Вы находитесь на странице: 1из 6

Inserción del pueblo venezolano en el sistema económico partiendo desde su organización, desde

sus proyectos socio productivo, cooperativos, empresas de producción social, unidades socio
productivas y cadena.

Con el gobierno que se inicia en Venezuela en 1999, se crean instrumentos legales y surgen
instituciones que le dan relevancia al sector de la economía social, conformado por cooperativas,
ONG´s, y microempresas. El objetivo del presente trabajo es explorar la política que formalmente
promueven las organizaciones del Estado que impulsan la economía social en el gobierno de Chávez,
específicamente las que estuvieron adscritas al Ministerio de Economía Social. La metodología
consistió en el análisis documental y entrevistas semiestructuradas a los funcionarios de las
instituciones. Los resultados revelan que; 1) En el marco de una constitución y leyes que promueven
la economía social, se crean nuevas organizaciones para el desarrollo de programas en este sector, 2)
Existe una concepción del desarrollo en etapa de construcción donde se privilegia lo sustentable y lo
endógeno; y 3) Se promueven programas sociales compensatorios conjuntamente con actividades
productivas que privilegian microempresas y especialmente formas colectivas de organización
cooperativa. Se concluye que las organizaciones del Estado para promover la economía social
contribuyen con el modelo de desarrollo endógeno, fundamentado en la búsqueda de la
transformación socioproductiva y cultural del modo de producción capitalista dominante.

En el gobierno de Chávez se intenta llevar a cabo un modelo de desarrollo alternativo, plasmado en


su propuesta electoral, en la nueva constitución y en los lineamientos de acción del Plan Nacional,
documentos en los cuales se pone un especial énfasis en la economía social impulsada y fomentada
en la práctica desde distintas instituciones del Estado Venezolano, producto de lo cual tienen lugar
una serie de cambios en materia jurídica y organizativa.

Con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) a través de


refrendo en 1999, adquieren rango constitucional las organizaciones de la economía social; además
que se crean mediante Ley habilitante, la Ley de Estimulo Promoción y Desarrollo del Sistema
Microfinanciero y la Ley Especial de Asociaciones Cooperativas (LEAC), las cuales rigen dos tipos de
organizaciones que pertenecen al sector de la economía social: las cooperativas y las microempresas.

Asimismo, el gobierno presenta un mayor interés en la integración de lo económico y lo social,


apoyando estrategias productivas solidarias y creando nuevas instituciones para la promoción de la
economía social, entre las que se encuentran las siguientes: Instituto Autónomo Fondo Único Social
(IAFUS), Banco del Pueblo Soberano (BPS), Fondo de Desarrollo Microfinanciero (FONDEMI), Banco
de Desarrollo de la Mujer (BANMUJER) y el Banco de Desarrollo Económico y Social (BANDES).

Con la Ley de Microfinanzas, se crea el Sistema Microfinanciero, del cual forman parte el BPS,
BANMUJER y FONDEMI; este último constituido, según la mencionada ley, en el órgano rector. El
Banco del Pueblo representa la primera experiencia y organización del sector de las microfinanzas
creada por el mencionado gobierno; de igual forma BANMUJER se constituye en la primera banca
social de género en Venezuela.
Se crea el IAFUS como ente concentrador de recursos; a la vez que el BANDES se constituye en una
banca que fomenta el sector de las microfinanzas y grandes proyectos industriales, orientado
formalmente hacia el desarrollo sustentable del país.

Adicionalmente, surge una instancia de coordinación, el Ministro de Estado para el Desarrollo de la


Economía Social (MEDES), sustituido por el Ministerio de Economía Popular (MINEP), actual ente
rector de la economía social en Venezuela.

El objetivo de está investigación es explorar la política de economía social, promovida por las
organizaciones del Estado en el gobierno de Chávez en el período 1999-2004, específicamente las
adscritas al Ministro de Estado para el Desarrollo de la Economía Social (MEDES).

Los cambios que están sucediendo en el aparato del Estado, entre los cuales se encuentra la política
de economía social, han sido poco estudiados, por lo que no existen trabajos que recojan las
experiencias de las nuevas instituciones creadas; haciendo necesario la producción de conocimiento,
explorando un área poco o casi nada estudiada, que sirva de base para futuras investigaciones y
propuestas de cambios.

Partimos del supuesto de que la política de economía social, ha presentado avances para impulsar
formas de organización cooperativa más allá del apoyo dado al sector microempresarial basado en
un microempresario individualista. La metodología empleada, se baso en el análisis documental y en
entrevistas abiertas aplicadas a los funcionarios de las instituciones objeto de estudio, en una
investigación exploratoria con intentos de explicación.

Amenazas en el ámbito económico.

Las amenazas que el país enfrenta en el ámbito económico deben ser consideradas con la mayor
atención, a partir del impacto que las mismas pueden tener en la vida de la nación y en la estabilidad
y bienestar de la sociedad. Entre las principales amenazas en el ámbito económico están:

AMENAZAS INDICADORES
Sabotaje a los sistemas  Empresas básicas. (Eléctrica- comunicaciones – transporte –
de producción, minería – petróleo).
distribución y prestación
de servicios del Estado
Sabotaje en el  Producción y distribución de alimentos y productos de primera
abastecimiento y necesidad.
distribución de  Producción y distribución de productos agropecuarios.
productos
agropecuarios y
alimentos para
consumo humano
 La mayor cantidad de los bienes importados, requieren de repuestos
Dependencia
y servicios con tecnologías foráneas para su producción (neveras,
tecnológica de países
vehículos, lavadoras, etc.).
hegemónicos
 Impedimento de adquisición de repuestos estratégicos.
 Uso masivo de nuevos materiales en la nanotecnología para
Interés e injerencia de producir microprocesadores electrónicos de alto rendimiento y
países hegemónicos y velocidad de procesamiento o transmisión de información.
organizaciones  Adoctrinamiento de la población de los Estados Unidos la Unión
extranjeras en los Europea sobre la necesidad de ejercer control sobre las reservas
recursos energéticos y de agua que ese encuentran en diferentes lugares del planeta tierra.
naturales.  Adquisición de alimentos a futuro colocados en bolsas de valores.
 Financiamiento por parte de ONG.
Economía rentista  Muy baja diversificación de los sectores productivos de la economía.
dependiente de la

extracción de petróleo  Bajo desarrollo científico, tecnológico e industrial para agregar valor
crudo y su exportación a a la materia prima.
la comunidad  Los precios del petróleo determinan el presupuesto anual de la
internacional nación.
 Descubrimiento de nuevas fuentes de energía que irán
paulatinamente reduciendo el consumo de petróleo a nivel
internacional.
Sabotaje en el sistema de producción, distribución y prestación de servicios del estado.

SABOTAJE PETROLERO. Cuando ocurrió el paro petrolero, provocado según propia confesión del
autócrata mandatario quien pito en mano, procedió a expulsar de PDVSA, a lo más granado de su
personal directivo, administrativo, técnico y obrero, negándoles todos sus derechos y
apropiándose de todos sus haberes en las cajas de ahorro, sobrevino la debacle de la industria
petrolera, que se ha sostenido en los últimos tiempos solo por los altos precios del petróleo,
porque quienes gerencian desde ese momento el sector, han demostrado total ineptitud,
ineficacia e ineficiencia y al no contar con la capacidad gerencial y administrativa necesaria, culpan
a los despedidos de algo que ellos llaman “sabotaje”, roca donde esconden todas sus míseras
incapacidades.

SABOTAJE INDUSTRIAL. La confiscación de muchas empresas del sector industrial y posterior


destrucción por la falta de personal idóneo que las manejase, por la consabida expulsión de los
trabajadores de las mismas, trajo como consecuencia el cierre definitivo de muchas de ellas y la
creación de verdaderos cementerios en las diferentes zonas industriales del país; para los
indigentes intelectuales del castro comunismo, esto fue ocasionado por los escuálidos
saboteadores de la oligarquía. Las consecuencias de estos dislates son graves a tal punto que la
casi totalidad de productos industriales que se fabricaban y exportaban en Venezuela, ahora hay
que traerlos importados.

SABOTAJE EDUCACIONAL. Como todas las autocracias, este régimen castro comunista, endilga al
personal docente, administrativo y obrero de los diferentes niveles del sector: inicial, básica,
especializada y superior, la culpa de la debacle en la educación venezolana, tratando de trasladar a
otros la incompetencia que han demostrado al gerenciar tan relevante sector de la vida nacional.
Así, nuestro sistema educativo que antaño fuera reconocido mundialmente como uno de los
mejor estructurados y eficientes, ha colapsado vergonzosamente por causa de los autócratas los
cuales hacen culpables de la tal debacle a los maestros que no están “identificados con su filosofía
política y no contribuir a la formación del HOMBRE NUEVO”.

SABOTAJE ECONOMICO. Sabiendo, como la mayoría de los venezolanos lo sabemos, que la


actividad económica del país está siendo manejada centralizadamente directamente siguiendo los
lineamientos dictados por el régimen castro comunista y supervisado por ellos, la craneoteca
gubernamental adjudica la culpa del desbarajuste económico – altos niveles de inflación y mínima
oferta ante la demanda poblacional- a los opositores, porque según ellos son los que influyen
directamente en el encarecimiento de los productos y la carencia de los mismos, por realizar
compras acaparadoras de los bienes y servicios y pagar por los mismos sin protesta precios
exorbitantes (y sin control oficial).

SABOTAJE ELECTRICO.
Esta es la gota que derrama el vaso. La dirigencia autocrática revolucionaria que en 15 años no se
ha dedicado al mantenimiento y mucho menos a la ampliación del sistema eléctrico nacional,
ahora solo atina a aseverar que eso es consecuencia del sabotaje eléctrico originado por los
venezolanos no militantes del sector oficialista, que se han dedicado a la cría de iguanas y
rabipelados especialistas en la interrupción del fluido eléctrico cumpliendo instrucciones del
imperio norteamericano, por ellos denominados los saboteadores eléctricos. Jamás se había visto
tamaña imbecilidad de un gobierno a nivel mundial.

Sabotaje en el abastecimiento y distribución de productos agropecuarios y alimentos de


consumo humano.

Uno de los problemas que han venido afrontando los venezolanos en los últimos meses ha sido la escasez y
desabastecimiento de productos de primera necesidad, lo que además genera colas y caos al momento de
hacer las compras. Se trata de una práctica que ha sido inducida por la propia derecha venezolana en el marco
de la guerra económica contra el Gobierno y la Revolución Bolivariana.

El Gobierno venezolano ha demostrado que la falta de productos en los anaqueles de los mercados y tiendas
pasa por un sabotaje en la distribución de productos en el que están involucrados tanto empresarios y actores
de la derecha, como funcionarios corruptos que se han prestado para estas acciones.

La distorsión en la distribución de los productos es manipulada por las empresas para generar malestar y
desmotivación en el pueblo. El analista social, Erick Rodríguez, explicó por ejemplo cómo sucede este
sabotaje específicamente en la distribución del pollo. Las principales empresas que producen y reparten la
proteína en todo el territorio nacional utilizan una estrategia para llevar menos cantidades del producto a las
regiones donde viven el 90 por ciento de los consumidores de pollo y huevo. Los encargados de las redes de
distribución llevan más productos a zonas donde habita la población que consume productos alternos como el
pescado, carne de cerdo y de res.

Esta situación provoca colas, descontento en la población y escasez del rubro en la mayoría de los mercados.

La excusa de los productores es que no hay alimentos para engordar los pollos ni tampoco divisas para poder
importar, cuando la realidad es que distorsionan la red de distribución.

En reiteradas oportunidades el Gobierno venezolano ha denunciado que la mayoría de los productos de


primera necesidad y alimentos son acaparados por empresarios o son objeto de contrabando para ser llevados
a la frontera.

Las autoridades venezolanas han hecho operativos en todo el país y han detectado que muchas industrias
acaparan productos para contribuir con la generación de escasez y desabastecimiento. En el marco de la
guerra económica también ha surgido la figura de los revendedores o también llamados “bachaqueros”,
quienes obtienen productos a precios regulados y los revenden a la población al doble, triple y hasta 10 veces
mayor del costo real. Sin embargo, el Gobierno ha logrado mermar esta práctica con la colocación de sistemas
biométricos en los supermercados con el objetivo de evitar esta práctica.