Вы находитесь на странице: 1из 2

FREDERIC BARTLETT Y LA TEORIA DE LOS ESQUEMAS .

Nació en 1886 en Inglaterra y murió en Cambridge en 1969, licenciado en


filosofía, abarcando la ética, la sociología, la psicología y la antropología; Bartlett
realizó parte del experimental sobre la percepción y el recuerdo que se
convertiría unos años más, en la base empírica de su teoría sobre el recuerdo.
Las contribuciones de Bartlett en la investigación sobre la memoria, en el campo
de estudio en el que realizó sus aportaciones más relevantes a la psicología
social, hay que comprenderlas a la luz de los trabajos que hasta el momento se
habían hecho sobre la forma en que recordamos. Esta considerado como el
principal psicólogo cognitivo previo a la revolución teórica de los años 60’s del
pasado siglo.

Bartlett contribuyó mucho a la investigación sobre la memoria en sus estudios


realizó aportaciones relevantes a la psicología social y estudio en la forma en
que recordamos. Desde el punto de vista de comunicación sus estudios sobre la
memoria cobran hoy importancia en el análisis de los fenómenos de creación de
extensiones tecnológicas para el soporte, información y conocimientos, sus
efectos sobre procesos individuales y sociales en la información cultural de la
memoria, etc. En su libro Remembering (1932) distingue la memoria del
pensamiento constructivo, de la imaginación y de lo creativo.

Bartlett articulo los resultados de sus estudios mediante el concepto de


esquema. El sistema emnémico humano incluye la formación de estructuras
abstractas o esquemas que guían la organización de la información que se
percibe y la construcción de los recuerdos.

Pero desde el punto de vista de la psicología social, la principal contribución de


Bartlett es haber subrayado el origen cultural de los esquemas. La idea de que
los esquemas son el resultado de la interacción de la persona por el medio llevó
a Bartlett a reivindicar un enfoque psicosocial en el estudio de los procesos
cognitivos. En uno de los experimentos diseñados para mostrar cómo operan los
esquemas que hemos adquirido culturalmente, Bartlett pidió a una persona que
copiara un jeroglífico egipcio cuya forma no guardaba relación estrecha con los
esquemas occidentales; a continuación, otra persona tenía que reproducir la
copia y hacia sucesivamente. El resultado fue una paulatina deformación de la
figura original, que acabo convertida en un gato, modelo para el que los modelos
del experimento si tenían un esquema definido. En otro de sus experimentos
pidió a sus sujetos que leyeran y memorizaran una historia titulada “La Guerra
de los Fantasmas”, cuyo origen se encontraba en la tradición oral de los indios
de América del Norte. La dificultad para comprender una historia cuyos
contenidos culturas resultaban ajenos, llevaba a las personas a cometer errores,
omitiendo o añadiendo elementos, y alterando el contenido. Todas estas
transformaciones tenían como finalidad la adaptación de la historia contada a los
esquemas interpretativos occidentales, de forma tal que pareciera coherente e
inteligible. Bartlett demostró que no solo los contenidos verbales se transforman
en nuestra memoria, sino que también las representaciones perceptivas de
objetos sufren un proceso de transformación de acuerdo a los esquemas
vigentes en una cultura. Así, por ejemplo, ante la representación abstracta de
una cara humana, las personas tendemos a recordarla con rasgos que no
estaban en le original, de tal forma que se asemejen a nuestros esquemas
culturales de una cara humana prototípica.

Norma Aguilar Macías

Segundo semestre grupo c

Semiescolarizado

10 de marzo del 2018