Вы находитесь на странице: 1из 2

ENSAYO: NOSTALGIA DE INFINITO

Luis Fernando Figari

“Siento la necesidad de infinito”, cuando terminamos la lectura nos damos cuenta que
en realidad es la verdad mas profunda del ser humano, una realidad que persiste y
persistirá sin tener en cuenta los cambios del mundo por que el ser humano no cambia.
Por eso la “nostalgia de infinito” no es pasajera, si no que esta unida al ser humano

Conclusiones como esta ya se daba mucho tiempo atrás, como cuando 50 años atrás el
Papa Pío Xll tuvo una parte de su discurso llamada “El hombre como unidad
trascendente, en tendencia hacia Dios”, esto nos quiere decir que el ser humano no es un
ser cerrado sobre si mismo, sino que es un ser trascendente, es decir que va mas allá de
algún limite, pero siempre en relación al amor y encuentro con Dios. Es muy importante
poner énfasis en esta parte, ya que axial nos damos cuenta que un determinante del ser
humano, y el mas propio, esta en la dimensión teologal, ya que hay en el un impulso que
lo conduce a la comunión con Dios.

También concluimos que términos como el concepto de hombre de Aristóteles que nos
dice “él hombre es por naturaleza un animal social o político”, nos hace correr el riesgo
de caer en reduccionismos absurdos, por eso es mejor referirse al humano teniendo en
cuenta su condición humana, creado a imagen y semejanza de Dios en ves de referirse al
humano en su condición de animal muy cualificado.

No es necesaria la fe para percibir esa necesidad de infinito, por eso se inicio la lectura
con la frase “un desesperado que conoce a Dios, y no sabe ya a que atenerse ni donde
asirse”, siendo esta un claro ejemplo de expresión de la experiencia básica a la que
puede llegar todo ser humano que logra acceder a su dimensión interior.

También sabemos que la realidad profunda del hombre va hacia la mismidad, siendo un
tema en el que no se puede permanecer neutral ni desinteresado, puesto que la
neutralidad es una mera ilusión, que aunque se pueda definir teóricamente, no se puede
hacer esto prácticamente, ya que esta relacionada con la vida misma de la persona y con
su felicidad.

Cuando algunas personas perciben la “nostalgia de infinito”, empiezan la búsqueda de


sustitutos que satisfagan esta necesidad, apareciendo entonces los “ídolos” para colmar
su sed y hambre interior. Actualmente existe una gran cantidad de “ídolos”, pero
algunas personas al no lograr ir más allá de ellos caen en un creciente pesimismo.

Luis Fernando Figari nos habla también que el ateo no plantea los términos anteriores
como nosotros lo hacemos, sino con un vació existencia que puede ser llenado con
cualquier cosa, al menos que caiga en el nihilismo (es la "actitud" filosófica de negación
de todo principio, autoridad, dogma filosófico o religioso). El agnóstico(es aquel que
sólo cree en lo demostrado; por lo tanto no se plantea que Dios exista o no) busca
asumir la neutralidad, pero como ya lo hemos indicado, esto es imposible en la practica.
El Cardenal Ratzinger (hoy papa Benedicto XVl) en relación con los agnósticos dice:
“la sed de infinito pertenece a la misma naturaleza del hombre, mas aun en su misma
esencia. Su limite es únicamente lo ilimitado”

El deísta (creencia racional en Dios, pero sin aceptar los credos, dogmas o libros
sagrados de una religión particular) reconoce la realidad de una inquietud interior, pero
niega que la respuesta a esa inquietud esta en tendencia a Dios. Para ellos Dios no es
más que un dios desinteresado del mundo, solamente lo maneja, como si fuera un
simple relojero. A veces también ven a Dios como agonía, que esta en una lejanía o
distancia infranqueable.

Importante mencionar también las palabras del Papa Juan Pablo II que decía hace
algunos años:”Poniéndome a la escucha del grito del hombre y viendo como se
manifiesta en las circunstancias de la vida una nostalgia de unidad con Dios, consigo
mismo y con el prójimo, he pensado por gracia e inspiración del Señor, proponer con
fuerza ese don original de la Iglesia que es la reconciliación”. Nos damos cuenta con
estas palabras que el hombre recorre el camino de la vid buscando abrirse a los dones de
Dios, dejándose invitar a su encuentro.

El dinamismo se refiere a una estructura fundamental del ser humano, el dinamismo es


parte esencial del ser humano, estando esta dinámica referida a la tendencia que posee el
hombre para su encuentro con Dios

Похожие интересы