Вы находитесь на странице: 1из 16

Jjajangmyun o Fideos Negros coreanos

Ingredientes:
 1 Patata o Boniato (patata dulce)
 1 Rábano ásiatico tipo 大根 Daikon Japónes
 1 Cebolla pequeña
 1 Calabazín pequeño o Berenjena asiática
 200gr de carne de cerdo cortada a tacos
 3 cucharadas de pasta de Jjajang (Black Bean)
 3 vasos de agua
 Sal
 Aceite
 Azúcar
 Harina
 Fideos gruesos de trigo
Preparación:

Se fríe bien la carne de cerdo a dados y se escurre para que no tenga aceite “sucio”.

El paso siguiente es freír todas las verduras (con un poco de sal) cortadas a dados.
Mientras se pochan las verduras prepara el Jjajang. Pon 3 cucharadas de la pasta en un bol
con un poco de aceite y cuando la pasta este frita, la apartas y le quitas el aceite.

Cuando ya esten pochadas las verduras hay que añadir 3 vasos de agua caliente. Después,
poner un poco de agua en el Jjajang para luego volver a ponerlo en la olla (wok) y dejarlo
hervir 2 mn.
Cuando ya pasen los 2mn poner 2 cucharadas de azúcar y el preparado de harina y agua
(caliente) para espesar la salsa y retirar del fuego (que siempre tiene que estar a fuego
lento).

Y voula!! ya tenemos la salsa preparada!!! Mientras estábamos haciendo la salsa también


tenemos que hacer los noodles gruesos según las instrucciones del paquete. Y a comer!!
Sobre todo!!… se tiene que comer caliente y tras escurrir los fideos comerlo casi al instante!
Porque ya sabéis que la pasta si se deja enfríar en una porqueria!.
Cómo preparar japchae (잡채)
Ingredientes para 4 personas:

 Dangmyeon (fideo de celofán): 200 g.


 Setas pyogo (shiitake, "Lentinula edodes"): 3 unidades.
 Setas neutari: 70 g.
 Media zanahoria grande (o una pequeña entera).
 Media cebolla.
 Espinacas: un ramillete.
 Una guindilla.
 Dos huevos.

Salsa de los fideos: 3T de salsa de soja, 1T de azúcar, 1T de aceite de sésamo, 1T de semillas de


sésamo tostadas.
Salsa de la carne: 2T de salsa de soja, 1T de azúcar, 1/2T de aceite de sésamo, 1T de cebolleta
picada, 1/2T de ajo picado, 1/2T de semillas de sésamo tostadas, una piza de pimienta negra.

* Una T equivale a una cuchara sopera (aproximadamente 15 ml).

Preparación:

Preparar la salsa para los fideos mezlando los ingredientes descritos en la cantidad indicada.
En un recipiente aparte, preparar la salsa para la carne usando los ingredientes
correspondientes.

Hervir los fideos durante 5 minutos.

Quitar del agua y cortar con tijeras para que no sean demasiado largos. Mezclarlos con la
salsa para los fideos.
Cortar la carne en tiras. Cortar las setas pyogo en rodajas. Mezclar carne y setas pyogo con
la salsa para la carne.

Estrujar las setas neutari para quitarles el exceso de agua, y cortar o despedazar.

Cortar en tiras la cebolla, la zanahoria y la guindilla.


Freir las setas neutari, la cebolla, la zanahoria y la guindilla por separado, añadiendo una
pizca de sal.

Hervir las espinacas, pero por poco tiempo (menos de un minuto). Sacar y enfriar con agua
fría. Estrujar para eliminar el agua y cortar en trozos grandes. Una vez eliminada el agua,
añadir sal, pimienta negra, aceite de sésamo y semillas de sésamo; y mezclar.

Separar las claras de las yemas de los huevos, y freir por separado. Cortar tanto las yemas
como las claras fritas en tiras finas.

Mezclar todo, excepto los huevos, con los fideos y remover.


Servir en un plato, colocando encima las tiras de yemas y claras de huevo.

A mi es no un plato que me entusiasme demasiado. Aunque lo como sin problemas, pienso


que en la gastronomía coreana hay otras cosas mucho mejores. Si os animáis a prepararlo,
contad vuestra experiencia con un comentario!
Receta de Mandu
Como llevábamos tiempo sin poner recetas de comida coreana, hoy toca: ¡receta de Mandu!

El Mandu se puede cocinar de muchas maneras. Hay Mandu al vapor, frito, en sopa, etc.
Nosotros os vamos a enseñar una receta que podéis hacer fácilmente en vuestra casa y que
sería Mandu al vapor, que se conoce como mul mandu.

Para empezar lo que vamos a necesitar son los siguientes...

Ingredientes para 4 personas:

- 400 gr. de carne picada


- 1 huevo
- 1 zanahoria
- 1/2 cebolla
- 3 puerros
- 1 tarro de brotes de soja
- 1 pizca de sal,
- 1 cuchara de ajo picado
- 1 cuchara de salsa de soja
- masa para mandu

La masa para mandú se puede comprar en cualquier tienda de alimentación asiática que
tengan pasta para dumplings o jiaozi. Si es en una tienda coreana pues mejor, claro.

Pues una vez lo tenemos todo, vayamos al lio de los mandus!

Primero preparamos los ingredientes como en la foto anterior. Cortamos la zanahoria en


trocitos y hacemos lo mismo con la cebolla y los puerros. Machamos el ajo y lo ponemos en
la carne picada que habremos puesto dentro de un bol previamente.
En ese bol, metemos todos los ingredientes. La carne, el ajo, la cebolla, la zanahoria, los
puerros, la soja, el huevo, una pizca de sal, y una cuchara de salsa de soja. (podemos echar
más salsa de soja si es necesario para que no quede soso).

Con todos los ingredientes en el bol, lo mezclamos con las manos protegidas con guantes de
cocina (de plástico), hasta que quede una masa uniforme y todo bien mezclado. Esta mezcla
va a ser la que pongamos dentro del mandu.

Lo siguiente va a ser preparar la mesa donde vamos a trabajar los mandus. En un plato
vamos a poner la masa de mandu. Normalmente suelen venderla congelada, por tanto habrá
que dejar descongelar previamente para que podamos usarla. También tendremos a mano
una bandeja con una capa finita de harina y un bol con agua.

El siguiente proceso es muy mecánico y habrá que repetirlo para cada uno de los mandus
que vayamos haciendo. Así pues, podemos hacer tantos mandus como necesitemos.
Primero ponemos una masa en un plato.

Después ponemos un poco de la mezcla que hemos preparado. No debe ser mucha cantidad
porque si nos pasamos al cerrar el mandu puede salirse y no quedar bien. Tampoco hemos
de poner muy poco ya que si no quedaría demasiada pasta de mandu para muy poco relleno.

Seguidamente con la ayuda de una cucharita, mojamos los bordes de la pasta. Pero sólo con
poquita agua. La función que hará al mojar la pasta será ayudarnos para cerrar luego el
mandu.

Después lo iremos cerrando y dándole un poco de forma.


Con los dedos vamos cerrando los bores, como si fuera una empanadilla pequeña. Al
presionar y con los bordes mojados, el mandu se queda cerrado.

Con un tenedor podemos darle más presión y asegurar que el mandu queda cerrado.

Una vez terminamos con el mandú, lo depositamos en la bandeja que hemos cubierto un
poco con harina.

Los mandus pueden tener muchas formas diferentes. EN la foto nosotros hemos hecho el
mandu de tres maneras distintas. ¿Cual os gusta más a vosotros?
Después los vamos poniendo en un recipiente para cocer al vapor. Y así los iremos cocinando
poco a poco hasta tenerlos todos listos para comer.

Nosotros hemos usado una vaporera de madera comprada en una tienda de alimentación
asiática. Pero se puede hacer en cualquier otra vaporera eléctrica, o olla de cous cous, o
cualquier otro recipiente para cocer al vapor.

Consejo de JUMI!!! Para que no se os pegue el mandu al recipiente, podéis ponerlo encima
de hojas de col. De esta manera tendréis un remedio natural para que no se pegue el mandu
sin tener que poner telas o plásticos.
Bueno, bueno, que rico, no? pues ahora que ya los tenemos al vapor, vamos a ponerlos en
un plato para su presentación. A ver qué os parece.

voilá! tienen buena pinta no? Pues sí, estaban riquísimos. Eso sí, acordaos que para
acompañarlos siempre es bueno un platito con salsa de soja para mojar el mandu y darle un
gusto muy sabroso.
Galbi Tang, 갈비탕.
Ingredientes para 3-4 personas:

 Una bandeja de costillas de cerdo.

 Un nabicol.

 Un huevo.

 2 cebollas verdes.

 5 dientes de ajo.

 Un trozo de jengibre.

 20 bolas de pimienta negra.

 Salsa de soja.

 Aceite de sésamo.

 Pimienta negra molida.

Elaboración:

Pondremos en agua fría las costillas y las dejaremos en remojo durante unos 45 minutos.
Veremos cómo va expulsando sangre e impurezas, en caso de ser necesario cambiar el agua
cada 15 minutos.

Después limpiamos varias veces las costillas y las metemos en una olla con agua hirviendo.
Las dejamos hervir durante 5 minutos para que vuelvan a expulsar la sangre e impurezas,
que podremos ver flotando o en una espuma.
Mientras tanto vamos preparando las verduras para el caldo. Pelamos y cortamos el nabo, el
jengibre y 4 dientes de ajo y corta por la mitad la cebolla verde. También utilizaremos las
bolas de pimienta negra. Si dispones de redes para hervir o bolsas de té puede facilitarte la
retirada después, si no lo quitamos con una cuchara.

Una vez las costillas han tenido el primer hervor las volvemos a lavar y las ponemos junto a
las verduras preparadas en una olla grande con unas 12-14 tazas de agua hirviendo (3 litros
y medio). Tiene que hervir aproximadamente una hora cubierta o hasta que el nabo ya esté
blando.

A partir de esa hora retiramos las verduras y dejamos las costillas hirviendo durante una
media hora larga más.
De las verduras que hemos retirado, reservaremos el nabo. Cuando se enfríe lo cortamos en
trozos pequeños y lo ponemos en un bol. A continuación añadiremos 3 cucharas grandes de
salsa de soja, 1 cucharada pequeña de aceite de sésamo, 2 dientes de ajo troceado, un poco
de pimienta en polvo y el resto de cebolla verde troceada. Lo mezclamos todo bien para que
el nabo absorba sabor.

Después de la media hora, añadimos el nabo marinado y lo dejamos hirviendo durante unos
5 minutos. Mientras esperamos podemos hacer una tortilla simple y trocearla para usarla de
topping.

Y tras ese último hervor, ya está listo nuestro galbi tang! :D Se puede comer acompañado de
arroz o bien añadir un poco de pasta.