Вы находитесь на странице: 1из 4

INTRODUCCIÓN

La administración estratégica es el proceso mediante el cual los


administradores establecen objetivos y metas específicas a largo plazo
desarrollando estrategias para alcanzarlos tomando en cuenta todas las
circunstancias relevantes dentro y fuera de la organización comprometiéndose a
ejecutar los planes de acción elegidos.

Administrando estratégicamente logramos una ventaja competitiva prediciendo


posibles escenarios en el futuro previniendo contingencias, así como las medidas
para afrontarlas, con lo que podemos definir el rumbo de la organización.

La administración estratégica también tiene la responsabilidad social de proteger el


entorno de la organización con actividades que beneficien a la sociedad y refuercen
sus valores éticos.
LA ADMINISTRACIÓN ESTRATÉGICA
La administración estratégica se puede definir como el arte o la ciencia que formula
implementa y evalúa las decisiones multifuncionales, teniendo en cuenta todos los
elementos de la operación dentro de una organización, esto quiere decir que tiene
que tener una intencionalidad que se traduce como que es lo que va a “hacer”,
optimizando los recursos con forme a un proceso administrativo en el cual se tiene
que fijar el curso de acción a seguir (planear y organizar), para cumplir con los
objetivos y alcanzar metas, respondiendo a las preguntas de ¿Qué hacer?, ¿Para
que hacer?, ¿Con que hacerlo?, y ¿Cómo hacerlo?, a lo cual llamamos plan integral
de mediano a largo plazo, que en esencia es el plan de juego de la organización.
El proceso de administración estratégica consta de tres etapas:

1. Formulación: en esta etapa se declara la visión que responde a la pregunta


¿En que nos queremos convertir?, y como nos visualizamos en el futuro,
junto a la visión debemos dar paso a la elaboración de la misión la cual es la
razón de ser de la organización y que responde a la pregunta ¿cuál es
nuestro negocio? Una misión describe los valores y las prioridades de la
organización. La visión y la misión tienen que estar escritos por los
administradores y directivos ya que estos definen la base de la organización,
representan el porqué y para qué existe.
2. Implementación: También se conoce como la “etapa de acción” de la
administración estratégica. Implementar la estrategia significa movilizar a los
empleados y gerentes para que pongan en práctica las estrategias
formuladas. Una implementación exitosa depende de la capacidad de los
gerentes para motivar a los empleados, lo cual constituye más un arte que
una ciencia. Las estrategias formuladas pero que jamás se ponen en práctica
no cumplen con ningún propósito útil. Cada división y departamento debe
decidir qué respuesta dar a preguntas como: ¿qué debemos hacer para
implementar la parte que nos corresponde de la estrategia de la
organización?, y ¿qué tan bien podemos hacer el trabajo?
3. Evaluación: es la etapa final de la administración estratégica. Los gerentes
necesitan saber de inmediato que ciertas estrategias no están funcionando
bien, y la evaluación de la estrategia es el principal medio para obtener esta
información. Todas las estrategias son susceptibles a futuras modificaciones,
ya que los factores tanto externos como internos cambian de manera
constante.
La dimensión social surge cuando una compañía establece la visión de su negocio,
la responsabilidad social se define como la contribución activa y voluntaria al
mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas,
generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su
valor añadido, es necesario prestar atención a las cuestiones sociales tanto directa
como indirectamente en el momento de definir las estrategias
En la dimensión ética están plasmados lo valores derivados de la misión empresarial
estructurada por los directores funcionales, la cultura de la ética debe impregnar a
toda la organización, la ética en las organizaciones se define como el conjunto de
principios de conducta que guían la toma de decisiones y el comportamiento. Los
estrategas son responsables de desarrollar, comunicar y aplicar el código de ética
empresarial en sus organizaciones, la responsabilidad principal de asegurar el
cumplimiento de una conducta ética, una parte integral de la responsabilidad de
todos los gerentes es encarnar un liderazgo ético mediante el ejemplo y las
demostraciones constantes. La ética empresarial es un requisito indispensable para
la buena administración estratégica, todas las decisiones relacionadas con la
formulación, implementación y evaluación de la estrategia tienen implicaciones
éticas.
La administración estratégica muchas veces tiene un sesgo hacia los grandes
negocios. Implica una estructura y una formalización adecuadas para
organizaciones grandes y bien establecidas, que cuenta con abundantes recursos;
pero hay muchas personas que no están interesadas en administrar estas
organizaciones. Este deseo, aunado a los cambios en la tecnología, economía y las
condiciones sociales ha propiciado el aumento de las compañías que empiezan, se
emocionan ante la idea de arrancar su propio negocio partiendo de cero, o lo que
los convertiría en emprendedores.
Algunos aplican el término de emprendedor como la creación de cualquier negocio
nuevo, otros se fijan en las intenciones, y afirman que estos quieren crear riquezas,
cosa totalmente diferente de iniciar un negocio tan solo como medio para sustituir
la fuente de ingresos. Los emprendedores son las personas que usan un proceso
para aprovechar oportunidades, satisfacer necesidades y deseos por la vía de las
innovaciones, sin tomar en cuenta los recursos que actualmente controlan.
Algunas de las características de los emprendedores es que trabajan arduamente,
tienen confianza en sí mismo, optimistas, determinación y mucha energía, o incluso
buena suerte. Los emprendedores tienen una enorme necesidad de obtener logros,
creen firmemente en que pueden controlar su propio destino y corren riesgos sólo
de manera moderada.
Suelen ser personas de tipo independiente, que prefieren tener una responsabilidad
personal al resolver problemas, establecer metas y alcanzarlas gracias a sus
propios esfuerzos. Hacen muchos planes y, con frecuencia, exponen sus metas y
actividades en un plan de negocio, este plan es un documento que explica la visión
del fundador de la empresa y que describe la estrategia y las operaciones de esa
empresa.
CONCLUSIÓN
En la actualidad la administración estratégica es de gran importancia ya que los
administradores tienen que formular, implementar y evaluar las estrategias de la
organización para alcanzar sus metas y objetivos.
Construyendo estrategias y planes de contingencia, se puedan tomar decisiones
preventivas que de cierta manera ayudarán a minimizar riesgos y costos, logrando
un mejor desempeño, encaminando a la organización a la consecución del éxito en
el tiempo que se ha previsto, los estrategas deben de tomar en cuenta todas las
decisiones multifuncionales de la operación, así como la realización de un análisis
interno y externo del entorno.
En el ramo ético no sólo se aplica a los principios y valores de la organización, sino
que incluso engloba principios morales de la sociedad en que esta se desenvuelve,
para que de esta manera consiga la aceptación de la comunidad y esto cree un
vínculo que fortalezca la relación empresa y la sociedad, sin olvidar las dimensiones
éticas y sociales.

Referencias

https://www.youtube.com/watch?v=CxRWIq10-a4 Administración estratégica-un ejemplo para


Estudiantes y Profesionales

Arthur A. Thompson, Jr. y A. J. Strickland, Administración Estratégica.

Hitt, Michael A.; Ireland, R. Duane; Hoskisson, Robert E. Administración estratégica

David, Fred R. Conceptos de Administración Estratégica. Pearson Educación, México, 2003.