Вы находитесь на странице: 1из 7

I. Realice un álbum de mapas donde presentes.

a. Un mapa climático de América.


b. Un mapa de relieve de América del Norte donde señales los sistemas
montañosos mas importante.

c. Un mapa de relieve de América del Sur donde señales los sistemas


montañosos mas importante.
c. Un mapa de relieve de América del Sur donde señales los sistemas
montañosos mas importante.
d. Un mapa de relieve de América Central y el Caribe donde señales los
sistemas montañosos mas importante.
II.- Haga un cuadro con los climas existentes en América del
Norte, América del Sur, América Central y el Caribe; así como la
biodiversidad (flora y fauna) en cada una de las regiones continentales.

América del norte El continente americano posee mucha


variedad de climas debido a la acción de
diversos factores como el agua, el viento, el
calor, y el frío. Es el continente que tiene
mayor variedad de climas, ya que se extiende
de norte a sur y abarca una gran extensión
América del sur
América central
III- Explique la relación de los seres humanos con los recursos naturales en
el proceso de explotación de los mismos.
La población humana se encuentra muy desigualmente repartida sobre la superficie terrestre;
y también los recursos (alimentos, fuentes de energía, tierras y aguas, etc.) De la combinación
de los dos parámetros (población y recursos) surge una ecuación que siempre ha tenido
mucha importancia para los seres humanos ya que de ella se derivan los estudios de la base
de recursos disponibles y de la proyección futura de dichos recursos

Los recursos naturales se clasifican fundamentalmente en dos grupos: renovables y no


renovables. Dentro de los recursos renovables se incluyen a los suelos, la fauna (tanto
silvestre como doméstica) y a la vegetación (tanto natural como cultivada). Dentro de los
recursos naturales no renovables los más importantes son los combustibles (carbón, petróleo)
y los minerales. La sal común, debido a su relativa abundancia y el agua, debido a la
renovación originada por el ciclo hidrológico serían también recursos naturales renovables,
aunque cada vez con mayores limitaciones en cuanto a su disponibilidad y calidad.

Los alimentos que ingerimos deben considerarse como bienes de consumo y no tanto como
recursos: los recursos serían los elementos que se han utilizado para producir esos alimentos
(suelos, agua, aire, flora, fauna). Todos los alimentos, con la excepción de la sal y del agua,
proceden, directa o indirectamente, de la vegetación, ya que sólo las plantas pueden utilizar la
luz solar para la síntesis de materia orgánica (proceso conocido como fotosíntesis). En este
proceso dos materiales inórganicos, agua y anhidrido carbónico se combinan usando la
energía solar para dar glucosa, con desprendimiento de oxígeno, según la fórmula: 6 CO2 + 6
H2O → C6H12O6 + 6 O2. Ésta es la base de todos los materiales orgánicos y por consecuencia
de todos los alimentos.

En el caso de la imagen, tomada en un valle intermontano de la Serranía del Interior,


en Venezuela, pueden verse varios cables del tendido eléctrico sobrecargados por el peso de
la vegetación que ha crecido en ellos (varias especies de bromelias) y que muchas veces
requieren de una labor de mantenimiento y limpieza para eliminar ese peso excesivo de
la biomasa que se ha desarrollado en ellos. La vegetación natural es un recurso valioso e
imprescindible porque, a través de la fotosíntesis contribuye a la formación de materia
orgánica que sirve de alimento a los seres vivos y, mediante la liberación del oxígeno, al
balance de los gases constitutivos de la atmósfera en proporciones estables.

En este caso particular de la imagen, aunque no constituye un ejemplo de recursos


alimenticios sino más bien un problema, sí es valioso su aporte en lo que se refiere a la
liberación de oxígeno necesario para la respiración de los seres vivos: estas plantas epífitas,
que el viento puede enredar en los cables (y también atrapar las semillas de otras plantas
como en varios casos de las mismas bromelias), han utilizado la energía solar para
aprovechar el dióxido de carbono del aire, y el agua también del aire, para transformarlos en
hidratos de carbono, proceso que, como hemos visto, determina la liberación del oxígeno en la
atmósfera.

Finalmente, los productos de la fotosíntesis (glucosa y oxígeno) se convierten en los


compuestos químicos que dan la base, por una parte a los alimentos de los seres vivos, y por
otra a la renovación del oxígeno atmosférico, necesario en la respiración de los animales y,
por ende, de los seres humanos.

Похожие интересы