Вы находитесь на странице: 1из 8

 Características Básicas de la Madera Características Básicas de la

Madera.

La madera se diferencia de los otros materiales de construcción en


varios aspectos importantes, algunos de los cuales tienen por causa
la estructura celular de aquélla. Debido a esta organización, las
propiedades estructurales de la madera dependen de la orientación
de las células. Mientras que casi todos los materiales de
construcción son isotrópicos, es decir, tienen básicamente las
mismas propiedades en todas las direcciones. La madera tiene sus
vetas en tres direcciones principales: longitudinal, radial y
tangencial. Cuando se aplica una carga en dirección longitudinal, se
dice que ésta es paralela a la veta o hilo, mientras que las cargas
transversales se denominan perpendiculares. La madera posee gran
resistencia y rigidez en sentido paralelo a la veta, en el sentido
perpendicular es mucho menor. A la tensión, la madera cargada en
sentido paralelo a la veta es 25 a 40 veces más resistente que la
cargada perpendicularmente. En cuanto a la compresión, la madera
cargada en sentido paralelo es a seis a diez veces más resistente que
la cargada en forma perpendicular. Además, cada elemento
estructural de madera posee tres módulos de elasticidad que
guardan una proporción, de mayor a menor, de 150:1. La madera
sufre cambios dimensionales por causas diferentes a las de la
mayoría de los otros materiales estructurales, por ejemplo, su
expansión térmica es tan insignificante que en la práctica no se la
considera. Sin embargo, sufre cambios dimensionales de
importancia cuando hay aumento o pérdida de humedad. La
dilatación o contracción así generadas son distintas en cada una de
las tres direcciones de la veta; en sentido tangencial el tamaño
cambia de un 6 a 16 %; en el radial, de un 3 a un 7%, y en el
longitudinal, tan sólo de 0.1 a un 0.3%. A pesar de tales
inconvenientes, la madera ofrece muchas ventajas en la
construcción: belleza, versatilidad, durabilidad, facilidad de trabajo,
bajo costo por unidad de peso, alta proporción de resistencia sobre
peso, buen aislamiento eléctrico, baja conductividad térmica y
excelente resistencia a bajas temperaturas. También es resistente a
muchos productos químicos que resultan corrosivos para otros
materiales; tiene gran capacidad de absorción de impactos, soporta
grandes sobrecargas durante corto tiempo, tiene buena resistencia
al desgaste; sobre todo en planos perpendiculares a la veta, se dobla
con facilidad hasta adquirir curvaturas pronunciadas y acepta gran
variedad de acabados, tanto decorativos como de protección. La
madera puede ser utilizada seca o húmeda, se dispone de
tratamientos como la de retardar la combustión o de preservarla de
los insectos. En fin hay muchas variedades con propiedades
particulares, así como también, variedades de sistemas estructurales
(entramados) de madera. El tipo de sistema más adecuado en cada
proyecto dependerá del uso al que se destinará a la estructura, su
localización geográfica, la configuración necesaria el costo y otros
factores.

 Características de la madera de ingeniería.

 Los productos de madera de ingeniería se utilizan en diferentes


variedades y en aplicaciones similares a los productos de madera
sólida. Los productos de madera procesada pueden ser preferible a
la madera sólida en algunas aplicaciones, debido a ciertas ventajas
comparativas: La madera de ingeniería es diseñada para cumplir con
los requisitos de rendimiento de aplicaciones específicas. Los
paneles grandes de madera de ingeniería pueden ser fabricados con
fibras de árboles de diámetro pequeño. Los pequeños trozos de
madera y la madera que tiene defectos, pueden ser utilizado en
muchos productos de madera, especialmente de partículas y
tableros de fibras. Los productos de madera procesada también
tienen algunas desventajas: Se queman mucho más rápido que la
madera sólida. Se requiere más energía primaria para su fabricación
que la madera sólida. Los adhesivos requeridos pueden ser tóxicos.
La preocupación en algunas resinas es la liberación de formaldehído
en el producto acabado, a menudo visto en productos en condiciones
de servidumbre. Otros tipos trabajan con productos de madera y
pueden exponer a los trabajadores a los componentes tóxicos. Los
productos de madera de ingeniería son más débiles y más propensos
a la humedad, inducida por deformación, comparado con el
equivalente de las maderas macizas y la mayoría de las partículas y
tableros de fibras, absorben el agua a menos que sean tratados con
sellador o pintura, que generalmente conduce a un crecimiento
acelerado de hongos. Esto es contrario a las reclamaciones de los
fabricantes. El acelerado crecimiento de hongos viene de la fibra
orgánica, sin embargo, los procesos de fabricación pueden ser más
eficientes que la madera, si la planta es de eco-ingeniería con el
producto de cáñamo para las energías renovables. El aglutinante
utilizado (no adhesivo) puede ser diseñado para ser libre de tóxico y
bio-degradable. La elasticidad es mayor que la madera (la tendencia
de la fibra es regresen a la forma inicial) y más fuerte. La matriz
puede estar compuesta de varios tipos de fibras, que le permitirá
combinar, para obtener los efectos deseados cuando se utilicen en la
construcción (en lo que respecta a la fuerza de apoyo estructural)
aunque complica la composición de la carpeta. Los tipos de
adhesivos para la madera de ingeniería incluyen: Resina de urea-
formaldehído (UF). Es más común, más barato y no son a prueba de
agua. Resina de fenol-formaldehído (PF). Es amarillo o marrón y de
uso general para los productos que se exponen a la intemperie.
Resina de melanina-formaldehído (MF). Es rojo y blanco, resistente al
agua y se utiliza en las superficies expuestas de los diseños más
costosos. Resina de metileno difenil diisocianato (MDI) o poliuretano
(PU). Es más caro, por lo general resistente al agua y no contienen
formaldehído. Un término más inclusivo es compuesto
estructuralmente. Por ejemplo, el revestimiento de fibra de cemento
es de cemento y fibra de madera, mientras que la placa de cemento
es un panel de cemento de densidad baja, a menudo con la resina y
se enfrentan con una malla de fibra de vidrio.

Tipos de Maderas

- Maderas Blandas: Son las de los árboles de rápido crecimiento,


normalmente de las coníferas, árboles con hoja de forma de aguja. Son
fáciles de trabajar y de colores generalmente muy claros. Constituye la
materia prima para hacer el papel. Ejemplo: Álamo, sauce, acacia, pino,
etc.

- Maderas Duras: Son las de los árboles de lento crecimiento y de hoja


caduca. Suelen ser aceitosas y se usan en muebles, en construcciones
resistentes, en suelos de parqué, para algunas herramientas, etc. Las
antiguas embarcaciones se hacían con este tipo de maderas. Ejemplo:
Roble, Nogal, etc.

- Maderas Resinosas: Son especialmente resistentes a la humedad. Se usa


en muebles, en la elaboración de algunos tipos de papel, etc. Ejemplos:
Cedro, ciprés, etc.

- Maderas Finas: Se utilizan en aplicaciones artísticas, (escultura y


arquitectura), para muebles, instrumentos musicales y objetos de adorno.
Ejemplo: Ébano, abeto, arce, etc.
- Maderas Prefabricadas: La mayoría de ellas se elaboran con restos de
maderas, como virutas de resto del corte. De este tipo son el aglomerado,
el contrachapado, los tableros de fibras y el táblex. Puedes saber más
sobre este tipo de maderas en este enlace:
Aglomerado.

Según la longitud de sus fibras, las maderas pueden ser clasificadas


en maderas de fibras largas y maderas de fibras cortas.

También se clasifican según su grano fino y grano grueso

 Propiedades de la Madera
La disposición de las fibras de la madera, su tamaño, orientación, el
contenido de humedad, el tamaño de los poros, etc., determinarán
sus propiedades y/o sus características.

Dependiendo de las propiedades serán mejor para un uso o para otro.


Existe mucha diferencia entre las propiedades de una madera u otra, por
eso hablaremos de las generales. Si no conoces muy bien las propiedades
de los materiales te recomendamos que antes veas este enlace:
Propiedades de los Materiales.

La Madera es aislante térmico y eléctrico.


Es buena conductora del sonido (acústico).
Es un Material renovable, biodegradable y reciclable.
Es dúctil, maleable y tenaz.
El color es debido a las sales, colorantes y resinas. Las más oscuras son
más resistentes y duraderas.
La textura depende del tamaño de los poros. Condiciona el tratamiento que
debe recibir la madera.

Las vetas se deben a la orientación y color de las fibras. La densidad


depende del peso y la resistencia.

La Densidad, Cuanto más tiene la madera es más resistente. Casi todas las
maderas tienen una densidad menor que la del agua, lo que les permite
flotar.

Las maderas de baja densidad (hasta 0.5 gr/cm3) se conoce como


coníferas.

Las de alta densidad (mayor a 0.5 gr/cm3) se conoce como latifaliadas

Flexibilidad, es la facilidad para ser curvadas en el sentido de su longitud,


sin romperse ni deformarse. La tienen especialmente las maderas jóvenes y
blandas.

La hendidura, consiste en la facilidad que contiene la madera en partirse o


rajarse en el sentido de la fibra. La resistencia será menor si es de fibra
larga y carece de nudos, así como si está verde la madera.

Dureza o resistencia al corte, que dependerá de la mayor o menor


cohesión entre sus fibras. Está en relación directa entre la mayor cantidad
de fibras y la menor cantidad de agua. Por ejemplo, una zona de nudos
tendrá mayor cohesión de sus fibras que una zona limpia, por tanto será
más dura y resistente al corte.

Al ser un Material Poroso absorbe la humedad.

diseño de estructuras de madera


La madera, es el material por excelencia más noble que jamás la especie
humana ha utilizado tanto en la industria como en la construcción.
Prácticamente todas las culturas de la humanidad han empleado la madera
en la agricultura, pesca, ingeniería, vivienda, etc.

La madera es probablemente el único recurso renovable que se utiliza a


gran escala y que su aprovechamiento no daña al medio ambiente. La
madera no puede circunscribirse a un período más o menos largo de la
humanidad, ya que es un material que de forma permanente se ha utilizado
en la construcción, estando presente a lo largo de toda la historia de la
civilización. Así, en las zonas de abundantes bosques la madera constituía
la totalidad de la edificación, desde su estructura, hasta los cerramientos y
cubierta. En zonas con menor cantidad de madera, ésta se usaba en la
cubierta y en su estructura horizontal.

Actualmente hay cierto rechazo a utilizar la madera como material


estructural, siendo más habitual el uso del acero y del hormigón. Ello es
debido, en gran medida, a dos condicionantes, que son la durabilidad de las
estructuras de madera y su comportamiento frente al fuego.
Sin embargo, se tiene en muchas ciudades numerosos ejemplos de
edificios construidos de madera que han llegado a nuestros días en un
excelente estado de conservación. Con la evolución de su tecnología se han
mejorado las propiedades de sus productos derivados, han surgido nuevos
productos que han ampliado su campo de aplicación y se han
complementado con otras materias primas para mejorar sus prestaciones.

En el caso de otros materiales de construcción, como son el acero y el


hormigón, son habituales las medidas de protección frente a agresiones
externas por lo que no nos debe extrañar la protección de la madera
cuando las condiciones lo requieran