Вы находитесь на странице: 1из 6

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS


CENTRALES “RÓMULO GALLEGOS”

4to AÑO DE MEDICINA SECCIÓN 1

VALLE DE LA PASCUA, ESTADO GUÁRICO

Cuidados a la Postnatal
Dr. Anthony Díaz Bachilleres:

Armas Andriks C.I. 20.957.817

Colmenares Carelys C.I. 22.615.434

Flores Keverlin C.I. 24.240.786

Infante José C.I. 20.715.441

Mena Mayerlin C.I. 21.005.966

Pérez Daniela C. I. 23.567.213

Pérez Henry C.I. 21.313.253

Preciado Oscar C.I. 22.888. 017

Pulgarito Gladyola C.I. 21.662.253

Romero Ivanna C.I. 20.957.953

Vásquez Génesis C.I. 23.567.114

MARZO 2016
CUIDADOS A LA POST NATAL

Puerperio

Es el período que se extiende desde el nacimiento del feto y la expulsión


de la placenta y sus membranas, hasta la regresión total de las modificaciones
inducidas por el embarazo. Es el período que inmediatamente sigue al parto y que
se extiende el tiempo necesario (usualmente 6-8 semanas) para que el cuerpo
materno (incluyendo las hormonas y el aparato reproductor femenino) vuelvan a
las condiciones pregestacionales, aminorando las características adquiridas
durante el embarazo. El enfoque principal del cuidado durante el puerperio es
asegurar que la madre esté saludable y en condiciones de cuidar de su recién
nacido, equipada con la información que requiera para la lactancia materna, su
salud reproductiva, planificación familiar y los ajustes relacionados a su vida. El
puerperio puede ser precoz, que incluye las primeras 24 horas de postparto o
tardío, que va desde de 24 horas hasta los 40 días.

La involución de los genitales comienza una vez expulsada la placenta.


El útero sufre los cambios más importantes porque pasa de un peso aproximado
de 1.000 g, inmediatamente después del parto, a 500 g a la semana, 300 g a los 15
días y 100 g al mes. De una altura de 36 cm, pasa a 12 cm después del parto y al
comienzo de la segunda semana desciende hacia la parte de adentro de la pelvis y
no se puede palpar por encima del pubis. El tamaño normal lo alcanza unas 4 a 6
semanas luego del parto, aunque siempre será mayor que el que tenía antes. El
cuello del útero, que se dilató hasta 10 cm, para permitir el paso del feto, queda
permeable a dos dedos en los primeros días e involuciona de tal manera que al
final de la primera semana permite el paso de solamente un dedo; sin embargo,
nunca alcanza su estado preparto porque el orificio externo permanece alargado
transversalmente.

La vagina también involuciona y sus rugosidades aparecen en la tercera


semana luego del parto; del himen sólo quedan las llamadas “carúnculas
himeneales o mirtiformes”. El tejido que se formó dentro del útero y que era
donde estaba adherida la placenta se expulsa constituyendo los llamados
“loquios”, que en los primeros 3 días son sanguinolentos, adquieren un aspecto
más pálido entre el día 4 y 9 y un aspecto lechoso entre el día 10 y 14. La
menstruación puede aparecer en cualquier momento después de la tercera semana
y lo usual es que ocurra entre la tercera y quinta semana postparto, si no está
amamantando.

Fases del puerperio

 Puerperio inmediato

Son las primeras 24 horas después del parto. En ese periodo hay
que vigilar los mecanismos hemostáticos uterinos, sobre todo el riesgo de
hemorragia posparto.
 Puerperio mediato

Abarca del 2do al 10mo día, actuando los mecanismos involutivos, y


comienza la lactancia

 Puerperio tardío

Se extiende hasta los 45 días luego del parto o puede llegar hasta
los 6 meses pos parto, se acompaña de una lactancia prolongada y activa.
El retorno de la menstruación indica su finalización.

La atención postnatal es la parte del proceso destinado a fomentar la


salud de la madre y el niño en conjunto con su grupo familiar. El control durante
esta etapa va dirigido no solo a la mujer sino a ambos padres a fin de cuidar su
propia salud y aportar los conocimientos en cuento a los cuidados y necesidades
del niño recién nacido, promoviendo actividades educativas y preventivas
adecuadas. El objetivo general de los programas de salud en la etapa post-natal es
asegurar el mantenimiento y desarrollo de la salud bio-psicosocial de la madre y
el recién nacido a fin de detectar y tratar oportunamente los problemas que puedan
aparecer en este periodo; orientar a la madre sobre la lactancia materna,
planificación familiar, vigilancia del desarrollo y crecimiento del niño, sexualidad
e interpretación del nuevo miembro del grupo familiar.

Se entiende por cuidados postnatales a la serie de cuidados que requiere


la madre luego de dar a luz a su bebe. Estos cuidados tienen como fin la
prevención de hemorragias postparto, asfixias del recién nacido e infecciones en
madre e hijo. El cuidado postnatal es importante para todas las nuevas madres,
especialmente durante el período de las seis semanas después de haber dado a luz.
Las acciones de los programas y las políticas para brindar atención post natal
temprana e integrada fortalecerán inevitablemente la conexión entre los programas
de salud materna y salud infantil.

Entre algunos cuidados postnatales tenemos:

Alimentación

Debe ser completa, variada y equilibrada. Una dieta correcta debería


contener a lo menos 500 calorías más de lo normal, es decir unas 1.500 a 1.700
calorías. E ingerir de 8 a 12 vasos de líquidos al día. Durante los primeros días,
debe cuidarse de no comer alimentos que produzcan flatulencias (legumbre,
coliflor, etc.), irritaciones, (aliños como el ají, comino, pimienta, etc.). Disminuya
la cantidad de líquidos, si presenta demasiada tensión mamaria. Lo más
importante son las proteínas y los nutrientes que contiene la leche y sus derivados
como el yogurt o el quesillo.

El médico será el encargado de recomendar el consumo de calcio y hierro


como complemento, si es necesario. En cuanto a las verduras y frutas, éstas son
imprescindibles ya que favorecen la digestión. Además debe incluir cereales y tres
huevos en la semana, a menos que tenga alto los niveles de colesterol. No se debe
ingerir alcohol ni alimentos con exceso de grasa. Y está estrictamente prohibido
fumar durante la lactancia. El hierro en la alimentación postparto es de mucha
importancia, ya que la leche materna carece de este. Por lo que es importante
consumir alimentos ricos en hierro, sin dejar por un lado a los alimentos ricos en
otras vitaminas y minerales (calcio, magnesio, zinc, yodo y fósforo).

El consumo de proteínas, grasas y carbohidratos debe ser controlado por


un experto en nutrición ya que su desequilibrio podría causar alteraciones en la
salud de la madre y afectar su peso. Puede consumir alimentos que brinden un
aminoácido muy importante como la linaza que puede ser fácilmente adquirida a
través de consumir carne magra de cerdo (es decir baja en grasa), en cereales y
leguminosas.

Higiene

La higiene corporal debe ser normal, puede ducharse diariamente, no


importa que expulse flujo genital. Si su parto fue por cesárea, podrá ducharse, con
la indicación de su médico. Podrá lavarse el cabello con la frecuencia
acostumbrada. El aseo genital se realiza 3 a 4 veces al día. Para esto, debe escurrir
agua tibia con un recipiente sobre los genitales y secarlos bien, de adelante hacia
atrás.

Medicamentos

Al ingerir medicamentos, la mayoría de éstos pasan por la leche materna;


por eso no es conveniente la automedicación, incluso si solo necesitara de
analgésicos.

Actividad Sexual

Si se siente bien, están curados los puntos de sutura y ha cesado la


secreción vaginal, puede reanudar las relaciones sexuales. Esto sucede a los 20
días del parto más o menos En todo caso es recomendable concurrir previamente a
control con su médico.

Menstruación

Si no está amamantando, se le reanudará la menstruación unas 4 a 8


semanas del parto. Si lo está haciendo, tomará algún tiempo antes de que ésta
retorne de una manera normal. Incluso, la mayoría de las mujeres que amamantan
no vuelven a tener el período menstrual hasta que cesa la lactancia. Recuerde que
la lactancia no la protege totalmente de un nuevo embarazo. Por esto, es
aconsejable que consulte a su médico, respecto del método anticonceptivo a
utilizar.

Cuidado de los Senos

Si va amamantar le convendrá ponerse un sostén de lactancia, que le


prestará sustentación y comodidad. A veces se presentan ciertos problemas en la
piel del pezón como son las grietas, fisuras o irritación. Las primeras hasta pueden
llegar a sangrar. Para evitarlas se deben hacer durante el embarazo pequeños y
suaves masajes con los dedos, tirando la punta del pezón hacia fuera e hidratando
la piel con cremas especiales. Si no se pueden evitar, deberá aplicar una pomada
cicatrizante sobre la parte afectada, que también ayudará a evitar la sensibilidad.

También es posible adquirir en el comercio unos "protegepezones", que


se colocan sobre el pezón, de tal manera que así se evita el contacto de la zona
afectada con la boca del bebé, ya que la saliva también irrita las grietas. El bebé
succiona, pero no toca la zona del dolor. Es recomendable esterilizarlos antes de
usarlos. Es muy importante además limpiar los pezones con agua, antes y después
de amamantar a su bebé (también ayuda a evitar el resquebrajamiento y
sensibilidad de los pezones).

Durante los primeros días, aparecerá una escasa secreción lechosa


llamada "calostro", que irá aumentando paulatinamente hasta convertirse en leche
abundante, espesa y amarillenta. Junto con la aparición de la leche puede
producirse congestión de las mamas. Éstas deben permanecer blandas después de
cada toma. Si quedan duras o sensibles, significa que hay retención de leche en los
conductos. Esto puede llegar a producir una mastitis.

Tabaquismo y Drogas

Influyen directamente en el desarrollo del bebé. La nicotina provoca una


inhibición en la producción de leche. La disminución de ésta, no está en relación
directa con la cantidad de cigarrillos que se consuman. Basta que fume 5 a 6
cigarrillos diarios para que se reduzca la producción. El ingerir alcohol produce
alteraciones neurológicas en el recién nacido, que afectan la función de
aprendizaje y habilidades en general.

Primer Control Médico

Este se efectúa alrededor de los 10 días después del parto. Aquí se


verificará el estado general de la madre, con atención a la zona de los senos y
región pelviana. Es posible que se le tome la presión sanguínea y practicar análisis
de sangre. En la consulta postnatal, que suele ser más o menos a las 6-8 semanas
de dar a la luz se realiza una evaluación de los tejidos. Si el parto ha sido mediante
cesárea es conveniente tratar la zona de la cicatriz para evitar la aparición de
adherencias que pueden producir problemas abdominales a medio-largo plazo.

Si el parto ha sido vaginal se valora la zona y se pone un plan de


tratamiento si es necesario. En muchas ocasiones la vagina suele quedar más
abierta de lo normal y hay que tratarlo porque puede ser causa de infecciones
vaginales o urinarias. Si se ha realizado episiotomía es conveniente tratar la
cicatriz, ya que si no se hace suele crear adherencias y en la mayoría de los casos
da problemas de dolor en las relaciones sexuales, en este caso se debe tratar en
cuanto la herida esté cerrada y limpia, normalmente en torno a los 10-15 días
después del parto.
Vestuario

La ropa debe ser cómoda y que facilite la lactancia. El sostén debe ser
holgado, que no apriete las mamas, pero manteniéndolas firmes. Se recomienda su
uso permanente, durante todo el tiempo que amamante al bebé.

Ejercicios

Después del parto se enseñan ejercicios de recuperación abdominal


especiales que además de permitir la recuperación de la figura, facilitan la
colocación de las vísceras y aumentan al mismo tiempo el tono del suelo pélvico,
para que todo vuelva a su sitio. Es recomendable que empiece a hacer ejercicios.
En el caso de un parto normal puede ejercitarse después de transcurridas 24 horas.
Pero, si tuvo cesárea debe esperar de 4 a 6 semanas, y tener la autorización de su
médico. Algunos Ejercicios que puede Realizar:

 Decúbito supino, con piernas flexionadas, inspiración profunda,


exhalación y contracción de la pared abdominal. Mantenerlos contraídos
contando hasta cinco y después se relajan. Se realiza 4 veces seguidas, en
la mañana, en el mediodía y por la noche.

 Estando acostada, sentada o ambulando, se contraen los glúteos.


Mantenerlos contraídos contando hasta cinco y después se relajan. Se
realiza 4 veces seguidas, en la mañana, en el mediodía y por la noche.

 Decúbito prono, dos veces al día, descansando la cabeza en una almohada.

 Decúbito supino, con piernas flexionadas, contraer los músculos del


abdomen y elevar la cabeza hasta unir la barbilla con el pecho, contar
hasta dos, y acto seguido se baja lentamente la cabeza a la cama. Realizar
cuatro veces, en la mañana, en el mediodía y por la noche.

Después del nacimiento del bebé, es el momento para que el cuerpo se


recupere. En este periodo se invierten los cambios anatómicos y funcionales que
ocurrieron durante el embarazo. La vida de la madre da un giro completo tanto en
el aspecto psicológico como en el físico. En fin, a pesar de durar poco tiempo, el
puerperio es un periodo de suma importancia para la salud de la madre. Un mal
cuidado puede generar una hemorragia y hasta la mortalidad materna ya que más
del 60% de muertes maternas en los países en vías de desarrollo se producen en el
período posparto.