
años. Las jubilaciones implican una desadaptación de hábitos muy duraderos, lo cual
será más difícil en la medida en que mayor sea la edad y la antigüedad de la persona

7. Muerte: ausencia y falta de sentido de la vida.


Mientras haya amor, entendimiento y entusiasmo con la actividad que se realiza hay
felicidad y la vida tiene sentido. Esos elementos son más difíciles de mantener cuando
las personas se acercan o rebasan los ochenta años de edad. Es todo un reto
mantener a los ancianos concentrados en aprovechar su experiencia para aportarla a
sus familiares, a sus amigos, a su comunidad. Poco a poco van perdiendo el interés en
medio de achaques y problemas de salud que les van impidiendo realizar actividades
sociales, laborales y recreativas.
10.- DINAMICA FAMILIAR

La modernidad ha generado transformaciones en la dinámica interna familiar, debido a


que ésta le ha facilitado a la mujer ingresar al mercado laboral, la planificación familiar,
la preparación académica y la reconciliación con su yo mujer. Las nuevas caras y
facetas de la mujer en el contexto social han suscitado modificaciones significativas en
la dinámica familiar, debido a que la responsabilidad del hogar ya no es sólo asunto del
género femenino, sino que al hombre le ha tocado empezar a compartir con la mujer la
responsabilidad tanto económica como la distribución de las tareas hogareñas (cocinar,
lavar, criar a los hijos, entre otros).

Franco (1994) señala tres aspectos básicos relacionados con la familia; el primero hace
referencia a que la familia como estructura es cambiante y que estos cambios
obedecen al periodo histórico y social de cada época; el segundo alude a que en el
grupo familiar se da el proceso de socialización primario; este proceso tiene como
objetivo que los hijos se comporten de acuerdo a las exigencias vigentes del contexto;
tercero, todo grupo familiar tiene su dinámica interna externa.

La comunicación: sintonía de subjetividades familiares La comunicación es un punto


crucial debido a que las relaciones familiares están atravesadas por el intercambio de
pensamientos, emociones y sentires entre las personas vinculadas al grupo familiar, y
que son exteriorizadas a través de acción y/o lenguaje verbal o no verbal.

Afecto: punto central en las relaciones familiares

El intercambio afectivo, es una de las interacciones más importantes en la vida del ser
humano, debido a que el sentirse amado, respetado y reconocido potencia la
satisfacción personal y el desarrollo humano al interior del grupo familiar; así mismo, el
afecto es clave para comprender la dinámica familiar.

Autoridad: ejercicio de poder

“La autoridad familiar se fundamenta en dos ejes básicos de organización: el género y


las generaciones; desde éstos se estipula la subordinación de la mujer al varón y de los
hijos a los padres”.
 Roles: punto clave en la dinámica familiar

“los comportamientos, sentimientos y actitudes que se consideran propios del hombre o


de la mujer (…). Tiene en este sentido una base más cultural”

Históricamente la familia ha tenido connotaciones tales como: núcleo u organización


básica social; unión de un hombre y una mujer con el fin de procrear, e institución
encargada de propiciar la socialización primaria, sin embargo, estas definiciones no
exigen, necesariamente, la consideración de la consanguinidad para constituirse en
grupo familiar, en tanto esta se puede asumir como un escenario de encuentro social
en el que las reciprocidades contribuyen en la construcción de la historia personal de
cada sujeto; historia que se materializa en el vínculo y la acogida; en este orden de
ideas, es necesario anotar que no existe una única definición de este concepto.
11.- Etapas críticas de la familia

De acuerdo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 (ONU,


2012), la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a
la protección de la sociedad y del Estado; es el grupo social básico en el que la
mayoría de la población se organiza para satisfacer sus necesidades y en el cual los
individuos construyen una identidad mediante la transmisión y actualización de los
patrones de socialización.

La familia es un sistema vivo en constante evolución y desarrollo, ya sea por el


contexto o bien por los individuos que la conforman, donde las personas nacen, crecen,
se reproducen y mueren, pero a su paso van dejando huellas marcadas en la
interacción con otros, las costumbres, los hábitos, las reglas, los vicios, se van
trasmitiendo de generación en generación.

 Crisis Normativas:
Situasiones planeadas o esperadas que forman parte de la evolución de la vida
familiar.
 Crisis Paranormativas:

Experiencias adversas o inesperadas. Incluyen eventos del exterior (intersistemicos),


generalmente son inpredecibles para la familia

CRISIS NORMATIVAS O EVOLUTIVAS

Así, para Minuchin (1986) la familia se desarrolla en el transcurso de cuatro etapas a lo


largo de las cuales el sistema familiar sufre variaciones; los períodos de desarrollo
pueden provocar transformaciones al sistema y un salto a una etapa nueva y más
compleja. Las etapas, reconocidas como el ciclo de vida, son:

a. Formación de la pareja.

b. La pareja con hijos pequeños.

c. La familia con hijos en edad escolar y/o adolescentes.

d. La familia con hijos adultos.


CRISIS PARANORMATIVAS:
Familiares: Abandono o huida del hogar, relaciones sexuales prematrimoniales,
embarazo prematrimonial o no deseado, matrimonio no planeado, experiencias
sexuales traumáticas, conflictos conyugales, separación y o divorcio, rivalidad entre
hermanos, problemas con las familias de origen.

.- Enfermedades o accidentes: , complicaciones del embarazo, parto o puerperio,


abortos, esterilidad o infertilidad, infecciones de transmisión sexual, traumatismos y
lesiones, perdida de funciones corporales, amputaciones, enfermedades,
hospitalización, invalidez o muerte de cualquier miembro dela familia,

toxicomanías y suicidio.

Cada una de las etapas del ciclo vital familiar conlleva crisis. La familia requiere tantos
periodos de adaptación como crisis se presenten. Se debe investigar la forma en como
la familia identifica y aborda las crisis, así como nivel de conflicto alcanzado, cambios
adoptados, grado de compromiso, solidaridad y apoyo entre la pareja y el resto de la
familia. La familia funcional no difiere de la disfuncional por la ausencia de problemas,
lo que las hace diferentes es el manejo que hacen de sus conflictos.
12.-DESINTEGRACION FAMILIAR

La desintegración familiar es el rompimiento de la unidad familiar, lo que


significa que uno o más miembros dejan de desempeñar adecuadamente sus
obligaciónes.

Desintegración familiar.

La desintegración familiar se manifiesta hoy en día con caracteres alarmantes.

Este término se utiliza para designar toda aquella situación donde existe la ruptura de
los lazos afectivos, legales y sociales que unen a la pareja y a ésta con sus hijos.

Existen varios tipos de hogares: Completos y organizados, completos pero


desorganizados, incompletos pero organizados e incompletos y desorganizados. Se
habla de un hogar completo cuando está integrado por ambos padres. Un hogar puede
quedar incompleto al faltar uno de ellos ya sea por divorcio, abandono, muerte,
enfermedades, condenas o trabajos que producen su ausencia prolongada.

Aunque el panorama familiar queda incompleto siempre que alguno de los miembros
falta, necesariamente la ausencia de alguno de los padres afecta a la organización
futura del hogar.

Entendemos por un hogar organizado aquel que independientemente de su forma en


que esté constituido, es estable y satisface las condiciones materiales, es decir, de
orden y de limpieza, así como de alimentos y de ropa; así mismo satisface las
condiciones morales de afectuosa unión y atención de problemas de los hijos.

En toda familia hay pequeñas o grandes tensiones emocionales, disgustos y


amarguras, ya sea entre los padres o entre éstos y los hijos, pero para que un
ambiente armónico y agradable exista, los padres deben evitar discusiones y riñas
frente a los hijos, ya que las disputas o desacuerdos entre ellos conduce a la pérdida
de respeto de los hijos y la desvaloración de su autoridad.

Los padres que viven en constante desacuerdo propician un ambiente familiar de


tensión que redunda en la intranquilidad de los hijos, estos constantes desacuerdos en
la familia pueden llevar, muchas veces, a sus integrantes a una ruptura temporal o
definitiva.
CAUSAS DE DESINTEGRACION FAMILIAR

beber*Adiccion.- Una de las mas terribles, ya que afecta a todos los miembros de la
familia. Aqui no solamente son rechazados por la familia, sino por toda la sociedad.

*La emigracion.- Es cuando se van en busca de una mejor vida. Esto pasa mucho para
el norte, cuando el padre se va a Estados Unidos, y deja a toda la familia en el olvido
(suele pasar en la mayoria de las veces).

*La religion.- También puede colaborar a la desintegración familiar cuando sus


miembros pertenecen a distintas denominaciones religiosas, lo cual puede llevar a una
ruptura matrimonial.

*Enfermedades incurables.- Pueden llevar a quien la padece a un aislamiento


voluntario o al aislamiento de sus familiares al tener poco conocimiento de dicha
enfermedad ejemplo el VIH-SIDA por considerar un potencial foco de infección

*La defuncion.- De uno o ambos padres trae como consecuencia que los hijos crecen
sin un apoyo paternal, maternal o en el peor de los casos de ambos, lo que traerá como
consecuencias que los menores se incorporen a maras o sean maltratados por otros
parientes. • Los medios masivos de comunicación.
13.-Elementos teóricos necesarios para estudiar a la familia

El estudio de la familia ha sido abordado por diferentes ciencias a partir de las


particularidades de cada una de ellas y de sus intereses específicos. La Filosofía, la
Sociología, el Derecho y la Psicología, entre otras, han aportado el significado del
mencionado concepto con diferentes niveles de generalidad.
A través de la historia de la humanidad la familia ha estado condicionada e influida por
las leyes sociales y económicas, y los patrones culturales de cada región, país y clase
social. El modo de producción imperante en cada sociedad condiciona la ubicación de
la familia en la estructura de clase, en función de la inserción en la organización del
trabajo.
La familia es la más antigua de las instituciones sociales humanas, es el grado primario
de adscripción. Es un sistema abierto, es decir un conjunto de elementos ligados entre
sí por reglas de comportamiento y por funciones dinámicas en constante interacción
interna y con el exterior

La familia es una institución formada por sistemas individuales que interactúan y que
constituyen a su vez un sistema abierto. Está formada por individuos, es también parte
del sistema social y responde a su cultura, tradiciones, desarrollo económico,
convicciones, concepciones ético-morales, políticas y religiosas.

Desde la década del 50, la familia se estudia como un sistema relacional con principios
y categorías que la definen como un problema de investigación. En esta década tiene
lugar en Estados Unidos de América un fortísimo movimiento de terapia familiar como
forma de tratamiento no individual de los trastornos mentales y disfunciones de la
pareja y la familia

La familia, a la vez que influye, está influida por el entorno social donde se inserta y
desarrolla. Al ajustarse a las influencias externas se convierte en motor de cambio,
experimentando reajustes en su estructura, en sus funciones y responsabilidades, y en
sus valores sociales no siempre perceptibles a primera vista, por la persona e
instituciones interesadas en su bienestar. Hoy sigue siendo la familia el hábitat natural
del hombre, el primer recurso y el último refugio.

La socialización de los miembros es especialmente importante en el período del ciclo


vital que transcurre desde la infancia hasta la etapa del adolescente y adulto joven.
Entre sus objetivos se encuentran la protección y continuación de la crianza, la
enseñanza del comportamiento e interacción con la sociedad, la adquisición de una
identidad de género, la inculcación de valores sociales, éticos y morales y la
confirmación de una identidad personal, familiar y social.

La familia aporta un sano crecimiento en las conductas básicas de comunicación,


diálogo y simbolización. Es un escenario donde se construyen personas adultas con
una determinada autoestima y un determinado sentido de sí mismas y que
experimentan un cierto bienestar psicológico en la vida cotidiana frente a los conflictos
y situaciones estresantes.
Función de apoyo y protección psicosocial: Ejerce un efecto protector y estabilizador
frente a los trastornos mentales, la familia facilita la adaptación de sus miembros a las
nuevas circunstancias en consonancia con el entorno socia
la familia debe cumplir las funciones siguientes: (15)

1. Satisfacer las necesidades afectivas de sus miembros.


2. Satisfacer las necesidades físicas o de subsistencia.
3. Establecer patrones positivos de relaciones interpersonales.
4. Permitir el desarrollo individual de cada uno de sus miembros.
5. Promover el proceso de socialización.
6. Estimular el aprendizaje y la creatividad de sus miembros.
7. Promover un sistema de valores e ideología.
14.- Entrevista medica

La Consulta o Entrevista Medica es el acto fundamental de la actividad profesional del


medico. Esta se desarrolla en un espacio conocido como consultorio, en la actividad
ambulatoria, pero se puede desenvolver en una habitación de un Sanatorio u Hospital,
en casos de pacientes internados, o en el domicilio, cuando se entabla la consulta en
ese espacio.

Es en esta entrevista donde se construye el conocimiento de la historia de salud y


enfermedad del paciente, y donde se registra la Historia Clínica. Es donde se desarrolla
la relación del médico con el paciente y se sigue el orden del método clínico, o
sea, donde se obtienen los datos subjetivos y objetivos, tanto clínicos como de
métodos complementarios, y se elabora la Lista de Problemas.

Se puede entender a través de una metáfora que la entrevista o consulta medica


es una reunión acordada entre 2 actores, un profesional medico y un paciente,
para evaluar el estado de salud/enfermedad de este, en un escenario, llamado
consultorio, con un libreto, conocido como Historia Clínica, y que la información
obtenida es diferente (variable) en cada una de las interpretaciones.

La variación esta dada por los motivos de la consulta y la singularidad del


consultante.

La Relación medico paciente se ira desarrollando en el tiempo, en gran parte,


dependiendo de la actitud profesional del medico, de su empatía, pero también de la
actitud del paciente que llega en la búsqueda de un saber y como ocurre en toda
relación humana, con la necesaria confianza depositada. En todo caso, siempre debe
existir una relación de respeto por ambas partes.

El lugar y las circunstancias donde se desarrolla la entrevista médica, en el caso del


Consultorio, deben ser adecuados. Es necesario disponer de un grado
de comodidad (un lugar adecuado para el encuentro con el
paciente), privacidad, silencio, iluminación y temperatura.

Es conveniente, antes de iniciar el encuentro, evaluar si existen datos previos del


paciente para que al hacerlo entrar en el consultorio, se tengan en cuenta. Observar el
orden del consultorio o espacio asistencial, recordando que cada nueva consulta es un
nuevo inicio de vínculo. El orden permite ser más eficiente y efectivo.

Es requisito en la entrevista que el médico sepa escuchar atentamente, utilice silencios


oportunamente, evite sermones, tenga en cuenta característica socio-culturales y
religiosas del paciente, como así también trasmitir seguridad, serenidad y aplomo.
Al abrir la puerta el medico empieza a estudiar al paciente, observando su actitud,
forma de vestir, lenguaje corporal etc., etc. Al principio se debe extender la mano para
saludar, y decir un “Buenos días”, buenas tardes, o ¿Cómo le va? Para
inmediatamente ofrecer un asiento. De así considerarlo necesario se puede decir, una
vez sentados: Se observa que Ud., esta con problemas, espero pueda ayudarlo/la.

El dialogo medico puede comenzar con: ¿Por qué me viene a ver?, o ¿Cuál es el
motivo de su consulta? Se debe en un principio dejar hablar al
paciente escuchándolo con atención, si es posible sin interrupciones, salvo para
aclarar. Las interrupciones con preguntas pueden desviar al paciente de su objetivo
fundamental, u hacerlo olvidar para luego decirlo fuera de tiempo (problemas en el
último minuto). En líneas generales el paciente no demora mucho más de 2 minutos
para expresar su motivo de consulta. Al terminar con su primer presentación se le
puede preguntar: ¿Qué otro motivo lo/la preocupa? Una vez contestado esto, el medico
puede hacer un resumen de lo expuesto para evaluar el acuerdo del paciente.

Inmediatamente se inicia el interrogatorio dirigido, donde se le reefectúan pregunta


para ir ordenando la información.

En ocasiones el paciente consulta por múltiples problemas y esto hace difícil el manejo
de los tiempos. En este caso no esta fuera de lugar circunscribir el dialogo para lo mas
agudo o importante para el paciente como dolores o fiebre o mismo chequeo de salud,
dejando para otra entrevista los problemas crónicos como constipación o dietas por
ejemplo. Hacer participar al paciente en la decisión del tiempo a utilizar que obviamente
tiene que tener un límite.

Al entrar en el interrogatorio dirigido se debe buscar la colaboración del paciente al


explicarle las razones de ciertas preguntas, y evitar información que no hacen a la
cuestión, que en general está expresado en el uso y abuso de adjetivos calificativos o
trasmisión de aspectos emocionales. La mirada del paciente sobre los datos es muy útil
y debe ser tenida en cuenta. El medico al escuchar está usando su inteligencia y
memoria para ir construyendo los Problemas.

El uso de preguntas abiertas así como cerradas sirve para entender situaciones. Decir
“Cuénteme”, en forma abierta generan mas información que las preguntas cerradas
como “Cuénteme sobre la irradiación de su dolor”, que demandan una respuesta
concreta. La pregunta abierta predispone a una relación más espontánea, que luego
puede afinarse en el diálogo progresivo. Contestada la pregunta abierta se hacen una o
dos preguntas cerradas que completan la información. Una vez obtenida la información
de cuales datos están involucrados en la consulta es razonable profundizar con
preguntas específicas o cerradas sobre ellos.
Para llegar a conocer al paciente es importante observarlo en detalle, obteniendo así
información de sus lenguajes, el hablar o discurso, el gestual, sus hábitos de
vestimenta, prolijidad, grado de higiene, etnicidad, nivel cultural, gestos, sentido del
humor, actitud, timia, religión, importancia o jerarquía de los datos y como lo/la
afectan.

Adquiere importancia la actitud activa, atenta del profesional. Esto significa estar
atento para percibir las metáforas en el discurso, el encuadre de las respuestas o
información espontánea, creencias (Gracias a Dios…), tono de voz, lo que no se dice y
se expresa con las manos y el cuerpo, lo que se sugiere, las relaciones en su entorno,
sus afectos, etc., etc.

Adquiere importancia la opinión del paciente sobre sus problemas, así como la de su
entorno, (es frecuente la presencia de un pariente médico). Tratar de no separar la
información socio-afectiva que se obtiene de la estrictamente médica pues ello permite
mejorar el vínculo y la relación.

Siempre dar la oportunidad de agregar información sobre la consulta o cualquier otra


pregunta que surja. En repetidas circunstancias el paciente quiere interiorizarse de la
razón de su sintomatología.

Completada la toma de información es muy importante desarrollar un examen físico


completo en la primera consulta, y repetir algunas maniobras en sucesivas consulta.

En el examen físico es importante respetar ciertos principios como:

 Respetar el pudor del paciente

 Ser delicado en las maniobras

 Tener disponibles los elementos o instrumentos necesarios para el examen


(guantes, oftalmoscopio, otoscopio, estetoscopio, martillo, etc. y cuidar la
temperatura de los mismos.

 Aislamiento bacteriológico como ser lavado de manos y uso del guardapolvo


siempre y uso de máscaras en algunos casos.

Una vez obtenida la información de cuales datos están involucrados en la consulta es


razonable profundizar con preguntas específicas o cerradas sobre ellos.

Siempre pueden aparecer cambios en los hallazgos, y el contacto desarrollado a


través del examen es altamente valorizado por los pacientes en general, inspira y
trasmite la sensación de profesionalismo, conocimiento y dedicación a la búsqueda de
información
Finalmente, los médicos deben dar información al paciente en relación a su consulta y
a los hallazgos del examen realizado. Se debe dedicar un tiempo para educar al
paciente con información sobre los estudios solicitados, posibles diagnósticos y
eventualmente pronósticos.

Es importante que esta información sea clara y honesta, y prudente

Es de gran utilidad dar por escrito las indicaciones, por variadas razones, entre ellas, el
servir de recordatorio para el paciente, y prolongar el protagonismo de la indicación.
15.Tipos de Estudios Epidemiológicos

Los criterios para clasificar los diferentes tipos de estudio se sustentan en cuatro ejes:
Finalidades estudio: analítica o descriptiva.
Secuencia temporal: transversal o longitudinal.
Control de la asignación de los factores de estudio: experimental u observacional.
Inicio del estudio en relación a la cronología de los hechos: prospectivo o retrospectivo.

Estudios descriptivos: no van enfocados a buscar relaciones causa-efecto, sino que


sus datos son utilizados con un fin puramente descriptivo.
Se considera analítico todo estudio que evalúa relaciones causa-efecto.
Transversales son los estudios en los que los datos de cada unidad de observación
representan un momento en el tiempo
Longitudinales, los estudios en los que existe un lapso de tiempo entre variables de
forma que puede establecerse una secuencia temporal entre ellas. Pueden ser tanto
descriptivos como analíticos.
Se consideran experimentales los estudios en los que el equipo investigador asigna el
factor de estudio y lo controla de forma deliberada según un plan establecido
Se definen como observacionales los estudios en los que el factor de estudio no es
asignado por los investigadores sino que estos se limitan a observar, medir y analizar
determinadas variables, sin ejercer un control directo sobre el factor de estudio.
Los estudios prospectivos son aquellos cuyo inicio es anterior a los hechos estudiados
de forma que los datos se recogen a medida que van sucediendo.
En los estudios retrospectivos, el diseño es posterior a los hechos estudiados de forma
que los datos se obtienen de archivos o de los sujetos o los médicos refieren

Clasificación de los tipos de diseño:


Estudios descriptivos transversales
Estudios de prevalencia; series de casos transversales; evaluación de pruebas
diagnósticas; estudios de concordancia; estudios de asociación cruzada;
Estudios longitudinales:
Estudios de incidencia; descripción de los efectos de una intervención no deliberada;
descripción de la historia natural.
Estudios analíticos observacionales
Secuencia causa-efecto: Estudios de cohortes
Prospectivos
Retrospectivos
Secuencia efecto-causa: estudios de casos y controles

Estudios analíticos experimentales


Ensayo clínico aleatorio
Ensayo de campo
Ensayo clínico cruzado
Estudios descriptivos: son observaciones y pueden ser tanto transversales como
longitudinales
Objetivos:
Describir las características y la frecuencia de un problema de salud, en función de las
características de persona (edad, sexo, estado civil); lugar (área geográfica, …);
tiempo de aparición del problema y su tendencia.
Describir la asociación entre dos o más variables sin asumir una relación causal entre
ellas.
Generar hipótesis razonables que deberán ser contrastadas posteriormente mediante
estudios analíticos