Вы находитесь на странице: 1из 94

UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL NORTE

FACULTAD DE INGENIERÍA Y CIENCIAS GEOLÓGICAS


Departamento de Ingeniería Química

Caracterización y Evaluación Técnica de un Procedimiento para el


Lavado de Suelos Contaminados con Metales Pesados

Memoria para optar al título de Ingeniero Civil Ambiental

Franko Arenas Díaz


Profesores Guías:
Dra. Bárbara Fuentes Siegmund
Dr. Arturo Reyes Román

Antofagasta, Chile
2016
AGRADECIMIENTOS
Este proyecto fue realizado gracias al financiamiento del Gobierno Regional de
Antofagasta mediante el Proyecto FIC-R 2014 30320122-0 presentado por Centro
de Investigación Científico Tecnológico para la Minería - CICITEM y la Universidad
Católica del Norte y fue ejecutado en el Laboratorio de Bioprocesos y Medio
Ambiente en la Universidad Católica del Norte y en el Laboratorio de Aguas,
RILES y Gestión de Residuos Mineros de CICITEM.

i
TABLA DE CONTENIDOS

1 CAPÍTULO I: INTRODUCCIÓN ......................................................................... 1


1.1 ANTECEDENTES GENERALES ........................................................................... 1
1.2 OBJETIVOS ..................................................................................................... 3
1.2.1 Objetivo General ..................................................................................... 3
1.2.2 Objetivos Específicos .............................................................................. 3

2 CAPÍTULO II: MARCO CONCEPTUAL Y ESTUDIO DE LA PROBLEMÁTICA


4
2.1. COMUNA DE TALTAL, GEOGRAFÍA Y CLIMA ....................................................... 4
2.2. DESCRIPCIÓN DEL SITIO “PLANTA LADO DE ENAMI” ........................................... 5
2.3 PROCESOS MINEROS DESARROLLADOS EN PLE .................................. 9
2.3.1 Amalgamación de Oro con Mercurio ...................................................... 9
2.4 EL SUELO, LOS METALES PESADOS Y SUS FUENTES .......................................... 10
2.4.1 Suelos. .................................................................................................. 10
2.4.2 Metales pesados. .................................................................................. 11
2.4.3 Disponibilidad geológica y biológica de metales pesados en el suelo.. 12
2.4.4 Cobre en el suelo. ................................................................................. 13
2.4.5 Arsénico en el suelo .............................................................................. 14
2.4.6 Mercurio en el suelo .............................................................................. 14
2.4.7 Plomo en el suelo ................................................................................. 15
2.5 EFECTOS DE METALES PESADOS SOBRE LA SALUD DE LAS PERSONAS .............. 16
2.6 NORMATIVA Y CLASIFICACIÓN DE SUELOS CON PRESENCIA DE METALES PESADOS

19
2.7 TECNOLOGÍAS PARA LA REMEDIACIÓN DE SUELOS CONTAMINADOS .................... 22
2.7.1 Lavado de suelos contaminados .......................................................... 24
2.7.2 Factores que afectan la eficiencia de procesos de Lavado de suelo. .. 26
2.7.3 Uso de Ácido Cítrico y de Ácido Oxálico como agentes quelantes y de
lavado de suelos ............................................................................................. 28

3 CAPÍTULO III: MATERIALES Y METODOLOGÍA .......................................... 31


3.1 EVALUACIÓN PRELIMINAR DEL SITIO PLE ......................................................... 31

ii
3.2 MUESTREO DE GRILLA PLE Y ANÁLISIS............................................................ 31
3.2.1 Generación de la grilla PLE y muestreo del suelo ................................ 31
3.2.2 Preparación de muestra ........................................................................ 31
3.2.3 Caracterización físico-química del suelo .............................................. 32
3.3 ENSAYOS DE REMOCIÓN DE ARSÉNICO Y COBRE. ............................................ 36
3.3.1 Efecto de la concentración del reactivo de lavado de suelos en la
remoción de arsénico y cobre. ........................................................................ 36
3.4 TRATAMIENTO DE EFLUENTE........................................................................... 37
3.5 EVALUACIÓN DE RIESGO PARA LA SALUD HUMANA ............................................ 39
3.5.1 Cálculo de las dosis de exposición ....................................................... 40

4 CAPÍTULO IV. RESULTADOS Y DISCUSIONES ........................................... 45


4.1 EVALUACIÓN PRELIMINAR DEL SITIO PLE ......................................................... 45
4.2 GENERACIÓN DE LA GRILLA PLE, MUESTREO Y CARACTERIZACIÓN .................... 48
4.2.1 Caracterización físico-química del suelo .............................................. 50
4.2.2 Granulometría del sitio PLE .................................................................. 51
4.2.3 Permeabilidad de sitio PLE ................................................................... 52
4.2.4 Relación de Adsorción de Sodio (RAS) y Porcentaje de Sodio
Intercambiable (PSI) ....................................................................................... 53
4.2.5 Composición de los suelos de la grilla PLE .......................................... 54
4.2.6 Test de toxicidad por lixiviación (TCLP) ................................................ 56
4.3 ENSAYOS DE LAVADO DE SUELOS DE PLE. ...................................................... 58
4.4 TRATAMIENTO DE EFLUENTE PRODUCTO DE LAVADO DE SUELOS ....................... 62
4.5 EVALUACIÓN DE RIESGO PARA LA SALUD HUMANA............................................ 64
4.5.1 Desarrollo de Modelo Conceptual de Evaluación de Riesgo Ambiental
de PLE ............................................................................................................ 64
4.5.2 Cálculo de dosis de ingesta de contaminantes por receptores tipo...... 67
4.5.3 Evaluación de la Toxicidad ................................................................... 69

5 CONCLUSIONES ............................................................................................. 73

6 BIBLIOGRAFÍA ................................................................................................ 75

iii
ÍNDICE DE TABLAS
TABLA 2.1. RESULTADOS ANÁLISIS PRELIMINARES DEL SITIO PLE (CENMA, 2014) ......... 8
TABLA 2.2. FUENTES, EFECTOS DAÑINOS Y CONCENTRACIONES PERMISIBLES DE METALES
PESADOS EN HUMANOS. (ELABORACIÓN PROPIA A PARTIR DE DURUIBE ET AL. (2007)

Y SINGH ET AL. (2011). ...................................................................................... 18

TABLA 2.3. CONCENTRACIONES MÁXIMAS PERMISIBLES (CMP) PARA METALES DE


INTERÉS(MINISTERIO DE SALUD, 2003). .............................................................. 19

TABLA 2.4. RECOPILACIÓN DE NORMATIVAS INTERNACIONALES SOBRE NIVELES


PERMISIBLES DE METALES PESADOS EN EL SUELO(CICITEM, 2015). .................... 20

TABLA 2.5. DIRECTIVAS DE KELLEY PARA LA CLASIFICACIÓN DE SUELOS CONTAMINADOS


CON METALES PESADOS (SERVICIO AGRÍCOLA Y GANADERO – SAG, 2005)........... 21

TABLA 3.1. CARACTERÍSTICAS FÍSICO-QUÍMICAS DE LA CONCHUELA MARINA (ZARRIAS,


2016) ............................................................................................................... 38
TABLA 3.2. CARACTERÍSTICAS FÍSICO-QUÍMICAS DE LA ARCILLA (CORTÉS, 2014) .......... 38
TABLA 3.3. FACTORES DE EXPOSICIÓN DE ADULTOS Y NIÑOS (US EPA, 2011).............. 43
TABLA 4.1. CARACTERIZACIÓN DEL SITIO PLE ............................................................ 45

TABLA 4.2. DIFRACCIÓN DE RAYOS X EN RELAVE DEL SITIO PLE (CICITEM, 2015)....... 46
TABLA 4.3. FLUORESCENCIA DE RAYOS X DE RELAVE EN SITIO PLANTA LADO DE ENAMI
(CICITEM, 2015) ............................................................................................. 46
TABLA 4.4. VALORES FÍSICO-QUÍMICOS DE REFERENCIA PARA GRILLA SITIO PLANTA LADO
DE ENAMI (BASELINE 1) ..................................................................................... 47
TABLA 4.5. CARACTERIZACIÓN PRELIMINAR DEL SITIO PLANTA LADO DE ENAMI (CICITEM,
2015) ............................................................................................................... 48
TABLA 4.6. PARÁMETROS FÍSICO-QUÍMICOS DE LA GRILLA SITIO PLANTA LADO DE ENAMI50
TABLA 4.7. GRANULOMETRÍA DE SITIO PLE ................................................................ 52
TABLA 4.8. PERMEABILIDAD DE SITIO PLE .................................................................. 53
TABLA 4.9. RELACIÓN DE ABSORCIÓN DE SODIO Y PORCENTAJE DE SODIO
INTERCAMBIABLE DE PLE ................................................................................... 53
TABLA 4.10. CONCENTRACIÓN DE ELEMENTOS EN GRILLA SITIO PLANTA LADO DE ENAMI
(CICITEM, 2015) ............................................................................................. 55

iv
TABLA 4.10. CONCENTRACIÓN DE ELEMENTOS EN GRILLA SITIO PLANTA LADO DE ENAMI
(CONTINUACIÓN) ................................................................................................ 55
TABLA 4.11. CONCENTRACIONES EN EXTRACTO DE TCLP DE PLE ............................... 57
TABLA 4.12. REMOCIÓN DE COBRE Y ARSÉNICO POR LAVADO DE SUELOS DE PLE ......... 61
TABLA 4.13. PH DE EXPERIMENTOS DE LAVADO DE COBRE Y ARSÉNICO EN SITIO PLE .... 62
TABLA 4.14. REMOCIÓN DE COBRE DESDE EFLUENTES DE LAVADO DE SUELOS DE SITIO
PLE ................................................................................................................. 63
TABLA 4.15. DOSIS DIARIA PROMEDIO ANUAL (DDPA) Y DOSIS DIARIA PROMEDIO DE POR
VIDA (DDPV) DE EXPOSICIÓN CALCULADA DE NIÑOS Y ADULTOS A COBRE Y ARSÉNICO

A TRAVÉS DE VÍAS DE EXPOSICIÓN COMPLETAS EN ESCENARIO Nº1 ........................ 67

TABLA 4.16. DOSIS DIARIA PROMEDIO ANUAL (DDPA) Y DOSIS DIARIA PROMEDIO DE POR
VIDA (DDPV) DE EXPOSICIÓN CALCULADA DE NIÑOS Y ADULTOS A COBRE Y ARSÉNICO

A TRAVÉS DE VÍAS DE EXPOSICIÓN COMPLETAS EN ESCENARIO Nº2 ........................ 68

TABLA 4.17. FACTORES Y DOSIS DE REFERENCIA PARA EL CÁLCULO DE TOXICIDAD DE


ARSÉNICO Y COBRE SEGÚN EFECTOS CANCERÍGENOS Y CRÓNICOS. ....................... 69

TABLA 4.18. EVALUACIÓN DE LA TOXICIDAD CANCERÍGENA Y CRÓNICA PARA ARSÉNICO Y


COBRE EN NIÑOS Y ADULTOS EN ESCENARIO Nº1. ................................................. 70

TABLA 4.19. EVALUACIÓN DE LA TOXICIDAD CANCERÍGENA Y CRÓNICA PARA ARSÉNICO Y


COBRE EN NIÑOS Y ADULTOS EN ESCENARIO Nº2. ................................................. 71

v
ÍNDICE DE FIGURAS
FIGURA 2.1. LOCALIZACIÓN DEL SITIO PLANTA LADO DE ENAMI EN UNA FOTOGRAFÍA
SATELITAL DE LA LOCALIDAD DE TALTAL (CICITEM, 2015). .................................... 6

FIGURA 2.2. FOTOGRAFÍA DE RESIDUOS ACOPIADOS AL INTERIOR DEL SITIO PLE


(CENMA, 2014). ................................................................................................ 7
FIGURA 2.3. ESQUEMA DEL PROCESO DE AMALGAMACIÓN DE ORO CON MERCURIO Y SUS
RESIDUOS (ELABORACIÓN PROPIA A PARTIR DE CUENTAS & VELARDE (2012) Y

CENMA (2014)) ............................................................................................... 10


FIGURA 2.4. CLASIFICACIÓN DE TECNOLOGÍAS PARA LA REMEDIACIÓN DE SUELOS
CONTAMINADOS(FUNDACIÓN CHILE, 2012). ........................................................ 23
FIGURA 2.5.TECNOLOGÍAS DE REMEDIACIÓN APLICADA EN SUELOS SEGÚN EL TIPO DE
TRATAMIENTO(FUNDACIÓN CHILE, 2012). ........................................................... 24
FIGURA 2.6. ESQUEMA DE LAVADO DE SUELOS (ADAPTACIÓN DE EPA, 1996) ............... 26
FIGURA 2.7. ESTRUCTURA DEL ÁCIDO CÍTRICO (APELBLAT, 2014). ............................... 28
FIGURA 2.8. ESTRUCTURA ÁCIDO OXÁLICO (WIKIMEDIA COMMONS, 2009) .................... 29
FIGURA 4.1. GRILLA SITIO PLE (CICITEM, 2015) ………………………………………49
FIGURA 4.2. MODELO CONCEPTUAL DE EVALUACIÓN DE RIESGO DE SITIO PLE ............. 65
FIGURA 4.3. ILUSTRACIÓN DE MODELO CONCEPTUAL DE EVALUACIÓN DE RIESGO DE SITIO
PLE………………………………………………………………………….……….67

vi
NOMENCLATURA
AC Ácido cítrico.
AO Ácido oxálico
AS Ácido sulfúrico
ASTM American society for testing and materials.
BWh Desierto cálido
CENMA Centro Nacional de Medio Ambiente
CIC Capacidad de Intercambio Catiónico
CMP Concentraciones Máximas Permisibles
D.S Decreto supremo.
DDPA Dosis Diaria Promedio Anual
DdR Dosis de Referencia
DRX Difracción de Rayos X
EAA Espectroscopía de Adsorción Atómica
FAO Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura
FPC Factor de Potencial Cancerígeno
FRU Factor de Riesgo Unitario
FRX Fluorescencia de Rayos X
IP Índice de Peligrosidad
IPT Índice de Peligrosidad Total
LS Lavado de suelo
MP Metal(es) pesado(s)
NE Noreste
NW Noroeste
PLE Planta Lado de Enami
PSI Porcentaje de Sodio Intercambiable
RAS Relación de adsorción de Sodio
RECV Riesgo extra de cáncer de por vida (RECV)
RETCV Riesgo Extra Total de cáncer de por Vida
SL Solución de lavado de suelos
SN Sistema Nervioso
SNC Sistema Nervioso Central
SPPC Sitio con potencial presencia de contaminantes.
SSE Sur-sureste
TCLP Procedimiento de lixiviación característica de toxicidad
U.S.D.A. United States Department of Agriculture.
UNEP Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
US-EPA United States Environmental Protection Agency.
(EPA)
ZIP Zona de Interés Productivo
ZRM Zona de Riesgo de Inundación por Maremoto

vii
RESUMEN
En la comuna de Taltal, en la Región de Antofagasta, existen 220 sitios
catalogados como “sitios con potencial presencia de contaminantes” (SPPC). Uno
de estos sitios es denominado Planta Lado de Enami (PLE), el que se encuentra
contaminado con metales pesados producto del acopio de residuos mineros
procedentes, probablemente, de la extracción aurífera llevada a cabo durante el
siglo XX. Debido a la presencia de metales pesados en sus suelos y la cercanía
con la población, entre otras características, el sitio fue calificado como sitio
prioritario.

El suelo del sitio PLE se encuentra contaminado por metales pesados. Entre estos
contaminantes se tienen concentraciones de 283 mg Cu kg-1, 2.691 mg As kg-1 y
46,50 mg Hg kg-1. Para su remediación se planteó la utilización de la técnica de
lavado de suelos utilizando ácidos orgánicos, tales como Ácido Cítrico y Ácido
Oxálico. La eficiencia de estas remociones se compararon con la de otras
soluciones de lavado tales como Ácido Sulfúrico, Ácido Clorhídrico e Hidróxido de
Sodio aplicadas también al suelo del sitio.

El lavado de suelos utilizando Ácido Cítrico a 0,1 M como solución de lavado


removió 269,71 mg Cu kg-1 (95,30%). Al utilizar Ácido Oxálico a 0,1 M como
solución de lavado se removieron 283 mg Cu kg-1 (100%). El Ácido Sulfúrico y el
Ácido Clorhídrico removieron 283 mg Cu kg-1 (100%) y 158,13 mg Cu kg-1
(55,87%) respectivamente. El Hidróxido de Sodio tuvo bajos porcentajes de
remoción los que no superaron el 10% de cobre removido. En contraposición, la
remoción de arsénico fue baja, alcanzando como máximo una remoción del 14,98
mg As kg-1, esto logrado por tres distintas soluciones de lavado: Ácido Cítrico,
Ácido Clorhídrico y Ácido Sulfúrico, lo que significa una remoción del 0,56% del
arsénico a una concentración de 0,5 M en todos los casos. El Ácido Oxálico logró
remover 14,86 mg kg-1 de arsénico, llegando a eliminar 0,55% de As.

viii
Los lavados de suelo realizados generaron efluentes, cuyo tratamiento contempló
la utilización de conchuelas marinas y arcilla como material adsorbente. Las
conchuelas marinas lograron retener 54,43% del cobre en el caso del efluente de
Ácido Cítrico a 0,1 M, esto significa que se removieron 5,82 mg Cu L-1 desde el
líquido. En el caso del efluente del Ácido Oxálico a 0,1 M se removió un 97,33%, lo
que corresponde a 11,71 mg Cu L-1. La arcilla, por su parte, logró remover 98,98%
del cobre a partir del efluente del Ácido Sulfúrico a 0,05 M, estos son 12,63 mg Cu
L-1 removidos.

El riesgo extra de cáncer de por vida (RECV) alcanza los 1,47x10-4 para niños y
3.70x10-5 para adultos en el escenario nº1, en el cual se consideró una
concentración de arsénico en el suelo igual a 39,5 mgkg-1. En el escenario nº2 se
consideraron 979,83 mg Askg-1 en el suelo, lo que dio origen a un RECV igual a
3,64x10-3 para niños y 9,19 x10-4. Ambos escenarios presentaron RECV
superiores al límite dispuesto por la EPA (1989), donde RECV>10-4 se considera
como un riesgo inaceptable. El riesgo de efectos crónicos por cobre es
despreciable ya que su Índice de Peligrosidad (IP) fue de 0,023 y 0,006 para niños
y adultos en el escenario nº1 y 0,085 y 0,022 en el nº2.T. Todos estos valores
fueron menores al definido como valor de referencia IP> 1 (riesgo de efectos
crónicos), al considerar el escenario nº1 con 91,67 mg Cu kg-1 en el suelo y el
escenario nº2 con 344,17 mg Cu kg-1.

ix
1 CAPÍTULO I: INTRODUCCIÓN

1.1 Antecedentes Generales


Chile es reconocido internacionalmente como un país minero. Esta actividad
económica ha traído importantes dividendos económicos al país, transformándose
en uno de los principales sectores económicos de la actividad productiva nacional.
La explotación minera, su procesamiento y transporte, no está ajena a la
producción de residuos y es susceptible a generar importantes impactos
ambientales en la zona en la que se desarrolla. La Región de Antofagasta juega
un importante rol en minería, tanto a nivel nacional como internacional.
Lamentablemente, ésta ha sufrido los embates de la contaminación producto de
dicha actividad económica afectando principalmente la calidad del aire, la calidad
del suelo y la cantidad y calidad de recursos hídricos.

Hoy en Chile no existen normas de calidad ambiental o de emisión que regulen la


contaminación presente en los suelos. Sin embargo, en el país existe el DS/78 del
Ministerio de Salud para el “Almacenamiento de Sustancias Peligrosas”, el DS/148
del Ministerio de Salud para el “Manejo de Residuos Peligrosos” y la
recientemente creada Ley N° 20.551 sobre el Cierre de Faenas Mineras. Estas
normativas contribuyen a evitar la contaminación del suelo. En el año 2013 el
Ministerio de Medio Ambiente aprobó la Resolución Exenta Nº 406 que aprueba la
metodología para la gestión de los suelos con potencial presencia de
contaminantes.

La Región de Antofagasta fue la segunda región en Chile en tener un “Diagnóstico


Regional de Suelos Abandonados con Potencial Presencia de Contaminantes”
presentado en noviembre del año 2012, por la Secretaría Regional Ministerial de
Medio Ambiente. A partir de dicho informe y gracias al trabajo complementario del
Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN) y de CENMA se
identificaron 649 SPPC donde 220 sitios fueron identificados en la comuna de
Taltal para ser evaluados,

1
Estos sitios fueron priorizados y jerarquizados según la Resolución Exenta N° 406,
considerando el potencial riesgo asociado al sitio. Siete de los sitios priorizados se
encuentran en la ciudad de Taltal y uno de estos es denominado Planta Lado de
ENAMI (PLE). PLE es un terreno abandonado de propiedad fiscal que no cuenta
con ninguna medida de protección ambiental.

Las tecnologías de solidificación/estabilización son principalmente utilizadas para


el tratamiento de metales pesados y arsénico (Mulligan et al., 2001), sin embargo,
la fracción extraíble de contaminantes puede ser lixiviada desde los suelos
tratados luego de un período largo. Es por esto que se plantea el lavado de suelos
como una opción de remediación del sitio ya que esta técnica es una de las pocas
alternativas de tratamiento efectivas para remover metales pesados
permanentemente desde suelos contaminados (Dermont et al., 2008). Esta es una
tecnología de remediación ex-situ que puede extraer metales y metaloides
pesados desde el suelo y reducir el volumen de suelo contaminado (Kim & Kim,
2011). Adicionalmente a esto, se propone realizar esta remediación utilizando
ácidos orgánicos, ya que la utilización de ácidos fuertes puede dañar la estructura
del suelo y cambiar sus propiedades (Kim & Kim, 2011).

Esta investigación se centra en la caracterización fisicoquímica del sitio PLE, en el


estudio de la presencia de metales pesados (MP) tales como arsénico, cobre,
mercurio y plomo y en su remediación ex-situ en laboratorio. El tratamiento del
mercurio es inviable a través de esta técnica (Xu, 2013) por lo que su tratamiento
no fue considerado, sin embargo sí se recopiló información acerca de su perfil
toxicológico.

2
1.2 Objetivos

1.2.1 Objetivo General

Evaluar la efectividad de la aplicación de la técnica del lavado de suelos en un


suelo contaminado y el tratamiento de su efluente.

1.2.2 Objetivos Específicos

1. Realizar muestreo y caracterización físico-química de suelo contaminado


con metales pesados.
2. Implementar la técnica de lavado de suelos para la remoción de metales
pesados y evaluar su efectividad.
3. Recuperar metales pesados desde el efluente de lavado.
4. Realizar la evaluación de riesgo ambiental del sitio contaminado con
metales pesados.

3
2 CAPÍTULO II: MARCO CONCEPTUAL Y ESTUDIO DE LA PROBLEMÁTICA

2.1. Comuna de Taltal, Geografía y Clima

La Región de Antofagasta se divide en tres provincias: Tocopilla, Antofagasta y El


Loa (Gobierno Regional de Antofagasta, 2016). En la provincia de Antofagasta se
ubica la comuna de Taltal, la que tiene una superficie total de 20.405,1 km2,
representando aproximadamente un 16% del territorio regional y albergando a una
población de 11.100 habitantes según el Censo de 2002 (BCN, 2015)

Debido a su calidad de zona litoral, en la geomorfología de la comuna se hace


presente la Cordillera de la Costa, la que dificulta la disponibilidad de terrenos
habitables. Además, Taltal se encuentra sobre cuencas hidrográficas importantes
regionalmente, lo que hace de este sector una zona potencial de aluviones,
agregando así una limitante adicional para la disponibilidad de terrenos y para los
principales sectores productivos(Ilustre Municipalidad de Taltal, 2015).

En el año 2012, el clima de Taltal fue clasificado como “BWh”, lo que corresponde
al clima desértico cálido según Köppen y Geiger, esto debido a que su
temperatura media es levemente superior a los 18°C, criterio utilizado para
caracterizar el tipo de clima desértico: desértico cálido (temperatura media anual
mayor a 18 ºC) o frío (temperatura media anual menor a 18 ºC). La temperatura
promedio anual es 18,3ºC y se registra una media anual de 22 mm de
precipitación. La temperatura promedio en Enero es de 22,4 ºC y 14,0 ºC en Julio
(mes más cálido y frío respectivamente) (AmbiWeb GmbH, 2012). Hacia la costa
se presenta un clima desértico costero nuboso, donde se produce un efecto de
camanchaca y las precipitaciones están condicionadas a fenómenos climáticos
propios de la zona (Ilustre Municipalidad de Taltal, 2015). La humedad es
abundante al igual que las neblinas matinales, esto producido por la fría Corriente
de Humboldt (Sánchez & Morales, 1990), esta condición puede provocar, que en
el caso de que exista suspensión de contaminantes, se produzca deposición

4
húmeda por las neblinas y así generar compuestos dañinos para la población y el
medio.

Otro factor importante a considerar es el viento debido a la suspensión de


partículas que puede generar. Éste tiene direcciones y velocidades distintas a lo
largo del día. Según un estudio realizado por la empresa consultora Algoritmo en
el año 2007, el viento predominante en la comuna es SSE lo que indica
preponderancia del Anticiclón del Pacífico, con una velocidad de viento superior a
los 4 m/s durante el período Noviembre de 2004 y Octubre de 2005. Por otra
parte, existe una variación del viento en la madrugada y primeras horas de la
mañana. Existen también vientos con dirección NW y NE que predominan en los
lapsos entre la 1 y las 10 AM con velocidades que varían de 3 a 4 m s-1(Asesorías
Algoritmos SPA, 2007).

2.2. Descripción del sitio “Planta Lado de Enami”

El sitio es denominado “Planta Lado de Enami” (PLE), es de propiedad fiscal y se


encuentra en estado de abandono. Está ubicado en la comuna del Taltal a 1 km al
noroeste de la localidad del mismo nombre, a un costado de la Ruta 1 en dirección
a Caleta Paposo, en el acceso norte de la ciudad. Sus coordenadas UTM WGS 84
son 7190938 N, 351868 E y tiene un área aproximada de 1,2 hectáreas. El sitio se
encuentra aproximadamente a 120 metros de distancia del borde costero y a unos
100 m de un centro turístico llamado “Cabañas Caleta Hueso”. En la Figura 2.1 se
puede observar una fotografía satelital indicando los puntos anteriormente
mencionados. Según el Plan Regulador de la Comuna de Taltal, el Sitio PLE “se
encuentra dentro de una zona llamada Zona de Interés Productivo (ZIP) y además
es una zona clasificada como Zona de Riesgo de inundación por maremoto
(ZRM)” (Centro Nacional del Medio Ambiente - CENMA, 2014). Es por esto que su
remediación podría favorecer a la economía de la comuna generando un terreno
apto y además evitar problemas ambientales ante un eventual maremoto debido a
la dispersión de los contaminantes.

5
Figura 2.1. Localización del sitio Planta Lado de Enami en una fotografía
satelital de la localidad de Taltal (CICITEM, 2015).

6
No se tiene certeza con respecto a las fecha de inicio de la utilización del sitio ni
de los procesos aquí llevados a cabo. Debido a las características y a las
condiciones observadas, es altamente probable que el sitio tenga relación con el
desarrollo de actividades mineras auríferas. Existen residuos acopiados en su
interior (Figura 2.2) que así lo indican y además el CENMA (2014) también lo
presume. Según los datos entregados por CENMA (2014), algunas
concentraciones de metales encontrados son Mercurio, 10,1 mg kg-1; Arsénico,
1.030 mg kg-1 y Cobre, 455 mg kg-1; éstos superan al menos una normativa
internacional. Debido a éstos y otros residuos, y según la Resolución Exenta N°
406, en el año 2013,se consideró a PLE como sitio altamente priorizado debido a
su potencial riesgo para la salud humana.

Figura 2.2. Fotografía de residuos acopiados al interior del Sitio PLE


(CENMA, 2014).

7
En la historia de la explotación del oro en Chile, se han documentado dos
procesos para su obtención, estos son la amalgamación con mercurio y la
extracción por cianuración. El primero fue mayormente utilizado en la antigüedad,
mientras que el segundo surgió como una innovación en la industria aurífera
(Millán, 2001). Estudios demuestran la presencia de mercurio en niveles elevados
en el sitio, por lo que se presume que el proceso de amalgamación con dicho
metal fue la fuente generadora de la contaminación.

El sitio cuenta con un estudio preliminar del Centro Nacional de Medio Ambiente
(CENMA), el que entrega información de los metales presentes en el sitio. Estos
son mostrados en la Tabla 2.1

Tabla 2.1. Resultados análisis preliminares del sitio PLE (CENMA, 2014)
Concentración
(mg kg-1)
Cadmio 2,75
Mercurio 10,10
Cobalto 19,40
Cromo 15,10
Niquel 13,5
Vanadio 139,0
Zinc 99,6
Plomo 71,8
Manganeso 918
Arsénico 1.030
Cobre 455
Bario 2.599
Aluminio 6.735
Hierro 33.713

8
2.3 PROCESOS MINEROS DESARROLLADOS EN PLE

2.3.1 Amalgamación de Oro con Mercurio

La técnica de Amalgamación de Oro con Mercurio fue ampliamente utilizada en la


antigüedad. Actualmente, esta técnica se utiliza en su mayoría en la minería
artesanal y pequeña minería en países en vías de desarrollo (UNEP, 2008). Está
basada en la adherencia preferencial del oro por el mercurio en presencia de agua
y aire(Valderrama et al., 2012).

La amalgamación es un proceso que se aplica para recuperar Oro debido a la


capacidad que posee el Mercurio para alearse con numerosos metales. El Oro al
combinarse con el Mercurio forma compuestos tales como: AuHg2, Au2Hg y Au3Hg
(Cuentas Alvarado & Velarde Ochoa, 2012).

El mineral producto del minado es sometido al proceso de trituración de los trozos


más grandes, lo que corresponde a un proceso de “chancado”. Luego de esto se
escoge el Oro visible, el que es sometido a un proceso de limpieza y eliminación
de cuarzo. El mineral ya triturado y seleccionado, se somete a un proceso de
molienda y se amalgama en molinos conocidos como “trapiches”. El mercurio que
no está aleado (mercurio libre o sobrante) es separado de la amalgama mediante
filtración en forma manual. Posteriormente, la amalgama se somete al proceso de
“refogado”, donde esta se calienta a 357 ºC para evaporar el mercurio. Luego de
esto el oro queda contenido en el recipiente como producto final. Los relaves del
proceso anterior son acumulados en las canchas de relaves de las plantas de
amalgamación (Cuentas Alvarado & Velarde Ochoa, 2012). Los residuos
generados por dicha explotación generalmente son “relaves pulverizados con
mercurio, vapores de mercurio, residuos de mercurio y de otros compuestos
presentes en el mineral” (Centro Nacional del Medio Ambiente - CENMA, 2014, p.
8). En la figura 2.3 se muestra el proceso de amalgamación y la generación de
residuos.

9
Chancado y • Descartes:
Material sin oro
Selección (visible)

Molienda en • Relaves
Trapiche pulverizados
con Hg

• Agua con presencia


Amalgamación de Hg
• Residuos de Hg

• Vapores de
Refogado Hg

Figura 2.3. Esquema del proceso de amalgamación de oro con mercurio y


sus residuos (Elaboración propia a partir de Cuentas & Velarde
(2012) y CENMA (2014))

2.4 El suelo, los metales pesados y sus fuentes

2.4.1 Suelos.

El sistema suelo es de gran complejidad debido a que abarca componentes


abióticos, reacciones y combinaciones de componentes bio-abióticos, además de
interacciones entre la macro, meso y microbiota, gases, soluciones y componentes
sólidos (Blum, Horak, Mentler, & Puschenreiter, 2004). El suelo desempeña un rol
de enclave ecológico, donde interviene en el intercambio de materia, energía y
sustancias químicas entre la atmósfera, hidrósfera, biósfera y litósfera (Branzini,
2005). Esto provoca que cualquier alteración que incida sobre el suelo puede ser

10
susceptible de transmitirse a otros sistemas, afectando sus funciones a corto o
mediano plazo. Por otro lado, el suelo posee características físico-químicas que le
otorgan la capacidad de controlar los ciclos biogeoquímicos y así amortiguar en
alguna medida la contaminación que lo pudiera afectar (Branzini, 2005).

2.4.2 Metales pesados.

Se denominan metales pesados (MP) al grupo de metales y metaloides de masa


atómica >5 g/cm3, especialmente metales de transición tales como Pb, Cd y Hg,
los que pueden ser tóxicos (Alloway, 2012). La presencia de metales pesados en
los suelos responde a diferentes causas, entre ellas naturales y antrópicas. La
fuente natural es el material parental, es decir, fuentes litogénicas (Alloway, 2012).
Por otro lado, los metales pesados provienen de una fuente antrópica cuando sus
concentraciones son mayores a las correspondientes a su composición
geoquímica (Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, 2005) y son el resultado de
actividades tales como la minería, agricultura, generación de energía eléctrica,
industria e incluso las actividades domésticas (Galán & Romero, 2008). Según los
mismos autores, la actividad minera, específicamente la extracción de metales,
produce residuos entre los que destacan la pirita y otros sulfuros, los que al ser
oxidados liberan grandes cantidades de MP al ambiente y en particular a los
suelos.

Los MP son capaces de contaminar todos los medios; aéreo, marino y terrestre y
pasar de uno a otro. Los MP pueden filtrarse a aguas subterráneas, alcanzando
eventualmente acuíferos o corrientes superficiales, incluso el océano (Duruibe,
Ogwuegbu, & Egwurugwu, 2007). El contacto directo del agua con el suelo, puede
provocar que estos elementos puedan contaminar también a este último y por
suspensión de partículas terrestres, el medio atmosférico.

Existen algunos MP que no tienen función biológica conocida, por ejemplo el Cd,
Hg, Pb y As (Bowen, 1979; Brady et al., 2002) los que se reconocen como

11
indeseables o inherentemente tóxicos. Sin embargo, existen algunos otros MP que
sí tienen utilidad biológica mientras se encuentren en cantidades adecuadas para
plantas y/o animales (Alloway, 2012). Todos los MP presentan riesgo potencial, ya
que cuando exceden los niveles de concentración normales en los suelos no
contaminados pueden ingresar a la cadena trófica de animales y seres humanos,
generando efectos perjudiciales (Branzini, 2005)

2.4.3 Disponibilidad geológica y biológica de metales pesados en el suelo

La disponibilidad geológica (geodisponibilidad) de un elemento o compuesto


químico es aquella fracción de su contenido total que puede liberarse a la
superficie o biósfera a causa de procesos mecánicos, químicos, o biológicos. Los
elementos de este origen, sumados a los provenientes de emisiones volcánicas y
lixiviados son denominados geogénicos (Galán & Romero, 2008).

Los MP provenientes de fuentes antrópicas se caracterizan principalmente por su


acumulación en las capas superficiales del suelo, lo que las hace móviles y
biodisponibles (más que los MP geogénicos) (Branzini, 2005). La biodisponibilidad
de los metales es el grado de libertad en que se encuentra un elemento o
compuesto de una fuente potencial para ser capturado por un organismo (ingerido
o adsorbido) (Galán & Romero, 2008)

Los metales en el suelo se asocian a través de distintos mecanismos y con


diferentes fracciones: Fracción (1) en solución, como iones de metal libre y
complejos metálicos solubles, (2) adsorbida en los sitios de intercambio de los
constituyentes inorgánicos del suelo, (3) ligada a la materia orgánica, (4)
precipitadas como óxidos, hidróxidos y carbonatos, y (5) residual en las
estructuras de los minerales silicatados. Sólo los metales asociados a las
fracciones 1 y 2 están biodisponibles en el suelo, es por esto que la concentración
total de los metales en el suelo no refleja necesariamente los niveles de metales
biodisponibles (Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, 2005).

12
La biodisponibilidad depende de distintos factores, entre ellos de la solubilidad y
movilidad de los metales en la solución suelo. Otra importante consideración es el
prolongado tiempo de residencia en el suelo de estos metales, debido a su baja o
nula degradación química o microbiológica, así́ como a su interacción con la fase
sólida del suelo (Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, 2005).

2.4.4 Cobre en el suelo.

La abundancia media de cobre (Cu) en la corteza terrestre es de 60 mg Cu kg-1,


siendo el 29º elemento químico más abundante en la litósfera (Lide, 2009).Éste
elemento es esencial para todos los organismos vivos porque actúa como cofactor
y/o componente estructural de enzimas importantes para plantas y animales
(Sigel, Sigel, & Sigel, 2013).

El Cu se encuentra en estados de valencia +I (ión cuproso) y +II (ión cúprico) en la


naturaleza (Seoánez, et al., 1999), aunque es más frecuente encontrarlo en su
estado divalente, que tiene una gran afinidad para enlazarse con la materia
orgánica (Alloway, 2012), en este estado de valencia forma compuestos estables,
a diferencia del ión cuproso (Seoánez, et al., 1999). Como componente de los
minerales de la corteza terrestre, el cobre se encuentra formando sulfuros
complejos (Seoánez, et al., 1999) tales como Covelita (CuS), Calcocita (CuS2),
Bornita (Cu5FeS4), calcopirita (CuFeS2), Estromeyerita (AgCuS), Estanita
(Cu5FeSnS4), entre otros (Cornelis, et al., 2005). También aparece en algunos
carbonatos y silicatos hidratados sustituyendo al Mg2+ y Fe2+ (Navarro & Navarro,
2000).

En la solución del suelo, la solubilidad del Cu depende en gran parte del pH del
suelo y de su contenido de materia orgánica. A menor pH y menor contenido de
materia orgánica la solubilidad del Cu es mayor. Sobre el 90% del cobre disuelto
en el suelo reacciona y forma compuestos con la materia orgánica disuelta a
excepción de los suelos ácidos. En la solución del suelo, cuyo pH se encuentra

13
entre neutro a alcalino y con escaso contenido de materia orgánica, predominan
especies de Hidróxido de Cobre (Cu(OH)2) (Cornelis, et al., 2005). La
biodisponibilidad del cobre es controlada por la precipitación, sorción y procesos
de complejización (Alloway, 2012).

2.4.5 Arsénico en el suelo

El arsénico (As) es el vigésimo elemento más abundante en la corteza terrestre.


La concentración de arsénico total en la fase sólida de un suelo no contaminado
-1
se encuentre en el rango de 0,1 a 55 mg kg (Alloway, 2012). Puede ser
encontrado en la naturaleza en distintos estados de oxidación: arseniato (+V),
arsenito (+III), arsénico elemental (As0) y arsano (–III), esto permite que forme
enlaces con azufre (S) y carbono (C) fácilmente y experimente transformaciones
biológicas que desencadenan la volatilización del As orgánico desde el suelo.El As
es considerado biológicamente como un elemento no esencial (Tchounwou et al.,
2012) e incluso venenoso, sus formas más tóxicas son As (+III) y As (+V) (Bini &
Bech, 2014).

Aunque el As es estable en condiciones reductoras (forma trivalente), es poco


frecuente encontrarlo en ese estado. Su forma oxidada más abundante en la
naturaleza es el arseniato, el que se encuentra enlazado a óxidos e hidróxidos
metálicos coloidales (Carbonell, et al., 1995). Éste tiende a transferirse a la
fracción mineral del suelo, lo que causa una baja absorción de este metaloide por
parte de las plantas, pero su lixiviación puede dar lugar a la contaminación de
acuíferos (Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, 2005)

2.4.6 Mercurio en el suelo

El Mercurio (Hg) es el único metal que se puede encontrar en un estado líquido


bajo condiciones estándar de temperatura y presión. Raramente se encuentra libre
en la naturaleza. No es un elemento esencial para la nutrición de plantas ni

14
animales. Su concentración en el suelo es de aproximadamente 50 g kg-1
(Alloway, 2012), donde principalmente se encuentra como sulfuro. En la
naturaleza, se encuentra en tres posibles estados de valencia: mercurio elemental
(Hg0) y sus dos estados catiónico, estos son Hg2+ (ión mercúrico) y Hg+ (ión
mercurioso). El Hg2+ es más estable y está generalmente asociado con moléculas
inorgánicas, en las cuales se puede asociar con azufre, cloro, oxígeno e iones de
hidroxilo. También puede ser encontrado en sustancias orgánicas como el
dimetilmercurio (Me2Hg), compuesto mucho más tóxico que las formas inorgánicas
del mercurio debido a que se bioacumula (Environment and Climate Change
Canada (ECCC), 2008).

También se encuentra en la naturaleza como una sal, algunas de estas son Nitrato
Mercúrico (Hg(NO3)2) o Perclorato Mercúrico (Hg(ClO4)2), las que son muy
solubles en agua y se disocian fácilmente. Existen sales menos solubles tales
como el Cloruro Mercúrico (HgCl2) o Cianuro de Mercurio (Hg(Cn)2), las que se
disuelven en agua también aunque en este caso no se encuentran tan disociadas.

2.4.7 Plomo en el suelo

El Plomo (Pb) está presente en el suelo predominantemente como Ión plomo (II)
(Bini & Bech, 2014). Se puede encontrar en la corteza terrestre en
concentraciones entre 3 a 90 mg kg-1. El Pb es anfótero y forma muchas sales,
óxidos y compuestos organometálicos (Lenntech, 2016).

En el suelo, este metal está fuertemente ligado con coloides y materia orgánica, o
está presente como un precipitado insoluble. Sólo una parte muy pequeña del
plomo en el suelo está presente en solución, en formas catiónicas como Pb2+,
PbCl+, PbOH+ y aniónicas como PbCl3-, Pb(CO3)22- (Bini & Bech, 2014). El Pb se
acumula principalmente en las capas superiores del suelo, esto debido a la sorción
realizada por la materia orgánica (Bini & Bech, 2014), por lo que no es muy móvil
en el suelo. La lixiviación de compuestos inorgánicos de Pb es muy lenta bajo la

15
mayoría de las condiciones naturales. Los factores que influyen en la movilidad de
este metal son el pH del suelo y el contenido de materia orgánica. Cuando existen
condiciones ácidas y formación de complejos orgánicos su solubilidad aumenta,
en caso contrario el plomo es fuertemente absorbido en minerales arcillosos y
óxidos férricos.

2.5 Efectos de Metales Pesados sobre la salud de las personas

La biotoxicidad es la capacidad de los MP de producir efectos dañinos sobre la


salud humana. Estos efectos se producen cuando los metales ingresan al
organismo por encima de los límites recomendados (Duruibe et al., 2007) y son
acumulados en cantidades tóxicas, en los tejidos blandos del cuerpo. Los efectos
producidos pueden ser de naturaleza tóxica (aguda, crónica o subcrónica),
neurotóxica, cancerígena, mutagénica o teratogénica. Los síntomas y
demostraciones físicas asociados con la intoxicación por metales pesados varían
de acuerdo con el metal acumulado (NORD, 2006).

Las formas en que la población humana puede estar expuesta a los metales
pesados se denomina Vías o Rutas de Exposición (Fundación Chile, 2012), estas
corresponden a la trayectoria que sigue el contaminante hasta alcanzar al receptor
y el mecanismo en que éste lo incorpora a su organismo.

El cobre es tóxico para el hombre pero no se considera venenoso, aunque puede


generar trastornos en el sistema nervioso central (SNC). Los efectos agudos que
puede causar incluyen úlceras gastrointestinales, necrosis hepática y daño renal
(Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, 2005). Los compuestos orgánicos e
inorgánicos del arsénico tienen efectos negativos en la salud, es un probable
cancerígeno en asociación con todos sus estados de oxidación y en altos niveles
de exposición puede causar la muerte (Duruibe et al., 2007). Se considera al
plomo como el metal pesado más peligroso, el que tiene importantes efectos sobre
el Sistema Nervioso Central (Duruibe et al., 2007; Lenntech, 2004). En la Tabla 2.2

16
se resumen los principales efectos negativos que tienen estos metales pesados
sobre la salud humana, sus principales fuentes y se indican los límites permitidos
de algunos metales pesados en la sangre de personas.

17
Tabla 2.2. Fuentes, efectos dañinos y concentraciones permisibles de metales pesados en humanos.
(Elaboración propia a partir de Duruibe et al. (2007) y Singh et al. (2011).
Contaminante Fuente Efecto en humanos Nivel
permisible
en sangre
-1
(mg L )
Arsénico Pesticidas, fungicidas, fundiciones Bronquitis, dermatitis, envenenamiento, daño a la piel, diabetes, 0,02
de metales neuropatía periférica, enfermedades cardiovasculares, muerte.
Plomo Pinturas, pesticidas, , emisiones de Retardo mental en niños, retraso de desarrollo, encefalopatía infantil fatal, 0,1
automóviles, minería, quema de parálisis congénita, sordera neurosensorial, y daño agudo o crónico al
carbón y fumar sistema nervioso (SN), epilepsia, daño hepático, renal, gastrointestinal
(GI) y al sistema reproductor y urinario. Es teratogénico y además
provoca psicosis
Mercurio Pesticidas, baterías, industria de Temblores, gingivitis, cambios sicológicos menores, acrodinia, abortos 0,01
papel, minería espontáneos, daño al SN, envenenamiento de protoplasma,
malformaciones congénitas, desórdenes GI, eretismo, gingivitis,
estomatitis, daño cerebral total
Cobre Minería, producción de pesticidas, Anemia, daño hepático y renal, irritación de estómago e intestino. 0,1
industria química, tuberías
18
Normativa y clasificación de suelos con presencia de metales pesados

Hasta la fecha, Chile es un país con un marco jurídico poco desarrollado en el


ámbito de la protección del suelo (Ministerio del Medio Ambiente, 2011). Algunas
disposiciones sectoriales en esta materia son la Ley Nº 20.551 sobre Cierre de
Faenas Minerase Instalaciones Mineras del Ministerio de Minería,el DS/78 para el
Almacenamiento de Sustancias Peligrosas y el DS/148 para el Manejo de
Residuos Peligrosos del Ministerio de Salud. El Ministerio de Medio Ambiente
(MMA) elaboró una metodología para la identificación y evaluación de suelos
abandonados con presencia de contaminantes. Está orientada a reducir y
minimizar los riesgos con el fin de proteger la salud de las personas y el medio
ambiente (Ministerio del Medio Ambiente, 2011).

Una normativa nacional, promulgada y que hace mención a la toxicidad de


metales pesados en relación al suelo, hace referencia a la manipulación y
eliminación de residuos peligrosos, esta es el DS/148: Reglamento Sanitario
Sobre Manejo de Residuos Peligrosos del Ministerio de Salud. En éste se define
que un residuo se considera tóxico cuando su disposición final se realice en el
suelo y el Test de Toxicidad por Lixiviación (TCLP) arroje concentraciones
superiores a las señaladas en dicha norma. En la Tabla 2.3 se muestran algunas
de estas concentraciones límite.

Tabla 2.3. Concentraciones Máximas Permisibles (CMP) para metales de


interés(Ministerio de Salud, 2003).
-1
Nº CAS SUSTANCIA CMP(mg L )

7440-38-2 Arsénico 5
7439-97-6 Mercurio 0,2
7439-92-1 Plomo 5

19
Algunas normativas internacionales que hacen referencia a la concentración de
metales en el suelo para uso residencial se muestran en la Tabla 2.4.

Tabla 2.4. Recopilación de normativas Internacionales sobre niveles


permisibles de metales pesados en el suelo(CICITEM, 2015).
Parámetro Canadá Australia México País US EPA UK Holanda** Sao
-1
[mg kg ] Vasco* Pablo***
Talio - - - - - - - -
Berilio - - - - - - - -
Cadmio 10 20 37 8 70 10 13 1,3
Uranio 23 - - - 230 - - -
Bismuto - - - - - - - -
Selenio 1 - 390 - 390 350 - 1,2
Plata - - 390 - 390 - - 2
Estaño - 47.000 - - 47.000 - - -
Molibdeno 10 390 - 75 390 - 190 5
Mercurio 6,6 15 23 4 5,6 10 36 0,5
Cobalto 50 100 - - 23,0 - 190 25
Litio - - - - 160 - - -
Cromo 64 - 280 200 - 130 - 75
Niquel 50 600 1.600 150 - 130 100 30
Antimonio - 31 - - 31 - 22 2
Estroncio - - - 47.000 - - -
Vanadio 130 550 78 - 5,5 - - -
Zinc 200 7.000 - - 23.000 - 720 86
Plomo 140 300 400 150 400 450 530 72
Manganeso - 1.500 - - 1.800 - - -
Fosforo
Arsenico 12 100 22 30 0,4 32 76 15
Titanio - - - - - - - -
Potasio - - - - - - - -
Cobre 63 1.000 - - 3.100 - 190 60
Sodio - - - - - - - -
Bario 500 15.000 5.400 - 15.000 - - 120
Calcio - - - - - - - -
Aluminio - - - - 77.000 - - -
Magnesio - - - - - - - -
Hierro - - - - 55.000 - - -
* Uso Urbano, ** Valor Intervención, *** Valor prevención.

20
Con el fin de clasificar los suelos según su grado de contaminación por metales
pesados, la Unión Europea (UE) ha propuesto las directivas de Kelley (Tabla 2.5).
En estas se establecen cinco categorías: suelo no contaminado, contaminación
ligera, contaminación, contaminación alta y contaminación inusualmente alta.

Tabla 2.5. Directivas de Kelley para la clasificación de suelos contaminados


con metales pesados (Servicio Agrícola y Ganadero – SAG, 2005).

Valores Contaminación Contaminación Contaminación Contaminación


típicos para ligera alta inusualmente
Parámetro suelos no alta
-1
mg kg suelo contaminados
-1
seco (mg kg )

pH (ácido)* 6-7 5-6 4-5 2-4 <2


pH (alcalino)* 7-8 8-9 9-10 10-12 >12
Arsénico 0-30 30-50 50-100 100-500 > 500
Cadmio 0-1 1-3 3-10 10-50 > 50
Cromo 0-100 100-200 200-500 500-2.500 > 2.500
Cobre 0-100 100-200 200-500 500-2.500 > 2.500
(disponible)
Plomo 0-500 500-1.000 1.000-2.000 2.000-1,0% > 1%
Plomo 0-200 200-500 500-1000 1000-5000 >5000
disponible
Manganeso 0-500 500-1.000 1.000-2.000 2.000-1,0% > 1%
Níquel 0-20 20-50 50-200 200-1000 > 1.000
(disponible)
Cinc 0-250 250-500 500-1.000 1.000-5.000 > 5.000
(disponible)

• Unidad mg kg -1 no válidas para parámetro pH

21
2.7 Tecnologías para la remediación de suelos contaminados
Las tecnologías de tratamiento corresponden a cualquier operación unitaria (o
serie de ellas) que tiene como resultado la eliminación de una sustancia peligrosa
o contaminante. Estas se realizan con el fin de reducir la toxicidad, movilidad o
volumen del material contaminado (Instituto Nacional de Ecología, 2007)
(EPA, 2001). Las técnicas de remediación dependen de las características del
suelo y del contaminante, de la eficacia esperada con cada tratamiento, de su
viabilidad económica y del tiempo estimado para su desarrollo (Volke & Velasco,
2002)

Algunos factores a considerar en la elección de la tecnología adecuada son el (i)


lugar en que se aplica el proceso de remediación, es decir, las características del
suelo y si el proceso se puede llevar a cabo in situ o ex situ; (ii) el objetivo que se
quiere alcanzar en la remediación del suelo; (iii) el tipo de tratamiento utilizado y
(iv) el grado de desarrollo tecnológico empleado (Fundación Chile, 2012). En la
Figura 2.4 se muestra la clasificación de las tecnologías.

22
In Situ
Lugar de Aplicación On Site
Ex Situ
Off Site
Contención

Tecnologías de Remoción
Objetivo Con<inamiento
Clasi&icación de

Descontaminación

Biológico

Tipo de
Tratamiento Físico-químico

Térmico

Tradicional
Grado de Desarrollo
Innovador

Figura 2.4. Clasificación de Tecnologías para la Remediación de Suelos


Contaminados(Fundación Chile, 2012).

Las técnicas In Situ son las que se aplican directamente en el sitio contaminado y
las técnicas Ex Situ son aquellas en las que se requiere de la extracción del medio
contaminado para poder ser tratado, sea esta aplicada en el mismo lugar (on site)
como fuera de él (off site). En la clasificación según tipos de tratamiento, las
técnicas utilizadas se clasifican en biorremediación, la que utiliza las actividades
metabólicas de algunos organismos tales como plantas, hongos, bacterias, etc.;
fisicoquímicos, los que utilizan las propiedades de los contaminantes o del medio
contaminado y los tratamientos térmicos, los que hacen uso del calor (Algunos
ejemplos de tipos de tratamientos se muestran en la Figura 2.5). El grado de
desarrollo se define según el uso de tecnologías tradicionales (usadas a gran
escala y con costos y acceso relativamente fáciles) o tecnologías innovadoras
(recientemente propuestas o en etapas de investigación) (Fundación Chile, 2012).

23
Figura 2.5.Tecnologías de remediación aplicada en suelos según el tipo de
tratamiento(Fundación Chile, 2012).

2.7.1 Lavado de suelos contaminados

El lavado de suelos es un tratamiento de minimización por concentración de


metales pesados en un volumen de sólido más pequeño a través de la separación
física, usualmente seguido por una extracción química (Dermont et al. 2008). En el
proceso se separa el suelo fino (arcilla y limo) del suelo grueso (arena y gravilla)
(Khan, Husain, & Hejazi, 2004), esto debido a que los elementos traza peligrosos
se enlazan preferentemente a las fracciones arcillosas y limosas (Bini & Bech,
2014). Esta técnica es realizada principalmente ex situ y en menor medida in situ,
sin excavación (Bini & Bech, 2014). En la se puede observar un esquema
simplificado del proceso de lavado de suelos.

El lavado de suelos se basa en la solubilización (o desorción) de los metales para


transferirlos desde el suelo a una solución acuosa, usando algún agente químico
tales como ácidos, bases, surfactantes, agentes quelantes, sales, o agentes redox
(Dermont et al., 2008). Los solventes generan un proceso de lixiviación, donde los
metales son disueltos, convirtiendo así los compuestos metálicos en formas más
solubles, o también cambiando las condiciones química del medio (Alcaino, 2012).
Los solventes son elegidos en la base de su capacidad de solubilizar
contaminantes específicos y en sus efectos en la salud y el medio ambiente
(Chandra, 2016)

24
Según Gu et al. (2011), las características de desorción de una partícula de suelo
son dinámicas y dependientes del pH en el lavado de suelos. En general mantener
un entorno de pH bajo en el suelo mejora la capacidad de extracción de metales
pesados. Sin embargo, lograr un entorno ácido puede ser difícil para los suelos
naturales con alta capacidad de ácido buffer. No obstante, las características de
una desorción de las partículas pueden ser aumentadas por el uso de agentes
quelantes, surfactantes, ácidos orgánicos entre otros.

La eficiencia de remoción de los metales depende de distintos factores, entre los


que se consideran las características del suelo (textura, capacidad de intercambio
catiónico, capacidad buffer, y contenido de materia orgánica), de la contaminación
del mismo (concentración del contaminante, fraccionamiento, especiación de
metales presentes, etc.) y del agente extractante y las condiciones de remoción
(pH de la solución, tiempo de residencia, número de pasos, modo de agregar el
extractante, razón solido/líquido, etc.) (Alcaino, 2012).

La quelación de metales pesados en operaciones de lavado de suelo es una


técnica de remediación efectiva para suelos contaminados. Algunos quelantes
utilizados para esto incluyen EDTA, NTA, DTPA, Ácido Fórmico, Ácido Succínico,
Ácido Oxálico, Ácido Cítrico, Ácido Acético, Ácidos Húmicos y Ácidos Fúlvicos,
glicina, cisteína, SCMC, ADA, PDA, entre otros, los que pueden ser recuperados y
reutilizados (Tedder & Pohland, 2002).

25
Figura 2.6. Esquema de lavado de suelos (Adaptación de EPA, 1996)

2.7.2 Factores que afectan la eficiencia de procesos de Lavado de suelo.

Las fracciones más adecuadas para lixiviar químicamente y remover metales


desde el suelo son las fracciones intercambiables, asociada con carbontatos y
asociadas con óxidos de Fe-Mn del suelo (Finzgar & Lestan, 2006).

Las condiciones óptimas para un lavado de suelo son escasas en la literatura


(Olusegun & Oluwafemi, 2012). La eficiencia de remoción de metales por medio
de extracción química depende, según Kuo, Lai & Lin (2006),de:
• Geo-química del suelo: textura del suelo, capacidad de intercambio
catiónica (CIC), capacidad de buffer y el contenido de materia orgánica, etc.
• Características de la contaminación por metales: tipo, concentración,
fraccionamiento y especiación de metales.
• Dosis y química del agente de extracción y condiciones del proceso: pH de
solución, tiempo de residencia, número de pasos sucesivos de extracción,
modo de adición del agente químico, ratio líquido/sólido; entre otros.

26
• La partición de metales de acuerdo a su asociación con los sustratos del
suelo es usualmente determinada por procedimientos de extracción
secuenciales.

Generalmente, la extractabilidad de la mayoría de los metales pesados catiónicos


(Cd, Cu, Pb, Zn, entre otros) aumenta cuando el pH de la solución decrece ya que
la adsorción del suelo de estos cationes decrece y su disolución aumenta. Por otro
lado, la solubilidad de oxoaniones de metaloides de As aumenta cuando también
lo hace el pH de solución mientras que la adsorción de especies de cromo Cr (VI)
incrementa a pH bajo (Lim, Tay, & Wang, 2004).

Cuando el metal no está adsorbido en el suelo la eficiencia de remoción depende


de la solubilidad de los compuestos de los metales en el fluido de lavado, la que a
su vez depende de los valores del producto de solubilidad (Kps). Factores que
pueden limitar la aplicabilidad y efectividad de los procesos químicos incluyen: (1)
alto contenido de arcilla/limo en el suelo, (2) alto contenido de materia orgánica;
(3) alto contenido de Fe y Ca; (4) alto contenido de calcita o alta capacidad buffer;
(5) contaminación simultánea de metales pesados aniónicos y catiónicos; (6) alta
heterogeneidad del suelo; y (7) metales asociados con la fracción de suelo
residual, incrustados en las estructuras minerales, o formas de partículas discretas
(Mulligan, Yong, & Gibbs, 1999a) (Mulligan, Yong, & Gibbs, 1999b).

Se debe considerar que un lavado de suelo con un ácido fuerte puede no sólo
causar un aumento en la movilidad del contaminante, sino también un cambio
adverso en las propiedades del suelo debido a la disolución mineral, provocando
una disminución en la productividad del suelo (Kim & Kim, 2011). Otro estudio
muestra que al utilizar ácidos fuertes para lavar, estos atacan y degradan la
estructura cristalina del suelo en tiempos de contacto extendidos. Para lavados
menos perjudiciales, a menudo se proponen ácidos orgánicos y agentes quelantes
como alternativas (Wuana et al., 2010).

27
2.7.3 Uso de Ácido Cítrico y de Ácido Oxálico como agentes quelantes y de
lavado de suelos

Los ácidos orgánicos quelantes son capaces de desorber metales pesados de las
fracciones intercambiables, carbonadas y reducibles a través de procedimientos
de lavado. Aunque muchos compuestos quelantes que incluyen Ácido Cítrico y
Ácido Oxálico han sido utilizados para la evaluación de la movilización de metales
pesados, existen incertidumbres en cuanto a la elección óptima para su aplicación
a gran escala (Wuana et al., 2010)

El Ácido Cítrico (AC) es un ácido tricarboxílico que se encuentra presente en


exudados orgánicos de raíces de plantas, sus secreciones y en residuos de
animales descompuestos en los suelos. Se puede encontrar en cantidades
macroscópicas en cítricos (Apelblat, 2014). El AC es de bajo peso molecular, su
fórmula química es C6H8O7 y su estructura química se muestra en la Figura 2.7.
Tiene una solubilidad en agua de 59 mg/ 100 mL (UNEP, 2001) y una constante
de disociación de pKa1 = 3,08; pKa2 = 4,74 y pKa3 = 5,40 (UCSB, 2016)
correspondiente a un ácido débil.

Figura 2.7. Estructura del ácido cítrico (Apelblat, 2014).

El Ácido Oxálico (AO) es un ácido bicarboxílico (posee dos grupos funcionales


carboxilos – COOH), también es conocido como ácido dicarboxílico o ácido
etanodioico, se considera un ácido orgánico, tiene una fórmula molecular C2H2O4y
su estructura química se muestra en la Figura 2.8. Debido a su enlace entre los

28
dos grupos carboxilos, el ácido oxálico es uno de los ácidos orgánicos más
fuertes, tiene constantes de disociación pKa1 = 1,23 y pKa2 = 4.19 (UCSB, 2016).

Figura 2.8. Estructura ácido oxálico (Wikimedia Commons, 2009)

El AC y AO forman complejos relativamente estables con metales por lo que


tienen un gran potencial para movilizar metales que se encuentran en los suelos
(Kim et al., 2013). El AC forma quelatos estables con la mayoría de los cationes
metálicos (Perea et al., 2010) por lo que se utiliza para desorber metales de los
suelos contaminados, a través de la formación de complejos metálicos solubles
(Abumaizar & Smith, 1999; Dermont et al., 2008). Es capaz de extraer metales
pesados, tales como Pb, Cd, Cu y Hg. El AO puede ser utilizado para tratar suelos
contaminados con As (Keon et al., 2001), entre otros metales-metaloides. El As
está frecuentemente asociado o absorbido por hidróxidos y óxidos de Al y Fe, los
que pueden ser disueltos por el AO (Wovkulich, et al., 2010) . El AO además tiene
la capacidad de competir con los oxoaniones de As por sitios de sorción lo que
permite la utilización de este ácido para movilizar As en suelos bajo condiciones
de pH ácido (Sun et al., 2016; Wovkulich et al. ,2010)

El AO y AC han sido utilizados como agentes quelantes. Una experiencia es el


caso desarrollado en la mina Jingok en Corea del Sur, donde se realizó un lavado
de suelos para tratar relaves mineros con una fuerte contaminación por metales
pesados, siendo el As y otros metales pesados el objetivo de remoción. El suelo a
tratar fue caracterizado con una alta complejidad mineral, con contenido de arena
igual al 79,1%, un pH en solución de 4,9 y conductividad eléctrica de 1.499 µS/cm.
Los resultados del lavado realizado mostraron que, entre los agentes utilizados, el

29
AO y el AC fueron efectivos extrayendo arsénico y otros metales pesados (Kim &
Kim, 2011), donde el AO es el de mayor eficiencia removiendo Pb, Cu, and Zn, así
como parte de la fracción residual de arsénico. Estos ácidos orgánicos se usaron
como extractantes y además como ligandos para construir complejos. El AC fue
efectivo para Cd (~80%) y Pb (~51%). El AO funcionó bien para As (~72%), Cd
(~80%), Cu (~89%), Pb (~65%) y Zn (~76%)

30
3 CAPÍTULO III: MATERIALES Y METODOLOGÍA

3.1 Evaluación preliminar del sitio PLE

Para la evaluación preliminar del sitio Planta Lado de Enami – PLE – se tomó una
muestra puntual superficial en el sitio a una profundidad entre 0 y 15 cm (M1) y
otra a una profundidad de 90 cm (M2). Además se tomó una muestra puntual
superficial a una profundidad entre 0 y 5 cm en un punto al azar a más de 150 m
de distancia del sitio para utilizarla como línea base (Baseline 1). Las muestras
fueron analizadas a través de ICP-masa para determinar la concentración de
metales y se midieron parámetros físico-químicos tales como pH y conductividad
eléctrica (CE). Además se analizó su composición mineralógica a través de
análisis de difracción de rayos X (DRX) y fluorescencia de rayos X (FRX)

3.2 Muestreo de grilla PLE y análisis

3.2.1 Generación de la grilla PLE y muestreo del suelo

Se realizó un muestreo sistemático, donde se dividió el sitio correspondiente a 1,2


hectáreas en 24 cuadrantes de 25 x 25 m aproximadamente. Se definieron 36
puntos a muestrear en total a una profundidad entre 0 y 15 cm. Los cuadrantes se
identificaron con números. En los cuadrantes con números impares se procedió a
tomar una muestra en el centro del mismo, en cambio en los de números pares se
tomó una muestra en el centro y otra al azar dentro del cuadrante. Desde cada
cuadrante se tomaron 15 incrementos de 200 g, obteniendo por cada punto un
total aproximado de 3 kg. Además se tomó una muestra en profundidad a 90
centímetros en el sitio.

3.2.2 Preparación de muestra

Las muestras se almacenaron en bolsas plásticas para su transporte al


laboratorio. Posteriormente se homogeneizaron utilizando un separador rotatorio y
se secaron por 24 horas a 105 °C, para finalizar con un tamizado por malla ASTM
N° 10 (abertura de malla 2mm).

31
3.2.3 Caracterización físico-química del suelo

Se realizó análisis de pH, conductividad eléctrica, densidad y porosidad a 24


muestras de la grilla generada.

• pH
El pH del suelo fue medido a través del método de suspensión y determinación
potenciométrica (Sadzawka et. al, 2006), en un extracto de suelo en proporción
1:2,5 suelo-agua, utilizando 10 g de suelo seco y tamizado y 25 mL de agua
desionizada. Se agitó la suspensión vigorosamente durante 5 min y se midió el pH
en el sobrenadante con equipo Orion 4 Star calibrado y con termo-compensador.

• Conductividad Eléctrica (CE)


Se midió la CE con un equipo marca Orion 4 Star en un extracto de saturación
suelo-agua, según lo descrito en Sadzawka et al., (2006): Método Extracto de
Saturación y Determinación por Conductivimetría. Se utilizaron 100 g de suelo
seco y diámetro < 2 mm en vaso plástico con tapa. Se preparó una pasta
agregando agua desionizada hasta saturar el suelo y se dejó reposar toda la
noche. Se filtró el sobrenadante con disco de fibra de vidrio de 45 μm y se obtuvo
CE. Se agregaron 2 blancos de agua desionizada.

• Densidad y Porosidad
Se calculó la densidad real y la densidad aparente de las muestras de suelo
utilizando una probeta. La densidad aparente se midió agregando cuidadosamente
un volumen conocido de sólido y se masó. De esta manera, utilizando la ecuación
(1) se calculó la densidad aparente del sólido.

! !"!#$ ρ = densidad aparente (g/cm3)


! (!"!#$%&$) = (1)
! !"!#$
m total = masa total de sólido y aire
(poros) (g)
V total = volumen total de sólido y aire
(poros) (cm3)

32
La densidad real del sólido se midió según el volumen desplazado de agua en
probeta. Se agregó cuidadosamente un volumen conocido de sólido a una probeta
y se masó. Posteriormente se agregó agua hasta alcanzar el volumen inicial del
sólido agregado en la probeta, desplazando el aire contenido en la muestra de
suelo. Se masó nuevamente la probeta con el suelo y el agua en su interior y se
determinó la masa del agua agregada. El volumen de agua se calculó
considerando su densidad igual a 1 g/cm3 y la ecuación (2).

V agua = volumen de agua (cm3)


! !"#! ρ agua = densidad del agua (g/cm3) =
! !"#! = (2)
! !"#! 1 g/cm3
m agua = masa de agua (g)

De esta manera, utilizando el volumen de agua obtenido de la ecuación (2) se


calculó la densidad real del sólido con la ecuación (3).

! !"#$% ! !"#$%
! !"#$ = = (3)
! !"#$% ! !"!#$ − ! !"#!
ρ (real) = densidad real del suelo (g/cm3)
m suelo = masa de suelo (g)
V suelo = volumen de suelo (cm3)
V total = volumen total de suelo y agua (cm3)
V agua = volumen de agua (cm3)

Una vez obtenidos estos valores se procedió a calcular porosidad de las muestras
con la ecuación (4).
ρs aparente
!"#"$%&'& = 1 − × 100 % (4)
ρs real

Porosidad = porcentaje de porosidad total (%)


ρs (aparente) = densidad aparente del suelo (g/cm3)
ρs (real) = densidad real del suelo (g/cm3)

33
• Granulometría
Se realizaron dos ensayos granulométricos a dos muestras del sitio utilizando
rotap y tamices nº 200, 100, 80, 60, 40, 10 y ¼”. Mediante éste análisis se obtuvo
la composición del suelo según el diámetro de sus partículas y el diámetro del
grano medio.

• Conductividad hidráulica
Se calculó la permeabilidad en muestras del suelo de la grilla analizando la
conductividad hidráulica (K) de la grilla y siguiendo la Metodología Test Estándar
para Permeabilidad de Suelos Granulares (Carga Constante) D2434 (ASTM
International, 2006). Para esto se construyó un permeámetro de acrílico y un
estanque de alimentación de flujo constante. Las muestras analizadas de suelo
fueron secadas y tamizadas con malla Nº 200 (< 75 m). Posteriormente fueron
colocadas dentro del recipiente del permeámetro y se alimentó agua a flujo
constante. Se obtuvo su conductividad hidráulica y posteriormente su
permeabilidad a través de las ecuaciones (5) y (6):
l

K = conductividad hidráulica (cm/s)


3
q = caudal de entrada (cm /s)
!×!
!= (5) L = altura de la muestra
!×ℎ
A = sección transversal contenedor de muestra
de suelo
h = Δh = h1 – h0 (cm) = diferencia de alturas
manométricas

2
k = permeabilidad (m )

! K = conductividad hidráulica (cm/s)


!= !× (6) µ = viscosidad dinámica del fluido (kg/m s) =
!×!
0,000871 (kg/m s)
ρ = densidad del fluido (kg/m3) = 996,86 (kg/m3)
2 2
g = aceleración de gravedad (m/s ) = 9,81 (m/s )

34
• Relación de Adsorción de Sodio (RAS) y Porcentaje de Sodio
Intercambiable (PSI)

La RAS y el PSI se calcularon utilizando la concentración de Mg, Na y Ca


presentes en un extracto del suelo realizado con Acetato de Amonio a pH 7,0
según lo indicado por Sadzawka (2006). Las concentraciones fueron obtenidas a
través de EAA en Laboratorio de suelos y aguas, Facultad de agronomía,
Universidad de Tarapacá. Para calcular el RAS y el PSI se utilizaron las
ecuaciones (7) y (8) descritas por Sadzawka et al., (2006):

!" Na, Ca y Mg = mmol+/L de Na, Ca y Mg


!"# =
!" + !" (7) solubles
2

1,45 × !"# RAS = Relación de adsorción de sodio


!"# = (8)
1 + 0,0145 × !"#

• Test de Toxicidad (TCLP)

Se aplicó a las muestras de suelo el “Procedimiento para Determinar las


Características de Toxicidad por Lixiviación (TCLP)“ (US EPA, 1991). Para
esto, se analizaron muestras de la grilla completamente sólidas, secas y
tamizadas (< 0,71 mm). El procedimiento consiste en una extracción con
una solución lixiviante de Ácido Acético glacial e Hidróxido de Sodio
(solución lixiviante #1) a un pH de 4,93 ± 0,05. La cantidad de suelo
utilizada fue de 5 g y de solución lixiviante utilizada fue de 100 mL.
Posteriormente a la extracción, la solución resultante fue centrifugada a
10.000 rpm y filtrada a través de un filtro de fibra de vidrio de 0,45 m. La
solución filtrada corresponde al lixiviado del test TCLP. Los sólidos son
descartados y el lixiviado del test analizado a través de EAA en Laboratorio
de suelos y aguas, Facultad de agronomía, Universidad de Tarapacá.

35
3.3 Ensayos de remoción de Arsénico y Cobre.
Para la remoción de As y Cu se utilizaron ácidos orgánicos: Ácido Cítrico y el
Ácido Oxálico. Para comparar las remociones de estas soluciones de lavado se
utilizaron también Ácido Sulfúrico, Ácido Clorhídrico e Hidróxido de Sodio.

3.3.1 Efecto de la concentración del reactivo de lavado de suelos en la


remoción de arsénico y cobre.

El objetivo del estos experimentos fue determinar el efecto que tiene cada solución
de lavado en el suelo y así determinar el reactivo y su concentración óptima en
dicha solución para la remoción de As y Cu. Para esto se realizaron dos ensayos
de lavado de suelos (LS I y LS II). Los reactivos utilizados para preparar las
soluciones de lavado (SL) fueron Ácido Cítrico (AC), Ácido Oxálico (AO), Ácido
Sulfúrico (AS), Ácido Clorhídrico (HCl) e Hidróxido de Sodio (NaOH). Las muestras
de suelo utilizadas para este ensayo fueron tomadas desde el cuadrante PLE-10.
• Experimento 1 – Lavado de suelos I (LS I): remoción de Cobre y
Arsénico: En el LS I se utilizaron muestras de 1 g de suelo y 25 mL de SL
de AC, AO y AS a concentraciones de 0,025 M, 0,05 M y 0,1 M cada una.
Se trabajó al pH natural de las muestras. El proceso de lavado se realizó
mediante agitación en shaker durante 16h a una velocidad de 200 rpm a
temperatura ambiente.
• Experimento 2 – Lavado de suelos II (LS II): remoción de cobre y
Arsénico: En el LS II se utilizaron muestras de 1 g de suelo y 25 mL de SL
de AC, AO, AS, HCl y NaOH a concentraciones de 0,5 M y 1 M cada una.
Se trabajó al pH natural de las muestras. El proceso de lavado se realizó
mediante agitación en shaker durante 16h a una velocidad de 200 rpm a
temperatura ambiente.

En ambos experimentos las muestras de PLE fueron tamizadas mediante malla Nº


200 (< 2mm). Posterior al lavado, la mezcla se centrifugó a 10.000 rpm durante 10
min y luego el sobrenadante fue filtrado por una membrana de 0,45µm. Todas las

36
pruebas se realizaron por triplicado. Las concentraciones de Cu y de As se
determinaron en el sobrenadante por EAA en Laboratorio de suelos y aguas,
Facultad de agronomía, Universidad de Tarapacá. Se incluyó un blanco de lavado
con agua destilada.

Para calcular el porcentaje de remoción de los distintos elementos se utilizó


ecuación (9):

Cv = Concentración del elemento en el


-1
sobrenadante (mg L )
!" × !"
% !"#$%&'$ = ×100% (9) Vs = Volumen del sobrenadante (L)
!" × !"
Cs = Concentración del elemento en el suelo
-1
(mg kg )
ms = masa de suelo lavada (kg)

3.4 Tratamiento de efluente

Se trató el efluente generado por el lavado de suelos anteriormente realizado


utilizando como material adsorbente arcilla y conchuelas recolectadas en la ciudad
de Antofagasta.

Experimento 1 – Recuperación de cobre con conchuelas marinas: Se


utilizaron los efluentes de las SL de AC 0,1 M; AO 0,1 M y AS 0,05 M. Se
agregaron 0,5 g de material adsorbente correspondiente a conchuelas marinas
limpias, secas, trituradas y tamizadas con malla Nº25 (<0,71 mm). Se agitó la
mezcla por 1 h. Se ajustó el pH a 5,5 unidades (Wua et. al, 2014) y se agitó
nuevamente en shaker por 23 h adicionales. Las características del adsorbente
se muestran en la Tabla 3.1.

37
Tabla 3.1. Características físico-químicas de la conchuela marina (Zarrias,
2016)
Parámetros

pH en solución* 9,62
-1
CE (dS m )* 2,35
Contenido materia orgánica (MO) 1,53
(%)
Ca (%peso) 29,78
O (%peso) 51,92
C (%peso) 18,30
* Medido en extracto con agua desionizada en relación 1:2,5 conchuela-agua.

Experimento 2 – Recuperación de cobre con arcilla: Se utilizaron los


efluentes de las SL de AC 0,1 M; AO 0,1 M y AS 0,05 M. Se agregaron 0,5 g
de material adsorbente correspondiente a arcilla previamente secada y
tamizadas con malla Nº25 (<0,71 mm). Se agitó la mezcla por 1 h. Se ajustó el
pH a 6 unidades (Veli & Alyüz, 2007) y se agitó nuevamente en shaker por 23 h
adicionales. Las características del adsorbente se muestran en la Tabla 3.2

Tabla 3.2. Características físico-químicas de la arcilla (Cortés, 2014)

Parámetros
pH en solución* 7,45±0,20
-1
CE (dS m )* 8,99±0,01
MO (%) 0,69±0,01
Ca2+ (mg kg-1) 112±12
2+ -1
Mg (mg kg ) 17±1
+ -1
K (mg kg ) 31±4
Na+ (mg kg-1) 283±15
HCO3- (mg kg-1) 13,07±1
* Medido en extracto con agua desionizada en relación 1:2,5 conchuela-agua.

En los experimentos descritos anteriormente, la mezcla del efluente y el material


adsorbente se centrifugó a 10.000 rpm durante 10 min y luego el sobrenadante fue
filtrado por una membrana de 0,45µm. Las concentraciones de Cu y de As se
determinaron en el sobrenadante por EAA.

38
La capacidad de adsorción del sustrato (Qe) y el porcentaje de remoción de cobre
fueron calculados con las ecuaciones (10) y (11) mostradas a continuación

Qe = Capacidad de adsorción de sustrato


(mg/g)
Ci = Concentración inicial de metal en la
!" − !" × ! -1
solución (mg L )
!" = (10)
! Ce = Concentración final de metal en la
-1
solución (mg L )
V = Volumen de la solución (L)
W = masa de adsorbente utilizado (g)

!" − !" Ci = Concentración inicial de metal en la


% !"#$%&ó! = × 100% (11)
!" -1
solución (mg L )
Ce = Concentración final de metal en la
-1
solución (mg L )

3.5 Evaluación de riesgo para la salud humana

La evaluación del riesgo que representan los contaminantes tratados en el sitio


(Cu y As) se realizó de acuerdo a la metodología desarrollada por Fundación Chile
(2012) denominada “Guía Metodológica para la Gestión de Suelos con Potencial
Presencia de Contaminantes”. Se desarrolló un diagrama conceptual y se
calcularon las dosis de exposición. Para esto se identificaron las vías de
exposición completas. Luego, cada una de las vías fue sometida a la evaluación
de riesgo asociado. Para dicha evaluación, se consideraron dos escenarios
posibles en los que se consideran distintas concentraciones de contaminantes. En
el escenario nº1, la concentración considerada de As y de Cu en el suelo
corresponden al promedio de los 6 valores menores de concentración de la grilla
PLE. Sin embargo, en el escenario nº2 se consideró el promedio de los 6 valores
de concentraciones más altos.

39
3.5.1 Cálculo de las dosis de exposición
Las dosis de exposición a contaminantes fueron calculados con las ecuaciones de
la Guía Metodológica para la Gestión de Suelos con Potencial Presencia de
Contaminantes de la Fundación Chile (2012)

Ingestión de suelo:
!" × !"# !"
! = 10!! × × (12)
! !"

I = Ingesta media diaria de contaminante debido a ingestión de suelo o polvo con


presencia de contaminantes (mg (kg-1 ·día-1)
C s = Concentración del contaminante en el suelo (mg kg-1). En el escenario nº1
se consideró para el As una concentración igual a 39,5 mg kg-1 y para el Cu 91,67
mg kg-1. En el escenario nº2 se consideraron 979,83 mg As kg-1 y 344,17 mg Cu
kg-1.
TI s =Tasa de ingestión de suelo o polvo contaminado (mg día-1) (Ver Tabla 3.3).
P= 80 kg para adulto y 35 kg para niño
TE (día) = Tiempo de exposición = 365
PE (día) = Período de exposición = 365

Ingestión de Agua:
!" × !"# !"
!" = × (13)
! !"
Iw = Ingesta media diaria de contaminante debido a ingestión de agua con
presencia de contaminantes (mg / kg·día)
Cw = Concentración del contaminante en el agua (mg L-1). Concentración de As =
0,0027 mg L-1 y Concentración de Cu = 0,00049mg L-1.
TI w = Tasa de ingestión de agua contaminada (L/día) (Ver Tabla 3.3)
P= 80 kg para adulto y 35 kg para niño
TE (día) = Tiempo de exposición = 2h/día x 14 (día)
PE (día) = Período de exposición = 365

40
Inhalación de Partículas:
Cpa × F10 × C10 × TIa TE
Ip = 24 × 10!! × × (14)
P PE

Ip = Ingesta media diaria de contaminante debido a inhalación de partículas en el


aire (mg kg-1·día-1)
Cpa = Concentración de partículas en el aire (mg/m3N).
F10 = Fracción de partículas respirables (< 10 m - adimensional).= 1
*Cp PM 10 = Cpa x F10 = 0,161 mg/m3
*C10 = Concentración del contaminante en las partículas respirables (mg kg-1)
C10 Cu (mg/m3) = 0,000582
C10 As (mg/m3) = 0,000076
TIa = Tasa de inhalación de aire (m3/h N)(Ver Tabla 3.3)
P= 80 kg para adulto y 35 kg para niño
TE (día) = Tiempo de exposición = 365
PE (día) = Período de exposición = 365

*Las concentraciones de Cobre y Arsénico en el aire de la comuna no se


encuentran disponibles por lo que se utilizó la concentración de estos metales
pesados en el aire de la comuna de Antofagasta (Jorquera & Barraza, 2013)

Contacto Dérmico con Suelo


Cs × Sc × AD × ABS !"
Ids = 10!! × × (15)
P !"

Ids = Dosis absorbida media diaria debido a contacto dérmico con polvo o suelo
con presencia de contaminantes (mg kg-1·día-1)
Cs = Concentración del contaminante en el suelo (mg kg-1). En el escenario nº1 se
consideró para una concentración igual a 39,5 mg As kg-1 y 91,67 mg Cu kg-1. En
el escenario nº2 se consideraron 979,83 mg As kg-1 y 344,17 mg Cu kg-1.
Sc = Superficie corporal expuesta (cm2/día) (Ver Tabla 3.3)
AD = Factor de adherencia suelo-piel (mg/cm2) (Ver Tabla 3.3)
ABS = Factor de absorción dérmica (adimensional) (Ver Tabla 3.3)

41
P= 80 kg para adulto y 35 kg para niño
TE (día) = Tiempo de exposición = 1h/día x 365 (día)
PE (día) = Período de exposición = 365

Contacto Dérmico con Agua


Cw × Sc × Kp TE
Idw = 2,4 × 10!! × × (16)
P PE

Donde,
Idw = Dosis absorbida media diaria debido a contacto dérmico con agua
contaminada (mg kg-1·día-1)
Cw = Concentración del contaminante en el agua (mg L-1). Concentración de As =
0,0027 mg L-1 y Concentración de Cu = 0,00049mg L-1.
Sc = Superficie corporal expuesta (cm2) (Ver Tabla 3.3)
Kp = Constante de permeabilidad dérmica del contaminante (cm/hora) (Ver Tabla
3.3)
P= 80 kg para adulto y 35 kg para niño
TE (día) = Tiempo de exposición = 2h/día x 14 (día)
PE (día) = Período de exposición = 365

42
Tabla 3.3. Factores de exposición de adultos y niños (US EPA, 2011).
Factor de exposición Niños Adultos
TI s =Tasa de ingestión de suelo o polvo contaminado (mg/día) 86,67 50
TI w = Tasa de ingestión de agua contaminada (L/día) 0,049 0,021
3
TIa = Tasa de inhalación de aire (m /h N) 0,450 0,611
2
AD = Factor de adherencia suelo-piel (mg/cm ) (a) 0,054 0,101
ABS = Factor de absorción dérmica Arsénico 0,032 0,032
(adimensional) Cobre 0,030 0,030
2
Sc = Superficie corporal expuesta (cm /día) 7860 19450
Kp = Constante de permeabilidad dérmica Arsénico 0,001 0,001
del contaminante (cm/hora) Cobre 0,001 0,001
Peso corporal (kg) 35 80
(a) MADEP, 1995

Una vez calculada la dosis a la que está expuesta la población a través de las
distintas rutas de exposición en el caso de sustancias no cancerígenas, se calculó
su Índice de Peligrosidad Total (IPT). Esto se hizo dividiendo el valor de la Dosis
Diaria Promedio Anual (DDPA) calculada por cada ruta entre el valor de la dosis
de referencia (DdR). Luego se sumó cada IP correspondiente a las distintas rutas
de exposición para determinar el IP total. Las dosis de referencia utilizadas
corresponden a los mismos períodos y vías de exposición que se usaron en la
estimación de las dosis suministradas a la población. Si el IP es mayor que uno, el
resultado de la evaluación por efectos crónicos de sustancias no cancerígenas se
considera “no peligroso”.

Para sustancias cancerígenas se calculó el Riesgo Extra de Cáncer de por Vida


(RETCV). Este se estima usando la Dosis Diaria Promedio de por Vida (DDPV)
calculada para el arsénico a través de cada vía de exposición y multiplicada por el
respectivo criterio de toxicidad. El criterio de toxicidad utilizado fue el Factor de
Potencia Cancerígena (FPC) para vía oral o dérmica el Factor de Riesgo Unitario
(FRU) para la vía de inhalación. El RETCV es igual a la sumatoria de todos los
RECV correspondientes a cada vía de exposición.

43
Un RECTV igual o inferior a 10-6se considera insignificante (de minimis), igual o
superior a 10-4 se considera “riesgo inaceptable”(de manifestis) (CENMA, 2012)
(EPA, 1989).

44
4 CAPÍTULO IV. RESULTADOS Y DISCUSIONES

4.1 Evaluación preliminar del sitio PLE


El sitio se encuentra ubicado en el borde costero, su suelo carece de cobertura
vegetal y se presenta material fino de color rojizo depositado sobre el suelo
superficial natural. A partir de la evaluación preliminar del CENMA y la visita al sitio
se construyó la Tabla 4.1

Tabla 4.1. Caracterización del sitio PLE

Nombre del sitio PLANTA LADO DE ENAMI - PLE

Ubicación Región de Antofagasta, Comuna Taltal


Coordenadas UTM Referencial (m) 7190938 N, 351868 E
Cota (m) 18
Estado Abandonada
Infraestructura vial cercana Camino hacia caleta Paposo
Evaluación visual respecto a los Esparcidos
residuos
Accesibilidad a la faena minera Accesible por vehículo y a pie
Descripción de la Actividad Acopio de residuos mineros
Desechos mineros presentes Acopio Fino, Estéril
Objetivo Sin cerco perimetral

Los resultados de DRX se muestran en la Tabla 4.2, donde se puede observar que
el cuarzo (SiO2) es el elemento con mayor presencia en las muestras analizadas,
alcanzando un 82,64%. La presencia de este mineral responde a la conformación
natural del suelo, el que además tiene una presencia muy importante en la arena
de playa. Adicionalmente, se observa la presencia secundaria de caolinita en un
5,30% y de alunita en un 5,15%. La caolinita corresponde a un mineral arcilloso y
la alunita a un sulfuro de aluminio, el que generalmente aparece asociado a la
caolinita.

45
Tabla 4.2. Difracción de rayos X en relave del sitio PLE (CICITEM, 2015)
Compuesto (Fase cristalina) Composición química (%)
Cuarzo SiO2 82,64
Alunita K(Al3(SO4)2(OH)6) 5,15
Caolinita Al2Si2O5(OH)4 5,3
Baritina BaSO4 0,44
Albita NaAlSi3O8 1,88
Ortoclasa KAlSi3O8 1,16
Yeso CaSO4*2H2O 2,57
Sepiolita Mg4Si6O15(OH)2*6H2O 0,24
Hematita Fe2O3 0,62

Los resultados del análisis FRX se muestran en la Tabla 4.3 En estos se puede
observar que, al igual que en la DRX, el cuarzo (SiO2) es el elemento con mayor
presencia (76,17%). Luego del cuarzo, los compuestos más importantes son la
alúmina (Al2O3)y el trióxido de azufre (SO3) con un 5,74% y 4,25%
respectivamente. El Al2O3 es un óxido de aluminio común en el suelo, el cual es
poco soluble en suelos neutros y alcalinos (Casierra-Posada & Aguilar-Avendaño,
2007). La presencia del trióxido de azufre (SO3) puede deberse a presencia de
niebla ácida en la zona.

Tabla 4.3. Fluorescencia de Rayos X de relave en sitio Planta Lado de Enami


(CICITEM, 2015)
Compuesto Composición Química (%)

Cuarzo SiO2 76,17


Alúmina Al2O3 5,74
Óxido férrico Fe2O3 3,26
Cal viva CaO 0,7
Óxido de magnesio MgO 0,45
Óxido potásico K 2O 0,77
Óxido de sodio Na2O 0,76
Dióxido de titanio TiO2 0,71
Óxido fosfórico P 2O 5 0,1
Óxido de manganeso MnO 0,02
Trióxido de azufre SO3 4,25
Agua H 2O 0,41

46
Los análisis físico-químicos realizados al baseline 1 son mostrados en la Tabla
4.4. Aquí se puede observar que el suelo presenta un pH alcalino igual a 7,93, una
densidad de 5,33 dS m-1 y una porosidad igual a 36,5%. Esto denota un suelo
alcalino con presencia de sales en su composición y con una porosidad igual a
36,5%.

Tabla 4.4. Valores físico-químicos de referencia para grilla Sitio Planta Lado
de Enami (Baseline 1)
pH CE Densidad Porosidad
dS m-1 g/cm3 %
Real Aparente

7,933 ± 0,104 5,330 2,565 1,629 36,5

Los resultados de los análisis de composición del suelo a través de ICP-masa se


muestran en la Tabla 4.5. En estos se puede observar que el contenido de azufre
total, sulfatos (SO4-2), cadmio, plata, mercurio, cromo, plomo, arsénico y bario
superan los valores del Baseline 1. Si además se cotejan estos datos con las
Directivas Kelley de la UE (Capítulo II; Tabla 2.5), la concentración de As
caracteriza al suelo con contaminación inusualmente alta (>500 mg kg-1) y el Cu
(200-500 mg kg-1) califica al sitio como un suelo contaminado. Se observa que a
una profundidad de 90 cm (M2), la concentración de As es más baja que en los
valores referenciales Baseline 1. La concentración de Cd también es más baja en
profundidad (a 90 cm) que en la superficie, cuya concentración es mayor casi 15
veces. Lo mismo ocurre con el Cu, donde su concentración en profundidad es
mucho menor que la superficial, la que supera este valor en más de 18 veces. Se
puede inferir entonces que al ser las concentraciones en profundidad menores a
las superficiales y a las de referencia, las causas de la contaminación por estos
metales pesados no responden a fuentes litogénicas sino que a fuentes
antrópicas.

47
Tabla 4.5. Caracterización preliminar del sitio Planta Lado de Enami
(CICITEM, 2015)
Parámetro Baseline M1 M2
[mg kg-1] 1
Cianuro total - <0,5 -
Azufre total 0,11 1,02 -
Sulfatos SO4-2 980 2160 -
Carbono total (%) 1,2 <0,1 0,5
Carbono orgánico (%) 0,9 <0,10 <0,1
Carbono inorgánico (%) 0,32 <0,10 0,51
Cadmio <0,900 < 0,900 0,51
Plata <0,600 6,86 <0,6
Mercurio <0,600 46,5 <0,6
Cromo 28,3 29,4 <7
Zinc 179 34,1 36,2
Plomo 73,3 84,7 7,76
Manganeso 467 149 553
Arsenico 11 2.691 1.113
Potasio 1.191 600 251
Cobre 538 283 171
Sodio 2.754 1.131 1.308
Bario 121 10.447 3.165
Calcio 14.672 3.542 2.841
Aluminio 10.036 2.474 1.592
Magnesio 8.293 1.904 1.419
Hierro 31.965 18.708 11.078

4.2 Generación de la grilla PLE, muestreo y caracterización


El muestreo realizado dio como origen una grilla de 24 cuadrantes exhibidos en la
Figura 4.1, delimitados por sus vértices (marcadores azules) y además se
muestran los puntos de muestreo (marcadores amarillos) y sitios aledaños.

Visualmente, se puede definir en la grilla un sector donde la mayoría del material


contaminante ha sido acopiado. Este sector incluiría los cuadrantes PLE 6, 7, 9,
10, 13, 14 y 15, donde el cuadrante número 10 se encuentra en una posición
central.

48
Playa
Centro
Turístico
Ruta 1
Figura 4.1. Grilla Sitio PLE (CICITEM, 2015)
49
4.2.1 Caracterización físico-química del suelo
Los parámetros físico-químicos medidos se muestran en la Tabla 4.6. Aquí se
puede observar que el máximo valor de pH corresponde a 9,76, esto en el
cuadrante PLE-6A, el mínimo es 6,94 en el cuadrante PLE-5 y su pH promedio es
8,52, lo que clasifica al sitio como un suelo fuertemente alcalino según la USDA
(2002). Los valores del pH en la grilla son similares a los del Baseline 1 por lo que
se puede indicar que el pH en la zona es naturalmente alcalino.

Tabla 4.6. Parámetros físico-químicos de la grilla Sitio Planta Lado de Enami


Muestra pH CE Densidad Porosidad
(dS m-1) Real Aparente %
(g/cm3) (g/cm3)
PLE-1 8,40 ± 0,083 9,17 2,552 1,547 39,4
PLE-2A 8,68 ± 0,012 7,17 2,428 1,538 36,6
PLE-3 8,85 ± 0,135 5,54 2,444 1,434 41,3
PLE-4A 9,27 ± 0,005 1,38 2,515 1,445 42,6
PLE-5 6,94 ± 0,664 71,0 - - -
PLE-6A 9,76 ± 0,013 1,25 2,709 1,595 41,1
PLE-7 8,44 ± 0,044 5,70 2,381 1,487 37,6
PLE-8A 8,56 ± 0,160 13,56 2,632 1,574 40,2
PLE-9 7,99 ± 0,481 21,46 2,593 1,417 45,4
PLE-10A 8,02 ± 0,087 12,49 2,286 1,206 47,3
PLE-11 8,31 ± 0,295 9,91 2,564 1,589 38,0
PLE-12A 8,30 ± 0,016 4,70 2,656 1,457 45,2
PLE-13 8,57 ± 0,127 5,79 2,443 1,468 39,9
PLE-14A 7,56 ± 0,045 30,6 - - -
PLE-14B 7,53 ± 1,866 57,8 - - -
PLE-15 9,37 ± 0,031 1,80 2,327 1,375 40,9
PLE-16A 8,40 ± 0,834 40,70 2,602 1,509 42,0
PLE-17 7,75 ± 0,997 108,90 1,707 1,412 17,3
PLE-18B 9,67 ± 0,012 1,94 2,596 1,584 39,0
PLE-19 9,66 ± 0,031 2,61 2,757 1,590 42,4
PLE-20B 9,04 ± 0,005 1,51 2,317 1,425 38,5
PLE-21 9,15 ± 0,046 5,47 2,525 1,501 40,5
PLE-22B 8,97 ± 0,02 3,14 2,730 1,623 40,6
PLE-23 8,39 ± 0,05 8,08 2,606 1,633 37,4
PLE-24B 7,44 ± 0,153 118,0 - - -

La máxima conductividad eléctrica registrada (Tabla 4.6) fue en el cuadrante PLE-


24 alcanzando los 118,0 dS m-1, la mínima se registró en el cuadrante PLE-6A y

50
fue de 1,25 dS m-1, y el promedio de las muestras fue de 21,99 dS m-1. Dicho
promedio tiene un coeficiente de desviación extremadamente alto (cercano al
150%) por lo que la media no es una medida representativa. La distribución de los
datos de CE no es uniforme, donde la mediana es 7,17 dS m-1. Al comparar éste
último valor con los criterios de clasificación de suelo según su salinidad de la
USDA (2002) se califica al sitio como moderadamente salino. Dentro del sitio, 7
cuadrantes son fuertemente salinos (29,2%), 5 son moderadamente salinos
(20,8%), 6 son ligeramente salinos (25%), 2 muy ligeramente salinos (8,3%) y 5 no
son salinos (20,8%). Casi el 50% de las muestras se clasifican desde
moderadamente salinas a fuertemente salinas.

Con respecto a la porosidad del suelo, esta tiene un promedio de 39,67% con un
coeficiente de variación aproximado de 15% por lo que los datos de porosidad son
bastante uniformes. Este valor indica que del espacio ocupado por el suelo, cerca
del 40% corresponde a vacíos llenados por las fases líquidas y gaseosas del
suelo.

4.2.2 Granulometría del sitio PLE


Los resultados de los análisis de granulometría se muestran en la Tabla 4.7. Se
puede observar que el diámetro (Φ) del grano que predomina se encuentra entre
6,3mm>Φ>2mm. El diámetro del grano medio fue calculado tomando las medianas
de dos muestras y promediándolas, el que es igual a 0,818 mm. Según la
clasificación de la USDA (1987), las partículas que pasan a través del tamiz Nº200
corresponden a limo y arcilla, por lo que según los resultados obtenidos, el 8,85%
del suelo correspondería a dichas clasificaciones. El 70,84% correspondería a
arena y el restante 20,31% sería grava y otros agregados.

51
Tabla 4.7. Granulometría de sitio PLE
Diámetro Medio Masa Suelo % Suelo
Grano Retenido (g) retenido
>6,3 mm 6,3mm 744,8 20,31
6,3 mm > 2 mm 4,15mm 814,05 22,32
2 mm > 425 µm 1,213mm 790,03 21,66
425 µm > 250 µm 0,334mm 253,92 6,96
250 µm > 180 µm 0,215mm 126,62 3,47
180 µm > 150 µm 0,175mm 76,2 2,09
150 µm > 75 µm 0,113mm 522,48 14,34
< 75 µm 0,038mm 323,35 8,85
Moda: 6,3mm>Φ>2mm Φ=4,15mm
Diámetro grano promedio: Φ=0,818mm

4.2.3 Permeabilidad de sitio PLE


A partir de los resultados mostrados en la Tabla 4.8 se puede observar que los
valores de la conductividad hidráulica (K) son diferentes para los distintos puntos
analizados, por lo que se podría decir que si un fluido con propiedades similares al
agua fuera agregado a la superficie del suelo, éste infiltraría de manera
heterogénea.

Las velocidades de infiltración (V. Infiltración) son bastante disímiles, siendo la


mínima registrada igual a 3,66 cm/h y la máxima igual a 53,88 cm/h en los puntos
PLE-10A y PLE-24B respectivamente. La dispersión de los datos no permiten
calcular un promedio representativo para el sitio. Coincidentemente, es en el sitio
central del depósito de finos contaminados, el cuadrante PLE-10, donde se
registra la menor permeabilidad, esto puede deberse al pequeño diámetro de sus
partículas. Según las clasificaciones para ingeniería civil de la FAO (1997) se
puede definir al sitio PLE como un sitio semipermeable ya que según los análisis
realizados, su K se encuentra entre los límites definidos para éste intervalo. Si
bien los valores podrían ser parte de la clasificación “permeable”, estos se
encuentran más cercanos al límite inferior de dicha clasificación. A partir de los
criterios para agricultura y conservación de la FAO (1997) se pueden clasificar los
puntos PLE-1 y PLE-10 con una permeabilidad moderada, rápida para PLE-4A y
muy rápida para PLE-21 y PLE-24B.
52
Tabla 4.8. Permeabilidad de sitio PLE
Punto K Porosidad V. Infiltración V. Infiltración
m/s % cm/h m/s
PLE-1 6,65 x10-6 39,4 6,08 1,69 x10-5
PLE-4A 2,76 x10-5 42,6 23,35 6,48 x10-5
PLE-10A 4,81 x10-6 47,3 3,66 1,02 x10-5
PLE-21 3,15 x10-5 40,5 27,94 7,76 x10-5
PLE-24B 6,35 x10-5 42,4 53,88 1,50 x10-4

4.2.4 Relación de Adsorción de Sodio (RAS) y Porcentaje de Sodio


Intercambiable (PSI)
Se puede observar a partir de los resultados mostrados en la Tabla 4.9 que el
sodio es el catión dominante en el suelo, el que presenta una concentración
promedio de 225,17 mg L-1. Para determinar si el suelo corresponde a un suelo
salino o salino-sódico se utilizaron los criterios del Laboratorio de Salinidad de los
Estados Unidos (Richards, 1994). Según esta clasificación, el sitio se define como
un suelo salino, ya que tiene una CE promedio de 21,99 dS m-1 y un PSI promedio
igual a 5,53%.

Tabla 4.9. Relación de Absorción de Sodio y Porcentaje de Sodio


Intercambiable de PLE
-1 -1 -1 -1
Punto Ca (mg L ) Mg (mg L ) K (mg L ) Na (mg L ) RAS PSI
PLE - 01 249,00 ±6,00 17,83 ± 0,29 12,33 ± 1,15 217,00 ± 6,56 3,58 ± 0,15 4,94 ± 0,19
PLE - 02B 280,33 ±18,90 18,33 ± 1,53 5,80 ± 0,10 250,33 ± 11,06 3,91 ± 0,11 5,37 ± 0,15
PLE- 10B 191,67 ± 6,81 13,83 ± 0,47 5,83 ± 0,20 280,33 ±9,71 5,27 ± 0,26 7,10 ± 0,32
PLE - 22A 94,00 ± 1,00 35,00 ± 1,00 8,54 ± 0,46 153,00 ± 3,61 3,42 ± 0,05 4,73 ± 0,07

53
4.2.5 Composición de los suelos de la grilla PLE
Los resultados de los análisis son exhibidos en la Tabla 4.10. En estos se puede
observar que existen elevadas concentraciones de algunos elementos. Algunas a
destacar son las de Cd, Ag, Hg, Pb, As, Cu y Ba. Estos elementos superan al
menos una normativa internacional sobre suelos (Capítulo II; sección 2.5), siendo
el As el elemento que supera la normativa en todos los puntos muestreados
llegando a concentraciones de 5,6 y 2.691 mg kg-1 respectivamente.

Otros elementos cuyas concentraciones superan la normativa en más del 50% de


la grilla son el Hg, Cu y Ba, donde sus concentraciones máximas registradas
alcanzan 46,50; 283; 10.447 mg kg-1 respectivamente. Al comparar estas
concentraciones con las Directivas Kelley, la concentración máxima de As en el
sitio supera en 5 veces la concentración indicada como concentración mínima
(>500 mg kg-1) para considerar a un suelo con contaminación inusualmente alta.
La concentración de este metaloide supera en más de 240 veces la concentración
de la muestra tomada a 150 metros del sitio (11 mg kg-1) (Baseline 1).

54
Tabla 4.10. Concentración de elementos en grilla Sitio Planta Lado de Enami (CICITEM, 2015)
Parámetro PLE-1 PLE-2A PLE-3 PLE-4A PLE-5 PLE-6A PLE-7 PLE-8A PLE-9 PLE-10A PLE-11 PLE-12A
-1
[mg kg ]
Cadmio (Cd) <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 < 0,900 <0,900 17
Plata (Ag) <0,600 <0,600 <0,600 1,02 1,7 7,41 <0,600 <0,600 <0,600 6,86 2,11 <0,600
Mercurio (Hg) <0,600 0,911 <0,600 18,7 2,35 2,42 0,932 1,14 <0,600 46,50 7,37 <0,600
Plomo (Pb) 17,1 15,4 15,7 14,5 33,7 47,1 28,6 41,9 18,6 84,7 38,7 64,6
Arsenico (As) 55 85 44 46 768 566 213 376 75 2.691 857 76
Potasio (K) 2.917 2.540 3.135 2.824 1.441 2.016 2.437 1.975 3.323 600 1.262 2.945
Cobre (Cu) 142 131 122 140 485 273 178 267 55 283 117 164
Sodio (Na) 2.648 2.460 1.540 1.303 10.685 1.123 1.863 1.975 3.589 1.131 1.191 1.855
Calcio (Ca) 23.723 24.719 22.563 21.681 8.757 19.038 20.088 19.646 39.272 3.542 12.091 54.245
Aluminio (Al) 21.027 20.804 21.164 20.458 13.772 17.054 20.203 15.897 22.065 2.474 9.443 12.791
Magnesio (Mg) 19.464 19.520 20.505 18.879 13.471 17.932 19.784 15.535 21.957 1.904 8.793 11.221
Hierro (Fe) 47.238 50.849 49.568 49.336 39.328 47.191 50.512 42.240 46.174 18.708 37.287 38.464
Tabla 4.10. Concentración de elementos en grilla Sitio Planta Lado de Enami (continuación)
Parámetro PLE-13 PLE-14A PLE-15 PLE-16A PLE-17 PLE-18B PLE-19 PLE-20B PLE-21 PLE-22B PLE-23 PLE-24B
-1
[mg kg ]
Cadmio (Cd) <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 <0,900 1,56 4,17 1,3 <0,900 <0,900 <0,900
Plata (Ag) <0,600 3,84 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600 <0,600
Mercurio (Hg) 1,19 8,6 1,37 2,32 1,21 <0,600 <0,600 1,32 <0,600 <0,600 0,657 <0,600
Plomo (Pb) 32,9 76,7 27,4 45,5 90,1 32,5 53,7 48,9 45,7 19,3 33,6 52,3
Arsenico (As) 303 1.175 226 238 141 118 61 39 29 24 136 97
Potasio (K) 2.791 2.069 1.849 2.224 2.960 2.006 1.645 1.448 755 806 678 2.703
Cobre (Cu) 132 503 121 181 116 200 186 155 254 49 92 118
Sodio (Na) 1.867 4.028 1.198 3.580 8.638 1.384 1.169 825 613 1.546 2.280 13.539
Calcio (Ca) 19.020 18.372 17.041 38.138 24.408 23.692 15.563 33.546 12.461 101.523 134.279 36.612
Aluminio (Al) 23.208 13.864 18.059 17.331 16.041 21.307 21.591 14.182 9.213 11.467 10.095 15.744
Magnesio (Mg) 19.624 13.020 19.145 18.735 21.529 21.558 24.776 18.075 13.264 12.968 10.237 19.190
Hierro (Fe) 41.121 44.825 45.718 45.918 49.622 45.427 50.462 41.148 41.445 42.429 47.705 48.004
55
4.2.6 Test de toxicidad por lixiviación (TCLP)
Se realizó el TCLP a 27 muestras del sitio PLE para comparar estos valores
(concentraciones de As y Pb) con el DS/148 (Tabla 2.3) y así determinar la
peligrosidad de los residuos depositados dentro del sitio.

No se detectó presencia de Plomo en el extracto por lo que se descarta que los


residuos sean peligrosos por la presencia de éste metal. Se puede observar en los
resultados (Tabla 4.11) que las concentraciones de As y Cu en el sitio no son
homogéneas y presentan un coeficiente de variación muy elevado, el que alcanza
69% y 123% para el As y el Cu respectivamente, por lo que el promedio de estas
concentraciones no es representativo.

La máxima concentración de As se encuentra en el cuadrante PLE - 10, donde


llega a 712,75 y 528,62 µg L-1, seguidos por los cuadrantes Nº 8, 11, 14 y 16 los
que promedian una concentración de 516,97 µg L-1. Estos se encuentran junto al
punto central del material fino acopiado en el cuadrante PLE-10. Por otro lado, los
mínimos valores se encuentran en PLE - 2, 22 y 21 los que tienen una
concentración promedio de 65,80 µg/L.

Con respecto al cobre, su concentración máxima, al igual que con el As, se


encuentra en el cuadrante PLE – 10 con una concentración igual a 1,47 mg/ L-1,
seguido por los cuadrantes PLE - 14 y 8, este último en su toma de muestras B,
los que promedian una concentración igual a 1,02 m mg/ L-1. Las mínimas
concentraciones son encontradas en la periferia del sitio, caso análogo a lo que
sucede con el As, presentando estas concentraciones en los cuadrantes PLE – 2,
9, 23 y 24 con un valor promedio igual a 0,058 mg/ L-1.

Si comparamos los valores del As, con lo indicado por el DS/148, se puede
observar que estos no alcanzan a superar el límite de concentración indicada por
el Ministerio de Salud (5 mg kg-1), ya que su máxima concentración en el extracto
fue de 0,712 mg/ L-1 por lo que el residuo no podría ser categorizado como residuo
peligroso por la presencia de As. Lo mismo sucede con el plomo, el que no fue
56
detectado en el extracto del TCLP. Por otro lado, el cobre no fue incluido en la lista
de compuestos que pudiera otorgar la clasificación de peligroso a algún residuo
por lo que no existe valor de referencia comparable en la normativa nacional ni
tampoco de la US EPA.

Tabla 4.11. Concentraciones en extracto de TCLP de PLE


Punto As (µg L-1) Cu (mg/ L-1)
PLE-1 91,63 ± 0,76 0,08 ± 0,01
PLE-2B 51,67 ± 1,53 0,03 ± 0,00
PLE-3 100,68 ± 5,68 0,09 ± 0,01
PLE-4A 115,83 ± 3,90 0,31 ± 0,02
PLE-6A 297,34 ± 11,88 0,20 ± 0,01
PLE-7 137,57 ± 7,83 0,14 ± 0,02
PLE-8A 618,44 ± 7,27 0,24 ± 0,01
PLE-8B 555,26 ± 29,62 0,75 ± 0,00
PLE-9 227,49 ± 14,26 0,05 ± 0,00
PLE-10A 712,75 ± 9,46 1,38 ± 0,07
PLE-10B 528,62 ± 0,89 1,55 ± 0,04
PLE-11 528,05 ± 6,98 0,21 ± 0,00
PLE-12A 144,22 ± 8,38 0,12 ± 0,01
PLE-12B 190,52 ± 9,42 0,12 ± 0,00
PLE-13 295,73 ± 11,38 0,19 ± 0,04
PLE-14A 524,04 ± 19,85 1,30 ± 0,03
PLE-15 422,23 ± 12,59 0,20 ± 0,01
PLE-16A 510,88 ± 25,03 0,30 ± 0,01
PLE-16B 365,15± 4,95 0,23 ± 0,00
PLE-17 274,20 ± 13,11 0,21 ± 0,01
PLE-18B 263,13 ± 25,34 0,20 ± 0,07
PLE-21 72,19 ± 2,21 0,54 ± 0,03
PLE-22A 75,53 ± 2,08 0,50 ± 0,03
PLE-22B 63,80 ± 1,45 0,06 ± 0,00
PLE-23 272,47 ± 14,85 0,05 ± 0,01
PLE-24A 150,33 ± 6,45 0,09 ± 0,00
PLE-24B 118,50 ± 6,06 0,07 ± 0,04

57
4.3 Ensayos de lavado de suelos de PLE.

Los resultados de ambos lavados, LS I y LS II se muestran en la Tabla 4.12. Se


puede observar que la remoción de arsénico es extremadamente baja en los dos
experimentos realizados en comparación con la remoción de cobre.

El experimento de remoción de cobre fue exitoso ya que en algunos casos se


logró remover la totalidad del metal presente en las muestras. Las SL que
removieron mayor cantidad de Cu fue el Ácido Sulfúrico (AS) en una
concentración de 0,05 M y el Ácido Oxálico (AO) a 0,05 M y a 0,1 M removiendo
283,00 mg kg-1 (100%). Las mayores remociones de cobre ocurren a pH muy
ácido, siendo los pH finales de las mezclas menores a 1,68 unidades, esto se
muestra en la Tabla 4.12.

Al comparar los dos experimentos, se puede decir que LS I logró remover mayor
cantidad de Cu que lo logrado en LS II, es decir, concentraciones menores
removieron más cobre. Estos resultados son superiores a los obtenidos en las
experiencias realizadas por Wuana (2010), donde sólo el 50,30% de Cu fue
removido con ácido cítrico (AC) a una concentración de 0,05 M, esto son 250,50
mg kg-1 removidos en 6 h de lavado. La menor remoción en este caso puede
deberse a que el suelo fue lavado por un período menor de tiempo.

En el experimento LS I, la remoción de arsénico no alcanza el 0,4% de un total de


2691 mg kg-1. Se puede observar que la solución de lavado de AC en una
concentración de 0,025 M es capaz de remover más As que cualquier otra de las
utilizadas, removiendo 10,20 mg kg-1 de As desde el suelo, valor que representa
un 0,38% de remoción. Los resultados obtenidos en este experimento no se
condicen con los resultados obtenido por Jang (2005), ya que este logró remover
1.500 mg kg-1 de As aproximadamente, a partir de relaves mineros utilizando AC a
0,05 M como quelante.

58
Debido al bajo porcentaje de remoción de arsénico con los ácidos, se realizó un
segundo experimento de remediación (LS II) para mejorar la extracción de
arsénico. En éste se mantuvo la relación suelo - solución de lavado y las
condiciones generales del experimento. Se variaron las concentraciones de las SL
aumentándolas y además se agregaron 2 agentes de lavado, estos fueron el ácido
clorhídrico (HCl) y el hidróxido de sodio (NaOH).

Los porcentajes de remoción de LS II son superiores al experimento anterior por lo


que se logró mejorar la remoción pero de igual manera se tuvieron resultados
bajos, sin superar el 1% de arsénico extraído, siendo la máxima remoción igual a
0,56% en varios casos. Entre estos casos se cuentan la utilización de AC 0,5 M,
AS 0,5 M y HCl 0,5 M y 1 M como agentes de lavado. De estos valores, el máximo
absoluto fue removido por HCl, donde la cantidad de As removido fue de 15,02 mg
kg-1. Por otra parte, el AO logró remover sólo un 0,55% (14,86 mg kg-1) a una
concentración de 0,5 M y el NaOH alcanzó el 0,47% (12,63 mg kg-1) de remoción
a una concentración de 1 M. Esta situación difiere de lo planteado por Jang
(2005), donde se logró remover 14.200 mg kg-1 de arsénico utilizando NaOH a
0,05 M y 20.150 mg kg-1 a 0,1 M en 24 h.

La utilización de NaOH se realizó para probar si bajo condiciones alcalinas era


posible remover As. Los agentes alcalinos, tales como el NaOH pueden extraer
selectivamente arsénico desde sólidos en una fase líquida a través de intercambio
iónico debido a que los iones hidroxilo tienen mayor afinidad que otras especies
aniónicas tales como el arsénico (Jang et al., 2005). En este caso, la extracción de
arsénico fue muy baja sin alcanzar el 0,5% de remoción.

Se debe considerar que los suelos contaminados de áreas mineras presentan


dificultades para remover contaminantes debido a que éstos se encuentran
fuertemente ligados a las partículas (Ko, 2005). Además, el suelo de éste punto
(PLE - 10) se caracteriza por ser muy fino ya que se trata prácticamente del
residuo fino depositado en el sitio y no de un suelo natural, por lo que el arsénico

59
puede estar fuertemente unido a la fracción arcillosa, la que es altamente reactiva.
La baja remoción puede deberse también a que las formas químicas en las que se
encuentra presente el As en el suelo sean poco solubles.

Bajo condiciones oxidantes el arsénico se presenta en su forma pentavalente


predominantemente, esto es como arseniato, el que existe como oxoaniones
desprotonados de ácido arsénico (H2AsO4-, HAsO42- y AsO43-) (Manning &
Goldberg, 1997). El arseniato, As (V), está fijado al suelo donde es relativamente
inmóvil. El Fe, Al y Ca influyen en la fijación del arseniato al suelo ya que forman
complejos insolubles con él (US EPA, 1994). Minerales como el óxido férrico
(Fe2O3) presente en el suelo tienen una gran afinidad con el As (V), los que forman
complejos superficiales de esfera interna Fe – As (V) (Manning & Goldberg, 1997)

Los pH iniciales y finales de las soluciones de lavado se muestran en la Tabla


4.13. Aquí se puede observar que las máximas remociones antes indicadas
ocurren a pH inferiores a 1,63 unidades. Según la experiencia realizada por Wei
(2016), el ácido oxálico removió cerca del 20% del As presente en el suelo
utilizando AO a 0,075 M y con un pH final de 2,1 unidades, donde el pH de las
mezclas y la remoción de As mostraron una relación inversa. Al considerar las
experiencias realizadas en este estudio se puede decir que el coeficiente de
correlación entre la concentración del reactivo y remoción de arsénico son
directas, esto para AC, AO y AS, donde los índices de correlación son de 0,88;
0,87 y 0,90 respectivamente.

Un aumento en las concentraciones de los ácidos y/o un aumento en la cantidad


de SL podría lograr remover más arsénico. Aumentar la concentración del AO no
es posible debido a que se vería superada su solubilidad en agua.

60
Tabla 4.12. Remoción de cobre y arsénico por lavado de suelos de PLE
Cv Cv As Cu
Reactivo Conc.
As Cu removido* removido*
Exp
de Reactivo
(mg kg-1) (mg kg-1) (%) (%)
lavado (M)
LS I AC 0,025 10,20 ± 0,310 260,20 ± 17,80 0,38 91,94
LS I AC 0,05 9,46 ± 0,124 257,72 ± 11,07 0,35 91,07
LS I AC 0,10 9,11 ± 0,119 269,71 ± 22,78 0,34 95,30
LS II AC 0,50 14,98 ± 0,130 175,67 ± 1,42 0,56 62,07
LS II AC 1,00 14,89 ± 0,250 143,67 ± 7,04 0,55 50,77
LS I AO 0,025 7,45 ± 0,034 258,43 ± 25,24 0,28 91,32
LS I AO 0,05 8,61 ± 0,149 283,00 ± 21,07 0,32 100,00
LS I AO 0,10 8,57 ± 0,067 283,00 ± 9,56 0,32 100,00
LS II AO 0,50 14,86 ± 0,502 183,08 ± 5,43 0,55 64,69
LS II AO 1,00 14,18 ± 0,037 118,11 ± 2,00 0,53 41,73
LS I AS 0,025 8,40 ± 0,073 283,00 ± 4,69 0,31 100,00
LS I AS 0,05 8,15 ± 0,149 283,00 ± 10,90 0,30 100,00
LS I AS 0,10 8,10 ± 0,131 283,00 ± 14,53 0,30 100,00
LS II AS 0,50 14,96 ± 0,013 152,29 ± 3,49 0,56 53,81
LS II AS 1,00 14,88 ± 0,260 163,63 ± 4,96 0,55 57,82
LS II HCl 0,50 15,02 ± 0,071 154,38 ± 3,48 0,56 54,55
LS II HCl 1,00 15,00 ± 0,013 158,13 ±13,95 0,56 55,87
LS II NaOH 0,50 11,76 ± 0,667 10,33 ± 1,45 0,44 3,65
LS II NaOH 1,00 12,63 ± 0,263 27,04 ± 1,99 0,47 9,55

H 2O - 1,66 ± 0,018 0,50 0,06 0,18

Cv = Concentración del elemento en el sobrenadante luego del lavado de suelos.


* Calculados en base a concentraciones totales de cobre y arsénico en el suelo
iguales a 283 mg kg-1 y 2691 mg kg-1

61
Tabla 4.13. pH de experimentos de lavado de cobre y arsénico en sitio PLE
Reactivo Concentración pH pH
EXP.
de lavado Reactivo (M) inicial final
LS I AC 0,025 2,62 4,28
LS I AC 0,050 2,26 3,17
LS I AC 0,100 2,10 3,21
LS II AC 0,500 1,60 1,63
LS II AC 1,000 1,31 1,36
LS I AO 0,025 2,19 2,44
LS I AO 0,050 1,53 1,68
LS I AO 0,100 1,29 1,35
LS II AO 0,500 0,80 0,86
LS II AO 1,000 4,21 4,16
LS I AS 0,025 1,56 1,29
LS I AS 0,050 1,10 1,10
LS I AS 0,100 0,93 0,93
LS II AS 0,500 0,67 0,44
LS II AS 1,000 0,50 0,22
LS II HCl 0,500 0,39 0,44
LS II HCl 1,000 0,34 0,19
LS II NaOH 0,500 13,36 13,53
LS II NaOH 1,000 13,61 13,71
Agua destilada 7,12 7,78

4.4 Tratamiento de efluente producto de lavado de suelos

En virtud del cumplimiento de los objetivos se trató el efluente producto de lavado


de suelos. Debido a la baja concentración de As en el agua residual se desestimó
su remoción desde el efluente. Sólo se consideró la remoción de cobre por los
adsorbentes. Las concentraciones de cobre en el efluente son mostrados en la
Tabla 4.14.

Los resultados de este tratamiento se muestran en la Tabla 4.14. Se puede


observar en éste experimento que la remoción de cobre llegó a un 98,90% en el
caso del tratamiento del efluente de AS a 0,05 M y la utilización de arcilla como
material adsorbente. Por otro lado, la conchuela logró remover 97,33% del cobre

62
en el tratamiento del efluente de AO a 0,1M. Para el efluente de AC, el adsorbente
que logró remover mayor cantidad de cobre fue la conchuela con una remoción del
54,43%.

La efectividad de las conchuelas marinas en la remoción de cobre puede deberse


a su composición ya que éstas contienen carbonato de calcio, el que puede ser
utilizado directamente como sorbente (Yu et al., 2010). Además de la gran
cantidad de microporos que contienen las conchuelas, los que pueden tener gran
capacidad de sorción, de intercambio y superficie catalítica (Chen et al., 2013),
que pueden ser utilizadas para la remoción de cobre a partir de aguas residuales.

La arcilla utilizada tiene características de sorbente debido a que posee un 29% de


calcita, mineral capaz de remover metales pesados mediante los procesos de
intercambio iónico y precipitación (Cortés, 2014). La calcita se encuentra cargada
positivamente en las condiciones de pH a la que fue sometida (pH≤ PCC ≈ 8,2-
8,4) (Liu, et al., 2012). En dichas condiciones, esta se disocia en Ca2+ y CO32-,
donde El Ca2+ es desplazado del complejo adsorbente y puede ser sustituido por
Cu2+ o H+, provocando una competencia por los sitios de adsorción (Cortés, 2014).

Tabla 4.14. Remoción de cobre desde efluentes de lavado de suelos de sitio


PLE
SL Adsorbente Ci Ce Remoción Qe Remoción Cu
Cu (mg L-1) Cu (mg L-1) (mg L-1) (mg g-1) %
AC 0,1 M Arcilla 10,788 5,627 5,16 0,258 47,84
AO 0,1 M Arcilla 11,99 5,577 6,41 0,321 53,49
AS 0,05 M Arcilla 12,76 0,14 12,62 0,631 98,9
AC 0,1 M Conchuela 10,788 4,917 5,87 0,294 54,43
AO 0,1 M Conchuela 11,99 0,32 11,67 0,583 97,33
AS 0,05 M Conchuela 12,76 0,497 12,26 0,613 96,11
-1
Ci = concentración inicial de cobre en efluente (mg L )
Ce = concentración final de cobre en efluente (mg L-1)
Remoción = Ci – Ce (mg L-1)
Qe = capacidad de adsorción del adsorbente

63
4.5 Evaluación de Riesgo para la salud humana

4.5.1 Desarrollo de Modelo Conceptual de Evaluación de Riesgo Ambiental


de PLE

Considerando los receptores y las vías de exposición de estos a los


contaminantes se realizó un modelo conceptual, incluyendo además la matriz
ambiental afectada, los mecanismos de movilización y las rutas de exposición.
Como receptores se consideraron los lugares residenciales, comerciales e
industriales junto al receptor ecológico. El modelo conceptual diseñado puede ser
observado en la Figura 4.2. En adición a esto, se realizó una ilustración del
modelo conceptual para mostrar de mejor manera las interacciones entre los
componentes del medio y la localización de los receptores, lo que puede ser
observado en la Figura 4.3.

64
Figura 4.2. Modelo Conceptual de Evaluación de Riesgo de sitio PLE
65
Figura 4.3. Ilustración de Modelo Conceptual de Evaluación de Riesgo de sitio PLE
66
4.5.2 Cálculo de dosis de ingesta de contaminantes por receptores tipo
Se calculó la exposición de los receptores tipo (niños y adultos) a dos
contaminantes, cobre y arsénico, por medio de la dosis/ingesta de los mismos a
través de cada una de las vías de exposición completas. La ingesta de cada
contaminante se expresa como masa de contaminante por unidad de peso del
receptor y día. La dosis de ingesta se calculó según 3 variables: vía de exposición,
receptor (niños o adultos) y el contaminante (cobre y/o arsénico). Además se
plantearon dos escenarios los que difieren entre sí en las concentraciones de As y
Cu en el suelo consideradas. Para determinar el escenario nº1 se tomaron las 6
concentraciones más bajas de As y Cu y se promediaron para los cálculos de
Dosis diaria promedio anual (DDPA) y Dosis diaria promedio de por vida (DDPV),
lo que se muestra en la Tabla 4.15. Para el cálculo de DDPA y DDPV en el
escenario nº2 se tomaron las 6 concentraciones más altas de As y Cu y se
promediaron, esto se muestra en la Tabla 4.16.

Tabla 4.15. Dosis diaria promedio anual (DDPA) y Dosis diaria promedio de
por vida (DDPV) de exposición calculada de niños y adultos a cobre y
arsénico a través de vías de exposición completas en escenario nº1
Vía de Dosis
Contaminante Dosis Niños
Exposición Adultos
Ingestión de Arsénico 9,78,E-05 2,47,E-05
suelo
(mg/kg/día) Cobre 2,27,E-04 5,73,E-05
Ingestión de
Arsénico 1,21,E-08 2,27,E-09
agua marina
(mg/kg/día) Cobre 2,19,E-09 4,11,E-10
Inhalación de Arsénico 3,78,E-12 2,24,E-12
partículas
(mg/kg/día) Cobre 2,89,E-11 1,72,E-11
Contacto
dérmico con Arsénico 1,76,E-09 3,57,E-09
suelo
(mg/kg/día) Cobre 3,84,E-09 7,77,E-09
Contacto
dérmico con Arsénico 4,65,E-08 5,04,E-08
agua
(mg/kg/día) Cobre 8,44,E-09 9,14,E-09

67
Tabla 4.16. Dosis diaria promedio anual (DDPA) y Dosis diaria promedio de
por vida (DDPV) de exposición calculada de niños y adultos a cobre y
arsénico a través de vías de exposición completas en escenario nº2
Vía de Dosis
Contaminante Dosis Niños
Exposición Adultos
Ingestión de Arsénico 2,43,E-03 6,12,E-04
suelo
(mg/kg/día) Cobre 8,52,E-04 2,15,E-04
Ingestión de
Arsénico 1,21,E-08 2,27,E-09
agua marina
(mg/kg/día) Cobre 2,19,E-09 4,11,E-10
Inhalación de Arsénico 3,78,E-12 2,24,E-12
partículas
(mg/kg/día) Cobre 2,89,E-11 1,72,E-11
Contacto
dérmico con Arsénico 4,38,E-08 8,86,E-08
suelo
(mg/kg/día) Cobre 1,44,E-08 2,92,E-08
Contacto
dérmico con Arsénico 4,65,E-08 5,04,E-08
agua
(mg/kg/día) Cobre 8,44,E-09 9,14,E-09

• Ingestión de suelo: Puede darse en el exterior y en el interior, en este


último caso es efectivo asumir que se produce la movilización de partículas
de suelo contaminado en forma de polvo y que éste alcanza un espacio
interior ocupado por receptores.
• Ingestión de Agua: Puede ocurrir por ingestión de ésta durante el baño
recreativo (aguas superficiales).
• Inhalación de Partículas: La exposición puede tener lugar tanto en
ambientes exteriores como interiores.
• Contacto Dérmico con Suelo: La exposición puede tener lugar tanto en
ambientes exteriores como interiores.
• Contacto Dérmico con Agua: Puede tener lugar durante el baño
recreativo (aguas superficiales).

68
4.5.3 Evaluación de la Toxicidad
Para la evaluación de la toxicidad de cada contaminante se consideró su
naturaleza cancerígena. Según la EPA, el arsénico está clasificado como
cancerígeno humano por lo que se encuentra presente en el Grupo A (US EPA,
2016). Por otro lado, el cobre está considerado dentro del Grupo D (US EPA,
1988) como sustancia “No clasificable como un cancerígeno humano”. Debido a
esta clasificación disímil de ambos elementos se debe evaluar cada contaminante
de manera distinta (Fundación Chile, 2012).

En la evaluación del As se consideraron los valores de Factor de pendiente de


cáncer (FPCoral) para el caso de ingestión del contaminante, el Factor de riesgo
untitario (IUR) para inhalación del contaminante y el peso de la evidencia de
cáncer. En el caso del Cu se estimó el riesgo de efectos crónicos donde se
consideran las dosis de referencia para exposición oral (DRforal) y dérmica
(DRfderm) y la concentración de referencia (CRfinhal) para la exposición por
inhalación de contaminante. Todos estos valores se encuentran en la Tabla 4.17.

Tabla 4.17. Factores y dosis de referencia para el cálculo de toxicidad de


arsénico y cobre según efectos cancerígenos y crónicos.
Arsénico Cobre
Efectos Cancerígenos
FPCoral (mg/kg/día)-1 1,50E+00a -
-1 a
IUR (ug/m3) 4,30E-03 -
Clasificación Evidencia de A No cancerígeno
cáncer
Efectos Crónicos
DRforal (mg/kg/día) 3,00E-04a 1,00,E-02b
CRfinhal (mg/m3) 1,50E-05a -
DRfderm (mg/kg/día) 3,00,E-04b 1,20,E-02c
Fuente: aUS EPA, 2007.
b
ATDSR, 2004.
c
RAIS, 2016.

69
Para el As se calculó el incremento del riesgo de desarrollar cáncer, “ Riesgo Extra
de Cáncer de por Vida” (RECV) para cada vía de exposición. Se utilizó la DDPV
calculada para el As por cada vía de exposición y multiplicada por el respectivo
criterio de toxicidad, es decir, los factores correspondientes a los efectos
cancerígenos (FPCoral e IUR). Los riesgos de cáncer estimados(RECV) para cada
vía de exposición (oral e inhalatoria) son sumados resultando en el Riesgo Extra
Total de Cáncer de por Vida (RETCV). Para el cobre se calcularon los Índice de
Peligro (IP) dividiendo el valor de la DDPA de cada ruta de exposición entre el
valor de la dosis de referencia correspondiente a los efectos crónicos (DRforal,
DRfderm y CRfinhal). Una vez determinados los IP para cada vía de exposición, estos
fueron sumados para determinar el Índice de Peligro (IP) total. Los resultados de
IP total y RECV total son mostrados en la Tabla 4.18 para el escenario nº1 y en la
Tabla 4.19 para el escenario nº2.

Tabla 4.18. Evaluación de la toxicidad cancerígena y crónica para arsénico y


cobre en niños y adultos en escenario nº1.
Vía de Exposición Contaminante RECV IP

Niños Adultos Niños Adultos

Ingestión de suelo 1,47,E-04 3,70,E-05 - -


Arsénico
(mg/kg/día) Cobre - - 2,27,E-02 5,73,E-03
Ingestión de agua 1,81,E-08 3,40,E-09 - -
marina Arsénico
(mg/kg/día) Cobre - - 2,19,E-07 4,11,E-08
Inhalación de Arsénico 1,62,E-14 9,64,E-15 - -
partículas (mg/kg/día) Cobre - - - -
Contacto dérmico con Arsénico 5,29,E-13 1,07,E-12 - -
suelo (mg/kg/día) Cobre - - 3,20,E-07 6,48,E-07
Contacto dérmico con Arsénico 1,40,E-11 1,51,E-11 - -
agua marina - - 7,04,E-07 7,62,E-07
(mg/kg/día) Cobre
TOTAL 1,47,E-04 3,70,E-05 0,023 0,006

70
Tabla 4.19. Evaluación de la toxicidad cancerígena y crónica para arsénico y
cobre en niños y adultos en escenario nº2.
Vía de Exposición Contaminante
RECV IP

Niños Adultos Niños Adultos


Ingestión de suelo Arsénico 3,64,E-03 9,19,E-04 - -
(mg/kg/día) Cobre - - 8,52,E-02 2,15,E-02
Ingestión de agua
marina Arsénico 1,81,E-08 3,40,E-09 - -
(mg/kg/día) Cobre - - 2,19,E-07 4,11,E-08
Inhalación de
partículas Arsénico 1,62,E-14 9,64,E-15 - -
(mg/kg/día) Cobre - - - -
Contacto dérmico con
suelo Arsénico 1,31,E-11 2,66,E-11 - -
(mg/kg/día) Cobre - - 1,20,E-06 2,43,E-06
Contacto dérmico con Arsénico 1,40,E-11 1,51,E-11 - -
agua marina
(mg/kg/día) Cobre - - 7,04,E-07 7,62,E-07
TOTAL 3,64,E-03 9,19,E-04 0,085 0,022

Según los resultados observados en la Tabla 4.18, en el escenario nº1, el RECV


total alcanza los 1,47x10-4 para niños y 3.70x10-5 para adultos. Esto quiere decir
que existe el riesgo de que 1 niño en una población de 10.000 habitantes padezca
de cáncer debido a la exposición a arsénico por la contaminación del sitio y que
casi 4 adultos en una población de 100.000 habitantes se encuentren en riesgo de
padecerlo por las mismas razones. El valor calculado del RETCV supera el valor
indicado como riesgo de “manifestis” (10-4) (EPA, 1989), esto quiere decir que
niños y adultos podrían estar expuestos a concentraciones peligrosas de arsénico
debido a la contaminación de PLE, lo que podría provocar un aumento en las
probabilidades de padecer cáncer. Con respecto al riesgo crónico por cobre
proveniente de PLE, se descarta ya que su IP es muy bajo, siendo 0,023 y 0,006
para niños y adultos, respectivamente. Teniendo en cuenta que se considera
como riesgoso cuando el IP es superior a 1, se dice entonces que este no es
significativo.

71
Según los resultados observados en la Tabla 4.19, en el escenario nº2, el RECV
es de 3,64x10-3 para niños y 9,19 x10-4 para adultos, esto quiere decir que 3,64
niños entre 1.000 habitantes y 9,19 adultos entre 10.000 habitantes pueden
padecer cáncer producto de la exposición al arsénico proveniente del sitio PLE.
Este índice de riesgo supera el límite propuesto por la EPA, riesgo de “manifestis”,
considerándose un riesgo inaceptable, por lo que la población estaría expuesta a
padecer cáncer por la presencia de arsénico en el sitio PLE. Con respecto al
riesgo de padecer efectos crónicos por cobre proveniente de PLE, se descarta ya
que los IP alcanzan los 0,085 y 0,022 para niños y adultos, respectivamente,
valores menor a 1.

72
5 CAPÍTULO V. CONCLUSIONES
El sitio estudiado corresponde a Planta Lado de Enami (PLE) el que, según los
resultados obtenidos en esta investigación, se encuentra contaminado con
metales pesados. Entre éstos, destacan el mercurio, arsénico y cobre. Estos
contaminantes se tienen en concentraciones de 283 mg Cu kg-1, 2.691 mg As kg-1,
46,50 mg Hg kg-1,entre otros metales que superan diversas normativas
internacionales.

PLE carece de cerco perimetral y es de fácil acceso para la población. Además, al


interior de éste sitio se encuentra acopiado material fino contaminante por lo que
es necesario, en primera instancia, cercar el sitio y cubrirlo para evitar el tránsito
de peatones y el levantamiento del material por acción del viento.

La remoción de arsénico alcanzó resultados muy bajos comparados con el caso


del cobre, llegando al 0,56%. La utilización de ácidos orgánicos tales como ácido
cítrico y oxálico mostraron una capacidad de remoción similar a la de un ácido
más fuerte tal como el ácido sulfúrico. Estos ácidos orgánicos lograron remover
0,55% (14,86 mg kg-1) y 0,56% (14,98 mg kg-1) de arsénico, respectivamente.

Otros agentes de lavado fueron probados, estos fueron el Ácido Clorhídrico y el


Hidróxido de Sodio los que no mostraron resultados muy diferentes a los
obtenidos con las otras soluciones de lavado utilizadas. El NaOH demostró
además que bajo condiciones reductoras tampoco es posible remover mayor
cantidad de arsénico.

Puede ser posible que la remoción de arsénico sea más efectiva aumentando la
razón suelo – solución de lavado y también la concentración de ácido cítrico. El
aumento de la concentración de ácido oxálico no es posible debido a su baja
solubilidad en agua.

73
Por otra parte, la remoción de cobre logró remover 260,20 mg kg-1 (91,94%),
300,02 mg kg-1 (106,01%)y 319 mg kg-1 (112,72%) utilizando ácido cítrico, ácido
oxálico y ácido sulfúrico, respectivamente.

El tratamiento de efluentes contempló la utilización de conchuelas marinas y


arcilla, las que lograron adsorber, en algunos casos, la mayor parte del cobre
desde el RIL. Un caso diferente es el del efluente del ácido cítrico, donde el mejor
adsorbente resultó ser la conchuela marina que sólo logró remover 5,87 mg L-1
(54,43%) del cobre. En cambio para el efluente del ácido oxálico, la conchuela
logró remover 11,67 mg L-1 (97,33%) del cobre y para el efluente del ácido
sulfúrico, la arcilla logró remover 12,62 mg L-1 (98,98%) del cobre.

El sitio PLE representa un riesgo para la salud de la población ya que supera en


dos escenarios planteados los parámetros indicados por la EPA. El escenario nº1
consideró la concentración de arsénico y de cobre en el suelo igual a 39,5 mg kg-1
y 91,67 mg kg-1, respectivamente. El escenario nº2 consideró concentraciones en
el suelo de arsénico y cobre iguales a 979,83 mg As kg-1 y 344,17 mg kg-1,
respectivamente. El riesgo de efectos crónicos por cobre es despreciable ya que
su IP fue de 0,023 y 0,006 para niños y adultos en el escenario nº1 y 0,085 y
0,022 en el nº2, todos estos valores menores al definido valor de referencia, IP>1
(riesgo de efectos crónicos). El RECV alcanzó los 1,47x10-4 para niños y 3.70x10-5
para adultos en el escenario nº1 (menores concentraciones) y los 3,64x10-3 para
niños y 9,19 x10-4 para adultos en el escenario nº2 (mayores concentraciones),
siendo esto definido como un riesgo inaceptable por la EPA (1989) ya que supera
el RECV propuesto de 10-4. Se recomienda realizar un estudio más profundo con
respecto al riesgo que representa el arsénico y los demás metales pesados
presentes en el sitio con el fin de evaluar a cabalidad el riesgo al que se encuentra
sometida la población de la localidad de Taltal.

74
6 CAPÍTULO VI. BIBLIOGRAFÍA

Acevedo, E., Carrasco, M., León, O., Martínez, E., Silva, P., Castillo, G., y otros.
(2005). Criterios de Calidad de Suelo Agrícola: Metales Pesados En La Salud.
SAG, Servicio Agrícola y Ganadero; Universidad de Chile, Santiago de Chile.

Alcaino, G. (2012). Análisis y comparación de tecnologías de remediación para


suelos contaminados con metales. Tesis pregrado, Universidad de Chile, Facultad
de Cs. Físicas y Matemáticas, Santiago de Chile.

Alloway, B. (Ed.). (2012). Heavy Metals in Soils: Trace Metals and Metalloids in
Soils and their Bioavailability (Tercera ed., Vol. 22). Whiteknights , Reading, UK:
Springer.

AmbiWeb GmbH. (2012). Climate: Taltal. Recuperado el 05 de Abril de 2016, de


Climate-Data.org: http://en.climate-data.org/location/21768/

Asesorías Algoritmos SPA. (2007). ANEXO F: Modelación de la dispersión de las


emisiones atmosféricas producto del uso de combustible petróleo diésel en la
central termoeléctrica Taltal. REPORTE TÉCNICO ATM-30A/06. REPORTE
TÉCNICO ATM-30A/06, ENDESA CHILE.

ASTM International. (2006). Standard Test Method for Permeability of Granular


Soils (Constant Head). ASTM D243468(2006). ASTM D243468(2006)-68(2006) .
EUA.

Biblioteca del Congreso Nacional de Chile - BCN. (2012). Reportes Estadísticos y


Comunales 2012 - Comuna de Taltal. (B. d. BCN, Productor) Recuperado el 15 de
Marzo de 2016, de Biblioteca del Congreso Nacional de Chile - BCN:
http://reportescomunales.bcn.cl/2012/index.php/Taltal

75
Bini, C., & Bech, J. (Edits.). (2014). PHEs, Environment and Human Health (1ª
edición ed.). Springer.

Branzini, A. (2005). Remediación biótica y abiótica de un suelo contaminado con


cobre, cinc y cromo. Monitoreo biológico. Buenos Aires, Argentina.

Carbonell, A. A., Burló, F. M., & Mataix, J. J. (1995). Arsénico en el sistema suelo-
planta. España: Espagrafic.

Casierra-Posada, F., & Aguilar-Avendaño, O. (2007). Estrés por aluminio en


plantas: reacciones en el suelo, síntomas en vegetales y posibilidades de
corrección. Revista Colombiana de Ciencias Hortícolas, 1 (2), 246-257.

Centro Nacional del Medio Ambiente - CENMA. (2012). Evaluación De Riesgos A


La Salud De La Población De La Cuenca Del Estero Del Cobre Asociados Con
Contaminantes Ambientales Originados Por Actividad Minera, En Relación Con La
Exposición Hídrica Y Agroalimentaria. Informe Final, Ministerio de Medio
Ambiente (MMA), Santiago de Chile.

Centro Nacional del Medio Ambiente - CENMA. (2014). Expediente De


Investigación Preliminar Y Confirmatoria (Versión 3). Chile.

Changa, F., Loa, S., & Kob, C. (2007). Recovery of copper and chelating agents
from sludge extracting solutions. Separation and Purification Technology, 53 (1),
págs. 49-56.

Chao, J. C., Hong, A., Okey, R. W., & Peters, R. W. (1998). Selection of chelating
agents for remediation of radionuclide contaminated soil. Conference on
Hazardous Waste Research, (págs. 142-160).

76
Commission on Isotopic Abundances and Atomic Weights. (2007-2015). Standard
Atomic Weights. (C. o. Weights, Productor) Recuperado el 1 de Marzo de 2016,
de Ciaaw: http://www.ciaaw.org/atomic-weights.htm#r

Cornelis, R., Caruso, J., Crews, H., & Heumann, K. (Edits.). (2005). Handbook of
Elemental Speciation II: Species in the Environment, Food, Medicine and
Occupational Health. Chichester, West Sussex, Inglaterra: John Wiley & Sons Ltd.

Cuentas Alvarado, M., & Velarde Ochoa, J. (2012). Evaluación del uso de
mercurio en los procesos de amalgamación de oro en quimbaletes y molinos en
La Rinconada – Puno. http://guzlop-
editoras.com/web_des/ing01/minasmet/pld0319.pdf . Lima, Perú. Recuperado el
15 de Marzo de 2016, de Evaluación del uso del mercurio en los procesos de
amalgamación de oro en quimbaletes y molinos el La Rinconada - Puno:
https://www.academia.edu/5497061/Evaluación_del_uso_de_mercurio_en_los_pr
ocesos_de_amalgamación_de_oro_en_quimbaletes_y_molinos_en_la_Rinconada
_-_Puno

Dierickx, W. (2009). The Salinity and Alkalinity Status of Arid and Semi-Arids
Lands. En W. H. Verheye, Land Use, Land Cover and Soil Sciences - Volume V
(Vol. V, págs. 163-189). Oxford, UK: EOLSS Publications.

Duruibe, J. O., Ogwuegbu, M. O., & Egwurugwu, J. N. (2007). Contaminación de


MEtales Pesados y Efectos Biotóxicos Humanos. International Journal of Physical
Sciences, 2, 112-118.

Environment and Climate Change Canada (ECCC). (2008). About Mercury.


Recuperado el 01 de Abril de 2016, de Environment and Climate Change Canada:
http://www.ec.gc.ca/mercure-mercury/default.asp?lang=En&n=10C3AF2D-1

77
EPA, U. (Enero de 1992 ). Dermal Exposure Assessment: Principles And
Applications . Washington, D.C, EUA.
Finzgar, N., & Lestan, D. (2006). Heap leaching of Pb and Zn contaminated soil
using ozone/UV treatment of EDTA extractants. Chemosphere, 63 (10), págs.
1736–1743.

Fundación Chile. (2012). Guía Metodológica para la Gestión de Suelos con


Potencial Presencia de Contaminantes.

Fundación Chile. (2012). Guía Metodológica para la Gestión de Suelos con


Potencial Presencia de Contaminantes. Santiago de Chile , Chile.

Fundación Chile. (Noviembre de 2012). Guía Metodológica para la Gestión de


Suelos con Potencial Presencia de Contaminantes. Chile.

Galán, E., & Romero, A. (2008). Contaminación de Suelos por Metales Pesados.
Revista de la sociedad española de mineralogía, 10, 48-60.

Garbán, G. (2016). Equilibrios de formación de complejos. Recuperado el 3 de


Abril de 2016, de QUÍMICA ANALÍTICA GENERAL:
http://gea.ciens.ucv.ve/ggarban/qag/Tema%205%20(1ra%20parte).pdf

Gobierno Regional de Antofagasta. (2016). Información Regional. (G. R.


Antofagasta, Productor) Recuperado el 16 de Marzo de 2016, de Ordenamiento
Territorial Regional: http://www.territorioregional.cl/index.php/es/informacion-
regional

Ilustre Municipalidad de Taltal. (Noviembre de 2015). PLADECO TALTAL 2022.


Obtenido de Municipalidad de Taltal:
http://portal.municipalidadtaltal.cl/images/PLADECO_TALTAL_2016-
2022_POCH_AMBIENTAL.pdf

78
International Programme on Chemical Safety. (1998). CITRIC ACID. Recuperado
el 9 de Abril de 2016, de ILO-ICSC:
http://www.ilo.org/dyn/icsc/showcard.display?p_card_id=0855

IUPAC. (1997). Compendium of Chemical Terminology (2ª ed.). Oxford, UK:


Blackwell Scientific Publications.

Jorquera, H., & Barraza, F. (2013). Source apportionment of PM10 and PM2.5 in a
desert region in northern Chile . Science of the Total Environment , págs. 327–
335.

Khan, F. I., Husain, T., & Hejazi, R. (2004). An overview and analysis of site
remediation technologies. Journal of Environmental Management , 71 , págs. 95–
122.

Kim, M. J., & Kim, T. (2011 ). Extraction of Arsenic and Heavy Metals from
Contaminated Mine Tailings by Soil Washing. Soil and Sediment Contamination,
20, págs. 631–648.

Kuo, S., Lai, M., & Lin, C. (2006). Influence of solution acidity and CaCl
concentration on the removal of heavy metals from metal-contaminated rice soils.
Environment Pollution (144), págs. 918–925.

Lenntech. (1998-2016). Chemical properties of mercury - Health effects of mercury


- Environmental effects of mercury . Recuperado el 31 de Marzo de 2016, de
Periodic Table:
http://www.lenntech.com/periodic/elements/hg.htm#ixzz45dSScyoD

Lenntech. (2016). Propiedades químicas del Plomo - Efectos del Plomo sobre la
salud - Efectos ambientales del Plomo. Recuperado el 21 de Marzo de 2016, de
lenntech.es: http://www.lenntech.es/periodica/elementos/pb.htm

79
Lide, D. R. (2009). CRC handbook of chemistry and physics (89º (CD-ROM
version). ed.). Boca Raton, Florida, EUA.

Lim, T., Tay, J., & Wang, J. (2004). Chelating agent-enhanced heavy metal
extraction from a contaminated acidic soil, . Journal of Environmental Engineering
(130), págs. 59–66.

MADEP. (1995). Weighted Skin-Soil Adherence Factors. Technical Update:


Weighted Skin-Soil Adherence Factors . Boston, Massachussetts, EUA.
Recuperado el Junio de 2016, de www.mass.gov:
http://www.mass.gov/eea/docs/dep/cleanup/laws/dermadhe.pdf

Martínez, E., Fuentes, J. P., & Acevedo, E. (2008). Carbono Orgánico y


Propiedades del Suelo. R.C. Suelo Nutr. Veg. , 8 (1).

Millán, A. (2001). Historia de la minería del oro en Chile. Chile: Editorial


Universitaria S.A.

Ministerio del Medio Ambiente. (2011). Informe del Estado del Medio Ambiente.
Resumen Ejecutivo, Ministerio del Medio Ambiente.

Mulligan, C., Yong, R., & Gibbs, B. (1999a). The use of biosurfactants for the
removal of heavy metals from oil-contaminated soil. Environmental Progress (18),
págs. 50–54.

Mulligan, C., Yong, R., & Gibbs, B. (1999b). Metal removal from contaminated soil
and sediments by the biosurfactantsurfactin. International Journal of
Environmental Science and Technology (33), págs. 3812–3820.

80
National Center for Biotechnology Information. (2016). PubChem Compound
Database; CID=311. Recuperado el 10 de Abril de 2016, de Pubchem:
https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/311

National Center of Biotechnology Information. (2016). PubChem Compound


Database; CID=311,. (HSDB, Productor) Recuperado el 10 de Abril de 2016, de
PubChem: https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/311

National Organizacion for Rare Disorders - NORD. (2006). Heavy Metal


Poisoning. Recuperado el 20 de Abril de 2016, de http://rarediseases.org/rare-
diseases/heavy-metal-poisoning/

Neuendorf, K., Mehl, J. J., & Jackson, J. (2005). Glossary of Geology (Quinta ed.,
Vol. 779). (K. M. Neuendorf, Ed.) American Geological Institute, Alexandria, VA.
Nies, D. (1999). Microbial heavy metal resistance. . Applied Microbiology and
Biotwchnology 51 , 730-750.

Olusegun, A. O., & Oluwafemi, A. S. (2012). Evaluarion of chelating agents for the
removal of heavy metals from contaminated soil. Global Journey of Bio-science
and Biotechnology, 1 (2), págs. 152-156.

Ortiz Cano, H. G., Trejo Calzada, R., Valdez Cepeda, R. D., Arreola Ávila, J. G.,
Flores Hernández, A., & López Ariza, B. (2009). Fitoextracción de Plomo y
Cadmio en Suelos Contaminados Usando Quelites (Amaranthus hybridus L.) y
Microrrizas. Revista Chapingo Serie Horticultura, 15 (2), 161-168.

Pacwa-Płociniczak, M., Płaza, G. A., Piotrowska-Seget, Z., & Singh Cameotra, S.


(18 de Enero de 2011). National Center for Biotechnology Information.
Recuperado el 01 de Abril de 2016, de Environmental Applications of
Biosurfactants: Recent Advances:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3039971/

81
Perea, E., Ojeda, D., Hernández, A., Ruiz, T., & Martínez, J. (2010). Utilización de
quelatos en la agricultura. Synthesis, 53.

Pilar Cereceda, R. S. (1992). Posibilidades de abastecimiento de agua de niebla


en la Región de Antofagasta, Chile. Revista de Geografía del Norte Grande, 19, 3-
14.

Robertson, G., Sollins, P., Ellis, B., & Lajtha, K. (1999). Exchangeable Ions, pH,
and Cation Exchange Capacity. En G. Robertson, D. Coleman, & C. Bledsoe
(Edits.), Standard Soil Methods for Long-term Ecological Research. Nueva York,
EUA: LTER.

Roca-Fernandez, A. I. (s.f.). Macro-, micronutrientes y metales pesados presentes


en el suelo. Recuperado el 20 de Marzo de 2016, de Infoagro.com:
http://www.infoagro.com/documentos/macro___micronutrientes_y_metales_pesad
os_presentes_suelo.asp

Rosen, M. J., & Kunjappu, J. T. (2012). Surfactants and Interfacial Phenomena (4ª
ed.). New Jersey, EUA: John Wiley & Sons, Inc.

Ross, D., & Ketterings, Q. (1995). Recommended Methods for Determining Soil
CationExchangeCapacity. En N. R. Testing, Recommended Soil Testing
Procedures For The Northeastern United States (2º ed.). EUA.

Sadzawka R., A., Carrasco R., M. A., Grez Z., R., Mora G., M. L., Flores P., H., &
Neaman, A. (2006). Métodos para análisis recomendados para los suelos de
Chile. Revisión 2006. Santiago de Chile, Chile: Instituto de Investigaciones
Agropecuarias.

Sánchez, A., & Morales, R. (1990). Las regiones de Chile. Santiago de Chile,
Chile: Editorial Universitaria.

82
Servicio Agrícola y Ganadero - SAG. (2005). Metales Pesados en el Suelo.
Recuperado el 10 de Marzo de 2016, de Biblioteca Digital SAG: http://biblioteca-
digital.sag.gob.cl/documentos/medio_ambiente/criterios_calidad_suelos_aguas_a
gricolas/pdf_suelos/1_portada_indice.pdf

Sigel, A., Sigel, H., & Sigel, R. (Edits.). (2013). Interrelations between Essential
Metal Ions and Human Diseases (Vol. 13). Londres, Inglaterra: Springer.

Singh, S., Gautam, N., Mishra, A., & Gupta, R. (2011). Heavy Metals and living
systems: An overview. Indian Journal of Pharmacology , 43 (3), págs. 246–253.
Sun, J., Bostickb, B., Maillouxc, B., Rossb, J., & Chillrudb, S. (5 de Mayo de
2016). Effect of oxalic acid treatment on sediment arsenic concentrations and
lability under reducing conditions. Journal of Hazardous Materials, 311, págs.
125–133.

Tchounwou, P., Yedjou, C., Patlolla, A., & Sutton, D. (2012). Heavy Metals
Toxicity and the Environment. Recuperado el 10 de Abril de 2016, de USNLM.
NIH: http://doi.org/10.1007/978-3-7643-8340-4_6

Tedder, D. W., & Pohland, F. G. (Edits.). (2002). Emerging Technologies in


Hazardous Waste Management 8 (Vol. 8). EUA: Kluwer Academic Publishers.
United Nations Environmental Programme - UNEP. (2008). Mercury Use in
Artisanal and Small Scale Gold Mining .

US EPA. (1991). Method 1311. "Toxicity Characteristic Leaching Procedure". En


Code of Federal Regulations (Vol. 261). Washington, DC.

US EPA. (2011). Exposure Factors Handbook. Washington, DC, EUA.

83
US EPA. (July de 2000). In Situ Flushing with Surfactants and Cosolvents.
Recuperado el 01 de Abril de 2016, de U.S. Environmental Protection Agency:
https://clu-in.org/download/studentpapers/strbak_flushing.pdf

USDA. (1987). Soil Mechanics Level I. Module 3: USDA Soil Textural


Classification. EEUU.

Valderrama, L., Chamorro, J., Olguín, D., Rivera, J., & Oyarce, J. (2012).
Amalgamación de Concentrado de Oro Obtenido en Concentrador Kelson.
Recuperado el 2016 de Marzo de 2016, de Revista de Ingeniería UDA:
http://www.revistaingenieria.uda.cl/Publicaciones/270005.pdf

Volke, T., & Velasco, J. A. (2002). Tecnologías para la Remediación de Suelos


Contaminados. México: Instituto Nacional de Ecología.

Wasay, S. A., Barrington, S., & Tokunaga, S. (2001). Organic Acids fot the in situ
remediation of soils polluted by heavy metals: Soil Flushing in columns. Water, Air,
and Soil Pollution, 127, págs. 301–314.

Wenqian, W. a. (1983.). Methods for Recovering Fine Placer Gold. CIM -


Canadian Inst. Mining and Metallurgy Bulletin, 76 (860), págs. p.47-56.

Wovkulich, K., Mailloux, B., Lacko, A., Keimowitz, A., H., S., Simpson, M., y otros.
(2010). Chemical treatments for mobilizing arsenic from contaminated aquifer
solids to accelerate remediation. Applied Geochemistry , 25, págs. 1500–1509.

Wuana, R. A., Okieimen, F. E., & Imborvungu, J. A. (2010). Removal of heavy


metals from a contaminated soil using organic chelating acids. Int. J. Environ. Sci.
Tech., 7 (3), págs. 485-496.

84