Вы находитесь на странице: 1из 71

GUÍA DE LOS TRES GRADOS SIMBÓLICOS DEL ANTIGUO RITO DE YORK Y

DE LOS GRADOS DE MARK MASTER (MAESTRO DE LA MARCA), PAST


MASTER (MAESTRO PASADO), MUY EXCELENTE MAESTRO (MOST
EXCELLENT MASTER), Y EL ARCO REAL (THE ROYAL ARCH)

POR
MALCOLM C. DUNCAN

EXPLICADO E INTERPRETADO POR MEDIO DE COPIOSAS NOTAS Y


NUMEROSOS GRABADOS.

TERCERA EDICION CON ADICIONES Y CORRECCIONES


Nueva York: Dick y Fitzgerald

Este libro presenta detalles de rituales iniciáticos Masónicos, junto con


tocamientos, palabras de pase y atributos. Escrito en el S. XIX, el Ritual de
Duncan, como es conocido, ha sido reimpreso numerosas ocasiones. Incluye los
tres grados básicos del Antiguo Rito York, y adicionalmente cuatro grados
avanzados. Contiene alrededor de cien ilustraciones, todas aquí reproducidas, las
que muestran detalles importantes de los rituales, incluyendo gestos e imágenes
simbólicas. El Ritual de Duncan cuida de anotar variaciones conocidas cuando
éstas existen. Este libro será de interés para los Masones principiantes que
desean una ruta crítica del Arte, tanto como para Masones expertos que necesiten
una revisión.

PREFACIO

El objeto para el que la Francmasonería se fundó fue para servir a fines


honorables y loables; no se pretende en las páginas siguientes menospreciar a la
institución o infravalorar su utilidad. En varias ocasiones y en varios países, ha
incurrido en la mala voluntad de los partidos políticos y de los cuerpos religiosos,
como consecuencia de la creencia, por su parte, de que la organización no era tan
puramente benevolente y filantrópica como sus miembros lo proclamaron ser. En
el Estado de Nueva York, hace muchos años, se suponía, pensamos que
injustamente, ejercer una poderosa influencia política y emplearla sin escrúpulos
para fines siniestros. La guerra entre la Masonería y la Anti-Masonería que
convulsionó al Estado en ese período todavía está fresca en el recuerdo de
muchos veteranos del Orden. La Orden, sin embargo, se ha recuperado desde
hace mucho del oprobio que se había acumulado sobre ella, y ahora se encuentra
en una condición floreciente en la mayor parte del mundo civilizado.
El propósito de este trabajo no es tanto gratificar la curiosidad de los no iniciados
como proporcionar una guía para los neófitos de la Orden, por medio de la cual se
pueda facilitar su progreso de grado a grado. Cada declaración en el libro es
auténtica, como todo experto Mason admitirá para sí mismo, si no será público,
mientras revisa sus páginas. El lector no masónico, tal como lo lee, tal vez se
desconcierte al imaginar por qué cuestiones de tan poca importancia real para la
sociedad en general debieron haber estado tan laboriosamente ocultas durante
siglos, y aún más sorprendidas de que la sociedad debería haber sido tan
extremadamente curiosa. ellos."Pero tal", como dice Old Stapleton, en "Jacob
Faithful", "es la naturaleza humana". El objetivo de la Orden en hacer un profundo
misterio de sus procedimientos es bastante obvio. Las aves marinas no se sienten
más atraídas hacia una baliza iluminada en una noche oscura, que los hombres a
cualquier tipo de misterio. La curiosidad ha tenido una influencia mucho mayor en
la hinchazón de las filas de la Masonería que la filantropía y el amor fraternal. La
institución, sin embargo, ahora es lo suficientemente popular como para defender
sus propios méritos, sin la ayuda de una trampa, así que "a través del manto que
ensombreció a Borgia".

Será observado por el iniciado, que la siguiente exposición no proporciona


información a través de la cual cualquier persona que no sea un Masón pueda
obtener la admisión a una Logia. Es debido a la Orden que sus reuniones no
deben ser perturbadas por la intrusión de personas que no contribuyen a su
apoyo, o para el fomento de su diseño humano, y cuyos motivos para solicitar la
admisión a sus salas serían impertinentes y poco caballerosos. El ovillo del
Sanctum Sanctorum es, por lo tanto, retenido deliberadamente.

En su espíritu e intención, la masonería ciertamente no es una farsa, y en su


época ilustrada, una institución tan excelente no debería incurrir en la
responsabilidad de ser clasificada con los dispositivos de la charlatanería al
afectar el uso de un velo místico que ha sido levantado durante mucho tiempo, y
del cual somos libres de decir que, a diferencia del falso profeta de Kohrassan, no
tiene características repulsivas detrás.

El autor de la siguiente obra no concibe que contenga una sola línea que pueda
dañar de algún modo la causa masónica; mientras que él cree, por otro lado, que
demostrará ser un valioso memento hecho para los miembros de la Orden, para
cuyo uso y guía está especialmente diseñado.

Se verá que el "trabajo" citado en este tratado difiere del de Morgan, Richardson y
Alleyn; pero como esta discrepancia se explica completamente al final de las
observaciones sobre el Tercer Grado, no se considera necesario hacer más
alusión aquí.
APRENDIZ INGRESADO, O PRIMER GRADO

Siete masones, a saber, seis Aprendices ingresados y un Maestro Masón,


actuando bajo una carta o dispensa de alguna Gran Logia, es el número requerido
para constituir una Logia de Masones, y para iniciar un candidato al Primer Grado
de la Masonería.

Se reúnen en una habitación bien protegida de todos los impostores y espías, en


la segunda o tercera planta (según sea el caso) de algún edificio adecuadamente
preparado y amueblado para fines de Logia, que es por los masones denominado
"la Planta Baja del Templo del Rey Salomón ".

Los oficiales toman sus asientos, como se representa en la Lámina en la página


siguiente. Las reuniones de la logia se organizan de la siguiente manera, a saber:
una "tenida regular" se lleva a cabo una vez al mes (es decir, en o antes de la
luna llena de cada mes); se celebran reuniones especiales tan a menudo como la
exigencia del caso parezca exigir, si fuera necesario, todas las noches de la
semana, excepto el domingo. Si el martes debiera ser la noche de la Logia, los
masones lo llamarían "martes por la tarde o antes de la luna llena, una noche
normal".
LOGIA DE APRENDICES INGRESADOS, COMPAÑEROS O MAESTROS
MASONES.

1. El candidato ora. 2. Primera parada. 3. Segunda parada. 4. Tercera parada. 5.


Sala donde los candidatos son preparados. 6. Ante sala donde los miembros
ingresan al albergue. 7. Sala. 8. Puertas. 9. Puerta a través de la cual los
candidatos son admitidos en la logia. 10. Puerta a través de la cual entran los
miembros. 11. Altar. 12. Tesorero. 13. Secretario. 14. Primer Diácono. 15.
Venerable Maestro. 16. Segundo Vigilante. 17 y 18. Mayordomos. 19. Primer
Vigilante. 20. Segundo Diácono. 21. Cubridor (Guardatemplo).

pag. 9

Todos los negocios relacionados con la Masonería se realizan en "tenida regular",


y en el Tercero, o Grado de Maestro Masón. Ninguno, excepto los Maestros
Masones pueden estar presentes en tales reuniones; La votación (balotaje) para
los candidatos generalmente se hace en "tenida regular", y también la recepción
de peticiones, o informes de comités.

Una petición de grados de Masonería generalmente se recibe en una "tenida


regular" (aunque, como cosa común, las Grandes Logias de cada Estado hacen
los arreglos que consideren mejores para la regulación de sus varias Logias
subordinadas).

En el momento de recibir una petición para los grados de Masonería, el Maestro


designa un comité de tres personas, cuyo deber es investigar el carácter del
solicitante e informar positiva o negativamente, según sea el caso, en la próxima
reunión ordinaria, cuando se reúna la Logia.

Tras la recepción del informe del comité, se realiza una votación: si no aparecen
bolas negras, el candidato se declara debidamente aceptado; pero si aparece una
bola negra o más, se declara rechazado.

No se realiza ningún negocio en una Logia de Aprendices Ingresados, excepto


para iniciar a un candidato al Primer Grado en Masonería, ni se hace ningún
negocio en una Logia de Compañero, excepto para aprobar un Compañero Masón
desde el primero hasta el segundo grado. Para explicarlo más a fondo: cuando un
candidato es iniciado en el Primer Grado, se le define como "ingresado", cuando
ha tomado el Segundo Grado, "avanzado o aumentado de salario" y cuando ha
tomado el Tercero, “exaltado” al Grado sublime de Maestro Masón. Nadie puede
estar presente, en ningún grado de masonería, excepto que sea uno de ese
mismo grado o superior. El Maestro siempre usa su sombrero cuando preside
como tal, pero ningún otro oficial, en una "Logia Azul" (una "Logia Azul" es una
Logia de Maestros Masones, donde solo se otorgan tres grados, a saber:
Aprendiz Ingresado, 1er Grado; Compañero, 2º Grado; Maestro Mason, 3º
Grado. Las Grandes Logias son en su mayoría todas "Logias Azules".

Una Logia de Compañeros Masones consta de cinco, a saber: Venerable Maestro,


Primero y Segundo Vigilantes, Primero y Segundo Diáconos; sin embargo, siete
personas además del Retejador generalmente ayudan, y toman sus asientos como
en el Grado de Aprendiz. La Logia de Compañeros está diseñada por los masones
como "la Cámara Intermedia del Templo del rey Salomón".
Tres Maestros Masones es el número requerido para constituir una Logia de
Maestros, que es llamada por los Masones "el Sanctum Sanctorum, o Santo de los
Santos del Templo del Rey Salomón". Aunque tres son todo lo que requiere la
"Ley Masónica" para abrir una Logia de Tercer Grado, generalmente hay siete
además del Cubridor, como en los otros grados.

Todas las Logias se encuentran en una habitación, amuebladas por igual, para el
conferimiento de los diferentes grados (Ap, Comp y MM); pero son diseñados
por el Arte como la Planta Baja, la Cámara Intermedia y el Sanctum Sanctorum.

Una persona que está en la habitación, mientras está abierta en el Primer Grado,
no verá ninguna diferencia en la apariencia de la habitación de la Logia de los
Maestros Masones. Es el deber del Retejador informar a todos los hermanos en
qué grado está trabajando la Logia, especialmente aquellos que llegan demasiado
tarde (es decir, después de que se haya abierto la Logia), para que ninguno sea
responsable de dar la señal equivocada al Venerable Maestro cuando
entre. Estarán presentes aquéllos que sólo han tomado ese grado y si llega tarde
un hermano que ignora esto, y posee el Tercer Grado, podría realizar el signo de
este grado, lo que se evitará si el hermano retejador (Guardatemplo Ext.) informa
a quienes van llegando sobre el grado a trabajar antes de ingresar a la Logia.

EL VENERABLE MAESTRO EN EL ORIENTE


Forma habitual: los hermanos que llegan demasiado tarde llegan a la antesala,
que encuentran ocupada por el Cubridor, espada en mano; Después de
preguntarle al Cubridor en qué grado está trabajando la Logia (abierta), se ponen
un delantal y le piden al Cubridor que los deje entrar; el Cubridor da un paso hacia
la puerta, da un golpe (•), es decir, si se abre en el Primer Grado; dos golpes (• •),
si es segundo grado; tres golpes (• • •), si el Tercer Grado; el cual escuchado por
el Segundo Diácono, en el interior, le informa al Maestro la alarma, de la siguiente
manera, a saber:

SD-Venerable Maestro, hay una alarma en la puerta interior de nuestra Logia.

VM: Asista a la alarma, hermano Segundo Diácono, y averigüe la causa.

El Segundo Diácono abre la puerta y pregunta al Cubridor la causa de la


alarma; ahí es cuando el Cubridor reportará los nombres de los hermanos (que
supondremos que son Jones, Brown y Smith).

pag. 11

SD (al Maestro) -Los hermanos Jones, Brown y Smith están fuera, y desean ser
admitidos.

Si el Maestro los conoce, dirá: "Admítelos".

El SD abre la puerta y dice, en un tono de voz bajo, "Adelante". Estos hermanos


avanzan hacia el centro de la Logia, en el altar hacen el Signo de Debida
Guardia, y el Signo del grado en que se abre la Logia, que es respondido por el
Maestro, y luego toman sus asientos entre los hermanos. Ningún hermano puede
tomar asiento hasta que haya saludado al Venerable Maestro al entrar a una
Logia; y si uno omite su deber a este respecto, se lo recuerda inmediatamente el
Maestro o alguno de los hermanos presentes. El Cubridor generalmente advierte a
los hermanos, antes de entrar a Logia, sobre dar el signo, antes de pasarlos a
través de la puerta; el 2º Diácono lo mismo, tan pronto como estén adentro. La
estación de este oficial está en la puerta interior, y es su deber atender todas las
alarmas desde el exterior, informar lo mismo al Maestro y obtener su permiso
antes de admitir a cualquiera.

El autor recuerda haber visto el Signo de Debida Guardia y el Signo de Maestro


Masón, mientras era un Aprendiz Mason Ingresado: estaba sentado una tarde en
la Logia, cuando un hermano del Tercer Grado entró, y muy descuidadamente
saludó al Maestro con el Signo de Debida Guardia y Signo Penal del Maestro, sin
duda suponiendo que la Logia está abierta en ese grado, un error muy común
entre los masones.

En las grandes ciudades a menudo hay más de una Logia. Algunas ciudades
tienen diez o veinte, y aún más; en las ciudades de Nueva York y Brooklyn hay
ciento treinta y cinco Logias, además de Capítulos, Concilios, Comandancias,
etc. En consecuencia, hay reuniones de la Logia de algún tipo todas las noches de
la semana, excepto el domingo, y por supuesto, muchas visitas se llevan a cabo
entre las diferentes Logias. Los visitantes no son todos conocidos personalmente
por los Maestros; pero, por lo general, los hermanos se conocen entre sí y, por
supuesto, a menudo deben ser avalados en algunas de las Logias o aprobar un
examen; y con el propósito de dar al lector una idea de la manera en que son
admitidos, el autor supondrá un caso, para ilustrarlo. Jones, Smith y Brown,
pertenecientes a Amity Lodge, n. ° 323, en Broadway, Nueva York, desean visitar
Hiram Lodge, n. ° 449, de la Twenty-fifth Street, y para ello van una noche de
Logia la antesala de Hiram Lodge, No. 449, y piden admisión al Cubridor. El
Cubridor, tal vez, dirá: Hermanos, ¿sois conocidos por nuestro Maestro o por
alguno de los hermanos de la Logia? Smith, Jones y Brown dirán, quizás, Sí; o, no
podemos decir, pero pasamos nuestros nombres, y si hay algún familiarizado con

pag. 12

nosotros, ellos avalarán nuestra posición masónica. El Cubridor lo hace, de la


manera ya descrita; y, si son respaldados por el Maestro o cualquier hermano, son
admitidos, el Cubridor les dice en qué grado se abre la Logia, además de
decorarlos con delantales.

En la noche de una reunión en la Logia, los hermanos generalmente se reúnen


temprano en la habitación de la Logia, que ha sido abierta y limpiada por el
Cubridor. A la llegada del Maestro, y la hora de la reunión, el Maestro arregla su
asiento en el este, se pone su sombrero, 1 faja, yugo y mandil, con el mazo en la
mano, y dice: "Hermanos, se vestirán apropiadamente y en orden; los oficiales
arreglarán sus estaciones con el propósito de abrir".

A este anuncio, los hermanos se ponen sus delantales y se sientan alrededor de la


habitación de la Logia, mientras los oficiales se invisten con sus yugos y
delantales, y toman sus estaciones como se representa en la Lámina en la página
8, a saber: Primer Vigilante en el oeste ; Segundo Vigilante en el sur; Primer
Diácono frente al Venerable Maestro en el este, y un poco a su mano derecha, con
una larga vara en la mano; el Segundo Diácono a la derecha del Primer Vigilante
en el oeste, protegiendo la puerta interior de la Logia, con la vara en la
mano; Secretario a la izquierda del Venerable Maestro y Tesorero a la derecha; y,
en general, dos Mayordomos a la derecha e izquierda del Segundo Vigilante en el
sur, con varas pequeñas en la mano. Después de que todos estén sentados, el
Venerable Maestro dice: "¿Está el Cubridor presente? Si es así, que se acerque al
este".

A esta orden, el Cubridor, que está todo este tiempo cerca de la puerta exterior de
la Logia, se acerca al asiento del Venerable Maestro en el este, con el yugo y el
delantal puestos.

VM-Hermano Cubridor, ¿Cuál es tu lugar en la Logia?

Cubridor, fuera de la puerta interior.

VM: ¿tu deber allí?

Cubridor: para mantener a raya a todos los impostores y espías, y no dejar pasar o
repasar ninguno, excepto aquellos que estén debidamente calificados y que
cuenten con el permiso del Venerable Maestro.

VM: recibirás el instrumento de tu oficio (entregándole la espada). Prepara tu


puesto, y ponte en el cumplimiento activo de tu deber. (Consulte la Nota A,
Apéndice).

El Cubridor se retira al interior de la puerta exterior de la antesala, y todas las


puertas de la Logia se cierran después de él.

VM (da un golpe con su martillo, el Segundo Diácono se levanta)

-Hermano Segundo Diácono, ¿cuál es el primer y constante cuidado de los


masones cuando se convoca?

Segundo Diácono: Ver que la Logia está debidamente a cubierto.

VM-Asistirá a esa parte de su deber, e informará al Cubridor que estamos a punto


de abrir una Logia de masones aprendices ingresados (Compañeros o Maestros
masones, según sea el caso), y lo dirigiremos a Cubrirla en consecuencia.

El Diácono abre la puerta y le dice al Cubridor -Hermano Cubridor, las órdenes del
Venerable Maestro indican que esta Logia es de Aprendiz (Compañero o Maestro
Masón, según sea el caso); luego cierra la puerta, da un golpe (dos, si es un
Compañero, o tres, si es una Logia de Maestros), a lo que responde el Cubridor.

SD-Venerable Maestro, la Logia está a Cubierto.


VM-¿Cómo se ha Cubierto?

SD-Por un hermano de este grado, fuera de la puerta interior, investido con el


implemento apropiado de su oficio (la espada). VM: ¿Su deber allí?

SD: Para mantener alejados a todos los espías y escuchas; no permitir a ninguno
pasar o volver a pasar, excepto aquellos que están debidamente calificados, y
tienen el permiso del Venerable Maestro. (Se sienta.)

VM (un golpe, el Primer Vigilante se pone de pie). - Hermano Primer Vigilante,


¿estás seguro de que todos los presentes son Aprendices de Masón
(Compañeros, o Maestros Masones, según sea el caso)?

PV-Estoy seguro, Venerable Maestro, de que todos los presentes son Aprendices
de Masón (o según sea el caso).

VM-¿Es usted un Aprendiz Mason Ingresado?

PV-Todos mis HH me reconocen como tal.

VM-¿Dónde fue preparado para ser un Aprendiz Mason Ingresado?

PV-En mi corazón.

VM-¿En dónde en segundo lugar?

PV-En una habitación adyacente a una Logia legalmente constituida para el


objeto, debidamente decorada en un lugar que representa la Planta Baja del
Templo del Rey Salomón.

VM: ¿Qué te convierte en un Aprendiz Mason Ingresado?

PV-Mi obligación.

pag. 14

V. M: ¿Cuántos constituyen una Logia de Aprendices Masones Ingresados?

PV-Siete o más, formados por el Venerable Maestro, Primero y Segundo


Vigilantes, Primero y Segundo Diáconos, Secretario y Tesorero.
VM: ¿El lugar del Seg. Diácono?

PV-A la derecha del Primer Vigilante en el oeste.

VM (dos golpes con su martillo, cuando todos los oficiales de la Logia se ponen de
pie.) - ¿Su deber allí, hermano Segundo Diácono?

SD (hace el signo de un Aprendiz Mason Ingresado, véase la Fig. 2, página 17).


Llevar órdenes del Primer Vigilante en el oeste al Segundo Vigilante en el sur, y en
otros lugares alrededor de la Logia, como él puede indicar, y ver que la Logia esté
a cubierto.

VM: ¿El lugar del Primer Diácono en la Logia?

SD: a la derecha del Venerable Maestro en el este.

VM: ¿Tu deber allí, hermano Primer Diáconor?

PD: para llevar órdenes desde el Venerable Maestro en el este hasta el Primer
Vigilante en el oeste, y en otros lugares alrededor de la Logia, según él lo
indique; para presentar y vestir a todos los hermanos visitantes; para recibir y
conducir candidatos

VM: ¿El lugar del Secretario en la Logia?

PD: a la izquierda del Venerable Maestro en el este.

VM: ¿su deber, hermano, secretario?

Sec.-Para observar la voluntad y el placer del Venerable Maestro, registrar los


procedimientos de la Logia, transmitir una copia de la misma a la Gran Logia, si es
necesario, recibir todo el dinero pagado en la Logia por manos de los hermanos,
pasar el mismo al Tesorero, y entregar su recibo correspondiente.

VM-¿El lugar de el Tesorero en la Logia?

Sec.-A la derecha del Venerable Maestro en el este.

VM: ¿su deber allí, hermano tesorero?


Tes.- Para recibir todo el dinero pagado en la Logia de la mano del Secretario,
mantener una cuenta regular y justa del mismo, y pagar por orden del Venerable
Maestro y el consentimiento de la Logia.

VM- ¿El lugar del Segundo Vigilante en la Logia?

Tes.-En el sur, VM.

VM: ¿Tu deber allí, hermano Segundo Vigilante?

SV: como el sol en el sur, en lo alto del meridiano, es la belleza y la gloria del día,
también lo es el Segundo Vigilante en el sur, para observar mejor el tiempo,
llamar a los obreros desde el trabajo al

pag. 15

refrigerio, supervisarlos durante las horas del mismo, y ver que los medios de
refrigerio no se conviertan en intemperancia o exceso; y llamarlos a trabajar
nuevamente, para que puedan tener placer y obtener ganancias de ese modo.

VM - El lugar del Primer Vigilante en Logia?

SV - En el oeste, VM.

VM-¿Por qué en el oeste, hermano mayor, y su deber allí?

PV - Para ayudar al Venerable Maestro a abrir y cerrar la Logia, pagar a los


obreros su salario, si corresponde, y asegurarse de que ninguno se vaya
insatisfecho, si es que puedo evitarlo, siendo la armonía la fuerza de todas las
instituciones, más especialmente en la nuestra.

VM - ¿Cuál es el lugar del Venerable Maestro en Logia?

PV - En el Oriente, Venerable Maestro.

VM: ¿Por qué en el Oriente y cuál es su deber allí?

PV – Porque así como el sol se levanta en el Oriente, para abrir y gobernar el día,
así se levanta el Venerable Maestro en el este (aquí da tres golpes con su mazo,
cuando todos los hermanos de la Logia se levantan, y él mismo), para abrir y
gobernar su Logia, poner los obreros a trabajar y darles las instrucciones
apropiadas.

VM – Hermano Primer Vigilante, son mis órdenes que esta Logia se abra en el
Primer Grado de la Masonería (o Segundo, o Tercer Grado, según sea el
caso). Para el despacho de negocios, durante ese tiempo, todos los corrillos, y
otras conductas impropias y no masónicas, tendientes a destruir la paz de los
mismos mientras estén dedicados a las actividades legales de la Masonería, están
estrictamente prohibidos, bajo una pena no menor que la mayoría de los
hermanos presentes, actuando bajo los estatutos de esta Logia, pueden juzgar
conveniente infligir: esto lo comunicarán al Segundo Vigilante en el sur, y él a los
hermanos alrededor de la Logia, que ellos, teniendo aviso debido y oportuno,
pueden gobernarse a sí mismos en consecuencia. 1

PV (dirigiéndose al Segundo Vigilante del sur). Hermano Segundo Vigilante, usted


ha escuchado las órdenes del Venerable Maestro, tal como me las comunicó el
Venerable Maestro en el este. Tomarás debida nota y te actuarás en
consecuencia.)

pag. dieciséis

SV (a la Logia). Hermanos, han escuchado las órdenes del Venerable Maestro,


como me lo comunicó el Primer Vigilante en el oeste. Por favor, tomen nota y
actúen en consecuencia.

VM - Hermanos, juntos con los Signos. (Los signos de los tres grados se dan, si se
abre en el Tercer Grado, pero si solo en el Primer Grado, Aprendiz Ingresado, el
Maestro diría, Juntos con el signo, y no con los signos. El Maestro siempre
conduce al dar el signo o signos. El Maestro primero hace el "Signo de Debida
Guardia" del Primer Grado, representando la posición de las manos al tomar el
juramento de un Aprendiz Mason Ingresado, que se llama el "signo de debida
guardia" de un Aprendiz Ingresado, a saber: "Mi mano izquierda sostiene la Biblia
y mi mano derecha apoyada en ella ".
Después de lo cual el Maestro hace el signo de un Aprendiz Masón Ingresado,
que alude a la pena de la obligación del Aprendiz ingresado, que es imitado por
todos los hermanos presentes.

[Explicación de la Fig. 2.-Dibuja la mano derecha rápidamente a lo largo del cuello,


como se representa en el corte, y deja caer el brazo hacia un lado. -Recuerda que
todos los duelos y signos están hechos con ángulos rectos, horizontales y

perpendiculares. con pausas muy leves, pero marcadas entre cada


movimiento o parte del signo.]

Luego, el Maestro hace el “Signo de Debida Guardia” de un Compañero Masón,


que alude a la posición de las manos cuando toma el juramento de un Compañero
Masón

[Explicación de la Fig. 3.-El brazo izquierdo, hasta el codo, debe mantenerse en


una posición horizontal, y el resto del brazo en una posición vertical, formando un
cuadrado. La mano derecha separada del estómago, los dedos se extienden hacia
afuera.]
Después de lo cual da el signo de un Compañero Masón, que alude
a la pena de la obligación de Compañero Masón.

[.-Al hacer el “Debida Guardia” y el Signo de Compañero, o Segundo Grado, se


debe tener cuidado de soltar el brazo izquierdo de repente y con espíritu, tan
pronto como se realicen los dos movimientos.]

A continuación está el “Debida Guardia” de un Maestro Masón, que alude a la


posición de las manos al prestar el juramento de un Maestro Masón, con ambas
manos apoyadas en la Santa Biblia, la Escuadra y el Compás.
pag. 18

Y luego (Fig. 6) el signo de un Maestro Masón, que alude a la pena de la


obligación de un Maestro Masón.

[Explicación de la Fig. 6.-Al hacer este signo, dibuje la mano derecha (con el
pulgar hacia adentro) sobre el estómago tan abajo como el chaleco, luego, deje
caer la mano de repente.]

El último signo dado (Fig. 7) es el "Gran Signo de Angustia".

[Explicación de la Fig. 7.-Levantar las manos como se representa en la imagen, y


soltarlas con espíritu. Repite esto tres veces.]

Las palabras que acompañan a este signo en la noche, o a oscuras, cuando el


letrero no se puede ver, son, a saber: "¡Señor, Dios mío! ¿No hay ayuda para el
hijo de la viuda? "Este signo es dado por el Maestro, en la tumba de nuestro" Gran
Maestro Hiram Abiff ". 1 (Ver Nota B, Apéndice).

El maestro da un golpe con su martillo; el Primer Vigilante, también da uno;

pag. 19
[el párrafo continúa] El Segundo Vigilante, da uno. El Venerable Maestro, da uno

por segunda vez, que es respondido por los Vigilantes una segunda
vez, en el oeste y sur, luego el maestro da el tercer sonido de martillo, que es
respondido por los Vigilantes. Estos tres golpes son hechos, al abrir la Logia en el
Tercer Grado; si se abre en el segundo, solo se usan dos golpes; Primer grado, un
golpe cada uno, primero dado por el Maestro, luego el Primer vigilante, por último
el Segundo Vigilante. Después de lo cual el Maestro se quita el sombrero y repite
el siguiente pasaje de la Escritura:

"¡Mirad cuán bueno y cuán agradable es para los hermanos vivir


juntos en armonía! Es como el precioso ungüento sobre la cabeza, que corría
sobre la barba, incluso la barba de Aarón; que bajó a las faldas de sus
vestiduras; como el rocío de Hermón, y como el rocío que descendió sobre los
montes de Sión: porque allí mandó Jehová la bendición, y la vida para siempre
más. "¡Amén!

Respondido por todos los hermanos presentes: "¡Amén! ¡Así sea!"

VM-Ahora declaro esta Logia abierta en el Primero (o, según sea el caso) Grado
de Masonería. Hermano Segundo Vigilante, informará al Cubridor. (El Diácono
abre la puerta de la Logia y entrega su mensaje al Cubridor.)

VM- Hermano Primer Diácono, usted asistirá en el altar. (Aquí el Primer Diácono
se dirige hacia el altar, coloca la Escuadra sobre el Compás, si se abre
COMPASES, COLOCADOS EN UNA LOGIA DE APRENDICES INGRESADOS,
"AMBAS PUNTAS CUBIERTAS POR LA ESCUADRA." (Véase la Nota C,
apéndice).

en primer grado, a saber :)

VM (da un golpe del martillo). Todos están sentados y listos para el trabajo.

Si la Logia se abre en el Tercer Grado, y en una reunión regular de la Logia, el


siguiente sería el orden del día; pero como el lector puede estar un poco ansioso,
además de curioso, sobre el modo y la manera de elevar la Logia del Primero al
Tercer Grado, el autor supondrá que la Logia se abre en el Primer Grado, y, como
es una Logia regular, de noche y de negocios para realizar transacciones, la Logia
debe elevarse al Tercer grado o Maestría, ya que no se puede hacer ningún
negocio excepto el de iniciación en el Primer Grado. La siguiente manera
generalmente se adopta entre los masones en la actualidad, aunque hay dos o
tres formas:

VM (da un golpe con su martillo). Hermano Primer Vigilante, ¿estás seguro de que
todos los presentes son Maestros Masones? (o Compañeros de Masón, según
sea el caso)

PV - No estoy seguro de que todos los presentes sean Maestros Masones, pero lo
averiguaré a través de mis oficiales apropiados e informaré.

PV – Diáconos, acérquense al Oeste (los dos Diáconos se acercarán al trono del


Primer Vigilante, en el Oeste). Primero, el Primer Diácono susurra la contraseña
de un Maestro Masón en el oído del Segundo Diácono (Tubal Caín), y el Primer
Diácono susurra lo mismo en el oído del Primer Vigilante, luego un Diácono pasa
por un lado de la Logia, y el otro al otro lado, y, a medida que avanzan, se
detienen con cada hermano presente pidiendo la contraseña, que cada hermano
se levanta y susurra al oído del Diácono (Tubal Caín); si hay algún H que no
puede darlo, los Diáconos pasan de largo, especialmente si son miembros de un
grado inferior (aprendices ingresados o Compañeros), y después de que los
Diáconos hayan pasado por toda la Logia, se reúnen ante el Venerable Maestro
en el este; el Primer Diácono obtiene la Pal de Pase nuevamente del Segundo
Diácono, y lo pasa al Venerable Maestro, y luego regresan al Primer Vigilante en
el oeste, y le pasan la misma a él de igual manera, y toman sus asientos
nuevamente, como en . Luego, el Guardián se levanta y dice: "No todos los
presentes son Maestros Masones, Venerable Maestro".

VM: todos los que están por debajo del grado de Maestro Masón se retirarán
mientras elevamos la Logia. El Segundo Diácono les dice a los que están debajo
del Grado de Maestro Masón: "Hermanos, por favor retírense", y él ve que lo
hagan. Después de que salieron y la puerta fue cerrada por el Segundo Diácono,
el Primer Vigilante dice: "Todos los presentes son Maestros Masones, Venerable
Maestro, y hacen el signo de un Maestro Masón".

VM: si estás satisfecho de que todos los presentes son Maestros Masones, los
tendrás ordenados como tales, reservándote para el final.

PV (da tres golpes con su martillo, luego todos en la Logia se ponen de pie.)
Hermanos, todos al orden como Maestros Masones.

Todos los hermanos ponen sus manos en la forma de “Debida Guardia” de un


Maestro Masón. (Ver Fig. 5, página 17.)

PV-Al orden, Venerable <Maestro.

VM-Juntos con el signo, hermanos; y hace el signo de un Maestro Masón (ver Fig.
6, página 18), que es imitado por los oficiales y hermanos, y por último el Primer
Vigilante. El Maestro da un golpe, el Primer Vigilante uno, el Segundo Vigilante
uno, y luego el Venerable Maestro nuevamente un golpe, seguido por los
Vigilantes, hasta que han golpeado tres veces cada uno.

VM-Ahora declaro abierta esta Logia en el Tercer Grado de la


Masonería. Hermano Segundo Diácono, informa al Cubridor. El Hermano Primer
Diácono atiende al altar. (Golpea una vez, y los oficiales y hermanos toman sus
asientos.) (Ver Nota D, Apéndice).

Orden del día de la siguiente manera, a saber:


VM - Hermano Secretario de por favor lea las actas de nuestra última tenida regular.
El Secretario dice lo siguiente, a saber:
MASONIC HALL, Nueva York, 8 de diciembre, AL 5860.
Una comunicación regular de St. John's Lodge, No. 222, de Masones Libres y Aceptados, se celebró
en Nueva York, el miércoles 10 de noviembre, AL 5860.
Presente.
Miembros
Hermano
AB, Venerable Maestro.
Hermano
Luke Cozzans.
"
BC, PRIMER VIGILANTE.
"
John Hart.
"
CD, SEGUNDO VIGILANTE.
"
Peter Lewis.
"
DE, Tesorero.
"
George Fox.
"
EF, Secretario.
"
Robert Cebolla.
"
FG, PRIMER DIÁCONO.
"
Frank Luckey.
"
GH, SEGUNDO DIÁCONO.
"
Samuel Slick.
"
HI, Mayordomos.
"
Solomon Wise.
"
IJ "
"
Henry Wisdom.
"
KL, GUARDATEMPLOS, CUBRIDOR.
"
Truman Swift.
HERMANOS VISITADORES.
Hermano James B. Young, de Union Lodge, No. 16, Broadway, Nueva York.
Hermano George J. Jones, Rochester Lodge, n. ° 28, Rochester, Nueva York.
Hermano Benjamin Scribble, de Hiram Lodge, No. 37, Nueva Orleans, Louisiana.
Hermano Stephen Swift, de Cleveland Lodge, No. 99, Cleveland, Ohio.
Hermano Robert Morris, de Lexington Lodge, No. 7, Lexington, Kentucky.

La Logia fue abierta en debida forma en el Tercer Grado de la Masonería. Las


minutas de la última comunicación de St. John's Lodge fueron leídas y
confirmadas.

El comité sobre la petición de John B. Crockerberry, un candidato para la


iniciación, informó favorablemente, por lo que fue elegido para votación y
debidamente electo.

El comité sobre la aplicación de DC Woolevert, un candidato para la iniciación,


informó favorablemente; con lo cual recibió una boleta electoral, y al aparecer una
bola negra, fue declarado rechazado.

El comité sobre la solicitud de William S. Anderson, un candidato para la iniciación,


habiendo informado desfavorablemente, fue declarado rechazado, sin votación.

Una petición de iniciación de Robert Chase, de Jersey City, acompañada de la


tarifa usual de diez dólares ($ 10), y recomendada por Brothers Hart, Lewis y
Onion, se remitió a un comité de investigación, compuesto por Brothers Slick,
Wise, y Swift.

El hermano Samuel Brevoort, un aprendiz inscrito, que solicitó el ascenso, fue


debidamente elegido para el segundo grado; y el Hermano Thomas Jansen,
Compañero Masón, fue, al solicitar ascenso, debidamente elegido para el Tercer
Grado en Masonería.

La Logia de Maestros Masones se cerró, y una Logia de aprendices ingresados se


abrió en debida forma.

El Sr. Charles Fronde, candidato a iniciación, en espera, fue debidamente


preparado, presentado e iniciado como Aprendiz Mason ingresado en forma
debida y antigua, pagando la suma adicional de cinco dólares ($ 5).

La Logia de Aprendices ingresados cerró, y una Logia de Compañeros Masones


abrió en debida forma.

El Hermano Stephen Currie, un aprendiz ingresado, que estaba esperando, fue


debidamente preparado, presentado y pasó al grado de compañero masón,
pagando la suma adicional de cinco dólares ($ 5).
La Logia de Compañeros cerró, y una Logia de Maestros Masones se abrió en debida forma.
El Hermano John Smith, un Compañero de Artesanía, en espera, fue debidamente preparado,
presentado y elevado al sublime grado de Maestro Masón, pagando la suma adicional de cinco
dólares ($ 5).
Cantidad recibida esta noche, de la siguiente manera:
Petición de Robert Chase
$ 10.00
Compañero Carlos Fronda
5.00
Compañero Masón Stephen Currie
5.00
Maestro Mason John Smith
5.00
$ 25.00
Todo lo cual se pagó al Tesorero.
Al no haber más asuntos, la Logia se cerró en debida forma y armonía.
SAMUEL SLICK, Secretario.
Aprobado:
SOLOMON NORTHUS, VM
Tal es la forma que se ha adoptado como el modo más conveniente de registrar
las transacciones de una Logia en la actualidad.

Las actas de una Logia deben leerse al final de cada reunión, que los hermanos
pueden sugerir cualquier modificación o adición necesaria, y luego, al comienzo de
la siguiente reunión ordinaria, que se confirmen.

VM – Hermano Primer Vigilante, ¿tiene alguna modificación para proponer?

PV (hace el signo de un Maestro Masón, ver Fig. 6, página 18). - No tengo


ninguno, Venerable.

VM, ¿tiene alguno, hermano Segundo Vigilante?

SV (signo, Fig. 6) - Ninguno, Venerable.

VM-¿Tiene algún hermano alrededor de la Logia alguna modificación para


proponer? (Ninguno ofrece) VM-Entonces, hermanos, la moción es la confirmación
de la minuta de nuestra última sesión; todos los que estén a favor de su
confirmación la darán a conocer mediante el signo habitual de un masón (ver
figura 6, página 18 -levantar la mano derecha); los que se oponen, por el mismo
signo, que se llama el signo habitual de un masón. La cuestión de la confirmación
es simplemente una cuestión de si el secretario ha registrado fiel y correctamente
las transacciones de la Logia.
Si cualquier hermano puede demostrar satisfactoriamente que hay omisiones o
entradas incorrectas, este es el momento de corregirlas.
SEGUNDO ORDEN DE ASUNTOS

VM (lectura y peticiones de referencia). Si el secretario tiene alguna petición en su


mesa, se reportará a la Logia, de la siguiente manera: Venerable Maestro, hay dos
peticiones para membresía, que son las siguientes, a saber:
FORMA DE PETICIÓN

Al Venerable Maestro, Guardianes y Hermanos de St. John's Lodge, n. ° 222, de


Masones Libres y Aceptados:

La petición del suscriptor muestra respetuosamente que, poseyendo una opinión


favorable de su antigua institución, él está deseoso de ser admitido como miembro
de ella, si se le encuentra digno. Su lugar de residencia es la ciudad de Nueva
York, su edad de treinta y ocho años, su ocupación como librero. (Firmado)
ABNER CRUFF.

Recomendado por los Hnos. Jones, Carson y Fox.

NUEVA YORK, 1 de diciembre de 1860.

Sec.-La siguiente petición es de Peter Locke, recomendado por los Hnos. Derby y
Jackson. Ambas peticiones van acompañadas de la tarifa habitual de diez dólares
cada una.

VM-Hermanos, ¿Qué opinan acerca de estas peticiones de Gruff y Locke?

Hermano X: me inclinaría por que sean recibidos, y se nombrara un comité de


investigación.

Hermano Y: secundo esa moción, Venerable.

VM-Hermanos, han escuchado la moción. Todos los que estén a favor de la


misma, háganlo saber por el signo habitual; por lo contrario, lo mismo.

VM-Las peticiones se reciben, y yo nombraría, a solicitud del Sr. Cruff, los


Hermanos Brevoort, Gore y Ackerman; y, a petición del Sr. Locke, los hermanos
Derby, Hart y Barnes.
TERCER ORDEN DE ASUNTOS
VM (recibiendo informes de los comités). Hermano Secretario, ¿hay algún informe
del comité pendiente de su escritorio?

Sec.-Hay dos informes, Venerable. Una sobre la solicitud del Sr. Robert Granger, y
otra sobre la solicitud del Sr. Brady.

VM: ¿Están presentes los presidentes de esos comités?

Hermano Pepper-Venerable, como presidente del comité a quien se remitió la


solicitud del Sr. Robert Granger, le diría a la Logia que he examinado su carácter y
lo encuentro bueno, y, en consecuencia, lo informo favorablemente. Creo que será
un buen Masón. En su juventud, era bastante salvaje; pero ahora se lo considera
muy estable y un buen miembro de la sociedad. (Aquí, a veces, surge una
discusión larga y extensa. Un hermano muy concienzudo y discreto piensa que
debería haberse hecho una investigación más exhaustiva respetando la historia
temprana del Sr. Robert Granger, cuyo resultado es que no será votado hasta la
próxima reunión ordinaria. Esto no es algo común, sin embargo).

VM-¿Está el presidente del comité a quien se remitió la solicitud de Peter Locke


presente?

Hermano Melville, Venerable, soy el presidente de ese comité, e informa


favorablemente. Él es recomendado como uno de los mejores hombres.

VM-Hermanos, ¿Qué opinan sobre la petición del Sr. Locke?

Hermano Jones: me inclino, Venerable, para que se reciba el informe, se dé de


baja al comité y se vote al candidato.-Hermano Jackson: secundo esa moción.

VM-Hermanos, han escuchado la moción. Todos los que voten a favor de ello,
háganlo saber por el signo habitual; por el contrario, lo mismo.

CUARTO ORDEN DE NEGOCIOS

VM (votación para candidatos, o admisión.) - Hermano Secretario, ¿hay algún


candidato para ser votado?

Sec.-Hay dos, Venerable, viz .: Joseph Locker y Reuben Bruce.

VM-Hnos., estamos a punto de votar por dos candidatos para el Primer Grado de
Masonería. El primero es la petición del Sr. Joseph Locker. Cualquier cosa a favor
o en contra de este caballero está ahora en orden. (Aquí, si algún hermano tiene
algo en contra o a favor del Sr. Locker, tiene el privilegio de hablar sobre el tema.)
Si no se ofrece nada, el Maestro dice:

VM: si no hay nada que ofrecer, procederemos a votar. Hermano Primer Diácono,
preparará la urna electoral.

El Primer Diácono toma la urna (que es una caja pequeña, de cinco o seis
pulgadas cuadradas, con dos gavetas y una pequeña tolva en la parte superior, un
orificio desde el cual pasa al primer cajón, que está vacío y empujado adentro,
mientras que el inferior se estira y está casi lleno de bolas blancas y negras),
coloca la caja sobre el altar en el medio de la Logia y toma su asiento
nuevamente.

VM-Hermanos, procedamos a votar.

La votación se hace de la siguiente manera, a saber: El Ven Maestro primero; El


Secretario llama los nombres, comenzando con el Primer Vigilante hasta el
Cubridor, y, conforme se mencionan sus nombres, cada masón se acerca a la caja
en el ara, hace el Signo de Maestro Masón al Ven Maestro, y luego toma de la
parte inferior del cajón de la urna, una pelota (blanca o negra, como él lo considere
apropiado), la deposita en la tolva arriba y se retira a su asiento. Entonces todos
votan.

V M.-¿Todos votaron? Si es así, Hermano Primer Diácono, cierre la urna.

El Primer Diácono cierra el cajón y lleva la caja al Segundo Vigilante en el sur.


Anula el cajón superior, mira si el cajón está "despejado" o no, y luego lo cierra y
se lo da al Diácono, quien lo lleva al Primer Vigilante en el oeste para su
examen. Cuando el Diácono se va de la estación del Segundo Vigilante, el
Maestro le dice:

VM-Hno. Segundo Vigilante, ¿cómo se mantiene la votación en el sur?

SV (hace el signo de un Maestro Mason, vea la Fig. 6, página 18). Despejado en


el sur, Venerable.(Si no está claro, y debería haber una bola negra o dos, él diría:
"No despejado en el sur, Venerable").

En este momento, el Primer Vigilante lo ha examinado, y el Maestro le pregunta:

VM-Hno. Primer Vigilante, ¿cómo se mantiene la votación en el oeste?


PV-Despejado (o no) en el oeste, Venerable. (Haciendo el signo)

En este momento, el Diácono ha llegado a la estación del Venerable Maestro en el


este. Él mira en la caja y dice:

VM-Y despejado (o no despejado) en el este. Hermanos, han elegido (o no) al Sr.


Joseph Locker para el Primer Grado de la Masonería.

El otro candidato es votado de la misma manera.

QUINTA ORDEN DE ASUNTOS

VM (confiriendo Grados). Hermano Segundo Diácono, usted determinará si hay


algún candidato en espera, y para qué grado, e informará a la vez.

El Segundo Diácono pregunta al Cubridor y a los hermanos en general, e informa


que alguien nombrará a un candidato que haya sido previamente votado, que
probablemente estará esperando en la antesala.

SD: hay uno o dos (según sea el caso) ahora en espera del Primer Grado, el Sr.
Peter Gabe y el Sr. John Milke.

VM-Hermanos, parece que hay una gran cantidad de asuntos pendientes esta
noche; pero mis compromisos comerciales son tales que hacen que me sea
imposible estar presente hasta muy tarde, por lo tanto, conferiremos el grado
únicamente al Sr. Gabe, y llamaremos a una tenida especial la próxima semana
para atender los deseos del Sr. Milke. Le informará al Sr. Milke, hermano Segundo
Diácono, de nuestra decisión, y no lo dejará esperando. También le dirá al Sr.
Gabe, que tan pronto como terminemos con los asuntos regulares de la Logia, él
puede obtener el Primer Grado.

El Segundo Diácono cumple con su deber.

SEXTO ORDEN DE ASUNTOS

VM (considerando asuntos pendientes) - No hay asuntos pendientes.

SÉPTIMO ORDEN DE ASUNTOS


VM (desentendiéndose de cualquier otro asunto que pueda presentarse
legalmente ante la Logia). Hermanos, si no hay más asuntos pendientes en esta
Logia de Maestros Masones, procederemos a cerrar la misma, y abriremos una
Logia de Aprendices Igresados, para el propósito de la iniciación

Aquí las Logias difieren, en el modo de bajar de una Logia de Maestros a una
Logia de Aprendices. Algunos cierran por completo, y abren en el Primero; pero
adoptaremos un camino corto, que las Logias tienen en la actualidad.

VM-H Primer Vigilante, ¿está seguro de que todos los presentes son Aprendices
de Masón?

PV-Estoy seguro, Venerable, todos los presentes son Aprendices de Masón.

VM: si está seguro de que todos los presentes son Aprendices de Masón, los
pondrá al Orden como tales, reservándose para el final.

PV (da tres golpes con su martillo, todos se ponen de pie.) Hermanos, de Pie y al
Orden como Aprendices de Masón.

Los miembros colocan sus manos en la posición de Debida Guardia de un


aprendiz ingresado. (Véase Lámina 1, página 16.) Cuando el Maestro hace "el
signo, al pasar su mano por su garganta, todos siguen su ejemplo; el Venerable
entonces da un golpe con el mazo, el Primer Vigilante uno, y el Segundo Vigilante
uno.

VM-Ahora declaro cerrada esta Logia de Maestros Masones, y abierta la Logia de


Aprendiz en su lugar. Hermano Segundo Diácono, informe al Cubridor; Hermano
Primer Diácono, atienda el Ara (que será colocando ambas puntas del Compás
debajo de la Escuadra). (El Venerable Maestro da un golpe, sentándose toda la
Logia). Hermano Segundo Diácono, llevarás contigo a los asistentes necesarios
(los dos Mayordomos), dirígete a la antesala, donde hay un candidato esperando
(Sr. Gabe), para el Primer Grado de la Masonería), y, cuando esté debidamente
preparado, lo harán saber por el signo habitual (un golpe).

El Segundo Diácono y sus asistentes se retiran a la antesala, pero antes de salir


de la habitación de la Logia, se dirigen al Ara y ejecutan el Signo del Primer Grado
al Maestro. Es deber del Secretario ir a la antesala con ellos, y antes de que se
requiera que el candidato se desnude, el Secretario obtiene su asentimiento a los
siguientes interrogatorios, a saber. (Monitorial): -
¿En serio declaras, por tu honor, que, sin amigos y sin influencia de motivos
mercenarios, te ofreces libre y voluntariamente como candidato para los misterios
de la Masonería?

Sí (o, lo hago).

¿En serio declaras, por tu honor, que te impulsa a solicitar los privilegios de la
Masonería es una favorable opinión sobre la institución, un deseo de conocimiento
y un sincero deseo de ser útil para tus semejantes?

Sí.

¿En serio declaras, por tu honor, que acatarás todos los antiguos usos
establecidos de la Orden?

Sí.

El Secretario regresa a la Logia e informa que el candidato ha dado su


asentimiento a los interrogatorios.

El candidato ahora se le pide que se desnude.

SD-Mr. Gabe, tomarás tu abrigo, zapatos y medias, también tu chaleco y


corbata; y ahora tus pantalones; aquí hay un par de cajones para ti. Ahora
deslizará su brazo izquierdo fuera de la manga de su camisa, y lo pasará por el
pecho de su camisa, para que su brazo y su pecho puedan estar desnudos. El
Diácono ahora le ata un pañuelo o una máscara sobre sus ojos, coloca una
zapatilla en su pie derecho, y luego coloca una cuerda, llamada cable, una vez
alrededor de su cuello, dejándola arrastrar hacia atrás. 1
La figura es una representación del candidato debida y verdaderamente preparado
para recibir el Primer Grado de la Masonería.

El Segundo Diácono ahora toma al candidato por el brazo y lo conduce hacia


adelante a la puerta de la Logia, y da tres golpes distintos, cuando el Primer
Diácono en el interior, se pone de pie, hace el signo de un aprendiz ingresado al
Maestro, y dice:

PD-Venerable Maestro, hay una alarma en la puerta interior de nuestra Logia. VM-
Asistirás a la alarma, y averigua la causa. (El Diácono atiende la puerta, da tres
golpes distintos y luego la abre).

PD-¿Quién viene aquí?

SD (quien siempre responde por el candidato) - Mr. Peter Gabe, que durante
mucho tiempo ha estado en la oscuridad, y ahora busca ser sacado a la luz, y
recibir una parte en los derechos y beneficios de esta Respetable Logia, erigida a
Dios, y dedicada a los santos Juanes, como todos los hermanos y compañeros
han clonado antes.

PD-Mr. Gabe, ¿es por tu propia voluntad y acuerdo?

Sr. G.-Es.

PD-Hermano Segundo Diácono, ¿es digno y está bien calificado?


SD-Lo es.

PD: ¿De verdad y verdaderamente preparado?

SD-Lo está.

PD-De edad legal, ¿y debidamente avalado?

SD-Lo está.

PD: ¿Con qué derecho espera obtener la admisión?

SD-Al ser un hombre, nacido libre, de buena reputación, y muy recomendado.

PD-¿Lo es?

SD-Sí lo es.

PD-Como él está en posesión de todas las calificaciones necesarias, esperará con


paciencia hasta que el Venerable Maestro sea informado de su solicitud, y su
respuesta haya sido devuelta.

El Diácono cierra la puerta y se coloca junto al altar ante el Venerable Maestro,


golpea una vez en el suelo con su vara, a lo que responde el Maestro con su
martillo, cuando pasa lo mismo con la puerta, y el Maestro dice:

VM: déjalo entrar y ser recibido en la debida forma.

El Primer Diácono saca el Compás del altar, se vuelve a acercar a la puerta, la


abre y dice:

PD: déjalo entrar y ser recibido en la debida forma.

El Primer Diácono retrocede, mientras que el Segundo Diácono, con el candidato,


ingresa a l Logia, seguido por los dos Mayordomos. A medida que avanzan, son
detenidos por el Primer Diácono, que presiona una punta del Compás en el pecho
izquierdo desnudo del candidato, y dice:

PD-Mr. Gabe, al entrar en esta Logia por primera vez, te recibo sobre la punta de
un instrumento afilado que presiona tu pecho izquierdo desnudo, que es para
enseñarte, ya que es una tortura para tu carne, que el recuerdo de esto debe estar
siempre en tu mente y conciencia, si intentas revelar los secretos de la Masonería
ilegalmente.

El Segundo Diácono ahora deja al candidato en manos del Primer Diácono, y toma
su asiento a la derecha del Primer Vigilante en el oeste; mientras que el Primer
Diácono, seguido de los dos Mayordomos, procede a caminar pausadamente
alrededor de la habitación de la Logia, de la siguiente manera, a saber: el Primer
Diácono toma al candidato por el brazo derecho, avanza un paso o dos, cuando el
Venerable Maestro da un golpe con su martillo (El diácono y el candidato se
detienen)

VM-Que nadie ingrese en un compromiso tan importante sin antes invocar la


bendición de la Deidad. Hermano Primer Diácono, conducirá al candidato al centro
de la Logia, y lo hará arrodillarse para el beneficio de la oración.

PD-Mr. Gabe, te arrodillarás. (El candidato se arrodilla)

El Venerable Maestro ahora deja su asiento en el este, se acerca al candidato, se


arrodilla a su lado y repite la siguiente oración, a saber:

WM-Concédenos Tu Gracia, Padre Todopoderoso del Universo, a esta nuestra


presente asamblea; ¡y concede que este candidato a la Masonería pueda dedicar
su vida a Tu servicio, y convertirse en un verdadero y fiel hermano entre
nosotros! Imbúyele con la capacidad de Tu divina sabiduría, que, por los secretos
de nuestro arte, pueda mostrar mejor las bellezas del amor fraternal, la
beneficencia y la verdad, en honor a Tu Santo Nombre. Amén.

Todos Responden, "¡Así Sea!".

VM (poniéndose de pie, tomando al candidato por la mano derecha, colocando su


izquierda sobre su cabeza) - Mr. "Gabe" (a veces los Maestros dicen, "¡Extraño!"),
¿En quién pones tu confianza?

Candidato (instruido) - En Dios. 1

VM: como en Dios pones tu confianza, tu fe está bien fundada. Levántate (ayuda
al candidato a levantarse), sigue a tu conductor y no temas ningún peligro.

El Maestro se retira a su asiento en el este, y mientras el conductor (PD) asiste al


candidato una vez alrededor de la habitación de la Logia, repite el siguiente
pasaje:
"¡Mirad cuán bueno y cuán agradable es para los hermanos vivir juntos en
unidad!" & C., & C.(Ver apertura, o Monitoreo.) La lectura está tan programada
como para concluir cuando han pasado una vez alrededor de la habitación de la
Logia a la estación del Segundo Vigilante en el sur; a medida que pasan cada 1

PD CONDUCE AL CANDIDATO UNA VEZ ALREDEDOR DE LA LOGIA


PRIMER GRADO (APRENDIZ INGRESADO)

la estación del oficial, este, sur y oeste, dan un sonido con sus martillos, a saber:
primero el Maestro, uno (•): SV, uno (•); PV, uno (•); que tiene un buen efecto en el
candidato, los sonidos están cerca de sus oídos cuando pasa (su conductor
generalmente pasa cerca). Habiendo pasado una vez alrededor de la Logia, se
detienen en la estación del Segundo Vigilante en el sur.

SV (da un golpe, el conductor uno.) - ¿Quién viene aquí?

Conductor (PD) -Mr. Peter Gabe, que durante mucho tiempo ha estado en
tinieblas, y ahora busca ser sacado a la luz, y recibir una parte en los derechos y
beneficios de esta Respetable Logia, erigida a Dios, y dedicada a San Juan, como
todos los hermanos y compañeros que lo han antecedido.

SV-Mr. Gabe, ¿es por tu propia voluntad y acuerdo?

Sr. Gabe-Lo es.

SV-Hermano Primer Diácono, ¿es digno y está bien calificado? PD-Lo está.
SV-Debida y verdaderamente preparado? PD-Lo está.

SV-De edad legal, ¿y debidamente avalado?

PD-Lo está.

SV: ¿Con qué derecho o privilegio espera obtener la admisión?

PD-Por ser un hombre, nacido libre, de buena reputación, y bien recomendado.

SV: Como él está en posesión de todas las calificaciones necesarias, voy a


permitir que pase a la estación del Primer Vigilante en el oeste.

El Primer Vigilante, disponiendo de él de la misma manera que el Segundo


Vigilante, lo conduce para pasarle al Venerable Maestro en el este, quien hace las
mismas preguntas que los Vigilantes en el sur y el oeste, después de lo cual el
Maestro dice:

VM: ¿De dónde vienes, y hacia dónde estás viajando?

PD-Desde el oeste, y viajando hacia el este.

VM: ¿Por qué te alejas del oeste y viajas hacia el este?

PD-En busca de luz.

VM-Puesto que la luz es el objeto de su búsqueda, usted reconducirá al candidato


y lo colocará a cargo del Primer Vigilante en el oeste, con mis órdenes de que le
enseñe a este candidato a acercarse al este, el lugar de la luz, avanzando con un
paso recto y regular hasta la primera parada, el talón de su derecha colocado en el
hueco de su pie izquierdo, su cuerpo erecto ante el altar (vea la Fig. 14), ante el
Venerable Maestro en el este.

El Primer Diácono conduce al candidato de regreso al Primer Vigilante en el oeste,


y dice:

PD-Hermano Primer Vigilante, son las órdenes del Venerable Maestro, que le
enseñes a este candidato a acercarse al este, el lugar de la luz, avanzando en un
paso recto regular hasta la primera parada; el talón de su pie derecho en el hueco
de su izquierda (ver Fig. 14, página 93), su cuerpo erecto el altar ante el Venerable
Maestro en el este.
El Primer Vigilante deja su asiento, se acerca al candidato, lo enfrenta hacia el
Venerable Maestro, y le pide que se retire con su pie izquierdo, llevando el talón
de su derecha en el hueco de su izquierda (vea el paso 1, Fig. 14) , página 93:
antes de que se solicite al candidato que haga esto, es conducido por el Vigilante
a un paso del altar). El Primer Vigilante informa al Venerable Maestro.

PV: el candidato está en orden y espera su órdenes.

El Venerable Maestro ahora deja su asiento en el este y, acercándose (frente al


altar) al candidato, dice:

VM-Mr. Gabe, antes de que se te permita avanzar más en la Masonería, me


corresponde informarte que debes asumir un solemne juramento u obligación,
propio de este grado, que yo, como Maestro de esta Logia, te aseguro no
interferirá con los deberes que les debes a tu Dios, a ti mismo, a tu familia, país o
a los hombres. ¿Estás dispuesto a tomar tal juramento?

Candidato-Lo estoy.

VM-Hermano Primer Vigilante, situarás al candidato en la forma debida,


arrodillándose sobre su rodilla izquierda desnuda, su derecha formando el ángulo
de un cuadrado, su mano izquierda sosteniendo la Santa Biblia, la Escuadra y el
Compás, su mano derecha descansando sobre ellos.

El Vigilante ahora coloca, o hace que el candidato sea colocado, en la posición


ordenada por el Venerable Maestro, como se muestra en la Figura 8.

VM-Mr. Gabe, ahora estás en posición de asumir el solemne juramento de un


Aprendiz Mason Ingresado, y, si todavía no tiene objeciones, dirá "yo", y repita su
nombre después de mí.
FIG. 8. CANDIDATO QUE HACE EL JURAMENTO DE UN APRENDIZ INGRESADO.
(De izquierda a derecha: Maestro. Altar. Candidato. Conductor).
"Arrodillado sobre mi rodilla izquierda desnuda, mi derecha formando un cuadrado; mi izquierda
apoyando la Santa Biblia, la Escuadra y el Compás, mi mano derecha descansando sobre ellos”.

El Maestro da un golpe con su mazo, que es la señal para que todos los presentes
se reúnan alrededor del altar.

JURAMENTO.

Yo, Peter Gabe, por mi propia de mi libre y espontánea voluntad, en la presencia


de Dios Todopoderoso, y esta Respetable Logia, erigida a Él, y dedicada a los
Santos. Juanes, (el Maestro aprieta el martillo sobre los nudillos del candidato) de
la manera más solemne y sincera, prometo y juro, que siempre ocultaré, y nunca
revelaré, ninguna de las artes, partes o puntos de los ocultos Misterios de la
Antigua Masonería Libre, que puedan haber sido, o en adelante serán, en este
momento, o en cualquier período futuro, comunicados a mí, como tal, a cualquier
persona, excepto que sea un verdadero y legítimo hermano Mason, o en una
Logia de Masones regularmente constituida; ni a él ni a ellos hasta que, por medio
de un juicio estricto, un examen adecuado o una información legal, lo haya
encontrado a él, o a ellos, legalmente autorizados para lo mismo que yo. Además
prometo y juro que no voy a imprimir, pintar, estampar, escribir, cortar, tallar,
marcar o burilar, o hacer lo mismo, en cualquier cosa móvil o inmóvil, capaz de
recibir la menor impresión de una palabra, sílaba, letra o carácter, por el cual el
mismo pueda volverse legible o inteligible para cualquier persona bajo el dosel del
cielo, y los secretos de la Masonería obtenidos ilícitamente a través de mi
indignidad.
Todo esto lo prometo solemnemente, sinceramente, y juro, con una resolución
firme y firme de realizar lo mismo, sin ninguna reserva mental o evasión secreta de
la mente lo que sea, vinculante a mí mismo bajo pena no menor que la de tener mi
garganta cortada, mi lengua arrancada de raíz raíces, y mi cuerpo enterrado en las
ásperas arenas del mar, en la marca de aguas bajas, donde la marea sube y baja
dos veces en veinticuatro horas, si alguna vez violo a sabiendas este Juramento
de Aprendiz Ingresado. Así que ayúdame, Dios, y mantenme firme en la debida
ejecución de lo mismo.

VM-En símbolo de tu sinceridad, ahora separarás tus manos y besarás el libro en


el que descansan tus manos, que es la Santa Biblia.

Después de que el candidato ha besado la Biblia, el Maestro le pregunta:

VM-En tu estado actual, ¿qué es lo que más deseas? Candidato (instruido al


respecto) - Luz.

VM-Hermanos, extenderán sus manos y me ayudarán a sacar a la luz a nuestro


hermano recién creado.

Aquí, los hermanos que rodean el altar colocan sus manos en la forma del signo
de Debida Guardia” de un Aprendiz Masón Ingresado (véase la figura 1, p.16).

VM- "En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada
y vacía; y la oscuridad estaba sobre la faz de las aguas. Y Dios dijo: Hágase la luz,
y se hizo la luz ". (En algunas Logias, en la última palabra," luz ", los hermanos
sellan sus pies y aplauden sus manos una vez, pero esto ya casi se ha acabado; -
Días. Demasiada "Morganería" al respecto, ya que es diseñado por los masones).

El Venerable Maestro ahora da un golpe, que es la señal para que todos estén
sentados, pero él mismo, él permanece en el altar. Debo señalar aquí, que en la
palabra "luz", el conductor le quita la máscara a los ojos del candidato, pero lo
mantiene arrodillado ante el altar.

VM-Hermano Primer Diácono, ahora le agradeceré que retire el cable de


arrastre. (La cuerda se quita del cuello del candidato)

Algunos Maestros dicen: Como ahora tenemos al hermano por un lazo más fuerte.

VM-Mi hermano, al ser sacado a la luz en este grado, descubres las dos puntas
del Compás cubiertas por la Escuadra, lo que significa que todavía estás en la
oscuridad con respecto a la Masonería, solo has recibido el grado de un aprendiz
ingresado. . También descubres las tres grandes luces de la Masonería, con la
ayuda de los tres inferiores. Las tres grandes luces en la Masonería son la Santa
Biblia, la Escuadra y el Compás, que se explican así: la Santa Biblia es la regla y
guía de nuestra fe y práctica; la Escuadra, para cuadrar nuestras acciones; el
Compás, para circunscribirlas y mantenernos dentro de los límites con toda la
humanidad, pero más especialmente con un hermano Mason. Las tres luces
menores son las tres velas que ves colocadas en forma triangular alrededor de
este altar. Ellos representan el sol, la luna y el Maestro de la Logia; y como el sol
gobierna el día, y la luna gobierna la noche, así debe el Venerable Maestro
esforzarse por regir y gobernar su Logia, con igual regularidad.

WM (dando un paso hacia atrás desde el altar.) - Luego me descubres como el


Maestro de esta Logia, acercándote desde el este, bajo el debida guardia, signo y
paso de un Aprendiz Mason Ingresado (Maestro haciendo el debida guardia,
signo, y paso, como se representa y explica en las figuras 1, 2 y 14, págs. 16, 17),
y, en símbolo de mi amor y misericordia fraternal, presente mi mano derecha

FIG. 9 EL AGARRE DE UN APRENDIZ


INTRODUCIDO.

(toma al candidato de la mano derecha, que todavía está arrodillado ante el altar),
y con ella el apretón y la palabra de un aprendiz inscrito. (VM a candidato.)
Sujétame, hermano, mientras te sujeto. Como todavía no estás informado, tu
conductor responderá por ti. (Primer Diácono.)

VM (mirando al Diácono a los ojos, mientras sostiene al candidato con la mano


derecha) - Proclamo.

PD- Oculto.

VM-¿Qué es lo que ocultas?

PD-Todos los secretos de los masones, en los masones, a los que este

pag. 37
[el párrafo continúa] (aquí presiona la uña del pulgar en la articulación) tocamiento
alude.

VM-¿qué es eso?

PD-una sujeción o gripa

VM-¿De qué?

PD-De un Aprendiz Mason Ingresado.

M, ¿tiene un nombre?

PD-Lo tiene.

VM-¿Me lo darás?

PD- no lo recibí; tampoco puedo devolverlo así.

VM: ¿cómo va a regresarlo?

PD- Lo deletrearé o silabearé.

VM-Deletrea, y comienza.

PD-No, tú comienzas.

VM-Comienza conmigo.

PD-A.

VM-B.

PD-O.

VM-Z.

PD-Bo.
VM-az.

PD (pronunciándolo) -Boaz. (La forma antigua de deletrear esta palabra,


representada por Morgan, Craft, Allyn, Richardson y Barnard, fue por silabeo. Vea
esos libros).

VM (ayudando al candidato a levantarse del altar, con la mano derecha.) -


Levántate, mi hermano, y saluda al Primero y Segundo Vigilantes como se obliga
un Aprendiz Ingresado.

Aquí las Logias difieren; algunos solo pasan al candidato una vez alrededor de la
sala, y, mientras pasa las estaciones de los oficiales, él da el “debida guardia” y el
signo de aprendiz ; mientras que otras Logias le piden que se detenga en las
estaciones de los Vigilantes, y lo deja pasar con la siguiente ceremonia, a saber:
El Diácono toma al candidato por el brazo derecho, y pasa alrededor del altar a la
estación del Segundo Vigilante en el sur, se detiene, da un golpe con su vara en el
piso, que una vez responde el Segundo Vigilante con su mazo.

SV-¿Quién viene aquí?

PD: un aprendiz.

SV-¿Cómo voy a saber que es así?

PD-por los signos y tocamientos.

SV-¿Qué son los signos?

PD: ángulos rectos, horizontales y perpendiculares (,,).

SV-¿Qué son los tocamientos?

PD-Ciertos apretones amistosos o fraternales, por los cuales un masón puede


conocer a otro, tanto en la oscuridad como en la luz,

pag. 38

SV-Dame el signo.

El Primer Diácono da el “debida guardia” y ordena al candidato que haga lo


mismo. (Ver “debida guardia”, Fig. 1, p. 16.)
SV-¿Qué es eso?

PD-Un “Debida Guardia”.

SV: ¿Tiene una alusión?

PD-Tiene; alude a la forma en que se colocaron mis manos cuando pronuncié el


juramento de un Aprendiz Mason inscrito.

SV: ¿Tienes alguna otra señal?

PD-Ia tengo. (Hace el signo de un aprendiz ingresado. Ver Fig. 2, p. 17.)

SV.-¿Qué es eso?

SD-El Signo de un Aprendiz Mason.

SV: ¿Tiene una alusión?

PD-La tiene, la pena de mi juramento. 1

SV: ¿Tienes alguna otra señal?

PD-No lo tengo; pero tengo un tocamiento.

SV: Adelante con el tocamiento.

El Primer Diácono hace que el candidato tome el Segundo Vigilante con la mano
derecha.

SV- Proclamo.

PD-Yo oculto.

SV: ¿Qué ocultas?

PD: todos los secretos de los masones, en los masones, a los que alude esta
(aquí presiona la uña del pulgar sobre la juntura).
SV-¿Qué es eso?

PD-Tocamiento

SV-De qué?

PD- De un Aprendiz Masón Ingresado.

SV: ¿Tiene un nombre?

PD-Tiene.

SV: ¿Me lo darás?

PD: No lo recibí, tampoco lo transmitiré.

SV: ¿cómo va a transmitirlo?

PD-Lo deletreará o lo silabeará

SV-Deletrea y comienza.

PD-No, comienza tú.

SV-Comienza conmigo.

PD-A.

SV-B.

PD-O.

SV-Z.

SD-Bo.

SV-Az.
PD (pronuncia) -Boaz. La escritura de esta palabra, Boaz, siempre comienza con
la letra "A". Esta es una de las formas en que los masones detectan a los
impostores, es decir, Morgan o libro Masónico. Vea la Nota E, Apéndice.

SV: Estoy satisfecho, y permitiré tu pase al Primer Vigilante en el oeste, para su


examen.

El conductor y el candidato pasan ante el sitio del Primer Vigilante, donde se lleva
a cabo la misma ceremonia, y éste les da el pase al Venerable Maestro en el
Oriente. Cuando abandonan el oeste, y están cerca del sitial del Venerable
Maestro en el Oriente, él da un golpe con su martillo, haciéndolos detener. El
Maestro toma un delantal de lino blanco (a veces una piel de cordero, que se
guarda para tales fines), se acerca al candidato, se lo tiende y dice:

VM-Hermano, ahora te presento un delantal de piel de


cordero o blanco, que es un emblema de inocencia y la insignia de un masón, más
antiguo que el vellocino de oro o el águila romana , y, cuando se lo usa, más
honorable que la Orden de la Estrella y de la Jarretera, o cualquier otra orden que
se te pueda conferir en este momento, o en cualquier período futuro, por reyes,
príncipes y potentados, o cualquier otra persona, excepto por los masones. Confío
en que lo usarás con igual gusto para usted y para honra de la fraternidad. Lo
llevarás al Primer Vigilante en el oeste, quien te enseñará a usarlo como
Aprendiz.

El Diácono dirige al candidato de regreso al oeste y dice:

PD-Hermano Primer Vigilante, por orden del Venerable Maestro, que le enseñes a
este hermano neófito a usar su delantal como aprendiz ingresado.

El Primer Vigilante toma el mandil y lo ata al candidato, con la solapa levantada,


señalándole mientras lo hace: Este es la manera, Hermano Gabe, en que los
aprendices portan sus delantales en el edificio del Templo del Rey Salomón, y
como usarás el tuyo hasta que llegues a un estadío más avanzado. H Primer
Diácono, ahora reconduce al candidato al Venerable Maestro en el Oriente.

pag. 40
VM-Hermano Gabe, de acuerdo con una costumbre ancestral, adoptada entre los
masones, es necesario que se le solicite que deposite algo metálico, no por su
valor intrínseco, sino que pueda guardarse entre las reliquias de los archivos de
esta Logia, como un recuerdo de que fuiste aquí hecho Masón. Cualquier cosa,
hermano que puedas tener sobre ti, de naturaleza metálica, será gratamente
recibida, un botón, un alfiler, una moneda de cinco o diez centavos, cualquier
cosa, hermano mío.

El candidato siente algo, se comienza a confundir. Al examinar, o reflexionar, se


encuentra muy desvalido, al no poder contribuir con un alfiler; su conductor ha
tenido cuidado de quitarle todo, en la antesala, antes de entrar a la Logia;
finalmente tartamudea que no tiene nada de eso con él, pero si se le permite pasar
a la antesala, donde está su ropa, contribuirá. El Maestro se niega a hacerlo, por
supuesto, lo que solo ayuda a confundir al candidato más y más. Después de que
el Maestro ha mantenido al candidato en este suspenso algunos momentos, él
dice:

W. M.--Brother Senior Deacon, you will now reconduct this candidate to the place from
whence he came, and reinvest him with that which he has been divested of, and return him to
the Lodge for further instruction.

VM-Hermano Gabe, usted es en efecto un pordiosero, casi desnudo, ni un


centavo, no, ni siquiera un botón o broche para otorgar en esta Logia. Permita que
esto tenga, mi hermano, un efecto duradero en su mente y conciencia; y recuerde,
si alguna vez ve a un amigo, pero más especialmente a un hermano, en una
condición indigente, contribuirá con generosidad a su apoyo y alivio según sus
necesidades parezcan exigir y su habilidad lo permita, sin ningún daño material a
usted mismo. o familia. 1

VM-Hermano Primer Diácono, ahora usted reconducirá a este candidato al lugar


de donde vino, lo revestirá con lo que le ha sido despojado y lo regresará a la
Logia para recibir más instrucción.

El Primer Diácono toma al candidato del brazo, lo lleva al centro de la Logia, en el


altar ante el Venerable Maestro en el Oriente, hace el duegard y signo de un
aprendiz, y luego se retira a la antesala.

Después de vestir al candidato, el diácono le ata su delantal y, volviendo a la


Logia, lo conduce al Venerable Maestro en el este, quien ordena al Diácono que lo
coloque en la esquina noreste de la Logia, que está a la derecha del Maestro .

VM-Hermano Gabe, ahora te encuentras en la esquina noreste de esta Logia,


como el aprendiz más joven, un hombre honrado y Mason, y te doy estrictamente
el encargo de siempre caminar y actuar como tal. (Algunos Maestros predican
grandes sermones al candidato en esta ocasión.) Hermano, mientras estás vestido
como un

pag. 41

Aprendiz ingresado, es necesario que tengas las herramientas de trabajo de un


aprendiz ingresado, que son la Regla de veinticuatro pulgadas y el Mazo común
de cantero.

VM-la Regla de veinticuatro pulgadas es un instrumento utilizado por los masones


operativos para medir y diseñar su trabajo; pero a nosotros, como masones libres
y aceptados, se nos enseña a usarlo para el propósito más noble y glorioso de
dividir nuestro tiempo. Se divide en veinticuatro partes iguales, es emblemático de
las veinticuatro horas del día que imaginariamente dividimos en tres partes, por lo
que dedicamos una porción para el servicio de Dios y el alivio de las penas de un
digno hermano, una porción para nuestras ocupaciones habituales, y una porción
para refrigerio y dormir.

VM-El mazo común es un instrumento utilizado por los masones operativos para
romper las esquinas superfluas de las piedras en bruto, para hacerlas mejor
ajustadas para el uso del constructor; pero a nosotros, como masones libres y
aceptados, se nos enseña a usarlo para el propósito más noble y glorioso de
despojar a nuestras mentes y conciencias de todos los vicios y superfluidades de
la vida, y de ese modo nos encajan, como piedras vivas, para ese edificio
espiritual, esa casa no hecha con manos, eterna en los cielos.

VM-Hermano Gabe, hay una lectura para este Grado, que consta de tres
secciones, que en su primera oportunidad se comprometerá a memorizar. 1 La
primera sección trata de la manera de tu iniciación; la segunda sección, las
razones astutas, etc. la tercera sección, la forma, muebles, luces, & c., & c. Esta
lectura comienza de la siguiente manera:
PRIMERA SECCIÓN.

P: ¿De dónde vienes? (Algunos dicen, como aprendiz Mason.)


pag. 42

A. De una Logia de los Santos Juanes de Jerusalén.

P. ¿Qué vino a hacer aquí?

A. A aprender a dominar mis pasiones y mejorarme en la Masonería.

P: ¿Entonces supongo que eres un masón?

A. Todos mis Hermanos y Compañeros me reconocen como Tal. (Ver Nota F,


Apéndice)

P. ¿Cómo sabes que eres un masón?

A. Por haber sido probado frecuentemente, nunca negado, y dispuesto a ser


juzgado de nuevo.

P. ¿Cómo voy a saber que eres un masón?

A. Por ciertos signos, un tocasmiento, una palabra y los puntos perfectos de mi


entrada.

Q. ¿Qué signos son?

A. Ángulos rectos, horizontales y perpendiculares (,,).

Q. ¿Qué son los tocamientos?

A. Ciertos apretones amistosos o fraternales, por los cuales un masón puede


conocer a otro tanto en la oscuridad como a la luz.

P: Dame una señal.

Aquí da la señal de Aprendiz ingresado. (Ver Fig 2, p. 17.)

P. ¿Tiene eso una alusión?

A. La tiene; a la pena de mi obligación.


P: Dame un tocamiento.

Aquí da la señal de Aprendiz ingresado. (Ver Fig. 2, p. 17.)

P. Proclamo.

A. Yo oculto.

Q. ¿Qué ocultas?

A. Todos los secretos de los masones, en los masones, a los que hace referencia
(aquí presiona con la uña del pulgar, la primera coyuntura ) alusión.

Q. ¿Qué es eso?

A. Un agarre.

P. ¿De qué?

A. De un Aprendiz ingresado Mason.

P. ¿Tiene un nombre?

A. Tiene.

P: ¿Me lo darás?

R: No lo recibí así, ni tampoco lo impartiré.

P. ¿Cómo va a transmitirlo?

R. Lo deletrearé o lo dividiré en sílabas.

P: deletréalo, comienza.

R. No, empiezas tú.

P. Comience usted. (Algunos dicen, no, comienzas)


A. A

Q. B

A. O

Q. Z

A. Bo.

Q. Az.

A. Boaz.

P. ¿Dónde fuist preparado para convertirte en Masón?

A. En mi corazón.

P: ¿Dónde fuiste preparado después?

A. En una habitación adyacente a una Logia constituida regularmente de Masones


Libres y Aceptados. (Ver la Nota G, Apéndice)

P. ¿Cómo fuiste preparado?

A. Al ser despojado de todos los metales, ni desnudo ni vestido; descalzo,


calzado, engañado, con un cable al cuello; en tal condición fui conducido a la
puerta de una Logia por un amigo, a quien más tarde descubrí que era un
hermano. 1

P. ¿Cómo sabía que era una puerta, estando engañado?

A. En la primera reunión con resistencia, después obteniendo la admisión.

P. ¿Cómo ganaste tu admisión?

A. Por tres golpes distintos.

P. ¿Qué te dijeron desde dentro?


A. ¿Quién viene aquí?

P: ¿Tu respuesta?

A. Sr. -, que ha estado mucho tiempo en tinieblas, y ahora busca ser sacado a la
luz, y recibir una parte en los derechos y beneficios de esta Resp. Logia, erigida a
Dios, y dedicada a los Santos Juanes, como todos los hermanos y compañeros
han hecho antes.

P. ¿Qué te preguntaron entonces?

A. Si iba por mi propia voluntad y acuerdo; si era digno y estaba bien


calificado; debidamente y verdaderamente preparado; de edad legal y
debidamente avalado. Todo lo cual fue respondido afirmativamente, me
preguntaron por qué derecho o beneficio adicional esperaba obtener la admisión.

P: ¿Tu respuesta?

A. Al ser un hombre, nacido libre, de buena reputación, y muy recomendado.

P: ¿Qué siguió?

A. Me indicaron que esperara con paciencia hasta que el Venerable Maestro fuera
informado de mi solicitud, y enviara su respuesta.

P: ¿Qué respuesta le devolvió?

pag. 44

A. Déjalo entrar, y ser recibido en la debida forma.

Q. ¿Cómo te recibieron?

A. Con la punta de un instrumento filoso presionando mi pecho izquierdo desnudo.

P: ¿Cómo dispusieron de ti?

R: Fui conducido al centro de la Logia, me hicieron arrodillar y participé en la


oración.
P. Después de asistir a la oración, ¿qué le preguntaron entonces?

A. En quien pongo mi confianza.

P: ¿Tu respuesta?

A. En Dios.

P: ¿Qué siguió?

A. Con mi confianza puesta en Dios, fui tomado por la mano derecha, e informado
que mi fe estaba bien fundada; se me ordenó levantarme, seguir a mi conductor y
no temer peligro.

P: ¿Dónde seguiste a tu conductor?

A. Una vez alrededor de la Logia, al sitio del Segundo Vigilante en el sur, donde se
hicieron las mismas preguntas y se dieron respuestas similares, y luego regresé a
la puerta. (Ver la Nota H, Apéndice)

P. ¿Cómo dispuso de ti el Segundo Vigilante?

R: Me ordenó que fuera conducido al Primer Vigilante en el oeste, y él al


Venerable Maestro en el Oriente, donde se hicieron las mismas preguntas, las que
se respondieron como antes.

P. ¿Cómo dispuso de ti el Venerable Maestro?

A. Me ordenó que fuera reconducido ante el Primer Vigilante en el oeste, quien me


enseñó a acercarme al este por medio de un paso recto y regular, mis pies
formando un ángulo de un cuadrado oblongo, mi cuerpo erecto, en el altar ante el
Venerable Maestro en el este 1

P: ¿Qué hizo el Venerable Maestro con usted?

A. Él me hizo un masón en la debida forma.

Q. ¿Cuál era esa debida forma?


A. Arrodillarse sobre mi rodilla izquierda desnuda, mi derecha formando un
cuadrado, mi mano izquierda sosteniendo la Santa Biblia, la Escuadra y el
Compás, mi mano derecha descansando sobre ella, en la forma debida tomé el
juramento solemne de un aprendiz inscrito, que es como sigue, viz .; (algunas
Logias requieren que se repita el Juramento, pero no como algo general).

P. Después del Juramento, ¿qué le preguntaron entonces?

pag. 45

A. Lo que más deseaba.

P: ¿Tu respuesta?

A. Luz.

P: ¿Recibió la luz?

R: La recibí, por orden del Venerable Maestro y la asistencia de los hermanos.

P: Al ser sacado a la luz, ¿qué descubrió primero?

A. Las Tres Grandes Luces en Masonería, con la ayuda de las tres menores.

P. ¿Cuáles son las Tres Grandes Luces en Masonería?

A. La Santa Biblia, la Escuadra y el Compás.

P. ¿Cuáles son sus usos masónicos?

A. La Santa Biblia es la regla y guía de nuestra fe y práctica; la Escuadra, para


cuadrar nuestras acciones; y el Compás, para circunscribirnos y mantenernos
dentro de los límites con toda la humanidad, pero más especialmente con un
hermano Masón.

Q. ¿Cuáles son las Tres Luces Menores?

A. Tres cirios ardientes, en una posición triangular.

Q. ¿Qué representan?
A. El Sol, la Luna y el Maestro de la Logia.

P: ¿Por qué?

A. Porque, como el sol gobierna el día, y la luna gobierna la noche, así también
debe el Venerable Maestro esforzarse por regular y gobernar su Logia, con igual
regularidad.

P: ¿Qué descubriste entonces?

A. El Venerable Maestro se acercó a mí desde el este, bajo el Signo de Debida


Guardia y el Signo de un Aprendiz Ingresado; quien, en señal de su amor y
misericordia fraternal, me obsequió con su mano derecha, y con ella el
Tocamiento y la Palabra Sagrada de un Aprendiz Ingresado y me ordenó que me
levantara y saludara a los Vigilantes Primero y Segundo como un Aprendiz
Ingresado.

P. Después de saludar a los Vigilantes, ¿qué descubriste entonces?

A. El Venerable Maestro se acerca por segunda vez desde el Oriente, quien me


regaló un delantal de piel de cordero o de lino blanco que me informó que era un
emblema de inocencia y la insignia de un Masón; que había sido usado por reyes,
príncipes y potentados de la tierra; que era más antiguo que el vellocino de oro o
el águila romana; más honorable que la Estrella o Jarretera, o cualquier otra orden
que me pueda conferir en ese momento o en cualquier momento posterior por rey,
príncipe, potentado o cualquier otra persona, excepto que sea Masón; y esperaba
que lo llevara con la misma Alabanza a mí mismo y honra a la fraternidad; y me
ordenó que lo llevara al Primer Vigilante en el oeste, quien me enseñó cómo
usarlo como aprendiz ingresado.

P. ¿Cómo debe un Aprendiz ingresado usar su delantal?

pag. 46

A. Con la baveta levantada.

P. Después de que le enseñaron a usar su delantal como aprendiz ingresado,


¿qué información le dieron?

A. Que, de acuerdo con una antigua costumbre, adoptada en todas las Logias
reguladas y bien gobernadas, era necesario que se me pidiera que depositara algo
de tipo metálico, no de una valoración intrínseca, mismo que podría ser atesorado
entre las reliquias en los archivos de la Logia, conmemorado que fui creado un
Masón; pero, en un examen estricto, me encontré en la completa indigencia.

P: ¿Cómo dispusieron después de ti?

R: Me ordenaron regresar al lugar de donde provenía, y reinvirtieron lo que me


habían despojado, y volví a la Logia para recibir más instrucciones.

P. ¿A su regreso a la Logia, dónde fue colocado, como el aprendiz más joven


ingresado?

A. En la esquina noreste, mis pies formando un ángulo recto, mi cuerpo erecto, a


la derecha del Venerable Maestro en el este, convertido en un hombre recto y
Mason, y me fue estrictamente encargado caminar y actuar como tal.

P: ¿Qué te presentó el Venerable Maestro?

A. Las herramientas de trabajo de un Aprendiz Masón Ingresado, que son la Regla


de Veinticuatro Pulgadas y el Mazo común.

Q. ¿Cuál es su uso?

R. la Regla de Veinticuatro Pulgadas es un instrumento utilizado por los masones


operativos para medir y diseñar su trabajo; pero a nosotros, como masones libres
y aceptados, se nos enseña a usarlo para el propósito más noble y glorioso de
dividir nuestro tiempo. Se divide en veinticuatro partes iguales es emblemático de
las veinticuatro horas del día, que se nos enseña a dividir en tres partes, por lo
que encontramos una porción para el servicio de Dios y el alivio de un digno
hermano mortificado, una porción para nuestras ocupaciones habituales, y una
porción para refrigerio y dormir.

El Mazo común es un instrumento utilizado por los masones operativos para


romper las esquinas superfluas de las piedras en bruto, para hacerlas mejor
ajustadas para el uso del constructor; pero a nosotros, como masones libres y
aceptados, se nos enseña a usarlo para el propósito más noble y glorioso de
despojar nuestras mentes y conciencias de todos los vicios y superfluidades de la
vida, y de ese modo nos encajan, como piedras vivas de ese edificio espiritual,
esa casa no hecha con manos, eterna en los cielos.

Por lo general, esto finaliza la primera sección de la conferencia tal como se da en


las Logias en la actualidad; pero como algunas Logias persisten aún en mantener
la vieja conferencia revelada por William Morgan, en
pag. 47

[el párrafo continúa] 1826, y por Bernard, Allyn, Richardson y otros, el autor lo
dará, para que pueda ir al mundo una conferencia masónica completa.

P: ¿Qué fue lo siguiente que le presentaron?

A. Un nuevo nombre.

Q. ¿Qué fue eso?

Una advertencia.

Q. ¿Qué enseña?

R. Me enseña, como apenas me instruyeron en los rudimentos de la Masonería,


que debería ser precavido con todas mis palabras y acciones, especialmente ante
sus enemigos.

P: ¿Qué fue lo siguiente que le presentaron?

A. Tres preciosas joyas.

P. ¿Qué eran?

A. Un oído que escucha, una lengua silenciosa y un corazón fiel.

Q. ¿Qué enseñan?

R. Un oído que escucha me enseña a escuchar las instrucciones del Venerable


Maestro, pero más especialmente a los gritos de un digno hermano
angustiado. Una lengua silenciosa me enseña a guardar silencio en la Logia, para
que la paz y la armonía de la misma no se alteren, pero más especialmente ante
los enemigos de la Masonería. Un corazón fiel, que sea fiel y guarde y oculte los
secretos de la Masonería y los de un hermano cuando se me entreguen a mi
cargo como tales, para que puedan permanecer tan seguros e inviolables en mi
pecho como en el suyo, antes de serme comunicados.

P: ¿Qué fue lo siguiente que le presentaron?


A. La palabra clave del Gran Maestro.

Q. ¿Qué fue eso?

Una verdad.

Q. ¿Cómo se explica?

A. La verdad es un atributo divino, y la base de toda virtud. Ser bueno y verdadero


son las primeras lecciones que se nos enseñan en la Masonería. Sobre este tema
contemplamos, y por sus dictados intentamos regular nuestra conducta; por lo
tanto, mientras estamos influenciados por este principio, la hipocresía y el engaño
son desconocidos entre nosotros, la sinceridad y el trato sincero nos distinguen, y
el corazón y la lengua se unen para promover el bienestar mutuo y regocijarse
mutuamente en la prosperidad.

Con algunos otros interrogatorios y respuestas, la vieja conferencia termina. Estos


interrogatorios y respuestas están incorporados en la nueva lectura como ya se ha
dado; se relacionan solo con la demanda de algo de tipo metálico, la reinversión
de la ropa de los candidatos, la esquina noreste de la Logia, etc., etc.

pag. 48
SEGUNDA SECCIÓN.

P. ¿Por qué se despojó de todos los metales cuando se hizo un masón?

R. Por la razón, primero, de no llevar nada ofensivo o defensivo a la


Logia; segundo, en la construcción del Templo del Rey Salomón, no se escuchó el
sonido de un hacha, martillo o cualquier herramienta de hierro.

P. ¿Cómo podría erigirse un edificio de esa estupenda magnitud sin la ayuda de


alguna herramienta de hierro?

A. Porque las piedras fueron cortadas, cuadradas y numeradas en las canteras


donde fueron levantadas; los árboles talados y preparados en los bosques del
Líbano, llevados por mar en carrozas a Joppe, y de allí por tierra a Jerusalén,
donde fueron instalados con mazos de madera, preparados para ese propósito; y,
cuando el edificio se completó, sus diversas partes se ajustaron con tal precisión,
que tenía más el parecido de la mano de obra práctica del Arquitecto Supremo del
Universo que de la mano humana.

P: ¿Por qué no estabas desnudo ni vestido?


A. Porque la Masonería no considera a nadie por su riqueza u honores
mundanos; son las calificaciones internas, y no las externas, de un hombre que
debería recomendarle convertirse en Masón.

P: ¿Por qué no estabas descalzo ni calzado?

R. Estaba en conformidad con una antigua costumbre israelita: leemos en el libro


de Ruth, que era su manera de cambiar y redimir; y para confirmar todo, un masón
se arrancó el zapato y se lo dio a su vecino, y eso fue un testimonio en Israel. Esto
lo hacemos en confirmación de un tocamiento y como prenda de nuestra
fidelidad; lo que significa que renunciaremos a nuestra propia voluntad en todas
las cosas y nos volveremos obedientes a las leyes de nuestra antigua institución. 1

P: ¿Por qué te vendaron y se colocó un cable de arrastre en tu cuello?

R. Por la razón, primero, que como yo estaba entonces en la oscuridad, así


debería mantener al mundo entero en la oscuridad en lo que se relaciona con los
secretos de la Francmasonería. En segundo lugar: en caso de que no me hubiese
sometido al procedimiento y el modo de mi iniciación, eso podría haberme llevado
fuera de la Logia, sin ver la forma y belleza de la misma.

pag. 49

P. ¿Por qué le hicieron dar tres golpes distintos?

A. Para alarmar a la Logia, e informarle al Venerable Maestro que estaba


preparado para la Masonería, y, de acuerdo con nuestra antigua costumbre, que
debería pedir. "Pide y recibirás; Busca y encontrarás; llama, y se te abrirá".

P. ¿Cómo aplicaste esto a tu situación entonces en la Masonería?

A. Solicité la recomendación de un amigo para convertirme en Masón; a través de


su recomendación, busqué la admisión; Llamé a la puerta de la Logia y se me
abrió.

P. ¿Por qué cuando te recibieron un instrumento agudo te presionó el pecho


izquierdo desnudo?
R: Como eso era un instrumento de tortura para mi carne, también podría
recordarle a mi conciencia, si alguna vez me atrevo a revelar los secretos de la
Masonería Libre.

P. ¿Por qué se te hizo arrodillar y asistir a la oración?

A. Porque ningún hombre debería entrar en una empresa grande e importante sin
primero implorar las bendiciones de la Deidad.

P. ¿Por qué te preguntaron en quién pones su confianza?

R. Porque, de acuerdo con nuestra institución más antigua, ningún ateo podría ser
un Masón; por lo tanto, era necesario que depositara mi confianza en la Deidad, o
que ningún juramento se habría considerado obligatorio entre los masones.

P: ¿Por qué fue tomado por la mano derecha, ordenado que se levante, siga a su
conductor y no tema ningún peligro?

R: Fue para asegurarme, como no podía prever ni evitar el peligro, que estaba en
manos de un verdadero y fiel amigo, en cuya fidelidad podría confiar con
seguridad.

P. ¿Por qué te condujeron una vez alrededor de la Logia?

A. Para que los hermanos puedan ver que yo estuve debidamente y


verdaderamente preparado.

P: ¿Por qué te hicieron encontrar varias obstrucciones en tu pasaje?

A. Porque había guardias colocados en las puertas sur, oeste y este de las cortes
del Templo del Rey Salomón, para asegurarse de que ninguno pasara ni volviera a
pasar sin que estuvieran debidamente preparados y con permiso; por lo tanto, era
necesario que me encontrara con estas varias obstrucciones, para que pudiera ser
debidamente examinado antes de que me convirtieran en Masón.

P. ¿Por qué le hicieron arrodillarse en su rodilla izquierda desnuda?

A. Porque se considera que el lado izquierdo es la parte más débil del hombre; por
lo tanto, era para mostrar que era la parte más débil de la Masonería en la que
estaba entrando, siendo la de un aprendiz recibido.
P. ¿Por qué le hicieron descansar su mano derecha en la Santa Biblia, la
Escuadra y el Compás?

A. Porque los antiguos hermanos supusieron que la mano derecha era la sede de
la fidelidad, por lo que adoraron a la Deidad bajo el nombre de Fides, que se
suponía estaba representada por las manos derechas unidas, y por dos figuras
humanas abrazándose por la mano derecha; la mano derecha, por lo tanto, la
usamos de manera masónica para significar de la manera más fuerte posible la
sinceridad de nuestras intenciones en el negocio en el que estamos
comprometidos.

P. ¿Por qué le presentaron un delantal de piel de cordero o de lino blanco, que es


la insignia de un masón?

A. Porque el cordero, en todas las edades, ha sido considerado un emblema de


inocencia; por lo tanto, quien viste la piel de cordero como insignia de un Masón
se acuerda continuamente de esa pureza de vida y conducta que es
esencialmente necesaria para obtener su admisión en esa Logia celestial arriba,
donde preside el Arquitecto Supremo del Universo.

P. ¿Por qué se le pidió que deposite algo de tipo metálico?

A. Para recordarme mi estado extremadamente pobre y sin un céntimo, y que, si


alguna vez me encuentro con un amigo, más especialmente con un hermano, en
circunstancias miserables, debería contribuir tan generosamente para su alivio
como lo exigían sus circunstancias, sin ningún daño material a mí mismo

P. ¿Por qué te condujeron a la esquina noreste de la Logia, como el aprendiz más


joven ingresado, y allí te mantuviste erguido como un hombre, tus pies formando
una escuadra, recibiendo a la vez el encargo solemne de caminar y actuar
rectamente delante de Dios y el hombre? 1

A. Porque la primera piedra de un edificio generalmente se coloca en la esquina


noreste. Por lo tanto, me colocaron allí para recibir mis primeras instrucciones
sobre dónde construir mi futuro edificio masónico y moral.

TERCERA SECCIÓN.

P. ¿Qué es una Logia?


A. Un cierto número de Masones debidamente reunidos, con La Santa Biblia, la
Escuadra y el Compás, y la Carta Patente, o Dispensa que autoricen su
funcionamiento.

P. ¿Dónde se reunían nuestros antiguos hermanos?

A. En una colina alta o en un valle bajo. (Ver la Nota I, Apéndice)

P: ¿Por qué?

R. Lo mejor es observar el acercamiento de simuladores, o espías, ascendentes o


descendentes.

P. ¿Cuál es la forma y la cobertura de una Logia?

A. Un cuadrado oblongo, que se extiende de este a oeste, entre el norte y el sur,


de la tierra al cielo, y de la superficie al centro.

P. ¿Por qué de tan amplia dimensión?

A. Para significar la universalidad de la Masonería, y que la caridad de un Masón


debería ser igualmente extensa.

Q. ¿Qué es compatible con este vasto tejido?

A. Tres grandes pilares, que constituyen Sabiduría, Fuerza y Belleza.

P. ¿Por qué se llaman así?

R. Porque es necesario, debe haber Sabiduría para articular, Fortaleza para


sustentar y Belleza para adornar todas las grandes e importantes tareas.

P. ¿Por quién están representados?

A. Por el Venerable Maestro, y el Primero y Segundo Vigilantes.

P. ¿Por qué se dice que ellos los representan?

R. El Venerable Maestro representa el pilar de la Sabiduría, porque debe tener


sabiduría para abrir su Logia, poner en marcha la nave y darles las instrucciones
adecuadas. El Primer Vigilante representa el pilar de la Fortaleza, siendo su deber
ayudar al Venerable Maestro a abrir y cerrar su Logia, pagarle a los obreros sus
salarios, si corresponde, y asegurarse de que ninguno se vaya insatisfecho, la
armonía es la fuerza de todas las instituciones, especialmente la nuestra. El
Segundo Vigilante representa el pilar de la belleza, siendo su deber en todo
momento observar el sol en lo alto del meridiano, que es la gloria y la belleza del
día.

P. ¿Qué cobertura tiene una Logia?

A. Un dosel nublado, o cielos cubiertos de estrellas, donde todos los buenos


masones esperan llegar, & c., & C. (Consulte el Monitor Masónico).

P. ¿Qué muebles tiene una Logia?

A. La Santa Biblia, la Escuadra y el Compás.

P. ¿A quién están dedicados?

A. La Biblia está dedicada a Dios, la Escuadra al Maestro, y el Compás al Arte.

P. ¿Por qué están tan dedicados?

A. La Biblia está dedicada a Dios, porque es el regalo inestimable de Dios para el


hombre, & c., & C. (Ver Monitor).

P. ¿Cuáles son los ornamentos de una Logia?

A. El pavimento de mosaico , borde aserrado y la Estrella Radiante.

P. ¿Qué son?

A. El pavimento de mosaico es una representación de la Planta Baja del Templo


del Rey Salomón, con una estrella radiante en el centro; el borde aserrado, ese
hermoso borde en grecas que lo rodea.

P. ¿De qué son emblemáticos?

R. El pavimento de mosaico representa este mundo, que aunque está lleno de


buenas y malas, aun así, los hermanos pueden caminar al éter sobre él, y no
tropezar.
P. ¿Cuántas luces tiene una Logia?

A. Tres.

Q. ¿Cómo están situadas?

A. Este, oeste y sur.

P. ¿Ninguna en el norte?

A. No.

P. ¿Por qué ninguna en el norte?

A. Porque esta y todas las demás Logias son, o deberían ser, una representación
verdadera del Templo del Rey Salomón, que estaba situado al norte de la
eclíptica; el sol y la luna, por lo tanto, arrojando sus rayos desde el sur, no se
esperaba ninguna luz del norte. Por lo tanto, masónicamente, llamamos el norte
un lugar de oscuridad.

P. ¿Cuántas joyas tiene una Logia?

A. Seis: tres móviles, y tres inmóviles. 1

Q. ¿Cuáles son las joyas móviles?

A. La Piedra Bruta, la Piedra Perfecta y el Tablero de Trazar.

P. ¿Qué son?

R. La Piedra Bruta es una piedra en su estado áspero y natural; la Piedra Perfecta


es también una piedra, preparada por las herramientas de trabajo del obrero
artífice, para ajustarse en el edificio; y el tablero de trazar es para que el obrero
maestro dibuje sus planes y diseños.

P. ¿Qué nos recuerdan?

A. La Piedra Bruta nos recuerda nuestro estado rudo e imperfecto por


naturaleza; por la Piedra Perfecta, de ese estado de perfección al que esperamos
llegar mediante una educación virtuosa, nuestros propios esfuerzos y la bendición
de Dios; y junto al Tablero de Trazar también se nos recuerda que, cuando el
obrero operativo realiza su construcción temporal de acuerdo con las reglas y los
diseños establecidos por el Maestro en su caballete, nosotros, tanto operativos
como especulativos, debemos esforzarnos por erigir nuestra construcción
espiritual conforme a las reglas y diseños establecidos por el Arquitecto Supremo
del Universo, en el gran libro de la Revelación, que es nuestro Cuadro de Trazar
espiritual, moral y masónico.

Q. ¿Cuáles son las tres joyas inamovibles?

A. La Escuadra, el Nivel y la Plomada.

P. ¿Qué nos enseñan masónicamente?

A. La Escuadra enseña Moralidad; el Nivel, la Igualdad: y la Plomada enseña la


rectitud de la vida.

P. ¿Cómo se debe ubicar una Logia?

A. Del este y al oeste.

P: ¿Por qué?

A. Porque, después de que Moisés condujo con seguridad a los hijos de Israel a
través del Mar Rojo, por mandato divino erigió un tabernáculo a Dios, y lo colocó
hacia el este y el oeste, que era para conmemorar a la posteridad más reciente
ese milagroso viento oriental que forjó su poderosa liberación; este era un modelo
exacto del Templo de Salomón; desde ese momento cada Logia bien regulada y
gobernada está, o debería estar, orientada.

P. ¿A quién fueron dedicadas las Logias en la antigüedad?

A. Al Rey Salomón.

P: ¿Por qué?

A. Porque se dijo que él era nuestro Gran Maestro más antiguo, o el fundador de
nuestro sistema actual.

P. ¿A quién en los tiempos modernos?


A. A San Juan Bautista y San Juan Evangelista, que fueron dos eminentes
mecenas cristianos de la Masonería; y dado que su tiempo está, o debe ser,
representado en cada logia regular y bien gobernada con un cierto "punto dentro
de un círculo", el punto representa a un hermano individual, el círculo es el límite
de su conducta más allá del cual nunca debe sufrir sus prejuicios o pasiones para
traicionarlo. Este círculo está encarnado por dos líneas paralelas perpendiculares,
que representan a San Juan el Bautista y San Juan Evangelista; y sobre su parte
superior descansan las Sagradas Escrituras. Al dar la vuelta a este círculo,
necesariamente tocamos estas dos líneas, también sobre las Sagradas Escrituras,
y mientras un masón se mantiene circunscrito dentro de sus preceptos, es
imposible que él se equivoque materialmente.

Esto finaliza la lectura sobre el Grado de Aprendiz. Pero muy pocos masones
están suficientemente versados en estas lecturas para responder a todas las
preguntas que se refieren a ellas. Ninguno de cientos obtiene la perfección,
ninguno, salvo unos pocos aspirantes a miembros que buscan el cargo se toman
la molestia de memorizarlos, y algunos de ellos lo hacen de manera muy
imperfecta. La mayoría de los Maestros, en la actualidad, califican para el oficio de
Maestro al comprar las exposiciones masónicas de Richardson o Avery
Allyn. Estos trabajos tienen, por supuesto, que ser enmendados. Al leer
detenidamente el presente trabajo, el lector se sorprenderá enormemente del
asombroso parecido con las obras que acabamos de mencionar, especialmente
en las conferencias; pero déjelo marcar las alteraciones, principalmente al
comienzo de cada conferencia

En algunas Logias se usa la siguiente conferencia, especialmente en los Estados


del Noroeste:

P. ¿Cuáles son los puntos de tu profesión?

A. Amor fraternal, alivio y verdad.

P: ¿Por qué? (Ver Monitores Masónicos, en "Amor fraternal, alivio y verdad").


Q. Hermano. me informaste que debería conocerte por ciertos signos, fichas,
palabras y los puntos de tu entrada. Ya me has satisfecho en cuanto a los signos y
las palabras. Ahora le pido que me explique los puntos de su entrada: ¿cuántos y
qué son?

R: Son cuatro: el Gutural, el Pectoral, el Manual y el Pedestal, que aluden a las


cuatro virtudes cardinales, a saber; Templanza, Fortaleza, Prudencia y Justicia.

La templanza es la debida restricción a nuestros afectos y pasiones que vuelve al


cuerpo dócil y gobernable y libera a la mente de las seducciones del vicio. Esta
virtud debe ser la práctica constante de todo Masón, ya que así se le enseña a
evitar el exceso, o contraer cualquier hábito licencioso o vicioso, cuya indulgencia
podría llevarlo a revelar algunos de esos valiosos secretos que ha prometido
ocultar y nunca revelar, y que en consecuencia lo sometería al desprecio y el odio
de todos los buenos masones. Consulte "Gutural" (página 248).

Esta virtud alude a la obligación del masón, que es el gutural.

La fortaleza es el propósito noble y constante de la mente, por el cual podemos


soportar cualquier dolor, riesgo o peligro cuando se lo considera prudente. Esta
virtud es igualmente distante de la temeridad y la cobardía; y, como el anterior,
debería estar profundamente impreso en la mente de cada Masón, como una
salvaguarda o seguridad contra cualquier ataque ilegal que pueda hacerse, por la
fuerza o de otra manera, para extorsionarle cualquiera de esos secretos con los
que ha sido tan solemnemente confiado; y qué virtud fue emblemáticamente
representada en su primera admisión en la Logia, en el punto de un instrumento
afilado que presiona su pecho izquierdo desnudo. Esto alude al Pectoral. 1

La prudencia nos enseña a regular nuestras vidas y nuestras acciones de


acuerdo con los dictados de nuestra razón, y es ese hábito por el cual juzgamos
sabiamente, y prudentemente determinamos, todo lo relativo a nuestro presente,
así como a nuestra felicidad futura. Esta virtud debería ser la práctica invariable de
cada Masón nunca para el gobierno de su conducta mientras está en la Logia,
sino también cuando esté en el extranjero en el mundo. Debe ser particularmente
atendido en todas las compañías extrañas y mixtas, nunca deje caer la menor
señal, ficha o palabra, por lo que los secretos de la Masonería podrían ser
obtenidos ilegalmente. Especialmente, hermano en Masonería, siempre debes
recordar tu juramento como aprendiz, mientras te arrodillas ante el altar, sobre tu
rodilla izquierda desnuda, tu mano izquierda apoyando la Santa Biblia, la Escuadra
y el Compás, tu derecha descansando sobre ella, lo que alude a el manual.

La justicia es ese estándar o límite del derecho que nos permite rendir a cada
hombre sin distinción su justa retribución. Esta virtud no solo es coherente con las
leyes divinas y humanas, sino que es la base misma y el apoyo de la sociedad
civil; y como la Justicia en una gran medida constituye al verdadero hombre
bueno, así debería ser la práctica invariable de cada Masón, nunca apartarse de
los más mínimos principios de la misma.

La carga que recibiste estando parado en la esquina noreste de la Logia, tus pies
formando un ángulo recto, era una alusión al Pedestal.

P. ¿Cómo sirvieron los aprendices en su Maestro en la antigüedad, y cómo


deberían serlo en la modernidad?

A. Con libertad, fervor y celo.

P ¿Cómo fueron representados?

A. Por Tiza, Carbón, y Arcilla. (Consulte el Monitor de Webb).

P. ¿Por qué se dice que los representa?

R: Porque se decía que no había nada más libre que la tiza, que, al menor toque,
deja un rastro detrás; nada más ferviente que el carbón para derretirse: cuando
está bien encendido, los metales más obstinados fundirán; nada más celoso que
el barro, o nuestra madre tierra, para producir.

OBLIGACIONES EN LA INICIACIÓN EN EL PRIMER GRADO

HERMANO: Ahora que ha sido introducido los primeros principios de la


Masonería, le felicito por haber sido aceptado en esta antigua y honorable
orden; antigua, existente desde tiempos inmemoriales; y honorable, como
cuidando a cada individuo para hacer a todos los hombres que se ajusten a sus
preceptos. Ninguna institución humana se ha elevado a principio mejor, o una
base más sólida; ni fueron establecidas más excelentes reglas y máximas útiles
que las inculcadas en las diversas conferencias masónicas. Los mejores y más
grandes hombres de todas las épocas han sido impulsores y promotores del Arte,
y nunca han considerado denigrante para su dignidad el nivelarse con la
fraternidad, extender sus privilegios y patrocinar sus asambleas.

Hay tres grandes deberes que, como Masón, debes observar e inculcar
estrictamente: a Dios, a tu prójimo y a ti mismo. A Dios, al nunca mencionar su
nombre, pero con ese temor reverencial que le debe una criatura a su
Creador; implorar su ayuda en todas tus encomiables empresas y estimarlo como
tu Bien Supremo. A tu prójimo, actuando dentro de la Escuadra y haciendo con él
lo que quisieras que te hagan a ti: a ti mismo, evitando toda irregularidad e
intemperancia que pueda dañar tu infraestructura o degradar la dignidad de tu
profesión. Un apego celoso a estos deberes asegurará la estima pública y privada.

En el Estado, debes ser un ciudadano tranquilo y pacífico, fiel a su gobierno y a su


país; no tolerarás la deslealtad o la rebelión, sino que te someterás pacientemente
a la autoridad legal y te conformarás con alegría del gobierno del país en el que
vives.

En tu conducta externa, ten especial cuidado de evitar la censura o el


reproche. No dejes que el interés, el favor o los prejuicios perjudiquen tu integridad
ni te influencien para que seas culpable de una acción deshonrosa. Y a pesar de
que tu frecuente aparición en nuestras reuniones regulares es muy solicitada, sin
embargo, no se pretende que la Masonería interfiera con tus ocupaciones
necesarias, ya que éstas no deben descuidarse en ningún caso; tampoco
permitirás que tu celo por la institución te conduzca a discusiones con aquellos
que, por ignorancia, pueden ridiculizarla. Pero, en tus horas de ocio, para que
puedas mejorar tu conocimiento masónico, debes conversar con hermanos bien
informados, que estarán siempre listos para dar, ya que estarán listos también
para recibir instrucción.

Finalmente, mantén sagrados e inviolables los misterios de la Orden, ya que estos


son para distinguirte del resto de la comunidad, y marca tu consecuencia entre los
masones. Si, en el círculo que conoces, encuentras a una persona deseosa de ser
iniciada en la Masonería, ten especial cuidado de no recomendarlo, a menos que
estés convencido de que se apegará a nuestras reglas; que el honor, la gloria y la
reputación de la institución estén firmemente establecidos, y que el mundo en
general esté convencido de sus buenos efectos.

[Si el candidato es un clérigo, agregue lo siguiente:]

Usted, hermano, es un predicador de esa religión, cuyas características distintivas


son la benevolencia universal y la caridad sin límites. No puede, por lo tanto, sino
ser aficionado a la Orden, y celoso por los intereses de la Francmasonería, que,
de la manera más fuerte, inculca la misma caridad y benevolencia, y que, como
esa religión, alienta todas las virtudes morales y sociales; que introduce la paz y la
buena voluntad entre los hombres. Atenta, es el centro de unión para aquellos
que de otro modo podrían haber permanecido a una distancia perpetua. De modo
que quienquiera en el que aliente el espíritu del cristianismo, debe estimar, debe
amar la Francmasonería. Tal es la naturaleza de nuestra institución, que, en todas
nuestras Logias, la unión se cimienta por el apego sincero, la hipocresía y el
engaño son desconocidos, y el placer se comunica recíprocamente mediante la
alegre observancia de cada oficio servicial. La virtud, el gran objeto a la vista,
luminoso como el sol meridiano, brilla refulgente en la mente, anima el corazón y
convierte la fría aprobación en cálida simpatía y cordial afecto.
Aunque cada hombre, que escucha atentamente los dictados de la razón, puede
llegar a una clara persuasión de la belleza y la necesidad de la virtud, tanto pública
como privada. Más aún, es una total recomendación de una sociedad el tener
estas actividades continuamente a la vista, como los únicos objetos de su
asociación; y estos son los vínculos loables que nos unen en una fraternidad
indisoluble.

Para la ceremonia de cierre de una Logia, vea el final de la Tercera, o Maestría en


Masones, página 142.

ASHLER EN BRUTO

ASHLER PERFECTO

Notas a pie de página

12: 1 En la mayoría de las Logias extranjeras, el Maestro usa su sombrero,


mientras que el resto de los hermanos permanecen descubiertos. Esta práctica fue
seguida por MacKenzie Beverly Esq., Cuando ocupó la oficina de DPGM para
East Riding of York.-Historical Landmarks, vol. ip 138.

13: 1 Del asunto de Jefté, un efraimita fue llamado un perro. En Egipto, Cohen era
el título de un sacerdote o príncipe, y un término de honor. Bryant, hablando de las
arpías, dice, eran sacerdotes del sol; y, como Cohen era el nombre de un perro y
también de un sacerdote, Apollonius los llama "los perros de Jove". Ahora, San
Juan advierte a los hermanos cristianos, que "sin perros" (¿e? ), vaqueros u
oyentes (Apocalipsis xxii 15), y San Pablo exhorta a los cristianos a "tener cuidado
con los perros, porque son malvados" (Filipenses 2). Ahora, ????, un perro o
trabajador malvado, es el vaquero masónico.-Historical Landmarks, vol. ip 349.

15: 1 La ceremonia de ABRIR LA LOGIA es solemne e impresionante. Cada


hermano se acuerda de sus deberes y obligaciones. Se emplean las precauciones
necesarias para evitar la intromisión de lo profano, y cada miembro, obligado a
asumir una parte de las formas necesarias, es amonestado de que la Masonería
es un todo del que cada Masón forma parte. - Léxico.

El primer asunto que ocupa a los hermanos en sus reuniones establecidas es lo


que técnicamente se llama abrir la Logia. Es un rito solemne e imponente, y atrae
fuertemente la atención de todos los Masones serios. Todos los oficiales se
familiarizan con su deber y se impresionan seriamente con la importancia atribuida
a su situación. Theo. Phil., P. 272-3.

18: 1 Cuando un Masón ingresa a una Logia después de que se abre y está en el
trabajo, se dirige al centro de la Logia, en el altar, y, de cara al Venerable Maestro
en el este, le da el Debida Guardia y el signo del grado en que la Logia está
trabajando. El Debida Guardia nunca se omite cuando se dirige al Maestro.

28: 1 Toda persona iniciada, ya sea príncipe, par o campesino, está obligada, al
menos una vez durante su carrera masónica, a pasar por esta emblemática p. 29
característica de su profesión, como un compromiso inconfundible de
fidelidad. Puede que no le guste. Él puede objetarlo. Él puede pensar que es
degradante. Pero él no tiene opción. Él no puede evitarlo. Si tiene la intención
seria de ser un masón, debe soportarlo con paciencia, como una condición
indispensable de su mandato. Y, en consecuencia, no se registra ningún caso en
el que el privilegio de la iniciación haya sido abandonado por el rechazo de esta
ceremonia preliminar. Tampoco nadie, cuando se ha completado el rito, ha
encontrado razones para cuestionar su corrección. Tal procedimiento es, de
hecho, totalmente improbable, ya que tiene una analogía tan hermosa con las
costumbres de todas las naciones primitivas, que su origen puede ser
razonablemente atribuido a una antigüedad insondable, que probablemente se
extendería, aunque no tenemos evidencia del hecho A un período anterior al
diluvio universal.

"La reverencia indicada al posponer la cobertura de los pies", dice el Dr. Kitts,
"todavía prevalece en el Este. Los orientales se quitan las zapatillas en todas las
ocasiones en que deberíamos quitarnos el sombrero. Nunca descubren sus
cabezas, más de lo que hacemos nuestros pies. En todas partes, ya sea entre
cristianos, musulmanes o paganos, se considera irreverente para una persona
ingresar a una iglesia, un templo o una mezquita, con los pies cubiertos". De la
misma manera, nuestro pavimento mosaico se considera puro e inmaculado; y,
por lo tanto, no se puede tolerar la contaminación en ese piso sagrado. "- The
Freemason's Treasury, p. 177.

30: 1 Esta es la primera admisión de un candidato antes de la iniciación. Él


confiesa que cree y confía en Dios: y es solo en esa confesión que se basa su
admisión entre nosotros. Si se negaba a reconocer el ser de un Dios, lo rechazaría
de inmediato; pero al recibir una solemne declaración de que pone su confianza
en Dios, el jefe de la Logia expresa su satisfacción y le dice que, donde se invoca
el nombre de Dios, no puede sobrevenir ningún peligro.-Historical Landmarks,
vol. ip 45.

31: 1 NOTA. Si se está iniciando más de un candidato a la vez, ellos p. 32 están


obligados a agarrarse de los brazos del otro. Cinco son tantos como se pueden
iniciar a la vez; el mismo número "pasó" a Segundo Grado; pero solo uno a la vez
puede elevarse al Máster. Las pequeñas logias no pueden administrarse sino de a
uno por conveniencia.

34: 1 Ni Adán, ni Nimrod, ni Moisés, ni Josué, ni David, ni Salomón, ni Hiram, ni


San Juan Evangelista, ni San Juan Bautista pertenecían a la Orden Masónica. No
es prudente afirmar más de lo que podemos demostrar, y argumentar en contra de
la probabilidad. No hay registro, sagrado o profano, para inducirnos a creer que
estos hombres santos y distinguidos eran francmasones, y nuestras tradiciones no
se remontan a sus días. Dr. Dalcho, gerente general de Carolina del Sur. Hitos
históricos, vol. yo, p. 59.

34: 2 "HAIL" o "HALE". Esta palabra se usa entre los masones con dos
significados muy diferentes:

(1) Cuando se dirige como una consulta a un hermano visitante, tiene la misma
importancia que aquella en la que los marineros la usan, en circunstancias
similares. Por lo tanto, "¿De dónde sacas?", Es decir, "¿de qué Logia eres
miembro?". Utilizado en este sentido, proviene del término sajón de saludo "Hael",
y debe escribirse "granizo".

(2.) Su segundo uso se limita a lo que los masones entienden por el "tye", y en
este sentido significa ocultar, derivado de la palabra sajona "helan", para ocultarlo.
-Léxico.

35: 1 En algunas Logias, con las palabras "garganta cortada", uno de los
miembros, o el conductor, pasa la mano por la garganta del candidato: a veces
sacan la espada.

35: 2 Un terrible ejemplo de las consecuencias que supusieron una violación de


este principio nos ha sido transmitido en la historia de Hiparco, un Pitágoras,
quien, habiendo sido víctima de resentimiento y violencias, rompió los diversos
compromisos de la sociedad, se celebró en la mayor detestación, expulsado de la
escuela como una Persona más infame y abandonada; y, como se le consideraba
muerto por los principios de la virtud y la filosofía, se le erigió una tumba, según
sus costumbres, como si hubiera muerto naturalmente. La vergüenza y la
vergüenza que justamente asistieron a una violación tan grande de la verdad y la
fidelidad, condujeron al infeliz desdichado a tal desesperación que demostró ser
su propio verdugo; y tan aborrecido fue incluso su memoria, que le negaron los
ritos y las ceremonias de entierro utilizadas para los muertos en aquellos
tiempos; en lugar de eso, se permitió que su cuerpo reposara sobre las arenas de
la costa de la isla de Samos, para ser devorado por animales rapaces. -
Theo. Phil., Vol. I. pp. 246-7.

35: 3 La luz es la primera exigencia de un candidato en su iniciación; y a la luz


material le sucede una iluminación intelectual.-Historical Landmarks, vol. ip 135.

38: 1 El paladar y la garganta son la sede principal de los apetitos irregulares; el


primer signo nos indica que evitemos la tentación con una restricción apropiada de
nuestras pasiones; que podemos ser moderados en todas nuestras indulgencias, y
nunca exceder la línea divisoria de la decencia y el decoro, bajo la pena de la
desobediencia, o la violación de aquellos compromisos que, como masones,
hemos asumido voluntariamente.-Theo. Phil., P. 289.

40: 1 El Maestro, ayudado por el Primer Vigilante, establece la piedra angular


principal de una hermosa tela. Theo. Phil., P. 274.

41: 1 Las labores se llevan a cabo según un plan que pretende producir un
emocionante espíritu de emulación. Cada persona es personalmente y a su vez
solicitada por el Venerable Maestro para dar su opinión sobre alguna doctrina o
ceremonia específica propuesta por la Presidencia. Él puede, o no, estar dispuesto
o capaz de cumplir con la demanda. Si el primero, él ilumina a los miembros por
su disquisición; y si rechaza la tarea, un signo luminoso es lo suficientemente
negativo, y la consulta se transfiere a la siguiente en sucesión, cuya absoluta
libertad de voluntad se reconoce al dejarlo en completa libertad para actuar como
se sienta dispuesto.-The Freemason's Tesoro, p. 149.

43: 1 La Tabla de Trazos combina todos los Hitos del Grado, y Incluye la esencia
de sus conferencias e ilustraciones. Se abre con la mortalidad en su estado más
débil; pobre y sin dinero, ciego y desnudo; y conduce al investigador piadoso a
una gloriosa inmortalidad.-Historical Landmarks, vol. ip 134.

44: 1 El candidato está obligado en el este e invertido en el oeste; avanza de oeste


a este por líneas y ángulos correctos, para tipificar la necesidad de una vida recta
y acciones bien cuadradas; y posteriormente se lo coloca en el noreste para recibir
instrucción, como una piedra angular, desde la cual se espera que se eleve una
superestructura, perfecta en sus partes y honorable para el constructor.-The
Freemason's Treasury, p. 24.

48: 1 Entre los antiguos israelitas, el ZAPATO se usó de varias maneras


significativas. Quitarse los zapatos importó reverencia, y se hizo en la presencia
de Dios, o al entrar en la vivienda de un superior. Soltar el zapato y dárselo a otro
era la forma de confirmar un contrato. -Líxico.
48: 2 La OSCURIDAD entre los masones es emblemática de la ignorancia; porque
como técnicamente se ha llamado a nuestra ciencia "LUX" o luz, la ausencia de
luz debe ser la ausencia de conocimiento. De ahí la regla, que el ojo no debería
ver hasta que el corazón haya concebido la verdadera naturaleza de esas bellezas
que constituyen los misterios de nuestra Orden. La Francmasonería ha restaurado
la Oscuridad en su lugar apropiado, como un estado de preparación. Léxico.

50: 1 Fue afirmado por Aristóteles, que "el que soporta valientemente los golpes
de la fortuna y se degrada a sí mismo, es verdaderamente bueno, y de una
POSTURA CUADRADA, sin reproche" - Historical Landmarks, vol. ip 189.

52: 1 Cada Logia está amueblada con seis JOYAS, tres de las cuales son móviles
y tres inamovibles. Las joyas móviles, llamadas así porque no están confinadas a
ninguna parte particular de la Logia, son la Piedra Bruta, la Piedra Perfecta
(Cúbica) y el Tablero de Trazar. Las joyas inmóviles son la Escuadra, el Nivel y la
Plomada. Se denominan inamovibles, porque se asignan a partes particulares de
la Logia, donde solo deberían encontrarse, a saber, la Escuadra al este, el Nivel al
oeste y la Plomada al sur. - Lexicón

54: 1 Cada grado de la masonería contiene un curso de instrucción, en el que las


ceremonias tradiciones, y la instrucción moral perteneciente al grado se
establecen. Esta disposición se llama Catecismo. En el Grado de Aprendices
Ingresados, la primera sección describe el modo apropiado de iniciación y
proporciona los medios para calificarnos para nuestros privilegios. y de probar los
reclamos de otros La segunda sección explica racionalmente todas las ceremonias
peculiares de este Grado. La tercera sección explica la naturaleza y los principios
de nuestra institución, y nos instruye en la forma y construcción de la Logia,
proporcionando, en conclusión, algunas lecciones importantes sobre las diversas
virtudes que deberían distinguir a un Francmasón.-Léxico.

55: 1 Pectoral, una coraza; especialmente, un hábito sacerdotal o vestimenta


usada por el sumo sacerdote judío. Webster.

COWAN: ESPÍA O INTRUSO

¿ QUÉ SIGNIFICA COWAN?

........................................
En los rituales de origen anglosajon se dice que el Guarda Templo Externo.... armado con
una espada desnuda debe repeler a intrusos o impostores y espías…….o cowans y espías
(cowans and eavesdroppers). ¿ qué son esos cowans?
...............................................................
Pocas palabras puramente masónicas han sido tan comentadas y tan poco comprendidas por
el masón promedio como ¨COWAN¨. Todos están de acuerdo en que es un término de
desprecio para aquel que está fuera del círculo de los masones, pero cuál es su real
significado, de donde llegó la palabra y cómo entró a nuestro sistema, está en discusión
hasta hoy día por los estudiosos de la masonería.
Es general aunque no completamente, aceptado que tiene un origen escocés. Ciertos libros
escoceses antiguos dan color a la teoría. Según ellos, un Cowan sería el obrero que
edificaba muros sin argamasa, como podría haberlo hecho cualquier granjero amontonando
piedras y barro del arroyo, un constructor autodidacta, uno que no es del oficio.
Aparentemente sus primeras apariciones datan del manuscrito Shaw de 1598. Y aparece en
la segunda edición de las Constituciones de Anderson de 1738.* Pero, ¿de dónde procede
el vocablo?
La palabra griega 'kuon' significa perro, y en los primeros días de la iglesia los infieles eran
llamados perros, probablemente a causa del pasaje de Mateo 7.6 : .. ¨no deis las cosas
sagradas a los perros”. El antiguo término sueco 'kujon' significa un “ Silly Fellow”, un
compañero algo tonto, mientras que Coyon denota un cobarde
Mackey tenía una teoría diferente: que Cowan sea una derivación o el ancestro de la
palabra en inglés “common.' En Inglés antiguo se pronunciaba igual COEN que
COMMON. Si esto es correcto, Cowan, significaba common, común, un término
significando justamente tal clase de gente. También nótese en inglés la Casa(House) de los
Comunes como distinguida de la Casa de los Lords.
Como derivación, ahora la palabra es totalmente propiedad de la masonería, nadie más la
usó, y significaba para los modernos una persona ignorante y no instruida, que no era de la
Fraternidad, tal como espía significa para nosotros aquel que intenta ganar los secretos de la
masonería en forma ilegal.
Mas de los Cowans
En muchas localidades había hombres que habían aprendido a edificar muros y diques sin
haber hecho un aprendizaje en el oficio o ser admitidos a una logia.
En Escocia a un Cowan también se le definía como un dry-diker,un dique seco, es decir un
masón que no tenía la palabra.
William Schaw fue el Master Mason del Rey y Supervisor General del Oficio.Es quien
preparó un código con las regulaciones, costumbres y una regla de conducta del oficio que
los obreros escoceses debían seguir y que se conoció como Estatutos Shaw.
Esos Estatutos Shaw de 1596 ordenaban… ¨ que ningún Maestro ni Compañero del Oficio
recibiera algún Cowan para trabajar en su sociedad o compañía, ni enviara a ninguno de sus
sirvientes a trabajar con los Cowans"… los Cowans podrían ser empleados por los maestros
masones para cualquier tipo de trabajo siempre que no se hallaran trabajadores regulares
dentro de las cincuenta millas.
Así es que originalmente la palabra no era despectiva pero la Orden masónica degradó su
significado al de espía, impostor, o aquel que no ha sido recibido regularmente en una
logia……

*
Nota: En la edición de 1738 de las Constituciones, se dice:
…”Ese hombre que ingresa por mera curiosidad, por ganar posición social o ventajas en
los negocios, el falso mason, es el verdadero Cowan y una fuente sutil de problemas en el
interior del cuerpo del Oficio, que seguramente afectara la vida de la Hermandad si no se
tiene cuidado!

Похожие интересы