Вы находитесь на странице: 1из 11

Proceso Penal Nº : 2000-0053

Inculpado : Celso Nazario Quispe Mamani


y otros.
Delito : Usurpación agravada y Daños.
Agraviado : Epifanio Chura Soto.
Secretario : Amadeo Javier Lara Huanca..

SENTENCIA
Resolución Nº

VISTOS: el presente proceso penal, puesto a Despacho


para dictar la correspondiente Sentencia, en virtud a la Acusación Fiscal de fojas seis cientos
doce y auto de vista de fojas setecientos setentitres , en los seguidos contra Celso Nazario
Quispe Mamani y otros, por la Comisión del delito de Contra el Patrimonio en su modalidad
de Usurpación Agravada y Daños, en agravio de Epifanio Chura Soto.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

IDENTIFICACIÓN DE LOS ACUSADOS.- El presente proceso se ha instruido contra


CELSO NAZARIO QUISPE MAMANI, de cincuentisiete años de edad, natural de la
Comunidad Campesina de Urinsaya Collana, del Distrito de Layo, Provincia de Canas, con
domicilio en la Comunidad de Taypitunga del mismo Distrito y Provincia, de estado civil
casado con Aniceta Conde Champi, con ocho hijos, de ocupación agropecuario, con
antecedentes, hijo de Juan de Mata Quispe Cañari y Antonia Mamani Quelcca, MARIO
CJUNO PACCOSONCCO, de cincuenticuatro años de edad, natural de la Comunidad
Campesina de Taypitunga del Distrito de Layo, Provincia de Canas, con domicilio real en la
misma Comunidad, de estado civil casado con Benedicta Cañari Chuta, con diez hijos, de
ocupación agropecuario, sin antecedentes, hijo de Venancio Cjuno Condori y Manuela
Paccosoncco Quispe, FELIX HUAYLLANI CONDORI, de cuarentisiete años de edad,
natural de la Comunidad Campesina de Taypitunga del Distrito de Layo, Provincia de
Canas, con domicilio real en la misma Comunidad, de estado civil casado con Petronila
Chuctaya Mendigure, con nueve hijos, de ocupación agropecuario, sin antecedentes, hijo de
Luis Huayllani Conde y María Condori Mamani; FLORENCIO CONDE CONDORI.,. de
cincuenticuatro años de edad, natural de la Comunidad de Taypitunga del Distrito de Layo,
Provincia de Canas, con domicilio real en la misma Comunidad, de estado civil casado con
Flora Conde Mamani, con cinco hijo, de ocupación agropecuario, sin antecedentes, hijo de
Dario Conde Lacuaña y Simona Condori Mamani; HIPÓLITO CHECCORI CUTIRE, de
trentiseis años de edad, natural de la Comunidad Campesina de Taypitunga, del Distrito de
Layo, Provincia de Canas, con domicilio en la misma Comunidad, de estado civil casado
con Dorotea Condori Pfocco, con cuatro hijos, de ocupación agropecuario, sin antecedentes,
hijo de Félix Checcori Quispe y Felicitas Cutire Huamán, AUGUSTO TEODORO
PAUCCARA CHECCORI, de cuarentitres años de edad, natural de la Comunidad
Campesina de Hanocca del Distrito de Layo, Provincia de Canas, con domicilio real en la
Comunidad de Taypitunga del mismo Distrito y Provincia, de estado civil casado con
Gregoria Canti Vilca, con cuatro hijos, de ocupación agropecuario, sin antecedentes, hijo de
Andrés Pauccara Deza y Sabina Checcori de Pauccara; TOMAS CUTIRE PUCHO, de
cuarenticuatro años de edad, natural de la Comunidad de Taypitunga del Distrito de Layo,
Provincia de Canas, con domicilio real en la misma Comunidad, de estado civil casado con
Juana Cutire Cutire, con ocho hijos, de ocupación agropecuario, sin antecedentes, hijo de
Simón Cutire Pari y Eusebia Pucho Hancco y JULIAN TEOFILO SALAS CCALLO,
(fallecido).

HECHOS IMPUTADOS
Del Atestado Policial de fojas dos y siguientes, la denuncia de parte Vía prevención
al delito de fojas veinticuatro, Denuncia Penal de fojas cincuentinueve y Formalización de
denuncia de fojas sesenticinco, se tiene que el agraviado Epifanio Chura Soto, desde hace
más de diez años es poseedor y conductor de las fracciones Llusca Ccacca y Limbo Ccocha
del predio denominado Huamacunca, ubicada en la Comunidad de Taypitunga, del Distrito
de Layo de la Provincia de Canas, más concretamente en el límite Departamental con Puno,
posesión que la efectúa con el pastaje de sus ganados ovinos, vacunos y auquénidos,
contando para ello además con tres acabañas donde tiene instalado su domicilio y sus
respectivos cercos o canchones, posesión que ha sido verificado por el Juzgado Mixto de la
Provincia de Canas, mediante diligencia de Inspección Judicial en Prueba Anticipada,
Expediente dos mil guión ocho guión “C”. Es así que, los denunciados en fecha 25 de
Mayo, siendo aproximadamente las once de la mañana hacen ingreso a los predios antes
mencionados, portando una lata de pintura de color rojo y brochas, comenzando a señalizar
algunos puntos a manera de hitos con el claro propósito de despojarlo de la posesión y al
reclamar por esta conducta ha recibido en respuesta amenazas a su vida e integridad física.
Del mismo modo los denunciados y otras veintisiete personas entre varones y mujeres pese
a tener perfecto conocimiento de su legítima posesión, en fecha cuatro de Julio del dos mil,
siendo aproximadamente once de la mañana hacen ingreso a los terrenos de posesión del
agraviado, arreando ganado y haciendo consumir sus pasturas, provistos de palos, zurriagos
y otros, despojando de su posesión al agraviado, todo ello con expresa autorización de la
Directiva Comunal de Taypitunga, procediendo ha destechar una de sus cabañas y destruir
las paredes de la misma, haciendo consumir a la vez las pasturas, hechos que configuran los
delitos de Usurpación Agravada y Daños.

Es de indicar además que, mediante denuncia ampliatoria de fojas ciento veinte el


agraviado interpone denuncia ampliatoria, contra Sergio Morocco Barrios, Florencio Aroni
Condori, Celso Nazario Quispe Mamani, Mario Cjuno Paccosoncco, por la comisión del
delito de Usurpación y Daños y contra Celso Nazario Quispe Mamani y Mario Cjuno
Paccosoncco por la comisión del delito de Incendio, indicando que en fecha seis de Julio del
dos mil siendo aproximadamente las cinco de la mañana habían invadido la cabaña
denominada Limpo Cocha, procediendo a incendiar su choza, y el veintisiete de Agosto del
mismo año, los denunciados acompañados de más de sesenta Comuneros ingresan
nuevamente al indicado predio esta vez para borrar con agua las huellas del delito y
construir una nueva choza con casi las mismas características, hechos que cometieron con
violencia e intimidación, premunidos de zurriagos, palos piedras. Empero debe tomar en
cuenta que no habiéndose acreditado fehacientemente el delito menos su responsabilidad a
fojas quinientos ochenta y cuatro y aclarado a fojas seiscientos veintinueve se dicta el
Archivamiento definitivo del proceso en este extremo (denuncia ampliatoria de fojas ciento
veinte), de manera que deviene en innecesario mayor análisis a este respecto.

CALIFICACIÓN JURÍDICA
Los hechos así expuestos han sido calificados por el Ministerio Público como delito
de Contra el Patrimonio en su modalidad de Usurpación agravada y Daños, y de Contra la
Seguridad Pública en su modalidad de Delitos de Peligro Común – Incendio, previsto y
penado por los artículos doscientos cuatro; doscientos cinco y doscientos setenta y tres del
Código Penal.
ITINERARIO DEL PROCESO.
En virtud del Atestado Policial de fojas dos y siguientes, la denuncia de parte Vía
prevención al delito de fojas veinticuatro, Denuncia Penal de fojas cincuentinueve y
Formalización de denuncia de fojas sesenticinco, se abre proceso penal en la Vía Sumaria,
en contra de Celso Nazario Quispe Mamani, Mario Cjuno Paccosoncco, Hipólito Checcori
Cutire, Augusto Paucara Cutire, Félix Huayllani Condori, Tomás Cutire Pucho, Florencio
Conde Conde y Julián Salas Callo, por la Comisión de los delitos de Contra el Patrimonio
en su modalidad de Usurpación Agravada y Daños en agravio de Epifanio Chura Soto. A
fojas quince obra el Acta de Constatación efectuada por el personal de la Policía Nacional
del Perú, a fojas cincuenta y siete obra el Acta de Audiencia de Prevensión al delito suscrita
ante el Fiscal Provincial de Canas. A fojas sesenta y dos corre el Acta de verificación
efectuada con la intervención del Representante del Ministerio Público. A fojas setentidos se
recibe la Declaración Preventiva de Epifanio Chura Soto. A fojas ochenta obra la
Declaración Instructiva de Celso Nazario Quispe Mamani. A fojas ochentitres corre la
declaración instructiva de Mario Cjuno Paccosoncco. A fojas noventa y cuatro obra la
Declaración Instructiva de Félix Huayllani Condori. A fojas 97 obra la declaración
Instructiva de Florencio Conde Condori. A fojas cien rola la declaración Instructiva de
Hipólito Checcori Cutire. A fojas ciento tres obra el auto que rectifica el nombre correcto de
os inculpados Félix Huayllani, Florencio Conde Conde e Hipólito Checori Cutiri con los
nombres de Félix Huayllani Condori, Florencio Conde Condori e Hipólito Checcori Cutiri.
A fojas ciento veinte rola el escrito de ampliación de denuncia efectuada por Epifanio
Chura Soto en contra de Sergio Morocco Barrios, Florencio Aroni Condori, Celso Nazario
Quispe Mamani y Mario Cjuno Paccosoncco, por el delito de Usurpación y daños y contra
Celso Nazario Quispe Mamani y Mario Cjuno Paccosoncco, por el delito de Peligro Común
– Incendio, todoe n agravio de Epifanio Chura Soto. A fojas ciento trenticinco obra la tacha
de testigos interpuesta por el procesado Celso Nazario Quispe Mamani. A fojas ciento
sesenta y cinco obra la Declaración Instructiva de Julián Teófilo Salas Ccallo. A fojas ciento
sesenta y siete, sola el auto de rectificación de nombre del procesado Julián Salas Ccallo. A
fojas ciento setenta obra el Auto ampliatorio de Investigación por treinta días. A fojas ciento
setenta y cinco rola la impugnación de documentos efectuada por Celso Nazario Quispe
Mamani. A fojas ciento noventa y tres, obra la declaración Instructiva de Augusto Teodoro
Pauccara Checcori. A fojas ciento noventa y cinco obra la Declaración Instructiva de Tomás
Cutire Pucho, A fojas ciento noventa y seis, rola el auto que rectifica el nombre del
inculpado Augusto Teodoro Pauccara Checcori. A fojas doscientos tres obra la Ampliación
de denuncia efectuada por Celso Nazario Quispe Mamani contra Epifanio Chura Soto por la
comisión del delito de Peligro Común en su modalidad de Incendio. A fojas 206, rola el
Acta de Inspección Judicial. A fojas doscientos trentidos obra el Dictamen Pericial
valorativo de daños, debidamente ratificado a fojas doscientos trentiocho. A fojas doscientos
cuarenta y seis obra el Expediente número dos mil guión cero ocho guión “C” sobre
Inspección Judicial en Prueba Anticipada. A fojas doscientos ochenta obra la Acusación
Fiscal A fojas doscientos ochenta y ocho Celso Nazario Quispe Mamani, deduce tachas
contra las pruebas ofrecidas por el agraviado. A fojas doscientos veintitrés Celso Nazario
Quispe Mamani, tacha y deduce nulidad del Dictamen Pericial. A fojas doscientos noventa y
cinco Celso Nazario Quispe Mamani, deduce Excepción de Naturaleza de Acción. A fojas
doscientos noventa y ocho Celso Nazario Quispe Mamani deduce Cuestión Prejudicial. A
fojas trescientos cinco y siguientes obra el informe técnico número cero cuarenta guión dos
mil, efectuado por el Ministerio de Agricultura. A fojas trescientos doce obra el auto que
declara improcedente la Cuestión Prejudicial deducida por el inculpado Celso Nazario
Quispe Mamani. A fojas trescientos noventa y seis rola la formalización de denuncia
ampliatoria efectuada por el Representante del Ministerio Público. A fojas trescientos
noventa y ocho obra el auto ampliatorio de Instrucción. A fojas cuatrocientos cuatro obra la
Declaración Instructiva de Sergio Morocco Barrios. A fojas cuatrocientos siete obra la
Ampliación de Declaración Instructiva de Celso Nazario Quispe Mamani. A fojas
cuatrocientos diez rola la Ampliación de Declaración Instructiva de Mario Cjuno
Paccosoncco. A fojas cuatrocientos trece corre la Ampliación de Preventiva de Epifanio
Chura Soto. A fojas cuatrocientos veinticuatro Epifanio Chura Soto, en el extremo del otrosi
de su escrito formula tacha contra los testigos de los inculpados. A fojas cuatrocientos
trentidos obra el Acta de Inspección Judicial ampliatoria. A fojas cuatrocientos cuarenta y
cinco obra la declaración Instructiva de Florencio Anastasio Aroni Condori. A fojas
cuatrocientos cuarenta y ocho obra el Informe pericial de daños, debidamente ratificado a
fojas cuatrocientos cincuenta y seis. A fojas quinientos trentinueve rola los antecedentes
penales de Celso Nazario Quispe Mamani. A fojas quinientos cincuenta y tres rola la
Acusación Fiscal. A fojas quinientos ochenta y cuatro corre el Auto de Archivamiento del
proceso a favor de Sergio Morocco Barrios y Florencio Anastasio Aroni Condori, por la
comisión de los delitos de Usurpación y Daños y a favor de Celso Nazario Quispe Mamani
y Mario Cjuno Paccosoncco por la comisión del delito de Incendio todo ello en agravio de
Epifanio Chura Soto. A fojas seiscientos rola el certificado de defunción del acusado Julián
Teófilo Salas Ccallo, a cuya consecuencia a fojas seiscientos cuatro se dispone la Extinción
de la Acción Penal a favor del aludido procesado. A fojas seiscientos once rola la resolución
denegatoria de ampliación de denuncia de fojas doscientos tres interpuesta por Celso
Nazario Quispe Mamani por la comisión del delito de Peligro Común – Incendio. A fojas
seiscientos doce rola la Acusación Fiscal aclaratoria. A fojas seiscientos dieciséis el
agraviado Epifanio Chura Soto formula recusación en contra del Señor Juez de entonces. A
fojas A fojas seiscientos dieciocho se dicta el Auto que declara improcedente la Recusación
solicitad por no haberse constituido en parte civil. A fojas seiscientos veintinueve rola el
Auto de Archivamiento aclaratorio del proceso. A fojas seiscientos trentisiete se dicta
Sentencia declarando Infundada la Excepción de Naturaleza de Acción deducida por el
acusado Celso Nazario Quispe Mamani y Absolviendo de culpa y pena a los acusados. A
fojas seiscientos cuarenta y nueve Epifanio Chura Soto interpone Recurso de Apelación
contra la sentencia emitida en autos. A fojas seiscientos cincuenta y dos se dicta el Auto que
declara improcedente el Recurso de Apelación interpuesta por el agraviado por no haberse
constituido expresamente en parte civil. A fojas seiscientos sesentiuno Epifanio Chura Soto
interpone queja de derecho contra la resolución que declara improcedente el recurso de
apelación. A fojas seiscientos sesenta y tres se dicta la resolución que dispone se esté a lo
resuelto en sentencia de fojas seiscientos trentisiete por no haberse constituido en parte
Civil. A fojas seiscientos sesenta y cuatro el Fiscal Provincial interpone Recurso de
Apelación contra la sentencia emitida en autos, la misma que a fojas seiscientos sesenta y
cinco es declarado improcedente por extemporáneo. A fojas seiscientos ochenta y tres,
Epifanio Chura Soto, interpone Queja de Derecho por ante la Sala Mixta Descentralizada
de Canchis Sicuani a cuya consecuencia se dispone la Remisión del proceso a la Sala. A
fojas setecientos cinco la Sala Mixta de Sicuani, declara Fundada la Queja de Derecho
interpuesta por Epifanio Chura Soto y dispone que dándose providencia al Más Digo del
escrito de fojas ciento veinte , dé por constituido en Parte Civil al agraviado y conceda el
recurso de apelación de fojas seiscientos cuarenta y nueve. A fojas setecientos nueve la
abogado de Celso Nazario Quispe Mamani interpone Recurso de Nulidad contra la
resolución de fojas setecientos cinco, la misma que es declarada improcedente por tartarse
de un proceso sumario, interponiendo a fojas setecientos catorce recurso de Queja de
Derecho la misma que a fojas setecientos dieciocho es admitida, disponiéndose sea elevado
a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de la República. A fojas setecientos
trenticinco el Juez de esta Provincia, da por constituido en Parte Civil y concede la
apelación de fojas seiscientos cuarenta y nueve. A fojas setecientos trentinueve el Fiscal
Superior de Canchis, es de la Opinión que sea revocada la sentencia de fojas seiscientos
trentisiete. A fojas setecientos setenta y tres la Sala Mixta de Sicuani, declara la Nulidad de
la Sentencia de fojas setecientos trentisiete, disponiéndose se emita nueva sentencia
teniendo en cuenta las observaciones acotadas. Siendo así el estado del presente proceso es
la de emitir sentencia.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Y C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO.- Conforme lo prevé el artículo doscientos cuatro del Código Penal, comete
delito de Usurpación Agravada quien para apropiarse de todo o en parte de un inmueble
destruye o altera los linderos del mismo; o el que mediante violencia, amenaza, engaño o
abuso de confianza despoja a otro total o parcialmente de su posesión o tenencia; y
finalmente el que con violencia o amenaza turba la posesión de un inmueble; para lo cual se
requiere además que en cualquiera de éstas conductas medie las siguientes circunstancias 1)
que ésta se realice utilizando armas de fuego, explosivos o cualquier otro instrumento o
sustancia peligrosas; 2) Intervengan dos o más personas; 3) El inmueble esté reservado para
fines habitacionales; 4) Se trate de bienes del Estado o destinados a servicios públicos o de
Comunidades Campesinas o Nativas.

Por otro lado el artículo doscientos cinco del mismo cuerpo legal establece que para
que se configure el delito de Daños, es necesario que el agente tenga la intención de dañar
en forma total o parcial un bien sea este mueble o inmueble, incluyendo a los semovientes,
por lo que opera el menoscabo económico en el agraviado y que no produce beneficio
alguno al agente activo del delito.

SEGUNDO.- HECHOS ESTABLECIDOS.- Que, en el presente caso con el Atestado


Policial de fojas dos y siguientes, el Acta de Constatación Policial de fojas quince, paneux
fotográficos de fojas diecisiete a veintiuno, paneux fotográfico de fojas ciento veintitrés, el
certificado de fojas ciento veintisiete, el expediente número dos mil guión cero cero ocho
guión “C” que en original obra a fojas doscientos dieciséis y Acta de Inspección Judicial en
Prueba Anticipada de fojas doscientos sesenta y tres, la Constancia de posesión de fojas
doscientos sesentisiete

Posesión que ha sido corroborada con el Acta de Inspección Ocular de fojas doscientos seis,
la Constancia de posesión de fojas doscientos sesentisiete

los hechos analizados en la parte expositiva de esta sentencia se adecuan a los tipos penales
descritos en el considerando anterior, por cuanto efectivamente el acusado Darío Caballero
Vilca al prestar su declaración Instructiva de fojas cincuentiseis es confeso, atribuyendo su
actitud al hecho dice de haber adquirido una hectárea a título de compra venta de su señora
madre Isidora Vilca Aragón respecto de la fracción o parcela número dos, el mismo que
fuera arrendado por la agraviada Alejandrina Caballero Vilca conjuntamente que la parcela
número uno al señor Pablo Vera Caballero, de manera que manifiesta haber obrado dentro
de la legalidad. Empero debe tomarse en cuenta que el delito sub júdice Usurpación no
requiere para su configuración la propiedad del agraviado sino únicamente la posesión,
siendo así se determina que el acusado tenía perfecto conocimiento al momento de
suscitarse los hechos que el agraviado se encontraba en posesión de las fracciones
usurpadas, es más ha procedido a destruir y alterar los linderos existentes, despojando de
este modo parcialmente de la posesión del agraviado.

TERCERO.- Del mimo modo ha quedado establecido que, al incursionar el acusado


conjuntamente que sus ganados vacunos en las fracciones o parcelas número dos y uno, a
más de haber destruido los linderos, ha hecho consumir las pasturas de propiedad de los
agraviados, los mismos que han sido corroborados con el acta de constatación de fojas
veintisiete, el acta de verificación de fojas treinta y nueve; la Inspección Judicial de fojas
setenta y uno; y el peritaje valorativo de fojas setenta y ocho debidamente ratificado a fojas
ochenta y dos.

CUARTO.- Respecto a los acusados Rubén Caballero Mendiguri, Pablo Caballero


Mendiguri y Hernán Caballero Mendiguri, conforme se tiene de sus declaraciones
instructivas, éstos niegan las imputaciones, aduciendo que en las fechas de la comisión de
los delitos, se hallaban fuera de la Provincia de Canas, de manera que desconocen los
hechos, sin embargo, son directamente sindicados por el testigo Pablo Aurelio Vera
Caballero de fojas cincuentitrés, no existiendo en autos otra testimonial que corrobore
dichas afirmaciones, por lo que no siendo suficiente una sola testimonial para acreditar los
ilícitos denunciados y existiendo más por el contrario documentales que acreditan su
ausencia del lugar de los hechos en los días seis y catorce de Agosto del dos mil uno,
conforme fluye de fojas ciento quince a ciento venticuatro, es procedente aplicar el
beneficio del Indubio Pro Reo.

QUINTO.- En el presente caso no concurre causas de justificación o de inimputabilidad,


por lo que la conducta del acusado resulta imputable, quedando establecido y demostrado el
nexo causal entre el disvalor de la acción desarrollada por el acusado y el disvalor del
resultado querido en los agraviados, siendo confeso el acusado del resultado en el lugar y
fecha denunciados.

SEXTO.- NORMATIVA PENAL APLICABLE


Conforme a la acusación fiscal, los hechos detallados están previstos y sancionados
por los artículos doscientos cuatro y doscientos cinco del Código Penal, siendo el bien
jurídico protegido es el patrimonio de las personas. En cuanto a la tipicidad, la imputación
es por el delito consumado.

QUINTO.- JUICIO DE SUBSUNCION


Los hechos se adecuan a los Tipos Penales de Usurpación Agravada y Daños. Con
relación al Tipo Objetivo, está acreditado el disvalor de la acción consistente en el resultado
producido, vale decir la situación de goce de un bien inmueble y el ejercicio de un derecho
real, así como el menoscabo del valor del bien, todo con las pruebas de cargo analizados
ampliamente. Con relación al Tipo Subjetivo la acción del acusado en su aspecto interno se
adecua a la modalidad dolosa..

SEXTO.- INDIVIDUALIZACION DE LA PENA.


La Pena Privativa de la Libertad que corresponde al ilícito penal de Usurpación
Agravada prevista en el artículo doscientos cuatro del Código Penal, oscila entre no menor
de dos ni mayor de seis años; mientras que para el delito de Daños previsto en el artículo
doscientos cinco, es no mayor de dos años y de treinta a sesenta días multa, los que pueden
ser impuestas por el Juzgador en su máximo, intermedia o mínima, de acuerdo a la magnitud
de los hechos, y al comportamiento y desarrollo de los acusados dentro de la investigación,
así como de las circunstancias del evento criminoso, del mismo modo debe tenerse en
cuenta la edad cronológica del acusado, su confesión sincera, el grado de instrucción con el
que cuenta y la comprensión en la realización del ilícito penal.

SÉPTIMO.- FUNDAMENTACIÓN DE LA REPARACIÓN CIVIL


Que es necesario resarcir el daño causado en el monto que permita repararlo,
atendiendo a la naturaleza de los eventos criminosos; así como a la capacidad económica del
acusado, esto es la solvencia económica con que cuenta; así como debe tenerse en cuenta la
magnitud del perjuicio ocasionado con el evento criminoso.

Por estos fundamentos, analizando los hechos y pruebas, con criterio de conciencia,
teniendo en cuenta la Acusación Fiscal del Ministerio Público, en aplicación de los artículos
doce, veintidós, veintiocho, cuarenta y cinco, cuarentiseís, noventa y dos, noventa y tres,
noventa y cuatro, doscientos dos y doscientos cinco del Código Penal; artículo ciento
trentiseis del Código de Procedimientos Penales y Administrando Justicia a Nombre de la
Nación.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

FALLO.- Absolviendo de culpa y pena a los acusados Rubén Caballero Mendiguri, Pablo
Caballero Mendiguri y Hernán Caballero Mendiguri, por la comisión de los delitos de
Contra el Patrimonio en su modalidad de Usurpación y Daños en agravio de Alejandrina
Caballero Vilca, Silvio Caballero Caballero y Carlos Infantas Caballero. Una vez consentida
o ejecutoriada que sea la presente resolución, se dispone la anulación de los antecedentes
penales y judiciales que haya podido originar el presente proceso, disponiéndose el
archivamiento del mismo respecto a este extremo. CONDENANDO al acusado en libertad
LUCIO DARIO CABALLERO VILCA, cuyas generales de ley se halla detallado en la parte
expositiva de esta sentencia, como autor de la comisión del delito de Contra el patrimonio
en su modalidad de Usurpación y Daños, en agravio de Alejandrina Caballero Vilca, Silvio
Caballero Caballero y Carlos Infantas Caballero y como a tal le impongo la pena privativa
de libertad de OCHO MESES, y al pago de la suma de DOS MIL QUINIENTOS NUEVOS
SOLES por concepto de Reparación Civil a favor de la agraviada. Así como TREINTA
DIAS MULTA a razón de un Nuevo Sol por día. De conformidad con lo dispuesto por el
artículo cincuenta y siete y cincuenta y ocho del Código Penal, la pena privativa de libertad
impuesta, tiene el carácter de suspendida por el mismo tiempo como período de prueba, bajo
las siguientes reglas de conducta: No ausentarse del lugar de su residencia sin previo aviso
al Juzgado; no frecuentar lugares de expendio de bebidas alcoholicas menos su consumo.
No cometer nuevos hechos que configuren delitos dolosos, comparecer personal y
obligatoriamente cada fin de mes al Juzgado a justificar sus actividades. El incumplimiento
de una de estas reglas impuestas será causal para revocar la forma de la pena y revertirla
conforme a Ley. De conformidad con lo dispuesto por el artículo sesenta y nueve del
Código Penal, debe aplicarse esta norma sustantiva una vez cumplida la pena. Gírese los
oficios que correspondan con fines de Registro y Archivo, una vez consentida o
ejecutoriada.- Así lo pronuncio mando y firmo, en la Sala de mi Despacho T.R. y H.S.