Вы находитесь на странице: 1из 23

CURSO:

EMBRIOLOGÍA

TEMA:

ALTERACIONES
CROMOSÓMICAS: NUMÉRICAS
Y ESTRUCTURALES

ALUMNOS:

CERVERA VARÍAS CRISTHIAN

LA TORRE GALVEZ CRISTHIAN

GOMEZ ECHEANDIA SOFIA

PANTA QUEZADA, KRISTELL

VELÁSQUEZ MONTENEGRO ÁNGELA


OBJETIVOS

 Describir el cromosoma humano y cariotipo así como las diversas técnicas


de bandeo e identificación cromosómica para detectar alguna anomalía de
esta índole.
 Describir las principales alteraciones genéticas del ser humano de acuerdo
a la clasificación cuantitativa, cualitativa y estructural de los cromosomas.
 Conocer la importancia del estudio cromosómico.
1- INTRODUCCIÓN

Gracias a los avances tecnológicos y a la mayor insistencia por parte del área científica,
médica y social, las enfermedades de origen genético pueden prevenirse. Las más comunes
son de origen cromosómico, como las trisomías de los pares 13, 18, y 21 (síndrome de Down)
y también las alteraciones de los cromosomas sexuales (X e Y).

En el siguiente seminario describiremos el concepto de cromosoma, así como las anomalías


que se pueden dar en los mismos. De la misma manera, se plasmará la importancia del estudio
genético.

2- Importancia de estudios cromosómicos

El estudio genético consiste en una historia clínica dirigida, una exploración clínica general
y otra específica (destinada a la valoración de rasgos dismórficos) y una serie de exámenes
complementarios destinadas al diagnóstico y estudio de las enfermedades genéticas. Ello
determinará un consejo genético, que valorará:

 El pronóstico de la afección
 La gravedad y complicaciones de la misma
 Las posibilidades de supervivencia del paciente que padece la enfermedad
 El manejo, seguimiento y tratamiento del paciente
 Edad de aparición del trastorno
 Posibilidades de procreación del paciente

Los estudios de diagnóstico prenatal, los casos de infertilidad o problemas de reproducción,


los casos de malformaciones y retraso mental, y los estudios sobre cáncer en sangre son las
áreas más comunes de investigación de los estudios genéticos. Siempre que exista la sospecha
de una alteración genética es recomendable realizarlos, mediante el asesoramiento
profesional de un genetista clínico.

Hoy se acepta que cualquier enfermedad es el resultado de la acción combinada de los genes
y el ambiente. Sin embargo el rol relativo del componente genético puede ser pequeño o muy
gran y así podemos considerar a toda la patología humana como un espectro. En un extremo
las enfermedades causadas casi exclusivamente por factores ambientales como las
infecciones y deficiencias nutricionales; en el otro las patologías causadas casi
exclusivamente por alteraciones en el material genético.

Mediante el diagnóstico prenatal es posible saber si se está gestando un niño


cromosómicamente normal. El diagnóstico prenatal permite a los padres prevenir
enfermedades congénitas o malformaciones serias y mejorar el futuro de los bebés con
problemas.
 El diagnóstico prenatal está indicado:
 En mujeres cuya edad es superior a los 35 años
 Cuando se tienen antecedentes de hijos o familiares con alguna anomalía
cromosómica
 En personas sanas pero portadoras de alguna anomalía cromosómica
 Cuando se detecta alguna anomalía durante el embarazo, como variaciones en el
volumen del líquido amniótico, o alteraciones en el crecimiento o desarrollo del bebé

 En parejas con antecedentes de abortos recurrentes y embarazo en curso


 En personas con historia familiar de trastornos metabólicos congénitos

Se realiza un examen cromosómico con distintas técnicas, habitualmente a partir de linfocitos


sanguíneos, para obtener información sobre la enfermedad, su evolución y pronóstico, el
posible tratamiento, el modo de transmisión hereditario, el riesgo de repetición y si existe
diagnóstico prenatal posible para esa enfermedad.

Los defectos congénitos más frecuentes son:

 Alteraciones cromosómicas: En teoría se pueden diagnosticar todas; su incidencia es


del cinco por mil de los recién nacidos. Son la causa principal que aconseja realizar
una amniocentesis.
 Defectos del tubo neural: Su frecuencia es de uno por cada 1000 nacimientos; se
puede detectar estudiando una proteína del líquido amniótico, la alfa cetoproteína.
 Trastornos hereditarios del metabolismo.
 Otras enfermedades tales como la espina bífida, el encefalocele o la anencefalia,
también pueden diagnosticarse por el estudio del líquido amniótico al mismo tiempo
que se realiza el estudio cromosómico.

3. Cromosomas Humanos
CROMOSOMA HUMANO:

Los cromosomas son las estructuras en que se organiza la cromatina nuclear y que tienen una
expresión dinámica en las distintas fases del ciclo celular. En la mitosis estas estructuras
comienzan un proceso de compactación que alcanza su máximo nivel en la metafase. Los
cromosomas se tiñen fácilmente cuando están condensados y pueden ser individualizados
con el microscopio óptico. Cada cromosoma contiene una molécula de ADN lineal asociado
a distintas proteínas y el contenido de genes es variable aunque está en relación con su
tamaño. Por eso, cualquier alteración en el número o la estructura de los cromosomas puede
ser causa de enfermedades. Para la detección de estas alteraciones se desarrollaron numerosas
técnicas y todas ellas requieren de un observador entrenado que las interprete. La citogenética
es la rama de la biología que se encarga del estudio de los cromosomas y sus anomalías. Los
humanos tenemos un número total de 46 cromosomas y este número varía según las especies.
Los 46 cromosomas están constituidos por 23 pares de homólogos y cada miembro del par
proviene de un progenitor.

CARIOTIPO HUMANO: El cariotipo es la constitución cromosómica de un individuo y es


un estudio de rutina en genética médica. Los cariotipos se pueden informar presentando todos
los pares cromosómicos ordenados de acuerdo a su tamaño, que en un principio eran
recortados de la fotografía de una metafase, y ahora se pueden hacer con analizadores
automáticos. De los 23 pares, el par de cromosomas sexuales se señala por separado para
indicar el sexo del individuo. Para citar el cariotipo de un individuo se indica primero el
número total de cromosomas y seguidamente los componentes del par sexual precedido de
una coma. Así, el cariotipo normal de un varón se escribe 46,XY y el de una mujer 46,XX.
Las anomalías cromosómicas son una causa más importante de abortos espontáneos, retardo
mental y malformaciones.
IDENTIFICACION CROMOSOMICA

Para el estudio cromosómico se debe realizar el cultivo un tejido del individuo donde las
células crezcan y se dividan rápidamente. El tejido más accesible para ese fin es la sangre y
las células que crecen son los linfocitos. La técnica comienza con la toma de una muestra de
sangre periférica por venopuntura con heparina como anticoagulante. Se siembran alrededor
de 10 gotas en un medio enriquecido y se incuba a 37ºC durante 72 horas. La estimulación
de la división celular se logra con la adición de un factor mitogénico como es la
fitohemaglutinina. Pasado ese tiempo, se agrega una solución de colchicina al medio para
detener la división celular y evitar que las células completen la mitosis. La colchicina actúa
inhibiendo la formación del huso mitótico y las células que alcanzan la metafase se acumulan
en el cultivo. Luego se agrega una solución hipotónica que hace que las células se hinchen y
se las hace estallar con una técnica de goteo sobre un portaobjeto y los cromosomas se
liberan. Posteriormente el material se fija y se tiñen de acuerdo a las diferentes técnicas.

EL BANDEO CROMOSÓMICO Con la técnica convencional de tinción con Giemsa los


cromosomas se tiñen intensamente y en forma homogénea y se los puede contar y agrupar
por su aspecto general y eso era lo único que se podía hacer en los primeros cariotipos. La
identificación de cada cromosoma vino posteriormente con las técnicas de bandeo. Estas
técnicas que generan bandas transversales permiten definir a cada cromosoma y estudiar su
estructura. Cada cromosoma tiene del patrón de bandas característico y existen varias 3
técnicas de tinción con fines específicos. El bandeo G es el más utilizado en citogenética
clínica. El bandeo G se logra con un tratamiento controlado con tripsina antes de la coloración
con Giemsa y produce bandas claras y oscuras en los cromosomas. Las bandas oscuras
contienen ADN rico en bases A-T que replica tardíamente y son pobres en genes constitutivos
y las bandas claras contienen ADN rico en G-C que replica tempranamente y tienen muchos
genes constitutivos Cuando un cromosoma está más elongado puede mostrar un mayor
número de bandas y esto se aprovecha para estudiarlo con mayores detalles. Esta metodología
que permite buscar alteraciones estructurales mínimas se conoce como bandeo de alta
resolución y se logra sincronizando el cultivo y con preparaciones hechas en profase o
prometafase, es decir, antes que los cromosomas alcancen su compactación máxima. Los
cromosomas en la mitad de la metafase muestran un nivel de resolución de 400 bandas
mientras que los de alta resolución alcanzan niveles de resolución de 550 y hasta de 850
bandas.

ANOMALÍAS CROMOSÓMICAS

Aproximadamente uno de cada 200 bebés nace con una anomalía cromosómica.

Los cromosomas son estructuras microscópicas que se encuentran presentes en las células
del organismo. Contienen los genes que determinan rasgos como el color de los ojos y del
cabello y que controlan el crecimiento y el desarrollo de cada componente de nuestro sistema
físico y bioquímico.

Los seres humanos tienen 23 pares de cromosomas, es decir 46 cromosomas en total.


Heredamos uno de los cromosomas de cada par de nuestra madre y el otro de nuestro padre.
Uno de estos pares está formado por los cromosomas que determinan el sexo. Las mujeres
tienen dos cromosomas X y los hombres un cromosoma X y un cromosoma Y.

¿Qué tipo de anomalías cromosómicas existen?

Anomalías cromosómicas esctucturales: Se trata de alteraciones en la estructura de los


cromosomas. Dichas alteraciones pueden ser de dos tipos:
 Con ganancia o pérdida de material genético: esto tendrá una implicación a nivel
fenotípico para el portador. Ejemplo: deleción, inserción,...
 Sin ganancia ni pérdida de material: normalmente no tiene ninguna consecuencia para
el portador pero si tiene consecuencias a nivel reproductivo. Ejemplo: translocación
equilibrada, inversión,...

Anomalías cromosómicas numéricas: son la pérdida o la ganancia de uno o varios


cromosomas. Pueden afectar tanto a autosomas (cualquier cromosoma que no sea sexual)
como a cromosomas sexuales. Existen diferentes tipos:

 Monosomía: pérdida de un cromosoma. Por tanto, solamente quedará una copia del
cromosoma cuando en una situación de normalidad habrían dos.
 Trisomía: Existencia de tres copias de un cromosoma específico, en lugar de dos (en
una situación de normalidad). El síndrome de Down es un ejemplo de trisomía. Las
personas con síndrome de Down tienen tres copias del cromosoma 21.
 Otros.

Tabla II: Riesgo de Anomalía según la edad materna


4. Alteraciones cromosómicas en el humano:
4.1 Anomalías Cromosómicas Numéricas:
Trisomías:

a) Síndrome de Down:
Es un trastorno genético en el cual una
persona tiene 47 cromosomas en lugar de los
46 usuales.
Causas:
En la mayoría de los casos, el síndrome de Down ocurre cuando hay una copia extra
del cromosoma 21. Esta forma de síndrome de Down se denomina trisomía 21. El
cromosoma extra causa problemas con la forma como se desarrolla el cuerpo y el
cerebro.
El síndrome de Down es una de las causas más comunes de anomalías congénitas en
los humanos.

Síntomas:
Los síntomas del síndrome de Down varían de una persona a otra y pueden ir de
leves a graves. Sin embargo, los niños con síndrome de Down tienen una apariencia
característica ampliamente reconocida.
La cabeza puede ser más pequeña de lo normal y anormalmente formada. Por
ejemplo, la cabeza puede ser redonda con un área plana en la parte de atrás. La
esquina interna de los ojos puede ser redondeada en lugar de puntiaguda.

Los signos físicos comunes abarcan:


 Exceso de piel en la nuca
 Nariz achatada
 Uniones separadas entre los huesos del cráneo (suturas)
 Pliegue único en la palma de la mano
 Orejas pequeñas
 Boca pequeña
 Ojos inclinados hacia arriba
 Manos cortas y anchas con dedos cortos
 Manchas blancas en la parte coloreada del ojo (manchas de Brushfield)

En el síndrome de Down, el desarrollo físico es a menudo más lento de lo normal y la


mayoría de los niños que lo padecen nunca alcanzan su estatura adulta promedio.

Los niños también pueden tener retraso en el desarrollo mental y social. Los problemas
comunes pueden abarcar:

 Comportamiento impulsivo
 Deficiencia en la capacidad de discernimiento
 Período de atención corto
 Aprendizaje lento
b) Síndrome de Edwards:

Es un trastorno genético en el cual una persona tiene una tercera copia del material del
cromosoma 18, en lugar de las dos copias normales.
Causas:

La trisomía 18 se presenta en 1 de cada 6,000 nacimientos vivos y es tres veces más común
en las niñas que en los niños.

El síndrome ocurre cuando hay material extra del cromosoma 18, el cual afecta el
desarrollo normal.

Síntomas:

 Puños cerrados
 Piernas cruzadas
 Pies con un fondo redondeado (pies en mecedora o pies convexos)
 Bajo peso al nacer
 Orejas de implantación baja
 Retardo mental
 Uñas insuficientemente desarrolladas
 Cabeza pequeña (microcefalia)
 Mandíbula pequeña (micrognacia)
 Criptorquidia
 Forma inusual del pecho (tórax en quilla)

c) Síndrome de Patau:
La trisomía 13, también conocida como el síndrome de Patau, es un trastorno genético en el
cual una persona tiene tres copias de material genético del cromosoma 13, en lugar de las
dos copias normales. En raras ocasiones, el material extra puede estar adherido a otro
cromosoma (translocación).
Causas:
La trisomía 13 ocurre cuando aparece ADN extra del cromosoma 13 en algunas o en todas
las células del cuerpo.

La trisomía 13 se presenta en aproximadamente 1 de cada 10.000 recién nacidos y la


mayoría de los casos no se transmite de padres a hijos (hereditario). En lugar de esto, los
eventos que llevan a la trisomía 13 ocurren ya sea en el espermatozoide o en el óvulo que
forma el feto.

Síntomas:

 Labio leporino o paladar hendido


 Manos empuñadas (con los dedos externos sobre los dedos internos)
 Ojos muy juntos: los ojos pueden realmente fusionarse en uno
 Disminución del tono muscular
 Dedos adicionales en manos o pies (polidactilia)
 Hernias: hernia umbilical, hernia inguinal
 Agujero, división o hendidura en el iris (coloboma)
 Orejas de implantación baja
 Discapacidad intelectual severo
 Defectos del cuero cabelludo (ausencia de piel)
 Convulsiones
 Pliegue palmar único
 Anomalías esqueléticas de las extremidades
 Ojos pequeños
 Cabeza pequeña (microcefalia)
 Mandíbula inferior pequeña (micrognactia)
 Testículo no descendido (criptorquidia)

Triploidías:
La triploidía es una anomalía cromosómica muy letal,
caracterizada por un conjunto adicional de cromosomas
haploide en el cariotipo (3n = 69 cromosomas), que causa
abortos precoces, nacimientos prematuros y muertes
perinatales. La mayoría de las gestaciones triploides se
acompañan de cambios morfológicos placentarios de
degeneración molar parcial. Varios mecanismos pueden
conducir a una triploidía y los signos clínicos más comunes son retraso de crecimiento
intrauterino, macrocefalia, osificación irregular de los huesos del cráneo, sindáctila de
tercer y cuarto dedo, alteraciones oculares, auriculares, defectos del sistema nervioso
central (SNC), corazón y riñones.

La triploidía es una situación relativamente rara que aparece en el 0,1% (0,005 a 1%) de las
gestaciones detectables. Representa el 20% de las aberraciones cromosómicas encontradas
en el curso de abortos precoces, de los que el 86% presentan degeneración molar parcial
placentaria1, 2. Cuando la gestación continúa, la triploidía puede presentarse también con
escasa frecuencia, en recién nacidos polimalformados generalmente prematuros de poca
supervivencia4

Los mecanismos que conducen a una triploidía son varios2, 8,9. Puede tratarse de una
diandria por dispermia o diplospermia, o de una diginia de origen materno, o deberse a un
accidente mitótico.
4.2 Anomalías cromosómicas estructurales:
Delecciones:

a) Síndrome de Wolf-Hirschhorn:
Se caracteriza por la presencia de múltiples anomalías congénitas y retraso
mental, y está causado por la pérdida (delección) de la parte final del brazo
corto del cromosoma 4 (4p16.3). Fue descrito en 1961 por Hirschhorn y
Cooper1, y en 1965 por Wolf y cols.2 Hoy sabemos que el tamaño de esta
pérdida varía en los diferentes pacientes y se relaciona con el grado de
afectación. Los niños que nacen con el SWH presentan una serie de
alteraciones que afectan a diferentes sistemas, produciendo: retraso del
crecimiento pre y postnatal, anomalías craneofaciales incluyendo
microcefalia, anomalías oculares, fisura labiopalatinas, retraso mental de
intensidad variable, convulsiones y dificultades para la deglución. Una de las
alteraciones que se ha considerado como “típica”, se refiere a una estructura
peculiar de la nariz (ancha, y de perfil se observa que continúa con el nivel
de la frente), que le da a la cara un aspecto que recuerda a un casco de
guerrero griego. Estas características llevan a un diagnóstico de sospecha del
síndrome. No obstante, debido a que existe una gran Hipotonía variabilidad
en cuanto a las alteraciones que se presentan en cada paciente con SWH, su
diagnóstico clínico puede no hacerse al nacimiento, lo que da lugar a un
retraso en su reconocimiento. Este retraso se ve favorecido porque las
características clínicas varían con la edad.

Diagnostico citogenético: El diagnóstico clínico no es de certeza, sino una


sospecha que requiere su confirmación con el diagnóstico seguro que se
obtiene del análisis citogenético y/o molecular. Mediante el estudio
cromosómico de alta resolución (500- 850 bandas) se detecta la deleción
sólo en un 70% de los casos con diagnóstico clínico. Esto se debe a que la
pérdida de la parte final del brazo corto del cromosoma 4 puede ser muy
pequeña, y se necesitan técnicas cuya resolución sea mayor. En la
actualidad, la más utilizada es la hibridación in situ con fluorescencia
(FISH), con la que se detecta la deleción hasta en el 95% de los casos con
sospecha clínica.

b) Síndrome de cri-du-chat:
En el año 1963 Lejeune y colaboradores describieron un síndrome
cromosómico consistente en la deleción de gran parte del brazo corto del
cromosoma 5 (5p-), siendo el tipo de llanto de los recién nacidos una de las
características más llamativas para su diagnóstico precoz1. Ese llanto se
describe como similar al maullido de un gato, razón por la que se le
denominó “síndrome de Cri du
chat”, aunque en la actualidad
se considera más adecuada la
denominación de síndrome de
deleción 5p. Éste es
considerado como uno de los
síndromes de microdeleción
más frecuentes, si no el más
frecuente. Sin embargo, como
las características clínicas y la
gravedad e intensidad de sus
manifestaciones son muy
variables entre los diferentes
pacientes, la estimación de su
frecuencia varía mucho de unos
trabajos a otros. De hecho, por los
datos publicados se estima que la
frecuencia del síndrome de
deleción 5p se encuentra en un
rango que varía entre uno de
15.000 y uno de 50.000 recién
nacidos vivos.

Citogenética:
Hoy sabemos que el tamaño de la pérdida del brazo corto del cromosoma 5p
varía desde la ausencia de casi todo el brazo (fueron los primeros casos
detectados), hasta la pérdida de una pequeña parte distal o de diferentes
zonas intersticiales. Por tanto, las manifestaciones clínicas del síndrome
pueden ser diferentes en los distintos pacientes, en función del tamaño de la
zona perdida y de los genes afectados.

Diagnóstico clínico:

Es difícil establecer una guía de manifestaciones clínicas del síndrome de


deleción 5p porque, como ya se ha dicho, dependerá del tamaño y
localización de la zona cromosómica que se pierda. En la actualidad, con la
aplicación de las técnicas moleculares de CGH array, es de esperar un
progresivo incremento del conocimiento en las características de este
síndrome.
c) Síndrome de cat eye:

Se caracteriza por dos rasgos principales:


atresia anal y coloboma del iris, de los
cuales deriva el nombre del síndrome. Sin
embargo, los pacientes presentan un rango
amplio de heterogeneidad de los síntomas:
solamente el 41% presentan los rasgos
clásicos de anomalías anales, coloboma
del iris y puntos y/o marcas en la piel
preauricular. Otros rasgos más variables
incluyen hipertelorismo moderado con fisuras palpebrales inclinadas hacia
abajo, defectos cardíacos, paladar hendido y anomalías del tracto urinario o
esqueléticas. Los déficits intelectuales moderadas están presentes en el 32%
de los pacientes. La prevalencia estimada en la población general es de 1
cada 74.000. Cinco de cada seis casos presentan un cariotipo que muestra la
presencia de un cromosoma supernumerario pequeño derivado de la parte
proximal del cromosoma 22.
Generalmente este marcador es bicéntrico y bisatelitado, como resultado de
una duplicación invertida. A menudo se observa en mosaico. La presencia
de este marcador cromosómico extra es el criterio de diagnóstico más
relevante del síndrome. No se han identificado correlaciones entre la
severidad del déficit intelectual y la presencia de malformaciones, y el grado
de mosaicismo o la longitud de las duplicaciones. Sin embargo, los pacientes
portadores de pequeños marcadores del cromosoma 22 que no presentan
eucromatina no están asociados a fenotipos. La duplicación invertida del
cromosoma 22 generalmente ocurre de novo y la transmisión es posible en
ambos sexos, con riesgo de transmisión a la descendencia del 50%
aproximadamente. El diagnóstico prenatal es posible por un cariotipo e
Hibridación in situ Fluorescente (FISH). Se requiere cirugía en los pacientes
con atresia anal y complicaciones cardíacas severas. Unos pocos pacientes
con severas malformaciones múltiples han muerto durante la infancia, pero
la esperanza de vida no está significativamente reducida en los pacientes que
presentan pocas manifestaciones o moderadas.

d. Cromosomas anulares o en anillo


En ocasiones se producen lecciones en las dos puntas de un cromosoma.
Posteriormente los extremos cromosómicos restantes pueden fusionarse, formando
un cromosoma anular. El cariotipo de una mujer con un cromosoma X anular es
46,X,r(X). Si el cromosoma anular incluye un centrómero, a menudo puede
experimentar división celular, pero su estructura puede crear dificultades. Con
frecuencia los cromosomas anular se pierden produciendo monosomía para el
cromosoma al menos en algunas células. Se han descrito cromosomas anulares al
menos en un caso para cada uno de los autosomas humanos.

e. Translocaciones
Una translocación es el intercambio de material genético entre cromosomas no
homólogos. Las translocaciones equilibradas representan una de las aberraciones
cromosómicas más frecuentes en los humanos y están presentes en 1 de casa 500 o
1000 individuos. Existen dos tipos básicos de translocaciones: recíprocas y
Robertsonianas.

f. Translocaciones recíprocas: las translocaciones recíprocas tienen lugar cuando se


producen roturas en dos cromosomas diferentes y éstos intercambian material. Los
cromosomas resultantes se denominan cromosomas derivativos. Normalmente, el
portador de una translocación recíproca no se ve afectado porque se cuenta con un
complemento normal de material genético. Sin embargo, los hijos del portador
pueden ser normales, ser portadores de la translocación o tener duplicaciones o
delecciones de material genético.
Por ejemplo, la leucemia aguda promielocítica (LAP) representa 30% de las
leucemias de los adultos en la población hispana en USA, donde predominan los
promielocitos anormales. En la LAP se encuentra una anormalidad cromosómica
consistente en una translocación recíproca entre los brazos largos de los
cromosomas 15 y 17 y se produce una fusión de parte del gen PML (Promyelocytic
Leukemia) con parte del gen RARa (receptor alfa del Acido Retinoico), da lugar a su
contrapartida el oncogén RARA/PML, con su derivada oncoproteína (bloqueo de la
diferenciación celular).
g. Translocaciones Robersonianas: en las translocaciones Robertsonianas, se pierden los
brazos cortos de dos cromosomas no homólogos y los brazos largos se fusionan en el
centrómero para formar un único cromosoma. Este tipo de translocación está limitado
para los cromosomas acrocéntricos (13, 14, 15, 21 y 22), porque sus brazos cortos
son muy pequeños y no contienen material genético esencial. Dado que los portadores
de translocaciones Robertsonianas no pierden material genético esencial, son
fenotípicamente normales pero sólo tienen 45 cromosomas en cada célula. Sus hijos,
sin embargo, pueden heredar un brazo largo extra o ausente en un cromosoma
acrocéntrico.
Una translocación Robertsoniana habitual consiste en la fusión de los brazos largos
de los cromosomas 14 y 21. El cariotipo de un portador varón de esta translocación
es 45, XY, der (14, 21) (q10; q10). Esta persona carece de un cromosoma 14 normal
y un cromosoma 21 normal y, en su lugar, tiene un cromosoma derivado de la
translocación de los brazos largo enteros de los cromosomas 14 y 21. En esta persona,
durante la meiosis, el cromosoma de la translocación debe emparejarse con sus
homólogos. Si se produce una segregación alternante, los hijos tienen cromosomas
normales o una translocación equilibrada con un fenotipo normal. Si se tiene lugar
uno de los patrones de segregación adyacente, los gametos están desequilibrados y
los hijos pueden tener trisomía 14, monosomía 14, monosomía 21 o trisomía 21. Los
fetos de las primeras tres posibilidades no sobreviven hasta el nacimiento y la última
translocación produce un niño con tres copias del brazo largo del cromosoma 21 y un
fenotipo de síndrome de Down. Las translocaciones Robertsonianas son responsables
del 5% aproximadamente de los casos de síndrome de Down.
Una tercera parte sería completamente normal, una tercera parte sería portadora de la
translocación pero fenotípicamente normal y una tercera parte tendría el síndrome de
Down.

h. Síndrome de X frágil

El síndrome del cromosoma X frágil es causado por un cambio en un gen


llamado FMR1. Una pequeña parte del código del gen se repite en un área frágil del
cromosoma X. Cuantas más repeticiones se presenten, mayor será la probabilidad de
que se presente la afección.
El gen FMR1 produce una proteína que se necesita para que el cerebro funcione
apropiadamente. Un defecto en este gen hace que el cuerpo produzca muy poco de
esta proteína o nada en absoluto.
Tanto los niños como las niñas pueden resultar afectados, pero debido a que los niños
tienen únicamente un cromosoma X, es más probable que un solo cromosoma X frágil
los afecte con más gravedad. Usted puede tener el síndrome del cromosoma X frágil
incluso si sus padres no lo tienen.
Es posible que no haya antecedentes familiares del síndrome del cromosoma X frágil,
de problemas del desarrollo ni de discapacidad intelectual.

Síntomas:
Los problemas de comportamiento asociados con el síndrome del cromosoma X frágil
abarcan:
Trastorno del espectro autista

Retraso para gatear, caminar o voltearse

Palmotear o morderse las manos

Comportamiento hiperactivo o impulsivo

Discapacidad intelectual
Retraso en el habla y el lenguaje
Tendencia a evitar el contacto visual

Los signos físicos pueden abarcar:

Pies planos

Articulaciones flexibles y tono muscular bajo

Tamaño del cuerpo grande

Orejas o frente grandes con una mandíbula prominente

Cara larga

Piel suave

Algunos de estos problemas están presentes en el nacimiento, mientras que es posible


que otros no se presenten hasta después de la pubertad.

Es posible que los miembros de la familia que tengan menos repeticiones o copias en el
gen FMR1 no presenten discapacidad intelectual. Las mujeres pueden
tener menopausia prematura o dificultad para quedar embarazadas. Tanto los hombres como
las mujeres pueden tener problemas con temblores y coordinación deficiente.

4.3 Anomalías cromosómicas sexuales

- Monosomía del cromosoma X: Síndrome de Turner


El fenotipo asociado a un única cromosoma X (45, X) fue descrito por Henry Turner
en 1938. Las personas con síndrome de Turner son mujeres y normalmente muestran
un fenotipo característico, incluyendo presencia variable de estatura baja
proporcionada, infaltilismo sexual y disgénesis ovárica y un patrón de
malformaciones mayores y menores. Las características físicas pueden incluir rostro
en forma triangular; orejas externas con rotación posterior, así como un cuello grueso
y “cuello alado”. Además, el tórax es ancho y tiene forma de escudo. En el nacimiento
se observa linfedema de las manos y pies. Muchas pacientes con síndrome de Turner
presentan defectos cardiogénicos congénitos, sobre todo lesiones obstructivas del
lado izquierdo del corazón (válvula aórtica bicúspide en el 50% y coartación aórtica).
Las obstrucciones graves deben repararse quirúrgicamente. Aproximadamente el
50% de las personas con síndrome de Turner sufren defectos renales estructurales,
pero normalmente no causan problemas médicos. Suele observarse cierta
disminución en la habilidad perceptual espacial, pero en general la inteligencia es
normal.
En la mayoría de personas con este síndrome se observan cintas de tejido conectivo
en lugar de ovarios, al no tener ovarios no desarrollan características sexuales
secundarias. Además la mayoría de las mujeres con este trastorno son infértiles,
aunque un pequeño porcentaje presentan un desarrollo ovárico suficiente para tener
la menarquia y un pequeño número de ellas han tenido hijos. Las adolescentes con
síndrome de Turner suelen tratarse con estrógenos para favorecer al desarrollo de las
características sexuales secundarias, además ayuda a prevenir la osteoporosis.
Aproximadamente entre el 60 y el 80 % de los casos de monosomía X están causados
por la ausencia de cromosoma sexual del padre durante las primeras fases de la
mitosis en el embrión o la meiosis del padre, el hijo sólo recibe un cromosoma X de
la madre. El cariotipo 45, X está presente en el 1-2% de las concepciones, pero el
síndrome de Turner sólo afecta a 1 / 2000 – 3000 niñas nacidas vivas, es decir la gran
mayoría de las concepciones 45, X se pierden antes del nacimiento.

- Síndrome de Klinefelter
Cariotipo 47, XXY, fue descrito 1942 por Harry Klinefelter, presente en 1 de cada
500 o 1000 nacimientos de sexo masculino. Aunque es una causa frecuente de
hipogonadismo primario en los varones, el fenotipo de este síndrome es menos
evidente que otros síndromes.
Los pacientes con este síndrome tienden a ser más altos que la media, con brazos y
piernas desproporcionadamente largos. La exploración clínica de los paciente
pospúberes revela testículos pequeños de menos de 10 ml de volumen y la mayoría
de los pacientes son estériles como consecuencia de la atrofia de túbulos seminíferos.
Los valores de testosterona en adolescentes y adultos son bajos. Aproximadamente
una tercera parte de las personas afectadas presentan ginecomastia, que conlleva a un
mayor riesgo de cáncer de mama, riesgo que puede reducirse mediante mastectomía.
Normalmente el pelo corporal es escaso durante la pubertad y la masa muscular suele
ser reducida. Además, hay una predisposición a discapacidades de aprendizaje y
reducción del CI verbal. Aunque en general la inteligencia se sitúa en el intervalo
normal, el CI es de media entre 10 y 15 puntos inferior al de los hermanos de la
persona afectada. Debido a la sutileza del trastorno, muchas veces no se diagnostica
hasta después de la pubertad.
En alrededor de los 50% de los casos de Klinefelter el cromosoma X extra procede
de la madre y el síndrome aumenta de incidencia con la edad materna avanzada. El
mosaicismo, que está presente en el 15% de los pacientes aproximadamente,
incrementa la probabilidad de producción variable de espema.
También se han observado individuos con los cariotipos 48, XXXY y 49 XXXXY.
Dado que tienen un cromosoma Y, tienen un fenotipo masculino, pero el frado de
deficiencia mental y anomalías físicas aumenta con cada cromosoma X adicional.

4.4. Mosaicismo cromosómico

El mosaicismo se refiere a una condición en donde un individuo tiene dos o


más poblaciones de células que difieren en su composición genética. Esta
situación puede afectar a cualquier tipo de célula, incluyendo las células
sanguíneas, gametos (ovarios y espermatozoides), y la piel.

El mosaicismo se puede detectar a través de una evaluación cromosómica y


usualmente se describe como un porcentaje de las células examinadas. El
hallazgo cromosómico normal en los hombres es 46 XY y en las mujeres es
46 XX.

Los ejemplos de mosaicismo cromosómico abarcan:

 Síndrome de Turner mosaico: una mujer con un cierto porcentaje de


línea celular normal (46, XX), más otro porcentaje de línea celular
anormal asociada con el síndrome de Turner (45, X).

 Síndrome de Klinefelter mosaico: un hombre con un porcentaje de


línea celular normal (46, XY), más otro porcentaje de una línea celular
anormal asociada con el síndrome de Klinefelter (47, XXY).

 Síndrome de Down mosaico: un hombre con una línea celular normal


(46, XY), más una línea celular anormal (47, XX, +21) o una mujer
con línea celular normal (46, XX) más una línea celular anormal (47,
XX, +21). Es decir, en el síndrome de Down, el individuo tiene un
cromosoma extra No 21.

Causas

El mosaicismo ocurre como resultado de un error en la división celular muy


temprano en el desarrollo fetal.

Síntomas

Los síntomas varían y son muy difíciles de predecir. Es posible que no sean
tan graves si usted tiene tanto células normales como anormales.

Pruebas y exámenes

Las pruebas genéticas pueden diagnosticar el mosaicismo.

Es probable que sea necesario repetir los exámenes para confirmar los
resultados y ayudar a determinar el tipo y gravedad del trastorno.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del tipo y gravedad del trastorno. Usted puede tener
un tratamiento menos intenso si sólo algunas de las células son anormales.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico en realidad depende de cuáles órganos y tejidos estén afectados


(por ejemplo, el cerebro o el corazón). Es difícil predecir los efectos de tener
dos líneas de células diferentes en una persona.

En términos generales, los pacientes con un alto número de células anormales


comparten el mismo pronóstico de las personas con la forma típica (los que
tienen todas las células anormales) de la enfermedad.

Los pacientes con un bajo número de células anormales pueden verse muy
levemente afectados. Es posible que no descubran que tienen mosaicismo
hasta que den a luz a un niño que presente la forma típica (no mosaica) de la
enfermedad.
5. Conclusiones

 Los cromosomas son estructuras que se encuentran en el centro (núcleo) de


las células que transportan fragmentos largos de ADN; de los cuales, los
humanos tenemos un número total de 46 cromosomas en condiciones
normales. El cariotipo es la constitución cromosómica de un individuo
expresada mediante un código. Con respecto a las técnicas de bandeo son muy
variadas y entre las más utilizadas pueden estar el bandeo G, R, Q y C.

 Las alteraciones cromosómicas en el ser humano son diversas y por ello se las
clasifica en numéricas, estructurales y sexuales. Dentro de las alteraciones
cromosómicas numéricas podemos encontrar a las trisomías (Síndrome de
Down, de Patau y de Edwards) y las poliploidías; en las alteraciones
estructurales, están las delecciones, duplicaciones, inversiones, cromosomas
en anillo, translocaciones y sitios frágiles.

 Gracias a los avances tecnológicos y a la mayor insistencia por parte del área
científica, médica y social, las enfermedades de origen genético pueden
prevenirse. Las más comunes son de origen cromosómico, como las trisomías
de los pares 13, 18, y 21 (síndrome de Down) y también las alteraciones de
los cromosomas sexuales (X e Y). Para el diagnóstico de estas anomalías se
dispone de técnicas diagnósticas con las que se puede obtener el resultado en
24 horas (FISH), con posterior ratificación mediante el cariotipo a los 15 días.