Вы находитесь на странице: 1из 1

Reynaldo de Jesús Berrios López

El dialogo indispensable, síntesis (nota: está resumido en palabras de panikkar)


1. Una necesidad vital.
Al nivel personal porque el hombre no es una mónada aislada; a nivel de las tradiciones religiosas
porque ninguna tradición se basta por si sola; a nivel histórico porque es necesario un diálogo con
la tierra (ecosofía).
2. Abierto.
Nadie está excluido a priori, partiendo de la constatación de que las religiones no tienen el
monopolio de la religión; nada es descartado por principio en cuanto que ni siquiera la religión
misma puede darse por descontada
3. El diálogo es interior
Proviene de una fuente que no está solo en la estimulación que recibimos de los otros: comienza
con una pregunta interior “me he convertido en cuestión para mí mismo”.
4. Es lingüístico
El diálogo no es dialéctico sino “duálogo” porque se va haciendo entre dos, escuchando al otro en
su lengua es, por tanto, bilingüe.
5. El diálogo es político
En el sentido de que no es una cuestión privada, sino que sucede en y por la polis, el diálogo tiene
necesariamente un contenido político.
6. El diálogo es mítico
Si va más allá del logos, para llegar al mythos de los dialogantes: pasa por el logos y deja espacio
al mito debo dejar que el otro me conozca en lo que para mí es esencial.
7. El diálogo es religioso
La fuente ultima del dialogo es la propia inadecuación, no las propias certezas ideológicas y
dogmáticas, y por esto mismo contribuye a la purificación de las religiones
8. El dialogo es integral
Porque compromete la totalidad y no una parte de la persona, y porque tiene una naturaleza
litúrgica, esto es un acto sagrado colectivo y desarrolla un papel cósmico.
9. Es permanente
El diálogo es un fin en sí, por lo que no tiene como finalidad la propia conclusión, es un proceso
continuo.