You are on page 1of 11

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA PARA EL ANALISIS

ESTRUCTURAL

Considerar todos los efectos que actúan sobre una estructura es


materialmente imposible para el análisis estructural, por lo que
generalmente se confeccionan modelos de cálculo que permiten analizar
las estructuras en formas más abordable, los elementos que son
tridimensionales pueden considerarse como lineales basándonos en el
plano bidimensional; los apoyos se consideran como simplemente
apoyados, articulados o empotrados; etc.

En estructuras tridimensionales, caso típico de viviendas como es el


objeto de estudio, el análisis estructural se reduce normalmente a pórticos
bidimensionales que se suponen actúan independientemente, lo cual no es
una suposición ciertamente verdadera, pero es un artificio para
simplificación del análisis.

Con el avance de los programas computacionales, basados en


métodos matriciales y de elementos finitos que fueron mencionados
anteriormente, es más común el análisis tridimensional de las estructuras,
siendo de esta manera el cálculo de los esfuerzos de las estructuras mucho
más reales que solo tomando pórticos bidimensionales. Es muy importante
para el análisis considerar los criterios para asumir los valores como:

1.) MOMENTOS DE INERCIA:

Lo real sería considerar el momento de inercia de la sección no


agrietada del elemento, pero asumir esa consideración sería dificultar
mucho más el cálculo. Es usual considerar las inercias de las secciones
brutas de concreto de los elementos. No es muy inexacta debido a que
las inercias para el análisis son relativas (lo cual equipara esta
desventaja en todos los elementos y se compensa finalmente). En los
análisis por computadora es usual también considerar aproximadamente
un 60% de la inercia del elemento debido a las fisuraciones del creep o
flujo plástico que actúa en interacción con las cargas de la estructura.

2.) LONGITUD EFECTIVA DE LOS TRAMOS:

Se trabaja con luces tomadas a ejes de los elementos o, mediante la


consideración de luces libres y brazos rígidos en el caso de elementos
con peraltes significativos. En estos casos el uso de brazos rígidos
permite una evaluación más real de los esfuerzos en los elementos ya
que, si se consideran luces a los ejes se distorsiona su deformación
debido al tamaño importante de los apoyos.

Debemos tener en cuenta que para el diseño de los elementos


estructurales, el valor de los esfuerzos tomando luces a los ejes de los
elementos que sirven de apoyo, son muchas veces muy diferentes a los
encontrados en las caras de dichos elementos estructurales. Ahora los
programas computacionales permiten visualizar los diagramas de
esfuerzos internos de las estructuras en las caras de los elementos,
permitiendo el aislamiento de dichos elementos y tomando en
consideración que el análisis de los nudos puede realizarse en forma
independiente al resto de elementos que lo rodean.

Brazos rígidos: Un brazo rígido se utiliza para modelar el efecto


de rigidización que ocurre en la zona de los nudos cuando dos o
más elementos se conectan (por ejemplo una intersección viga-
placa). Este incremento de rigidez es válido sólo para
deformaciones por flexión y no afecta la rigidez axial ni torsional,
la longitud total del elemento es asumida flexible para estas
deformaciones.
Se puede especificar brazos rígidos en ambos extremos de un
elemento. La longitud del brazo rígido puede ser calculada
automáticamente por el programa como la mayor dimensión de
las secciones de los elementos conectados, o puede ser
especificada por el usuario.

Adicionalmente, se puede especificar que fracción del brazo


rígido es asumida completamente rígida para deformaciones por
flexión y corte.
3.) CONDICIONES DE APOYO:

Las condiciones de borde o consideración del tipo de apoyo afecta


de manera directa en los momentos que se presentan tanto en los
apoyos con M(-) como en los tramos centrales o M(+) así como las
rotaciones de los nodos especialmente en estructuras tridimensionales.

Si las viguetas de techo apoyan en muros de corte de inercia muy


grandes, podría considerarse que éstas están empotradas al muro. Si
las viguetas en cambio apoyan en cambio en muros de albañilería, se
advierte una libertad de rotación en ambos extremos debiendo
considerarlos como apoyos articulados.

En cimentaciones, los soportes apoyados sobre zapatas y éstas


sobre suelos blandos (deslizantes), se consideran articulados por su
facilidad de rotación, pero “castigados”, por decirlo así de alguna
manera, con ciertos momentos que puedan limitar de alguna forma los
deslizamientos de la estructura. Depende del grado de flexibilidad del
suelo, además de la profundidad de cimentación que puede ocasionar
un restringimiento considerable de la estructura, pudiendo llegar incluso
a considerar como empotrada en su base. Esto dependerá de un
análisis más exhaustivo cuando se analice el proyecto en estudio.
Generalmente se acepta modelar matemáticamente los apoyos como
resortes (springs) para estudiar un comportamiento más real entre
suelo-estructura. Esta asumción nos acerca a la suposición dicha
anteriormente, al principio del párrafo. Si el apoyo es en zapatas sobre
suelos duros, rocas o pilotes, podría considerarse como apoyo
empotrado, ya que la rotación está restringida. El mismo criterio de
apoyo empotrado se podrá considerar en zapatas continuas o
combinadas. Esta cuestión debe tomarse en cuenta para el análisis
computacional de las bases de la estructura, cuando debe ser
empotrada y cuando articulada, tomando en cuenta el suelo de apoyo.

RESUMEN DEL DISEÑO EN PLACAS

1) DISEÑO POR COMPRESION:

ØPn = 0.55 Ø f´c Ag 1 – (KLc/32h)2 ≥ Pu=Pu1+Pu2+Pu3

Donde :
Ø = factor de reducción de resistencia = 0.70
K= factor de longitud efectiva, generalmente 0.80 para muros que
solo tienen un apoyo de giro restringido
Lc = altura libre del muro
h = Espesor del muro
Si Pu > ØPn, aumentar el espesor de la placa, con el propósito de
que se incremente su área transversal, hasta que Pu sea menor que
ØPn.

2) DISEÑO POR FLEXOCOMPRESION:

a) Cálculo del acero inicial, donde se puede asumir que la placa


toma el comportamiento de una viga en voladizo, donde
podemos asumir un área de acero inicial:

Asv = Mu/Øfyd

Donde:
Mu = Momento último actuante en la base de la placa
Ø = Factor de reducción de resistencia = 0.90
d = 0.80Lw

Si Asv/Ag > 0.01, entonces se deberán confinar los extremos


de la placa.
b) Centroide plástico Xo = Resist. Concreto + Resist. Acero
Fza. Compresiva máxima
Resist. Concreto = 0.85f´c ΣAi.Xi
Resist. Acero = (fy – 0.85f´c) ΣAsi.Xi
Fza. Compresiva máxima = 0.85f´c Ag + (fy-0.85f´c) ΣAsi
Donde:
Ai = Sección del concreto analizada
Asi = Area del acero analizada
Xi = Centroide de la sección analizada

c) Puntos de falla balanceada, donde el diagrama de las


deformaciones unitarias toma la siguiente forma:

Siendo 0.003 la máxima deformación por compresión del


concreto y 0.0021 la del acero, siendo fy=4200Kg/cm2, de la
hipótesis  s = fy/Es, el cual Es=2x106 Kg/cm2 para todos los
grados de acero.

Los pares (Ø Pb, Ø Mb) se determinan mediante:


Ø Pb = Ø (Cc + ΣFs)
Ø Mb = Ø (Cc.Xci + ΣFs.Xsi)
Donde:
Ø = Factor de reducción de resistencia = 0.70
Cc = Comp. Del concreto = 0.85f´c.a.h
a= ßC, siendo ß=0.85 para f´c ≤ 280 Kg/cm2, disminuyendo
0.05 para el aumento de cada 70 kg/cm2 de resistencia
del concreto.
h= Espesor de la placa
Fs = Fuerza que es contribuida por el acero = Asi.Es. si
 si = Deformación unitaria del concreto en el punto estudio ≤
0.0021
Xi = distancia del centro de gravedad de la sección analizada
con respecto al centroide plástico de la sección.

d) Punto de compresión pura Ø Po = Ø [0.85f’c (Ag-ΣAs)+


Σfy.As]

Donde:
Ø= 0.70 (factor de reducción en compresión pura o
flexocompresión)
Ag = Area total de concreto.
As = Area de acero de refuerzo.

e) Punto de flexión pura, donde se tantea un valor de C hasta


que ΣF= Ø (Cc + ΣFs) = 0 y se tenga solo un valor de Ø Mo =
Ø (Cc.Xci + ΣFs.Xsi), cuyo valor de Ø = 0.90, por ser un
estado de flexión pura.

3) DISEÑO POR CORTE: Ø=0.85

a) Cálculo del corte admisible:


Vu = Vu1 + Vu2 + Vu3
ØVn = Ø 2.65√ f´c .h.d
d = 0.80Lw

Si Vu ≤ ØVn, entonces el h asumido es correcto, en caso


contrario asumir un mayor espesor de placa.
b) Cálculo de la sección crítica por corte:

hcr = altura donde se encuentra el Vcr, es la menor entre Lw/2


y Hw/2
Vucr =cortante crítico de diseño, se hallará interpolando entre
los valores de cortantes del diagrama.

Comprobar que vu=Vucr/Øhd < 2.7√f´c, en caso contrario


aumentar la sección transversal de la placa (incrementar h).

c) Cálculo del cortante que absorbe el concreto: Tomamos el


menor de:

Øvc =Ø 0.85 √ f´c + Pu


4Lwh

Øvc =Ø 0.16 √ f´c + Lw (0.33√ f´c +0.2 (Pu/Lw.h))


(Mu/Vu – Lw/2)

Si (Mu/Vu – Lw/2) sale negativo no se tomará en


cuenta este valor.
Donde:
Pu = Carga axial de compresión
Mu = Momento último actuante
Vu = Cortante último actuante
Lw = longitud del muro
h = espesor del muro

Para un valor más práctico tenemos Øvc = Ø 0.53 √ f´c, esto


cuando el valor de Pu no tiene un valor significativo con
respecto a los cortantes del análisis, entonces no existe
diferencia notable entre aplicar esta fórmula o las anteriores.

4) CALCULO DE REFUERZO:

a) Refuerzo horizontal:
La cuantía deberá calcularse por ρh=(v-vc)/fy ≥ 0.0025, con
un espaciamiento de Sh=Ash.fy/(v-vc).h, menor que el mínimo
de las valores obtenidos por: Lw/5, 3h o 45 cms.

b) Refuerzo vertical:
La cuantía deberá calcularse por: ρv = 0.0025+(2.5-
Hw/Lw).(ρh-0.0025) ≥ 0.0015, con un espaciamiento menor
que el mínimo de los valores obtenidos por: Lw/3, 3h o 45
cms.