You are on page 1of 2

¿Cómo aprender idiomas?

Muchas formas de aprender

Hay muchas formas de aprender un idioma. Las que se exponen a


continuación son sólo algunas de ellas:

 Utilice un curso de autoformación, en formato de CD, cinta


de vídeo o casete, acompañados de libros de texto y ejercicios;
el estudiante realiza el curso por su cuenta y evalúa sus
progresos a medida que va avanzando. Este tipo de cursos
existen para la mayoría de las lenguas y la mayoría de los
niveles, desde principiante hasta avanzado. Se encuentran a la
venta en muchas librerías y también pueden tomarse en
préstamo en algunas bibliotecas municipales.
 ¡Vea la televisión! Muchas empresas de radiotelevisión
ofrecen cursos de idiomas en programas de televisión o de
radio.
 ¡Navegue en la red! Cada vez hay más sitios de Internet que
ofrecen lecciones de lenguas extranjeras, muchos de ellos con
imágenes y sonido.
 Aprenda con un profesor. En la mayor parte de Europa se
ofrecen clases de idiomas para adultos, que suelen impartirse a
última hora de la tarde. La ventaja de asistir a un curso con
otros estudiantes es que los compañeros se animan entre sí en
su aprendizaje y el profesor puede orientar a cada uno según
sus necesidades específicas.
 Aprender en el trabajo. Cada vez son más los empresarios
que reconocen que el dominio de lenguas extranjeras es
imprescindible para el éxito de su negocio. Muchas grandes
empresas ofrecen cursos de idiomas gratuitos o
subvencionados.

Obviamente, puede usted combinar estos métodos, o ir alternando


métodos diferentes en las distintas etapas de su aprendizaje. Puede
elegir la forma de aprender un idioma que sea más idónea para
usted, dependiendo de su manera de aprender y de sus
circunstancias personales, como:

 dónde vive (por ejemplo, si se ofrecen cursos de idiomas cerca


de su casa)
 de cuánto tiempo dispone
 qué idiomas le interesan
 cuáles son las razones que le motivan a aprender un idioma

A continuación figuran algunos consejos e ideas que pueden


resultarle útiles para planificar su aprendizaje de idiomas.
Experiencia útil

 Si le interesan las lenguas como tales, incluida su lengua


materna, será usted un buen estudiante de idiomas.
 Las experiencias previas de aprendizaje de idiomas también
ayudan. Si ya ha aprendido una lengua extranjera, habrá
adquirido algunas técnicas que podrá aplicar a un nuevo
idioma: hay que aprender a aprender un idioma.
 Si nunca hasta ahora ha aprendido una lengua extranjera: ¡no
se preocupe! ¡Cualquiera puede hacerlo!

Aptitudes para el estudio

Como sucede con todo lo que merece la pena, aprender un idioma


requiere un poco de tiempo y de energía, ¡pero también es divertido!
Las siguientes ideas pueden ser útiles:

 La rapidez con que avance dependerá de usted, pero le ayudará


reservar un tiempo fijo cada día o cada semana para estudiar
su idioma. Con 2-4 horas a la semana podrá avanzar bastante.
 Controle sus progresos. Muchos cursos incluyen ya pruebas
que le ayudan a comprobar lo que ha aprendido y a saber
cuáles son los aspectos en los que debe centrarse.
 Hay muchas cosas que pueden servirle para reforzar lo que
aprende en el curso, como escuchar por radio emisoras
extranjeras o ver películas en versión original. ¡Incluso leer
libros para niños es útil!
 Recuerde que cada uno aprende a su manera, así que pruebe
diferentes planteamientos y vea cuál es el más idóneo para
usted.
 No tenga miedo a probar su nueva lengua cada vez que tenga
ocasión de hacerlo. Quizá cerca de donde usted vive pueda
conocer gente que habla la lengua que está estudiando, o quizá
pueda intercambiar correspondencia, por correo postal o
electrónico, con personas residentes en el extranjero.
 Obviamente, es al viajar al extranjero cuando uno se da cuenta
de lo que valen los idiomas y cuando sus nuevas aptitudes le
permitirán establecer contactos. Intente organizar un viaje al
extranjero, aunque sea corto. Plantéeselo como un objetivo y,
mientras esté en el extranjero, aproveche todas las
oportunidades que se le presenten para poner en práctica sus
conocimientos. En general, a la gente le gusta que usted haga
el esfuerzo de hablar su lengua y es indulgente si no lo hace a
la perfección.
 ¡Disfrute aprendiendo!