Вы находитесь на странице: 1из 3

INSEMINACIÓN POST MORTEM

1.- ANTECEDENTES

La criopreservación de semen y las nuevas tecnologías reproductivas dan lugar a


la posibilidad de lograr un embarazo con semen de una persona ya fallecida
Existen países donde la práctica de inseminación post mortem está prohibida
(Alemania, Suecia, Canadá, Francia), otros que la admiten dentro de un plazo de
caducidad, siempre que el fallecido haya dejado un consentimiento expreso (Reino
Unido y España, entre otros) y otros como Israel que la consideran como un
derecho de las viudas sin necesidad de consentimiento previo.

HABILITACIÓN. Inglaterra, en virtud de la "Human Fertilización and Embriology


Act" (1990), y España, (Ley 14/2006) permiten la fecundación post mórtem, previo
cumplimiento de ciertos requisitos. Pero si el/la niño/a nace en Inglaterra, no tiene
derecho a heredar, ni derecho a usar el apellido de su padre premuerto, mientras
que si nace en España, sí lo tiene, siempre que sus padres hayan satisfecho todos
los requisitos que la ley establece para la realización del procedimiento.
Estados Unidos consiente la realización de todas y cualquier técnica de
fecundación asistida como principio general, pues lo contrario implicaría avasallar
el derecho a constituir familia de los padres, el cual también tiene entidad
constitucional, y que se aplica extensivamente a la reproducción artificial.
(Consideraciones Éticas de las Técnicas de Fecundación Asistida, año 1994,
formuladas por el Comité de Ética de la Sociedad Americana de Fertilidad).
En Italia (Ley 40/2004) y Francia (Ley 94-654 del 1994) no está permitida la
fecundación post mórtem, ya que solo pueden acceder a la reproducción artificial,
parejas compuestas por un hombre y una mujer vivos, mayores de edad y en edad
de procrear. Alemania (Ley 745/90), Suecia (Ley 1.140/84), Noruega (Ley 68/87) y
Costa Rica (Dto. Nº 24.029-S/95) también prohíben la fecundación post mórtem.
Los demás países no citados no cuentan con una regulación específica, aunque
varios de ellos ya cuentan con proyectos de ley en estudio, como Argentina,
México, y Chile entre otros. En Paraguay no hay aún proyecto en estudio alguno

2.- DEFINICIÓN

Entre los distintos problemas que plantean las técnicas de fecundación asistida, en
distintos ámbitos, aparecen con mayores repercusiones los producidos por la
inseminación artificial y la fecundación in Vitro con transferencia de embrión
cuando tiene lugar depuse de muerto el marido o varón de la pareja. Los
problemas relativos a la congelación de espermas y embriones surgen cuando el
marido de una mujer muere y la mujer quiere tener un hijo de la persona fallecida y
pide ser inseminada con su semen o que le transfieran los embriones, para poder
llevar a cabo la gestación de un hijo.

Esta situación hasta hace poco de tiempo era impensable e insólita de que una
persona muerta pueda concebir o engendrar un hijo con los siguientes problemas,
no solo éticos y morales, sino también de filiación y sucesiones. Se entiende por
fecundación post - mortem los casos de inseminación artificial de una mujer con
semen de su marido fallecido y de la implantación y la implantación en la mujer de
un embrión formado con su óvulo y el semen de su marido[1].

3.- Procedimientos de inseminación ‘post mortem’

Hay varios escenarios posibles para una inseminación post mortem. El primero es
que el cónyuge muera después de haber dejado su semen o sus óvulos en un
banco de esperma. Otra es que la muerte se produzca cuando ya hay embriones
de por medio, y una tercera es que la recolección de esperma se tenga que hacer
sobre un cadáver.

Cuando un hombre muere sin haber dejado muestras de esperma, se recomienda


que dentro de las tres primeras horas se recoja el semen con el fin de que
mantenga su viabilidad.

Existen varias técnicas de recolección, y las más usuales son la aspiración directa
de espermatozoides, que se sacan de los testículos o del epidídimo. También se
puede hacer una biopsia del testículo para extraer de este tejido los
espermatozoides. Después, con estas muestras se puede hacer la inseminación
intrauterina en fresco o se pueden criopreservar para ser usadas posteriormente.

Elementos de la Fecundación Post Mortem.

1. Se requiere que exista una procreación no coital, sino que sea por inseminación
artificial, puesto que si se trata de una fecundación coital, estaríamos frente a una
figura del hijo póstumo.

2. Es necesario que el padre fallecido haya tenido la voluntad de asumir la


paternidad respecto la criatura que resulte de la aplicación de la inseminación
artificial.
3. Es preciso que el marido o varón de la pareja halla fallecido antes de la
concepción del hijo, si se trata de una inseminación artificial, o antes de la
implantación del embrión en su esposa o mujer.

4. se requiere el deseo de la mujer de tener un hijo de su marido o compañero


muerto.

4.- Problemas que Plantea la Fecundación Post -Mortem

Los valores éticos deberán presidir inexcusablemente el desarrollo y el progreso


de la ciencia, la que deberá siempre estar destinada al progreso de la humanidad
y no al revés. La prohibición a la fecundación post mortem - por los factores que
se desarrollarán a continuación - deberá hacer hincapié en la responsabilidad de
los profesionales médicos, la cual no puede ser eximida ni aún con el pedido y/o
autorización de las partes intervinientes.