Вы находитесь на странице: 1из 18

PRESENTACIÓN

El grupo de trabajo espera que el presente informe de investigación sirva

para conocer un poco más del mundo mochica a través de esta fuente de

interpretación como son las figurinas o estatuillas encontradas en el

núcleo urbano de las huacas de moche.

Esperamos que sea del agrado de los diferentes lectores.


INTRODUCCIÓN

Una de las formas de las cuales los arqueólogos se acercan a las

sociedades del pasado son por medio de sus restos materiales, en este

trabajo analizaremos las figurinas o estatuillas mayormente hechas de

cerámica.

Especialmente analizaremos loas figurinas encontradas en el núcleo

urbano mochica, ya que estas se encuentran mejor conservadas y sobre

todo en contexto primario. Debemos tener en cuenta que a lo largo de los

siglos prehispánicos todas las culturas crearon de una forma u otras

figuras, estatuillas o figurinas para diferentes funciones, religiosas,

ofrendas, tótem, etc.

Estos análisis servirán para conocer una pequeña parte sobre la sociedad

mochica y la importancia de usar todas de estas muestras arqueológicas

para realizar un análisis arqueológico.


JUSTIFICACION:

Es necesario contar con una diversidad de información para el análisis de


la arqueología, tomar toda tipo de muestras para la interpretación
arqueológica es necesaria para tener una idea más global más estable.

En este caso proponemos que para poder conocer la sociedad mochica


también se puede optar por el análisis de las figurinas encontradas en el
núcleo urbano mochica.

REALIDAD PROBLEMÁTICA:

La investigación arqueológica debe abordar con diferentes fuentes


disponibles, la reconstrucción de las sociedades pasadas. Es con esta
idea que en los estudios arqueológicos todo tipo de material nos pude
hablar acerca del origen, desarrollo y colapso de las sociedades. Dentro
de esta concepción pocas beses hemos tratado de interpretar ciertas
evidencias como son las figuras o figurinas encontradas en contextos
arqueológicos, si bien es cierto que se da prioridad a las vasijas de
cerámica para establecer tipologías, secuencias cronológicas relativas,
etc.; optar por otras fuentes de interpretación y análisis como es en este
caso las figurinas puede ser también de mucha relevancia para la
investigación que se viene realizando.

Establecer interpretaciones de las figurinas encontradas en la área urbana


moche debería llevarnos o acercarnos con más detalles al mundo
mochica, deberíamos preguntarnos ¿Por qué las hicieron? ¿qué función
cumplían?¿con que grupo social estaban identificadas?, estas preguntas
si son bien desarrolladas deberían darnos luz sobre esta sociedad
prehispánica.

Deberíamos decir que existen entonces fuentes diversas para el análisis


en los estudios arqueológicos, una de ellas es el estudio de las figurinas
que son relativamente frecuentes en el área urbana de las huacas de
moche. Todo esto servirá entonces para acercarnos mejor a esta
sociedad tan compleja como fue la mochica.

ASPECTOS CONCPETUALES:

 Cultura Mochica:

La cultura Moche es una cultura arqueológica del Antiguo Perú que se


desarrolló entre los siglos II y VII en el valle del río Moche (actual
provincia de Trujillo, en el departamento de La Libertad). Esta cultura se
extendió hacia los valles de la costa norte del actual Perú. Las sociedades
moches hicieron grandes obras de ingeniería hidráulica: canales de
riego y represas, lo que les permitió ampliar su frontera agrícola a gran
escala. Fueron grandes arquitectos; su materia prima fue el adobe.
Construyeron complejos religiosos-administrativos de carácter
monumental, conformados por palacios y templos o huacas (en forma de
pirámide trunca), las cuales los recubrían de grandes murales en alto y
bajo relieve, pintados con colores extraídos de la naturaleza, donde
plasmaron sus dioses, mitos, leyendas y toda su cosmovisión cultural. Las
más notables de estas construcciones son las llamadas Huacas del Sol y
de la Luna, en el valle de Moche

 Estatuillas:

Estatuilla, figurilla o figurita son denominaciones para las esculturas de


pequeño formato. Pueden estar realizadas con cualquier técnica o
material (escultura en bronce y otros metales, talla en
madera, piedra o marfil, modelado -el más tradicional en arcilla
posteriormente cocida: cerámica o terracota-, porcelana, vidrio -tallado en
el caso del cristal-, plástico -tallado en algún caso, como el metacrilato-,
etc.) Pueden representar cualquier figura humana o animal, o cualquier
objeto. Pueden ser realistas o icónicas y de mayor o menor calidad,
dependiendo de la maestría e intenciones del escultor. En la bibliografía
de historia del arte y el mercado de arte se usan también los términos
franceses de figurine y statuette.
 Estilo:

En el habla cotidiana la palabra estilo se usa para señalar la manera en


que se muestra una actitud específica, un arreglo personal o de un
espacio o las formas o adornos peculiares de un objeto. En el campo
del arte, el término estilo engloba una serie de asuntos fundamentales
para entender la expresión artística.

 Figuras antropomorfas.

Antropomorfismo proviene de 2 palabras del idioma griego, ανθρωπος


(anthrōpos), que significa "humano", y μορφη (morphē), que significa
"figura" o "forma". El sufijo '-ismo' proviene del morfema griego '-isma'. Las
figuras antropomorfas son aquellas figuras que bien o representan al ser
humano o tratan de imitarlo, no necesariamente todo lo antropomorfo se
refiere a un ser humano

 Figurinas:

Las figurinas son representaciones de animales y figuras humanas en


diversos materiales (más comúnmente en cerámica, las hay también en
oro) con que las culturas indígenas, aún las más antigua conocida,
recreaban su entorno. Las encontramos de diversos tamaños desde 4
hasta 90 cms. siendo en mayor cantidad las figuras femeninas.
Los varones presentan en gran mayoría unas formas tubulares de 2, 3 ó 4
formas, que nos indican una corona , en algunos casos con plumas de
aves insertadas. Las mujeres carecen de ésto, solo presentan tocado
hecho de textiles. Otros portan en sus espaldas unos pequeños atados
conteniendo algodón, telas o corontas de maíz. Son pocos los casos en
donde se han encontrado al parecer una familia, padre, madre e hijo. La
posición de los brazos también es variada, a veces sobre el pecho o de
forma lateral con las palmas de las manos pegadas a las piernas.
También plegados como imploración o veneración, o en acción de vuelo ,
ésta última se relaciona en que encontramos en las manos más de cinco
dedos, indicando una especie de ala de ave. En el rostro también vemos
variadas formas de pintura facial, así como en algunas partes del cuerpo,
destacando los colores rojo, negro, azul y marrón

 Iconografía:

La iconografía es la descripción del tema o asunto representado en


las imágenes artísticas, así como de su simbología y los atributos que
identifican a los personajes representados. El término está construido por
las raíces griegas εἰκών (eikón, imagen) y γράφειν (grapheïn, escribir).
Aunque el DRAE recoge la existencia de la palabra
latina iconographĭa proveniente de la griega εἰκονογραφία, tales términos
no podían tener el sentido con el que se usa por la bibliografía actual, sino
otro, similar pero no idéntico: Descripción de imágenes, retratos, cuadros,
estatuas o monumentos, y especialmente de los antiguos. Tratado
descriptivo, o colección de imágenes o retratos.

La iconografía es la ciencia que estudia el origen y la formación de las


imágenes, las relaciones de las mismas con lo alegórico y lo simbólico,
así como sus respectivas identificaciones por medio de los atributos que
casi siempre las acompañan. Como parte de la historiografía del arte,
nació en el siglo XIX, pero se desarrolló en las décadas centrales del siglo
XX, vinculada estrechamente al Instituto Warburg de Londres, bajo la
dirección del historiador y crítico de arte Erwin Panofsky (Studies in
Iconology -"Estudios sobre iconología"-, 1939). Definía "iconografía" como
"la rama de la Historia del Arte que se ocupa del contenido temático o
significado de las obras de arte en cuanto algo distinto de su forma"; y
estableció un "método iconológico" para ello, en tres pasos: "descripción
preiconográfica" (únicamente sensorial), "análisis iconográfico"
(identificación de las imágenes, historias y alegorías contenidas en la
obra, pero de forma meramente descriptiva, no interpretativa) y "análisis
iconológico" (donde se desarrolla la interpretación en función
del contexto histórico, cultural y social -"dilucidar la significación intrínseca
o contenido, que se aprehende investigando aquellos principios
subyacentes que ponen de relieve la mentalidad básica de una nación, de
una época, de una clase social, de una creencia religiosa o filosófica,
matizada por una personalidad y condensada en una obra"-)

 Intermedio Temprano:

El Intermedio Temprano es una etapa del periodo de las Altas


Culturas está comprendido desde la descomposición del Formativo
(decadencia de la Cultura Chavín) hasta el surgimiento de la Cultura
Huari. Incluye en este periodo a la cultura Moche o mochica.

 Molde:

Un molde es una pieza, o un conjunto de piezas acopladas, interiormente


huecas pero con los detalles e improntas exteriores del futuro sólido que
se desea obtener.

 Ofrenda :

Una ofrenda votiva es un objeto dejado en un lugar sagrado por


motivos rituales. Estos objetos son una características de sociedades
modernas y antiguas, y suelen hacerse para ganar el favor de
fuerzas sobrenaturales, como atestiguan las fuentes históricas griegas y
romanas, si bien actos parecidos se siguen haciendo en la actualidad,
como por ejemplo en los pozos de los deseos o las permanentes llamas
votivas.

 Ritual:

Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su


valor simbólico. Son acciones que están basadas en alguna creencia, ya
sea una religión, una ideología política, un acto deportivo, las tradiciones,
los recuerdos o la memoria histórica de una comunidad, etc. El término
"rito" proviene del latín ritus.

Los rituales se realizan por diversas razones, tales como la adoración de


un dios (lo que correspondería a un ritual religioso), un festejo nacional
(como la independencia de un país), la muerte de un miembro de la
comunidad (como un entierro). Es necesario diferenciar entre un ritual y
una acción cotidiana que se repite desde hace mucho tiempo, por
ejemplo: luego de levantarse a la mañana abrir las ventanas. Los rituales
son conjuntos de acciones que están relacionados a creencias, por lo
tanto, son acciones especiales, diferentes a las ordinarias, aun cuando se
puedan practicar a diario. Los rituales responden a una necesidad, la de
realizar o reforzar alguna creencia, en el caso de los religiosos por
ejemplo para pedirle a un dios mejores cosechas y caza abundante, etc.;
o responden a una costumbre como los cotidianos.

En psicología el término "ritual" en ocasiones se refiere a una acción o


serie de acciones que una persona realiza en un contexto dado que no
tienen otro propósito o razón aparente. El término puede referirse
especialmente a comportamientos compulsivos de personas que padecen
el trastorno obsesivo-compulsivo. Sigmund Freud comentó que los rituales
eran actividades que permitían a los individuos que las practicaban liberar
sus tensiones. Al revisar los comportamientos religiosos, Freud notó que
tenían un efecto catártico y de ahí provenía su intensidad.

 Teocracia:

Teocracia es un concepto derivado de un vocablo compuesto griego que


puede traducirse como “dominio de Dios”. La noción refiere
al gobierno que ejerce una divinidad de manera directa o a través de
algún tipo de representante. En la teocracia, por lo tanto, las autoridades
gobiernan en el nombre de Dios. De este modo, el líder religioso es
también el líder político. Estos sistemas no contemplan una separación
entre el Estado y la institución religiosa.

Un ejemplo de teocracia es el Antiguo Egipto. Los faraones no sólo eran


los dirigentes políticos más importantes, sino que también estaban
considerados como representantes de las divinidades e incluso eran
sacerdotes.
 Tipología:

La tipología es la ciencia que estudia los tipos o clases, la diferencia


intuitiva y conceptual de las formas de modelo o de las formas básicas. La
tipología se utiliza mucho en términos de estudios sistemáticos en
diversos campos de estudio para definir diferentes categorías.
Es un término que puede abarcar varios campos, debido a que muchos
campos de la ciencia y varias áreas de conocimiento requieren un método
de categorización. La tipología puede estar relacionada con la tipografía,
la teología, la arquitectura, la arqueología, la psicología, entre otros.
Tipología (arqueología), las disciplinas que se emplean para clasificar los
artefactos exhumados en las excavaciones

 Tótem:

Un tótem es un objeto natural o un animal que en las mitologías de


algunas culturas o sociedades se toma como símbolo icónico de la tribu o
del individuo. El tótem puede incluir una diversidad de atributos y
significados para el grupo vinculado. En el totemismo, el tótem se
entiende también como el principio u origen de un determinado grupo
humano (clan), que se cree descendiente de ese tótem — animal, vegetal
u objeto inanimado—. En este sentido, aunque el término proviene de la
cultura Ojibwa, originaria de América del Norte, el totemismo puede
observarse a lo largo de la evolución de las sociedades humanas en otros
continentes y eras.

ANTECEDENTES:

No existen muchos estudios importantes estudios relacionados con las


figurinas, sin embargo podemos destacar las siguientes investigaciones
tanto a nivel nacional como local.

a. Las figurinas de Caral

En los varios edificios de la Ciudad Sagrada de Caral y Miraya se ha


encontrado, en contextos ceremoniales, más de un centenar y medio de
figuras modeladas con representaciones humanas, manufacturadas en
arcilla no cocida, de 4,7 a 10,5 centímetros de altura.

Estas figuras modeladas, mayormente rotas y con ausencia de algunas


piezas, como brazos, piernas o cabeza, formaron parte de rituales
relacionados con la renovación de los edificios y la propiciación de
fertilidad. Habrían sustituido a los humanos en los sacrificios rituales.

A través de su análisis se viene obteniendo información sobre la


vestimenta, tocados y peinados de los personajes representados; se
pueden apreciar los estilos diferentes en el atuendo personal, de acuerdo
a las distinciones de género, edad y posición social, que revelan la
compleja estructura social que caracterizó a la Civilización Caral.

Según la especialista, directora de los trabajos arqueológicos, las piezas


recientemente encontradas en este complejo cercano al pueblo de
Végueta, norte de Lima, muestran a una pareja de gobernantes - hombre
y mujer - acompañados de una sacerdotiza de mayor tamaño.

De acuerdo a Shady en conversación con la agencia de noticias


Andina esto es una señal de la igualdad de género en la que se
desarrollaban las sociedades prehispánicas y que continuó hasta la
conquista.

b. La venus de Curayacu:

En la Revista especializada "Archaeology", Volumen 9, No. 2, 1956 se


efectuó el reporte preliminar de las investigaciones que realizó en ese
tiempo del sitio arqueológico de Curayacu, al que se caracterizó como un
sitio chavinoide. Sus descubridores los Drs. Federico Engel y Jorge C.
Muelle efectuaron una serie de pozos de prueba en los basurales y
conchales que presentaban varios niveles y con una potencia de hasta 6
metros de espesor y un área de dispersión de 26 metros hacia abajo de la
colina, en el Cerro de la Ermita y los roquedales del sitio Curayacu. Eran
los tiempos del boom y descubrimiento de sitios Chavín Costeño.

En la descripción de los hallazgos se refiere la existencia de " fragmentos


de grandes figuras de cerámica que representan a hombres y mujeres en
varios niveles chavinoides de nuestro corte estratigráfico. Estas figuras
que pueden tener entre 40 y 50 cms. de alto, están suavemente pulidos
en blanco o rojo. Pero el hallazgo más sorprendente fue la estatuilla de
terracota de color chocolate, marrón rosáceo, de 47 cms. de alto... Esta
estatuilla estaba colocada en tres partes en el basural. Estaba
visiblemente reparada y sólo le faltaba el pie izquierdo. Una figurina
encontrada en Ancón, que ahora se encuentra en el Museo de Magdalena
de Lima, se asemeja a esta "bebe chocolate", pero este es ligeramente
pequeña y nosotros no tenemos conocimiento de nada parecido a la
muñeca de Curayacu en cuanto a su acabado artístico y tamaño.

El cuerpo en si es bastante tosco, el pecho del personaje en el típico


estilo arcaico, pero la cabeza y el rostro son de un acabado algo
pasmado, mostrando una excelente técnica de retratismo.

La boca abierta, pupilas, orejas y fosas nasales dan a la muñeca una


suerte de apariencia congelada, pero la impresión general es incluso de
un gran encanto. Suponemos que la estatua fue modelada a mano, pero
la presencia en el basural de fragmentos moldeados de objetos similares
sugiere que esta figura pudo haber sido moldeada y retocada antes de ser
quemada. En la parte de atrás de la figura se muestra un largo cabello
lacio con incisiones de líneas pintadas de \negro y que terminan en forma
horizontal; el cabello está dividido en dos, debajo de la oreja, una sección
que cae sobre cada hombro. Las enarcas negras del fuego aparecen
sobre la espalda y el pecho. Con excepción del cabello, las piernas cortas
y los pies (los cuales están mal representados), la figura es suave y
bastante pulida.

Por tratarse de una pieza única y con la finalidad de preservar su imagen


se incentivó a dos artesanos actuales a efectuar réplicas en cerámica; el
Sr. Emiliano Orellana (Ayacuchano) ha recreado una figurina pequeña de
color marrón claro y el Sr. Fausto Fernández "Bocha" (Trujillano), ha
efectuado tres tamaños de réplicas que al presente ya se han agotado.

Los periplos Museográficos Actuales de La Venus de Curayacu y una


nueva interpretación de su iconografía.

Mediante Resolución Suprema No. 035-2004-ED del 25 de Junio, 2004,


se autorizó la prórroga de la salida temporal de la Venus de Curayacu
hasta el 31 de Marzo del año 2005. Este ídolo escultórico antropomorfo
de cerámica de la época formativa, con No. de Registro 46,490, No. de
Inventario MNAAHP-62/INC-2003 C-54079;U-71-(1) ya había salido del
país para ser exhibida en el Pabellón de Sesiones del Palacio de Louvre;
y cuya salida fue autorizada inicialmente por Resolución Suprema No.
011-2003-ED de fecha 26 de marzo, 2003. La salida temporal fue cubierta
por una póliza de seguro contra todo riesgo por la suma de un millón
quinientos mil dólares.

c. La Venus de Frías:

La obra más preciada de la orfebrería de Frías y que aquí ocupa nuestra


atención, es la que presenta a una joven desnuda. Conocida como Venus
de Frías, esta figura fue trabajada en oro fino de 24 kilates y luce
engastes de platino.

Mide 15,4cm de alto y su peso es de 60 gramos. Alambres torcidos y


soldados, a modo de un trabajo de filigrana, remarcan sus grandes ojos
enchapados con láminas de platino. Para realzar su volumen, la figura fue
elaborada en base a diversas láminas, las que fueron sometidas a las
técnicas del embutido y del repujado, para finalmente ser soldadas. La
localidad de Frías está situada en la serranía del departamento de Piura,

Perú, en las nacientes del Yapatera. Fue en 1956 cuando se produjo en


aquel lugar el sensacional hallazgo de objetos áureos de los que forma
parte la Venus de Frías.
Exactamente en Caingará nombre de un antiguo forado cercano a Frías.
El descubrimiento fue casual, y se produjo debido a los deslizamientos
originados por las copiosas lluvias de aquel año. Éstos pusieron al
descubierto una tumba de tiempos prehispánicos, cuya antigüedad debe
de retrodecer a más de 1500 años.

Se advierte cierto movimiento para la cabeza y para las manos. Parece


que las manos descansaban en algún objeto en cuyo caso la estatuilla
formaba parte de un conjunto. Los rasgos de la estatuilla son
notoriamente femeninos a pesar de sus anchos hombros y angostas
caderas. Dos argollas penden de las orejas y 1os ojos son enormes.

Estatuilllas parecidas se han encontrado en Quimbaya (Colombia),lo cual


viene a confirmar una influencia cultural llegada del norte, que también se
hace presente en la forma de las tumbas.

Para el arqueólogo Lumbreras, la estatui1la de Frías es importada. En el


“Arte y la Vida Vicús” dice: “ sin lugar a duda fue hecha en Esmeraldas
(Ecuador) o en Tumaco (Colombia) pues pertenece al estilo Tolita
precisamente de la época de los Desarrollos Regionales”.

El arqueólogo Kauffmann Doig, la da como “perteneciente al círculo


Vicús”, y sólo semejante a las de Colombia. (El Perú Antiguo). Pese a
estos criterios de que la estatuilla es importada y no una manifestación del
arte piurano antiguo, se la ha declarado Patrimonio Prehispánico Cultural
del Departamento de Piura con la resolución directoral 005-82DRP del
Instituto Nacional de Cultura, Filial Piura. La figurina ha estado durante
mucho tiempo en el Museo Bruning de Lambayeque. El 20 de Noviembre
de 1956, el conservador del museo don Oscar Fernández de Córdova, la
decomisó de unos huaqueros que la ofrecían en venta y la llevó al
museo.

La estatuilla que es toda de oro, pesa 60 gramos y mide 153 mm de alto.


Se construyó con oro laminado de 22 kilates. El director del Museo Walter
Alva -descubridor de la tumba del Señor de Sipán- la consideraba
perteneciente al estilo de Frías.
El antropólogo Luis Chaparro Frías, director del Patrimonio Cultural
de Piura, con admirable constancia, por muchos años estuvo
reclamando para Piura, la estatuilla. En 1999 aprovechando que el
ministerio de Educación era ocupado por el sullanero Felipe García
Escudero, redobló las gestiones y al fin obtuvo que el 30 de
septiembre de ese año, la valiosa obra retornase a Piura con otras 61
piezas arqueológicas. Como era de suponer, el arribo de la figurilla,
dio origen a un acto de gran solemnidad en él que estuvo presente el
ministro de Educación.

d. Los Cuchimilcos en la cultura chancay:

Los cuchimilcos son estatuillas hechas de arcilla cocida,


representando a individuos de pie y desnudos, mostrando sus
órganos sexuales. Estas figurinas están depositadas a manera de
ofrendas funerarias en las tumbas para la protección del difundo y la
fertilidad. Estas figuras que representan mayormente a personajes de
sexo femenino, estaría asociado a la Luna, una divinidad llamada
Quilla en quechua. La deidad lunar tendría el poder de crear todo tipo
de vida, fertilidad humana y agrícola.

“Cuchimilco”, es una palabra o vocablo de origen antiguo, es de


origen Náhuatl mexicano, tiene similitud con Xochimilco. En nuestro
caso el prefijo Cuchi, significa cerdo y si lo relacionamos con su
complemento Milco, nos daría: “Lugar de cerdos”. Refiere a una
historia que, los primeros cuchimilcos fueron encontrados en un
criadero de cerdos, de ahí el origen de esta denominación.

Características formo-lógicas del Cuchimilco:

Los cuchimilcos presentan grandes cabezas, siempre tienen la


coronilla recta y ancha. Presenta tórax moldeado, hinchado la zona
abdominal; pechos y piernas con aspecto de gestación para una
nueva vida. Tiene una cabeza deformada. En las figura de sexo
femenino, se presenta con un gran ombligo. Los cuchimilcos
aparecen algunas veces con un “uncu” cruzada sobre el pecho.

Presenta los codos agudos, los dedos se abren en forma de abanico,


piernas generalmente separadas. Las manos están pintadas casi
siempre de color negro, esto evidenciaría un rito o curación. Otro
detalle que podemos observar en los cuchimilcos son los pequeños
orificios, que albergaban antiguamente plumas de guacamayo que
identificaban el estatus de la figura mediante estas plumas, como arte
plumario e intercambio con las comunidades lejanas.

Extremidades inferiores no denotan parte importantes de la figura.


Los pies son poco detallados incluso estos no permiten que los
cuchimilcos se puede apoyar en el suelo. Los ojos alargados u ojos
alados servían para representar el rango de la divinidad. La pintura
facial le daba un símbolo de etnia dentro del grupo social.

e. Figurinas En El Núcleo Urbano De Las Huacas De Moche

Las figurinas, los instrumentos musicales y los adornos corporales eran


también objetos de cerámica fina producidos y usados por los ciudadanos
de Huacas de Moche. Las figurinas femeninas se encuentran en cada
vivienda excavada, completas o fracturadas entre la cabeza y el cuerpo.
Eran probablemente usadas como amuletos durante rituales domésticos,
o consideradas como objetos investidos con propiedades mágicas y
protectoras vinculadas a la fertilidad humana o agrícola. Se encuentran
generalmente en contextos de preparación o de almacenaje de comida
y chicha (Limoges 1999). Quizás fueron también usadas en rituales de
curandería, tal como las usan hoy en día los curanderos modernos en la
costa norte de Perú (Joralemon y Sharon 1993).

Una producción especializada

En el Estado mochica sur las vasijas utilitarias y los objetos de cerámica


fina eran producidos por artesanos especialistas. La producción
especializada está atestiguada por indicios directos, como la presencia de
talleres donde se encuentran concentraciones importantes de artefactos
ligados a actividades artesanales (moldes, matrices, arcilla cruda, piezas
no cocidas o con defectos de cocción). Por el contrario, excepto en los
casos de algunas concentraciones de moldes hallados en ambientes de
almacenaje en el sitio Huacas de Moche, estos indicios no se encuentran
en las viviendas. Algunos ciudadanos de Huacas de Moche poseían
moldes, pero la producción de objetos creados por medio de estos
artefactos parece haber sido restringida. Mientras que objetos muy
simples y con decoración sencilla, como cuentas, cucharas y ocarinas
podían ser fabricados en las viviendas, mientras que los objetos
simbólicos, como vasijas pintadas o con relieves, figurinas femeninas,
silbatos-efigies y pendientes figurativos eran producidos en contextos
distintos y claramente especializados.

Este tipo de producción también se encuentra atestiguado por indicios


indirectos, especialmente en el caso de las grandes vasijas utilitarias, las
que muestran un alto grado de estandarización formal (Mantha 1999), y
su manufactura necesitaba una notable destreza técnica. Estudios
etnográficos sobre la producción alfarera tradicional demuestran que el
modelado y la cocción de vasijas de gran tamaño son operaciones
complejas necesitando un conocimiento profundo de las arcillas, su
composición y sus propiedades (Rice 1987; Shimada 1994b). En la
fabricación de estas vasijas la etapa de cocción es el momento crucial de
todo el proceso, el cual puede durar muchos días y aún llegar a causar
fuertes pérdidas materiales si no está adecuadamente controlado
(Shimada 1994b).

Los objetos simbólicos producidos por los artesanos especialistas


afiliados a la élite desempeñaron un papel no sólo en el mantenimiento
del sistema social mochica, sino también en el desarrollo del Estado.
Recientemente se ha discutido el rol de la producción especializada
controlada por la élite en el desarrollo de la complejidad social y de los
sistemas políticos. Los bienes simbólicos o prestigiosos permiten a los
líderes emergentes y a la élite atraer aliados, crear alianzas, establecer
identidades étnicas, aumentar la desigualdad social y gradualmente
legitimizarla, así como aumentar el ámbito y amplitud de su autoridad
(lnomata 2001; Vaughn 2006). En la costa norte prehispánica de Perú,
aunque el militarismo probablemente tuvo un impacto importante en la
formación del Estado (Shimada 1987; Wilson 1988), las investigaciones
recientes en el valle de Santa indican que la incorporación de este valle al
territorio mochica fue realizada en gran parte a través de la intensificación
y reordenamiento de las relaciones económicas interzonales, así como
por medio de la manipulación ideológica

ANALISIS Y DISCUSIÓN:

Después de analizar las evidencias encontradas en el núcleo urbano de


las huacas de moche se establece que la mayoría de estas figurinas
están relacionadas con una clase social “media” o mejor dicho a una clase
social intermedia entre el pueblo, el común, y las grandes elites
gobernantes.

La función que debió cumplir, si tenemos en cuenta que se encuentran la


mayoría de ellas en tumbas, debo de ser un evento ritual relacionado
tanto como la fertilidad de la tierra (imagenes o figurinas humanas) y
como elementos de estatus social que simbolizan la personificación o
deidad de los señores encontrados en esas tumbas.

Recordemos que al existir moldes para estas figurinas nos llevaría


concluir que existió una preocupación importante en la elaboración de
estas figurinas, los diseños de muchas de estas estatuillas tienen diseños
un tanto complejos que indican una preocupación en el diseño y en la
misma elaboración.

Sin embargo no demos olvidar que también existen figurinas en otros


ambientes como el la pirámide de la luna, pero cuya función seria la
misma la de representar o personificar a los grandes señores que serían
enterrados en sus tumbas.

El material del cual estuvieron hechos en su mayoría representa a arcilla


elaborada en moldes lo cual se requirió de una clase especial de
artesanos para cubrir con las necesidades de los demandantes.

Debemos tener en cuenta también que estas figurinas no solo son parte
de la cultura mochica sino son el resultado de una larga tradición desde el
pre cerámico hasta toda la época prehispánica como hemos podido ver
en los antecedentes analizados. Estas figurinas debieron ser elaboradas
según la función a cumplir, representar una deidad, culto a la fertilidad,
como ofrenda, etc. Estas funciones también deberían ser parte de las
funciones, dentro de la concepción del mundo mochica.

CONCLUSIONES

1. Las figurinas encontradas en el núcleo urbano de las huacas de


moche representarían una especie de ofrenda que personificaría al
señor o personaje encontrado en esa tumba. Otras figurinas
estarían relacionadas con la fertilidad o la seguridad de renacer en
el otro mundo.

Похожие интересы