Вы находитесь на странице: 1из 16

38 DAVID CO!

LIER

En tercer lugar la extensión d 1 'l' .


rica La tina en los u~ e . os ana ISIS a los pafses de Amé··
'podrá p"O . q no se ha producido el autoritarismo burocrático
l, rodu' r por,c1.onar nuevas hipótesis sobre los casos en que sí s~
has? j,oEsa~~~~~ de servIr para ,ava~zar ~n el entendimiento de aqueo
casos ~odelo ~ el incorporar mas slstematIcamente en el modelo los 11 SOBRE LA CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES
neZlIela e os regImenes formalmente democráticos, como Ve.. AUTORITARIOS EN AMERICA LATINA
y C~lombpla. y de los gobiernos militares reformistas como el
q ue a pareclO en eru en 1968" ,P d l . ! , · . ' por Femando Hemiqlle Caldoso
plenamente al modelo" . l, ue e "exrco InCorporarse más
En América Latina, en estos últimos años, se ha acentuado una
Un.a c~arta serie de preguntas es la siauiente' e' . tendencia al autoritarismo En sí mismo, el autoritarismo no es,
el autontammo burocrático una vez que ~e ha e;taLbl~~Xo~v~~clOna
claro está, un fenomeno nuevo. Durante largo tiempo, el caudillismo'
~~~~~i:1 ~~~~~~:e~ ~~~a~t~~z:~d~e autoritarios a estos sistema~:~: y el militarismo han sído rasgos dominantes de la vida política en esa
autoridad y legftimidad 'C '1 . se erfrentan a graves problemas de zona, en la que la democracia ha sido más una planta exótica que el
blemas en la dinámica . l, uaes son as lmp!Jcaclones de estos pro. resultado esperado de una tendencia a largo plazo.. Sin embargo, el
consecuencias tienen p~~ac:~~rl~d~ajdo ':n !'oblernoautoritario? ¿Qué militarismo y el caudillismo tradicionales eran el producto de una
gobiernos en la promoción d:1 c .' e.exIto eXpe,nmentado por estos sociedad en la que predominaba la hacienda y la economía de expor·
las perspeclivas de un ' .' .:eClnlIento econonlIco" ¿Cuáles san tación mineral o agraria. Lo que, en cambio, nos sorprende hoyes el
vos en América Latj¡l~"r'~fanclol~fmalde los regimines competiti. resurgimiento del autoritarismo en sociedades que, en términos gene·
relacionarían con las' se ~ro uce ese resurgunlento, ¿cómo se rales, podrfan describirse como en un proceso de •'modernización"
prioridades de inVe~ti,~~~~~uqP,aleClpolnaenSt de .10\ estudios de este libro las ¿Qué conclusión podemos sacar del hecho de que, simultánea··
. o tanan, mente, toda Una zona se esté volviendo más modernizada y más
F malmen te, ¿pueden ex tenderse con u tilid d
mundo los elementos del modelo buroclático au a a. otras zonas del autoritaria políticamente? ¡Acaso la teoría de la moLlernización no
do tales extensiones del análisis me' . tontano, produc¡en· postulaba un proceso de democratización, discontínuo pero global,
aplica a América Latina? jalaS en el modelo tal como se estimulado por la extensión de las actituLles y ,alares democráticos e
igualitarios en todas las esferas de la actividad social? Hay una clara
Estas son las preguntas a las que se enfrenta este libro contradicción entre las consecuencias políticas del crecimiento eco··
nómico que postulaba esa teoría y el curso real de la historia polítíca,
marcado por los golpes militares y el florecimiento de los regímenes
autori tafias,
Puesto que la teoría de la modernización nos es de poca ayuda
para explicar este nuevo autoritarismo, ¿cómo vamos a explicarlo?
Hay otra aproximación al tema, la histórica No debemos olvidar que
en la historia de América Latina el respeto a los derechos políticos, e
incluso la existencia subjetiva de esa noción, y a las nOrmas formales
de participación política ha sido m"s una ideología para el uso y
disfrute de las oligarquías dominantes que una práctica común. Sin
embargo, el reconocimiento de una historia de poder arbitraría no
sirve como explicación del autoritarismo contemporáneo .
• En español en el original (N, del T)

39
40 FERNANDO HENRIQUE CARDOSO CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORIT ARIOS 41

Otra posibilidad de explicación, y para la justificación moral en dlas de magia y terror de López Rega, para luego ser reemplazados
algunas personas, se centra en las necesidades específicas de los por generales que, aunque deseosos de exorcizar a los magos de la
gobernantes y el estado Pero incluso las personas más dispuestas a corte de Isabelita, no se han arredrado de utl]¡zar los potros de tortu-
aceptar como normas morales los hechos de la vida, y a creer que la ra y,las mazmorras contra la amenaza de subversión del orden exis-
política de los príncipes exige el ejercicio de la violencia, tienen tente.
difjcultades para reconocer en la tortura y el rapto medios legítimos Pero el Cono Sur de América no tiene el dudoso privilegio del
en defensa del orden establecido. Si sus dudas no surgen de una monopolio de los regímenes militares Aunque en otras partes de
saludable reacción humana ante tales prácticas, saben, al menos, que América Latina la influencia de los militares y su eficacia burocrática
la obediencia sin consentimiento es un débil cimiento para un orden quizás no sea tan grande como en el sur del continente, hace mucho
politico estable y duradero. tiempo que en Paraguay hay un régimen militar en el poder, y tam-
Hay otros que, no sintiendo inclinación a justificar el nuevo bién está el autoproclamado gobierno militar revolUCIonarIo peru~no
autoritarismo, recurren a otros tratamientos para explicarlo No obs- que subió al poder en 1968, aunque en este último la tortura ha SIdo
tante, tampoco se enfrentan a una tarea sencilla Una breve hojeada a escasa o nula. Además, los militares controlan Ecuador, BolIVIa,
la ya amplia bibliografia sobre el autoritarismo en América latina Panamá, Honduras y El Salvador y aunque el gobierno de Guatema-
deja perplejo al lector El estado es definido con toda una gama de la ha convocado elecciones, no es posible caracterIzarlo de otro
adjetivos, como "dependiente", "burocrático", "corporativo", "fas- modo que de régimen militar Si lo hiciéramos de otro modo, ello
cista", "bonapartista", "militarista", "estado policial", etc, No hace significaría que el régimen brasileño (siempre ambivalente al tratar
falta decir que esta proliferación de adjetivos no puede ser el sustitu- del difícil problema de la legitimación) dejaria de sel Un régimen
to de una explicación coherente militar a pesar de controlar toda elección . ..
A la luz de este estado teórico, debo suplicar clemencia Si el Aunque hay regímenes militares en el poder en caSI todaAm~~"l­
carácter del autoritarismo dominante en América Latina no ha sido ca Latina, es esencial hacer distinciones entre ellos En la c1asl[¡caclon
aún definido con precisión, seria presuntuoso por mi parte salir de situaciones tan diversas, debemos evitar la confusión entre el
ahora con una detallada te aria del autoritarismo No puedo hacer caudillismo del viejo militarismo latinoamericano (como en el caso
más que sugerir, y de una manera muy esquemática, algunos de los de Paraguay) o el caudillismo de base familiar (como en el caso de
problemas subrayados por los autores que se han dedicado al terna, y Nicaragua), y el control más institucional de poder p~r el cuerpo de
adelantar, quizás, algunas ideas ex[raidas de mi experiencia directa de oficiales como totalidad que existe en algunos otros paIses
alguna de las situaciones autoritarias Examinaré, por tanto, algunas Con el fin de hacer distinciones más efectivas, los cientificos
cuestiones concernientes al autoritarismo contemporáneo en América sociales ·que trataron de caracterizar el nuevo militarismo de América
Latina, sin sugerir que haciéndolo habré agotado el terna o siquiera del Sur añadieron otro adjetivo: "burocrático" Se ha argumentado
habré tocado los puntos centrales que el rasgo característico de los tipos de regímenes implantados en
América Latina en años más recientes ha sido precisamente el hecho
de que no es un solo general o coronel que, como los caudillos del
AUTORlIARISMO BUROCRATICO siglo XIX, impone órdenes personales por decretos Más bien es la
institución militar la que, como tal, asume el poder en orden a res··
Si miramos al Chile posterior a la caída de Allende, al Uruguay tructurar la sociedad y el estado
de Bordabeny y de tiempos más recientes, o al Brasil contemporáneo, No debemos subestimar la importancia de este contraste El
que ha experimentado ya una década y media de gobierno militar, no régimen burocrático autoritario es' diferente de las viejas formas de
debemos sorprendernos de que algunos científicos sociales hayan d¿minación del caudillo, ya fuera civil o militar En la América Lati-
proclamado la existencia de una forma de régimen nueva y homo- na contemporánea ha surgido un fenómeno nuevo Las fuerzas arma-
génea; un régimen militar y autoritario la tentación de hacerlo así se das no toman el poder como en el pasado, para mantener en ~I a un
ve además reforzada por la historia reciente de Argentina, que ha dictador (como Vargas o Perón) , sino más bien para reorganizar la
visto tanto la resurrección de Perón y su muerte,junto con los breves nación de acuerdo con la ideología de "seguridad nacional" de la
HRNANDO HENRIQL'E CARDOSO
CARACTERIZACION DE LOS REGI~IENES AUTORITARIOS 43

doctrina militar moderna En contraste con las formas tradicionales cer vínculos corporativos entre ellos, tratando de forn;a: una base,
'. la do'm,'nación las vinculacIOnes entre el reglmen buro- •
de dominio militar en América Latina, el militarismo contemporáneo po / alea para . . " d' 1
resalta por el hecho ya mencionado del gobierno de la institución crático autoritario Y la sociedad civil se logran mas, bien me ~ante a
O> d individuos e intereses privados en el sistema Baja estas
militar en cuanto, que organización Este fenómeno no era posible en cooptacIOn e ' l' estables
el pasado, dado el menor desarrollo de la estructura profesional t1e las circunstancias es poco probable que s: matena Icen grupos .
O> que emeIJ'a una red de Vinculas realmente corporatIva
fuerzas armadas y el poder mucho mayor de las oligarquías civiles, d e presIan, o
que para ejercer su dominio sólo necesitaban intervenciones militares entre la sociedad Y el estado . . . . ...
Con respecto a la ideologfa. en los reglmenes faSCIstas tlplCOS
ocasionales
La preocupación inicial de los autores que han intentado carac.. se observa la creencia en una superioridad naCIonal, basada e,~ la exal-
terizar el nuevo autoritarismo en América Latina, ha sido la de distin- taclO n do, las vI'rtudes de la raza Y el destino de la' naCIOn
O>

.. Este 1
guirlo no sólo de los regímenes autoritarios del pasado, sino también "cemento ideológico" estaba de acuerdo con una onentaclO~ a a
del corporativismo y del fascismo europeos Respecto a este segundo .. o'm'ca y territorial Los regÍmenes autontanos la-
expansIOn econ I . - . "b'
contraste, las diferencias son más sutiles En primer lucrar
o , el autorÍta-
tinoamericanos, dada su dependencia eCO~ÓInICa,. na podlan am 1-
rismo de América latina es diferente de las formas típicas de fascis- cionar ese nacionalismo En su lugar, las Ideolog Ias ofI:Iales favore-
mo en cuanto que aspira, por encima de todo, a producir apatfa en cen una mentalidad conservadora Y jerárquica cuya VlSlon dela gran-
las masas.. Tienen miedo de la movilización de seguidores, incluso d e ha limitado al refuerzo del aparato del estado: De ahI que las
aunque pudieran ser reclutados de los estratos medios de la sociedad, a;~~ciones ideológicas hechas en América Latina difieran de las que
en lugar de los inferiores. En consecue ncia, pr,escinden de Jos partidos predominaban en el fascismo clásico europeo, ,"
polfricos en cuanto que organizaciones vinculantes del estado y la Apatía y falta de movilización: tina ment~lIdad estatIsta Yjerar-
sociedad civil El ejército, en ClIanto que garante del orden autorita- quica, en lugar de tina ideología nacionalIsta mas amp~Ia, estado, pero
rio, prefiere una relación "técnica" y de apoyo entre el estado y los artidO' sí a la jerarquía y no a la represelltacIon todo~ e.stos
grupos sociales, en lugar de Una relación basada en la alianza con ~l~~entos forman parte de los particulares instrume~tos Ideolo~I~OS
grupos sociales amplios. Por tanto, el autoritarismo burocrático diver- y organizativos del autoritarismo militar contempo~aneoen Amenca
ge no sólo del modelo democrático, con vfnculos entre los represen- Latina Parece ser, por tanto, que la caractenzaCIOn de las form~s
tantes y los electores, sino también del fascismo italiano o alemán en emergen tes de dominación politica en Aménca 1 at ¡na como burocra..
el que era esencial la movilización del partido y el uso de sus mi~m­ tico-autoritarias tienen algo ntlevo que ofrecer a la tIpologla de los
bros extremistas en cuanto que fuerza represiva Tampoco se aproxi- regímenes políticos en gen~ral , .
ma plenamente a la forma del corporativismo español, pues, a pesar Al pensar en este nuevo tipo de reglmen, debemos tene: .en
de las declaraciones de Onganfa o Pinochet en favor de tal modelo, cuenta sus diferencias Y semejanzas con otros reglmen;s, de Amenca
en la esfera de la sociedad civil deja sobrevivir a las organizaciones Latina que, aun teniendo rLuchas características burocratlc~-autonta.'
representativas de las clases liberal-capitalistas sin vfnculos orgánicos rias no son militares Algunos autores han amplIad? el temuno de
con, el estado. El estado tiende a excluir del proceso de toma de aut~ritarismo bllrocrático más allá de los casos de regIme~es estncta-
declSlones a las organizaciones de clase (aunque no a los intereses de mente militares, incluyendo a países como México Pero SI todos esos
clase), manteniendo una estructura jerárquica rfgida que es controla- recrímenes son burocrático-mltoritarios, ¿cuál es el valor de :al con-
da burocráticamente por varias agencias nacionales de seguridad y ce~to? Si dicho término cubre una gama ta.n amplIa de reglmenes,
por los jefes de las fuerzas armadas Como en el pasado, se establecen desde la jun ta cHilena (o para e 1 caso cualq uler jun ~a :nIIItar), pasan-
vfnculos corporativos dentro de los sindicatos (entre trabajadores y do por Perú, Panamá, Ecuador Y llegando hasta Maleo, ¿cual,es el
empresa), y entre éstos y el estado, y en donde estos vínculos eran contenido analitico de ese concepto? Su grado de abstraccIOn es
históricame~te débiles, como en el caso de Chile, los regfmenes mili- demasiado grande en tal caso , . ' .
tares los estImulan. Pero el estado no adopta una forma corporativa. Tiendo a pensar que la noción de autontansn;o burocratlc? no
N o trata de estimular la organización de clase, de promover una debe utilizarse en un sentido tan amplio. la IImltana a las s:tuacIones
doctrina de armonía orgánica entre los grupos sociales, o de estable- en que se produjo una intervención militar como reaCCIon contra
44
FERNANDO HLNRIQUr: CARDOSO

movimientos izquierdistas, y a los casos . CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORITARIOS 45


servir para la reorganización d 1 d en que la política destinarla a
sirvieran al continuo avance de esta o y la econo~ía, de modo que ricanos Frecuentemente se argumenta que los regfmenes burocráti-
llevada a cabo por reaímenes ,:,~.~esarrollo mdustnal capitalista, fue co-autoritarios producen reglamentaciones de exclusión política en
El motivo de esta aplicación re:/ ,are;d c~mo en la Argentina y Brasil beneficio del sector privado de la economía Se entiende que los
cho analftico, sino más bien la nngld a el concepto no es un capri- intereses económícos predominantes que apoyan a esos regímenes
vo de la militarización del est ~ece~1 ad de subr~yar el hecho decisi- favorecen la aceleración de la acumulación de capital por medio del
entre los regímenes autoritar~oso'd e~u~a esencIal la diferenciación control de la fuerza de trabajo; medida ésta que parece un importan-
que, como el mexicano aun' eCI I amente militares de otros te concomitante del éxito del desarrollo capitalista Pero, a este res-
burocrático-autoritari'~s' p ,qu, no totalmente desprovistos de rasgos pecto, son evidentes las semejanzas entre el México del PRI y el
"1 ,¿Cómo conceptualiza
t e CIVI ' oseen un modo ,~ de ca troI 'm d udablemen-
Brasil de los decretos institucionales impuestos por el ejército En
xico y los regfmenes militaresr~~~o~~a~u~.~erenclas obvias entre Mé- ambos casos la política apunta a la consecución de un rápido desano-
110 capitalista, mientras los gobiernos creen que, a la larga, el empeo-
ramiento continuo de la desigualdad de ingresos y la dependencia no
afectan al destino histórico de sus respectivas naciones Utilizando
ESTADO Y REGIMEN POLITICO estos criterios, hasta pafses democráticos como Venezuela y Costa
Rica tienen ese tipo de estado capitalista, En estos dos países hay,
asimismo, una exclusión socioeconmica de la mayoría Existen mode-
Para clarificar la caracterización de l ' , los similares de acumulación económica (control de salarios, esque-
temporánea es esencial dl'Stl" a PO]¡tlca autoritaria con- mas de distribución de las rentas) e incluso políticas similares favora-
., ' ngulr entre dos con t l
e 1 d e regrmen polftico Por" " " cep os, e de estado y bles a las empresas multinacionales Así', el estado, visto como pacto
'
1es que VInculan . reglmen me ref' 1
a las rinci ale' , , lera a as normas forma- básico para la dominación, es un estado capitalista comparable en
con el ejecutivo, al eje~utiv¿ co~ l~st~~clOnes polític~s (al legislativo todos esos países.
dos con todos ellos) además d I J I~~tura, y al sIstema de parti- Una importante deficiencia de los debates sobre el autoritarismo
.
d e l os VInculas entre' los ciud ed a a cuestlOn de la na t uraIeza "
po]¡tlca es que no han sido centrados adecuadamente sobre esta distinción
oligárquica, totalitaria o la queas:~os y los gobernantes (democrática, entre estado y régimen polftico . Una forma idéntica de estado -capi·
, La conceptualización del estado e talista y dependiente en el caso de América Latina- puede coexistir
eXIste un cierto grado de a d s Un asunto complejo pero con una variedad de regfmenes polfticos: autoritario, fascista, carpo-
. cuer o en eua t '
nIvel de abstracción la nació d n o. a que, en su más alto rativista e incluso democrático.. Una línea de razonamiento económico
el "pacto de domina~ión" bás~co e estado se rellere a la alianza básica, busca una relación causal de uno a uno entre estado y régimen
las fracciones de las clases do "que eXIste entre las clases sociales o Presupone que para cada "fase" de la acumulación hay un tipo
d omlOlO" mmantes y las no '
sobre los estratos subo d' rmas que garant,zan su apropiado de régimen Sin embargo, la misma dificultad histórica que
referfan al estado como al H r ,lOados, Cuando Marx y Engels se produce este razonamiento en el cas~ de los países capitalistas madu-
comlte para l ' ..
comunes de toda la burguesla" I ' a eJecuclOn de los intereses ros (es decir, la ausencia de fascismo' en los países anglosajones, que
abstracción: el estado capitalista 'es ~a ~~racten~ar~n en ese nivel de hicieron las contribuciones más sustanciales al primer desarrollo del
lIsta de dominación de cla-e P ,expreslOn del modo capita- capitalismo), la encontramos también en su aplicación a América
" " ,.. ara evitar la m t f' ,
SlOn debla ser concebida e t" e a ISlca, esta "expre- Latina El crecimiento de Brasil con Kubitschek y el actual floreCÍ- :
1
cases '
d ommantes debe n ermmos organiz a tIVOS,
1'. ' , es deCIr , las
.,. n fea Izar Un e s f u e r · , miento de Venezuela son casos claros de estados capitalistas depen-
clan de sus objetivos diversos y " zo contmuo de articula- dientes que han mantenido regímenes democráticos
medio de las burocracias e' t't ocaSIOnalmente contradictorios por No obstante, aunque es mejor descartar la idea de un determi-
la 'd ,ms lUCIOnes estatales
" necesl ad de dIstinguir en est 'd . , nismo simple económico de la política, podemos explorar el grado de
do deVIene claramente evid t ' e sentl o entre regImen y esta.. "compatibilidad" entre diferentes formas de estado capitalista depen-
en e SI comparamos a los países latinoame-
diente y diferentes tipos de régimen Por ejemplo, ¿cuáles son las
condiciones en las que un régimen democrático puede coexistir con
46 FERNANDO HENRfQUE CARDOSO
CARACTERIZACION DE lOS REGIMENES AUTORITARIOS 47
una dominación de clase basada e .
mica que imponga una de '0 n una /?rma de acumulación econó- judicatura es controlada en la práctica, si no en la teoría, por el
les? ¿No se encuentran la:l;~;~~sa~ crecle~te entre esas clases socia.. ejecutivo
del Cono Sur (Araentina Ch'l U e las CflSlS de las tres democracias No obstante, los procedimientos no democráticos de selección
un sistema' de am~lia P;rti/ e~. ruguay) en la contradicción entre del presidente y la expansión burocrática de la administración central
masas y la necesidad de ac IPacllO~.y representación política de las quedan sometidas en estos regímenes a un~e~a_d.e.~ontrapeso Por
trabajo? Dudo que alauien ~mudaclOn y de control de la fuerza de una parte, la racionalidad formal exige el reforzamiento de un cuerpo
pregunta, y mucho má~ ue ~:d a :esponder afirmativamente a esta burocrático de técnicos, especialmente en el campo económico; y por
va a toda América Lat' q cP a "enera1Jzar una respuesta afirmati- otra, estos regimenes expresan la voluntad política de las fuerzas
. rna.. amo ya .. l' 1 1
la Venezuela con temporánea d 1 ;en~ e, os ogros económicos de armadas como institución De este modo, el ejecutivo depende de la
chek, entre otros, recuerdan ;ue ~ h~asll .durant~ el periodo Kibits·. burocracia tecnocfática y del único partido real, las fuerzas armadas
que podría parecer a aquellos u~ l~tona es mas caprichosa de 10 L:alñStTtucionalización de los mecanismos destinadcis-a,oh:rclo-
dictadura militar es inevitabl e q :~Pldamente proclaman que la nar los conflictos entre el ejecutivo y la tecnoburocracia es relativa··
del desarrollo capitalista Ad p~ra a nI' ~l .camrno a la "/ase actual" mente simple. Es más compleja, en cambio, la relación entre el ejecu-
motivaciones económicas tra~~:s, es .dlflcl: creer que sólo hubiera tivo y su base real, los militares. Podría pensarse que en estos regíme-
derecha política Contra el b' mOvllJzaclOn de los militares y la nes no existe la distinción entre el ejecutivo y las fuerzas armadas.
.
posperonlsta. Por todo ello got lema de Allende . o la ad mrnlstraclOn
'. "
Sin embargo, en cuanto los sistemas militar burocráticos devienen
pretación y de Un análisis 'm :nem~s necesIdad de una nueva inter- estables, las fuerzas armadas, como tales, no determinan ni llevan a
estudio de la relación entre u~s e~Ul adoso. por 10 que se refiere al cabo la polftica del estado.. Los militares tienen el poder de veto a las
diferentes formas de ,. tado capltalJsta dependiente y las "grandes decisiones" -siendo"Ta-fuas importante de todas ellas el
reglmen político Hasta 1 f h
parte el vacío creado por la falta de ." . .~ ec a, en su mayor control de la sucesión política-, pero no se ven necesariamente im-
ha visto rellenado por int
.
t . rnvestlgaclon de esta relación se
erpre aClOnes muy polém'
men te Insensibles a la variedad d I ' . . , ~cas, Y general-
I plicados en la toma de decisiones referentes a la economía u otras
cuestiones importantes Es por esto por lo que surgen problemas con
! Llegados a este t . e a expenencla hlstonca
muy útil utilizar el tl~ino~ ~~~~ .~ue. resultará o~vio que me parece
no a la forma del estado com t II .ansmo burocr~tlco para referirme
relación entre ambos est' leO a , SInO al tlpO de regunen polftico La
¡
I respecto al funcionamiento de estos regímenes, que llevan a enfrenta-
mientos entre el ejecutivo y las fuerzas armadas. Una veZ que los
civiles independientes empiezan a jugar un papel, por pequeño que

I!
d sea, en el proceso de toma de decisiones, el ejecutivo se convierte en
un tema complejo y bastaant:~~n e. resul.tar clar~ y, ,dado que es éste el centro de tales decisiones y resultan inevitables los enfrentamien-
zar modestamen te por el nada tIO:e~ tldo, ser ~a mas pruden te avan- tos con los militares de la "línea dura"
política de las instituciones de 1 am ~.CIOSO camInO de la descripción El éxito del régimen depende en parte del tipo adoptado de
os reglmenes burocrático-autoritarios.. delegación de la autoridad militar al ejecutivo. Ha habido casos en los
que las juntas y presidentes militares eran directamente responsables

LAS INSI/IUCIONES DEL AUlOR/I ARISMO

Casi por definición los regím b ' .


nizan las relaciones de ~oder en f:;~IS d uro.cratlco-autoritarios orga-
I ante el cuerpo de oficiales Cuando el presidente es un general, son
pocas las alternativas con respecto a la duración de su mandato Estas
van desde las situaciones, normalmente transitorias, en las que el
presiden te es el jefe de las fuerzas armadas, por un extremo, hasta la
pretensión de una legitimidad presidencial definida por normas no
le en tales regímenes es el . f' . el eJecu!Jvo Lo que sobresa- exclusivamente militares por el otro En el caso brasileño hay un
'.
d es tecmcas . le orzamlento d l ' .
(de su "racion lid d" f e ejecutivo y sus capacida- intento de conservar en parte la tradición electoral presidencial: el
cutjvo implica un increm ~ ~ oImal). El le/alzamiento del eje- presidente es un general nominado por el mando supremo de las
ción federal en donde ex~~'o e l~ centra1Jz~ción que mina la tradi- fuerzas armadas, pero ratificado por el congreso. Recibe un mandato
nación, o drástica reduc~:ó~a ~I~vlamelnte. Tamb.ién implica la elimi- para un número limitado de años. En otros casos queda abierta la
, e pape de la leglslatura Además, la cuestión del plazo presidencial, lo que provoca crisis en el alto mando
48 fERNANDO H1NRIQUE CARDOSO
1 CARACTERIZAClON DE LOS REGIMENFS AUTORITARIOS 49

con respecto a los límites del mandato y el CUISO de la sucesión En ! toma d e d eCls
. .
InclUIr a as
. 'Iones proceso de selección que se irá extendiento hasta
, . l
1 fuerzas sociales más poderosas, e mc uso a sectores e as
. . , . d t ..
d l
N
Brasil, la sucesión es un acontecimiento traumático, pero las fac- 1 clases bajas. Pero nunca suscflbIran la I.dea e reprebsen aCpIOn. lose
ciones militares rivales tienen tiempo y esperanzas en su horizonte, . 1 la 'Idoa de delecración de autondad desde a aJo or e con-
b d '
dada la limitación temporal del mandato del general-presidente Qui-
zás se deba a este factor el que se hayan evitado las crisis militares I estlIDU a....
trano, l
~
. 1 decisión de quién será llamado a cola orar, Y urante cuan·
a " 'd d
tiempo se toma en el ápice ele a plraml e e po el' d . . .
previas a la terminación de los plazos presidenciales, a pesar del he- to , atural los grupOS de interés de la SOCiedad CIvil mten-
Como es n - . . U 1
cho de que, hasta la fecha, los presidentes militares del Brasil no hayan tarán penetrar en los circulas de toma de deCISIones na vez que o
conseguido nunca que alguno de sus candidatos hayan sido nomina- 'do tratarán de promover sus propIOS Intereses Sm
hayan conseg uI ' d .
dos como sucesores no están ]ecritimados como representantes e sus propIOS
em b argo, " .. .. d Y ot persa
La apariencia de un presidencialismo fuerte, casi dictatorial, constituyentes Quienes deciden la partIclpacIOn e una ra. -
oculta a veces el control efectivo que ejerce la institución militar 1 burócratas o las personas que controlan las altas pOSICIOnes
na son os . d d hablar oca
sobre los que están en el gobierno, ya sean éstos civiles o militares en el aparato estatal Las personas seleCCIOna aS pue en .-
Existe, sin embargo, una gran tensión producida por el enfrentamien- . nalmente en nombre de otras personas o grupos, pero no son una
to entre el reforzamiento del ejecutivo y su control por parte de las ~I~egación como tal De ahí que nunca sean .reconocldos formalmen-
fuerzas armadas En los regímenes controlados por instituciones mili- "representante,;;" o deleaados, GraCIas a este mecanismo, los
te como -" ." .1
tares menos profesionales, y por ello menos capaces de aceptar los funcionarios civiles pueden "difuminar" cualqUier preslon so o con
mandatos de la jerarquía, como en los casos de Bolivia y Ecuador, es impartir las oportunidades de participa~ión segun sus P:OPIOS med.lO~
constante la amenaza de nuevos enfrentamientos Pero la tensión selectivos En otras palabras, en los reglmenes burocratlco-auton,t~ ¡
extrema entre las fuerzas armadas y la presidencia también se ha rios la representación de los grupos o facciones -·Ios partIdos POlrtl- ¡
producido en Argentina; mientras que en Uruguay, las crisis entre el cos:. no está legitimada pe! se El interés que los grupos SOCIales t
alto mando y Bordaberry ejemplifican la falta de institucionalización consiguen articular en Jos regímenes autontanos ha de dehnrrse en" el
de tales regímenes. Aunque de un modo más discreto, en Brasil el interior de la maquinaria del estado, mientras que los partIdos POlrtl-
poder del alto mando se ha opuesto a veces al poder presidenciaL de los sistemas democráticos tienden a estar enraIzados en la
Pandójicamente, el refuerzo del ejecutivo, combinado con su falta de coso d d c'vI'1 El mecanismo de cooptación permite a los intereses
sacIe a l . 1 d· t
base instituciom,J, sigue siendo un rasgo característico del autoritaris- privados establecer sus raíces dentro del estado, pero so o me ~an ~
mo burocrático en su forma militar Hay una importante diferencia comités o grupos de consejo especIales controlados por los funCIOna
;entre tal forma de gobierno y el tipo de autoritarismo civil predomi- rios del estado (civiles o militares) Estos pueden ~~nvert¡¡se poste··
Inante en México, en donde el presidente tiene quizás más poder que riormente en los líderes de organizaciones semlpolrtlcas a. Jas que he
¡ningún general··presidente de un gobierno militar de los países del descrito en otro lugar como Hanillos" o racimos bu~ocrattc?~. que
Cono Sur. constituyen los vínculos entre los intereses de la SOCIedad cIVIl y el
Otra importante dimensión de los regímenes autoritarios es la estado, implicando el pacto entre los mt~r~ses pnvados y estat~I,es
cuestión de los partidos políticos. l.a ideología (o mentalidad) oficial Aunque se puedan asemejar a la forma claslca d~1 gru~o .de preslO~,
acentúa el carácter no partidista de los gobiernos militares, así como estos anillos burocrá ticos no implican una "reslo n autentIca Y auto-
el objetivo de poner fin tanto a la "política", en cuanto que expre- nom" sino que más bien forman parte del aparato mIsmo del estado
sión de las ideologías en conflicto, como a la existencia de partidos, y nO;lll.llm, lite se l ncuentran bajo el liderazgo formal de un fun-
que socavan la "unanimidad nacional" deseada por los gobiernos cionario del" lJeJo ..
militares. Y sin embargo, es evidente que, en la prácUca, reaparece la No podemos aplicar esta caracterización a todos los ,regrmenes
actividad de las facciones políticas. La relación entre el estado y los autoritarios, Y ni siquiera a todas las fases de un mIsmo reglmen: El
grupos de interés de la sociedad civil se basa más en los criterios y grado de liquidación de los partidos Y mecanIsmos.represent.atlvos
mecanismos de la cooptación que en los mecanismos de la representa- depende del grado de desconfianza que esaS mstltucIOnes !nsp l1:aban
ción Dicho de otro modo, quienes controlan el aparato del estado en las clases dominantes, Y especialmente en la rnstltuclOn militar,
seleccionan a varias personas para que participen en el sistema de
CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORITARIOS 51
50 FERNANDO HENRIQUE CARDOSO
forma ordenada Y predecible, conjuntamente con otros rasgos impar..
durante la fase previa al ascenso del autoritarismo El populismo al tantes de los regímenes autoritarios
¿ual que la.democracIa, permitía la existencia de partidos de izquier-
a, y tamblen las alIanzas entre éstos y las fuerzas reformistas En el
EL FUNCIONAMIENTO DEl AUTORITARISMO
clIma de ¡~ guerra fría delos años 50, la revolución cubana de 1958 Y
la ext.enslOn d~. los m.ovlmlentos guerrilleros de los años siguientes Parece evidente que la presencia o ausencia de un sistema de
ge.nero un desafIO polItIco a nrvellocal e internacional. Fué la reac- partidos abrirá caminos alternativos a los regímenes autoritarios Al
~~on cont~ la posl~J1ldad del socialismo la que culminó en el actual
menos indicará un grado diferente de autonomía relativa en las orga·
ermldor de Amenca Latina. La; fuerzas armadas adaptaron y nizaciones políticas controladas por las clases sociales No existen,
adoptaron las doctnnas francoamericanas de guerra interna y se ocu- que yo sepa, estudios concernientes al modo en que han sobrevivida
paron crec~entemente de la represión interna. También se ocuparon los partidos políticos preexistentes bajo los regímenes militares auto·
de. la necesld.ad de llevar a cabo una política que promoviera el creci-
ritarios. En el caso del Perú, si sobrevive alguna forma de partido es la
mIento economlco acelerado, con el fin de pasar rápidamente por la del APRA, cuyo programa e ideología fueron adoptados en parte por
fase inicial del, Hdespeg~le" ,económico en la que, según las estrategias el gobierno posterior a 1968 en un intento, aparentemente logrado,
contrarrevoluclOnanas msplradas por los escritos de W W R -t de los militares de neutralizar este partido Para asegurarse el éxito,
eXlst
.• e u?a pro ba b'l"d
II ad mucho mayor de que se produzca . . la re,olu-
o, OW,
los militares añadieron a su movimiento un tinte de nacionalismo y
clOn SOCIal reformismo, e intentaron incluso ciertas formas de movilización polí-
El tiempo de implantación de los regímenes autoritarios con- tica por medio del Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización
temporaneos, así como el grado de sus logros económicos y políticos, Social Sin embargo, debido a las dificultades inherentes que tienen
ha vanado mucho entre los dIferentes países En Brasil, el estableci- los regímenes militares para desarroIlar cualquer forma de moviliza-
mIento. gradual ~e un orden militar burocrático acarreó con él la l ción popular, dichos intentos se han diluido actualmente El militaris·
her:ncla de un.slstema .multipartidista Un segundo golpe, en 1965, . mo predominante en Chile, tras haber destruido las organizaciones
creo el act~a.lsIstema .~IPartldlsta
En Chile y Uruguay el autoritaris- ¡ izquierdistas, pasó a desmantelar las otras alternativas políticas de la
mo ?urocratlco emerglo con una fuerza más devastadora que en A r · ' sociedad civil, los demócratas cristianos: pero es probable, dada la
gen tma, desan"ollando una oríen tación enfá ticamen te an tipartidista
No fué.una coincidencia que, antes de la llegada del militarismo a
! tradición social y política chilena, que esos partidos estén sólo hiber··
nadas y reaparezcan finalmente casi intactos Lo mismo pudo decirse
eso~ pal~es, un gran numero de partidos de izquierda, desde los revo- de la Argentina de Onganía y Lanusse, y en el estado de cuasi guerra
lucIOnarlOs VIOlentos a los par tidarios del camino pacifico al socialis" civil evidente en la Argentina de hoy, se ha producido una retirada de
~o, hubIeran llegado a ser una poderosa amenaza al orden estable- la vida política hacia una sociedad prepolítica: una vez más, "el
CId.? Para las.clases dominantes y las fuerzas armadas de esos países, hombre es un lobo para el hombre" Sin embargo, allnque es difícil
la democraCIa representativa" suena casi tan aterradora como abrir imaginar en estas circunstancias cómo se podrán reconstituir los par-
la. puerta al dIablo; metáfora ésta bastante apropiada, dado que los tidos polHicos, no creo que las organizaciones sindicales ni los parti-
mlj¡t~res se ven a SI mIsmos como defensores de los valores cristianos dos políticos del sector popular y las clases medias (previamente
y OCCIdentales frente a la amenaza mundial del comunismo. semiorganizadas bajo el peronismo y el radicalismo) hayan sido erra··
dicadas No me sorprendería que, en un futuro no lejano, las fuerzas
. Para desilusión de los coleccionistas de etiquetas claras yexpli- armadas argentinas tuvieran que enfrentarse a unas demandas politi-
caclOn~s.monoca.usales, las características del más puro autoritarismo cas demasiado grandes para los estrechos cauces del militarismo.
buro~ra:lco no. slempr: las :ncontramos en los regímenes políticos y En el análisis del autoritarismo de América Latina, el contraste
economlcos mas reaCClOnanos Por ejemplo desde un punt d . t entre Brasil y México parece ser uno de los más interesantes. Puede
formal , el 11 am. a d. ~ " mod Ide'
e o peruano" o e VIS
tendencias reformistas po··a decirse que en esoS países la sociedad civil está bastante débilmente
see algu?as sun.llItudes ~on los países del sur gobernados por el organizada en comparación con las sociedades civiles de los países del
autorrtarlsmo
.., ~ mIlItar
1 Sena un error" por tanto rpensa que l as carac- Cono Sur la tradición de estado fuerte más un control político
t enstlcas !orma es que he estado describiendo ap areceran . . SIempre,
. de
52 FERNANDO HtNRIQLE CARDOSO

eliUsta (en el caso de Brasil) d "


caso de México) aumenta las P~Ob~b~I~~a~era~qU!aburocrática (en el r CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORITARIOS 53
sociedad civil frente al gobierno autoritario? Uno de ellos es, clara..

I
nes autoritarios a pesar de las d'f' ,es e eXlto de esos regíme.
, I erenclas que e ' t mente, la presencia o ausencia de un sistema de partidos preexistente
cuanto a forma y contenido Sin e b ~IS en en ellos en
Otros pueden ser el grado de control efectivo que ejercen los regíme..
en Brasil que uno de los dos parti~osa'!r~~~emos VIsto !ecien temente
nes autoritarios sobre la vida cotidiana (y sobre los medios de comu-
para cumplir el papel formal de opo '.. o~ por el reglmen militar ¡
en un partido de oposición efectiv~lclOn se a convertido realmente nicación, así como sobre las reacciones de la gente a ese control) Por
noviembre de 1974 la oposic'ó ' ~n las ,eleccIOnes generales de ejemplo, el autoritarismo militar peruano es marcadamente diferente
ños del senado. En 'los meses ~i~ga~o Jetsels de, los veintiún esea.. a este respecto de los regímenes de Argentina y Uruguay: Perú no ha
dio la irónica impresión de queOe Iten~s: e fuerte unpacto resultante gestionado un sistema de terTor dentro de la sociedad, Aunque es
, .. s e re"lmen m¡]Jtar h b" h h cierto que en Perú hay un con trol esta tal de la prensa, la formación
contnbuclOn bastante oriol'nal
o a 1as f'ormas
o mode ad la ec "o una
de la opinión pública no se enfrenta a los obstáculos que son caracte-
mo al crear un sistema de partidos b d ,mas e autontans-
oposición Es cierto que el sistem asa ~ casI exclUSIvamente en la rísticos en Uruguay, por no mencionar a Chile, o en Brasil durante las
pronto, utilizando todas las herram,a ~olJtleo d?mtnante reaccionó tases más represivas del régimen.
oposición cualquier posibilidad d len as dlspombles para negar a la En América Latina, la ciencia polftica ha avanzado poco en el
estudio de la capacidad de control de los regfmenes autoritarios;
sIstema electoral. En cualquier ca:oc~nSegUI,~el poder por medio del
quizás por causa de una cierta repugnancia a tener que investigar los
vos de los militares no se han c ' , o slgnl Icatlvo es que los objeti-
la sociedad civil existe eoncienc~am:¡11°l~~namente en a,bsoluto En
diferentes tipos de tumor maligno que se considera que son estas
formas de autoritarismo Esta capacidad de control varía, por múlti-
convIcción de que más pront ' al eoltlmldad del reglmen, y la
,,' o o mas tarde habrán d ' , ples factores, en los diferentes regímenes autoritarios El primero de
1as orgamzaClOnes políticas de 1 ' d d' e reconstItUIrse
M" " a SOcle a , esos factores viene dado por las circunstancias en que llegaron al
eXICo, reglmen civil, proporciona un e" poder. En algunos casos, los militares deshicieron el orden constitu-
dad; estabilidad que está muy rel" d ,emplo de gran estabili.. cional mediante un baño de sangre . En otros casos, un pronuncia-
men me.xicano que nació de una re~~\~n~, a con. los ong:nes d.el régi- ! miento radiado bastó para deponer al anterior presidente En segun·
ClOn
te a la VIda nacional a ampll'os s t
' .pohtlco.
d que mcorporo parclalmen- i do lugar, hay que considerar el grado de debilidad o fuerza de una
sIstema más abierto ec1 ores e' la soc'le d a d ,establecIendo
' un ¡
sociedad civil para explicar la capacidad del régimen de controlarla
~bajo, aunque siga siendo con:ro~~d~r~sI02es ysugerencias de los de j
Obviamente, al régimen le resulta más difícil tratar con grupos socia-
eh te burocrática mexicana tiene u ' es e aIllba . Por otra parte, la
les autónomos, y por tanto potencialmente más desafiantes, (Chile)
asuntos económicos y sociale ~a capacIdad de control de los
dentro de la sociedad Un a slque e asegura una cierta hegemonía que mantenerse en el poder en una sociedad en la que la política es
p exclusiva de una burocracia elitista (Brasil) En tercer lugar, están los
ses económicos J"unto' con ln1 lOf,.sIstema de neg.ociación de los intere-
, lna e Icaz gcst' , " factores técnicos que amplían o estrechan la capacidad de control de
desde Cárdenas, convirtió al est d ,IOn economIca y financiera
to de dominación y control ~Iomexlcan~ en un ef!caz instrumen- esos regímenes Debemos tener en cuenta que no estamos analizando
consenso sin democracia a e~a/~Ico El, resultado 10glcO fue el de casos que se asemejen a la Alemania nazi, que podía llevar a cabo y
instrumentos de represiÓn p e la Utlltzaclón continuada de los mantener formas de control mucho más completas.. El autoritarismo
politico o social Los aspecPtara sofocar cualqlller amenaza al orden de América latina es aun "subdesarrollado": puede matar y torturar,
os repreSivos de 1, 1" pero no ejerce un con tro1 completo sobre la vida cotidiana. El estado
quedado diluidos merced 1 b' , a po Itlea mexicana han
ción de la oposición pract~cadlen con~cldo mecanismo de la coopta- es lo bastante fuerte para concentrar su atención y aparato represivo
las violaciones de los l' 't ,8 por e e,tado, y a una tolerancia ante en los llamados grupos subversivos, pero no es eficaz en el control de
Imle; entre mt" "d . las uni,ersidades, por ejemplo, ni de la burocracia misma, Sería im-
consecuencia , es un tI'po de .Ic2In1°
' , n n elesT prlva.o y público En
¡

ha logrado una capacidad may;r d~ d o m: Itar e mcluyente", que


. '
prudente, sin embargo, subestimar los recientes avances hechos en
un sistema autoritario, uraclOn al dar ralces sociales a este campo, aunque la falta de un partido que controle y denuncie a
los enemigos del régimen dificulta bastante este controL Hasta hoy,
¿CUáles Son los factores que afectan al grado de autonomfa de la la represión ha sido una labor que compete más bien a la policía que
a los políticos
54
llRNANDQ HlNRIQUE CARDOS O
('ARAC1 'ERI ZACION
• DE lOS
, ' AlTORI1ARIOS
REGIME,NES , , 55

Creemos que hay que decir algo más sobre el funcionamiento de , ,,-, IdIos
" , "do ° la transformaclOn e re!!fmenes
., au tantanos
l "t'" d [fiel""
los regímenes autoritarios, l,os que no están basados en un partido po I IC, , "
puede vanar en ca da coyuntura partlcu al'
politico (y de nuevo en este aspecto la situación mexicana, basada en
un partido eficaz, no se corTesponde con los regímenes burocrático NTE LAS BASES SOCIOECONOMICAS
autoritarios puros), son a veces demasiado débiles para enfrentarse a y FINALME , ", ' t"
' d'" ll, la atención a otra dIficil cues IOn
sociedades complejas Además, sería incorrecto suponer que el apara- En este punto
' , deb~mos
aCial' la !!lloaaClOn
re .. e nt['e estructura y coyuntura
,
to del estado opera como totalidad unificada en los regímenes autori. te órica de la c,lencla s : " q I l e difícilmente escapanan
tarios de América Latina" La ausencia de un partido, que pueda ' I
Pr efiero eVitar as e d clara clones teoncas d
me au>-t'ada ,'" plollt'ar
" , simplemente osb o
cohesionar al sistema, y de una ideología verdaderamen te totalitaria,
impide a los sostenedores de la tecnoburocracia comprometerse con
atres
"
la cuestiones P,o~ lo que
pedantena,,baslcas h
que an surol° o'do en recientes debates so re
la ideología militar del grandeur del estado, En esos regímenes se
regímen,es autontanos d' d de autoritarismo militar en, muchos
produce, por el contrario, un considerable grado de privatización del ' de una eca a , '1 1
Tras mas ' n te y vanas , d'eca d a s de autoritarismo 'cm en a gu-
aparato del estado Existe más coherencia del régimen a un nivel Países de I con t me, d
superior, en los discursos ideológicos de los ministros y generales, que I mayal' parte de I as an 't'ouas interpretacIOnes e sus
lo , " d I
en la conducta rutinaria de los funcionarías del estado Con mucha nos otros, a , lantadas al' la historia" La tradlClon e un ,
bases sociales han SIdo sup p , do de los propietarios de la ,1
frecuencia, estos últimos Controlan partes del aparato del estado casi " b'd como la mano arma" , '
conce I o 'd I
I 'f d" t - quedo esp aza d a el¡ parte por la pOlItICa eco-!
milItarISmo
tierra Ji atl u~ IS as,
can independencia del gobierno, persiguiendo objetims personales de .' I
naturaleza económica o burocrática, ,,' d a la industrialización de los regl-"
nómica consclentemente,onenta a 'ones esa política ha dañado
menes burocrático-autontanosn E ?casl p 'e 'los reaímenes militares
Estos rasgos hacen que el funcionamiento de los regímenes bu- • O' arios' y caSI Slem I o
rocrático-autoritarios sea menos consecuente de 10 que parece a pri- incluso los, mtereses" aor , los ue actúan en el campo como ,
mera vista" Casi siempre están presentes factores potencialmente de- han pretendo leclbll el apoyo de q a estrecha amistad con los ¡
hombres de negocios que mantener un
sestabilizadores, que disminuyen la capacidad gubernamental de ab-
sorber las presiones Ello provoca una utilización continua de la re- latífundistas , lIpOS se han visto favorecidos
presión, con toda la desmoralización y alienación que produce el uso Lo que no está tan c~ar.o es ,~I~:restos gobierno; militares ¿A
Por la polItica de IndustI 1~lIzaclO d' de han bu-cado apoyo? Los
extensivo de la violencia, aunque se lleve a cabo en nombre de la
de estabilización mo~etaria lleva a a
' "d u polrtlca y en on d
seguridad nacional contra sus enemigos internos ocultos, Cuando esos quiénes han dIrlgI o s "
regímenes se enfrentan a situaciones en que los verdaderos grupos efectos inmediatos de la P~lrtIC~ t al" el poder (normalmente des..
"subversivos" Son escasos, la reiteración de los mismos argumentos cabo por los n:i1itares na, ~ m~s ,om inflación e incertidumbre eco.,
sobre las amenazas a la seguridad nacional resultan cada vez menos pués de un penodo de CIlSIS po I tIC~, os sociales no han sido to-
convincentes a los empresarios y grupos dominantes que apoyan a los nómica) demuestran claran:ente que gr~l~riados en general, así como
regímenes, por 10 que la oposición de estos grupos puede aumentar mados en cuenta: los tlabaJadOref~Y ass embarao una vez controla-
en una medida apreciable ' de rentas uas m o , .. d
las personas que viven .. " t ' s -inflación y formaclOn e
' bl econonllcas Cll Ica .
Así, Son muchas las fuerzas que tienden a Socavar a estos regí- d ·t'" '1es ·gumentar que 1os reoa¡'menes burocrático-auto!!-
das las dos valla
capital- ,es I ICI al 1"( de distribución de salarios O ren-
tarios h~~an adpotado una POe Id~c~a llevada a cabo por los regímenes
menes, incluyendo los factores de erosión antes mencionados, la posi-
bilidad de una reacción política contral el autoritarismo, más los tas slgnlf!catIvan:ente dl~erent P , t. parte el militarismo gober.,
democráticos latInoamen,canos or ~o r:doptó 'una política socialista,
cam bias en el grado actual de censura y represión A veces, se produ.,
nante en Per"l, que es eVlden~ qU;
cen variaciones en la efectividad de la represión Con los cambios de
o un sostenedor deliberado
al menos nú puede s~,r conSl ~ra.? c~;inoresos"., Parece ser que, a
gobierno dentro del mismo régimen politico, y aUn dentro de un perío-
de la tendencia a la c~ncentla~~~~r del e~tado que el del régimen,
do del mismo gobierno, Es evidente que la forma del régimen no
este respecto, cuenta mas 1~1 ~ar I conomía y sobre todo, la fuerza
dependo sólo del estado de ánimo de quienes están en el poder; aun-
que éste es importante, Las Posibilidades de que tenga éxito la acción además del nivel de desalTo o e a e ,
FLRNANDO HENRIQUL CARDOSO CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORITARIOS 57
56
una red social de personas, existe de
de las presiones sociales ejercidas desde abajo Precisamente para con- ue no puede ser otra c?sa qeusees propios Las respuestas a la segunda
q 'd ha y posee In' tN er . dedUCIr, d
trolar esas presiones, facilitando así la acumulación del capital, el propIO erec, es correcto e I ' t el. f or-
carac
autoritarismo burocrático se vuelve represivo y deprime el nivel de cuestión son mas compleJas: ?os el tipo de política de crecimiento
ímenes au ton t an ., . l'
vida de los trabajadores y las masas Las alianzas entre el gran capital mal de lOS reg " la aceptación de tal interpretacIOn unp lca-
, ' que secrUlran. . d e icrno

I
y el estado son implícitas, pero existen incluso en situaciones como economIco o . uesto al que se produce cuan o s o -
las del Perú, en donde los grupos dominantes intentan ser considera- ría precisamente, el errodi op l 'ncipal beneficiario del autoritaris·
dos como los defensores del pueblo Las consecuencias de un pacto , h d que el esta o es e pn . 1 -
ra el hec o e . ' 1" ue el estado y su burocracIa son o,
implj'cito son las mismas, claro está, que si tuviera un carácter explí- 't',o EPa Imp !cana q 't .
mo buroera 1_ . ' : . , l' ales El hecho es que, incluso en SI uacIO-
cito: al fin y al cabo, el autoritarismo burocrático no se puso en prácti- únicos actores hIStOllCos e t' 'nculado de diversos modos con las
ca para asegurar el bienestar de la gente Aunque las encuestas socio" nes autoritarias, el ~sta d o es a VI
lógicas han puesto de relieve un bajo nivel de conciencia política en clases sociales y sus Inter~se~., en la orientación económica de estos
los estratos inferiores, hay una cosa que la gente sabe: este tipo de Otra importante vaI,¡acIOn n la romoción de las empresas del
régimen no se corresponde con el modelo político de sus sueños. regímenes es el relatIVO enfasls e , ~o El Chile de hoy (bajo la
Siempre que es posible, las masas hacen saber su disentimiento al sector público frente al sec~r 'pllvaela de Chicacro") está haciendo
régimen: votando contra él, con revueltas o simplemente mantenién- influencia directa de la llama a esc~ sector estat~l de la economía
dose apartadas de él considerables esfuerzos por socavar t d establecer un tipo peculiar
También es dificil identiíicar a los beneficiarios del autoritaris- Los dirigentes chilenos están] mtet,n andeOque el estado redistribuye la
mo simplemente mirando la política industrial y de desarrollo del , "loberal" en e sen 1d o " .
de economIa I " 'vados que controla economlca-
régimen Las hipótesis iniciales ponían de relieve la afinidad entre 1 - upos de mtereses pn
riqueza a ~' ,gr 1 extremo opuesto, los generales p~ruanos
autoritarismo y grandes negocios, y que yo sepa no hay ninguna mente el reglmen. ,En ,: estatal e incrementaron la capaCIdad ~e
evidencia para rechazarlas Sin embargo, no deberíamos hacer una reforzaron la organrzaClon E t ucción del estado se prodUjO
interpretación mecanicista de estas vinculaciones, argumentando, por , ,'
tomar d eClSlone
s de éstas sta cons r
. h
uc
, . di
' s bajo el control POhtICO e os
ejemplo, que sólo un régimen militar puede tener éxito en el estable- anteriormente en otros m os paIlsee 'pero en Perú fue necesaria una
cimiento de la producción de bienes de capital y en la asunción del . y grupOS de pro f eslona S, d de
empresarIOS ,' f 'zar al estado. Posteriorme nte, es,
control de la tecnología moderna en un país en desarrollo. La políti- intervención mIlItar para re or 1 ' 'men militar intentó renegoclar
ca ennómica llevada a cabo en Venezuela, México, Argentina y Bra- una posición de mayor fuerz.a, ~ re:~nerales brasileños, inicialmente
sil r; muy similar, pero sus regímenes políticos son claramente distin- los télminos de la dependenc~.a os, 'ca orientada a los intereses
d na ideoloa la economl '
to De nuevo nos encontramos que tras una hipótesis subyace una
c mfusion entre régimen político y tipo de estado.
1 enamora d os e u o.. 1 relaciones con el capital extranJe:
privaoos y deseosos de amplIa~'e:: de la producción estatal e inclusq
Hechas estas reservas, y dando por supuesto que todos los esta- !; ro, al final han ampha?o la es el obierno americano por la c~es~
dos capitalistas deben facilitar y garantizar el proceso de acumulación han tenido enfrent?mlentos c~n tagnto parece imposible identIfIcar
de capital, las pregun tas apropiadas con respecto a este problema son tión de la tecno10glJ nuclear . .or de r~gímenes autoritarios Y una
probablemente las siguientes: ¿qué grupos han obtenido ventajas del una tendencia única entre f armas ,
actual autoritarismo? ¿Qué centros de acumulación de capital se 1! ,,' homoaeneos
serie de intereses economIc~s lter;ativas tiene algunoS límites AU,n-
beneficiaron del gobierno autoritario: el sector de la empresa privada ObVIamente, la gama. e a, t unos casoS y otros, el carac-
, . ·tantes d¡{erenclas en re 'b
local, el sector privado del estado o las empresas multinacionales? Ha que eXIsten Impol 'd tado autoritario es SIn eID argo
hecho falto algún tiempo para que sea obvia la respuesta aceptable: el ter fundamental de este tIPO e, ~s tomadas por las burocracias
,. S' 'l . ente las deCISIOnes ah
autoritarismo burocrático es políticamente provechoso para los buró- capItalIsta. ImI arm , de límites bien definidos Has,ta ora
cratas civiles y militares que dominan los despachos del estado. la estatales se producen de~trod dI" Es decir se mantIenen las
. t d "cambIar e roo e o " , d
dificultad de llegar a esta perogrullada procede de un análisis teórico no han mten a o 't r t local Y mundial de pro uc-
que ve al estado sólo como la expresion de intereses de clase, sin normas generales del siste,ma capl a lSe:mplazar el cliché de que los
reconocer que dicha expresión requiere una organización que, puesto "
ClOn" S'In embalaO e ,
sena Incorrec t o r
58 HRN.\NDO HFNRIQLL CARDOSO
CARACTERIZACION DE LOS REGIMENES AUTORl1ARIOS 59
militares son los guardaespaldas de los terratenientes por el de que
ahora forman una milicia destinada a proteger los intereses de las ndencla , d enva
' de la forma autoritaria militar
d de estos
i regimenes.
.
d
empresas multinacionales. Los regímenes autoritarios tratan de aco- epe 't e posibilitan nuevos acuer os con as empresas
modarse al <entorno internacional, aprovechándose de las ocasionales Si bien es Cler o qu d'"' ente estimulan también las aspiraciones
l ' cionales para Oj Icam . . d
fisuras del sistema económico mundial Hacen tratos Con las empresas mu tina ,
a mayor autono I m'a entre los militares y entre los ejecutIvos
, t' e
multinacionales que en algunos casos implican la renegociación de los al un mpresas es tatales. Además los escasos paises que aun es an go-
., ,. L . dT'1
términos de dependencia en unos Ifmites estrechos; aunque en otros as e or democracias representativas en Amencaatma I ICI-
casos, como el de Chile, se limiten a aceptar los intereses privados bernados ~den presentarse como prueba del argumento de que la
locales, y eventualmente los internacionales, como si correspondiesen mente
democrac PUl'a preserva a un país de la penetración extranjera..
a las necesidades de la nación y el pueblo Pero como norma, a un
nivel ideológico y a veces a un nivel práctico tratan de reforzar no a ALGUNAS CONCLUSIONES INCONCLUYENTES
la nación sino al estado, al menos, si no por otros mo tivos, para
proteger sus propios intereses en cuanto que burocracia Me temo que esta incursión breve en tan comple!as materias
En el espacio disponible no es posible desarrollar con detalle las ber rovocado no sólo dudas -lo que no sena una .m.ala
implicaciones de esta formulación. Sin embargo, merece la pena po" puede ha . p sino más perplejidades y ambigüedades que clanflca-
ner de relieve que si en los úlrimos años ha habido un rasgo significa- consecuenCla-, Td d d 1 noción
. Empecé tratando de poner de relieve la Utll a e a ,
tivo en la conducta de las burocracias públicas civiles y militares, ha ~I::~~oritarismo burocrático para describir, aunque no par~ e:p]¡car,
sido el papel que han jugado en la creación de una base económica
I las re~lidadestPOldíticalas ccor.en:~~~~r:nq:a:·I~Sof~~:~~~:ed~e:;:~r:n~~~~ón~

¡
para su propio poder Las empresas estatales se están expandiendo en
tnbuldo a ex en er " f d I 0-
la mayor par te de los países; y el autoritarismo burocrático ha sido un tre los reoímenes latinoamericanos son tan pro un os qu.e a n
importante factor en esta tendencia.. No me estoy refiriendo a la er; n am lia de autoritarismo burocrático es casi inútil Ademas, no he
formación del modo de producción ideal de "capitalismo de estado", ~~Onsegufcto identificar un vinculo entre reg~menes latlnoamenca~os y
sino al uso de las empresas del estado para facilitar el desarrollo políticas económicas particulares en relaclon de uno a uno. Es cI,ert?
capitalista y reforzar la posición de los que están en el poder Sin que algunos regímenes militares han reforzad? los sistemas econo~l­
embargo, no es probable la tendencia hacia las ideologias y prácticas cos basados en empresas multinaCionales, aSI como en las estata es,
nacionalistas y antiimperialistas Antes al contrario, en años recientes que también controlan Pero también es cierto que las empresas m,u~:
las aventuras conjuntas entre las empresas estatales y las multinacio,. tinacionales looraron sobrevivir y expandase con sIstemas ,democratl
nales se han visto muy estimuladas,
En los términos de la composición del estado, el resultado inme-
diato de este proceso ha sido la creación de estratos burocráticos
I cos (por no hablar de sus logros en las sociedades autontanasclVlle.s),
mientras que se vieron debilitadas, por ejemplo, con el gobIerno ml]¡-
tar de Perú , . .,
dotados de capacidad empresarial. En ocasiones los altos ejecutivos

I
Pudiera ser que el estado de inconclusión de mI argu,:,entaclOn
de las empresas estatales tienen enfrentamientos Con un gobierno que sobre la relación entre política y economía, sea el reflejO de u~a
ha de hacer frente a los intereses y presiones procedentes de los ansiedad que mis ínclinaciones intelectuales ImpIden expresar ~s
diferentes grupos sociales; y en ocasiones los gobiernos tienen que claramente Y sin embargo, no creo que bus~uemos en vano ~~~n r~
reforzar Una política que no se conforma a los intereses expansionis-
! tratamos de encontrar secuencias y coherenCIa e? la hlstona,;1 ~ la
tas de las empresas estatales Surge así un estrato social que se ha ¡ que tenuamos
o en mente que no existe mayol uraclOnalIda qu
creencia de que la historia puede ser plenamente entendIda dO~ m~­
¡
creado dentro del estado pero que sin embargo, paradójicamente,
consigue cierto grado de poder independiente y finalmente puede f dio de la racionalidad formal. El carácter del estado -,es. eClr, a
llegar, en determinadas circunstancias, a enfrentarse con el estado. estructura de la dominación -de clase y el slst~m~ econo~lco end:l
Con esta argumentación no se intenta minimizar el significado ue descansa esa estructura- ímpone algunos hmltes a la. orma
del crecimiento de los vínculos entre las economías latinoamericanas ~gimen político. POI ejemplo, las car~cterísticas burocrátIcas d~ret~
y el sistema productivo internacional. Pero es dificil creer que la tos regímenes autoritarios (civiles. o mIlItares) no pueden Imped no-
aparición de la función empresarIal que sobre ellos Impone la eco
60 JERNANDO HENRIQUE CARDOSO
CARAC1ERIZACION DE l.OS REGIMENES AU10RITARIOS 61
mía capitalista. Pese a todo esto e .
acontecimientos poli'ticos sólo d'es~;a~o elestuerzo de considerar los que han de pagar por est." "ayuda:: depende delgrado de desintegra-
factores económicos, e estrecho punto de vista de los ción poli'tica prevIa a la llltervenClOn m¡]ltar, aSI como de la capaci-
Es una simpleza imaainar que un . dad de control de ¡as fuerzas armadas sobre los grupos revoluciona-
capitalista dependiente sól~ d JI proceso de mdustrialización rios
ritarismo.. Como demuestran t~e e evarse a cabo mediante el auto- Las fases iniciales del régimen militar son gravemente represivas
Uruguay, una junta militar pu~~reclente~ a,contecimientos en Chile y sobre todo cuando las fuerzas políticas de izquierdas eran fuertes y
vos al crecimiento económico.. P e que m SIquIera abra caminos nue- estaban bien enraizadas en la sociedad En esta fase inicial es en la
y debido a la creciente intern~:i~tr~part~, sea cual sea el régimen, que sobre,ale el componente fascista del militarismo. En cambio, el
clases dominantes se ven fa d na IzaClOn de la producción las yl~ papel empresarial de estos gobiernos evoluciona gradualmente los
rza as a tratar ca I ' '
ros y a reorganizar el sistema' t
el tin de poder hacer trente m r no
d n os mtereses extranje_
e explotacIón económica con
establecimiento de un sistema a as, nuevas rea],dades" Ello exige el
inlentos de solucionar los problemas económicos y sociales a los que
. están enfrentados esos países, asf como la aparición de alianzas entre
las empresas privadas miltinacionales y nacionales y las empresas del
das y, estatales, y requiere unaeC~~?mico basado en empresas priva- estado, van confiriendo progresivamente a los regímenes autoritarios
panSlOn capitalista L.a valorac" p Jtl~a estatal que promueva la ex- sus rasgos empresariales peculiares La represión no deja de ser un
10 que significa par·a e1la- u '.o~ que acen las. clases dominantes de componente significativo de la vida política, pero se hacen intentos
.... :':l n reOlmen a t °t .
ción Con el apoyo que le preste';, d u on, a¡¡o, que estará en rela- de justificar al régimen en nombre de un rápido proceso de acumula-
dad efectiva del régimen de im ~n ependera a?te todo de la capaci- ción En el proceso de creación y proyección de la imagen del régi..
este respecto san semejan tes los ~i ter una p~l! tlca de desarrollo., A men, y en su aceptación por parte de las clases dominantes, las altas
cano., Hasta el momento amb h s emas po1Jtlcos brasl!eño y mexi- tasas de crecimiento son tan importantes como la represión El orden
para que pueda ésta en'frentaOS an 101grado reorganizar la sociedad social con progreso económico es el eslógan utilizado para esconder
, , rse can as formas' I ' cualquier pregunta que plantee: "¿progreso para quién? "
creCImIento capitalista Para c a · mas comp eJas de
tivamente estables de control d:Sle~ul~I~, han establecido formas re1a- Quizás deban decirse unas palabras finales acerca de los logros
cracias estatales y las empresa' ~~ aJo y han expandido las buro- de los regímenes autoritarios y de su capacidad de imponer una
los peculiares vinculas ya de s ~u Icas, sentando así una base para conformidad política en la sociedad. Se dice comúnmente que estos
estado.. Así, el estadd en cu~cr; os, en~;e los intereses privados y el regfmenes son "fuertes" Si lo que se entiende por fuerza es la capaci-
n
muestra rasgos similares en amb o q~e pacto para la dominación" dad de violencia, entonces es tautológicamente cierto Pero de ello
- os paIses Sería' . no se deduce necesariamente que los regfmenes autoritarios sean
n? tomar en consideración las dife . : . erroneo, SlO embargo,
g,menes; la forma militar del s' t rbenclas 'politlcas entre ambos re- capac~s de resistir por sí solos a cualquier desafio político. El ejem-
" 15 ema ["1<:;11'=-00 rep
d eClSlvü tiente a la estructura d '~i'- resenta un contraste plo más espectacular de esa incapacidad fue el 'cordobazo', que
men mexicano, e par tI os en que se presenta el régi- puso fin al intento de Onganía de construir un orden autoritario
Variaciones menos marcadas. , , estable Además de sus "conflictos internos", los regímenes autorita..
mas encontrar' entre los reaíme ,pero todavla Importantes, pode- rios no son capaces de evitar los elementos de incertidumbre que
les variaciones son, ante t~do :~'rm¡Jltares de dJlerentes pafses Ta-
; desarrollo de la lucha de l ' . Eesultado. de las dIferencias en el
, .
gobIerno militar es una respll t
cases n ge I I
1 ne~a, e actual periodo de
, invaden toda la vida política. las actuales dificultades del autoritaris-
mo brasileño ejemplifican todo esto De ahí que en la explicaciones
del cambio sea necesario tomar en consideración los niveles diferen-
es a a a CllSIS que '
es ta d o los movimientos polfticos provocaron en el tes de análisis El primero se refiere a la interrelación entre las posibi-
toma del poder por los mirt l I
as .Iuchas socIales antes de la lidades estructurales de acción y la conducta real de los dirigentes y

I
las clases dominantes han s.~ a:es .n vanospar'ses latinoamericanos grupos sociales, pues posibilidades estructurales y condllcta real no
tica de los trabajadores y lols Os mtcapaces de controlar la presión polí~ coinciden necesariamente El segundo se refiere al hecho de que los
' E
d las.. n tales ' cIrcunstancias la ec 1ores radical'Iza dos d e las clases me- resultados reales de la acción política no coinciden necesariamente
, , , . s c ases domina t
ner su poder sm la intervención 1 ~,es no pueden mante- con los resultados deseados. Por ejemplo, en ocasiones los golpes
y e apoyo mI],tar abiertos El precio ¡ militares se llevan a cabo con el fin de preservar la empresa privada,
!
62 FERNANDO HENRIQUE CARDOSO

pero, finalmente, dan lugar a gobiernos que, a pesar de sí mismos,


expanden la empresa estatal, creando contradicciones inesperadas PARlE SEGUNDA
Por tanto, es mejor reconocer con franqueza el carácter ambi-
guo de las situaciones históricas que proclamar la nostalgia de unas EXPLICACJON DEL SURGIMIENTO
explicaciones lógicas y coherentes, que ignorarían los aspectos con- DEL AUIORJIARISMO BUROCRAlICO
tradictorios e inesperados de la vida política real, reforzando así la
imagen de que los regímenes militares autoritarios se enfrentarán
probablemente con éxito a cualquier nueva exigencia
Las ambigüedades de la poli'tica dejan abierto el camino a la
esperanza A veces abren caminos favorables al cambio generando
fuerzas dentro de un orden establecido que socavan finalmente al
gobierno autoritario El funcionamiento mismo de los regímenes
autoritarios y la consecución de los objetil'os económicos propuestos
crean nuevos desafíos a los militares, y por ello nuevas formas de
oposición Los militares no son capaces necesariamente de superar
esas dificul lades.. En gran medida, la probabilidad del cambio puede
depender de la capacidad poli'tica de los grupos de oposición de
proponer alternativas crea tilas de poder que, frente a esos desafíos
ofrezcan soluciones diferentes y mejores
EL NUEVO
AUTORITARISMO EN
AMÉRICA LATINA
Compilador
DA VID COLLIER

Colaboradores
FER'''''DO HE"RlQl'E CARDOSO I
DWID COLLJER I JUlIO COTLER I
ALBERT O HlRSCH'IA" I ROBERT R
KWFM'" I JA'lES R. KUR"IH I
GUIlLER"O O'DO""Ell I Jost SERRA

Traducción de
L -\55:\l.ETA
R,-\FAEL

( )
1
O

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA


MÉXICO