You are on page 1of 8

Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I

Facultad de Ciencias de la Salud


Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

VALIDEZ Y CONFIABILIDAD DE INSTRUMENTO DE INVESTIGACION

GENERALIDADES:

1. QUE SIGNIFICA MEDIR:

- Medir significa asignar números a objetos y eventos de acuerdo con reglas.


(Stevens 2001)
- Medir es parte de nuestro vivir. Bostwick, (2005)
- Medir es el proceso de vincular conceptos abstractos con indicadores
empíricos, el cual se realiza mediante un plan explicito y organizado para
clasificar (y frecuentemente cuantificar) los datos disponibles (indicadores) en
términos del concepto que el investigador tiene en mente. Carmines 1991

2, INSTRUMENTO:
 Medio, pauta, ayuda para la aplicación efectiva de una técnica.
 "Los instrumentos son los medios materiales que se emplean para
recoger y almacenar la información. Ejemplo: fichas, formatos de cuestionarios,
guías de entrevista, lista de cotejo, grabadores, escala de actitudes u opinión (tipo
likert), entre otros."
 Instrumento de medición: recurso que utiliza el investigador para registrar información
o datos sobre las variables que desea medir.

2. REQUISITOS DE UN INSTRUMENTO DE INVESTIGACION (MEDICION)

Un instrumento de medición adecuado es el que registra datos observables que


representan verdaderamente los conceptos o variables que el investigador tiene en
mente. En términos cuantitativos: capturo deliberadamente la “realidad” que deseo
capturar.

Todo instrumento de recolección de datos debe reunir dos requisitos esenciales:la


confiabilidad y la validez.

2.1. La confiabilidad:
Según Hernández, la confiabilidad de un instrumento se da, cuando un
instrumento se aplica repetidas veces, al mismo sujeto u objeto de investigación,
por lo cual, se deben obtener resultados iguales o parecidos dentro de un rango
razonable, es decir, que no se perciban distorsiones, que puedan imputarse a
defectos que sean del instrumento mismo.
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

Ander- Egg (1987), quien señala que la confiabilidad del cuestionario está
representada por la capacidad de obtener idénticos resultados cuando se
aplican las mismas preguntas en relación a los mismos fenómenos.

Grado en que un instrumento produce resultados consistentes y coherentes. Es


decir en que su aplicación repetida al mismo sujeto u objeto produce resultados
iguales. Kerlinger (2002).

De tal manera, se puede hacer la siguiente inferencia, cuando el instrumento ha


sido utilizado previamente en otra investigación, se puede afirmar que el mismo,
cumple con el criterio de confiabilidad, puesto que, ya ha sido utilizado por otro
investigador.

Como ejemplo palpable de la confiabilidad, se puede mencionar, el hecho de


que se aplique un instrumento para medir la temperatura corporal de
una persona, en tres momentos diferentes, con la diferencia de un minuto entre
cada medición y arroje resultados tales como: primera medición 39, 5 ºC;
segunda medición 45, 5 ºC; tercera medición 25, 5 ºC. Del anterior ejemplo, se
puede inferir que el instrumento de medición, no es confiable.

Se refiere al grado en que la aplicación repetida al mismo sujeto, objeto o


fenómeno produce resultados iguales o similares.

2.2. La validez:
Según Hernández, Es el grado en que un instrumento, realmente mide la
variable que pretende medir, esto significa que un determinado instrumento
debe medir estrictamente la variable y no una parecida.

La validez es un concepto del cual pueden tenerse diferentes tipos de


evidencia ( Wiersma 1999).

Hernández, la validez se puede determinaran mediante tres evidencias, las


cuales son: evidencia relacionada al contenido; evidencia relacionada con el
criterio; y evidencia relacionada con el constructo.
Validez es el grado en que una situación o instrumento de medida, mide lo que
realmente pretende o quiere medir. A la validez en ocasiones se le denomina
“exactitud”. Validez es el criterio fundamental para valorar si el resultado
obtenido en un estudio es el adecuado.

La validez se refiere al grado en que un instrumento mide la variable que


pretende medir. Por ejemplo, un test de inteligencia no será válido, si lo que
mide es realmente memoria y no inteligencia. Ciertas variables como el sexo,
la nacionalidad, son muy fáciles de observar o de preguntar y obtener una
respuesta válida. Pero cuando se trata de diversas variables que se trabajan en
ciencias sociales como motivaciones, actitudes, sentimientos, emociones, etc, la
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

validez de un instrumento que pretenda medirlas se torna más compleja, y por lo


tanto, cabe preguntarse si ¿realmente el instrumento estará midiendo lo que
pretende medir?

En cuanto a la validación del instrumento, se puede indicar, que según


Hernández, para ser validado un determinado instrumento, se debe atender a
los criterios de validez de contenido, validez de criterio y validez de constructo,
que sumados generan lo que se conoce como validez total. Ahora bien, esto
tipos de validez, pueden explicarse de la siguiente forma:

2.2.1.- Validez de contenido.


La validez de contenido se refiere al grado en que un instrumento refleja
un dominio específico de contenido de lo que se mide.

Es el grado en que un instrumento expresa concisamente, lo que se


pretende medir. Así pues, para determinarla, se debe en primera instancia,
revisar cómo ha sido utilizada previamente la variable en
otras investigaciones. Para luego, sobre la base de base de la anterior
revisión, elaborar otro instrumento, en el cual, sea posible medir la variable.

Como paso siguiente, se procede a consultar con los investigadores


especializados en el tema de estudio, con el fin de evaluar la veracidad del
instrumento. Posteriormente, se hace una selección de los ítems,
consecuentemente extrayéndose una muestra probalística de ítems. Luego,
se aplican los ítems y se hace una correlación de los resultados entre ellos,
haciéndose estimaciones estadísticas, con la finalidad de comprobar si la
muestra es representativa o no.

2.2.2- Validez de criterio.

La validez de criterio establece la validez de un instrumento de medición


comparándola con algún criterio externo. Este criterio es un estándar con el
que se juzga la validez del instrumento.

Según Hernández, para obtener la validez de criterio, es necesario comparar


dicha validez con algún criterio externo. En tal sentido, se debe correlacionar
su medición con el criterio que se va a utilizar como patrón de medida, para
obtener un coeficiente que consecuentemente será tomado como coeficiente
de validez.

2.2.3.- Validez de constructo.


Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

Es el grado en que una medición se encuentra relacionada de forma consistente


con otras mediciones, en concordancia con hipótesis derivadas teóricamente y
que conciernen a los constructos o conceptos que son objeto de una
determinada medición. En ese mismo orden, para obtener la validez de
constructo, se utiliza el procedimiento de Análisis de Factores, el cual, amerita,
el uso de un cúmulo de fórmulas estadísticas.

La validez de constructo es probablemente la más importante, sobre todo


desde la perspectiva científica, y se refiere al grado en el que una medición se
relaciona de manera consistente con otras mediciones, de acuerdo con
hipótesis derivadas teóricamente y que conciernen a los conceptos (o
constructor q) que se están pidiendo.

Conclusión: Validez de instrumento se refiere al grado en que un instrumento


realmente mide la variable que pretende medir.
Por ejemplo: un instrumento para medir la inteligencia valido debe medir la
inteligencia y no la memoria.

VALIDEZ TOTAL = VALIDEZ DE CONTENIDO VALIDEZ DE CRITERIO VALIDEZ DE


CONSTRUCTO

3. CALCULO DE LA CONFIABILIDAD Y LA VALIDEZ

En la práctica es casi imposible que una medición sea perfecta.

1. CONFIABILIDAD:
Existen Diversos procedimientos para calcular la confiabilidad de un instrumento de
medición. Todos utilizan formulas que producen coeficientes de confiabilidad.

Procedimientos para determinar la confiabilidad.

Ahora bien, según Hernández, los procedimientos para determinar la confiabilidad


son:

a. Medida de estabilidad (confiabilidad por test – retest).

En este procedimiento, se aplica un mismo instrumento de medición, dos o más


veces a un mismo sujeto u objeto de investigación, dentro de un período
de tiempo relativamente corto. En este caso, se debe realizar una correlación
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

entre los datos obtenidos en las diferentes aplicaciones, con lo cual, si se obtiene
que la correlación realizada es altamente positiva, se puede inferir que el
instrumento es confiable.

b. Método de formas alternativas o paralelas.

Es de hacer notar, que en este procedimiento, no se aplica el mismo instrumento


de medición, sino que se aplican dos versiones equivalentes o parecidas del
mismo, dentro de un período de tiempo relativamente corto. En consecuencia, se
puede inducir que el instrumento es confiable si la correlación entre los resultados
arrojados por dichos instrumentos es significativamente positiva.

c. Método de las mitades partidas.

En el caso específico de este método, se puede indicar, que el mismo, sólo


requiere una aplicación del instrumento de medición, con lo cual, el conjunto total
de ítems, es dividido en dos mitades, para que luego los resultados de esas dos
mitades, sean comparados entre sí. De tal forma, para que el instrumento sea
confiable, debe cumplirse, que los resultados de ambas mitades deben estar
fuertemente correlacionados.

d. Prueba estadística: Coeficiente alfa de Cronbach.

En lo que respecta al coeficiente alfa de Cronbach, es pertinente indicar, que


según Hernández, dicho instrumento requiere sólo una aplicación,
produciendo valores que tienen un rango entre cero y uno, donde cero, indica
que la confiabilidad es nula; mientras que, por su parte uno, significa que la
tiene máxima confiabilidad.

Según Herrera 1998: Considera los siguientes valores

valor Interpretación

0.53 a menos Confiabilidad Nula


0.54 a 0.59 Confiabilidad baja
0.60 a 0.65 Confiable

0.66 a 0.71 Muy confiable


0.72 a 0.99 Excelente confiabilidad

1 Confiabilidad perfecta

2. VALIDEZ:
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

Resulta complejo obtener la validez de contenido. Primero es necesario revisar


como ha sido medida la variable por otros investigadores. Y con base en dicha
revisión, elaborar un universo de ítems posibles para medir la variable. Después se
consulta a investigadores familiarizados con la variable: JUICIO DE EXPERTOS. Se
seleccionan los ítems bajo una cuidadosa evaluación, luego se identifica los expertos.
Se envía los formatos respectivos:

Validadores:
a. De contenido: Expertos en la materia
b. De ortografía y redacción:
c. De metodología: Experto que mida coherencia interna
d. De Estadística

VALIDEZ:
Grado en el que un instrumento en verdad mide la variable que se busca medir.

valor Interpretación
0.53 a menos Validez Nula
0.54 a 0.59 Validez baja
0.60 a 0.65 Valida
0.66 a 0.71 Muy valida
0.72 a 0.99 Excelente validez
1 Validez perfecta

Concluyendo: La validez de contenido se mide a través del juicio de expertos; para la


validez de criterio se correlaciona la medición con el criterio para obtener el
coeficiente de validez (Pearson) y la validez de constructo suele determinarse con un
procedimiento estadístico llamado análisis factorial.

El proceso general de elaboración y/o adaptación de instrumentos de


investigación

Primera fase: Objetivos, teoría y constructo

Al construir un instrumento debe tenerse claridad de los objetivos de la


investigación y de las teorías generales y sustantivas que fundamentan y definen la
opción teórica de la investigación.
Toda herramienta deberá recolectar datos que están directamente relacionados con
los fines de proyecto, obtener información que no conciernen a los objetivos de una
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

investigación; además de incómodo para las personas que complementan los


instrumentos, consumirá tiempo para su procesamiento y dificultarán el posterior
análisis de datos. Para la construcción de instrumentos se debe toar como punto de
partida En base a los objetivos, teorías, definición conceptual de la variable, se
procederá por parte del investigador a la redacción del primer set de ítems
(llamados también reactivos). Primera redacción o adaptación del instrumento.

Segunda Fase: Validación juicio de expertos


Al finalizar la primera redacción del instrumento se someterá a un juicio de expertos.
Los expertos son personas cuya especialización, experiencia profesional, académica
o investigativa relacionada al tema de investigación, les permite valorar, de contenido
y de forma, cada uno de los ítems incluidos en el instrumento. Los jueces deberán
tener claridad de los objetivos y posicionamiento teórico de la investigación, la
pertinencia de cada uno de los ítems o reactivos del instrumento.
Este puede ser adecuado de acuerdo con las exigencias del investigador, la
investigación misma y los fines concretos del instrumento. Un formato definido
garantiza que todos los las observaciones hechas por los jueces expertos deben
ser sometidas a un análisis de concordancia.

Precisa que, en cuanto al lenguaje y estilo de redacción del instrumento, se realice


una validación exclusiva por parte de un grupo de jueces expertos, que procedan
de una población similar a quien será administrado el instrumento.
Por ejemplo, si una prueba será administrada a escolares de 5 años, lo ítems deben
estar redactados de acuerdo con su edad, nivel educativo y condición
socioeconómica, por lo que, además de un juez experto en pedagogía y un
especialista en redacción que valide la prueba, deberá tenerse en cuenta a los
escolares cuyas características correspondan a la muestra en estudio.

Estos jueces darán certeza que el estilo de redacción de los ítems es comprendido
por el grupo objetivo y por tanto asegura que las respuestas serán válidas.

Debe tenerse claro que este proceso solamente asegura la lectura comprensiva de
los ítems o reactivos por parte de la población objetiva, no es equivalente ni
sustituye la prueba piloto cuya muestra debe ser seleccionada a través de una
fórmula estadística. El juicio de expertos permitirá al investigador mejorar los
instrumentos en cuanto a los aspectos de contenido (dimensión teórica del
constructo, selección de ítems, etc.) y los de forma y estilo (redacción de los ítems,
comprensión, por parte de la población meta, etc.); sin embargo, este tipo de
análisis es solamente una parte del proceso de validación de un instrumento.
Tercera fase: Prueba piloto
De acuerdo con los resultados del análisis de concordancia entre los jueces
expertos, se procede a una segunda redacción de ítems que conformarán el
instrumento que será administrado para la prueba piloto, cuya muestra puede ser
seleccionada a través de una muestra probabilística simple al azar. Las
características de la población para la prueba piloto deben ser similares a la
Universidad Privada Antenor Orrego TESIS I
Facultad de Ciencias de la Salud
Escuela Profesional de Enfermería Dra. Maura Muñoz Alva

muestra que se investigará. Se administra el instrumento bajo las mismas


condiciones con las que se aplicará y posteriormente se procede al procesamiento
de datos y análisis estadísticos.

Consideraciones finales
El diseño de instrumentos y sus correspondientes ítems, deben pasar por todo el
proceso anterior para asegurar que la información que se obtenga sea válida y
permita una efectiva toma de decisiones.
Los ítems deben tener como punto de partida un constructo teórico, respaldado por
jueces expertos y análisis estadísticos que validen los instrumentos, de lo contrario,
se estaría induciendo a ofrecer soluciones incongruentes o que puedan afectar a
una población estudiantil o a docentes en el caso de evaluaciones.

Cabe señalar que el diseño de instrumentos no es un set de preguntas que


seleccionan como producto de una lluvia de ideas, sino que requiere de un proceso
riguroso que demuestren su validez empírica. Siempre se debe preguntar.
- ¿Qué constructo teórico se ha tomado como base para la construcción de
los ítems?
- ¿Cuáles pruebas que aseguran la confiabilidad y validez de instrumento?
- ¿El constructo teórico es unidimensional?
- ¿Cuál fue el resultado del juicio de expertos? ¿Quiénes fueron los expertos?
- ¿Prueba piloto en contraste del juicio de experto? ¿A cuáles objetivos de la
investigación contribuye este instrumento?.
Es una obligación, compromiso científico y ético de diseñar los instrumentos con
rigurosidad científica, caso contrario, no podrá plantearse los resultados de una
investigación como válidos, así se haya administrado a una muestra
representativa y el margen de error sea muy bajo. Especialmente
investigaciones cuyos resultados impactarán en la toma de decisiones e
implicaran en el desarrollo de la profesión.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1. CABALLERO R. Alejandro, Metodología de la Investigación Científica, 1ª. Edición,
Editorial Nodograf, Lima- Perú, 2000.
2. HERNÁNDEZ; Roberto; FERNÁNDEZ, Carlos y BAPTIST A, Metodología de La
Investigación, 3a. edición., Editorial Mc Graw Hill, Colombia, 2003.
3. FALCON GUADAMUR, Percy , Principios de Epistemología para La Investigación
Científica, 2ª. edición., Trujillo, 1997.
4. POLIT-HUNGLER, Investigación Científica Ciencias de la Salud, 6ª. edición,
Editorial Interamericana Editores, 2004.