Вы находитесь на странице: 1из 3

LEY CONSTITUCIONAL (sic) DE INVERSION EXTRANJERA PRODUCTIVA

Considerando que la Asamblea Nacional Constituyente (“ANC”) no se ha instaurado conforme al


procedimiento establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, específicamente en
sus artículos 347 y 348, estimamos que dicha ANC es un órgano carente de legitimidad, así como que todo
acto emanado de la misma es nulo por inconstitucional. No obstante, se ha preparado el presente boletín con
el único objeto de mantener informados a nuestros clientes y relacionados sobre los posibles efectos
prácticos que el acto de la ANC descrito en la presente pudiesen tener. El contenido de este boletín en nada
legitima ni valida las actuaciones de la ANC.

*****

El pasado 29 de diciembre de 2017 en Gaceta Oficial N° 41.310, la Asamblea Nacional Constituyente (“ANC”)
dictó la “Ley Constitucional de Inversión Extranjera Productiva” con la cual pretende derogar el Decreto Con
Rango, Valor y Fuerza de Ley de Inversiones Extranjeras de fecha 18 de noviembre de 2014. A continuación un
breve análisis sobre dicho acto de la ANC:

El objeto de la mencionada Ley Constitucional es establecer los principios, políticas y procedimientos que regulen
las inversiones extrajeras productivas de bienes y servicios, en cualquiera de sus categorías. Sin embargo, las leyes
especiales que regulen inversiones extranjeras en sectores específicos se aplicarán preferentemente.

En la Ley Constitucional se establecieron modificaciones en ciertas definiciones con respecto al anterior Decreto
Con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Inversiones Extranjeras. Los cambios fueron los siguientes:

- La inversión nacional es la realizada por la República y sus entes, personas naturales y jurídicas nacionales
y las realizadas por los ciudadano extranjeros residentes en el país. La presente Ley, a diferencia de la Ley
derogada, no establece como requerimiento que los últimos obtengan la Credencial de Inversionista
Nacional para ser considerados como tal.

- La inversión extranjera se refiere a la inversión productiva efectuada a través de inversionistas


extranjeros, destinados a formar parte del patrimonio de sujetos receptores de inversión extranjera en el
territorio nacional. Sin embargo, en la presente ley, a diferencia de la anterior, se distinguen dos tipos de
inversión extranjera: Directa y de cartera:

A. Inversión extranjera directa: Consiste en la inversión productiva efectuada a través de los aportes
realizados por los inversionistas extranjeros, destinados a formar parte del patrimonio de los sujetos
receptores de inversión extranjera en el territorio. Dichos aportes deben representar una
participación igual o superior al 10% del capital societario.
B. Inversión extranjera de cartera: Consiste en la adquisición de acciones o participaciones societarias
en todo tipo de empresas que representen un nivel de participación en el patrimonio societario
inferior al 10%.

La participación de ambas formas de inversión, al igual que en la ley anterior, pueden estar conformadas por:
Divisas, bienes de capital físicos o tangibles, bienes inmateriales o intangibles o reinversiones. Al respecto, la
nueva Ley de Inversión Extranjera Productiva señala que para los bienes de capital físico o intangible la relación se
establecerá por peritos del órgano competente.

- El inversionista nacional con inversión extranjera es considerado como la persona natural nacional
acreditada como residente en el extranjero por más de tres años o jurídica nacional que realice una
inversión registrada ante el órgano rector con recursos o aportes provenientes del extranjero. De este
modo, señala que los recursos financieros o materiales situados en el exterior deben haber sido
adquiridos con una antelación mínima de tres años.

- La nueva Ley crea la inversión preferente la cual obtendrá beneficios e inventivos más favorables respecto
a otros sectores de la vida económica. Para que una inversión sea considerada preferente, de
conformidad con la presente Ley, debe estar catalogada como tal por el Ejecutivo Nacional.

La presente ley añade que el Vicepresidente sectorial con competencia, a proposición del órgano rector, definirá
un programa de beneficios especiales otorgados a las inversiones extranjeras que hayan acordado previamente
un contrato de inversión extranjera condicionado al cumplimiento de distintos objetivos que allí se mencionan.

Con respecto al tratamiento de la inversión extranjera productiva a la que se refiere la Ley vigente:

1. La inversión extranjera en la República será tratada para todos los efectos de igual forma que la inversión
de nacionales residentes.

2. La Ley Constitucional de Inversión Extranjera Productiva establece que el valor constitutivo de una
inversión extranjera debe estar representado en activos que se encuentren en el país en un 100%, lo que
modifica la ley anterior en donde debía constituir al menos 75%. Por otro lado, la presente ley añade que
el financiamiento interno al que recurran los inversionistas extranjeros para el establecimiento de sus
inversiones, no podrá ser mayor al 15% del monto total de la inversión.

3. A diferencia de la Ley derogada, en la que el monto mínimo para constituir una inversión extranjera se
establecía en un millón de dólares, la presente ley lo modifica a un monto mínimo de ochocientos mil
euros o seis millones quinientos mil renminbi o su equivalente en otra moneda extranjera.

4. Con respecto a la permanencia del capital de la inversión, la inversión extranjera deberá permanecer en el
territorio de la República por un lapso mínimo de dos años. Lo mismo constituye un cambio con respecto
a la ley anterior que establecía un mínimo de cinco años.

5. El derecho de los inversionistas de remitir hasta el 100% de las utilidades representa un cambio con
respecto a la ley anterior que solo permitía hasta el 80%. Sin embargo, la presente ley añade que en casos
de fuerza mayor o situaciones económicas extraordinarias, el Ejecutivo Nacional podrá reducir este
porcentaje entre el 60% y el 80% de las utilidades. Asimismo, la ley añade que en caso de remisión parcial

2 | WDA legal, S.C.


de dividendos, la diferencia puede ser acumulada por utilidades de máximo tres ejercicios, cuando la ley
anterior no especificaba máximo.

Es fundamental señalar que la presente Ley añade que las empresas cuyos ingresos provengan en más de un 70%
de la liquidación de exportaciones tradicionales y mineras tendrán la obligación de liquidar los pagos de
impuestos en divisas.

6. En la presente ley se permite que para el momento de la liquidación de la empresa se pueda remesar al
extranjero íntegramente el monto líquido, lo que constituye un cambio pues en la ley anterior se
establecía como porcentaje máximo el 85%. Además, la nueva ley de inversiones extranjeras no exige a
las compañías notificar al órgano rector cuando exista en ellas una reducción en su capital social.

Además de las condiciones ya establecidas en la Ley derogada para las inversiones extranjeras, la Ley vigente
añade tres más:

1. Participar en la actividad económica nacional y su consecuente vinculación con la vida social del país, en
su carácter estrictamente económico de inversión extranjera. Así, las empresas no podrán contribuir a
través de donaciones, aportes, rentas o facilidades logísticas, instituciones públicas o privadas, ONG,
asociaciones civiles o personas naturales sin el consentimiento del ente competente.

2. No podrán participar directa o indirectamente del debate político nacional o contribuir directa o
indirectamente a la conformación de opinión sobre temas de interés público en los medios de
comunicación.

3. Consignar y demostrar ante el órgano rector la procedencia de los recursos financieros o materiales
objeto de la inversión.

Como elemento nuevo de la presente ley se establece como instrumento para acreditar la condición de
inversionista extranjero el Registro de la Inversión Extranjera, en el cual debe estar adjuntado el contrato de la
inversión extranjera.

La presente ley establece, en caso de perjuicios o incumplimiento de deberes, multa de hasta el 2% del
monto de la inversión total realizada, la cual puede agravarse e incrementar en caso de concurrencia hasta un
punto porcentual y en caso de reincidencia podrá aumentar a tres puntos porcentuales.

Finalmente, se fijan 90 días para dictar el reglamento de la presente Ley.

__________________________________________________________________________________

*****
El presente informe es una contribución de WDA Legal, S.C. para sus clientes y relacionados, sobre temas de
relevancia legal con fines meramente informativos. El mismo no constituye ni debe ser interpretado como una
opinión legal y su contenido únicamente podrá ser distribuido con la autorización expresa de WDA Legal, S.C.

3 | WDA legal, S.C.