Вы находитесь на странице: 1из 8

Pregunta 4

Bulbos

Mediante 1ros Circuitos


Tarjetas integrados

1938 1946 ENIAC 1959-1964 1964-1971 1971-1983 1983- Actualidad


1ra Generacion 2da Generación 3ra Generación 4ta Generación 5ta Generación
Pregunta 9 Lean Startup com el Design Thinking

En los últimos tiempos tanto el Lean Startup com el Design Thinking han ido ganando adeptos, y se han
convertido en dos metodologías esenciales para cualquier emprendedor, o intraemprendedor, a la hora de crear
conceptos de negocio innovadores.

Ambas metodologías tienen un mismo objetivo, aprender de manera iterativa para reducir la incertidumbre y el
nivel de riesgo del proyecto. Comparten también un mismo enfoque, muy centrado en los usuarios, clientes y
otros "stakeholders". Pese a ello, es curioso observar como ambas comunidades viven de espaldas, ni intractúan
entre ellas ni suelen citarse en la literatura específica.

Este post está basado en un interesante artículo de Muller y Thoring, y pretende ofrecer una breve descripción
de ambos métodos, así como subrayar las principales similitudes y diferencias entre existentes entre ellos. Es
probable, que en la práctica muchos usuarios de ambos métodos incorporen prácticas procedentes del otro
método con el objetivo de mejorar sus procesos de creación de nuevos conceptos.

Lean Startup

Los principios Lean fueron desarrollados en los años setenta por Toyota, para optimizar sus procesos
productivos, y dieron lugar a lo que se bautizó como "lean manufacturing". En esencia, la idea central era
reducir cualquier tipo de mermas a lo largo del proceso, ya se tratase de recursos o de actividades que no
aportaban ningún valor.

Más recientemente, estos mismos principios han sido aplicados a contextos no relacionados con la producción,
como puede ser la gestión y creación de nuevos negocios. El Lean Startup es el ejemplo más evidente. Se trata
de un método para crear Startups, que tiene como principal premisa que el modo más eficiente de hacerlo es
creando productos o servicios para los que exista una necesidad real.

Este término fue inicialmente desarrollado en empresas de software, Eric Ries acuñó el término en su libro "El
método de Lean Startup", y se basa en un método anteriormente desarrollado por Steve Blank, y conocido como
desarrollo de clientes (para aquellos lectores interesados en profundizar sobre este tema, recomiendo consultar
www.udacity.com donde se puede realizar un curso, online y gratuito, dirigido por este autor)

La idea central de estos métodos es que además de un proceso para desarrollar productos, una startup también
necesita un proceso para desarrollar clientes, es decir descubrir quienes son los clientes y entender sus
necesidades. Esto conlleva adoptar un enfoque muy centrado en los usuarios y/o clientes a través de una serie de
iteraciones que contemplan tres actividades principales, construir, medir y aprender.

El objetivo final de cada iteración es por lo tanto lograr un aprendizaje. Lo que se construye se basa en una
hipótesis, Steve Blank recomienda iniciar el proceso rellenando los nueve bloques del lienzo del modelo de
negocio, y tomar cada elemento como un conjunto de hipótesis que deben ser testeadas y validadas. Así el
aprendizaje estará relacionado con cada una de las diferentes hipótesis.
Para testear las diferentes hipótesis, deben establecerse métricas adecuadas, que serán generadas al ejecutar los
diferentes experimentos, que habrán sido previa y meticulosamente diseñados. Puede observarse una similitud
entre este ciclo de actividades (construir-medir-aprender) y el clásico método científico.

Nota: Eric Ries define a una Startup como una organización humana diseñada para crear nuevos
productos y/o servicios bajo condiciones extremas de incertidumbre. Lo cual significa que no todas las
nuevas empresas pueden ser catalogadas como Startups, y que sin embargo ciertos departamentos de
empresas ya establecidas pueden considerarse como tales.

Según Steve Blank una Startup es una organización temporal que está tratando de buscar un modelo
de negocio que pueda ser exitoso. Elementos importantes de esta definición son la temporalidad, la
búsqueda como objetivo del proceso y el elemento buscado, en este caso, un modelo de negocio
sostenible en el tiempo.

Design Thinking

El Design Thinking tiene sus orígenes en los estudios de las interacciones entre usuarios y ordenadores, que se
empezaron a realizar a finales de los años sesenta. A partir de ahí se fue expandiendo al ser enseñado en la
Universidad de Stanford y más tarde popularizado por IDEO, famosa consultora de diseño e innovación. Hoy es
utilizado por muchas empresas de diferentes sectores, y enseñado en diferentes universidades y escuelas de
negocio.
De igual modo que el Lean Startup, el Design Thinking se centra en los usuarios y/o clientes. A través de la
comprensión profunda de diferentes dimensiones humanas intenta generar soluciones innovadores que den
respuesta a problemas complejos.

Las soluciones deben ser a la vez deseables, útiles y convenientes para los clientes, así como rentables para la
empresa y viables desde un punto de vista tecnológico. De ahí la necesidad de contar con equipos
multidisciplinares, que aporten diferentes áreas de conocimiento y una visión holísitica del problema y de las
posibles soluciones.

A continuación se resúmen los principales principios en los que se apoya el Design Thinking:

 Centrado en el usuario
 Equipos multidisciplinares que aportan un visión holística del problema
 Realización temprana de prototipos que deben ser testeados
 Proceso iterativo

El proceso puede tener más o menos pasos, y cada una de las etapas puede tener diferentes nombres en función
del autor. Pero en esencia las diferentes metodologías de Design Thinking representan el mismo proceso.

En el Design Thinking el proceso no se inicia con una idea sino con la formulación de un problema, a partir del
cual se inicia una investigación profunda de los usuarios, aplicando técnicas como la etnografía y otros métodos
de investigación cualitativa. Otros aspectos a investigar pueden ser los competidores, las tendencias y las
tecnologías. Toda esta información es ordenada y analizada, para terminar obteniendo nuevos puntos de vista
relacionados con el problema inicial, también llamados "insights".
A partir de estos nuevos puntos de vistas y mediante la aplicación de técnicas creativas se procede a la
generación de ideas que de manera iterativa se van desarrollando. A lo largo de este proceso de evolución de las
ideas, se construyen prototipos, se realizan experimentos, se obtiene feedback, se analiza esa nueva información
y se decide a partir de ella que pasos seguir. Pudiendo volver a cualquiera de los pasos anteriores para mejorar
la solución o pasar directamente a su implementación si se considera oportuno.

A continuación se exponen las principales similitudes y diferencias entre ambos métodos:

Similitudes

 Innovación: ambos métodos tienen el objetivo de generar soluciones innovadoras, para lo cual no se trata
simplemente de obtener invenciones. Una innovación es algo que además de ser novedoso aporta valor
para el mercado y para la empresa. Como ya se ha comentado, suele enmarcarse la innovación en la
intersección de lo que es deseable para el mercado, rentable para la empresa y viable técnicamente.
 Enfoque centrado en los usuarios/clientes: ambos métodos intentan ponerse en el lugar de los
usuarios/clientes, ya sea a partir de realizar un estudio profundo de sus necesidades y problemas, de la
obtención continuada de feedback procedente de estos, o llegando incluso a incorporarlos en las diferentes
fases del proceso.
 Experimentos y prototipos: ambos métodos realizan prototipos de baja resolución en las fases iniciales del
proceso, para lograr conocer la opinión de los usuarios/clientes a través de diferentes experimentos, y
minimizar el riesgo de construir algo que nadie desee.
 Iteración: en ambos casos se trabaja bajo condiciones de incertidumbre elevadas, lo cual implica un riego
elevado tanto de producto como de mercado. Para reducir estos niveles de riesgo se utiliza un proceso
iterativo, que pretende obtener información y facilitar el aprendizaje de las variables clave. Esto está
también muy vinculado al concepto de fracasar rápido y barato. Cuanto antes se descubra que una idea no
tiene potencial, antes podrán incorporarse esos aprendizajes a las nuevas versiones de la solución

Diferencias

 Existen diferencias terminológicas para expresar conceptos similares. A modo de ejemplo podemos decir
que mientras en el Lean Startup se habla de Mínimo Producto Viable, en el Design Thinking se habla de
prototipo.
 Inicio del proceso: en el Lean Startup se suele iniciar el proceso con una idea, que deberá validarse y
puede sufrir grandes variaciones antes de llegar al mercado. En el Design Thinking el punto de partida es
un reto (problema, necesidad), no una idea.
 Investigación de mercado: el Design Thinking dedica una parte importante del proceso a analizar a los
usuarios, utilizando técnicas sofisticadas como la etnografía. En el Lean Startup el uso de métodos
cualitativos no es tan elaborado.
 Síntesis: a diferencia de lo qeu sucede con el Lean Startup el Design Thinking utiliza métodos avanzados
para sintetizar la información procedente de la investigación cualitativa de los usuarios, como "user
journeys", "personas" o matrices de 2 x 2, con el propósito de condensar toda esa información para
facilitar la obtención de "insights".
 Ideación: el Design Thinking utiliza técnicas de creatividad para generar nuevas ideas. Por el contrario el
Lean Startup no aplica este tipo de técnicas, debido a que su punto de partida es justamente una idea.
 Evaluación cuantitativa: el Lean Startup utiliza métricas cuantitativas , mientras que el Design Thinking
no hace hincapié en este tipo de métricas, poniendo un énfasis mucho mayor en la evaluación cualitativa.
 Modelo de negocio: el Lean Startup utiliza el concepto de modelo de negocio. Para ello se vale del lienzo
del modelo de negocio, considerando a los elementos de los nueve bloques como las hipótesis que deben
ser testadas y validadas. Existen otras versiones para representar un modelo de negocio, como el "lean
canvas" desarrollado por Maurya. El Design Thinking no siempre hace mención al concepto de modelo de
negocio.

Estas similitudes y diferencias ofrecen la posibilidad de aprender del otro método. Aunque ambos métodos
tienen su própio público objetivo, y no se trata de combinarlos de manera arbitraria. Si alguien parte de una idea
de negocio, el Lean Startup será en principio más adecuado, mientras que si el punto de partida es un problema
o necesidad de mercado se recomienda utilizar el Design Thinking.