Вы находитесь на странице: 1из 1

El ecosistema

cosistema es un sistema biológico constituido por una comunidad de organismos


vivos (biocenosis) y el medio físico donde se relacionan (biotopo). 1 Un ecosistema es
una unidad compuesta de organismos interdependientes que comparten el
mismo hábitat.2 Los ecosistemas suelen formar una serie de cadenas que muestran la
interdependencia de los organismos dentro del sistema.3 También se puede definir así:
«Un ecosistema consiste de la comunidad biológica de un lugar y de los factores
físicos y químicos que constituyen el ambiente abiótico».4 Se considera que
los factores abióticos y bióticos están ligados por las cadenas tróficas o sea el flujo de
energía y nutrientes en los ecosistemas.5

Este concepto, que se introdujo en 1935 por el ecólogo inglés A. G. Tansley,6 tiene en
cuenta las complejas interacciones entre los organismos (por
ejemplo plantas, animales, bacterias, protistas y hongos) que forman la comunidad
(biocenosis) y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.37

Un ecosistema es un sistema natural formado por un conjunto de seres vivos y el


medio físico donde se relacionan. Es una unidad compuesta de organismos
interdependientes que comparten el mismo hábitat(término que hace referencia al
lugar que presenta las condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o
comunidad animal o vegetal).

Un ecosistema es el conjunto formado por los seres vivos y los elementos no vivos del
ambiente y la relación vital que se establece entre ellos. La ciencia encargada de
estudiar los ecosistemas y estas relaciones es la llamada ecología.

Los ecosistemas pueden ser de dos tipos: terrestres (bosques, selvas, sabanas,
desiertos, polos, etc.) y acuáticos (comprenden desde un charco hasta los océanos,
mares, lagos, lagunas, manglares, arrecifes coralinos, etc.).

La mayoría de los ecosistemas de nuestro planeta son acuáticos ya que sus tres
cuartas partes están cubiertas por agua. Sin embargo, los ecosistemas terrestres son
los más conocidos por nosotros debido a que no requiere un equipo especial para su
observación.

Todo ecosistema se caracteriza por la presencia de componentes vivos o


bióticos (plantas, animales, bacterias, algas y hongos) y de componentes no vivos o
abióticos (luz, sombra, temperatura, agua, humedad, aire, suelo, presión, viento y pH).

Las especies se dispersan en las aéreas por las que se extienden en poblaciones o
demos, las cuales ocupan determinadas posiciones en los ecosistemas, según
requerimientos alimentarios, ambiente que precisen, etc., posiciones que definen
su nicho ecológico específico. Para referirse a las características ambientales de un
tipo de organismo dado, se suele hablar de hábitat.