Вы находитесь на странице: 1из 3

´

C AMARA DE NIEBLA

Ang´elica Barahona, Andrea Zapata A., Mateo Upegui, Richard G´omez, Daniel Herrera C.

Universidad Nacional sede Medell´ın Termodin´amica general

Resumen

Este trabajo tiene como prop´osito ilustrar te´orica y experimental- mente el funcionamiento m´as b´asico de una c´amara de neblina reali- zando un experimento con una botella. Se encontr´o que ´este no solo modela las c´amaras de neblina sino tambi´en es posible ilustrar alg´un mecanismo de formaci´on de nubes. Finalmente, se utiliza la primera ley de la termodin´amica y la ley de gases ideales para dar explicaci´on a este fen´omeno.

1.

Introducci´on

La primera ley de la termodin´amica no es nada m´as que el principio de conservaci´on de la energ´ıa aplicado a fen´omenos que involucran la produc- ci´on o absorci´on de calor, dicho ley puede deducirse en diversas formas; una de ellas es aceptar el hecho de que no es de ninguna manera posible, bien sea mediante dispositivos mecanicos, termicos, quimicos o de otro tipo obtener movimiento perpetuo[3], como establece el principio de la conservaci´on de la energ´ıa: “La energ´ıa total de un sistema aislado ni se crea ni se destruye, permanece constante. La energ´ıa solo se transforma de un tipo a otro.”

Un momento indispensable para haber llegado al estado actual de la ciencia y la tecnolog´ıa fue la revoluci´on industrial. A mediados del siglo XIX el panorama general era muy distinto, muchas de las cosas que se dan ahora por sentado, en aquella ´epoca, hubieran sido catalogadas como divertimentos de personas con demasiada imaginaci´on. De la labor cient´ıfica de esa ´epoca, que a su vez se solap´o con la era dorada de la termodin´amica cl´asica [1] surgieron gran cantidad de explicaciones y formulaciones matem´aticas con el fin de propulsar la misma revoluci´on industrial, entre esas formulaciones y derivada de la ya existente ley de la conservaci´on de la energ´ıa se encuentra la primera ley de la termodin´amica, uno de los ahora cuatro c´anones funda- mentales que hacen de bases para este intrigante campo epistemol´ogico. Es

1

as´ı y por esto que nos hemos dado a la tarea de analizar experimentalmente dicha ingeniosa quimera matem´atica y termodin´amica construyendo un dis- positivo sencillo mediante el cual se nos haga posible visualizar la danza de la transformaci´on y el flujo de la energ´ıa. La invenci´on de la c´amara de niebla se le atribuye al f´ısico escoc´es Charles Thomson Rees Wilson, quien en el a˜no 1894, se vio atra´ıdo por las for- maciones nubosas durante su papel como observador meteorol´ogico. Bas´o su experimento en el desarrollo hecho por John Aitken, quien realiz´o un dispositivo que permit´ıa crear niebla. El funcionamiento de la c´amara de niebla que se presenta en este experimento tambi´en es util´ para estudiar al- gunos procesos de formaci´on de nubes. La atm´osfera interior de una de estas c´amaras, est´a compuesta por un gas que es de f´acil ionizaci´on, es decir, se mantiene en estado de sobreenfriamiento, as´ı que con una m´ınima perturba- ci´on es posible la condensaci´on. El paso de part´ıculas con bastante energ´ıa dan paso a la formaci´on de iones que act´uan como n´ucleos de condensaci´on, en donde las gotas de alcohol crecen y, de esta manera, se forma la niebla. La c´amara de niebla fue de gran utilidad en el estudio de part´ıculas durante la primera mitad del siglo XX, entre las que se destacan el descubrimiento del positr´on por Carl David Anderson (1905-1991) y la del mu´on.

2. Marco te´orico y metodolog´ıa

Como dispositivo hemos escogido un sistema adiab´atico isoc´orico com- puesto por una botella pl´astica a la cual se le adapta una bomba de aire (fuente externa de trabajo) con el fin de, mediante este trabajo externo a˜nadido al sistema, elevar la energ´ıa interna del aire causando as´ı la eva- poraci´on de un fluido contenido en la botella (agua o alcohol) para luego remover el sello del sistema causando un baj´on dr´astico en la presi´on y por ende en la temperatura condensandose inmediatamente el fluido evaporado previamente. Ya que el volumen del sistema no se altera es claro evidenciar que el trabajo interno del sistema es cero

v

v

i

f

ρdV = 0,

(1)

de esta forma, la causa del cambio en la energ´ıa interna del aire proviene del trabajo externo depositado por la bomba mediante el aumento de la presi´on

y dicho cambio en la energ´ıa interna del aire y el trabajo requerido por la bomba se pueden derivar matem´aticamente de la ley de los gases ideales

y usando la constante para el calor espec´ıfico molar del aire; usando los

2

resultados de Kirk T. McDonald [2] podemos usar la f´ormulas 2 y 3,

W ext = ∆U = 2 5 (P f V P A V NP 0 V p ),

T f = P f T 0 ;

P

0

(2)

(3)

en donde P A = P 0 son la presi´on interna de la bomba y la del sistema respectivamente, y que adem´as P A 1,01 10 5 P a. El volumen del sistema est´a dado por V 1,5L, V p 10 4 m 3 hace referencia al volumen desplazado en 1 movimiento y N es el n´umero de movimientos. Con esto en mente, se obtiene

(4)

De estos c´alculos es f´acil apreciar que gracias aumento de la temperatura interna ∆T 1 = 55,1 o C el fluido, alcohol et´ılico en este caso, se logra evaporar, y luego al remover el sello de presi´on la temperatura del sistema vuelve a ser la del ambiente ∆T 2 = 55,1 o C y el vapor de etanol se condensa y queda moment´aneamente suspendido en el aire. Tambi´en podemos apreciar que para generar este cambio en la temperatura fue necesario a˜nadir trabajo externo al sistema de 620 J.

U 620J

T f 83,1 o C,

3.

Conclusiones

En este experimento es posible apreciar la primera ley de la termodin´ami- ca y la ley de gases ideales cuando modelamos el gas que produce el alcohol et´ılico como un gas ideal; as´ı se da cuenta del proceso de formaci´on de ne- blina por medio de la condensaci´on que se produce debido al cambio de temperatura, y ´esta causada por la variaci´on en la presi´on. Las c´amaras de neblina son actualmente muy utilizadas en el ´area de la f´ısica de part´ıculas para la detecci´on de radiaciones ionizantes. Tambi´en es posible decir que este experimento proporciona un peque˜no modelo de formaci´on de nubes, especialmente por el proceso de convecci´on t´ermica.

Referencias

[1] Jou, D., Casas-V´azquez, J., y Lebon, G. (1996). “Classical and Rational Formulations of Non-equilibrium Thermodynamics. In Extended Irrever- sible Thermodynamics” (pp. 3–40). Springer, Berlin, Heidelberg

[2] McDonald, K. T. (2007, November 29). Thermodynamics of a Tire pump. [Online] http://www.physics.princeton.edu

[3] Planck, M., y Ogg, A. (1945). Treatise on Thermodynamics. Courier Corporation.

3