Вы находитесь на странице: 1из 3

COMO DE LA INFERENCIA PASAMOS A RECONOCER LA RAIZ DE UN CONFLICTO.

¿Qué son las predicciones y las inferencias?

En más de alguna actividad de comprensión lectora, tu profesor o profesora te ha pedido que


realices ejercicios o tareas donde debes inferir o predecir. Estas palabras suenan algo complicadas,
pero su realización es más simple de lo que crees. A continuación te las explicaremos.

Predecir es señalar lo que puede ocurrir o suceder según una situación o acontecimiento dado.

Aquí se está anticipando lo que podría suceder según lo señalado por el compañero.

Lo mismo ocurre con un texto. Cuando leemos dos o tres oraciones ya podemos señalar algunas
cosas que sucederán.

LAS RESPUESTAS A ESAS INFERENCIAS NOS PERMITIRÁN COMPRENDER LOS ELEMENTOS QUE
CONFIGURAN UNA SITUACION DE CONFLICTO EN UNA PERSONA.

- Por ejemplo: el nombre de una persona


- Los gestos, posturas y tic que pueda tener una persona visualmente
- La forma que tiene el cuerpo de una persona
- Los datos o información que entregamos, ya sea por lo que escribimos o decimos
- Todo estas inferencias deben ser pasadas por un frío cada tanto, al menos cuando te
enfrentas a un texto.

Las respuestas a estas preguntas serán tus predicciones

Para predecir entonces, se realizan conjeturas a partir de la información que te entrega un texto.
Dicha información se considera como “pistas” que ayudan a suponer lo que viene.

Estas pistas pueden ser: El título del texto, las ilustraciones, las estructura, información entregada,
detalles, etc.

La predicción te ayuda a unir aquella información que ya manejas con lo que estás leyendo, por
esto es tan importante que las realices cada vez que te enfrentas a un texto.

INFERENCIAS

Inferir es entender algo de un texto que no está literalmente escrito, sino que se deduce de la
información entregada y basándonos en nuestros conocimientos previos sobre el tema. Para esto,
es muy importante comprender muy bien la información entregada por el texto, a partir de la cual
podrás sacar tus propias conclusiones.

Inferir, entonces, es una actividad mental importante de la comprensión lectora, ya que logra que
unas lo que te están entregando con lo que tú sabes.

Cómo funcionan las inferencias en la solución de un conflicto.


LA ESCALERA DE INFERENCIA PARA RESOLVER CONFLICTOS

Pues no pienso callarme lo que pienso, voy a decir lo que me parece y si le sienta mal a todo el
mundo es su problema. Yo no tengo por qué cambiar de opinión y no voy a perder mi tiempo
saludando a quien no quiere hablar conmigo.

A NUESTRO CEREBRO NO LE GUSTA NO SABER… ASÍ QUE SE MONTA UNA BONITA HISTORIA.

Pues no pienso callarme lo que pienso, voy a decir lo que me parece y si le sienta mal a todo el
mundo es su problema. Yo no tengo por qué cambiar de opinión y no voy a perder mi tiempo
saludando a quien no quiere hablar conmigo.

A nuestro cerebro no le gusta no saber… así que se monta una bonita historia.

- Interpretamos un hecho objetivo


- lo vestimos con nuestra imaginación
- A nuestro cerebro no le gusta la incertidumbre
- cuando un hecho no tiene una respuesta lógica
- empieza a buscar interpretaciones
- causas
- generalizando
- Acciones

que son respuesta de las emociones que me han generado todo lo anterior (no pienso
callarme, no voy a perder mi tiempo saludando…)

El psicólogo Chris Argyris llamó a este proceso “la escalera de inferencia”. Partimos de un dato
seleccionado por nuestra mente, y le asignamos un significado que nos llevan a una
determinada acción.

Hacemos estas operaciones diariamente, cientos de veces, sin darnos cuenta. A veces en
cuestión de segundo llegamos a conclusiones y tomamos decisiones que nos pueden traer
bastantes quebraderos de cabeza. No solo a nosotros, también a la gente que nos rodea.

Es interesante apuntar además que el tipo de interpretación que le damos a lo que ocurre no
es al azar, ni mucho menos. Va a depender de mi forma de ver el mundo, de mis creencias, de
mis experiencias. En este ejemplo el hecho de que Jaime ya fuera pensando en que existía un
problema, condiciona en cierto modo la interpretación de después.
Bajar por la escalera de inferencia para resolver el problema

Entendiendo que esta es nuestra forma de pensamiento, la buena noticia es que es posible
hacer el camino de la escalera de inferencia a la inversa. Iniciar el camino desde el
comportamiento visible (la acción) hasta encontrar el hecho objetivo que la desató.

Para ello necesitamos mejorar nuestras habilidades comunicativas. Fiarnos menos de lo que
creemos que pasa y preguntar más, porque en el mismo momento en que Jaime sea capaz de
preguntarle a Rosa la razón por la que no le saludó, se iniciará la posibilidad de un
entendimiento y una solución a un conflicto que realmente nunca ha existido excepto en la
cabeza de Jaime, pero que si no se resuelve puede crecer como una bola de nieve pendiente
abajo.

Así que ese es el reto. Descubrir dónde nos lleva nuestra calenturienta mente de telenovela y
dejar de interpretar para empezar por preguntar y escuchar. Y de esta forma resolver los
temas cara a cara. Lo que a veces es complicado de hacer, no digo yo que no, pero
tremendamente saludable para la mente y las relaciones.

ETAPAS DE UN CONFLICTO