Вы находитесь на странице: 1из 1

190462. VI.1o.P.89 P. Tribunales Colegiados de Circuito. Novena Época. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.

Tomo XIII, Enero de 2001, Pág. 1733.

INCUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA. PARA CONFIGURARSE


EL DELITO, NO SE REQUIERE QUE PREVIAMENTE SE HAYA PROMOVIDO JUICIO
DE ALIMENTOS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TLAXCALA). Conforme con la
descripción del tipo que establece el artículo 233 del Código Penal para el Estado de
Tlaxcala, los elementos del delito de incumplimiento de la obligación alimentaria son: 1) Que
el activo, sin motivo justificado, deje de cumplir con la obligación de dar alimentos y 2) Que
esté sujeto a dicha obligación conforme al Código Civil. Con los componentes anteriores, el
núcleo del tipo se distingue por el riesgo en la subsistencia de los pasivos, lo que permite
inferir que es un delito de los llamados de peligro y no de resultado, por lo que basta con que
se den dichos elementos objetivos y normativos que configuran la hipótesis, para que se surta
su tipificación, para acreditar el incumplimiento de las obligaciones primarias de orden
económico. De lo anterior se sigue que los acreedores no tienen que promover previamente
un juicio de alimentos en la vía civil, donde se demuestre que el deudor alimentario dejó de
cumplir con las pensiones alimenticias decretadas por el Juez Familiar, sino más bien, lo que
se requiere es que éstos se encuentren sujetos al ordenamiento civil, ya que lo que realmente
sanciona la norma es el riesgo o peligro en que se deja a una o más personas, sin
posibilidades de supervivencia por sí solas; lo cual deberá acreditarse en la averiguación
previa y no en un juicio del orden familiar, donde los presupuestos son distintos, como son la
necesidad de los alimentos por los acreedores y la posibilidad de darlos por el deudor.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA PENAL DEL SEXTO CIRCUITO.

Amparo en revisión 914/99. 5 de octubre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: Rafael


Remes Ojeda. Secretario: Óscar Espinosa Durán.
Véanse:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo III, febrero de 1996,
página 383, tesis VI.3o.15 P, de rubro: "ALIMENTOS, DELITO POR INCUMPLIMIENTO
DE LA OBLIGACIÓN DE OTORGARLOS, PARA SU CONFIGURACIÓN NO SE
REQUIERE HABER PROMOVIDO PREVIAMENTE EL JUICIO DE ALIMENTOS EN
LA VÍA CIVIL (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TLAXCALA).".
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIV, septiembre de
2001, páginas 13 y 42, con los rubros: "ABANDONO DE PERSONAS. LA
DEMOSTRACIÓN DE QUE PREVIAMENTE A LA QUERELLA SE EJERCIÓ LA
ACCIÓN CIVIL DE PAGO DE ALIMENTOS NO CONSTITUYE UN ELEMENTO DEL
TIPO PENAL DE DICHO DELITO (LEGISLACIONES DEL ESTADO DE PUEBLA)." y
"ABANDONO DE PERSONAS. NO ES OBSTÁCULO PARA QUE SE ACTUALICE ESE
DELITO LO DISPUESTO EN EL ARTÍCULO 349, FRACCIÓN I DEL CÓDIGO DE
DEFENSA SOCIAL PARA EL ESTADO DE PUEBLA, QUE SÓLO PREVÉ UNA CAUSA
DE EXTINCIÓN DE LA ACCIÓN PERSECUTORIA.", respectivamente.

-1-