Вы находитесь на странице: 1из 1

CONCLUSION

A manera de concluir podemos decir que los puntos de partida en la organización funcional
del Estado Plurinacional de Bolivia está basada en principios distintos con la concepción de una
profunda cultura organizativa comunitaria, moldeando la anterior constitución para construir
una nueva que responda a nuestra realidad en todas sus temáticas partiendo como una tarea
ineludible, con fundamento político generando autoridad a partir de la vida, la fortaleza y la
participación popular en el ámbito legislativo, ejecutivo, judicial, electoral, económico , etc.
Con la finalidad de plantear el vivir bien por medio de la diversidad colectiva vinculada a todos
los rincones de nuestro país, para que de esa manera se vayan plasmando las demás esferas
de la Constitucion bajo sus principios y sus valores integrales.
A manera de conclusión podemos llegar a las siguientes afirmaciones:
La consitucion promulgada en febrero de 2009 permite construir un nuevo concepto de
pensamiento en el que no hay una sola concepción del mundo, sino que se acoge las diversas
visiones o concepciones del mundo como uina forma de entablar relaciones e interacciones
sin subordinación.
Muchos sostienen que Bolivia tiene una Constitucion solida, aunque no perfecta, pero es la
mejor que tenemos. Esta concepción ha llegado a su limite, tanto en el discurso como en los
hechos, por eso surgen desde todo punto de vista contestaciones y cuestionamientos al
Estado. Finalmente pensamos que el Estado Plurinacional tiene las mismas características del
viejo Estado.
Sin embargo los pilares fundacionales del Estado Pluriancional no son las naciones aymara-
quechua sino, infigienas, campesinos y originarios
Por todo lo dicho hasta aquí, se puede objetar y con toda razón, que la Nueva Consitucion
Politica del Estado Plurinacional que tenemos esta sustentada por los valores de liberta e
igualdad y otros valores de suma importancia que se encuentran descritos en el texto
consitucional. Promoviendo una ética ciudadana del cuidado de la democracia. Y para ello es
necesario que existan ciudadanas y ciudadanos comprometidos, dispuestos a mantener la
vigilancia, a prevenir los peligros del poder, a cuestionar todos los fenómenos de dominación
culaquiera que fuese su intensidad y su forma, a se capaces de resistir a los arrogantes y de
servir a la sociedad. Sino se cuenta con ese tipo de asambleístas, parlamentarios y otros la
democracia muere y se convierte en un lugar donde unos pocos gobiernan y dominan y los
demás sirven.