You are on page 1of 20

No pretende discutir los detalles de la teoría de la alteración dentro de este texto, sino concentrarse en el proceso

de reconocimiento. Sin embargo, tal vez valga la pena recordar que el término se refiere a los efectos que un fluido
hidrotermal imparte sobre una roca huésped. Estos toman la forma de cambios mineralógicos y / o texturales a los
que se hace referencia mediante una variedad de términos (alteración, alteración de pared-roca, reemplazo y
metasomatismo). El fluido hidrotermal normalmente se canaliza a través de la roca ya sea por primario (poro
espacio) o porosidad secundaria (fracturas) y, en términos generales, el grado de alteración aumenta a medida que
se acerca el canal principal. El sujeto es de interés prioritario para los geólogos económicos que las rocas alteradas
forman halos naturales adyacentes a los minerales valiosos, así como proporcionar una serie de pistas valiosas sobre
la composición y parámetros físicos del mineral de fluidos Los efectos de alteración van desde pequeños orillos
adyacentes a las grietas hasta zonas de escala kilométrica alrededor de tuberías de brechas o sistemas de pórfido. El
objetivo de la Lámina 1 es introducir el concepto general de alteración en una forma simple, y representa una veta
de cuarzo en granito con una alteración irregular de halo oscuro que separa la veta de la roca huésped. El artículo
vale la pena cubrir algunos puntos que ocasionalmente se confunden. Generalmente se asume (aunque no
necesariamente es verdad) que la vena central marca la posición de un canal originalmente abierto que formó el
conducto para mover el fluido hidrotermal. Se supone que el fluido ha reaccionado con los minerales de la roca de
pared para crear un nuevo conjunto. La cantidad de cambio es más intensa cerca del canal y el proceso de alteración
se otorga para continuar hasta que cambien las condiciones químicas o físicas. La alteración es que se concibe como
un frente móvil y se elimina comúnmente para que el conjunto adyacente a la veta se elimine de manera diferente a
la más alejada. De manera similar, los cambios de textura normalmente son más intensos adyacentes al canal. A
medida que el proceso continúa, el tamaño del halo aumenta y las zonas internas crecen hacia afuera para
sobreimprimir la alteración externa inicialmente más débil. Se forma una nueva zona exterior a medida que el frente
expansivo encuentra la roca fresca. Puede ver en el ejemplo (Ilustración 1) que el grado de desarrollo es bastante
variable. El método por el cual el fluido se mueve a través de la roca es comúnmente incierto, y podría decirse que
representa varias combinaciones de difusión, controles de límites de grano y microfracturas. Los factores que causan
/ controlan las reacciones no son el tema de este texto, pero hay muchas variables potenciales que incluyen
temperatura, presión, pH, Eh, composición de fluidos, composición de rocas de pared, velocidad de flujo y
periodicidad de flujo. De hecho, una de las principales razones científicas para estudiar la alteración es tratar de
deducir lo más posible los parámetros del fluido de mineral. Una faceta más importante (y generalmente
descuidada) de los estudios de alteración de la pared de roca es darse cuenta de que en la mayoría de los casos la
alteración implica la presencia de un canal de fluido y es muy importante localizar y comprender el canal. Esta suele
ser una zona llena de líquido (espacio abierto) que está marcada por texturas de relleno. Este último puede ser difícil
de ver, pero cualquiera que observe una alteración debería buscar automáticamente el corolario de relleno. En este
caso (Lámina 1), se presume que la veta de cuarzo es el componente de relleno y muestra tanto la textura vacía
como las capas obvias de cristal de cuarzo (cuarzo peinado). Esto plantea la desagradable pregunta: ¿se llenó el canal
al mismo tiempo que ocurrió la alteración? En la mayoría de los casos, esta pregunta se ignora convenientemente (o
convencionalmente) y se supone que es

¡el caso! Presumiblemente, a medida que el relleno avanza, el flujo de fluido debe eventualmente reducirse o cesar.
La presunción de contemporaneidad se admite en un 60-80% de casos donde los componentes de relleno son
similares a los que ocurren como productos de alteración. También se puede observar que el estilo de channelway
tiene algo que ver con decir sobre el entorno estructural. La brecha significativa que comprende el canal podría
interpretarse como una característica de tensión y / o un producto de hidrotermal

SSJacking La naturaleza gradacional de la mayoría de las zonas de alteración brinda la oportunidad de observar qué
minerales dentro de la roca huésped son los más susceptibles a la reacción y, en consecuencia, representa un área
digna de especial alteración. En este ejemplo (Lámina 1), el componente de feldespato se reemplaza por un mineral
de color grisáceo (mica blanca de grano fino, llamada libremente sericita) y solo hay un leve indicio de aumento de la
sílice.

a expensas de feldespato. La alteración es texturalmente retentiva Otro factor importante para realizar
constantemente es que obviamente se han producido cambios químicos que deberían registrarse mentalmente en la
etapa de observación. Algunos elementos se han agregado a la roca, mientras que otros se han eliminado. Los
elementos añadidos se reflejan en la nueva mineralogía, y se presume que los eliminados se han disuelto y
transmitido con el fluido. En este sentido, un fluido hidrotérmico se modifica constantemente en la composición
como resultado de la alteración a lo largo de su trayectoria. En este caso (Lámina 1) el cambio visual obvio implica la
adición de una mica probablemente rica en potasio en lugar de feldespatos potásicos ricos en potasio y albita
menor. Dado esto, sería difícil llegar a una conclusión definitiva sobre el ajuste del potasio, aunque debe haber un
aumento en los componentes (OH). Si el K-feldespato predomina en la roca original, puede haber una pérdida total
de potasio. No hay sustituto para la observación cuidadosa y el autor recomienda encarecidamente que cada
espécimen sospechado como alteración sea tratado desde los primeros principios. Las respuestas a las siguientes
preguntas se deben considerar:

Pregunta I

¿Existe alteración dentro de las muestras que se examinan? (Reconocimiento de alteración general)

Pregunta II

¿El observador necesita moverse para finalmente comprender el completo ¿imagen? (Posicionamiento
observacional)

Pregunta III

¿Cuáles son los minerales de alteración presentes?

(Identificación mineral)

Pregunta IV

¿Cómo se alteró la roca madre sobre una base mineral detallada?

¿Qué fue alterado a qué? (Observación de la zona de cambio)

Pregunta V

¿Cuáles fueron los cambios de textura? ¿La alteración fue texturalmente retentiva o

texturalmente destructivo? (Observación de texturas)

Pregunta VI

¿Cómo obtuvieron acceso los fluidos?

(Identificación del canal)

Pregunta VII

¿Se agregaron o restaron elementos como resultado de la alteración?

(Conciencia química)

Enfoque a la alteración

3.1 Reconocimiento de alteración

¿La roca está alterada?

Es una pregunta razonable preguntar: "¿Cómo se puede reconocer una roca alterada en primer lugar?" Este paso de
reconocimiento inicial va de muy fácil a extremadamente difícil. Los casos más difíciles no son el tema de este texto,
pero el principiante puede estar seguro de que ningún geólogo es completamente competente en las muchas
facetas del reconocimiento de la alteración. Es solo en los últimos años que los geólogos han comenzado a sospechar
que las rocas huésped de grano fino a la mineralización de Mt Isa han sido alteradas a gran escala. De manera
similar, los efectos de alteración producidos por la migración a gran escala de salmueras basálticas mineralizantes
son extremadamente difíciles de separar de los cambios diagenéticos más normales y los efectos potenciales de la
alteración metamórfica regional. Pueden surgir complicaciones adicionales por el hecho de que los grados más altos
de metamorfismo inducen cambios importantes en los ensamblajes de alteración preexistentes, una situación
común dentro de los estilos de depósitos exhalativos y volcanogénicos. Afortunadamente, la mayor parte de la
alteración alrededor de los conductos de fluido no está muy disfrazada y la alteración se sospecha rápidamente por:
- Halos adyacentes al estilo de vena

(1) mineralización (láminas 1, 1A, 3, 9, 16).

(2) La presencia de rocas parcialmente alteradas (¡que se ven enfermas!) En la mineralización o alrededor de ella.
Estos comúnmente conservan sus texturas originales y sonobviamente derivados alterados de las rocas huéspedes
(Láminas 8, 13, 17, 22).

(3) Una asociación de mineralización con conjuntos minerales que inmediatamente son sospechosos de ser
minerales de alteración hidrotermal comunes (Sección 5). Desde esta perspectiva, obviamente se convierte en una
prioridad el poder reconocer los productos de alteración comunes (Láminas 2C, 10, 13, 14, 17, 19, 21).

(4) La presencia de cualquiera de los anteriores junto con texturas de relleno obvias (láminas 4, 6, 13, 16, 20). La
alteración es el corolario natural del relleno, y se recomienda a los observadores que se familiaricen con las
características más comunes y más sutiles de las texturas de relleno. Vale la pena señalar que la distinción entre la
alteración y el relleno es una fuente común de error en los estudios aplicados y académicos. ¡Numerosas tablas
paragenéticas se publican anualmente donde los dos componentes se mezclan! Este texto está escrito para
presentar al observador al estudio de alteración y la mayoría de los ejemplos muestran situaciones relativamente
sencillas que pueden usarse para generar confianza observacional.

3.2 El principio del movimiento-Posicionamiento de observación

¿Cuál es la roca huesped?

Casi todos los problemas relacionados con la alteración pueden eliminarse adoptando un enfoque básico que
constituye la primera regla de observación de la alteración. Esto se expresa mejor con la palabra simple: mover. Si se
percibe que una roca está alterada, mueva los ojos o, si es necesario, todo el cuerpo hasta un punto que se
considere inalterado. Este proceso de posicionamiento observacional se puede replantear como: encontrar la roca
de acogida. Esto puede sonar algo trillado, pero es muy común que las personas intenten resolver lo que sucedió al
pararse en el medio de una zona de alteración donde se han destruido todos los rastros de la roca original. Esto
generalmente ocurre porque también es el sitio de mineralización que naturalmente atrae la atención. La mayoría
de los ejemplos utilizados en este texto provienen de situaciones controladas por venas que solo requieren un
parpadeo de globo ocular. Sin embargo, las zonas de alteración más grandes asociadas con rocas intensamente
fragmentadas o brechadas, o sedimentos permeables pueden requerir movimientos que van desde el metro hasta el
kilómetro de escala.

3.3 Identificación mineral - Nomenclatura

El problema de la nomenclatura causa inmensos problemas a los principiantes que, comprensiblemente, están
ansiosos por encontrar un nombre. La terminología de la alteración se filtra con la tradición, y los nombres de estilo
genéricos como propilítico, fílico, potásico y greisen están arraigados. Es mejor evitarlos en las etapas iniciales de
reconocimiento. Los nombres como la cloritización y la silicificación son un poco más comprensibles y generalmente
se derivan al nominar el mineral dominante. Sin embargo, incluso estos términos crean confusión para el
principiante que rápidamente observa que muchos ensambles de alteración contienen dos o tres minerales muy
obvios y no se sabe a cuál nombrar para un título general. Con mucho, el mejor procedimiento en la etapa de
observación temprana es nominar todos los minerales visibles y usar el conjunto como nombre. Por lo tanto, una
mezcla de cuarzo, clorita y calcita se denomina conjunto de alteración de cuarzo, clorito y calcita. Utilizar este
enfoque asegura que todos tengan claro lo que se está hablando. Se puede aplicar un nombre más amplio una vez
que esto se ha establecido claramente, y el observador está efectivamente libre de todos los problemas que
abundan en la nomenclatura muy confusa. Surge un problema mucho más fundamental tanto para los observadores
experimentados como para los principiantes que tienen dificultades para identificar los productos de alteración de
grano fino. Esperemos que las placas dentro de este texto sean de alguna ayuda.
Sin embargo, si el reconocimiento de campo es un problema, es conveniente simplemente registrar que el nuevo
conjunto está compuesto de un mineral rojo, uno verde y uno gris o lo que sea apropiado. Lo importante es mirar.
Una sección delgada resolverá el problema para el principiante y, a medida que se gane experiencia, el "aspecto"
detallado se convertirá rápidamente en un reconocimiento seguro. En todo esto, la inspección de la lente de mano
es vital. En todos los casos, se recomienda mirar en detalle la roca antes y después de cualquier ayuda de sección
delgada. Este proceso refuerza radicalmente la curva de aprendizaje observacional.

3.4 Observación de cambio

(Zonas de transición)

¿Cómo se derivan los nuevos minerales de la roca huésped?

La zona de observación más importante es el punto de cambio entre el huésped y las rocas alteradas. Esto se
denomina cariñosamente como la búsqueda de la mitad o la mitad de las rocas, o zonas donde las rocas huéspedes
están parcialmente alteradas. Esta zona generalmente conserva el carácter textural de la roca original, y es posible
ver que el mineral original se convierta en uno nuevo. Con rocas de grano grueso, generalmente se puede ver que
los minerales específicos se comportan de manera diferente. Los feldespatos y los minerales ferromagnesianos son
muy propensos a los cambios tempranos, mientras que el cuarzo suele ser más resistente. Desde este enfoque
simple, generalmente es posible ver "Qué está pasando".

Obviamente, ayuda si el observador es bueno para reconocer los minerales de alteración, pero incluso en la etapa
elemental, es posible decir que la plagioclasa se ha vuelto rosa, la biotita se ha vuelto verde mientras que el cuarzo
no se ha visto afectado.

¿Cuál es la mineralogía del conjunto de alteración? ¿Cómo lo llamaré?

3.5 Observación de textura


¿Cuáles son los cambios de textura involucrados en el proceso de alteración?

La mayoría de los conjuntos de alteración exhiben un increíble grado de herencia textural de sus rocas huésped.

Las rocas de grano grueso como los granitos o los gneises producen productos de alteración de grano grueso,
mientras que las rocas de grano fino como microgranitos o lutitas cambian a productos de grano fino. De manera
similar, la estratificación de grano grueso o grueso o las capas originales de diferente composición generalmente
retienen alguna forma de similitud de textura entre las rocas huéspedes y los productos de alteración. Esto es
provocado por la resistencia general del cuarzo al cambio. Por lo tanto, el cuarzo de granito, los fenocristales de
cuarzo y el cuarzo sedimentario suelen ser los últimos en convertirse. En consecuencia, incluso las rocas bastante
alteradas siguen siendo textualmente coherentes con sus anfitriones. Obviamente, la retención de texturas está
como mínimo dentro de las zonas más intensamente alteradas y esto nuevamente enfatiza la primera regla de
alteración, que es el trabajo desde lo conocido hacia lo desconocido y observe cuidadosamente lo que sucede.
Algunos estilos de alteración se destacan por ser especialmente destructivos desde el punto de vista textural y el
observador encontrará ejemplos en los que es imposible ver una retención textural obvia. Es un poco desafortunado
que dos estilos de alteración muy comunes (alteración / sustitución de sílice y sulfuro) entren en esta categoría.

3.6 IDENTIFICACIÓN DE CANAL


¿Cómo obtuvieron acceso los fluidos?

Esta es una pregunta críticamente importante que debe formularse en todas las ocasiones en que se sospeche una
alteración. La alteración a menudo se enseña y casi siempre se ilustra como una dispersión desde un canal de fluido
central. Este enfoque de estilo de vena es muy conveniente
como una introducción al tema, y es la base de la mayoría de las ilustraciones utilizadas aquí. La mayoría de las
personas tiene pocos problemas con este concepto, aunque sí experimentan problemas prácticos al clasificar el
componente de relleno de los efectos de alteración. Sin embargo, hay muchos otros estilos de acceso que crean
confusión. Uno de los más comunes es a través de diversas formas de material brecciado. En estos casos, los fluidos
penetran a través de la brecha de una manera relativamente irregular utilizando combinaciones de espacios abiertos
y harina de roca como canales principales. El seguimiento y la comprensión de la alteración en las zonas de brecha
considerables requiere habilidades bien desarrolladas para reconocer las texturas de rellenado y alteración. Los
fluidos minerales también muestran un hábito (siendo muy selectivo en las capas. Esto ocurre en respuesta a un
horizonte individual que es muy permeable o muy químicamente reactivo. La combinación de permeabilidad -
reactividad es altamente atractiva y puede producir alteración controlada por capas sobre muchas decenas de
metros (o incluso mayores distancias) Los sedimentos o sedimentos pobremente consolidados con porosidad
inducida secundaria son objetivos principales y la reacción química puede ser alentada por la presencia de
componentes carbonatados, ricos en hierro, feldespáticos o carbonosos. La fracturación y el relleno a menudo están
ausentes o son difíciles de detectar y si se sospecha dicha alteración, lo mejor es moverse lateralmente para localizar
el host potencial y el punto de cambio. Por lo general, el problema puede resolverse en la escala del medidor, pero
con ejemplos de gran escala como sistemas de uranio con frente de balanceo o migración de Pb. -¡En las salmueras
basales, el observador puede tener una larga caminata! Otros canales menos aparentes ocurren en relación con el
fondo sutil zonas de alteración semipervasivas dentro de los granitoides. Estos van desde cavidades miarolíticas
obvias a cavidades intersticiales microscópicas mucho más sutiles, grietas y controles de límites de grano. En muchos
de estos casos, los fluidos probablemente surgen en las últimas etapas de la cristalización magmática.

Debería ser obvio de lo anterior que todo esfuerzo físico y mental debe hacerse para comprender el método de
acceso a los fluidos (canales). El problema de reconocimiento de acceso aumenta con la escala y / o intensidad del
efecto de alteración. Este volumen tiene como objetivo reconocer y caracterizar la alteración en las primeras
instancias, y solo puede elevar el nivel de conciencia del observador en situaciones más complejas. Sin embargo, se
ha incluido al menos un ejemplo de la mayoría de los estilos de canal, y se incluyó una discusión completa con los
títulos de las figuras.

3.7 Conciencia Química


¿Hay algún cambio químico obvio?

Este volumen no ha sido escrito desde el punto de vista químico y sin duda incurrirá en irritación menor por los
geoquímicos de fluidos. Los ajustes químicos son, por supuesto, de suma importancia para obtener información
sobre la naturaleza de los fluidos del mineral. Este campo de trabajo tiene la misma importancia que el
reconocimiento / observación y es un poco desafortunado que muchos de los principales observadores sean
geoquímicos de fluidos muy pobres y viceversa. Sin embargo, incluso los menos favorecidos químicamente deberían
al menos cultivar el hábito de observar parámetros químicos obvios. Esto requiere un conocimiento elemental de la
composición química de los minerales de alteración comunes. Es una operación simple de deducir que una cuarcita
que se ha convertido en clorita ha perdido sílice y ha ganado magnesio, hierro y aluminio. En la mayoría de los casos,
el cambio químico general debido a la alteración puede derivarse fácilmente de las diferencias obvias entre la
mineralogía del hospedador y la alteración. En la Sección 4 se brindan algunos detalles de los minerales de alteración
comunes, y cualquiera que aspire a la experiencia en alteración debe asegurarse de estar familiarizado con la
química mineral esencial.

3.8 EJEMPLOS DE TIPOS DE ALTERACIÓN Y ESTILO ESTRUCTURAL


Las siguientes placas (1A-22) están incluidas para darle al lector una impresión visual general de varios tipos de
alteración 1 dentro de una variedad de estilos estructurales. En cada caso, se ha proporcionado una descripción
detallada que incorpora el procedimiento de pensamiento descrito anteriormente. Se recomienda enfáticamente
que el principiante revise cada uno con cuidado. La observación detallada es el hábito principal que vale la pena
cultivar.
PLACA 1A

ALTERACION SERICITICA: Vena de cuarzo con halo de alteración oscuro (dominado por sericita) en el anfitrión de
granito fino. Mina de cobre New St. Patrick, Copper Firing Line, Herberton, Queensland, Australia.

Esta placa se presenta para dar al lector una impresión visual del tipo de alteración sericítica muy común. Se ha
incluido dos veces (Lámina 1 y Lámina 1A) para facilitar tanto la discusión en la Sección 2, como la descripción
completa aquí.

RECONOCIMIENTO GENERAL DE ALTERACIÓN : La alteración se anticipa automáticamente a partir de la presencia del


halo oscuro dominante adyacente a la veta de cuarzo.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: La aplicación del "principio de movimiento" solo requiere un movimiento


simple del globo ocular que se desplaza desde el granito relativamente inalterado hacia el canal del estilo de vena
central (cuarzo blanco).

IDENTIFICACIÓN MINERAL: El nuevo ensamblaje de alteración está compuesto por material de grano gris-verde-
beige de grano fino, junto con un mineral de color marrón oscuro oscuro de grano más grueso y un mineral vítreo
gris-blanco. Los últimos dos obviamente se relacionan con minerales similares en la roca huésped (biotita oscura y
cuarzo gris-blanco). El mineral dominante gris-verde-pulido es demasiado fino para una identificación positiva. Sin
embargo, esto el color es muy típico de la mica blanca de grano fino, tradicionalmente dado el vago nombre general
sericite. El término horroriza a los mineralogistas debido a su naturaleza imprecisa. Sin embargo, está totalmente
arraigado en el lenguaje geológico común como un término general útil. La mayoría de las sericitas resultan ser
varias especies de moscovita, pero generalmente requieren difracción de rayos X y examen de microsonda
electrónica para una aclaración detallada. Estos procedimientos requieren mucho tiempo, son costosos, requieren
experiencia avanzada en investigación y, por lo general, no se persiguen en el nivel de exploración de la
investigación. El principiante debe notar que la sericita de grano fino es con frecuencia de un color mucho más
oscuro de lo que podría esperarse. La inspección minuciosa de la Placa 1A también deja la impresión de que el
contenido de sílice puede aumentar ligeramente en relación con el de la roca huésped. Solo hay un indicio de
aumento de sílice en algunas áreas más cercanas a la vena, aunque esto es discutible.

OBSERVACIÓN DE CAMBIO: (ZONA TRANSICIONAL): Este parámetro importante implica una inspección visual
cuidadosa para determinar con precisión qué ocurre con cada especie mineral hospedante visible a medida que la
alteración comienza a surtir efecto. La atención se centra así en la zona de transición. En este caso, está claro que los
feldespatos (blanco rosado) se han alterado y se ven en todas las etapas de la transición de parcial a completamente
alterado. También se debe tener en cuenta que el proceso también destruye las características límite relativamente
nítidas de los feldespatos individuales. Este desenfoque de bordes es una indicación importante de que un mineral
está siendo alterado. La biotita (oscura) permanece relativamente intacta, aunque una observación muy cuidadosa
de algunos granos da lugar a sospechas de efectos borrosos en los bordes. Aunque no es visible, ¿ha sido alterado
parcialmente a clorita? El cuarzo (gris-blanco) no ha sido tocado.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: La alteración parcial concentrada dentro de los feldespatos huéspedes produce
naturalmente un resultado de textura que tiene un patrón similar al del huésped. Por lo tanto, es texturalmente
retentivo.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: La veta de sílice blanca contiene espacios vacíos abiertos y los cristales de cuarzo son
discernibles en varios puntos. Por lo tanto, se identifica como relleno y representa un canal original. La relación
simétrica entre la veta y la alteración sugiere (pero no prueba) que los fluidos responsables de la alteración pasaron
por el canal ahora ocupado por el relleno de cuarzo. Esto sugiere (pero no prueba) que el relleno y la alteración
están relacionados. (Obviamente, se necesitarían muchos más ejemplos de campo de la misma relación para
contrarrestar la posibilidad de que la veta de sílice se haya formado fortuitamente en esta ubicación central en una
fecha posterior). Vale la pena señalar que el carácter de espacio abierto de la veta sugiere un origen tensional para la
porción bajo observación. Esto podría lograrse mediante cualquier permutación de fallas, desarrollo de juntas,
disolución o elevación hidráulica. El cuarzo estilo peine argumenta contra la apertura incremental (a diferencia de la
sílice de estilo de fibra).
CONCIENCIA QUÍMICA: El principal cambio observable es que los feldespatos se convirtieron en sericita. Los
feldespatos parecen ser predominantemente ricos en potasio (K-spars) y la sericita puede llamarse tentativamente
moscovita (mica rica en potasio hidratada). Si este es el caso, primero se ha agregado agua a la roca. En segundo
lugar, el feldespato de potasio con una relación K: Al: Si de 1: 1: 3 se ha convertido en moscovita con una relación K:
Al: Si de 1: 3: 3. Esto significa que K + y K2O pueden haberse perdido de la roca. Obviamente se requiere una
confirmación microscópica para llevar este tema más allá. Si la veta de cuarzo está relacionada con la alteración, los
fluidos también aportaron sílice en algún momento.

PLACA 1A ALTERACIÓN SERÍTICA Vena de cuarzo con halo de alteración oscuro (dominado por sericita) en un
huésped de granito de grano fino. Mina de cobre New St. Patrick, Copper Firing Line, Herberton, Queensland,
Australia. Esta placa se presenta para permitir la discusión de los principios básicos de la alteración (Ver Sección 2 -
texto) y para dar al lector una impresión visual del tipo de alteración sericítica muy común.

PLACAS 2A, 2B, 2C GREISEN (ALTERACIÓN POR SÉRICA DE SILICONA) Mina de tungsteno Ollera Creek, distrito de
Paluma, Queensland, Australia. (Muestra proporcionada por G. W. Clarke).

Este espécimen ha sido seleccionado para mostrar un frente de alteración progresiva de mineralogía diversa (sílice-
sericita) como un ejemplo de alteración de estilo greisen, y para demostrar la naturaleza texturalmente destructiva
de la alteración de sílice. El depósito es del estilo de tubería de tungsteno y es una versión más pequeña del tipo más
conocido de Bamford Hill, que también se encuentra en el norte de Queensland.

RECONOCIMIENTO GENERAL DE ALTERACIÓNSe sospecha una alteración a partir de los cambios mineralógicos
fácilmente aparentes a medida que se acerca la región mineralizada (rica en sílice) desde el granito huésped.
(Ilustración 2A)
POSICIONAMIENTO OBSERVACIONALEl movimiento del globo ocular es suficiente con este espécimen, aunque en el
campo la zona de alteración puede requerir un movimiento físico alrededor de la escala de 0.5 metros.

IDENTIFICACIÓN MINERALLa zona de alteración es un ejemplo clásico diseñado para confundir al principiante.
Obviamente, la mineralogía varía y son evidentes tres zonas definidas de manera muy vaga (Lámina 2A). Una zona
vidriosa blanca grisácea interior y una zona oscura externa están separadas por algo que está texturalmente entre
los dos. Habiendo notado esto, está claro que todas las zonas están compuestas por varias combinaciones de dos
minerales. La sílice (gris-blanca) predomina hacia el borde derecho. La misma sílice está presente en el resto de la
zona de alteración, pero también está acompañada por otra forma de sílice gris oscuro. El segundo mineral es una
mica de color oscuro a blanco pálido que es de color oscuro en la mayor parte de la superficie de la losa, pero se ve
mucho más pálido en la cara de la roca normal. La mica también tiene dos formas principales, que se presentan
como grupos discretos de cristales gruesos oscuros dentro de la zona alta en sílice (blanco grisáceo) y como
agregaciones ligeramente más finas de grano más fino dentro de las zonas de sílice gris oscura de las regiones
externas que se aproximan al huésped de granito. Otros dos minerales están presentes en cantidades relativamente
pequeñas. Primero hay algunas manchas de color rosa pálido (Lámina 2A - arriba a la derecha, Lámina 2C - arriba a la
derecha) y justo al lado de la transición granito-greisen estos son algunos cúmulos de cristales muy oscuros. El
mineral de color rosa pálido es, probablemente, feldespato potásico y los cúmulos oscuros son probablemente zonas
de moscovita de color oscuro relacionadas con la roca huésped. (Vea abajo).

¿Debería llamarse a esta roca alteración sericítica, alteración de la sílice, alteración de la sericita-sílice o alteración de
la sílice-sericita? Dado que el componente de mica blanca es en su mayoría de grano grueso, también podría
argumentarse que se llama alteración de moscovita. Esta discusión se vuelve aún más angustiante cuando se
observa que las micas blancas en la roca son casi ciertamente inusuales y dado que su entorno es probablemente
rico en litio o flúor. Los geólogos practicantes de tintungsteno aumentan la confusión al usar

el término muy bien establecido de alteración de greisen para describir el conjunto de mica-sílice de grano grueso. El
autor preferiría establecer la mineralogía general del globo ocular y nombrar en consecuencia y usaría inicialmente
los prefijos de cuarzo-moscovita, probablemente reconociendo el término greisen tradicional mediante el uso de
corchetes. Como se puede ver, no existe una estandarización aceptada y, en este momento, es solo una de esas
cosas ilógicas diseñadas para enviar a los clínicamente mentalizados a una profunda depresión.

OBSERVACIONES DE CAMBIO - TRANSICIONES

La roca en realidad contiene tres transiciones (de izquierda a derecha)

(a) Granito a (muscovita) sericita-sílice (nítida) alteración texturalmente retentiva

(b) Sericita-sílice - a sílice-sericita (muy vaga) -temperatura de retención de la textura retentiva

(c) Sílice-sericita a sílice (vaga) - nueva textura (relleno)

La roca huésped de granito (2A, 2B) está compuesta por cristales de cuarzo de tamaño variable (blanco grisáceo) que
presentan una forma de cristal redondeada y vaga, y se unen comúnmente en grupos similares a cadenas. Estos
están intercalados con feldespatos K de color rojo ladrillo (¿hematita espolvoreado?) Que varían en tamaño de grano
y varían de formas semicristalinas a intersticiales. La plagioclasa es rara pero un ejemplo alterado (sericitizado) está
presente, que aparece encerrado por K-feldespato (textura rapakivi) e incluye algunas manchas oscuras. Los
agregados oscuros de estilo intersticial, relativamente restringidos, son una variedad de moscovita. El cambio de
rosa a gris es bastante agudo, y aunque es obvio a gran escala (figura 2A) que los feldespatos han cambiado, es
bastante difícil confirmar el primer plano (figura 2B). La posición de feldespato es absorbida por diversas formas de
minerales greisen oscuros y pálidos (micas). Hay una tendencia a que las micas blancas aparezcan oscuras en las
losas. Algunos restos de feldespato se pueden ver en las zonas más pálidas (centro superior). El cuarzo de granito y la
moscovita oscura parecen relativamente intactas y hay indicios de que ha aparecido sílice extra en las zonas de color
verdoso oscuro. La placa 2C muestra el cambio de sílice (relleno superior a la derecha) a la alteración rica en sílice
(abajo a la izquierda). Comparado con la Placa 2B, se puede suponer que las texturas originales de feldespato son
aún menos obvias, las micas son de grano más grueso y hay un aumento general de sílice. Esta textura ha sido el
resultado de la continua alteración del material que comenzó su vida como el descrito en la Placa 2B, es decir, un
frente de alteración que avanza.

PLATES 2 A B C GREISEN (SERICITE-SILICA ALTERATION)


Ollera Creek tungsten mine, Paluma
District, Queensland, Australia.
Specimens provided by G. W. Clarke.

IDENTIFICACIÓN TEXTURAL: La textura granítica de la roca huésped se retiene vagamente sobre la mayor parte de la zona debido a la
resistencia del cuarzo de granito a un cambio importante. La retención de textura se rompe progresivamente acercándose a la zona de borde de
alta sílice. Esta roca contiene una gran trampa tanto para principiantes como para profesionales y requiere una inspección muy cuidadosa en el
extremo rico en sílice con un buen conocimiento de las texturas de relleno (Ilustración 2C, arriba a la derecha). Los racimos de mica se aíslan con
fuertes indicios de texturas triangulares, la sílice se vuelve relativamente uniforme de color con toques de caras de cristal. Muchos de estos últimos
se pueden ver proyectando en los racimos de mica. ¿El feldespato rosado? también muestra varios indicios de textura intersticial triangular. Es
muy probable que la zona del borde oculte una región de relleno, produciéndose una borrosidad de bordes de sílice texturalmente destructiva
hacia la dirección de la roca de recepción (ver cambio).

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: A partir de la evidencia de relleno discutida anteriormente, parece razonable suponer que un espacio lleno de fluido
estaba originalmente presente hacia el borde de la muestra. En el campo, estas zonas de relleno forman grupos de zonas similares a tuberías
irregulares y la creación de espacios abiertos en las rocas relativamente no ligadas siguen siendo un misterio (se sospecha disolución química).

CONCIENCIA QUÍMICA: A escala de observación, se puede observar que el contenido de sílice aumentaría obviamente de izquierda a derecha,
disminuyendo el potasio a medida que disminuye el componente de sericita. El cambio de granito a sericita-sílice podría resultar en la pérdida de
potasio a medida que el feldespato-K se convierte en sericita-sílice y cualquier contenido de sodio y calcio representado por la placioiclasa se
perdería.

† PLACA 3 ALTERACIÓN SERÍCITA-SÍLICA Alteración fílica Mina de cobre Chuquicamata Chile. (Muestra proporcionada por S. Beams).

Esta placa se ha incluido específicamente para ilustrar el estilo de alteración de cobre pórfido denominado alteración fílica que comúnmente se
asocia con vetas de stockwork.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La alteración se sospecha por la presencia de venas obvias con halos oscuros. Posicionamiento
observacional Movimiento del globo ocular, con la inspección de la lente de mano de cerca.
IDENTIFICACIÓN MINERAL: Las zonas de alteración consisten en un material gris-verde-blanco pálido junto con minerales más oscuros que son
de grano fino y difíciles de identificar. Los minerales más pálidos se componen de un mineral gris vítreo (cuarzo) y un componente blanco verdoso
más pálido (sericita). Las distinciones y los colores se ven mejor asociados con la veta más grande (arriba a la izquierda). Esto contiene una zona
central de minerales oscuros (¿sulfuros?) Y cuarzo, que probablemente sea un relleno. La alteración adyacente al relleno es rica en sílice con un
componente de sericita creciente que se acerca a las rocas de la pared. En la mayoría de los casos, esto se denominaría alteración sericítica o
sílice-sericita. Sin embargo, cuando se encuentran dentro de un sistema de pórfidos de cobre, los geólogos tienden a volver a la terminología de
alteración y zonificación bien establecida y llaman a esta alteración fílica (¡No es de extrañar que los principiantes tengan problemas!) La zona de
alteración fílica es particularmente importante ya que zona. La calcopirita y la pirita son los principales sulfuros. No se distinguen en la placa y se
sospecha que el enriquecimiento de la calcocita secundaria es responsable del color oscuro. También se observa que las manchas de sulfuro
oscuro

ocurren dentro de las rocas de la pared donde representan la alteración del sulfuro. El conjunto de alteración completo es sílice-sericita-sulfuro
(pirita y calcopirita).

OBSERVACIÓN DE CAMBIO

(ZONA TRANSICIONAL): La roca de la pared es una roca ígnea porfídica (monzonita?) Con fenocristales de cuarzo (oscuro), plagioclasa (blanco),
con raro K-feldespato rosado. El último color rosado es inusual y plantea la posibilidad de una alteración potásica preexistente. La matriz tiene un
tamaño de cristal (textura seriada) y está compuesta de feldespatos blancos / amarillentos y cuarzo más oscuro. El tamaño de grano fino y las
zonas de orillo estrecho determinan el examen de la escala de la lente de mano. El principal cambio es la conversión de feldespatos de matriz a la
sericita de color blanco verdoso pálido (se ve mejor en la vena superior izquierda). A medida que se acerca al centro de la vena (zona de relleno),
la sericita de color blanco verdoso comienza a difuminarse y deja la impresión de que la sílice está aumentando. La alteración probablemente esté
dividida en zonas con sílice que aumenta hacia el canal central de relleno de sílice (véase la Figura 2A). Las vetas más pequeñas (abajo a la
derecha) tienen poco relleno y la alteración es, en consecuencia, dominada por sericita.

OBSERVACIÓN DE CANALES: El acceso a fluidos es obviamente a través del sistema de fractura de stockwork. El canal de veta principal parece
haber sido lo suficientemente abierto como para recibir precipitación de relleno. Las venas más pequeñas parecen haber sido solo pequeñas
grietas que permitían el paso del fluido pero dejaban poco o ningún espacio para la precipitación de relleno.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: Aunque es un poco difícil de ver, la alteración es texturalmente retentiva en las franjas externas de sericite. Sin
embargo, si la alteración procede al extremo de sílice del espectro, la zona interna de sílice es texturalmente destructiva. (Nota: la alteración más
silícea es texturalmente destructiva,

ver Lámina 6.)

† ALTERACIÓN CON 4 CLORO EN GRANITO MIAROLÍTICO

Muestra de la zona de mineral diseminada en la mina de estaño Zaaiplaats, Limpopo, Sudáfrica. (Muestra proporcionada por P. J. Pollard).

Este espécimen se ha incluido para mostrar la alteración clorítica y el estilo miarolítico del canal de permeabilidad.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: Se sospecha una alteración de las zonas borrosas borrosas alrededor de los bordes de la mineralización
de sulfuro.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: Aunque solo se requiere movimiento de globo ocular, es esencial que el observador sea capaz de
distinguir claramente el relleno de la alteración. Esta distinción (¡o falta de ella!) Es una observación descuidada y frecuentemente da como
resultado una mala interpretación del origen del depósito. En este caso, la cavidad miarolítica se ha llenado con precipitados minerales y los fluidos
también han causado una alteración alrededor de los bordes. El observador tiene que localizar con precisión el borde de la cavidad.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: La mineralogía de relleno es muy variada y consiste en cristales vidriosos oscuros (cuarzo), grupos de color verde
oscuro (clorita), cristales de plata opacos (¿casiterita?) Y de color plateado tardío (arsenopirita). Algunos minerales de color amarillo pálido /
marrón también están presentes (?). La mineralogía de alteración se observa inicialmente mejor en la región basal izquierda de la cavidad
rellenada y consiste en manchas de color verde oscuro (clorita) asociadas con feldespato. El dominio del verde oscuro favorece el nombre de
alteración clorítica.

OBSERVACIÓN DE CAMBIO

(ZONAS TRANSITORIAS): La roca huésped es granito compuesto de feldespato de potasio (rojo) complejo "interpuesto" con albita (rosa) y cuarzo
(gris-vidrioso). Algunos parches son posiblemente granofílicos con finas espesuras de cuarzo intercalado con feldespato. La alteración inicial está
marcada por manchas y parches orientados de clorito oscuro que aparecen dentro de los feldespatos de potasio rojo (arriba a la izquierda), esto
progresa erráticamente para eventualmente asumir la posición de feldespato. Todas las etapas de la alteración se pueden encontrar mediante el
seguimiento de las proporciones decrecientes de feldespato rojo en los cristales bajo ataque. Un área que se proyecta en la porción superior de la
cavidad de relleno aún retiene un poco de feldespato y puede ser recogido por pequeñas ampollas de cuarzo que parecen resistentes a la
alteración de la clorita.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: La alteración de clorita es texturalmente retentiva ya que ocupa preferentemente los sitios de feldespato dejando el
cuarzo de granito relativamente intacto. Esta secuenciación es normal para la mayoría de las formas de alteración, aunque con una intensidad
creciente, la retención de textura se pierde a medida que se reemplaza finalmente la sílice huésped.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Presumiblemente, el fluido ha ganado acceso a través de la cavidad miarolítica, que es solo una de muchas dentro
de la roca. La alteración clorítica solo alcanza proporciones significativas alrededor de la cavidad y esto plantea una serie de preguntas difíciles
con respecto al acceso a los fluidos. El conjunto de granito está probablemente en el rango de +600 ° C mientras que el conjunto hidrotermal está
en el rango de> 500 ° C.

¿Estaba el fluido siempre presente? - ¿Se mueve a través de la roca y, si es así, por qué? - ¿Los feldespatos solo muestran alteración de clorito
enfocada en la cavidad?
CONCIENCIA QUÍMICA: La conversión de feldespatos K y Na a clorita requiere la adición de Fe, Mg y la pérdida de K, Na. Es de suponer que
algunas agrupaciones (OH) también se agregan. Es interesante observar que todos los elementos agregados como relleno no se registran
mediante el proceso de alteración, que proporciona una considerable cantidad de elementos de reflexión para los científicos que hacen
deducciones basándose solo en ensamblajes de alteración.

ALTERACIÓN DE LA PLACA 5 CHLORITA Mina de estaño Jumna, Irvinebank, Queensland, Australia.

La muestra se ha seleccionado para ilustrar un producto típico de alteración clorítica de grano fino.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: Se sospechará una alteración dentro de esta roca debido a los cambios graduales que se observan de
abajo arriba acercándose a la zona verde oscura. La zona verde oscura es representativa de las rocas que contienen estaño dentro de la mina.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: El movimiento del globo ocular es el único posicionamiento requerido para este espécimen, aunque
dentro de la mina se puede requerir que el observador se mueva físicamente varios metros para alcanzar el borde de las zonas verdes (clorito).

IDENTIFICACIÓN MINERAL: La zona de alteración sospechada contiene dos minerales prominentes en forma de gotas de color rojo ovado dentro
de un mar de material verdoso oscuro de grano fino. Las manchas rojas son granate hidrotermal y el material verde oscuro es clorita. La clorita es
un mineral difícil de identificar y muchas personas toman un tiempo para tomar el tinte verdoso. La clorita alterada comúnmente es de grano fino y
parece negra a simple vista. Se recomienda enfáticamente la inspección de una superficie rota con una lente de mano. La clorita también es muy
variable en la composición química y, aunque generalmente es ferromagnesiana, es comúnmente rica en hierro. El trabajo microscópico resolverá
parcialmente los problemas, pero la comprensión mineralógica a gran escala requiere un trabajo de microsonda. Los minerales ricos en hierro son
muy susceptibles a la alteración clorítica. El granate rojo no es un producto de alteración común fuera de los ambientes de skarn, pero puede
ocurrir asociado con rocas huéspedes de hierro como el basalto. La zona de alteración también contiene cantidades menores de un material de
color amarillo pálido pálido de grano fino (¿siderita?) Y está atravesada por unas pocas fracturas teñidas con hierro. El predominio del material
verde oscuro causaría que la mayoría de los geólogos lo llamaran alteración clorítica.

OBSERVACIONES DE CAMBIO: La roca huésped (abajo) está compuesta esencialmente de fragmentos de cuarzo de tamaño variable y se
conoce localmente como cuarcita. Hay algunos componentes menores que son demasiado pequeños para identificarlos a simple vista. El proceso
de alteración se muestra bien y simplemente el clorito reemplaza los fragmentos de sílice a través de las fracturas, la matriz y el acceso al límite
del grano. Todas las etapas de la interacción líquido / roca son evidentes con los granos de cuarzo que ocurren en todas las etapas de alteración.
Los fragmentos más pequeños parecen estar alterados más fácilmente que sus compatriotas más grandes. ¡Esta placa descartará cualquier
reserva que la gente pueda tener sobre la capacidad de algunas soluciones hidrotermales para reaccionar con la sílice!

OBSERVACIONES TEXTURALES: El proceso de alteración se clasificaría claramente como texturalmente destructivo, aunque se pueden ver
algunas estructuras fantasmas remanentes en la losa en las regiones menos alteradas. Estos no son fácilmente visibles en rocas rotas en la
situación de campo.

OBSERVACIONES DE CANALES: Dentro del host, el acceso al fluido de roca es a través de una serie de pequeñas fracturas que han permitido y
mejorado el acceso a la permeabilidad del límite del grano. Se supondría que el canal principal está hacia la parte superior de acuerdo con la
alteración mejorada. Es interesante notar que el granate rojo predomina en esta región y dada su naturaleza euhedral sería un candidato principal
para el relleno. Aunque apenas se ve en esta superficie, el área de granate también contiene una gran cantidad de clorita que es un poco más
pálida que en otras regiones. De nuevo, el relleno es una posibilidad y podría verificarse mediante grabado. Los minerales son en realidad zonas
de brechas fuertes donde los fragmentos han sido alterados de forma completa.

CONCIENCIA QUÍMICA: La roca del país es esencialmente sílice, mientras que el producto alterado es esencialmente clorita. Obviamente, se
requieren grandes adiciones de grupos Fe, Mg, Al y (OH) y han llegado a través del fluido hidrotérmico.

ALTERACIÓN DE PLACA 6 SILICIC

Mina Isobella (plata, plomo, zinc), Herberton, Queensland, Australia.

Esta placa ha sido seleccionada para mostrar la alteración típica de la sílice, el acceso al fluido de stockwork, la naturaleza texturalmente
destructiva de la alteración silícea y los efectos de borde borrosos entre el relleno y la alteración.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La presencia de una mineralización de sulfuro de vettle / stockwork con zonas obvias de orillos venosos
inmediatamente despierta la sospecha de alteración.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: Dentro de la placa solo se requiere movimiento de globo ocular para atravesar posibles zonas de
alteración. Sin embargo, dentro de la zona mineral, están presentes áreas de sílice / sulfuros de varios metros de espesor. En una etapa, la falla en
reconocer el relleno de la alteración causó que la zona de falla brechada se identificara erróneamente como un estilo de mineralización de sulfuro
masivo volcanogénico.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: Las zonas de la veta de Stockwork están compuestas por un mineral vítreo de color blanco grisáceo (cuarzo), una
variedad de minerales de color oscuro (esfalerita) y pequeñas manchas / vesículas amarillas pálidas (pirita). El predominio del cuarzo sugeriría
rápidamente que estaba presente la alteración silícea (silicificación). Los geólogos familiarizados con las vetas y las texturas de relleno serían
cautelosos con respecto a los sulfuros que probablemente sean rellenos. En este contexto, es muy probable que parte de la sílice también sea un
relleno. Se buscarán muestras adicionales para resolver la situación.

OBSERVACIONES DE CAMBIO

(ZONAS TRANSITORIAS): La roca huésped (abajo-a la derecha) es un metasedimento de grano fino a medio compuesto de sílice (gris) y
feldespato? (crema pálida a amarillo pálido). Se denomina localmente cuarcita. El cambio se ve mejor (arriba a la izquierda) en zonas de intenso
desarrollo de vetas de sílice donde los segmentos de la roca huésped se encuentran entre las vetas y se producen en todas las etapas de
alteración. El material de crema pálido obviamente se está convirtiendo en sílice. Es muy difícil ver una ruptura natural entre la sospecha de
alteración de la sílice y la sospecha de relleno de sílice. Este efecto de borrado de bordes es muy común en la alteración silícea. La dificultad para
diferenciar la alteración silícea de la precipitación de sílice es un problema constante tanto para los especímenes de mano como para los
observadores microscópicos. En la mayoría de los casos, el observador de la muestra de mano tiene una ligera ventaja ya que la alteración silícea
puede tener un color ligeramente diferente al del relleno que no es visible en la sección delgada. Es posible en esta placa solo percibir el contorno
fantasma de un fragmento de roca huésped (arriba a la izquierda) donde la sílice (alteración) es ligeramente más oscura que la de cada lado
(¿relleno?) Del fragmento fantasma. Existe la posibilidad de que se haya producido más de una fase de introducción de sílice, ya que hay indicios
de una veta transversal de sílice-esfalerita (centro). Se requerirán más especímenes para establecer esto ya que la evidencia aquí es un poco
inconclusa.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: El grado de retención de textura es muy pequeño y la alteración elimina rápidamente la mayoría de las
características de la roca de host original.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Los puntos de entrada de fluido están marcados por zonas altas de sílice (veta) y la roca parece haber sido
destruida (la muestra es en realidad un borde de una amplia zona de brecha de falla que se extiende por aproximadamente cien metros a lo largo
del rumbo). La probabilidad de un relleno extenso en espacios abiertos es alta y, dada la falta de cizallamiento o de harina de roca, la roca
probablemente ha sufrido algún levantamiento hidráulico con introducción de fluidos.

OBSERVACIÓN QUÍMICA: Si el mineral pálido de la roca huésped es feldespato, las rocas alteradas claramente han perdido componentes como
K, Na, Ca y posiblemente Al al tiempo que obtienen sílice. Si el componente de sulfuro se ha agregado o no depende de si el observador los
interpreta como precipitación o alteración de relleno. El escritor sospecharía que la mayoría son componentes de relleno.

† PLACA 7 CLORITO, ALTERACIÓN DE EPIDOTE (CARBONATO)

alteración de Propylitic.

Vaciado de minas, distrito de minería de oro Ravenswood, Queensland, Australia.

Esta placa ha sido seleccionada para ilustrar las características principales de un estilo de alteración comúnmente denominado propilítico. La roca
es de grano grueso y los cambios mineralógicos se observan fácilmente. La mayoría de las rocas alteradas propilíticamente son de grano fino y
emanan de rocas que contienen abundantes minerales ferromagnesios oscuros (por ejemplo, basalto, dolerita, andesita).

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La alteración se sospecha por el cambio en la coloración que se mueve de abajo hacia arriba. La
borrosidad mineral también aumenta en esta dirección y la muestra es de hecho un halo a una veta por encima de la placa,

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: Globo ocular solamente.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: La zona alterada consiste en una variedad de minerales que incluyen un componente amarillento nítidamente
definido junto con cantidades significativas de un mineral de color blanco grisáceo, una sustancia vidriosa incolora, y una preponderancia de
granos minerales de color negro oscuro a verde oscuro. El mineral vidrioso e incoloro es cuarzo, el blanco gris verdoso es feldespato parcialmente
alterado y los granos amarillos son epidota, posiblemente una variedad rica en Ca. Los minerales oscuros son componentes ferromagnesianos y
representan biotita y hornblenda parcialmente alteradas a clorita. Es probable que Chlorite también sea responsable de la coloración verdosa de
muchos de los feldespatos. El conjunto de alteración clorito-epidota (+ calcita) se llama propilítico y es una alteración de baja temperatura muy
común. Es particularmente visible en rocas ferromagnesianas (basalto, dolerita, andesita) como un tinte verdoso (clorita) a los minerales
ferromagnesianos con epidota verde-amarillo ocasional (ver Lámina 8). El nombre se utiliza con frecuencia en los sistemas de pórfidos de cobre
donde la alteración propilítica forma la zona exterior y más extensa de un complejo zonificado sistema de alteración

OBSERVACIÓN DE CAMBIO

(ZONAS TRANSITORIAS): La zona de transición de cambio es gradual y la intensidad de la alteración aumenta vagamente hacia la parte superior.
La roca inicial (abajo) es una tonalita de grano medio compuesta de cuarzo menor (vidrioso claro), abundante plagioclasa (blanco) y minerales
oscuros igualmente abundantes (biotita, anfíbol). Muchos de los minerales oscuros contienen pequeñas manchas amarillas de pirita de grano fino.
La obvia textura ígnea se caracteriza por límites de grano definidos. Aunque la alteración es texturalmente retentiva, un examen minucioso revela
que los límites minerales comienzan a verse borrosos, y la textura inicial entrelazada se vuelve borrosa. Esto se logra principalmente a expensas
de la plagioclasa y los granos minerales oscuros. Una buena observación implica tomar cada individuo

mineral de la roca original y específicamente buscando ver cualquier cambio a medida que aumenta la alteración. Los granos de cuarzo se
mantienen sin cambios. Los granos de plagioclasa se afectan de forma variable, pero un número significativo o porciones de ellos son de color
gris-verde. También es evidente que el epidoto "amarillo" preferentemente

aparece en los sitios de plagioclasa. Es probable que en realidad sea clinozoisita, que es un miembro final rico en Ca. Clinozoisite tiende a estar en
el lado amarillo del rango "epidoto" verde-amarillo. Los minerales ferromagnesianos (oscuros) parecen estar menos alterados, pero una inspección
cuidadosa muestra que muchos de ellos no son tan negros o brillantes como los originales y han adquirido un aspecto gris verdoso oscuro. Esto es
probablemente debido a la alteración de clorita, que también es responsable de oscurecer muchos de los límites de grano originalmente afilados.
Las manchas pirotécnicas desaparecen a medida que aumenta la alteración. La calcita no es realmente visible a esta escala, pero algunas de las
manchas blancas muy pequeñas quedarían bajo sospecha.

OBSERVACIÓN TEXTURAL

La alteración es texturalmente retentiva.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: La mayor parte del acceso a los fluidos se ha producido a través de un canal de vena a escala de milímetro no
visible dentro de la placa. Sin embargo, una observación cuidadosa revela un pequeño canal de color pálido vertical vago (centro derecha) que
atraviesa la zona alterada. Solo hay un indicio de que la alteración es un poco más intensa en algunos puntos adyacentes al canal. La naturaleza
del canal es un poco oscura, pero parece ser una simple fractura con relleno (sílice? + Clorita?).

CONCIENCIA QUÍMICA: La clorita, aunque es de composición variable, es básicamente un aluminosilicato y epidota de Mg-Fe, aunque
similarmente variable, es un aluminosilicato de Ca-Fe. El epidoto reemplaza la plagioclasa rica en calcio como lo hace una proporción de la clorita.
Por lo tanto, parece que un poco de Fe-Mg es todo lo que se requiere para producir la alteración plagioclasa. El hierro ígneo y los minerales ricos
en magnesio también se han convertido parcialmente en clorito rico en hierro. Parece probable que gran parte de la alteración sea simplemente un
reajuste de elementos dentro de la roca original con poca adición o pérdida. De hecho, la mayoría de las investigaciones analíticas de la alteración
del estilo propilítico demuestran que se ha agregado poco aparte de las agrupaciones adicionales (OH).

PLACA 8 SÍLICE, CLORITO, EPIDOTE, ALTERACIÓN DE SULFURO


alteración propilítica / silícea, brecha intrusiva. Esis perspectiva de pórfido de cobre, Papúa Nueva Guinea.

Este espécimen ha sido seleccionado para ilustrar los principios generales y la dificultad de lidiar con la alteración dentro de los sistemas
complejos de brechas. También proporciona un segundo ejemplo de alteración de estilo propilítico.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: El espécimen es claramente una roca fragmentaria. Los fragmentos varían desde varios centímetros de
diámetro hasta partículas de tamaño de polvo. De hecho, existe una gradación completa, pero sin entrar en argumentos semánticos, la mayoría de
los geólogos verían esto como una combinación de fragmentos y harina de roca. Los fragmentos son generalmente redondeados y se derivan
predominantemente de roca ígnea de textura plutónica oscura. Hay una pizca de fragmentos de cuarzo (material de la vena - borde superior
izquierdo). De las relaciones de campo junto con lo anterior, se ha identificado como brecha intrusiva (molida).

La alteración en este caso se sospecha en primer lugar por la apariencia borrosa y difusa de los minerales dentro de los fragmentos ígneos de
grano grueso, y en segundo lugar por la observación menos obvia de que las partículas de matriz de tamaño más pequeño son igualmente
borrosas y difíciles de discernir. La roca también contiene un contenido de sulfuro sospechosamente alto que sugiere una posible contribución
hidrotermal.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: La alteración dentro de las rocas brechadas generalmente se produce a través de la permeabilidad de la
matriz y este ciertamente parece ser el caso aquí. Para determinar completamente las sutilezas, el observador debe moverse totalmente en un
intento de encontrar la brecha con la matriz inalterada o menos alterada (es decir, buscar la matriz original). Las brechas intrusivas más
significativamente alteradas son el resultado de fluidos tardíos que penetran a través de una matriz originalmente débilmente alterada (ver las
observaciones y el tiempo de cambio).

IDENTIFICACIÓN MINERAL: La composición mineral de la roca (en la parte inferior derecha) es difícil de determinar en cualquier sentido normal.
Al menos dos (probablemente tres) tipos de fragmentos son claramente visibles y presumiblemente la molienda ha resultado en una mezcla de
matriz no homogénea. Los grandes fragmentos con textura ígnea son una mezcla de cuarzo, feldespato grisáceo y minerales ferromagnesianos
oscuros. Estos últimos están mal definidos y tienen un tinte verdoso oscuro opaco que sugiere clorita. Muchos de los feldespatos blancos tienen
contornos igualmente vagos y parecen ser reemplazados por sílice gris. Una variedad de manchas (esfalerita, carbonato de hierro, rutilo,
titanomagnetita?) Se producen dentro de las zonas ferromagnesianas y están presentes varios parches de verde-amarillo (¿epidoto?). Algunos de
ellos parecen estar dentro de las zonas de plagioclasas blancas.

La matriz es más difícil de caracterizar, pero tiene un aspecto general gris verdoso y el espécimen en la mano es muy difícil, lo que sugiere que es
muy silícea + clorita. Obviamente, las partículas de tamaño de polvo se derivan de los fragmentos y en este contexto reflejan parcialmente la
descripción anterior. Sin embargo, hay una reducción notable en el material de plagioclasa blanca. De la muestra a mano parece que los
principales minerales de alteración son sílice, clorita, epidota + un mineral marrón rosado desconocido y sulfuros menores. Para aquellos a los que
les gustan los nombres, la alta cantidad de sílice se pasaría por alto y la etiqueta propilítica se aplicaría fácilmente. Los fragmentos también
contienen cantidades significativas de sulfuros de grano fino que son bastante difíciles de detectar en la placa. ¿Están en el mismo rango de
tamaño que el mineral prominente de color rosa pálido (titanomagnetita -eucoxeno?) Y se encuentran al menos dos especies. Uno tiene un tinte
amarillo pálido (pirita) y el otro es de color oscuro con un brillo plateado muy opaco (¿galena, arsenopirita?). Están bien representados en los
fragmentos correctos de la parte central y muestran una preferencia por aparecer dentro del componente mineral ferromagnesiano. La matriz
contiene un rango similar de sulfuros que son incluso de grano más fino.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: Incluso sin rocas hospedadoras inalteradas, es evidente que la mayor parte de los fragmentos alterados tienen un
alto grado de retención de textura y se han derivado de una roca ígnea de grano medio compuesta originalmente de feldespato, cuarzo y minerales
ferromagnesianos.

El alto porcentaje de minerales ferromagnesianos sugiere algo en el rango tonalita-monzonita. La matriz tiene una textura razonablemente
retentiva a pesar de la silicificación. Las partículas a escala de gránulos aún son visibles, aunque muchas de las más pequeñas están "fantasma" o
borrosas por silicificación.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Los efectos de alteración más significativos están dentro del rango de tamaño de partícula más bajo del material de
matriz, y esto se interpretaría como indicativo de que el acceso a fluido era a través de la permeación de una matriz de brecha arenosa /
polvorienta relativamente no consolidada, con un acceso secundario asociado a los fragmentos.

OBSERVACIÓN Y CRONOGRAMA DE CAMBIO PROBLEMAS: A primera vista, el estilo de alteración penetrante sugiere que un fluido
simplemente ha penetrado a través de la matriz de brechas. El fluido podría venir como parte de la formación de la brecha o, más probablemente,
llegar en una fecha posterior. Este problema solo se puede resolver aplicando el primer principio de alteración, movimiento, para determinar si
quedan áreas de matriz en estado prístino. Un observador experimentado también tendría reservas con respecto al alto grado de silicificación y la
presencia de sulfuro ligada a la asociación clorita / epidota (propilítica), posiblemente incluso pre-brecha. Es posible que la etapa propilítica sea de
hecho sobre impresa por una alteración posterior de sulfuro de sílice. Esta pregunta podría resolverse a partir de un trabajo de microscopio bien
dirigido, pero una vez más la mejor solución sería moverse e inspeccionar las zonas menos sofisticadas de la brecha y también las rocas no
hospedadas de origen / fuente. Esta roca no es realmente para principiantes, y podría inducir a un engañoso y falso sentido de seguridad
propilítica.

CONCIENCIA QUÍMICA: Los comentarios de tiempo hacen que la evaluación química completa sea difícil, y debe tenerse en cuenta que, dado
esto y la naturaleza de fragmentos mixtos, un análisis químico no es tremendamente útil. La roca obviamente ha ganado en sílice, y algunos
componentes de sulfuro, y a juzgar por el estado de los feldespatos de plagioclasa ha perdido algunos de sus componentes (principalmente
calcio). El componente de hierro y magnesio representado por clorita / epidota solo puede representar el reajuste de minerales ferromagnesianos
preexistentes (ver discusión propilítica - Lámina 7).

PLATE 9 POTASSIUM FELDSPAR (K-FELDSPAR) ALTERACIÓN

Alteración potásica. Mina de cobre Chuqui Norte Chuquicamata, Chile.


Este espécimen ha sido seleccionado para ilustrar un estilo de alteración potásica dentro de un sistema de pórfido de cobre.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: Las sospechas de alteración se suscitan por la presencia de una serie de numerosas fracturas pequeñas
asociadas con vetas rosadas de la vena.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: Solo se requiere movimiento de globo ocular. Sin embargo, los observadores deben ser conscientes de
que la mayoría de las alteraciones potasicas en los sistemas de pórfidos se encuentran en el nivel de micro fractura y pueden no ser
inmediatamente obvias. Incluso dentro de ejemplos aparentemente obvios, la coloración rosa pálida se pasa por alto fácilmente en un espécimen
de mano sin pintura. Esto enfatiza que toda observación de alteración debe ser respaldada rápidamente por la inspección de la lente de mano.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: La característica más visible es la coloración rosa pálido asociada con el sistema stockwork. Las vetas están
compuestas de un mineral vítreo gris (cuarzo) y también esporádicamente contienen pequeños minerales oscuros (sulfuros? Biotita?). Los
sistemas de alteración rosa pueden resultar difíciles de identificar a simple vista, debido a la amplia gama de productos de alteración
potencialmente rosa. (K-feldespatos, albita, hematita, carbonato, sílice). Sin embargo, dentro del contexto de pórfidos de cobre, el feldespato de
potasio es una buena suposición y los geólogos de pórfidos tendrían pocas dudas al nombrar la alteración potásica. Una vez más, el uso
convencional crea inmensos problemas para los principiantes ya que el término alteración potásica da solo pistas vagas sobre la naturaleza del
espécimen. Los dos minerales comunes ricos en potasio que caracterizan este estilo son el feldespato potásico y la biotita. Lamentablemente se
producen en proporciones extremadamente variables y en una amplia variedad de estilos estructurales. A veces, el componente K-feldespato es
dominante, pero más comúnmente domina la biotita. Esto es especialmente cierto dentro de los hospedadores porfídicos más máficos que
predominan dentro de los sistemas de pórfidos de arco isla de Papúa Nueva Guinea. ¡Incluso dentro del sistema dominado por feldespato K, el
reconocimiento no es asistido por la presencia común de feldespato K blanco! En general, la alteración potásica es difícil de detectar ya que las
rocas se ven frescas con una mineralogía de alteración de biotita feldespato que se ve muy similar al feldespato de biotita de las rocas huéspedes.
Los estilos estructurales van desde suturas sutiles en porfirios, hasta una alteración semipervasiva muy sutil de las matrices de brechas de grano
fino o la permeabilidad de los límites del grano a través de rocas piroclásticas, volcaniclásticas y sedimentarias de grano fino. Se solicita al
observador que tome nota de algunas de las grietas impersonales muy finas en el cuadrante superior izquierdo. El componente oscuro en estos es
muy probablemente biotita. Este estilo oscuro de grietas a pequeña escala es utilizado por observadores experimentados para detectar posibles
alteraciones potasicas y, en realidad, es más diagnóstico y útil que el efecto rosado que domina a este espécimen en particular.

OBSERVACIONES DE CAMBIO

(ZONAS TRANSITORIAS): La alteración rosada no se distribuye uniformemente a lo largo de las fracturas pequeñas y una inspección minuciosa
revela que muestra una clara preferencia por los feldespatos del material de matriz de grano fino, al tiempo que no afecta al cuarzo. De manera
similar, los fenocristales de feldespatos pequeños (blancos) son más propensos a la alteración que sus contrapartes más grandes. La proporción
de pequeñas manchas oscuras (¿sulfuros?) Muestra una relación espacial estrecha (aunque no perfecta) con la alteración. En un nivel muy sutil,
un observador experimentado podría sospechar que el componente ferromagnesiano de la roca huésped pórfido monzogranítica (biotita?
Hornblenda?) Se ve un poco borrosa / borrosa en los bordes. Es decir, los límites del grano oscuro no son nítidos, como lo son en las rocas ígneas
normales, y en algunos lugares contienen indicios de un color marrón pálido. Es altamente probable que estos se hayan convertido parcialmente
en biotita secundaria.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: La alteración es texturalmente retentiva y la mayoría de las características de la roca original permanecen visibles.

IDENTIFICACIÓN DE LA CANALIZACIÓN : El acceso al fluido es obviamente a través de un extenso sistema de fractura de stockwork que está
presente en todas las escalas. Este increíble rompimiento es un rasgo característico de la mayoría de los sistemas de pórfidos de cobre y solo
raramente alcanza este grado en la mayoría de los otros estilos de mineralización. Una observación cuidadosa muestra que el fluido prefiere
obtener una penetración secundaria a través del componente de matriz de grano más fino.

CONCIENCIA QUÍMICA: Los cambios químicos relacionados con la alteración obviamente dependen de la composición del componente de
fenocristo de feldespato lleno, los feldespatos de la matriz, y si los minerales ferromagnesianos han sido alterados o no a biotita secundaria. La
sugerencia sería que hay un pequeño aumento de potasio acompañado de pérdida de sodio y calcio (de los feldespatos). Si ha ocurrido la
alteración de los minerales ferromagnesianos, podría haber alguna pérdida de hierro o magnesio. Sin embargo, la biotita secundaria es
comúnmente rica en magnesio. Se introduciría el componente de sulfuro a excepción del hierro.

PLACA 10 ALTERACIÓN ADULARIA

Volcanes andesíticos. Mina de oro de Cracovia, Queensland, Australia.

Esta placa ha sido seleccionada para ilustrar la adularia, la alteración generalizada y la destrucción de fragmentos debido al acceso a los fluidos a
través de la matriz y las redes de fracturas.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN:Las características principales que sugieren la presencia de alteración son los límites más bien borrosos
de algunos de los fragmentos más obvios (zona central) y la sospecha de que hay otros fragmentos que han sido "fantasma" (arriba a la izquierda).
Estas características cuando se vinculan con el vago indicio de vetas (abajo a la derecha) son suficientes para sospechar una modificación
extensa de una roca fragmentada por alteración hidrotermal.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: El estilo de alteración que se sospecha es bastante generalizado y se requerirá el movimiento físico del
observador para localizar posibles rocas huésped. En realidad, se trata de andesitas fragmentadas verdes-grises ligeramente sericitizadas.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: Los componentes más visibles son los feldespatos naranja-rojo / rosado la mayoría de los cuales ocurren como
fenocristales dentro de los fragmentos. Los feldespatos están dispuestos en una matriz de grano gris verde (sílice, sericita?) De grano fino. Las
áreas vagas parecidas a venas contienen similarmente feldespato naranja-rojo / rosado junto con material amarillento pálido anaranjado (sílice).
Las áreas restantes texturalmente difusas se componen de combinaciones similares de los minerales anteriores. Algunos minerales oscuros
pequeños también son evidentes (¿óxidos de hierro?). En este caso, ninguno de los minerales es fácilmente identificable y sin rocas huéspedes
visibles es difícil designar aquellos que son el resultado de una alteración. Dada una roca huésped, sería evidente que los feldespatos blancos se
han convertido en rosa y que ha habido una considerable introducción de sílice.

Como se indicó anteriormente (Figura 9), la alteración rosa es siempre difícil de identificar con certeza y podría representar feldespatos de potasio,
albita, sílice, hematita o carbonato. En este caso, la difracción de rayos X y la microscopía han establecido que el nuevo feldespato es adularia y
pertenece a un conjunto de alteración epitermal.

OBSERVACIONES DE CAMBIO: La sospecha de una alteración extensa conduciría naturalmente al observador a controlar lateralmente las rocas
hospedadoras menos afectadas. No se puede hacer una observación coherente de este plato.

OBSERVACIÓN TEXTURAL La alteración es razonablemente retentiva en cuanto a que los fragmentos son reconocibles como rocas ígneas
porfídicas. Sin embargo, los detalles de los límites de los fragmentos y las texturas de la matriz son un tanto vagos y es difícil especular sobre el
estilo de la brecha.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: A juzgar por la distribución de la intensidad de la alteración, el acceso a los fluidos parece haber sido a través del
componente de la matriz de la brecha. Aunque el estilo fragmentario de la brecha es incierto, hay indicios de zonas de relleno dadas por las dos
áreas más pálidas y amarillentas en el centro de la placa. Una delgada tira curvada y una zona más arqueada bordeada por feldespato rojo
podrían representar precipitación directa en un espacio lleno de fluido. El observador obviamente debería moverse para encontrar ejemplos más
claros, pero parece que la ruta del fluido será a través de canales abiertos (brechas) y la permeabilidad de la matriz.

CONCIENCIA QUÍMICA: Sin más información sobre las rocas huéspedes y la identificación de minerales, no es posible especular demasiado
sobre la posible movilidad de los elementos. Un aumento de sílice parece una gran posibilidad, y una introducción de potasio

PLACA 11 ALTERACIÓN DE BIOTITE

alteración potásica. Main Pipe Breccia, mina de oro de Mt Leyshon, Queensland, Australia.

Esta placa ha sido seleccionada para mostrar la alteración de biotita y el acceso de fluido de estilo breccia. También ilustra algunas de las
complejidades involucradas con la alteración de la brecha.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La alteración es difícil de detectar y la muestra a primera vista podría representar una roca sedimentaria
clástica normal. Se puede despertar cierta sospecha por el hecho de que los clastos son difíciles de reconocer a continuación sobre el tamaño del
grano. El espécimen es en realidad una brecha intrusiva (molida) con una matriz fuertemente alterada.

POSICIONAMIENTO DE LA OBSERVACIÓN: La clave del posicionamiento depende de la experiencia del observador con los sistemas de
brechas. Si se reconoce la posibilidad de alteración de la matriz o de la brecha de estilo intrusivo, el procedimiento obviamente es mover y
examinar la situación dentro de otras partes del sistema. En la mayoría de los sistemas intrusivos de brechas, la alteración mayor ocurre después
de la formación de la brecha y es posible pasar de áreas de matriz de brechas relativamente inalteradas a zonas de fuerte alteración asociadas
con la introducción tardía del fluido hidrotérmico (véase la sección del canal a continuación).

IDENTIFICACIÓN MINERAL: Si se sospecha alteración, estaría representado por el material oscuro de grano fino de la matriz. El color oscuro
podría ser causado por una variedad de minerales como turmalina, sílice, clorita o biotita. En este caso, la turmalina y la sílice serían eliminadas
mediante pruebas de dureza. El color negro, en lugar del negro-verde, sugeriría biotita, pero se requeriría una sección delgada para la
confirmación.

OBSERVACIÓN DE CAMBIO: (ZONAS TRANSITORIAS)Las observaciones de cambio dentro de sistemas de brechas intrusivas requieren una
consideración cuidadosa. Esto es particularmente cierto cuando la alteración de la matriz es intensa. En tales situaciones, aunque la alteración de
la matriz es relativamente uniforme, la respuesta de los diferentes fragmentos es variable. La cantidad de alteración de los fragmentos varía de
completa a muy pequeña, y no hay garantía de que la respuesta de alteración sea mineralógicamente similar para las diferentes composiciones de
fragmentos. El problema se compone de lo siguiente.

1. Los fragmentos pueden haberse alterado como resultado de la interacción del fluido hidrotermal antes del proceso de brechación.

2. Los fragmentos pueden haber sido alterados como resultado de la interacción hidrotérmica como parte del proceso de formación de la brecha.
Esto afectaría tanto las rocas hospedadoras prístinas como las previamente alteradas.

3. Todo lo anterior puede haber ocurrido y puede ocurrir una nueva alteración importante como resultado de fluidos de última etapa que impregnan
la brecha. Esta situación es de hecho la norma con los sistemas de brechas intrusivas mineralizadas. Esto afectará a ambos fragmentos
previamente alterados y puede extenderse para reaccionar con rocas relativamente frescas en los márgenes de la brecha.

Las complicaciones anteriores sirven para volver a enfatizar la regla de alteración principal que se puede expresar simplemente como movimiento.
Una excursión a los márgenes de la brecha y las rocas de la pared generalmente resolverá la mayoría de los problemas relacionados con 1)
anterior. Un intento de localizar áreas de brechas que no hayan sido sobreimpresas por fluidos de etapa tardía también ayudará a determinar los
efectos debidos al emplazamiento de la brecha. Este proceso es asistido considerablemente al utilizar núcleo de perforación. En la mayoría de las
situaciones, los problemas resultan ser menos horrendos de lo que se podría suponer, pero el autor confesaría que hay algunas situaciones que
pueden requerir meses de trabajo diligente para resolver completamente la secuencia. Los fragmentos dentro de la placa son claramente de origen
variable y se han visto afectados de manera variable por la alteración dominada por biotita en etapa avanzada. Algunos están "fantasma" en las
escalas pequeñas, mientras que otros parecen no verse afectados

Los fragmentos teñidos de rosa son principalmente del modo de granito / pórfido de grano fino y posiblemente se hayan visto afectados por los
estilos de alteración feldespática (K-feldespato). El tinte amarillo en el fragmento rosado central inferior es la alteración de epidota de feldespato.
Varias misteriosas alteraciones del estilo de la llanta son claramente visibles, especialmente en el gran fragmento de color verde gris y también
alrededor del fragmento rosa directamente a la derecha de la misma. En ambos casos, las llantas no son realmente continuas y es muy incierto si
las llantas se relacionan o no con la alteración causada por el evento de biotita tardía o con un evento previo durante la formación de la brecha.
¡También podrían relacionarse con ambos, con el último evento de sobreimpresión reaccionando de manera diferente con los resultados variables
de una alteración previa! De nuevo, esto enfatiza el requisito de moverse (preferiblemente con un propósito). El color amarillo brillante asociado
con la pequeña grieta es la oxidación de la superficie (arriba).

OBSERVACIÓN TEXTURAL: El grado de retención de textura dentro de los fragmentos es relativamente alto y la mayoría de los geólogos estaría
sugiriendo las rocas huésped mencionadas anteriormente. La retención de textura disminuye progresivamente con el tamaño del fragmento. Los
fragmentos más pequeños de las composiciones apropiadas se vuelven borrosas alrededor de los bordes y, finalmente, invisibles para el ojo. En
términos generales, este proceso se ve mejor en torno al tamaño "arenoso". En otras palabras, si los fragmentos son reactivos, los granos más
pequeños se alteran primero.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Se supone que el modo de acceso a los fluidos es a través de la permeabilidad proporcionada por una matriz de
brechas relativamente no consolidada. Dado el estilo de brecha, muy poco espacio abierto estaría disponible y las texturas de relleno visibles son
raras.

OBSERVACIÓN QUÍMICA: La mayoría de las reacciones de alteración son obviamente complejas dada la naturaleza de la roca (ver la sección de
cambio arriba). Sin embargo, a gran escala está claro que debe haber una cantidad significativa de hierro y potasio dentro del fluido tardío para dar
cuenta de la biotita. Sin embargo, sin conocer la química general de la matriz "original", es muy difícil especular sobre la extensión de la derivación
local frente a la exterior. Dado el conocimiento general sobre la alteración de la biotita, se sospecha que existe un componente externo importante,
que involucra una solución magmática de solución salina a alta temperatura. Esto se ve respaldado por la aparente estabilidad de los fragmentos
ricos en feldespato en la matriz. Es esencialmente una alteración potásica similar a la que está relacionada con los sistemas de pórfidos de cobre
convencionales.

PLACA 12 ALTERACIÓN ALBITICA

Mallae Gap Creek, Selwyn Range, Queensland, Australia. (Muestra proporcionada por P. J. Williams).

Este espécimen se ha incluido para mostrar una alteración de albita y para ilustrar los problemas relacionados con los productos de alteración de
grano fino.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La alteración se sospecha por la naturaleza de la transición gradacional de la roca huésped oscura a un
producto pálido. En el campo, la alteración forma parte de una estructura venosa controlada por fractura.

RECONOCIMIENTO MINERAL: El producto sospechoso de alteración es de grano muy fino y contiene escamas prominentes de un mineral
amarillo punteado similar a un listón (?) Que se presenta dentro de un material de color rosa pálido de grano más fino (feldespato) salpicado de
granos alargados ondulados grises oscuros (cuarzo). Pequeñas manchas oscuras están dispersas por todas partes y hay áreas vagas que
parecen un poco más rosadas que el promedio (¿hematita?). Sería un geólogo muy seguro de sí mismo que podría elegir este ensamblaje solo
con espécimen de mano, y el apoyo petrológico es necesario para la confirmación. La coloración general blanca / rosa sugiere feldespato, pero
hematita, carbonato y sílice son todas alternativas válidas. En el campo, sería mejor describirlo por color / textura en espera de confirmación
petrográfica. Este es comúnmente el caso de productos finales de grano fino, y albita en particular puede asumir una amplia gama de colores
(blanco, rosa, rojo, vidriado gris). Para completar, el lector estará interesado en saber que la alteración es predominantemente albita (carne pálida-
blanca), asociada con esfeno menor (amarillo), cuarzo (gris oscuro) y magnetita (oscuro). La descripción anterior fue escrita antes de la inspección
de una sección delgada.

OBSERVACIÓN DE CAMBIO:

(ZONAS TRANSITORIAS) La roca de acogida es un esquisto oscuro compuesto de minerales de grano fino. Los componentes minerales
principales son minerales ferromagnesianos oscuros (biotita? Anfíbol?), Áreas verdes oscuras (clorito? Sericita? Feldespato alterado?) Minerales
blanco-gris-vidriosos (cuarzo) y algunas manchas blancas brillantes (?) Minutos. Dentro de la zona de transición, el componente ferromagnesiano
desaparece, el componente vítreo permanece. El resto se vuelve cada vez más dominado por el mineral verdoso, que grados hasta el color rosa
pálido dominante de la zona de alteración principal. El mineral amarillo rosado prominente del ensamblaje de alteración comienza a aparecer
dentro de la zona de transición verde.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: La alteración es muy texturalmente retentiva y conserva el carácter esquistoso prominente del anfitrión.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Como se muestra, es difícil evaluar si el canal de fluido está relacionado con un sistema de fractura más allá del
margen de la placa superior, o si está controlado por la capa. La información de campo confirmaría el estilo de fractura de vena.

CONCIENCIA QUÍMICA: Sería difícil hacer comentarios en este caso sin soporte mineralógico microscópico. Sin embargo, sabiendo que albita es
el nuevo mineral principal, parece que se ha agregado una cantidad considerable de Na a expensas de Fe, Mg y posiblemente

PLACA 13 ALTERACIÓN DE CARBONATO DE ARCILLA ALTERACIÓN ARGÍLICA.

Mina de pórfido, mina de oro Mt Leyshon, Queensland, Australia.

Este espécimen se ha incluido para mostrar los efectos de la alteración argílica. Sin embargo, es una roca compleja y también muestra
características de alteración de sulfuro y carbonato.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: La roca despierta sospechas de alteración debido a la coloración blanca penetrante que está vinculada a
la naturaleza suave como la arcilla del espécimen de la mano.
POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: El blanco (arcilla) se distribuye de forma generalizada y es otro ejemplo que requeriría un movimiento
considerable por parte del observador. Este espécimen sería un mal lugar para comenzar, y se requiere un movimiento de decenas de metros para
localizar las zonas menos frescas / alteradas del pórfido. La imagen también se confunde con la zona de sulfuro tipo veta (abajo a la derecha) que
podría ser una fase posterior de sobreimpresión. Esto también requiere que el observador se mueva para tratar de definir la relación entre los
sulfuros y la arcilla. Hay mucho por resolver con respecto a la paragénesis.

IDENTIFICACIÓN MINERAL: Dadas las complicaciones anteriores, sería imprudente avanzar demasiado con esta piedra pendiente de resolución
sobreimpresa / paragenética. Sin embargo, los minerales presentes son un fondo blanco de grano fino (arcilla) con minerales de tipo phenocryst
(arriba a la izquierda) que incluye un mineral marrón pálido pálido (siderita) un mineral gris (cuarzo), un mineral oscuro (¿esfalerita?), Un pálido
¿mineral verde (sericite?), y algunas pequeñas manchas brillantes (pirita). Con el predominio arcilloso, el término argílico no sería inapropiado,
aunque sería mejor citar el conjunto y buscar cualquier relación temporal. Conjuntos similares se producen en toda la roca, aunque es probable
que la esfalerita-pirita de grano más grueso dentro del área de la veta esté llena.

OBSERVACIÓN DE CAMBIO:

(ZONAS TRANSITORIAS) Incluso sin ninguna roca original para comparar, es evidente que hay dos dominios diferentes dentro de la placa. La
zona de alto fenocristo (centro superior izquierdo) da una fuerte impresión de haber sido originalmente una roca ígnea porfídica, mientras que el
resto, aunque contiene fenocristales dispersos aislados, es más enigmático en términos de origen.

La zona porfídica contiene formas claras que sugieren orígenes minerales. Las manchas de cuarzo se ven como el cuarzo original, los materiales
de color marrón oscuro podrían haber sido fácilmente feldespato, y las formas verdes podrían haber sido fácilmente una mica (¿biotita?). Esto de
hecho se ha confirmado a partir de otros especímenes, que también muestran que el pórfido original es extrañamente heterogéneo con parches de
altas concentraciones de cristales que se producen dentro de zonas de fenocristo más esporádico / textura de matriz alta. Un examen muy
detallado revela que muchas de las manchas de carbonato contienen puntos de sulfuro oscuros y pálidos más pequeños (esfalerita / pirita) y que la
intensidad de la alteración de sulfuro aumenta adyacente a las venas pequeñas (especialmente abajo, centro izquierda) donde se han alterado
fenocristales enteros / reemplazado. Esta observación abre un campo de especulación y podría argumentarse que la alteración de carbonato /
arcilla precede a la brechación y la introducción de sulfuro con los carbonatos que proporcionan sitios favorables para la formación de sulfuro
(¡reemplazo de carbonato!). La paragénesis de alteración es obviamente compleja, pero ilustra la necesidad de una observación sistemática muy
cuidadosa en situaciones que no son simples venas. Esta roca no es realmente para principiantes, pero ayudará a establecer el escenario para un
volumen posterior sobre la paragénesis.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: De la discusión anterior parece que tanto el estilo de arcilla como el de sulfuro son esencialmente retentivos
texturalmente.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: El examen de acceso a fluidos enfrenta los mismos problemas que con el tiempo anterior. Las áreas de la veta de
sulfuro son claramente parte de un sistema de fractura brecciante que ha creado algunos espacios abiertos y fracturas acompañantes. El sistema
de brecha de pequeña escala está dominado por el relleno y hay poco o ningún signo de aumento de la intensidad de la alteración adyacente a las
vetillas de la esfalerita-pirita. Esto levanta sospechas de que la alteración más generalizada de la arcilla pertenece a un sistema anterior (o
posterior). La alteración de la arcilla es omnipresente y muestra pocos signos de control de la fractura.

CONCIENCIA QUÍMICA: La consideración química seria obviamente requiere resolución paragenética y una buena comprensión del anfitrión
original. Suponiendo que la arcilla es caolín o illita, se podría anticipar una pérdida importante de álcalis (Na, K) y calcio. Obviamente, los
componentes metálicos (Zn) y el azufre han llegado en algún momento.

PLACA 14 SÍLICE-ALUNITA-PIEDRA Y PIROPHYLLITA-ALUNITA-PIRITA ± DIÁSPORA ± ALTERACIÓN DE SÍLICE

Alteración argílica avanzada. Mina de oro Temora, Nueva Gales del Sur, Australia. (Muestra proporcionada por A. Allibone).

Este espécimen ha sido seleccionado para ilustrar las dificultades involucradas con la identificación precisa de minerales de arcilla y para mostrar
el estilo general de las texturas involucradas con la alteración en zonas de alta tensión.

RECONOCIMIENTO DE ALTERACIÓN: Dentro del marco de la fotografía, es bastante difícil distinguir rocas potencialmente alteradas. Algunas
sospechas surgen de la anastomosis de zonas de estilo dúctil transversales (centro izquierda) y la inferencia correlativa de que las características
elipsoidales alargadas oscuras representan alguna forma de roca huésped que ha sido alterada. El espécimen de mano real ofrece pistas
adicionales en el sentido de que es ligeramente jabonosa al tacto, lo que indica algún tipo de mejora de arcilla.

POSICIONAMIENTO OBSERVACIONAL: Esta roca es otro ejemplo de una situación en la que se aconseja al observador moverse físicamente. La
característica clave es la constatación de que toda la roca representa un área de tensión extremadamente alta (acortamiento de capa,
aplanamiento, foliación, plegado). La deformación dúctil en este nivel de deformación reconstituirá naturalmente las rocas originales y también
formará sitios permeables favorables para el movimiento del fluido. La mejor oportunidad de acercarse a las composiciones originales de rock
radica en ubicar las rocas de la pared que ocupan partes del sistema donde la distribución heterogénea de cepas ha preservado las rocas
originales. Estos se localizan comúnmente hacia los márgenes de la zona de alta tensión y en muchos casos están representados por las rocas de
la pared adyacente. En última instancia, será importante separar los efectos debidos a la deformación original de los formados en fechas
posteriores. La reactivación y la introducción de fluidos en etapas posteriores son la norma. ¡La resolución de las características de sobreimpresión
a menudo es una tarea difícil!

RECONOCIMIENTO MINERAL: Dada la naturaleza de grano fino de los ensamblajes, la identificación precisa de las muestras de mano es
imposible. Esto es cierto para prácticamente todos los estilos de productos de alteración dominados por arcilla y, en última instancia, se requiere
equipo especializado como PIMA para la identificación mineral a escala real. Los geólogos con experiencia limitada en estilos de alteración
dominados por arcilla no deberían sentirse decepcionados por no poder distinguir las principales variedades de arcilla. Este espécimen particular
ha sido bien estudiado y se sabe que contiene dos ensamblajes principales, sílice-alunita ± pirita-oro y pirofilita-alunita-pirita ± diaspora. Ambas
formas de alteración se denominan convencionalmente argílica avanzada. El conjunto de alunita-sílice es anterior a la pirofilita-sílice y está
representado por regiones más oscuras que ocupan la mitad inferior de la placa. Es posible que algunas de las manchas blancas en la zona
oscura sean alunitas? Las zonas pálidas contienen la mayor parte de la pirofilita, que también es probablemente responsable del fondo de color
verdoso pálido en todo.
OBSERVACIÓN DE CAMBIO

(ZONAS TRANSITORIAS) Sin información sobre las rocas hospedantes y la mineralogía de alteración, sería difícil discernir mucho de este
espécimen. El material de color verdoso ciertamente parece tomar la matriz gris de las rocas más oscuras en varios lugares. Esto se observa
mejor alrededor de los bordes alargados de las lentes más oscuras en la zona central. De nuevo, la naturaleza de grano fino de la alteración de la
arcilla hace que la observación de la lente de la mano sea un poco difícil. Las rocas huéspedes son en realidad rocas volcánicas ordovícicas y
sedimentos líticos volcánicos menores.

IDENTIFICACIÓN DE CANAL: Las zonas posteriores ricas en pirofilita sobreimprimen las zonas más oscuras ricas en alunita y, a juzgar por las
concentraciones verdosas asociadas con el sistema transversal de alta tensión (cizallamiento) (región central), son el resultado del acceso a
fluidos durante o después de un período de reactivación ubicado dentro del "Zona de corte". El acceso a los fluidos está presumiblemente
controlado por una mayor permeabilidad dentro de esta región. Los controles en el sistema anterior rico en alunita son probablemente similares,
aunque no evidentemente discernibles de esta muestra. El oro y la pirita menor están asociados con el ensamblaje de alunita-sílice y la roca es
parte de la zona mineral principal en Temora. Como sería de esperar, faltan texturas de relleno.

OBSERVACIÓN TEXTURAL: Es bastante obvio desde la roca que la alteración es texturalmente retentiva con una variedad de telas de
deformación que permanecen bien conservadas. Estos incluyen foliaciones de alta tensión inducida, y fragmentos "roca de pared" limitados
alargados aplanados.

CONCIENCIA QUÍMICA: Solo de la muestra de la mano hay poco que se pueda notar. Con rocas hostiles inciertas y alteración incierta, se
excluyen las inferencias químicas observacionales. Sin embargo, vale la pena señalar que la alteración argílica avanzada normalmente da como
resultado un ajuste sustancial del elemento y, en ocasiones, se hace referencia a los sistemas de pórfido como una alteración alsica. Esto se
refiere al predominio de la sílice y el aluminio generalmente a expensas de Ca, Mg, K, Na y Fe. La pirofilita es esencialmente un silicato de
aluminio Al2 Si4O1 0 (OH) • De hecho, la alunita contiene algo de lo anterior y es esencialmente un sulfato de aluminio y potasio hidratado (K, Na)
Al3 (S04) 2 (OH) 6

4 MINERALES DE ALTERACIÓN - ALGUNAS OBSERVACIONES GENERALES


Esta sección ha sido escrita como una contribución de "sugerencias útiles". No pretende ser integral o una exposición mineralógica completa.
Estos están disponibles en trabajos mineralógicos estándar.

SERICITE - K Al2 (Al Si3 O10) (OH) 2

Este término no tiene una definición mineralógica formal y se conoce mejor como mica de potasio blanca y fina. Surgió como un nombre suelto
dado a la mica blanca de grano fino que es fácilmente visible bajo el microscopio y se ha extendido como un lenguaje atrincherado en la
identificación de campo. La razón para el uso suelto es que incluso bajo el microscopio no se puede obtener la composición exacta y la definición
química total requiere un seguimiento detallado y lento mediante difracción de rayos X y estudios de análisis químico. En la mayoría de los casos,
el campo o los observadores petrológicos no están preparados para llegar a estos extremos. Sin embargo, es obligatorio para un estudio de
investigación a gran escala. Para el tratamiento ocasional se considera moscovita K Al2 (Al Si3O1 0) (OH) 2. Desde la perspectiva de la muestra
de mano, sericite plantea problemas particulares para los observadores inexpertos. En primer lugar, suele ser demasiado fino para ver claramente
debajo de una lente de mano y, en segundo lugar, supone una variedad de colores inesperados. El color más común es un tinte verdoso pálido-
amarillento similar a la moscovita, pero comúnmente es de color gris oscuro y puede oscilar entre los tonos verdosos y el amarillo brillante. Los
colores más oscuros generalmente se deben a su fuerte asociación con el cuarzo oscuro de grano fino. La combinación de sílice-sericita es muy
común con la sílice que domina cerca de la fuente de fluido y la sericita que se adueña de las franjas. La alteración sericítica generalmente se
inicia dentro de los feldespatos (especialmente la plagioclasa cálcica) y la producción real de sericita también genera cuarzo. Dentro de los
sistemas de estaño, tungsteno y molibdeno, las combinaciones variables de sílice y sericita son muy comunes y la sericita es comúnmente de
grano grueso (¡moscovita!). La mica frecuentemente puede contener componentes adicionales como flúor y litio. Para hacer que la vida de la
alteración sea aún más confusa, los geólogos que trabajan en este entorno llaman al assemblage greisen. ¡Un escenario de cuarzo-sericita similar
dentro de sistemas de pórfidos de cobre se llama alteración fílica! Como se mencionó anteriormente, la alteración sericítica ataca preferentemente
a los feldespatos. Sin embargo, hay muchas situaciones en las que las micas blancas realmente alterarán todos los minerales de la roca huésped
para finalmente producir un producto de mica. Esto incluye el cuarzo, y es particularmente común en los sistemas de estaño. El relleno de sericita
es un corolario común de la alteración de sericita y puede distinguirse como el componente de relleno a través de un tamaño de grano más grueso.

CLORITO

El clorito pertenece a un gran grupo de minerales monoclínicos platy. La fórmula general es (Mg, Fe2 +, Fe3 +) 6 AI Si3O1 0 (OH) 8. La alteración
de clorita es muy común y como sericite puede variar desde un ataque selectivo centrado en componentes ferromagnesianos o eliminar toda la
roca. El término clorita abarca una amplia gama de variaciones de composición, aunque las variedades ricas en hierro son comunes. Estos son
imposibles de diferenciar por el ojo, son difíciles de separar debajo de un microscopio, y la identificación de la composición mineralógica requiere
un trabajo de difracción tanto de la sonda como de los rayos X. Los arreglos de capas mixtas son comunes dentro de las "cloritas" individuales. La
identificación de clorito plantea problemas para los principiantes que no están familiarizados con los colores de clorita. La mayoría de los cloritos
de alteración tienen un color mucho más oscuro de lo que podría esperarse. Comúnmente parece ser negro y el toque de verde muy oscuro es
difícil de discernir. El problema se acentúa en la alteración parcial situaciones donde el clorito comúnmente ocurre como alteración de minerales
ferromagnesianos negros como biotita o hornblenda.

EPIDOTE Ca2 (Al Fe) 3 Si3 O12 (OH)

La epidota y los miembros del grupo de epidota son minerales de alteración comunes. El reconocimiento de epidota es generalmente fácil debido
al característico color verde pistacho. Por lo general, reemplaza los feldespatos de plagioclasa o los minerales ferromagnesianos de forma
irregular, y es un asociado común de la clorita.

CUARZO SiO2
La alteración silícea (silicificación) está muy extendida y generalmente presenta muy pocos problemas para la mayoría de los observadores. Una
prueba de dureza simple generalmente sirve para confirmar las sospechas de contenido de sílice. Se producen problemas menores cuando la
alteración del sílice es de color muy oscuro y hay situaciones en las que los colores rosa y sílice búfalo se parecen a los carbonatos. La alteración
cubre una amplia gama de condiciones de temperatura. La alteración de la sílice suele ser muy destructiva de la textura y existen grandes
dificultades para reconocer las rocas originales y para separar el relleno de sílice de la alteración de la sílice. Esto puede conducir a una incorrecta
o más común, sin reconocimiento de canales de fluido. Por esta razón, muchas brechas permanecen sin detectar y, por consiguiente, el tipo de
brecha no se reconoce. Muchos "cherts" finalmente resultan ser brechas silicificadas. En algunos casos, el relleno de sílice puede ser ligeramente
diferente en color o textura a la alteración de sílice, y las diferencias pueden ser más evidentes en las franjas de la zona alterada. Aunque no es
una guía universal, muchas ocurrencias de sílice muy oscura en realidad contienen sulfuros de grano muy fino. Esto es particularmente cierto en
los sistemas epitermales, pero cualquier sílice oscura debe inspeccionarse cuidadosamente para determinar el contenido de sulfuros.

FELDSPARS

POTASIO FELDSPAR - K Al Si3 O8

El feldespato de potasio es un producto de alteración relativamente común en el sentido de que la mayoría de los geólogos encontrarán alteración
de "K-spar" como parte de la zona de alteración potásica dentro de los sistemas de pórfidos de cobre. Suele ser el resultado de la alteración de la
plagioclasa preexistente y del feldespato de potasio (comúnmente pertítico) y suele ser bastante sutil y difícil de ver. Los feldespatos de alteración
varían en color, desde el rosa pálido (carne rosada) al blanco, y comúnmente son solo productos de alteración parcial que ocurren alrededor de los
bordes de los feldespatos originales. Incluso las variedades más coloridas y más rosadas son difíciles de elegir de los feldespatos generales de la
roca huésped y el seguimiento de la sección delgada generalmente revela mucha más alteración de la que originalmente se sospechaba. La
asociación con biotita secundaria (especialmente microveínas estrechas y oscuras oscuras) es especialmente útil. Muchas zonas de alteración
potásica en sistemas de pórfidos de cobre están realmente dominadas por biotita secundaria. Esto es especialmente cierto cuando las rocas
huéspedes se dirigen hacia el extremo ferromagnésico dentro de muchos de los sistemas de estilo de arco de la isla. La alteración del feldespato
potásico no está restringida a los sistemas de pórfidos de cobre y rara vez está bien representada en las primeras fases de los sistemas de estaño.
En términos generales, se considera un producto de alteración de alta temperatura (400-600 ° C) asociado con fluidos magmáticos salinos. El
autor ha visto una situación en la base de un sistema de veta de cuarzo de tungsteno donde el feldespato de potasio había reemplazado por
completo a todos los minerales del granito huésped en un formato venoso irregular. Sin embargo, no se pudo ver un canal obvio. Una inspección
minuciosa reveló que toda la zona contenía puntos diminutos de relleno. El relleno estaba formado por pequeños cristales de feldespato de potasio
idénticos a los de la alteración. Parecía que se había producido una disolución inicial (¿de cuarzo?) Que proporcionaba una esponja como un
canal de alteración. Un fenómeno similar se observa en muchas rocas albíticas relacionadas con el estaño.

ALBITE Na Al Si3 O8

La albita es un mineral de alteración muy común, especialmente en los sistemas relacionados con el estaño. También ocurre asociado a algunos
ambientes de pórfidos de cobre y dentro de Australia es particularmente prolífico en la región de Cloncurry. Dentro de este último, se distribuye
regionalmente y está en manos de muchos para relacionarse con las secuencias evaporíticas originales. La albita es comúnmente difícil de
reconocer, ya que es en su mayoría de grano fino y varía sustancialmente en color (blanco, crema, carne rosa, rosa). La variación de color produce
confusión con K-feldespato, hematita, sílice y carbonato. En muchos casos, la presunta presencia de albita de alteración solo puede confirmarse
mediante un trabajo petrológico continuo. Esto es particularmente así en los sedimentos de grano fino. La alteración albúmica también es común
en los depósitos de pegmatitas de metales raros.

ADULARIA K Al Si3 O8

Adularia es un mineral triclínico de moderada a baja temperatura del grupo de feldespato alcalino. Es una forma particular de feldespato K y es
relativamente poco común como producto de alteración. Asume importancia dentro de los sistemas epitermales como parte del sistema de
zonificación vertical. Por lo general, es blanco (rara vez rosa) y puede ser muy difícil de reconocer, especialmente cuando es de grano fino. Dentro
de los sistemas epitermales es muy común como un relleno donde es reconocible desde la forma cristalina (pseudo-ortorrómbica).

TOURMALINE

La turmalina en realidad pertenece a un grupo de minerales cuyo schorl es el más común en sistemas hidrotermales: NaFe3

3+ Al6 (Si6O18) (BO3) 3 (OH) 4. La turmalina se produce prolíficamente dentro de los sistemas de estaño y pegmatita y de ninguna manera es
poco común en un sentido más general. Cantidades significativas están presentes en muchos de los sistemas de pórfidos de cobre de América del
Sur. La alteración de la turmalina asume una variedad de formas y los fluidos ricos en boro parecen tener la capacidad de ser increíblemente
penetrantes, sin mucha señal de acceso fluido al canal. Los coágulos aislados y las rosetas de turmalina pueden ocurrir a metros de los canales de
alimentación principales, y el autor ha visto varios ejemplos de capas finas (incluyendo camas transversales) reemplazados selectivamente sobre
distancias sustantivas. El reconocimiento es relativamente fácil a partir de la forma cristalina prismática estriada, aunque los ejemplos de grano fino
requieren confirmación petrológica. La alteración de la turmalina se asocia comúnmente con silicificación y argilización.

ALTERACIÓN ARCILLAR DE ARCILLA

La alteración de arcilla solo puede describirse como una pesadilla tanto para los geólogos principiantes como para los experimentados. La mayoría
de los geólogos no tienen problemas para reconocer la arcilla, pero todos tienen problemas graves para identificar el tipo de arcilla y si deriva del
proceso de meteorización o de algún sistema hidrotermal más profundo. La alteración de la arcilla superficial es casi inevitable en los sistemas
ricos en sulfuros. Los sulfuros oxidantes generan rápidamente un "baño ácido" a baja temperatura, y la producción de arcilla predomina dentro de
las rocas huéspedes de aluminosilicato. Este estilo se sospecha fácilmente por la presencia de manchas de hierro sustanciales (limonita) y
afloramientos lixiviados obvios, que denotan la presencia anterior de sulfuros (pirita, pirrotina). La alteración de la arcilla por lo general se extiende
hasta el nivel freático. El problema sigue siendo si hubo alguna alteración original de la arcilla antes de la intemperie. En la mayoría de los casos,
esto no es el caso, pero el problema generalmente solo se resuelve mediante actividades mineras más profundas. La identificación de los
minerales de alteración relacionados con la arcilla y la arcilla es efectivamente imposible a simple vista, es muy difícil con el microscopio y requiere
un equipo especializado, como un espectrómetro infrarrojo de onda corta. La pirofilita de grano grueso Al2 Si4O1 0 (OH) 2 puede reconocerse ya
que se parece a una moscovita grasosa suave, pero en general se recomienda al principiante que solicite una copia de seguridad experimentada.
HEMATITE Fe2 O3

La hematita es un producto de alteración muy común y se sospecha rápidamente por la coloración roja pronunciada de la zona de alteración. En la
mayoría de los casos, se produce como un polvo muy fino a través de los minerales alterados (especialmente el feldespato) y requiere apoyo
petrográfico para la confirmación. La mayoría de las coloraciones rojas se deben a la hematita de grano fino, aunque hay situaciones en las que el
feldespato de carbonato de rosa / rojo, albita o potasio hace que los colores rojos predominen. En este sentido, se recomienda un poco de
precaución con los productos de alteración rosa / roja.

SULFUROS

Los sulfuros son productos de alteración extremadamente comunes (a menudo llamados reemplazo de sulfuros). La pirita, la pirrotita, la calcopirita,
la esfalerita y la arsenopirita son productos de alteración prolíficos y en algunos casos pueden absorber totalmente la roca huésped. Las rocas y
minerales que contienen hierro o calcio son muy favorecidos, aunque de ninguna manera exclusivamente. La pirita y la arsenopirita asumen
fácilmente formas cristalinas euhedral. Esta tendencia, unida a la tendencia de la pirrotina y la calcopirita a evitar las formas euhedral tanto en el
modo de relleno como en el de alteración, plantea muchos problemas para el observador. Estos problemas generalmente hacen que la separación
del relleno de la alteración sea muy difícil. La combinación común de calcopirita / pirrotita es especialmente problemática ya que el relleno y la
alteración suelen ser textualmente idénticos. La presencia de cristales de cuarzo asociados invariablemente denota una zona de relleno, pero
incluso con esta guía puede resultar imposible determinar dónde pasa el relleno a la alteración.

TOPAZ Al2 (SiO4) (F, OH) 2

El topacio es extremadamente raro como mineral de alteración (o relleno) y está virtualmente restringido a los sistemas de estaño seleccionados.
El reconocimiento es difícil y la forma más común es como un mineral blanco cremoso que ocupa los sitios de feldespato dentro de las rocas de
"granito". En este formato, se pasa por alto y se confunde fácilmente con el cuarzo. En la mayoría de los casos, el cuarzo es más oscuro y vidrioso.
La adición de topacio comúnmente da como resultado algunas rocas compactas muy duras que pueden resultar problemáticas en cualquier
operación de trituración o molienda consecuente. En términos generales, topacio significa un sistema de alta temperatura y señala la presencia de
flúor en el fluido.

CARBONATOS - CALCIO CaCO3, ANKERITE Ca (Mg, Fe, Mn) (CO3) 2, SIDERITA FeCO3, DOLOMITE CaMg (CO3) 2

Los carbonatos de varias especies son productos de alteración muy comunes y varían desde muy fáciles de detectar hasta bastante oscuros.
Tienden a alcanzar el máximo desarrollo en rocas que contienen cantidades significativas de carbonato original, pero también ocurren en rocas
que tienen cantidades significativas de plagioclasas ricas en calcio, especialmente en asociación con estilos de alteración propilítica. Siempre son
candidatos potenciales en sistemas de fluidos que contienen CO2 y, por esta razón, aparecen en abundancia en asociación con terrenos de oro de
piedra verde. En estas regiones, el estilo de alteración se denomina comúnmente carbonatación con cristales de carbonato (ankerita)
considerables que aparecen en los halos de alteración pálida. La alteración del carbonato adopta muchas formas y hay toda una clase de
depósitos minerales simplemente etiquetados como depósitos de reemplazo de carbonato donde abundan los carbonatos (generalmente ricos en
hierro y magnesio). Vale la pena señalar que muchas especies de carbonato forman fácilmente formas cristalinas perfectas en las zonas de
alteración y pueden confundirse fácilmente con el relleno. También forman sitios perfectos para cualquier alteración de sulfuro de fase posterior. La
alteración de sulfuro se encuentra comúnmente sobreimpresa carbonatos previamente formados. Con la diversidad de combinaciones de Fe, Mg y
Ca, suponen una amplia gama de colores, desde los miembros ricos en hierro marrón chocolate (siderita) a través de los colores buff (siderita,
ferroan-dolomita) hasta los blancos (calcita). La adición de oligoelementos menores aumenta aún más el rango de color. Los carbonatos rosados
dan problemas particulares de reconocimiento temprano ya que se confunden fácilmente con una amplia gama de productos de alteración rosa
(feldespato potásico, albita, hematita, sílice). Debido a que la mayoría de las vetas carbonatadas de última etapa están prácticamente desprovistas
de halos de alteración, es fácil formar la opinión de que los carbonatos no se formarán fácilmente como productos de alteración en las rocas de
silicato de aluminio estándar (lutitas, areniscas). Sin embargo, el autor ha visto varios ejemplos de carbonatos que reemplazan totalmente al
cuarzo.

MAGNETITE Fe3 O4 La magnetita es un mineral de alteración común y se encuentra comúnmente como un mineral de alteración de temperatura
moderada a alta asociada con rocas huéspedes ferromagnesianas. También es común en los sistemas de skarn (que no se tratan en este texto).
La identificación es notablemente difícil en ejemplos más finos donde el observador no siempre lleva a cabo la prueba del imán de la mano obvia.
Los ejemplos en las placas 16 y 19 escaparon a la detección durante la inspección inicial.

OBSERVACION GENERAL

Dentro de las rocas graníticas, vale la pena señalar que muchas alteraciones cambian hacia los canales casi de la misma manera. Esto se
relaciona con la verdad general de que los minerales ricos en calcio y hierro son particularmente sensibles a la reacción con fluidos, mientras que
el cuarzo es generalmente resistente. La mayoría de estas alteraciones son texturalmente retentivas en sus zonas exteriores con las texturas
originales que se destruyen progresivamente acercándose al canal de fluido principal. La plagioclasa es comúnmente el primer mineral en mostrar
signos de cambio (principalmente en productos de arcilla). Esto es seguido de cerca por los componentes ferromagnesianos (principalmente a
clorito) aunque esto es más difícil de ver a simple vista y, a menudo, se observa como una difuminación general de los límites de grano
originalmente definidos. Esto es seguido de cerca por los feldespatos de potasio que tienden a resistir la aniquilación total más allá de la zona de
alteración. El cuarzo es el último en mostrar cualquier cambio visual, pero finalmente incluso el borde afilado de los granos de cuarzo comienza a
difuminarse. La secuencia anterior contiene una verdad general para clorito, sericita, topacio, turmalina y muchos estilos de sulfuro. La alteración
avanzada finalmente "eliminará" el cuarzo resistente y en muchos casos resulta en un producto monomineralico (clorita, sericita, sulfuro). Esta
secuencia preferencial arroja muchas pistas sobre la naturaleza del fluido y es esencial que los observadores cultiven el hábito de trabajar hacia
adentro sobre una base de mineral por mineral. En la mayoría de los casos, los cambios se observan fácilmente bajo una lente de mano. La única
barrera real para este enfoque es en sedimentos de grano muy fino donde los minerales son demasiado pequeños para la resolución de la lente de
mano.