Вы находитесь на странице: 1из 88

Poder Judicial de la Nación

///nos Aires, 20 de marzo de 2018.-


AUTOS Y VISTOS
Para resolver en la presente causa n° 9.281/2017 caratulada “PEREZ
OSUNA Atanacio y otros s/defraudación por administración fraudulenta y
otros” del registro de este Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal
n° 9, Secretaría n° 18, respecto de la situación procesal de ATANACIO PEREZ
OSUNA (de nacionalidad argentina, titular del DNI N° 12.125.681, 61 años de
edad, nacido el 2 de mayo de 1956, de estado civil divorciado, de ocupación
Intendente de Río Turbio, hijo de Martín Pérez y de Valentina Osuna), de
MIGUEL ANGEL LARREGINA (de nacionalidad argentina, DNI N°
12.758.219, 61 años de edad, nacido el 28 de octubre de 1956, de estado civil
casado, de ocupación contador, hijo de Guillermo Saul Larregina y de Amalia
Caiaro), de JUAN MARCELO VARGAS (de nacionalidad argentina, DNI N°
23.091.074, nacido el 30 de octubre de 1972, de estado civil divorciado, de
ocupación monotributista y Licenciado en comercio internacional, hijo de Juan
USO OFICIAL

Carlos y de Sara Beatriz Pérez), de HORACIO MATIAS MAZU (de


nacionalidad argentino, DNI N° 16.554.928, nacido el 09 de julio de 1964 en Santa
Cruz, de estado civil divorciado, de ocupación empleado y Diputado Provincial,
hijo de Luis y de Juana Élida Legorburu) y de JUAN CARLOS LASCURAIN (de
nacionalidad argentina, DNI N° 4.554.584, 71 años de edad, nacido el 24 de
septiembre de 1946 en esta ciudad, de estado civil casado separado de hecho, de
ocupación industrial, hijo de Juan Carlos y de María Elena Bellini);
Y CONSIDERANDO:
I. Inicio de la investigación y estado de sospecha reunido.
La presente causa llegó a conocimiento a raíz de la declaración de
incompetencia por conexidad con el expediente n° 5218/2016 en trámite por ante la
Secretaría n° 18 de este Juzgado Federal n° 9. Con fecha 18 de diciembre de 2017
se aceptó la competencia atribuida, ordenándose su tramitación por separado.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
1

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
De acuerdo a las pruebas reunidas en el presente legajo, con fecha 5
de marzo del corriente se ordenó la citación a prestar declaración indagatoria a los
imputados enumerados precedentemente, en los términos del art. 294 del Código
Procesal Penal de la Nación, respecto de uno de los hechos que conforman el objeto
procesal en estudio.
En efecto, se consideró corroborado que YCRT abonó la suma de
pesos cincuenta millones ($ 50.000.000) a la firma “FAINSER S.A.” sin
justificación o causa jurídica alguna, a través de tres cheques emitidos por Miguel
Angel Larregina –Coordinador General de YCRT- y Eduardo Luis Korrenfeld,
como consecuencia de las tres (3) órdenes de pago emitidas por el propio Larregina.
En base a lo expuesto, este Tribunal también se abocó a obtener los
antecedentes del contrato de fecha 29 de junio de 2015 que se utilizó como
justificación para el pago investigado en las facturas emitidas por “Fainser S.A.”.
Así, se detectó que con fecha 17 de diciembre de 2012 la
Municipalidad de Río Turbio firmó un convenio marco “para la solución del
USO OFICIAL

problema de infraestructura de servicios referente a los nexos de gas, cloacas y


agua, sala de presurización de aguas y energía necesarios para las viviendas del
personal de ‘Yacimiento Carbonífero Río Turbio’”.
De acuerdo a la prueba aportada por el imputado Mazú en su
declaración indagatoria, tal convenio fue suscripto por el entonces Ministro de
Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio Miguel De Vido, y
por el intendente de Río Turbio, o sea por el propio Mazú. También rubricó tal
documento el Interventor de YCRT, Atanacio Pérez Osuna, “notificándose de su
contenido y prestando expresa conformidad sobre las cuestiones que resultan ser
de la esfera de su competencia” (ver fs. 1186/8). Ese convenio fue ratificado por el
Honorable Concejo Deliberante de Río Turbio mediante ordenanza n° 2751,
promulgada luego por el Municipio (fs. 1184/5).
En la cláusula octava del convenio se estableció que “‘EL
MINISTERIO’ por intermedio de la Intervención de YCRT, acordará en cada
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
2

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Convenio Particular el monto a abonar en concepto de adelanto. Así mismo, se
efectuarán los desembolsos contra certificado de avance de obra extendidos por la
contratista y autorizados ‘LA MUNICIPALIDAD’” (sic).
Posteriormente, el 21 de octubre de 2014 la Municipalidad de Río
Turbio, representada por el intendente Horacio Matías Mazú, y la empresa YCRT,
representada por su interventor Atanacio Pérez Osuna, firmaron una adenda cuyo
objeto fue “modificar el CONVENIO MARCO suscripto por las partes el día 17 de
diciembre de 2012”. Conforme su cláusula segunda, YCRT “se compromete a
ampliar la órbita de financiamiento y de asistencia técnica mencionados en la
Cláusula Primera, extendiendo los mismos a la infraestructura de servicios en el
‘área industrial’ de YCRT”.
Tras contar con la ratificación y autorización del Concejo Deliberante
de la Municipalidad (Ordenanza n° 2855, 10 y 12 de diciembre de 2014), el
Intendente Horacio Matías Mazú promulgó la ordenanza el 29 de diciembre de
2014.
USO OFICIAL

Posteriormente, mediante memorándum del Secretario del Intendente


de fecha 23 de enero de 2015, se inició el expediente n° 7465-192-2015 caratulado
“Readecuación Avenida YCF- Compulsa de Precios n° 3”, el cual fue secuestrado
en el allanamiento practicado en la sede de la Intendencia.
Figura que a fojas 12 se estableció que el presupuesto oficial de la
obra ascendía a la suma de pesos cuatrocientos doce millones ($ 412.000.000,00),
que las ofertas se presentarían en la Mesa de Entrada de la Municipalidad y que la
apertura de sobres se realizaría el 16 de abril de 2015 a las 12:00 hs. Debe resaltarse
que ni esa actuación, ni todo el pliego (fs. 13/58) contiene firma de funcionario
alguno.
Conforme surge de fojas 59/61 las firmas que recibieron el pedido de
presupuesto fueron “Chimen Aike S.A.” (08/04/2015), “EDECO S.A.”
(10/03/2015) y “Fainser S.A.” (08/04/2015).

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
3

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Con fecha 13 de abril de 2015, esta última firma solicitó una prórroga
de veinte (20) días para la presentación de su oferta. Expresó que debía realizar un
profundo análisis técnico de los trabajos y “realizar una serie de trámites
administrativos, tal como la inscripción de nuestra empresa en esa municipalidad y
otros que nos resulta imposible ejecutar en el plazo previsto en el Pliego para la
presentación de ofertas” (fs. 62).
A fojas seguidas obran las notas rubricadas el mismo día por el
Director de Suministros de la Municipalidad en las que comunica a las tres
empresas que “esta Dirección resuelve posponer la fecha de apertura al día 29 de
Abril del corriente año a las 12:00 hrs.” (fs. 63/5).
A fojas 67/237 se glosó la oferta presentada por “Fainser S.A.”,
destacándose la foja 66 donde consta que se presentó el día 29 de abril de 2015
11:15 horas y que se encuentra agregada entre las fojas 56 y 57.
La oferta de la empresa fue rubricada por el Ing. Claudio Sala
(Gerencia Comercial), el Lic. Diego G. Ros (apoderado) y el Ing. Civil Paula A.
USO OFICIAL

Croppi. El monto cotizado fue de cuatrocientos noventa y cuatro millones


doscientos treinta y cinco mil doscientos pesos ($ 494.235.200), es decir un
diecinueve con noventa y seis por ciento (19,96 %) más del presupuesto oficial.
Como aspectos a remarcar de la oferta, se observa: que la firma se
inscribió en el Registro de Empresas Constructoras y de Servicios de la
Municipalidad de Río Turbio el 28 de abril de 2015 (resolución n° 114/2015 de la
Secretaría de Obras y Servicios); que el 27 de abril de 2015 inició el trámite de
inscripción en el Registro de Proveedores de la Provincia de Santa Cruz pero no
acreditó su efectiva inscripción; presentó un certificado de capacidad de
contratación anual para licitación expedido por el Registro Nacional de
Constructores de Obras Públicas del ex Ministerio de Planificación Federal,
Inversión Pública y Servicios cuya validez venció el 30 de abril de 2012; y no
mencionó entre sus antecedentes ninguna obra de pavimentación de caminos o
rutas.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
4

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Además, pese a lo expresamente previsto en el pliego, expresó la
firma que “la forma de pago que proponemos es un anticipo financiero del 20 %, y
el resto por certificaciones según el avance de los trabajos, tal como se indica en el
Cronograma”.
Conforme surge de fojas 239, el día 29 de abril de 2015 a las 12:00
horas se realizó la apertura de la única oferta presentada. A foja seguida y con fecha
7 de mayo de 2015, el Director de Suministros dio intervención a la Secretaría de
Obras y Servicios para que realice el informe técnico de la oferta.
Al día siguiente y en la foja 241 se agregó el informe técnico avalando
la oferta de “Fainser S.A.” y el mismo día a las 13:00 horas se aprobó el trámite y se
preadjudicó la obra a la única oferente por el monto ofertado. A fojas 245 el
Director de Suministros remitió el expediente a la Secretaría de Economía y
Administración. El 15 de mayo de 2015 a fojas 245vta. el Secretario de Gobierno,
Darío J. Menna, rubricó el pase a la Secretaría Legal y Técnica y luego el pase a
despacho.
USO OFICIAL

De allí en adelante el expediente secuestrado resultaba inconexo. De


fojas 246 a 249 obran las primeras fojas del contrato entre la Municipalidad y la
firma “Fainser S.A.” con sello fechador “29 JUN 2015”. Se interrumpe el mismo
siendo que a fojas 250 obra una nota de la Jefa del Departamento de Compras sin
fecha dirigida a la Secretaría de Economía y Administración, mediante la que se
remite copia de la póliza de seguro de caución “de acuerdo al ARTICULO
SEPTIMO del Contrato firmado y aforado entre el Intendente Municipal de Río
Turbio, Don Horacio Matías MAZU y el Presidente de la Empresa Constructora
Fainser S.A., Sr. Juan Carlos Lascurain”. La nota tiene sello de recepción del 3 de
agosto de 2015 a las 11:40 horas, sin firma de funcionario. En la vuelta, el
Secretario de Gobierno Darío J. Menna a cargo de la Secretaría de Economía y
Administración el mismo día ordena “vto: pase a Dpto Hacienda para su
tramitación”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
5

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
A fojas 251/254 se glosaron copias de la póliza de seguro de caución
en cuestión.
Luego a fojas 255 se reinicia el contrato aludido que culmina a fojas
260 sin ninguna firma. Cabe resaltar que hasta esa foja todas las foliaturas son
originales sin enmiendas.
Seguidamente obran las fojas 256 a 259 que fueron refoliadas 261 a
264. Se tratan de dos copias del decreto n° 1107/2015 dictado por el Intendente
Mazú el 18 de mayo de 2015 que aprueba la compulsa de precios n° 03/15 y en su
artículo segundo adjudica la misma a “Fainser S.A.” por el monto ofertado “de
acuerdo a las actuaciones obrantes en el Expediente N° 7.465/15, Ref. 192, que
consta de doscientos cincuenta y cinco (255) fojas útiles”. En los considerandos
destaca que “de fojas doscientos cuarenta y seis (246) a doscientos cincuenta y
cinco (255), obra Modelo de Contrato”. En ese acto administrativo se detalló que el
modelo de contrato se suscribe entre el Intendente Mazú y el Sr. Paulo Alejandro
Croppi, en representación de la empresa.
USO OFICIAL

Continuando con foliatura original, luce la foja 265 que se trata de una
nueva nota de la Jefa del Departamento de Compras de fecha 03 de agosto de 2015
dirigida a la Secretaría de Economía y Administración mediante la que se remite el
contrato firmado y aforado entre el Municipio y “Fainser S.A.”. La nota tiene sello
de recepción del 3 de agosto de 2015 a las 11:40 horas, sin firma de funcionario. En
la vuelta, el Secretario de Gobierno Darío J. Menna a cargo de la Secretaría de
Economía y Administración el mismo día ordena “vto: pase a Dpto Hacienda para
su tramitación” y se observa el raspado de todo el texto manuscrito que seguía.
A fojas 266 obra nota de fecha 31 de julio de 2015 emitida por el Ing.
Juan José Arana, Jefe de Obra de “Fainser S.A.”, mediante la cual hizo entrega del
contrato con constancia del pago del sellado.
A fojas 267/276 se glosó el contrato original firmado el día 29 de
junio de 2015 por el Intendente Mazú y por el Sr. Juan Carlos Lascurain, Presidente

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
6

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
de “Fainser S.A.” – pese a que las rúbricas no están certificadas por funcionario
alguno-.
Por último, cabe resaltar que tanto en el modelo de fojas 246 como en
el contrato firmado se estableció en el artículo segundo que “La Contratista deberá
dentro de los 45 (cuarenta y cinco) días contando a partir de la suscripción del
presente, entregar al Comitente el proyecto de Ejecución de Obra, momento en el
cual se le abonara un Adelanto de Obra equivalente al 15 % (quince por ciento) del
precio final, monto por el cual ‘EL CONTRATISTA’ deberá constituir garantía del
100 % (cien por ciento) del adelanto de obra mediante depósito en el Banco de la
Nación Argentina, o en cualquiera de las formas indicadas en el artículo N° 4 del
pliego de cláusulas generales de la Compulsa” (la cursiva es original).
Ahora bien, esa incongruencia que detectó esta judicatura en el
expediente de contratación se vio despejada con el resultado del allanamiento
realizado en la vivienda particular de Miguel Angel Larregina, ex Coordinador
General de YCRT. Se trata de quien contabilizó las facturas emitidas por “Fainser
USO OFICIAL

S.A.” a YCRT y rubricó las órdenes de pago y los cheques emitidos por YCRT.
Allí, en la mesa de luz del imputado se secuestró una fotocopia del
contrato entre la Municipalidad de Río Turbio y la empresa “Fainser S.A.” respecto
de la misma obra, pero con algunas particularidades.
El contrato solo contaba con firma y sello del Intendente Mazú y
estaba fechado el 18 de mayo de 2015.
En el encabezado, la firma “Fainser S.A.” estaba representada por el
Sr. Paulo Alejandro Croppi –como constaba en el decreto de adjudicación de la
obra-.
En la cláusula segunda se definía el monto del contrato, mientras que
en el artículo tercero se definió el sistema de ajuste alzado para la obra.
En el artículo cuarto se contempló que “Fainser S.A.” “dará comienzo
a los trabajos en forma inmediata a la firma del presente contrato y la obra deberá
quedar terminada en un plazo de veinticuatro meses (2 años)”.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
7

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Por último, el artículo quinto fijó que el pago se realizaría por
certificación de obra.
En ninguna cláusula se previó el pago de un anticipo financiero, lo
que resultaba coherente con el pliego de condiciones.
Por otra parte, tras la firma del contrato del 29 de junio de 2015,
recién el 6 de noviembre de ese año la firma “Fainser S.A.” emitió la primera
factura en relación a la obra.
En efecto, se libró la factura electrónica n° 008-00000007 a nombre de
la Municipalidad de Río Turbio por la suma de pesos setenta y cuatro millones
ciento treinta y cinco mil doscientos ochenta ($ 74.135.280), monto total del
adelanto de obra expresado en el contrato firmado.
La misma fue presentada en la Secretaría de Obras y Servicios del
Municipio el 16 de noviembre de 2015 a las 12:00 horas, junto con la póliza de
seguro de caución de Allianz n° 150240169750 de fecha 12 de noviembre de 2015,
con firma certificada por Escribano Público.
USO OFICIAL

Al día siguiente mediante memorándum n° 706/15 se remitió tal


factura a la Secretaría de Economía y Administración “a los efectos de dar el curso
correspondiente” junto con la póliza de seguro de caución a nombre de la
Municipalidad.
Sin embargo, el día 26 de noviembre de 2015 Karina Gómez, a cargo
de la Tesorería del Municipio, emitió la nota n° 32/15 devolviendo a “Fainser S.A.”
tanto la póliza como la factura original.
Al realizarse el allanamiento de la sede comunal el pasado 21 de
diciembre de 2017, no fue posible obtener los antecedentes de esa nota. Solo se dejó
constancia que la propia Gómez al momento del registro espontáneamente refirió
que “había realizado la devolución de los mismos debido a que el intendente Sr.
Matías Mazu le informó que no ingresarían los fondos en la Municipalidad, por lo
que actuó en consecuencia”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
8

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Previo a la emisión de tal nota, la firma “Fainser S.A.” ya había
realizado una nota de crédito el día 23 de noviembre de 2015 por el monto total de
la factura emitida a la Municipalidad.
Al mismo tiempo, “Fainser S.A.” emitió la primera factura a nombre
de YCRT, tal como se detalló anteriormente.
Cabe señalar que el día anterior, 22 de noviembre de 2015, se celebró
por entonces la segunda vuelta de la elección presidencial, lo que delata que ese día
ya se tenía conocimiento de que las autoridades que se harían cargo de la
intervención de YCRT después del 10 de diciembre de 2015, no serían seguramente
del mismo sector político de Pérez Osuna.
En cuanto a lo actuado dentro de la sede Buenos Aires de YCRT
respecto de las facturas en cuestión, solo se contaba con las órdenes de pago
referenciadas y dos correos electrónicos aportados por el letrado defensor de
Larregina que fueron enviados por Juan Vargas, quien se desempeñaba como asesor
del Interventor de YCRT.
USO OFICIAL

El primer correo es de fecha 18 de noviembre de 2015 y bajo el asunto


“100+150” Vargas refiere: “Graciela, Miguel Esta es la aplicación que hablamos
recién. Notar que en lugar de otros 100, serán 150!!... Avenida Los Mineros
LASCU 10…” (fs. 116).
El siguiente correo es de fecha 25 de noviembre de 2015 y bajo el
asunto “Pago obras” el remitente refiere “Miguel, Lucho Me confirman que acaba
de salir 105MM Favor de cancelar esto de obras: … FAISER $20.000.000,00
FAISER 5.000.000,00…” (sic, fs. 108).
Esa comunicación es conteste con que ese mismo día la firma “Fainser
S.A.” entregó en YCRT la primera factura de quince millones de pesos y emitió una
segunda factura por veinte millones de pesos. Esas dos facturas se contabilizaron
para la primera orden de pago cuyo monto ascendió exactamente a veinticinco
millones de pesos.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
9

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
En virtud de ello, se dispuso el registro domiciliario de la vivienda de
Juan Marcelo Vargas y se obtuvieron diferentes correos electrónicos relacionados
con estos pagos; que se detallan a continuación en orden cronológico.
1) El 5 de noviembre de 2015, Juan Marcelo Vargas le envió a Juan
Carlos Lascurain el convenio específico celebrado entre YCRT y el Municipio de
Río Turbio, con la particularidad de que no tiene fecha.
2) El 17 de noviembre de 2015, Laura Gaitán envió a Miguel Angel
Larregina la factura emitida por “Fainser S.A.” al Municipio, con el siguiente texto:
“Estimado Miguel, por instrucción del Ejecutivo Municipal adjunto factura de la
firma comercial FAINSER y póliza de seguro de caución, obra: READECUACION
AVENIDA YCF Asimismo solicito me indique si se deberá remitir la factura
original y la póliza correspondiente”. Larregina reenvió dicho correo a Vargas y a
dos (2) personas más. Además, lo reenvió a Graciela Accorinti, Luis Ferreiro y
Esteban Quintela. Accorintti, a su vez, también lo retransmitió a Vargas.
3) El 18 de noviembre de 2015, Vargas informa a Larregina y
USO OFICIAL

Accorinti que “en lugar de otros 100, serán 150!!”, por lo que con ese nuevo monto,
se contempló un pago de diez millones para “Avenida Los Mineros LASCU”.
Accorinti respondió “Ok, gracias”.
4) El 25 de noviembre de 2015, Vargas confirmó a Larregina y
Ferreiro que “acaba de salir 105MM” y expresó “Favor de cancelar esto de obras:
(…) Faiser $ 20.000.000,00 Faiser $ 5.000.000,00”.
5) El 26 de noviembre de 2015, Diego Ros, Gerente de
Administración de “Fainser S.A.”, a las 10:50 horas escribió “Estimado Miguel
Angel: adjunto las pólizas solicitadas, los originales serán entregados aprox 14:30
hs en Cabildo 65.”.
6) Ese mismo día, a las 15:26 horas, el mismo Ros le consultó a
Larregina lo siguiente: “Estimado Miguel Angel, disculpe la molestia, me pregunta
el Dr. Lascurain si estarían realizando una transferencia el día de hoy. Gracias”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
10

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
7) El 30 de noviembre de 2015, Vargas informó a Larregina lo
siguiente: “Hoy ya tenemos acreditado 150MM mas. Te agradezco canceles el
saldo de 10MM de Faiser (en total eran 35 MM)…”.
8) El 15 de diciembre de 2015, Ezequiel Vignolo (Jefe de
Administración de “Fainser S.A.”) le escribió a Larregina: “Estimado, le quería
consultar si han presentado en AFIP las retenciones de SUSS que adjunto al
presente mail ya que ayer cuando liquidamos nuestro F.931 no la pudimos tomar
debido a un error que nos arrojaba el aplicativo, el cual decía que las mismas no
se encontraban en el SIRE (Retenciones SUSS), por lo que estimamos que no
estarían presentadas. Por otro lado, lo mismo nos pasa con las retenciones de IVA
y Ganancias que se emitieron el día 30/11/2015 (no figuran como presentadas)”.
Ante la falta de respuestas, reiteró su correo el 22 de diciembre de 2015.
Por último, debe resaltarse que la obra adjudicada nunca tuvo
comienzo de ejecución, pero la firma “Fainser S.A.” igualmente mediante carta
documento exigió el pago del saldo remanente del adelanto de obra.
USO OFICIAL

II. Imputaciones.
Al momento de recibirse declaración indagatoria a los imputados, se
les hizo saber que el hecho endilgado consiste en haber participado en su carácter de
Intendente de la Municipalidad de Río Turbio (Mazú), Interventor de YCRT (Pérez
Osuna), asesor del Interventor de YCRT (Vargas), Coordinador General de YCRT
(Larregina) y Presidente de la empresa “Fainser S.A.” (Lascurain), respectivamente,
en la maniobra de sustracción de pesos cincuenta millones ($ 50.000.000) que
pertenecían al Estado Nacional –concretamente del Yacimiento Carbonífero de Río
Turbio y de los Servicios Ferroportuarios con Terminales en Punta Loyola y Río
Gallegos de la Provincia de Santa Cruz (en adelante YCRT)- y su entrega a la firma
“Fainser S.A.”, sin justificación o causa jurídica alguna.
Tales fondos fueron abonados mediante tres cheques librados contra la
cuenta n° 347197 que YCRT registraba en la Sucursal Plaza de Mayo del Banco de
la Nación Argentina, firmados por Miguel Angel Larregina –Coordinador General
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
11

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
de YCRT- y Eduardo Luis Korrenfeld, como consecuencia de las tres órdenes de
pago emitidas por el propio Larregina que se detallan a continuación.
Concretamente:
1) Orden de pago n° 0001-00014119, de fecha 30 de noviembre de
2015, por un monto bruto de veinticinco millones de pesos ($ 25.000.000): se libró
el cheque n° 54601434 por la suma de pesos diecinueve millones quinientos veinte
mil setecientos sesenta y uno con dieciséis centavos ($ 19.520.761,16) y el saldo
restante correspondió a las retenciones por IVA, Ganancias y SUSS.
La emisión de la orden de pago se correspondió con dos facturas de
“Fainser S.A.”.
La primera lleva el número 0008-00000008, fechada 23 de noviembre
de 2015, que fue recibida en YCRT el día 25 del mismo mes y año, y se libró por un
monto total de quince millones de pesos ($ 15.000.000). En la descripción se lee
“Readecuación de Avenida Y.C.F. de la localidad de Río Turbio … Según contrato
firmado el día 29-06-2015 … Adelanto de Obra 15 % sobre $ 494.235.200 $
USO OFICIAL

74.135.280,00 Parcial Facturado $ 15.000.000”.


La segunda factura es la n° 0008-00000009, fechada 25 de noviembre
de 2015, que fue recibida en YCRT al día siguiente, y se libró por un monto total de
veinte millones de pesos ($ 20.000.000). En la descripción se lee “Readecuación de
Avenida Y.C.F. de la localidad de Río Turbio… Según contrato firmado el día 29-
06-2015 … Adelanto de Obra 15 % sobre $ 494.235.200 $ 74.135.280,00 Parcial
Facturado $ 20.000.000”.
De esta factura, solo se contabilizaron diez millones de pesos para la
orden de pago, quedando pendiente el saldo.
El cheque se libró el 30 de noviembre de 2015 a nombre de “Fainser
S.A.”, fue retirado el mismo día por la beneficiaria y depositado en la cuenta n°
2599-1 335-1 que la firma registraba en el Banco Galicia. Si bien no se observa en
el reverso del cheque la fecha del depósito, el dinero fue acreditado en la cuenta el
día 1° de diciembre de 2015.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
12

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
2) Orden de pago n° 0001-00014120, de fecha 30 de noviembre de
2015, por un monto bruto de diez millones de pesos ($ 10.000.000): se libró el
cheque n° 54601435 por la suma de pesos nueve millones setecientos cincuenta y
dos mil sesenta y seis con once centavos ($ 9.752.066,11) y el saldo restante
correspondió a las retenciones por IVA, Ganancias y SUSS.
La emisión de la orden de pago se correspondió el saldo de la factura
n° 0008-00000009 de “Fainser S.A.”, descripta anteriormente.
El cheque se libró el 30 de noviembre de 2015 a nombre de “Fainser
S.A.”, fue retirado al día siguiente por la beneficiaria (recibo n° 2920) y depositado
en la cuenta que la firma registraba en el Banco Galicia. Si bien no se observa en el
reverso del cheque la fecha del depósito, el dinero fue acreditado en la cuenta el día
02 de diciembre de 2015.
3) Orden de pago n° 0001-00014223, de fecha 09 de diciembre de
2015, por un monto bruto de quince millones de pesos ($ 15.000.000): se libró el
cheque n° 54601530 por la suma de pesos doce millones quinientos cuarenta y
USO OFICIAL

cinco mil quinientos cincuenta y cuatro con cincuenta y cinco centavos ($


12.545.554,55) y el saldo restante correspondió a las retenciones por IVA,
Ganancias y SUSS.
La emisión de la orden de pago se correspondió con la factura de
“Fainser S.A.” n° 0008-00000010, fechada 04 de diciembre de 2015, que fue
recibida en YCRT el día 09 del mismo mes y año, y se libró por un monto total de
quince millones de pesos ($ 15.000.000). En la descripción se lee “Readecuación de
Avenida Y.C.F. de la localidad de Río Turbio… Según contrato firmado el día 29-
06-2015 … Adelanto de Obra 15 % sobre $ 494.235.200 $ 74.135.280,00 Parcial
Facturado $ 15.000.000”.
El cheque se libró el mismo día a nombre de “Fainser S.A.”, fue
retirado en la misma oportunidad por la beneficiaria y depositado en la cuenta que
la firma registraba en el Banco Galicia. En el reverso del cheque no se observa la
fecha del depósito ni tampoco la firma del beneficiarlo (consta anotación del Banco
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
13

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
haciéndose responsable por la falta de endoso) y, según el extracto bancario, el
dinero fue acreditado en la cuenta el día 10 de diciembre de 2015.
En cuanto a los antecedentes mencionados en tales facturas, se hace
saber que con fecha 17 de diciembre de 2012 la Municipalidad de Río Turbio habría
firmado un convenio marco “para la solución del problema de infraestructura de
servicios referente a los nexos de gas, cloacas y agua, sala de presurización de aguas
y energía necesarios para las viviendas del personal de ‘Yacimiento Carbonífero
Río Turbio’” con la empresa YCRT o con el ex Ministerio de Planificación Federal,
Inversión Pública y Servicios. Posteriormente, el 21 de octubre de 2014 la
Municipalidad de Río Turbio, representada por el intendente Horacio Matías Mazú,
y la empresa YCRT, representada por su interventor Atanacio Pérez Osuna,
firmaron una adenda cuyo objeto fue “modificar el CONVENIO MARCO suscripto
por las partes el día 17 de diciembre de 2012”. Conforme su cláusula segunda,
YCRT “se compromete a ampliar la órbita de financiamiento y de asistencia técnica
mencionados en la Cláusula Primera, extendiendo los mismos a la infraestructura de
USO OFICIAL

servicios en el ‘área industrial’ de YCRT”.


Tras contar con la ratificación y autorización del Concejo Deliberante
de la Municipalidad (Ordenanza n° 2855, 10 y 12 de diciembre de 2014), el
Intendente Horacio Matías Mazú promulgó la ordenanza el 29 de diciembre de 2014
y se formó el expediente n° 7465-192-2015 caratulado “Readecuación Avenida
YCF- Compulsa de Precios n° 3”. En ese procedimiento de contratación, se invitó a
ofertar a tres empresas (“Chimen Aike S.A.”, “EDECO S.A.” y “Fainser S.A.”). La
única oferta presentada el 29 de abril de 2015 fue de “Fainser S.A.” por un monto
de cuatrocientos noventa y cuatro millones doscientos treinta y cinco mil doscientos
pesos ($ 494.235.200), es decir un diecinueve con noventa y seis por ciento (19,96
%) más del presupuesto oficial que ascendía a la suma de pesos cuatrocientos doce
millones ($ 412.000.000,00). Solicitó como forma de pago, un anticipo financiero
del veinte por ciento (20 %).

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
14

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
El 29 de abril de 2015 a las 12:00 horas se realizó la apertura de la
única oferta presentada y el 8 de mayo de 2015 a las 13:00 horas se aprobó el
trámite y se preadjudicó la obra a la única oferente por el monto ofertado.
Mediante decreto n° 1107/2015 dictado por el Intendente Mazú el 18
de mayo de 2015 se aprobó la compulsa de precios n° 03/15 y se adjudicó la obra a
“Fainser S.A.” por el monto ofertado. En ese acto administrativo se detalló que el
modelo de contrato se suscribe entre el Intendente Mazú y el Sr. Paulo Alejandro
Croppi, en representación de la empresa.
Sin embargo, el 29 de junio de 2015 se firmó el contrato respectivo
entre el Intendente Mazú y por el Sr. Juan Carlos Lascurain, Presidente de “Fainser
S.A.”, incluyendo en la cláusula segunda lo siguiente: “La Contratista deberá dentro
de los 45 (cuarenta y cinco) días contando a partir de la suscripción del presente,
entregar al Comitente el proyecto de Ejecución de Obra, momento en el cual se le
abonara un Adelanto de Obra equivalente al 15 % (quince por ciento) del precio
final, monto por el cual ‘EL CONTRATISTA’ deberá constituir garantía del 100%
USO OFICIAL

(cien por ciento) del adelanto de obra mediante depósito en el Banco de la Nación
Argentina, o en cualquiera de las formas indicadas en el artículo N° 4 del pliego de
cláusulas generales de la Compulsa”.
Ese expediente administrativo, cuyo original se encuentra reservado
en autos, habría sido adulterado, en virtud de las siguientes circunstancias: la
foliatura del expediente a partir de la foja 246 no es coherente con lo consignado en
el decreto 1107/2015 de fecha 18 de mayo de 2015. El modelo de contrato es
interrumpido por actuaciones posteriores a junio de 2015, y hasta la foja 260 no se
observa ninguna refoliatura. La copia del decreto aludido se encontraba foliada 256
a 259 y fue refoliada 261 a 264. En el decreto se expresó que el modelo de contrato
que se aprobaba se encontraba glosado de fojas 246 a 255, que coincide con la
aludida foliatura original de la copia del decreto. Este precisa que en el modelo de
contrato la firma “Fainser S.A.” era representada por el Sr. Paulo Alejandro Croppi,
pese a que en el modelo de contrato glosado en el expediente secuestrado la firma
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
15

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
fue representada por Juan Carlos Lascurain. La fecha del modelo de contrato es 29
de junio de 2015 mientras que el decreto que lo aprueba es de fecha 18 de mayo de
2015. Además, el sello utilizado para foliar es “Folio n°” desde fojas 1 hasta 245 y
en la foliatura original de las fojas 256 a 259; y mientras que desde la foja 246 en
adelante –y en el refoliado de las fojas 256 a 259- es un sello foliador distinto que
reza “Municipalidad de Río Turbio Folio n°”. Por último, se secuestró en poder del
imputado Larregina una fotocopia simple de un contrato con la firma “Fainser
S.A.”, por la misma obra y el mismo monto de la Compulsa de Precios n° 3,
suscripto solo por el Intendente Mazú, con sello fechador 18 de mayo de 2015, con
la indicación del Sr. Croppi como representante de “Fainser S.A.”, en un total de
diez (10) fojas y sin incluir el pago de monto alguno en concepto de adelanto de
obra.
Posteriormente, con fecha 6 de noviembre de 2015 la firma “Fainser
S.A.” emitió la factura electrónica n° 008-00000007 a nombre de la Municipalidad
de Río Turbio por la suma de pesos setenta y cuatro millones ciento treinta y cinco
USO OFICIAL

mil doscientos ochenta ($ 74.135.280), monto total del adelanto de obra expresado
en el contrato firmado el 29 de junio de 2015.
La misma fue presentada en la Secretaría de Obras y Servicios del
Municipio el 16 de noviembre de 2015 a las 12:00 horas, junto con la póliza de
seguro de caución de Allianz n° 150240169750 de fecha 12 de noviembre de 2015,
con firma certificada por Escribano Público.
Al día siguiente mediante memorándum n° 706/15 se remitió tal
factura a la Secretaría de Economía y Administración “a los efectos de dar el curso
correspondiente” junto con la póliza de seguro de caución a nombre de la
Municipalidad. Ese mismo día se remitió por correo electrónico a Miguel Angel
Larregina la factura escaneada.
Con fecha 26 de noviembre de 2015, Karina Gómez, a cargo de la
Tesorería del Municipio, emitió la nota n° 32/15 devolviendo a “Fainser S.A.” tanto

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
16

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
la póliza como la factura original, en base a la mención que le habría realizado el
Intendente Mazú respecto a que no ingresarían los fondos a la Municipalidad.
Previo a la emisión de tal nota, la firma “Fainser S.A.” había realizado
una nota de crédito el día 23 de noviembre de 2015 por el monto total de la factura
emitida a la Municipalidad.
Ese mismo día, “Fainser S.A.” comenzó a emitir las facturas parciales
que se detallaron precedentemente.
En el circuito administrativo de pago dentro de la órbita de YCRT,
desde la recepción de las facturas hasta la entrega de los cheques, participó Juan
Marcelo Vargas quien comunicaba las disponibilidades de fondos y expresaba a
Larregina los fondos que debían ser asignados a la firma “Fainser S.A.”.
Previamente, el 5 de noviembre de 2015, Vargas envió por correo electrónico a Juan
Carlos Lascurain el convenio específico celebrado entre YCRT y el Municipio de
Río Turbio respecto de la obra, con firmas pero sin fecha.
Por último, se hizo saber que la obra adjudicada nunca tuvo comienzo
USO OFICIAL

de ejecución y que la firma “Fainser S.A.” mediante carta documento n° CD


697690789 de fecha 12 de abril de 2016 exigió a la Municipalidad de Río Turbio el
pago del saldo remanente del adelanto de obra.
Asimismo, de conformidad con la normativa procesal, se enumeró la
prueba reunida: denuncia formulada por Omar Faruk Zeidán obrante a fs. 1/18;
escrito presentado por el Dr. Federico Novello obrante a fs. 39 y documentación
acompañada en el mismo glosada a fs. 23/38; requerimiento de instrucción de fs.
41/44; acta de allanamiento obrante a fs. 54/65 en fax y fotocopias; prevención
sumario judicial n° 24/2017 de la Gendarmería Nacional obrante a fs. 68/84;
certificación de fs. 85/86; documentación aportada por la I.G.J glosada a fs. 87/90;
escrito presentado por el Dr. Augusto Arena obrante a fs. 129/137 mediante el cual
aportó la documentación glosada a fs. 91/128; exhorto n° FCR 10964/2017 del
Juzgado Federal de Río Gallegos de fs. 143 a 164; escrito presentado por el Dr.
Augusto Arena de fs. 178/180 junto con las fotocopias obrantes a fs. 181/189;
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
17

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
escrito presentado por Omar Faruk Zeidán de fs. 236 mediante el cual adjuntó acta
de ampliación de denuncia de Samir Olivio Zeidán de fs. 235; declaración
testimonial de Samir Olivio Zeidán de fs. 264/266 y documentación allí aportada
que se glosó a fs. 238/263; oficio del Juzgado Federal nro. 3 de esta ciudad con
detalle de documentación de fs. 282/283; resumen de cuenta del Banco de la Nación
Argentina de las cuentas de YCRT de fs. 284/287; ampliación de requerimiento de
instrucción de fs. 305/307; escrito presentado por el Dr. Leonardo Ariel Rivas de fs.
323 mediante el cual aportó copia del mail y de los cheques obrantes a fs. 316/322;
documentación aportada por Banco Galicia de fs. 324/337; escrito presentado por la
Oficina Anticorrupción de fs. 338 mediante el cual aportó la documentación
certificada a fs. 340; ampliación de requerimiento de instrucción de fs. 341/342;
sumario nro. 392-71-0000342/2017 de la Unidad Federal de Investigaciones
Especiales de la P.F.A., desde fs. 344/385 que contiene: declaración testimonial del
Inspector Tissera Peralta de fs. 352, acta de allanamiento de fs. 353, planos de fs.
355/357, declaración testimonial de Erwin Córdova de fs. 358, declaración
USO OFICIAL

testimonial de Roberto Heimberg de fs. 359, vistas fotográficas de fs. 360/365,


declaración testimonial del Inspector Gallardo de fs. 368, acta de allanamiento de fs.
370/371, declaración testimonial de Victor Fumega de fs. 372, declaración
testimonial de Cristian Miño de fs. 373, declaración testimonial del Subinspector
Ludovico de fs. 376, acta de allanamiento de fs. 377, actas de declaración de
testigos de fs. 380/381, vistas fotográficas de fs. 382, plano de fs. 383; escrito
presentado por el Banco Galicia de fs. 386; sumario nro. 392-71-000346/2017-I-2
de la Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la P.F.A., desde fs. 387/451
que contiene: declaración testimonial del ayudante Carlos Olivera de fs. 392, vistas
fotográficas de fs. 395/396, declaración testimonial del Inspector Adrián Martos de
fs. 399, acta de fs. 402/404, declaración testimonial de Victor Acho Taquimallco de
fs. 405, declaración testimonial de Ignacio Peloc de fs. 406, vistas fotográficas de
fs. 407/414, planos de fs. 415/417, declaración testimonial del principal Bessone de
fs. 420/421, acta de allanamiento de fs. 423/424, declaración testimonial de Eduardo
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
18

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Ruiz de fs. 425, declaración testimonial de Luis Albarado de fs. 426, vistas
fotográficas de fs. 427/430; declaración testimonial del principal Christian Moyano
de fs. 433/435, acta de allanamiento de fs. 437/439, declaración testimonial de
Nicolás Salazar Barrera de fs. 440, vistas fotográficas de fs. 441/444, planos de fs.
445/450; escrito presentado por el Banco Galicia de fs. 457 junto con transacciones
de la cuenta corriente 2599-1 335-1 de fs. 455/456; escrito presentado por el Banco
Galicia de fs. 461 mediante el cual remitieron la carpeta original nro. 2599-1 335-1
de la firma Fainser S.A.; sumario nro. 392-71-0000349/2017-A de la Unidad
Federal de Investigaciones Especiales de la P.F.A., desde fs. 464/479 que contiene:
declaración testimonial del Subinspector Albarracin de fs. 470, acta de fs. 472,
vistas fotográficas de fs. 473, declaración testimonial del Subinspector Giraudo de
fs. 476, acta de fs. 478; certificación de fs. 481/484; exhorto nro. FCR 19056/2017
del Juzgado Federal de Río Gallegos de fs. 485/506; escrito presentado por el Banco
Galicia de fs. 507 mediante el cual se acompañaron tres (3) cheques originales de
YCRT; sumario nro. 978-71-000.089/17 de la Unidad Federal de Investigaciones
USO OFICIAL

Especiales de la P.F.A., desde fs. 508/525 que contiene: acta de fs. 508, declaración
testimonial de David Masini de fs. 515/517, acta de fs. 518/520, planos de fs.
522/523, vistas fotográficas de fs. 524; escrito presentado por AFIP de fs. 526
mediante el cual se aportó documentación; escrito presentado por la Dra. Laura
Fechino de fs. 622/623 en el cual acompañó documentación obrante a fs. 527/621
relativa al Concejo Deliberante de la Municipalidad de Río Turbio, Provincia de
Santa Cruz; informe de dominio de fs. 627; fotocopias de cheques del Banco
Nación Argentina de YCRT de fs. 628; certificación de documentación de fs.
629/635; correo electrónico del Banco Nación de fs. 642 junto con la
documentación de fs. 640/641; escrito presentado por el Banco Credicoop de fs.
643; escrito presentado por el Dr. Leonardo Rivas de fs. 646 mediante el cual
acompañó la documentación de fs. 644/645; exhorto nro. FSM 124866/2017 del
Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Tres de Febrero de fs. 647/667;
copias certificadas del registro de firmas de la cuenta nro. 3471/97 de fs. 668/671;
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
19

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
certificación de fs. 672; exhorto nro. FCR 19173/2017 del Juzgado Federal de Río
Gallegos de fs. 677/683; escrito presentado por el Banco Nación de fs. 685; escrito
presentado por el Banco Credicoop de fs. 686; nota Actuarial de fs. 687; sumario
nro. 978-71-000.011/18 de la Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la
P.F.A. desde fs. 694/733 que contiene: acta de fs. 694/695, declaración testimonial
del Inspector Pablo Torres de fs. 702, acta de fs. 703, vistas fotográficas de fs.
704/707, planos de fs. 708/709, declaración testimonial de David Masini de fs.
712/713, acta de fs. 714/715, vistas fotográficas de fs. 716/717, planos de fs.
718/719, declaración testimonial del ayudante Alexander Apaza Guachallia de fs.
722/723, declaración testimonial de Lucas Hoffer de fs. 724/725, acta de fs. 726,
vistas fotográficas de fs. 727/728, planos de fs. 729/730; edictos de fs. 735/738;
informes de la empresa Veraz Localiza de fs. 739/748; edictos de fs. 749/750;
informe de fs. 751; sumario nro. 977-71-000.007/2018 de la Unidad Federal de
Investigaciones Especiales de la P.F.A. desde fs. 755/775 que contiene: declaración
testimonial del Inspector Daniel Coletti de fs. 759/760, acta de fs. 761/762, planos
USO OFICIAL

de fs. 764/765, vistas fotográficas de fs. 767/771; exhorto nro. FCR 1079/2018 del
Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia de fs. 781/797; sumario n° 392-71-
000035/2018 labrado por el Departamento Unidad Federal de Investigaciones
especiales de la P.F.A. que contiene: declaración testimonial del Principal Fernando
Barone de fs. 801/803, acta de fs. 804/805, declaración testimonial del Ayudante
Pablo Culshaw de fs. 809/811, declaración testimonial del Cabo Alejandro
Tesoriero de fs. 812/813, planos de fs. 814/816, imágenes fotográficas de fs.
817/818, exhorto n° 1081/2018 del Juzgado Federal de Río Gallegos de fs. 820/842
que contiene acta de allanamiento de fs. 837/838, imágenes fotográficas de fs.
839/840, croquis de fs. 841, impresiones del correo electrónico de
jvarga1972@gmail.com de fs. 846/858 que contienen: Convenio Específico entre
YCR y la Municipalidad de Río Turbio de fs. 847/850, factura de la Firma Fainser
de fs. 852, detalle de pagos de obras de fs. 853/855, detalles de pólizas de Fainser
de fs. 856/857, detalle de pago de obras de fs. 858; certificación de fs. 859/861,
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
20

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
información remitida por la empresa Telecom de fs. 862/864, actuaciones de la
Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la P.F.A de fs. 866/870 que
contiene: declaración testimonial de Pablo Alejandro Sosa de fs. 866/867 y
declaración testimonial de Lorena Elizabeth Escobar de fs. 868/869, nota de fs. 911,
sumario nro. 392-71-0000046/2018 de la Unidad Federal de Investigaciones
Especiales de la P.F.A. desde fs. 931/1039 que contiene: declaración testimonial del
inspector Adrián Martos de fs. 949, acta circunstanciada de fs. 950, acta de
detención y notificación de derechos de Amancio Pérez Osuna de fs. 951,
declaración testimonial del ayudante Juan Sebastián Quiroga de fs. 955, acta de
detención y notificación de derechos de Miguel Ángel Larregina de fs. 956
declaración testimonial de Maximiliano Morera de fs. 957, declaración testimonial
de Alejandro Alberto Rincón Bracho de fs. 958, declaración testimonial del
ayudante José Ramón Rojas de fs. 971, declaración testimonial del Subinspector
David Emanuel Rayer de fs. 1006, vistas fotográficas de fs. 1007/1008, declaración
testimonial del Subinspector David Emanuel de fs. 1012, exhorto FRCR 1814/2018
USO OFICIAL

de fs. 1041/1057 y los elementos reservados en autos.


III. Descargos.
a) Atanacio PÉREZ OSUNA.
A fojas 1081/91 obra la declaración indagatoria prestada por Atanacio
Pérez Osuna ante esta judicatura.
En primer lugar se refirió a la necesidad e importancia de la obra y
resaltó la cantidad de accidentes viales, con víctimas fatales, que se suceden en el
lugar. En este sentido, resaltó que “la obra en cuestión que era necesaria y de suma
importancia, que se inicia en la rotonda de Julia Dufour, y que llegaba frente al
Hospital de Río Turbio. Hay una distancia aproximada de siete kilómetros. Digo de
la importancia por lo siguiente: como es el único acceso a Río Turbio, tanto para
la gente de ahí como de 28 de Noviembre, hubieron muchos accidentes graves que
costaron vidas, y mucha gente quedó con problemas de movilidad por el constante
movimiento de maquinarias, colectivo y camiones de la empresa Yacimiento Río
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
21

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Turbio, más que de las dos ciudades hay un tráfico importante porque es el único
acceso. Esa obra iba a contar con seis rotondas, cada una en los lugares de acceso
a los sectores de trabajo de YCRT. Iba a ser como una autovía doble mano, con
cantero central e iluminación. Justamente esto iba a dar la tranquilidad y la
seguridad, no solamente que generaban accidentes los vehículos sino también los
equinos, porque es una zona muy oscura. Vecinos y empleados se han llevado por
delante caballos, accidentes con graves secuelas”.
Asimismo, respecto de la recuperación del dinero entregado a “Fainser
S.A.”, señaló que “desde el día que asumió la nueva intervención yo en tres
oportunidades le manifesté al Sr. Francisco Roldán -gerente de Recursos Humanos
de YCRT en ese momento, y actualmente es asesor del Interventor Omar Zeidán- si
no se iba a continuar con la obra porque la plata se desvalorizaba. También en
varias oportunidades le transmití al Concejal Zamir Zeidán, hermano del
interventor, para que le manifestara que si no se iba a continuar con la obra que
era financiada por YCRT, debía recuperar la plata. Porque la plata nunca ingresó
USO OFICIAL

a la Municipalidad de Río Turbio, por lo tanto nunca podemos haber pagado al no


ingresar la plata. Esto se había pagado por YCRT en CABA, en Cabildo 65, y está
la póliza de caución o garantía y la tiene YCRT en su poder. Si acá no se recuperó
la plata, hay un solo responsable: es el señor interventor Omar Zeidán. Que podía
ejecutar la póliza de caución”.
Tras ello relató que en diciembre de 2016 le reiteró tal cuestión
personalmente a Zeidán, así como que “debía seguir con la compra de los caños de
agua, y con la planta de tratado de agua”.
Seguidamente citó la carta documento que le envió a Zeidán el 02 de
junio de 2017, cuya copia aportó y luce a fojas 1076, y resaltó que Zeidán formuló
la denuncia que encabeza este legajo el 06 de julio de 2017.
También citó el imputado la carta documento que el 14 de noviembre
de 2017 le envió al actual Interventor de YCRT, cuya copia aportó y se agregó a
fojas 1080.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
22

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Enfatizó que no se recibió respuesta de tales cartas documento.
Asimismo, resaltó que “al tener Yacimiento y él [Zeidán] en su poder
la póliza de caución a nombre de YCRT, dejó pasar un año y medio para hacer una
denuncia cuando él tenía todos los expedientes desde el primer día y podría haber
ejecutado la póliza de caución y haber recuperado los cincuenta millones de pesos
para el Estado Nacional. E inclusive, en varias oportunidades por varios medios de
Río Turbio, yo expresaba esto de que la responsabilidad era de YCRT y del
Interventor, y pese a ver esto en los medios jamás hicieron nada para recuperar la
plata del Estado Nacional, faltando a sus deberes de funcionario público. Yo Sr.
Juez hice todo lo que estaba a mi alcance como está a la vista a través de la
documentación escrita y lo que aquí manifiesto”.
A instancias de su letrada y frente a la pregunta del Tribunal, negó
tener posibilidad alguna para recuperar los fondos y agregó que “la plata nunca
ingresó a la Municipalidad de Río Turbio y se paga por YCRT, y la póliza está en
ese lugar. No hay forma que la Municipalidad pueda recuperar una plata que
USO OFICIAL

nunca ingresó ni tampoco nunca salió”.


Luego, relató que “la firma de este contrato, la decisión fue del
Ministerio de Planificación Federal, a través del Licenciado Roberto Baratta. Mi
participación es firmar el convenio con la Municipalidad de Río Turbio. Después,
el llamado a concurso de precios de la obra lo hizo el ex Intendente Mazú, que
mandó a ratificar este convenio por el Concejo Deliberante, que ahí lo aprueban
favorablemente. Los Concejales que aprobaron la obra fueron: Zamir Zeidán del
radicalismo, Jorge Verón, del Frente para la Victoria, Guillermo Nieva, del FPV,
la Dra. Lilian García; creo que fueron cuatro concejales porque uno estaba
ausente. Ya aportamos el orden del día donde consta tal información. Después del
llamado a concurso de precios, el que firma el contrato con la firma Fainser y fija
las condiciones es el ex intendente Mazú y la empresa Fainser, del adelanto del
15% del total de la obra. Esto se puede hacer y se ha hecho en otras obras
municipales, para que pueda iniciar la obra. Y después de la firma de ese contrato
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
23

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
el Intendente eleva una copia al Yacimiento para que esté informado y a
Planificación. Después de eso no tuve intervención”.
Por otra parte, negó haber tenido intervención en el expediente
administrativo n° 7465-2015 ref. 192 del Municipio de Río Turbio, porque en ese
momento no era Intendente. Agregó que “el año pasado se hizo un allanamiento a
través de Gendarmería para retirar o secuestrar la documentación pertinente a
esta obra. Yo y todo mi personal a cargo nos pusimos a disposición de la
Gendarmería Nacional. El expediente que se llevó Gendarmería se lo entrega el
área de contabilidad de la Secretaría de Economía. Se hace un acto de la recepción
de toda la documentación que se lleva la Gendarmería y se lo eleva al Sr. Juez. Lo
entregó el Secretario de Economía Paulino Rodríguez”.
Negó además haber intervenido en el circuito de pago dentro de
YCRT. “Nunca pago yo. No tuve ninguna intervención en el pago de los cincuenta
millones a Fainser. Llegaba un certificado de obra o las facturas y el que liberaba
el pago era en ese momento el Coordinador General Miguel Angel Larregina”.
USO OFICIAL

Respecto de los correos electrónicos mencionados precedentemente y


la documentación hallada en la vivienda de Larregina, indicó que “sobre el correo
electrónico, simplemente en alguna oportunidad me comentó Larregina que le
había mandado algunos correos Juan Vargas, pero nunca los vi. Y sobre el
convenio sin firmar que se encontró en su mesita de luz, me entero por la orden de
detención”.
En cuanto a la empresa “Fainser S.A.”, expresó que “la ubico porque
estaba haciendo la caldera de la Usina de 240, y estaba construyendo la caldera 4
de la Usina de YCRT. Esa caldera 4 era para YCRT”.
Sin embargo, negó haber tenido trato con Lascurain, si bien “lo
conocía y hemos hablado un par de veces porque como dije estaba haciendo un
trabajo en una caldera para YCRT y en otra para la Usina. Nos hemos reunido en
una oportunidad dentro de la Usina 240 junto con Lascurain, Baratta, el Ing.
Néstor Prades –Jefe de inspectores de obra por Planificación Federal- y varias
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
24

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
personas de Isolux Corsán que era la contratista que llevaba adelante la obra de la
Usina. Una vez me reuní con él ya siendo intendente, cuando recibí la carta
documento. En esa oportunidad le dije que había que resolver si se continuaba la
obra y tenía que esperar que YCRT nos dijera si continuaba la obra o no. Yo le
manifestaba que la Municipalidad de Río Turbio no estaba en condiciones de
encarar una obra de esa envergadura. A veces ni siquiera tenemos para pagar
sueldos, menos para hacer una obra. Quiero dejar claro que no soy amigo de él”.
Al ser preguntado sobre los motivos por los cuales se hizo el pago de
cincuenta millones ($ 50.000.000) a la firma “Fainser S.A.” desde la cuenta
bancaria de YCRT, Pérez Osuna respondió que “no, no conozco los motivos.
Cuando hace el allanamiento la Policía Federal la primera vez, que lo encabeza el
Comisario Castro, vuelve a pedir este mismo expediente que se había llevado
Gendarmería y la Contadora Karina Gómez manifiesta que obra en poder del Juez
la documentación en la que ella dice que devuelve la póliza de caución a la firma
Fainser porque no se iba a pagar por la Municipalidad y dice textualmente ella y
USO OFICIAL

firma que le dio la orden el ex Intendente Matías Mazú. Ahí me entero yo de eso.
Después, la Sra. Laura Gaitán y me entero por lo que dice el Juez, que se dirige a
Miguel Larregina por correo aparentemente a donde le manifiesta esto, que le
transfiere la póliza de caución a Yacimiento porque tenía entendido que no se
pagaba por el Municipio. Pero yo nunca di la orden de que se pagara por YCRT.
Es evidente que hubo una orden superior, que el que seguramente lo puede decir
con lujo de detalles es el Contador Miguel Angel Larregina, porque él manifiesta
que le daban órdenes y le mandaban correos electrónicos”.
En cuanto al original del convenio específico con la Municipalidad
que quedaba en poder de YCRT, al ser preguntado a quién lo entregó luego de
firmarlo, refirió “cuando firmo todos los convenios, quedan en Cabildo 65. El
responsable de ese lugar era Larregina, era el que llevaba los convenios adelante.
Y una copia se la llevaba el organismo contratante, en este caso la Municipalidad.
Siempre se firmaban dos o tres copias”.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
25

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
También, al ser preguntado si antes del allanamiento realizado por la
Gendarmería Nacional y luego de asumir como Intendente tuvo a la vista los
originales de los convenios que quedaban en poder del Municipio, afirmó que “no,
nunca los tuve”.
En cuanto a las gestiones mencionadas sobre la continuidad de la obra
y el intercambio de cartas documento, negó que se haya iniciado expediente
administrativo alguno en la órbita de la Municipalidad.
En la audiencia celebrada, se exhibieron a Pérez Osuna las fojas 25/30
y 847/851, y reconoció como propias las firmas insertas en tales copias del
convenio específico e, incluso, que la leyenda “es copia fiel del original” también le
pertenece. Sin embargo, no pudo recordar la fecha en que se suscribió el convenio.
Tampoco supo indicar los motivos por los cuales extendió una copia
del convenio certificada por él mismo, solo expresó que “me imagino que cuando
uno pone que es copia fiel es para darle copia a una institución que está
involucrada en el tema. Cuando se firma el convenio, una copia se debería haber
USO OFICIAL

mandado a Planificación y otra a YCRT Cabildo 65 para que se abone el monto


que se acordó, entre la Municipalidad y Fainser en este caso”.
Preguntado respecto de las circunstancias en que se firmó ese
convenio, respondió que “como dije al principio, la circunstancia que se firma el
convenio es por decisión de Planificación Federal, por la necesidad de hacer esta
obra que como dije era de suma importancia por la cantidad de accidentes y
muertes en esos siete kilómetros. No recuerdo mucho sobre este convenio, no lo
escribía yo. Este tipo de convenios se podía hacer en YCRT o en Planificación
Federal, y después firmábamos el interventor y la Municipalidad. Lo que sí me
gustaría cuando venga a declarar Juan Vargas es cómo consiguió la copia y cómo
la consiguió para mandársela a Fainser. Quizás allí se pueda aclarar la situación
si lo confeccionaron los abogados de YCRT o el de Planificación Federal que
trabajaba con Vargas, el Dr. Facundo Sánchez, que a veces redactaba convenios”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
26

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Al ser expresamente preguntado si previo a la firma de tal convenio
tuvo a la vista el contrato celebrado entre “Fainser S.A.” y el Municipio, Pérez
Osuna respondió que “no, no lo tuve”.
Seguidamente, frente a la pregunta sobre los motivos por los cuales no
se incluyó expresamente en ese convenio el pago de anticipo de obra, solo refirió
que “no lo sé por qué no se puso en este convenio; pero sí la Municipalidad junto
con la empresa puede acordar un adelanto financiero porque hay antecedentes en
la gestión municipal y nacional, hoy en día como Intendente lo estoy haciendo así.
Por supuesto, una vez firmado el contrato con la Municipalidad en el que acuerdan
ese anticipo, tuvo que mandar una copia a YCRT Cabildo 65, y a Planificación
Federal. Para que tomen conocimiento y así puedan efectuar el desembolso del
dinero”.
Respecto del documento que luce a fojas 849vta., el imputado señaló
“que lo desconoce, que no tiene nada que ver con el contrato en cuestión. No sé
por qué está ahí. No conozco a esa empresa”.
USO OFICIAL

A instancias de su defensa, enfatizó que es posible ejecutar hoy los


seguros de caución, “cuando lo desee el interventor”.
Señaló no tener inconvenientes para ser careado con Omar Zeidán.
En este sentido y a instancias de la defensa, se interrogó al imputado si
este último rescindió o solicitó rescindir el convenio específico, a lo que respondió
que “nunca me pidió rescindir, ni verbal ni por escrito. De hecho, quiero agregar
una vez más que no me respondió las dos cartas documento a donde yo le advertía
que debía recuperar los cincuenta millones de pesos que se estaban
desvalorizando”.
Posteriormente y por otra petición de su abogada defensora, Pérez
Osuna explicó los motivos por los cuales se encontraba en esta ciudad al momento
de su detención: “hace diez días aproximadamente fuimos convocados por el
Interventor Omar Zeidán, el intendente de 28 de Noviembre Hugo René Garay, y el
presidente del Concejo Deliberante, Cristian Trujillo, y convocado yo como
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
27

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Intendente de Río Turbio, y el presidente del Concejo Deliberante de Río Turbio,
Nicolás Brizuela. Nos reunimos hace dos miércoles atrás en Cabildo 65 con la
presencia del Senador de Cambiemos Eduardo Costa. La convocatoria se debía
para que los intendentes y concejales de esa zona le ayudáramos a resolver el
conflicto que a raíz de los quinientos despidos que hizo YCRT estaba habiendo
demasiado problema con algunas decisiones de los trabajadores de quemar
cubiertas frente a la casa de algunos funcionarios, y con la toma de todos los
sectores de trabajo. De hecho, en esa reunión le dije al Interventor Omar Zeidán y
al Senador Eduardo Costa que si mi presencia no era necesaria porque entorpecía
la gestión necesaria para resolver el problema, yo me retiraba de la mesa y yo lo
único que quería y por lo que estaba sentado era para resolver el problema de la
gente de Río Turbio y de 28 de Noviembre. El Senador Costa pide cinco minutos de
cuarto intermedio, se van junto con Omar Zeidán a su oficina, vuelven a los cinco o
diez minutos, y me manifiesta el Senador Costa que no quería que me vaya, que al
contrario me felicitaba y agradecía haber asistido a la convocatoria, porque esto
USO OFICIAL

se resolvía en la política y no en cuestiones judiciales o voluntarismo, de lo cual el


interventor Zeidán expresa delante de todos que él estaba de acuerdo y me
agradecía que asistiera a la convocatoria, ‘a pesar que yo lo denuncié en varias
ocasiones Sr. Pérez Osuna, el hecho que esté acá realza su compromiso para
resolver las cosas y no mezclar las cuestiones políticas’. Él me agradecía
profundamente que sea de esa manera. Yo le respondí, con todos los testigos
presentes, que yo jamás voy a mezclar las cuestiones políticas, por más de que me
denunció y me difamó por distintos medios escritos y orales públicos, que mi única
voluntad era tratar de colaborar con ellos para que se resuelva el conflicto de los
despidos en Río Turbio y después estuvimos reunidos en varias oportunidades más.
Hace quince días que estoy en esta ciudad junto con los gremios y me he reunido
en otra oportunidad con los gremios y la parte política con Zeidán, también en
Cabildo 65. Quiero manifestarle al Sr. Juez que a pesar de todos estos hechos del
Interventor Zeidán, yo no dudé un segundo en venir a la ciudad de Buenos Aires, y
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
28

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
ponerme junto con ellos a tratar de resolver la posibilidad de reingresar a los
trabajadores que estaban siendo despedidos, la mayoría de ellos con hijos y
esposa, y que si quedaban afuera no tenían sustento para llevar a su casa”.
Por último, agregó que “ratifico al Sr. Juez que la decisión para
recuperar la plata, voy a ser reiterativo, la tenía que tomar el Sr. Omar Zeidán,
actual interventor de YCRT, porque ellos tenían en su poder la póliza de caución de
garantía. Deja pasar un año y medio, casi dos, para hacer la denuncia penal
cuando tendría que haberse abocado a recuperar los fondos que pagó YCRT y le
hizo un daño grave al Estado Nacional. Porque una cosa era el valor de los
cincuenta millones de pesos en el 2015 y pasaron dos años y esa plata se
desvalorizó, no tiene el mismo valor. En la misma situación está, como había yo
agregado el año pasado, con la empresa a la que se le compró la cinta
transportadora, Chilicote, ya que YCRT le hizo un adelanto del cincuenta por
ciento, creo que diez mil metros de cinta si no me equivoco, para varios sectores.
Él no pidió ni que se entregue la cinta ni tampoco ejecutó la póliza de caución de la
USO OFICIAL

compra. Ahí está demostrando la irresponsabilidad como funcionario nacional”.


En la misma audiencia que se viene describiendo, la Dra. Fechino
solicitó se reciba declaración testimonial a Omar Zeidán, y dependiendo de lo que
manifieste, se realice un careo con su defendido.
Por otra parte, mediante el escrito glosado a fojas 1227/34, la letrada
defensora instó el sobreseimiento de su ahijado procesal; a donde cabe remitirse en
honor a la brevedad.
b) Miguel Angel LARREGINA.
La declaración indagatoria recibida a Miguel Angel Larregina luce
incorporada a fojas 1092/1101 del proceso.
Comenzó su descargo afirmando que “yo era el coordinador general
y por esta causa se entiende que es por la contabilización y pago de las facturas.
Lo que tengo que decir es que en este tema puntual la decisión política fue que
YCRT financiara obras en la Intendencia de Río Turbio. Debido a eso, se firma un
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
29

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
contrato marco en el año 2012 entre YCRT y el Intendente. Donde el
financiamiento de las obras era por cuenta de YCRT. El primer convenio específico
de esta causa tiene fecha junio de 2015, firmado entre el intendente de Río Turbio y
la firma Fainser”.
En cuanto a la copia del contrato hallada en su domicilio, aclaró que
“en mi casa se encontró un borrador de contrato con fecha mayo. La aclaración es
que era una fotocopia y tenía una sola firma. En el año 2015 yo por la enfermedad
de mi suegra, que falleció el 11 de diciembre de 2015, solía tener mucha
documentación fotocopiada no original para ir trabajando y que nada se atrasara.
Ese contrato habrá quedado en la mesita de luz pero el único sentido que tenía era
que como era un contrato entre la Municipalidad y la empresa ganadora de la
licitación que habrá hecho la Municipalidad, la parte financiera tenía que ser
asumida por YCRT. Por lo tanto, como transcurría el año 2015 se tuvieron que
hacer las ampliaciones de crédito y reservas presupuestarias en base a lo que
YCRT le iba a desembolsar a la Municipalidad. Ese borrador de contrato, como
USO OFICIAL

bien dice en la resolución, no contaba con anticipo financiero. En el que sí figura


un anticipo financiero es el que firmaron la Municipalidad y la empresa ganadora.
Es decir, que la fotocopia que estaba en la mesita de luz, vaya a saber desde
cuando, era al solo efecto de tener en aquel momento la posibilidad de hacer la
reserva presupuestaria o ampliación de crédito. Una vez conocido el contrato de
junio, se hace la ampliación de crédito y reserva presupuestaria, porque ahí
figuraba cuánto iba a ser el anticipo, y por órdenes superiores, era lo único que se
iba a desembolsar en el año 2015 porque este tipo de obras tienen presupuesto
plurianual. Es decir, no termina en el año 2015”.
Al ser específicamente preguntado sobre cómo obtuvo esa copia,
respondió que “la pedí a la Municipalidad. En realidad, más que pedir, me la
entregó la Municipalidad”.
Sin embargo, al ser requerido respecto de las circunstancias de ese
pedido o entrega, manifestó que “no lo recuerdo. Era un papel de trabajo para la
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
30

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
reserva presupuestaria, porque al no estar contemplada en el presupuesto de ese
año 2015, hay que hacer ampliación de crédito o ampliación presupuestaria de lo
que se va a desembolsar por esa obligación. En este caso fueron cincuenta millones
de pesos. Repito, podía haber sido recuperado si no se continuaba la obra porque
existía la póliza de caución por cincuenta millones de pesos. Se podía recuperar el
cien por ciento de lo desembolsado, porque en el legajo de contabilización consta
la factura, el mail de que se tiene que desembolsar ese importe y, primero está el
original de la póliza de caución y después en el legajo queda la copia porque el
original queda archivado en la Tesorería cuyo tesorero era el Sr. Eduardo
Korrenfeld, que a su vez, era la segunda firma del cheque”.
Por otra parte, agregó que “cuando llega la factura de Fainser se
contabiliza y recibo de acuerdo a los mails que he aportado y ratifico todos los
escritos anteriores, de qué manera tengo que ir pagando esos anticipos por órdenes
superiores; mail que acompañé oportunamente. A todo esto, antes de proceder a la
contabilización de la factura, lo pasé al Departamento Jurídico para que, como el
USO OFICIAL

contrato era entre la Municipalidad y Fainser, si correspondía que se


contabilizara. La respuesta tanto de jurídicos como la orden superior del
Ministerio fue que como financieramente estaba estipulado que lo iba a solventar
YCRT, se procediera de esta forma. Los recaudos para el pago cuando hay obras,
generalmente tiene que constar el legajo de la factura, el certificado de obra
aprobado por el inspector y copia del convenio. En este caso en particular, como
es un anticipo, no hay una entrega de un bien a cambio del dinero. Entonces,
cuando hay un anticipo financiero o de acopio de materiales, el legajo tiene que
constar, como ocurrió en esta oportunidad, con la factura, la póliza de caución por
el cien por ciento de la factura, copia del convenio y, yo a veces y en este legajo
creo que está, acompañaba la instrucción superior que me indicaba el pago. Es
decir, por qué el cien por ciento de la póliza de caución? Porque no hay una
entrega de un bien entregado o finalizado, hay un dinero entregado a cambio de
nada. Por lo tanto, esa póliza de caución garantiza que si el proveedor o
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
31

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
contratista no cumple con lo que tiene encomendado por el convenio, se pueda
ejecutar la póliza de caución y se recupere el cien por ciento del dinero. Para el
caso en cuestión, si bien se contabilizó, se pagó y se constituyeron pólizas de
caución por cincuenta millones de pesos y después hubo cambio de autoridades,
cuando ocurre esto, se recibe un inventario por el corte de documentación donde
figura qué obras están en curso, cuáles están por continuar, tanto obras como
deudas, etc. En este caso en particular, si las nuevas autoridades no querían
continuar con la obra, en el momento tenían la posibilidad de ejecutar la póliza de
caución, recuperar el dinero y no hubo ningún tipo de impedimento. La realidad es
que a pesar de estar la póliza de caución y que a nadie le comunicaron, yo no
continué más en la empresa, la continuidad o no de la obra, después de casi dos
años aparece una denuncia que es la que estamos en estos momentos hablando. Es
decir, si el interventor hubiese querido recuperar el dinero apenes asumió, porque
no iba a continuar con este convenio, lo podía haber hecho al instante y no tardar
un año y medio con la desvalorización del dinero, no intentando recuperarlo, sino
USO OFICIAL

haciendo esta denuncia”.


Respecto de esa consulta al área de jurídicos, el imputado narró que
“lo consulté al Dr. Piumatti que es el jefe de departamento jurídico y le mostré las
copias porque quedan en jurídicos, porque hay una obligación financiera. Tendría
que tener jurídicos una copia de estos contratos. No me acuerdo cómo fue la
consulta”.
En cuanto al comprobante de pago cuya copia también fue encontrada
en su domicilio, precisó que “es todo papel de trabajo que como dije anteriormente
el único sentido que tenía de tener la copia del contrato es ver el monto y cuánto se
iba a desembolsar en el año para poder hacer la ampliación de crédito y reserva
presupuestaria. No tenía ningún otro sentido porque el contrato que corre es el que
está firmado en original por ambas partes. Lo que estaba en mi casa era fotocopia
meramente para la afectación presupuestaria”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
32

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Al ser preguntado, a instancias de su defensa, qué permitía verificar
ese comprobante de pago, expresó que “no significaba nada, era una fotocopia y
formaba parte de papeles de trabajo”.
Frente al interrogante sobre la influencia del comprobante de pago del
impuesto de sellos en cuestión, indicó que “era una fotocopia, parte de los papeles
de trabajo, y no emitidos por mí, no era emitido por YCRT. Por más de que
estuviera el comprobante, no fue emitido por YCRT. Ninguna fotocopia puede ser
contabilizada ni tomada en consideración, todo tiene que ser original. En este caso
los originales no estaban en YCRT porque YCRT no firmó, sino que era quien tenía
que hacerse cargo de la parte financiera del convenio”.
Respecto de las referidas “órdenes superiores”, enfatizó que “la
decisión política siempre venía del Ministerio de Planificación, porque si
financieramente YCRT iba a pagar obras de la Municipalidad, no eran dentro del
movimiento minero o para equipamiento o explotación minera. El único que podía
autorizar esa decisión política y por eso se aprueba el convenio marco de
USO OFICIAL

diciembre de 2012 era el Ministerio de Planificación. Oportunamente acompañé y


también están transcriptos en la resolución del juez los mails del Sr. Juan Vargas
donde indicaba que se debían pagar esos anticipos. El Sr. Juan Vargas actuaba
como asesor del Interventor y era nexo con el Ministerio de Planificación. Cuando
el Ministerio de Economía decía cuánto iba a ingresar al Yacimiento, se me
indicaba cómo distribuir ese dinero. Especialmente en los gastos de capital como
en este caso”.
Respecto de los motivos por los que se realizaron los tres pagos
directamente a “Fainser S.A.”, Larregina afirmó que “como dije antes, vino la
orden superior del Ministerio y en el pago puntualmente de Juan Vargas, a través
de los mails que aporté. Yo le aviso al interventor que iba a pagar eso”.
En cuanto al monto a abonar en concepto de anticipo, expresó que “la
plata del Ministerio de Planificación no venía en grandes cantidades, entonces por
eso se hizo en forma parcial para poder cumplir con distintas obligaciones. Porque
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
33

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
la asunción del nuevo interventor fue el 27 de enero de 2016 y la empresa estaba
en marcha. No se hizo un solo pago de cincuenta millones, porque la plata no
alcanzaba. Fueron pagos parciales que también estaban contemplados en el email.
Si se quería recuperar el dinero, porque la obra no continuaba, las nuevas
autoridades tenían que ejecutar la póliza, notificarle a la Municipalidad que no iba
a continuar y, si no quería ejecutar la póliza, mandarle notificación a Fainser para
que devuelva el dinero. Inclusive no se completó el total del anticipo porque el total
del anticipo creo que rondaba los setenta y cuatro millones de pesos”.
En relación a la empresa “Fainser S.A.”, Larregina expresó que
“trabajaba en el tema calderas, no recuerdo si en forma directa o subcontratada”.
Interrogado sobre las formalidades de las pólizas de caución que se
recibían en YCRT, el imputado precisó que “las pólizas de caución pueden ser de
distinta forma. Por garantía de cumplimiento de contrato o por anticipos. La que es
por garantía de cumplimiento de contrato ronda el cinco por ciento del total del
contrato. La que es por anticipo, tiene que ser por el cien por ciento del importe
USO OFICIAL

desembolsado, ya que no hay ningún bien que se entregue, lo que se entrega es


dinero. Entonces, si se quiere recuperar el dinero, porque no comienza la obra o
porque no hace acopio de materiales, se ejecuta por el cien por ciento del dinero
desembolsado. La póliza tiene que estar a nombre de YCRT y ser por el monto que
corresponde al importe desembolsado”.
Aclaró que “tenían que ser pólizas originales, algunas venían
certificadas pero no era un requisito. En una compañía de seguros, la caución es
garantía. Por eso en las licitaciones se pide como garantía una póliza de caución.
En la licitación es garantía de mantenimiento de oferta y es de un cinco por ciento.
Una vez adjudicaba, la garantía de cumplimiento de contrato es diez por ciento.
Aparte, si hay un anticipo financiero o de acopio de materiales, tiene que ser por el
cien por ciento del importe desembolsado”.
Al ser preguntado si le llamó la atención que el contrato firmado el 29
de junio entre el Municipio y “Fainser S.A.” incluyó un anticipo financiero mientras
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
34

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
que aquel borrador que tenía en su poder no lo incluía, Larregina respondió que no,
“porque por lo general, cualquier proveedor o contratista más que anticipo
financiero lo utiliza para acopio de materiales”.
En la audiencia, se exhibió a Larregina el contenido de la Caja n° 3 de
efectos correspondiente a la presente investigación.
Reconoció como propias las iniciales insertas en las tres órdenes de
pago originales, y agregó que “el que entregaba el cheque era el tesorero que era
la segunda firma. En el cheque sí va la firma completa. La inicial es un visto que
autoriza a emitir el cheque por el tesorero”.
Al ser preguntado respecto de los motivos por los cuales no se hizo
constar la fecha de firma del convenio en los legajos de las órdenes de pago
exhibidas, respondió que “escapa a mi función, porque el que está firmando es el
interventor y la municipalidad. A mí me basta con que esté la firma de la autoridad
superior, más que nada que en este caso el interventor puso que era copia fiel del
original”.
USO OFICIAL

En cuanto al documento incluido en las copias del convenio y que se


titula “Cenlog SRL”, Larregina afirmó que “Cenlog es donde se recepcionaba el
equipamiento y se trasladaba después. Es el centro de logística que recibía y luego
enviaba al sur. No tiene nada que ver con el convenio. Lo que puedo decir es que
esa hoja no tiene nada que ver con el legajo, inclusive figuran los proveedores.
Además, no es el legajo original de pago sino que son fotocopias”.
Interrogado también sobre quién ejerció la intervención de YCRT
entre el 10 de diciembre de 2015 y el 27 de enero de 2016, Larregina refirió que “si
bien no estaba en Buenos Aires, no se le acepta la renuncia al interventor anterior
hasta tanto asuman las nuevas autoridades. Eso es en YCRT y en todos lados. Más
allá de que el 10 de diciembre de 2015 haya asumido como intendente. Cuando
asume el nuevo interventor, tiene que ratificar o no todo lo actuado en ese período.
Porque el que asume el 10 de diciembre es el Presidente, no es el que el 10 de
diciembre asumió Zeidán. Eso pasa siempre con cualquier cambio de autoridades.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
35

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Nosotros somos personal de planta y el interventor lo hace por decreto
presidencial”.
Por otra parte, refirió no recordar si “Fainser S.A.” presentó factura
por el saldo pendiente del adelanto de obra.
Ante el interrogante planteado por este Tribunal sobre la demora
habitual desde la recepción de una factura hasta la entrega del cheque en YCRT, el
imputado afirmó que “si hay fondos y viene la instrucción de pago, se hace en el
momento. Si no, siempre depende de cómo ingresen los fondos. En el caso de YCRT
siempre hay más obligaciones que dinero. Si viene una instrucción de pago
superior, se tiene que desembolsar”.
Resaltó que al 09 de diciembre de 2015 YCRT tenía deudas con el
personal y con otras empresas proveedoras.
En cuanto a los motivos por los cuales se pagó el saldo del anticipo de
obra y no se cancelaron esas deudas, el imputado indicó que “vino el mail diciendo
los gastos de capital que había que pagar”.
USO OFICIAL

Posteriormente y en base a la inquietud de su letrado respecto a si


podía otorgar un destino diferente al dinero enviado por el Ministerio de
Planificación que fue utilizado para los pagos a la firma “Fainser S.A.”, respondió
que “en gastos de capital, que son las de licitaciones, obras, inversiones y
equipamiento, yo no desviaba ningún tipo de fondo que no fuera el indicado. No
podía hacerlo”.
Reconoció que se habían solicitado partidas presupuestarias para el
pago del pasivo de personal y de otros proveedores, aclarando que “el dinero venía
en menor cantidad que lo solicitado”.
Al ser preguntado si en algún momento incumplió alguna indicación
de Vargas respecto del destino de fondos asignados, el imputado explicó que “en
gastos de capital no, en gastos corrientes que tiene que ver con el movimiento
menor a doscientos mil pesos o necesidades de personal podía llegar a destinar de
acuerdo a la urgencia que hubiera, en gastos corrientes. En gastos corrientes tiene
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
36

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
que ver con el movimiento diario de la empresa, entonces hay necesidades urgentes
que el Ministerio de Planificación podía llegar a desconocer en el día a día. En
cambio, en gastos de capital, eran deudas por inversiones o licitaciones o
equipamiento del cual yo no me desviaba”. En este sentido, manifestó que no podía
apartarse de las instrucciones recibidas.
Asimismo, negó conocer personalmente a Juan Carlos Lascurain, pese
a lo cual “sabía que estaba en la UIA en un puesto importante”.
También negó haber tenido intervención en el expediente
administrativo de contratación de la Municipalidad de Río Turbio.
En cuanto a la guarda y archivo de documentación de los convenios y
de los legajos de pago en YCRT, Larregina explicó que “se derivan al
departamento jurídico los convenios, y todos los contratos, todo lo que tenga que
ver con la parte legal tendría que tenerlo archivado el departamento jurídico.
Independientemente de que en el legajo de pago acompañábamos copia. Los
legajos de pago quedaban archivados en la tesorería o en el depósito, de acuerdo a
USO OFICIAL

la fecha. Pasada determinada fecha va al depósito, los últimos movimientos quedan


en la tesorería a cargo de Korrenfeld”.
En relación al carácter de superior que le otorgaba a Vargas, explicó
que “era asesor del interventor, era superior y nexo con el Ministerio de
Planificación. Al ser asesor del interventor, está por encima del coordinador
general. Y si lo queremos definir en la informalidad, era el nexo del Ministerio de
Planificación”.
En cuanto al lapso temporal entre la firma del contrato entre “Fainser
S.A.” y el Municipio y el pago parcial del adelanto de obra, Larregina señaló que
“el dinero para poder pagarlo y la presentación de facturas, las presentaron en esa
fecha. Y si no vino ninguna instrucción de pago tampoco se pagaba porque era un
gasto de capital. El dinero que entró para gastos de capital fue a otras
necesidades, urgencias o entregas y no a esta obra. Porque financieramente no era

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
37

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
del movimiento de YCRT, era una colaboración financiera a la Municipalidad. En
mi caso no le veía prioridad, salvo indicación en contrario”.
Afirmó que no se contabilizó la factura de “Fainser S.A.” remitida por
la Municipalidad de Río Turbio, porque “para contabilizar una factura tiene que
estar a nombre de YCRT, no se puede contabilizar en YCRT una factura destinada
a la Municipalidad”.
Al ser preguntado específicamente quién ordenó el pago directamente
a “Fainser S.A.” en vez de al Municipio como constaba en el convenio y quién lo
comunicó a la Municipalidad y a “Fainser S.A.”, Larregina afirmó que “a mí me
apareció la factura de Fainser y automáticamente vino el mail de pago a Fainser
que se acompañó. El mail de pago no decía que había que pagar a la
Municipalidad, porque nosotros teníamos que entregarle fondos a la
Municipalidad. Teníamos la comunicación de que se habían devuelto las facturas a
Fainser por eso la consulta mía del mail a Vargas y a toda la gente de la planta de
contabilidad. Y se había presentado la factura de Fainser y el mail dice páguese a
USO OFICIAL

Fainser. Si volvemos a leer el mail, dice páguese a Fainser o Lascu, como Vargas
le decía. Ahí fue cuando yo hago la consulta a jurídico y como el apoyo era
financiero, es como que estaba correcto. Yo no le comuniqué nada al Municipio”.
Por último, al ser interrogado si recibió otras indicaciones relativas a
esos pagos de parte del Interventor Pérez Osuna o de miembros del Ministerio de
Planificación, el imputado respondió que “no, porque se entendía que si Juan
Vargas me indicaba cómo se distribuían los gastos de capital, que es en este caso,
es porque previamente lo había autorizado Roberto Baratta en el Ministerio de
Planificación. Vargas siempre fue el nexo de cómo se distribuían los fondos que
ordenaba el Ministerio. Era el nexo entre Pérez Osuna y Baratta”.
Cabe señalar que el letrado defensor de Larregina aportó a fojas
129/37 el escrito al que su pupilo se refirió en su descargo y a fojas 1217/26 un
nuevo libelo en relación al descargo realizado por su consorte de causa Vargas. En
honor a la brevedad, corresponde remitirse al contenido de ambas presentaciones.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
38

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
c) Juan Marcelo VARGAS.
En la audiencia celebrada, el imputado Vargas aportó un escrito sin
realizar otras manifestaciones ni responder preguntas (fs. 1156/61). El escrito se
glosó a fojas 1150/5.
En esa presentación, aclaró que “mientras la causa se encontraba
bajo secreto de sumario no se ha podido tomar vista; siendo que a partir del
levantamiento de aquella restricción materialmente eso tampoco ha sido posible,
en razón de que la causa ha estado a despacho mientras se indagaba a los
detenidos, como así también que en el día de ayer no ha podido ser compulsada en
virtud de encontrarse en Fiscalía. Es decir, en base a los elementos de los que
dispongo realizaré esta explicación en la que pretendo quede claro que quien
escribe no ha cometido delito alguno”.
Asimismo, hizo saber que “Tal como lo indiqué en el expediente
conexo 5218/16, soy licenciado en Comercio Internacional, habiéndome
incorporado a la administración pública en el mes de diciembre del 2003 donde
USO OFICIAL

comencé a colaborar en la Comisión Nacional de Comunicaciones. En el mes de


agosto del 2004 comencé a prestar servicios ‘en comisión’ para la Intervención de
Yacimientos Carboníferos Rio Turbio y de los Servicios Ferroportuarios con
terminales en Punta Loyola y Río Gallegos. –en adelante YCRT-.Al comienzo
trabajé en la delegación Buenos Aires, recordando que mi primer viaje a Río
Turbio lo realice en el mes de diciembre de ese año para luego viajar regularmente
a aquella localidad (calculo que una vez por mes aproximadamente). Desde
entonces, y hasta que culminé mi relación con YCRT, mi tarea principal fue la de
gestionar la tramitación administrativa de los procesos licitatorios que tenían que
ver con el decreto 1023/01.En julio del 2008, pasé a desempeñarme en planta
permanente de YCRT bajo la categoría de ‘asesor técnico’, pero en rigor, mantuve
siempre las funciones indicadas más arriba que tenían que ver con la tramitación
de bienes y servicios dentro del marco del decreto 1023/01”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
39

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Respecto del hecho que le fuera enrostrado, señaló que “se me imputa
el haber participado en la maniobra de sustracción de cincuenta millones de pesos
del Estado Nacional, y su entrega a la firma Fainser SA, sin justificación o causa
jurídica alguna. Como lo asume VS. los pagos que se cuestionan se originan en un
Convenio Específico derivado de un Convenio Marco, suscripto con la
Municipalidad de Río Turbio, Provincia de Santa Cruz. Con relación a los
mentados convenios debo destacar que no los he firmado, no les he gestionado, no
he mantenido conversaciones para sus suscripciones, ni tuve nada que ver en
cuanto a su conveniencia y oportunidad. Se trató de un hecho político ajeno
absolutamente a mi incumbencia y no puede desprenderse de la existencia de los
mismos una accionar delictivo de ninguna naturaleza y menos de mi parte. Entre
las sospechas que derivaron en mi convocatoria, existe la equivocada idea de que
yo era el ‘responsable del sector que custodiaba convenios como el aquí
investigado…’, tal como asumió VS. en la resolución del 5 de mayo del 2018.No
pude compulsar la foja 370/Vta. de la cual se derivaría tal inexistente condición,
USO OFICIAL

pero si pude abrevar en los dichos de los otros imputados (Pérez Osuna/Larregina)
quienes señalaron que los mismos se encontraban registrados en las oficinas de la
Av. Cabildo 65, CABA, más precisamente en el sector legales a cargo del Dr.
Piumatti quien era quien registraba y guardaba este tipo de documentos, tal como
era de público y notorio en YCRT. Es decir, no tuve ninguna intervención de
ninguna naturaleza con relación a estos documentos, como así tampoco fui el
encargado de su resguardo”.
Además, puntualizó que “tal como pudo constatar VS. en mi
domicilio no se encontró ningún elemento que permita sostener siquiera
indiciariamente que fui protagonista de su gestión o de alguna forma de su
ejecución. Dicha diligencia se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración de
quien escribe, al punto que utilizaron mi computadora para escribir el acta;
entregué las claves de acceso a los mails, etc.”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
40

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Por otra parte, destacó que “lo que me posiciona frente a la
imputación son los dichos del imputado Larregina que como coordinador general
de YCRT pretende hacerle creer a VS. que quien escribe era su superior y en virtud
de ello, sólo recibía órdenes cual autómata que derivaron en los pagos a distintos
proveedores. Resulta cuanto menos sugestivo que en las centenares de páginas
presentadas por Larregina y su mujer en el expediente conexo, a lo largo de los
años 2016 y todo el 2017 (hablamos de más de 500 páginas), no se haya señalado
nunca esta novedosa circunstancia; y no se señaló porque ciertamente no es así.
Con solo cotejar los recibos de sueldo y las funciones que teníamos uno y otro se
podrá corroborar que lo que ahora novedosamente indica Larregina es
sencillamente una mentira. Habría que bucear también en quien contaba con una
oficina de mayor envergadura; quien autorizaba el pago de viáticos, gastos,
reembolsos, etc. Pero abstrayéndonos del formalismo de un recibo de sueldo o un
despacho, en los hechos, quien tenía poder, era coordinador general y tenía firma
para librar cheques no era el suscripto sino Larregina. Pero además, si se analizan
USO OFICIAL

los iniciales dichos del por entonces denunciante Larregina, en la causa 5218/16 él
mismo señala claramente las jerarquías y funciones de todos quienes se
desempeñaron en YCRT de forma contemporánea a él. En ningún momento señaló
que yo era su Superior. Ahora tal vez, por su estado de detención echa mano a esta
argumento inverosímil para tratar de esquivar una responsabilidad que a no
dudarlo no me tiene por protagonista. Con esto no se intenta sostener que
Larregina cometió alguna irregularidad, sino poner en la real dimensión cuales
fueron las funciones de cada uno y que es lo que hemos tenido que ver con relación
a los sucesos que se investigan”.
Al respecto, concluyó que “el eje del asunto tiene que ver entonces
sobre si Larregina era una autómata que recibía mis órdenes, y de ese modo se
desviaron 50 millones de pesos a favor de Fainser, o si el suscripto en su condición
de asesor del interventor sugería la realización de algunos pagos cuando existía
presupuestos para hacerlos. Como primer cuestión a destacar resulta increíble
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
41

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
pensar que el coordinador general con disposición sobre los fondos de YCRT,
tenga que esperar instrucciones del suscripto para realizar los pagos más
relevantes. Con solo cotejar los correos electrónicos que eventualmente le he
dirigido a Larregina con los pagos que efectivamente aquel ha concretado, V.S.
advertirá que lo que se dice en cuanto a mis supuestas órdenes es una falacia”.
Por otra parte, enfatizó que “los correos electrónicos en los que
menciono a LASCURAIN o a FAISER hablan de 35 millones de pesos, sobre 50 que
efectivamente abonó Larregina. ¿Qué ocurrió con esos 15 millones de diferencia,
quien ordenó su pago?”.
Así, profundizó que “hay más; si observamos la secuencia de
correos, en aquel identificado por V.S. como número 3 (18 de noviembre de 2015),
sobre un total de 150 millones disponibles, quien escribe sugirió abonar 10 a
Lascurain; siguiendo con la secuencia en el mail identificado como 4 (25 de
noviembre del 2015) sobre un total de 105 millones disponibles se sugirió canalizar
25 a ese proveedor. Finalmente, en el correo identificado como número 7 (del 30
USO OFICIAL

de noviembre del mismo año), le indico a Larregina que existían de 150 millones
más para que el disponga y que cancele ese saldo de 10 millones a Fainser para
totalizar aquellos 35 millones mencionados en estos correos”.
Remarcó que “si yo hubiese sido el superior de Larregina aquel
hubiese pagado los 10 millones indicados en el correo número 3 del 18 de
noviembre. Sin embargo Larregina no lo hizo y doce días después conforme surge
del correo identificado como número 7, se le vuelve a sugerir el pago de ese dinero,
teniendo Larregina otros 150 millones disponibles. Es mentira entonces y a las
pruebas objetivas me remito que Larregina haya seguido las instrucciones del
suscripto; como también es mentira que haya sido yo su superior. Fíjese VS. que
teniendo Larregina disponibilidad de 405 millones de pesos atendiendo a esos
correos, intenta hacerle creer al Tribunal que quien escribe era quien ordenaba los
pagos, cuando de los propios correos no solo surge lo contrario sino que se
advierte que frente al pedido del 18 de noviembre (correo 3) Larregina hizo caso
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
42

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
omiso. Mi vinculación con algunos pagos tiene que ver con las disponibilidades
que se tenían a partir de las sumas enviadas con el Ministerio. Frente al objetivo
de hacer funcionar el Yacimiento y la puesta en marcha de la Central se trataba de
poner cierto orden al pago de proveedores a los fines que todos ellos al mismo
tiempo puedan contar con fondos para lograr los objetivos. Esa era toda mi
intervención que surge a partir de los correos que menciona Larregina y que
fueron secuestrados; sin embargo si se analizan, como dije, los centenares de
millones que se han abonado a través de Larregina con los correos del suscripto
donde se sugirieron algunos pagos, pronto se comprenderá que mi participación no
revestía la importancia que se me intenta adjudicar ni mucho menos”.
Sobre los cincuenta millones pagados a Fainser, refirió que “mucho
no tengo que decir más de lo que se ha dicho hasta aquí. No participé en su
contratación; no analicé su oportunidad y conveniencia; no firmé los convenios ni
los contratos; no tuve ninguna intervención en el expediente administrativo que VS
cuestiona; ni intervine de ningún modo en la decisión política de ayudar al
USO OFICIAL

Municipio de Río Turbio. Es más ni siquiera intervine en el pago de los 50


millones, ya que de hecho surge de la documentación reservada, que la sugerencia
de pagar a Fainser lo fue por 35 millones y no por el total que resulta el objeto de
la imputación. El hecho de que le haya remitido un mail a Lascurain con un
archivo adjunto, el cual recuerdo fue pedido por él vía telefónica o de haber
recibido otro con una factura vinculada a este suceso, no me pueden posicionar sin
más como autor o participe del delito de peculado”.
Así, concluyó afirmando lo siguiente: “No sustraje suma alguna, y no
podría hacerlo, porque no participé de ninguna forma más allá de los correos, en
la génesis y la gestión de las obras que se cuestionan. Supongamos por un instante
que los correos que hablan de aquellos 35 millones de pesos no hubiesen existido.
¿Cuál era entonces mi vinculación con estos sucesos? Por ventura, ¿puede
entenderse que esos pagos no se hubiesen concretado de todos modos existiendo
documentos que obligaron a hacerlo? El interrogante sólo puede tener una
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
43

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
respuesta afirmativa. ¿Por qué?, por la sencilla razón que de hecho han existido
pagos por otros 15 millones de pesos en los cuales a priori no aparecen mi
intervención vía mail (única relación con los sucesos). La cuestión va más allá de
algunos correos electrónicos que grafican cierta situación. De analizar los correos
de la forma que se está haciendo, se debería cuestionar absolutamente el listado
completo de todos los contratistas a los que se sugirió el pago, cuando ello no es
así. Las sugerencias de pagos que se realizaron jamás fueron respecto de un
proveedor en particular, sino que abarcaba una larga lista de contratistas dentro
del rubro obras. Esas sugerencias como se vio nunca obligaron a Larregina a
realizar los pagos”.
Añadió que “Larregina oculta por ejemplo, otros pagos que se han
hecho respecto del proveedor YPF, y nadie podría sospechar a esta altura de los
acontecimientos que esos pagos a una empresa estatal tenían un tinte irregular.
Por lo dicho, sí lo que aquí se analiza es delito no puede serme imputado ni a título
de autor ni partícipe por aquella irrelevante intervención. Finalmente a la hora de
USO OFICIAL

analizar qué es lo que pudo haber ocurrido aquí, sólo cabe una reflexión que se me
ocurre a partir de los dichos de los otros imputados: si la obra comenzaría a
desarrollarse a partir del pago total del adelanto de la misma, ¿cuál es la razón
que arguyen los denunciantes para no haber ejecutado la garantía que entiendo se
encontraba plasmada en los contratos? O bien, ¿por qué no se le adelantó la suma
que faltaba para cubrir el anticipo y se daba comienzo con la obra? Ninguna de las
dos cuestiones ha sido de momento analizada; y ninguna de las dos situaciones ha
tenido que ver con mi actividad”.
Finalmente, remarcó que “a partir del cambio de autoridades
nacionales operadas el 10 de diciembre de 2015, a muchos de aquellos agentes de
la anterior gestión, incluido el suscripto, se nos apartó al punto de dejarnos sin
oficina, teléfono ni computadora. En ese contexto, y obviamente sin ningún poder
de decisión, ¿qué es lo que se esperaba del suscripto con relación a este suceso?
Insisto las nuevas autoridades no ejecutaron la garantía ni adelantaron el pago
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
44

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
para esperar que la obra se realice. Sin perjuicio de ello echan culpas a diestra y
siniestra viéndome involucrado involuntariamente en esta causa a partir de lo que
entiendo resulta una arbitrariedad en función de lo expuesto hasta aquí”.
d) Horacio Matías MAZU.
A fojas 1197/1202 obra el acta que da cuenta de la declaración
indagatoria recibida a Horacio Matías Mazú.
En esa oportunidad refirió “que desea aportar un escrito en el que se
refiere a las imputaciones que se le formulan y solicita forme parte de su
declaración. Asimismo, aporta copias certificadas del convenio marco del año
2012, de la ordenanza de ratificación y del decreto de promulgación, en un total de
cinco fojas, junto con los dos recibos de pago por la obtención de tales copias en la
Municipalidad de Río Turbio, oficina de rentas municipales. Por otra parte, refiere
que por el momento no desea efectuar otra manifestación, sin perjuicio de
reservarse el derecho de ampliar su descargo una vez que pueda hacer un
pormenorizado análisis de la causa y de la documentación reservada”.
USO OFICIAL

La documentación aportada se glosó a fojas 1182/8, mientras que su


escrito se agregó a fojas 1189/96.
En esa presentación, refirió que debía tenerse en cuenta que “han
transcurrido varios años desde la celebración de los distintos convenios que dieron
marco jurídico a los hechos investigados, y que hace más de dos años que dejé la
intendencia de Río Turbio, perdiendo desde entonces todo contacto con los
expedientes administrativos”.
Aclaró que “la readecuación de la avenida YCF fue apenas una de
las muchas obras que se propusieron, proyectaron y debatieron durante mi gestión,
y que ese tipo de proyectos necesariamente involucró el trabajo y la intervención
de distintas áreas administrativas, actores que participaron en la gestión, de
conformidad con los procedimientos administrativos que rigen la función pública”.
En razón de ello, explicó que una adecuada explicación acerca de los
pormenores del trámite de los expedientes requiere “no solo de un profundo
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
45

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
ejercicio de memoria sino también, y principalmente, de una revisión particular de
los antecedentes específicos del proyecto”.
Por tal motivo, indicó que solo iba a brindar la información que
recordaba y que pudo reconstruir “a partir de una primera lectura de las
constancias de la causa en los pocos días que transcurrieron desde que tuviera
acceso a ella a través de mis defensores, y ampliaré dicha información una vez que
esté en condiciones de efectuar una lectura más profunda de dichos antecedentes
que me permita realizar una reconstrucción más integral de lo sucedido”.
Sin perjuicio de ello, aclaró “tengo la profunda convicción de que mi
actuación como Intendente de Río Turbio se ajustó en todo momento al
compromiso que asumí con el electorado, y a la normativa vigente que observé en
forma irrestricta. De esa convicción surgen estas explicaciones”.
Así, sostuvo que “no puedo dejar de señalar que el material con el
que se cuenta para reconstruir los hechos históricos ha estado fuera de mi control
durante mucho tiempo, y ha sido utilizado –y me permito agregar manipulado- por
USO OFICIAL

los aquí denunciantes. No profundizaré sobre esta cuestión de momento porque


considero que debo actuar con la prudencia que siempre caracterizó mi conducta
pública y privada, y prefiero esperar a estar en condiciones de efectuar una
revisión más profunda. Pero sí señalaré en esta presentación o en las que realice
en adelante, algunas cuestiones sumamente llamativas, especialmente las
vinculadas con la desaparición de documentos relevantes que se encontraban en
poder de los denunciantes o bien formaban parte de expedientes que estuvieron
bajo el control de estos últimos”.
Asimismo, aseveró que “ninguna administración está exenta de
incurrir en errores o desprolijidades administrativas, pero si aquí hubo
ocultamiento malicioso de información o documentación, puedo asegurar que no
provino del suscripto”.
Seguidamente, remarcó que “no tengo dudas acerca de que la
denuncia se encuentra indebidamente atravesada por intencionalidades político
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
46

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
partidarias. Solo espero que ello no se convierta en un obstáculo para la
averiguación de la verdad, o en un elemento de distorsión como, según entiendo,
hasta ahora lo viene siendo. Espero que esta y las sucesivas presentaciones
contribuyan a aclararlo”.
En este último sentido, refirió que “atento a la forma en que fui
convocado a comparecer a este Juzgado, quiero poner de manifiesto que me
encuentro a absoluta disposición del Juez y la Fiscalía para dar explicaciones
acerca de todo cuanto sé sobre los hechos. Mi público domicilio es conocido como
también mi cargo actual. Me he presentado formalmente a esta causa y concurro a
cumplir con la citación del mismo modo en que lo haré cada vez que ello sea
necesario. No tengo ningún motivo para intentar eludir la presente investigación;
por el contrario, tengo el firme compromiso de contribuir a la aclaración de los
hechos y a la determinación de las verdaderas responsabilidades, si las hubiere.
Tampoco estoy en condiciones de entorpecer en modo alguno el avance de la
investigación, habida cuenta del estado actual de la causa, los allanamientos
USO OFICIAL

practicados y, particularmente, que no me hallo en posesión ni control de


documentación alguna desde que dejara la gestión, en diciembre de 2015. Ello
constituye un impedimento material insalvable que debería ser ponderado en la
continuidad de esta causa”.
A su vez, sostuvo que “la Resolución del 05 de marzo pasado que
ordena las citaciones funda la sospecha en que ningún vínculo contractual
resultaría congruente con el pago realizado por YCRT a Fainser S.A. A ello se
agregan otras cuestiones que estimo accesorias: -Que el convenio entre la
Municipalidad e YCRT no contemplaba el pago de un anticipo, y preveía que los
pagos por ejecución se destinarían a una cuenta de la primera. Ello contrastaría
con el pago realizado por YCRT como anticipo y con el hecho de que se hiciera a
la cuenta de YCRT.-Que existieron irregularidades o desprolijidades
administrativas en el expediente. -Que ciertas decisiones pudieron haber estado
ligadas al resultado de las elecciones presidenciales de 2015”.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
47

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
En tal sentido, aclaró que “si bien esa sospecha involucra
principalmente a otros actores, habida cuenta de que los pagos sospechados fueron
realizados por YCRT a Fainser S.A., por lo que en mi calidad de Intendente de Río
Turbio a la fecha de los hechos solo me compete referirme a aquellas cuestiones
vinculadas mi actuación personal en esos hechos”.
De este modo, señaló que “contrariamente a lo que afirma la
Resolución del 5 de marzo pasado en su punto IV, existió un marco jurídico que dio
sustento al pago del anticipo por parte de YCRT, que repasaré muy brevemente
porque es conocido por el Juzgado que, incluso, lo reseña. El 17 de diciembre de
2012 el Ministerio de Planificación y La Municipalidad de Río Turbio celebraron
un Convenio Marco por medio del cual el Ministerio financiaría a través de YCRT
la construcción de la infraestructura en él mencionada. Las obras específicas se
realizarían mediante Convenios Particulares, y se estipulaba expresamente que en
cada uno de ellos se acordaría ‘el monto a abonar en concepto de adelanto’ y los
desembolsos contra certificado de avance de obra (cláusula octava)”.
USO OFICIAL

Puntualizó que “esto significa que el respaldo jurídico originario de


la inclusión de pago de anticipos en los Convenios Particulares de Infraestructura
a celebrar por la Municipalidad con financiamiento del Ministerio de Planificación
a través de YCRT, está dado por este Convenio Marco, firmado en el año 2012.
Dicho Convenio fue aprobado por Ordenanza Municipal nº 2.751, promulgada por
Decreto del año 2013”.
Refirió también que “teniendo en cuenta que la Resolución del 5 de
marzo pasado manifiesta que el Convenio no fue hallado, quiero aclarar que
obtuve esta copia certificada presentándome en la Municipalidad de Río Turbio
por la ‘Oficina de rentas municipales’ y pagando una tasa de 56 pesos. Así de
simple resultó obtenerlo”.
Seguidamente, alegó que “el 21 de octubre de 2014 se firmó una
adenda al Convenio Marco recién mencionado, mediante la cual la Intendencia de
Río Turbio e YCRT acordaron extender el financiamiento y asistencia técnica que
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
48

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
esta última prestaría para las obras de infraestructura pactadas, a la
infraestructura de servicios en el área industrial de YCRT. Este convenio fue
ratificado y aprobado por el Concejo Deliberante de Río Turbio por unanimidad
mediante la Ordenanza nº 2855 de diciembre de 2014. No hay ningún
cuestionamiento a este instrumento, que transitó los carriles institucionales
vigentes con total regularidad”.
Al respecto, aclaró que “la intervención de YCRT en convenios de
estas características obedece a una realidad histórica y local, como lo es que tanto
esa empresa como YPF y YCF han construido pueblos enteros, financiando la
construcción de Iglesias, plazas, hospitales, gimnasios, rutas, etc. Históricamente,
los pueblos de la zona son pueblos creados por esas empresas, y tanto es así que,
en la actualidad, aproximadamente el 80% de las viviendas existentes fueron
construidas por ellas”.
En ese sentido, indicó que “con ese marco jurídico, se inició el
correspondiente expediente administrativo y se ordenó una Compulsa de Precios
USO OFICIAL

(nº 3) para la readecuación de la Avenida YCF. Se trataba de una obra


absolutamente necesaria habida cuenta de que esa avenida llegaba a la zona
industrial, por lo que era transitada principalmente por los trabajadores de YCRT,
y debido a su estado se producían accidentes de tránsito con mucha frecuencia. De
hechos se registraron hasta tres accidentes por días y entre seis y siete muertos por
año. El Concejo aprobó la Compulsa de Precios conforme surge de la Ordenanza
obrante en el expediente administrativo nº 7465-192-2015. Entre las distintas
empresas a las que se envió la oferta de conformidad con las disposiciones de la
Ley de Obra Pública de la Provincia de Santa Cruz, se presentó Fainser S.A., que
elevó una propuesta que, entre otros aspectos, incluía un anticipo del 20% y el
resto por certificaciones de obra según cronograma”.
En lo que respecta a la observación relativa a que “Fainser S.A.” no
hubiera realizado hasta ese momento obras de pavimentación de caminos o rutas,
destacó que “ello no resulta impedimento según lo previsto en la ley de obra
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
49

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
pública 13.064, 12.010 y 22.250, y 2743 a nivel provincial, dado que presentó el
proyecto en debida forma ajustándose a lo solicitado técnicamente según el
análisis realizado por la Secretaria de Obras de la Municipalidad de Río Turbio a
través de Nota N° 17 de fecha 8 de Mayo de 2015 (fs. 241 del expediente
administrativo 7465 Ref. 192 Año 2015)”.
Además, expresó que “el 29 de abril de 2015 tuvo lugar la apertura
de sobre y la preadjudicación. En ella tuvieron debida intervención las distintas
áreas administrativas con competencia sobre la materia. Entre ellas, la Secretaría
de Obras de la Municipalidad de Río Turbio a través de Nota N° 17 de fecha 8 de
Mayo de 2015 (fs. 241 del expediente administrativo 7465 Ref. 192 Año 2015),
encargada de revisar que la propuesta se ajustase a los requisitos establecidos en
el Pliego, dictaminó que la propuesta de Fainser S.A. se ajustaba al Pliego de la
Compulsa de Precios”.
Remarcó que “en toda estructura administrativa los funcionarios
tienen la obligación de otorgar intervención a las áreas competentes en la
USO OFICIAL

tramitación de los expedientes, y ajustarse a lo dictaminado por ellas. De lo


contrario, sea que se hiciera caso omiso a las recomendaciones u objeciones de las
áreas competentes, sea que se cuestionasen las aprobaciones, la gestión
administrativa resultaría impracticable. De allí que el dictamen del Área Técnica
sobre la consistencia de la oferta con el pliego constituya un elemento que
legitimaba al suscripto para avanzar hacia la adjudicación de la obra”.
Al respecto, aclaró que “cabe apartarse de un Dictamen en caso de
que existieran razones fundadas para hacerlo, pero tampoco advierto
inconsistencias en el dictamen del Área Técnica en el acto de pre-adjudicación de
esta obra, más allá de que no haya sido competencia del suscripto efectuar un
análisis de esa naturaleza. En este sentido, y atendiendo a las observaciones
efectuadas en la Resolución del 5 de marzo pasado, debo señalar que si bien la
oferta cotizaba un 19,96 % más que el llamado a Compulsa de Precios, ello no
constituía un obstáculo a su procedencia toda vez que se encontraba previsto en el
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
50

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
artículo 19 de las Clausulas Particulares, así como también el Articulo 12 de las
clausulas generales, y también leyes nacionales y provinciales de obra públicas nº
13064 y 2743. La Ley Provincial de Obra Pública lo autoriza en su art. 321. Por lo
demás, que el oferente haya incluido un anticipo tampoco se encuentra prohibido –
ni por la Ley ni por el llamado a Compulsa de Precios-, y ello es usual en este tipo
de obras en las que el contratista debe procurar el financiamiento de una inversión
inicial. Me atrevería a decir que no hay obra pública en la que no se pacte un
anticipo, y de allí que incluso un instrumento de carácter general como el
Convenio Marco del año 2012 lo haya previsto”.
Así, sintetizó que “sobre la base del informe técnico obrante a fs. 241
del expediente administrativo antes citado, la obra fue adjudicada y se firmó el
convenio entre la Municipalidad y Fainser S.A. el 29 de junio de 2015”.
Por ello remarcó que “La fecha es importante porque en ese convenio
se pactó específicamente que se abonaría un anticipo del 15 % -ver artículo
segundo, fs. 267 del expediente administrativo-, que resultaba ajustado a la ya
USO OFICIAL

citada cláusula octava del Convenio Marco de 2012. Ello demuestra que la
obligación jurídica de pagar ese anticipo –y el correlativo derecho de Fainser S.A.
a exigirlo- nació mucho antes de la fecha de las elecciones presidenciales de 2015,
lo que permite despejar cualquier sospecha al respecto. La reducción del anticipo
de un 20 % a un 15 % como resultado de la negociación habitual, supuso una
mejora respecto de la oferta, que Fainser S.A. se avino a aceptar. Fainser S.A.
contraía la obligación de presentar una garantía por el 100 % del adelanto de
obra, lo que aseguraba al Estado que dicho anticipo pudiese ser recuperado en
caso de incumplimiento por parte de aquella”.
De igual modo, destacó que “el anticipo no fue incluido con
posterioridad como lo indica la Resolución del 5 de marzo pasado. El anticipo fue
una condición de la oferta de Fainser S.A., evaluada por el Área Técnica que
determinó que la oferta resultaba consistente con el Pliego, y reducida a un 15% en
la celebración del convenio, con respaldo jurídico original en el Convenio Marco
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
51

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
del año 2012. Al respecto, resultan ilustrativas las constancias obrantes a fs.
267/276 que lo incluyen en su artículo segundo, y que exhiben las firmas de las
partes y el correspondiente timbrado. Pero incluso si se tomara como referencia la
copia simple -sin sellos ni timbrado-que comienza a fs. 245, se interrumpe a fs.
250, y se retoma a fs. 2552, también allí figura dicho anticipo en la cláusula
mencionada”.
Luego, continuó con su descargo y agregó que “habiéndose celebrado
el convenio particular, y teniendo en cuenta que la obra sería financiada con
fondos del Estado Nacional en cumplimiento del Convenio Marco citado al
comienzo y su adenda, el Municipio celebró un convenio específico con YCRT para
obtener el financiamiento. Este convenio de financiamiento ha sido observado en la
Resolución del 5 de marzo pasado porque no menciona el anticipo e indica que los
pagos por los avances de obra se realizarían a una cuenta del Municipio. En
realidad, la segunda observación es accesoria de la primera, como veremos a
continuación. Debe tenerse presente que el financiamiento de YCRT se pactó por el
USO OFICIAL

monto total de la obra –comprensivo del anticipo- y que dicho convenio era
accesorio del principal –el del Municipio con Fainser S.A.- que fue expresamente
citado en la cláusula primera por lo que jurídicamente no podía alterar los
términos de aquél”.
Seguidamente, alegó “de ese carácter accesorio se desprende la
siguiente consecuencia: YCRT como intermediario del Ministerio de Planificación
conocía y se comprometía a financiar el convenio entre el Municipio y Fainser S.A.
–expresamente citado en el convenio de financiamiento-, en razón de lo cual YCRT
no podía desconocer que el financiamiento abarcaba el pago del anticipo, ni podía
pretender desvincularse de él invocando este último convenio en el que no había
participado Fainser S.A. por lo que le resultaba inoponible a esta última. En
cualquier caso, como vimos, la inclusión del anticipo tenía el respaldo jurídico en
el Convenio Marco de 2012, en la aprobación de la oferta de Fainser S.A. mediante
el acto de pre-adjudicación por parte del Área Técnica, y en el Convenio entre el
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
52

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Municipio y Fainser S.A., y estaba resguardada por el otorgamiento del seguro de
caución por parte de la empresa que garantizaba el 100% de su monto. Por lo
tanto, la no inclusión expresa del anticipo en el convenio entre el Municipio e
YCRT resultó una omisión inocua”.
Respecto de la cuenta de destino de los fondos prevista en el convenio
entre el Municipio e YCRT, arguyó que “la segunda observación (…) queda
despejada si se atiende a que la misma se refiere a los pagos por ejecución de obra.
Como dicho convenio no dice nada sobre el anticipo por las razones antes
señaladas, es evidente que tampoco regula la cuenta de destino correspondiente a
dicho pago”.
Sobre esto último, también sostuvo que “queda por aclarar que el
Municipio rechazó las facturas enviadas por Fainser S.A. indicando que debía
facturarse a YCRT del mismo modo que debían conformarse las pólizas del seguro
de caución a nombre de esta última, en razón de que sería YCRT la que aportaría
los fondos provenientes del Ministerio de Planificación y, en consecuencia, quien
USO OFICIAL

eventualmente ejecutaría el seguro de caución en caso de tener que perseguir su


recupero. De allí que fuera consistente con esta circunstancia que el anticipo se
hiciera efectivo directamente en la cuenta de YCRT, a diferencia de los pagos por
ejecución de obra. Esta circunstancia pone de manifiesto que el suscripto resultaba
ajeno al pago del anticipo, porque la Intendencia no tenía el manejo de los
fondos”.
Por otra parte, recalcó que “Ninguna administración está exenta de
incurrir en desprolijidades administrativas, y el hecho de que a fs. 250/254 se
intercalara el seguro de caución a la copia del modelo de contrato entre el
Municipio y Fainser S.A. es un error de compaginación por parte del empleado que
armó esa parte del expediente y lo folió. No existe ninguna adulteración, ya que
adulterar implica modificar el contenido del expediente lo que de ningún modo
ocurrió en el caso. El expediente no sufrió ninguna modificación, y ello queda de
manifiesto al verificar mediante la simple lectura que el contenido del convenio
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
53

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
completo con firmas y timbrado que obra a fs. 267/276 es exactamente igual que el
que se encuentra intercalado. Ambos contienen la cláusula del anticipo. Cabe
preguntarse entonces en qué consistió la supuesta adulteración. Qué perjuicio
surgió de ese error de compaginación. Por lo demás, la firma del Presidente de
Fainser S.A. en lugar de la de su representante técnico constituye una exigencia
legal atinente a la capacidad jurídica para representar a una persona de existencia
ideal, y ello surge de lo informado a fs. 80 del expediente administrativo como
parte de la presentación de la propuesta, mediante nota suscripta por el Dr.
Lascurain. De ninguna de esas circunstancias puede extraerse consecuencia
jurídica relevante alguna, más que el señalamiento de una desprolijidad”.
Finalmente, arguyó que “en lo que respecta a la falta de contratos
originales o en copia que la Resolución invoca, debe tenerse presente que el
denunciante en esta causa ha aportado copia de los contratos, lo que pone de
manifiesto que tuvo acceso a ellos y/o que estuvieron bajo su control. Esto significa
que la prueba –de cargo y descargo- estuvo durante todo este tiempo en control del
USO OFICIAL

denunciante, con las graves consecuencias que ello implica para cualquier
denunciado. Hasta aquí llegan los hechos que involucraron la competencia del
suscripto a cargo de la Intendencia de Río Turbio. Tengo conocimiento de que
YCRT efectuó pagos a Fainser S.A. en el marco del ya referido anticipo, y que en el
año 2016 las partes intercambiaron cartas documento con motivo de la falta de
inicio de las obras. Entiendo que los emisores de dichas intimaciones darán las
explicaciones que correspondan. Sin perjuicio de ello, no puedo dejar de señalar
que ese intercambio pone de manifiesto que el Municipio trasladó un requerimiento
de Fainser S.A. relativo al inicio de las obras a la actual gestión de YCRT, que
tenía la responsabilidad de tomar decisiones sobre el financiamiento. Sin perjuicio
de las aclaraciones que esa gestión deba dar sobre el particular, de su aparente
silencio –lo califico de ‘aparente’ porque no me consta que haya dado respuestas-
cabría presumir que hubo por parte de ese organismo una decisión de no avanzar
con el financiamiento comprometido, ni ejecutar el seguro de caución que se había
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
54

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
previsto y otorgado para cubrir contingencias de esta naturaleza. Por lo tanto, con
la información a la que he accedido hasta el momento y el ejercicio forzado de mi
memoria, entiendo que tanto la rescisión del convenio como el eventual recupero
de los fondos, constituyen contingencias que no fueron originadas en los actos
jurídicos ocurridos durante mi gestión sino en actuaciones posteriores, ligadas a la
decisión de la actual gestión de YCRT de las que deberá dar cuenta esta última”.
De este modo, efectuó las siguientes conclusiones:
“a) Entiendo que ha quedado suficientemente claro que el pago del
anticipo que YCRT hiciera a Fainser S.A. tiene un debido respaldo jurídico en los
instrumentos que han sido relevados en esta presentación. b) Todo el proceso de
adjudicación de la obra estuvo debida y regularmente basado en el Convenio
Marco de 2012 y su Adenda para el financiamiento de la obra; el llamado a
Compulsa de Precios, el acto de preadjudicación y posterior adjudicación; el
convenio entre el Municipio y Fainser S.A.; y el convenio entre el Municipio e
YCRT para el financiamiento de este último. c) En todos esos actos tuvieron debida
USO OFICIAL

intervención las áreas competentes de la Administración Pública, y el Concejo


Deliberante que aprobó los que resultaban de su competencia, incluyendo el voto
del Consejal Samir Zeidan. d) La inclusión del anticipo en el convenio entre el
Municipio y Fainser S.A. se encuentra justificada en el Convenio Marco de 2012,
la aprobación de la oferta efectuada por esta última, que contó con el aval del Área
Técnica del Municipio y no presenta observaciones desde el punto de vista legal. e)
La obligación jurídica de atender al pago de dicho anticipo, que fue contraída con
regularidad, nació mucho antes de cualquier fecha vinculada con el calendario
electoral de 2015, y de ningún modo podía ser eludida invocándose la omisión de
incluirla expresamente en el convenio de financiamiento entre el Municipio e YCRT
habida cuenta de que este último invocaba expresamente al convenio principal, por
lo que carecía de aptitud jurídica para alterarlo. f) En cualquier caso, la inclusión
de la exigencia de otorgar un seguro de caución que garantizase el 100% de su
recupero –que fue cumplida- constituyó una medida diligente orientada a evitar
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
55

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
posibles perjuicios. g) El suscripto carecía del manejo de los fondos relacionados
con el pago del anticipo”.
Por último, remarcó “que el hecho de que la actual gestión de YCRT
no hubiera avanzado en el financiamiento de la obra ni ejecutado dicho seguro,
configuran decisiones posteriores sobre las que deberán dar cuenta sus
responsables, que se encuentran directamente vinculadas a la hipótesis de perjuicio
que aquí cabe analizar. En otros términos, si hubo un perjuicio económico para el
Estado, queda de manifiesto que no tuvo origen ni en la compaginación del
expediente administrativo ni en la omisión inocua de incluir una cláusula en el
convenio de financiamiento que, en rigor, no la requería. En la instancia en la que
me tocó intervenir, se adoptaron las medidas conducentes para evitar todo riesgo.
Me permito señalar que el eventual perjuicio que debe ponderarse en forma
principal es de la falta de ejecución de una obra tan importante para la comunidad
como la readecuación de la Avenida YCF; secundariamente, y ante la aparente
decisión de la actual gestión de YCRT de no continuar con el financiamiento de la
USO OFICIAL

obra, debe considerarse la falta de recupero de los fondos legítimamente remitidos.


En ambos casos, el pedido de explicaciones debe dirigirse a la actual conducción
de YCRT. Ni siquiera resultaría razonable plantear en este caso que la actual
gestión de YCRT se haya visto indebidamente comprometida por la gestión anterior
de la misma, o del Municipio. Ello atento a que: 1. La obra era de indudable
relevancia para las comunidades (Río Turbio y 28 de Noviembre), y no se
encuentra cuestionada en sí misma. 2. El marco jurídico al interior del cual se la
proyectó fue regular e involucró a todas las áreas con competencia para intervenir,
incluido el Concejo Deliberante. 3. Hasta donde tengo entendido –porque en rigor
no me competía saberlo- las partidas presupuestarias para realizarlas se
encontraban aprobadas. 4. El seguro de caución pactado y otorgado durante la
gestión anterior constituía un reaseguro suficiente y razonable para despejar
cualquier escenario de perjuicio. Frente a estas circunstancias, me pregunto: ¿En
qué consistió la presunta irregularidad de mi actuación? ¿Cuál habría sido el
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
56

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
motivo de duda o sospecha que debiera haberme hecho suponer que estábamos
ante una irregularidad, si lo hubiéramos estado? En otros términos, ¿en qué
estaría basado el dolo si existiera alguna irregularidad?”.
e) Juan Carlos LASCURAIN.
A fojas 1107/15 obra la declaración indagatoria recibida a Juan Carlos
Lascurain, quien negó terminantemente los hechos imputados y remarcó su
disposición para “aclarar lo que haga falta”.
Respecto de la empresa Fainser, aclaró que inició la misma el 01 de
febrero de 2005 y que “es una empresa que trabaja en el área nuclear, tiene
estampa ASME y diversas certificaciones internacionales. Entre sus clientes se
encuentran grandes empresas del ámbito nacional e internacional”. A tal efecto,
aportó en dicho acto una carpeta de presentación de la empresa, titulada “Una
compañía al servicio de la Industria”.
Continuó relatando que “comienzo a trabajar en Río Turbio en la
usina de la mina proveyendo a YCRT la caldera n° 4 con tecnología de Foster
USO OFICIAL

Whiler en el año 2012, y fui subcontratado por una firma que se llamaba Chimen
Aike Proalsa. Esa provisión se suspendió en el año 2016 a raíz de adeudar YCRT
ocho certificados de obra. En el año 2013 a pedido, según tengo entendido, de
Foster Whiler me contactan para terminar de montar las dos calderas de la usina
240, porque había partes que ya estaban montadas y otras estaban pendientes. A
fines del 2015 hago la prueba hidráulica de la caldera n° 2 y nos retiramos de
vacaciones. En enero de 2016 nos notifica Isolux que la obra está suspendida. En
ese momento Isolux nos debía doscientos cuarenta millones de pesos, y le inicio un
juicio a Isolux con la UTE que representaba varias empresas y a YCRT. En mayo o
abril de 2015 al enterarme de una obra de siete kilómetros de longitud y previendo
que a fines del año 2015 yo terminaba mi trabajo en las calderas de la megausina,
me presento en la licitación referida a esta causa”.
Al ser preguntado sobre los motivos por los cuales Fainser recibió la
invitación a ofertar del Municipio respecto de una obra vial, respondió “porque al
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
57

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
enterarme yo que había una licitación de una obra vial manifesté interés en una
obra vial, ya estaba trabajando en la región hace un año y medio en la megausina
–y desde el 2012 en la zona- con un resultado importante en cuanto a cumplimiento
de obra, y a raíz de eso habrán considerado invitarme. Tenía una estructura
montada allá, cuatrocientas personas en la obra de la megausina y llegué a tener
setecientas personas trabajando. Eso me daba la posibilidad de que la gente
continuara trabajando, mucha gente podría seguir trabajando con la obra vial”.
Seguidamente, fue interrogado para que dijera si Fainser S.A. había
realizado obras viales para entidades estatales o privadas con anterioridad, a lo cual
refirió que “obras viales no, pero sí obras civiles. La primera obra civil y mecánica
la hice en Villa Gessell, para Central Costa Atlántica. Fue mi primera obra de esas
características, tampoco antes tenía experiencia en ese rubro. Muchas veces los
empresarios tomamos decisiones de emprender una actividad aunque antes no
hubiésemos hecho una obra similar. Todo aquello que Fainser no podía proveer
con personal propio lo iba a subcontratar. Eso es algo normal en las empresas,
USO OFICIAL

siendo que la propia Isolux los subcontrató para realizar trabajos en la obra de la
megausina; como en tantas otras obras. Iniciarse en la actividad de obras viales
era una decisión estratégica teniendo en cuenta que la reactivación económica en
estos años se debe principalmente a las obras viales”.
Por otra parte, al ser preguntado si se plasmó en los libros societarios
la decisión de presentarse en la compulsa de precios aludida, respondió “no me
acuerdo. Cada vez que vendo algo no hay un acta de directorio. Creo que de
ninguna obra hay un acta de directorio o similar. La decisión societaria existe pero
no la escribimos en un acta cada vez”.
Asimismo, respecto de la pregunta que se le formuló relativa a si se
plasmó en los libros societarios la decisión de inscribir a “Fainser S.A.” como
empresa proveedora del Estado en la provincia de Santa Cruz y en el Municipio de
Río Turbio, contestó “no, porque ya estaba en Río Turbio y nosotros pedimos la
postergación porque no estábamos inscriptos. En las otras obras que hicimos ahí
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
58

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
no nos pidieron que nos inscribiéramos, pero como en esta sí lo hicieron, pedimos
la postergación para poder cumplir con todos los requisitos”.
De igual modo, a la solicitud requerida a efectos de que explique los
motivos por los cuales se estableció en el contrato un adelanto de obra del quince
por ciento (15 % ) del monto contratado, afirmó que “cuando yo hice la oferta
solicité un anticipo del veinte por ciento, porque estas obras no se pueden hacer si
no hay un anticipo. Hay muchos gastos de arranque. Quiero señalar que es una
cosa usual en todas las obras. En la megausina Isolux nos dio un adelanto de
ciento veinte millones de pesos en forma parcializada sobre un total de quinientos
cuarenta millones que era la cotización. En todas las obras, ya sean pequeñas o
grandes, en todas hay solicitudes de anticipos; en algunas se cambian las
condiciones contractuales en el medio de la obra por razones técnicas o
financieras. Luego de una negociación entre las partes, como se hace usualmente
en todas las contrataciones, se estableció que el anticipo sería del quince por
ciento. En el caso de Isolux, había pedido un adelanto de ciento cincuenta millones
USO OFICIAL

y después acordamos por un monto menor. Lo mismo le ha ocurrido en


contrataciones con YPF. Yo no conozco lo que hace la otra parte internamente en
esa negociación”. Por otra parte, respecto de si “Fainser S.A.” recibió el contrato
de fecha 18 de mayo de 2015 firmado por el Intendente Mazú cuya copia se
secuestró en poder del imputado Larregina -que en ese acto se le exhibió-,
respondió “no, me enteré de la existencia de ese documento al leer esta causa.
Esto no tiene nada que ver con lo que yo firmé, en la cláusula del precio se
estipulaba lo que tenía que hacer la empresa para percibir el adelanto de obra. El
Sr. Croppi era mi representante técnico, nunca podía firmar un contrato en
representación mía, firmó la oferta con un apoderado y un director. Cuando
Fainser se obliga lo hace con su presidente o con un apoderado. En este caso,
cuando yo firmé el contrato en Río Turbio con el Intendente. Si firmara Croppi no
tiene validez porque no representa a la empresa, era solo el representante técnico.
Tenía validez para firmar determinadas cosas en la obra, los aspectos técnicos,
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
59

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
pero no el contrato”. Asimismo, al ser interrogado sobre a quiénes entregó
“Fainser S.A.” el comprobante de la transferencia de fondos para el pago del
impuesto de sellos del contrato firmado el 29 de junio de 2015, señaló “no lo sé,
entiendo que se lo habremos mandado a la Municipalidad de Río Turbio para
mostrar que habíamos pagado el impuesto de sellos. Normalmente se manda a la
Municipalidad pero no sé a qué persona. Voy a averiguarlo y hacer saber qué se
hizo con ese comprobante”.
Por otra parte, preguntado por los motivos por los cuales se facturó el
adelanto de obra en el mes de noviembre de 2015 respecto del contrato firmado el
29 de junio de 2015, alegó que “en el libro de obra que las copias fueron
presentadas en el allanamiento ordenado por el Juzgado, figura que se comenzaría
la obra después de que el proyecto definitivo se aprobara de acuerdo a lo que se
estipulaba en el art. 2. Una vez que entregaba ese documento podía facturar el
anticipo de obra. Ahí hay varias hojas del libro de obra y en una de ellas está la
aprobación del proyecto definitivo, y ni bien le dan la aprobación, hacemos la
USO OFICIAL

facturación del quince por ciento”.


De igual modo, y en respuesta al interrogante formulado respecto de
los motivos por los cuales se hizo la nota de crédito por el adelanto de obra al
Municipio de Río Turbio, respondió que “me habían anticipado que iba a pagar
directamente YCRT y entonces me remiten el convenio que yo no conocía hasta ese
momento, el convenio de financiamiento que tenía YCRT con el Municipio. Vargas
me mandó el convenio para que yo supiera que los fondos para la obra estaban. La
gente de la Municipalidad, no recuerdo qué persona, me dijo que debía hacer una
nota de crédito porque iba a pagar YCRT. Por eso me mandan el convenio. Por eso
se hace una nota de crédito y vuelvo a facturar”.
Preguntado también sobre los motivos por los cuales se realizaron tres
facturas distintas a nombre de YCRT y por un monto inferior al total del adelanto
de obra, señaló que “la idea era hacer las facturas por el total del adelanto de la
obra. Lo que ocurre es que YCRT nos mencionaba los fondos que disponía, para
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
60

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
que nosotros no hiciéramos factura por el total y tuviéramos que pagar impuestos
por fondos que no íbamos a recibir. Pero el compromiso era pagar la totalidad del
anticipo, los setenta y cinco millones”.
Por otro lado, al interrogante planteado en relación a la persona de
YCRT con quien tenía contacto en relación a estos pagos, respondió que
“personalmente no tenía trato. Diego Ros hacía la parte administrativa, Ezequiel
Vignolo también. Ellos se dedicaban a eso. Yo podía llegar a preguntar cómo iba
la cobranza en general, no de esta obra en particular. No sé con qué persona de
YCRT tenían contacto. Vargas me mandó un mail pero ni me acordaba, lo recordé
ahora con la causa”.
A su vez, al ser preguntado si conocía o tenía trato con el intendente
Mazú antes de la contratación aludida, expresó que “no tenía trato con él. A Mazú y
a Pérez Osuna los conocí a partir de estar montando las calderas de Río Turbio.
Yo habré ido cuatro o cinco veces a Río Turbio en el transcurso de los dos años. La
vez que me reuní con Mazú por el tema de esta obra fue el día que firmé el
USO OFICIAL

contrato. Después lo vi en otras oportunidades cuando se hacían actos importantes


en la obra de la megausina, y concurrían Pérez Osuna, Mazú, el Subsecretario
Baratta, otros funcionarios del Ministerio de Planificación, inspectores de la obra,
personal de Isolux, etc.; iba mucha gente”.
Asimismo, respecto del interrogante formulado sobre si en relación a
esta obra tuvo contacto con Pérez Osuna, con Miguel Angel Larregina o con
funcionarios del entonces Ministerio de Planificación Federal, señaló que “no, el
contacto lo tuve con el Municipio de la forma que mencioné y que está registrada.
Solo recibí el mail de Vargas en el que me mandaba el convenio que habían
firmado entre el Municipio e YCRT”.
Respecto del destino de los fondos recibidos de YCRT en relación a
esta obra, contestó que “se depositaron en la cuenta bancaria de la empresa como
está constatado y se aplicaron a la actividad operativa de la empresa”.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
61

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Asimismo, al ser preguntado si “Fainser S.A.” realizó inversiones para
el inicio de la obra en cuestión con los fondos recibidos, respondió: “algunas cosas
sí, pagué gastos que no puedo detallar ahora, pero entre ellos el sellado, las
pólizas, inmovilizaciones, pagos de sueldos a algunos técnicos que tenía para la
obra”.
Seguidamente, y respecto del interrogante formulado sobre si “Fainser
S.A.” computó en sus declaraciones juradas las retenciones que YCRT le efectuó en
las tres facturas emitidas, contestó afirmativamente.
A la última pregunta planteada respecto de la actividad desplegada por
“Fainser S.A.” en relación a dicha obra con posterioridad al día 09 de diciembre de
2015, indicó: “lo primero que hago al ver la inmovilidad del Municipio es enviar
una carta documento en la que no solo le reclamo completar el adelanto de obra,
sino que le digo que me de las indicaciones ya anteriormente solicitadas en cuanto
al espacio asignado para instalar los obradores y el cartel de obra, para poder
realizar el inicio de la obra adjudicada. En la imputación se menciona esa carta
USO OFICIAL

pero solo se precisa el reclamo del dinero, pese a que nosotros reclamamos
además de eso cumplir con el contrato e iniciar la obra. Cuando recibe esta carta
el Municipio, el intendente Pérez Osuna aprovechando un viaje a Buenos Aires,
nos reunimos y entonces le explico que necesito saber qué van a hacer con la obra,
si se va a hacer o no. Él me dice que está en conversaciones con YCRT para saber
si va a financiar o no la obra. Lo cual me imagino que lo habrá hecho. Me manda
una carta recién el 7 de septiembre de 2017 informando la rescisión del contrato
porque el Estado Nacional no confirmaba si iba a financiar la obra. Hubo un
intercambio de cartas documento después de eso, que son las que aportamos en el
allanamiento”.
Por otra parte, en la audiencia referida aportó fotocopia de la nota de
“Fainser S.A.” al Municipio de Río Turbio de fecha 31 de julio de 2015 -en la que
se enviaba el contrato con la constancia de pago del impuesto de sellos-, la que se
incorporó a fojas 1106 del legajo.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
62

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Por último, manifestó que “la empresa aportó las garantías
pertinentes para el cobro del anticipo de la obra y la garantía de la obra, es decir,
las pólizas de caución referidas a los anticipos percibidos y a la obra contratada.
Acá había un contrato para que yo haga una obra, en ese contrato se establecía
que me tenían que dar un anticipo del quince por ciento para poder iniciar la obra.
No obstante ello, en el mes de abril del 2016 manifiesto que estoy en condiciones
de comenzar la obra y pido instrucciones al Municipio, recordándole que estaba
adeudado un saldo del anticipo. Niego enfáticamente haber cometido ilícito
alguno. En lo que atañe a mi rol respecto de toda esta operatoria se trató de una
operación comercial que en todo caso debe resolverse en el ámbito de la Justicia
civil y comercial, a mi criterio. Estoy dispuesto a colaborar en todo lo necesario
para que el Tribunal tome conocimiento de lo ocurrido y esclarezca los hechos
investigados”.
IV. Valoración de la prueba.
Frente a los descargos reseñados, corresponde que este Tribunal
USO OFICIAL

evalúe nuevamente la prueba reunida hasta el momento.


Vale resaltar que todos los imputados han reconocido la existencia de
los hechos que se les impusieron, pero adujeron diferentes circunstancias en sus
defensas.
Sin embargo, frente a tales alegaciones, debe resaltarse que el
fundamento de la imputación no ha podido ser desvirtuado: ningún vínculo
contractual obligaba a YCRT a abonar a “Fainser S.A.” suma de dinero alguna.
Efectivamente, el convenio marco del año 2012 permitía la fijación de
un adelanto de obra. Pero no lo obligaba, sino que quedaba a definir en cada
convenio específico que se firmara posteriormente. Y en el convenio específico
entre YCRT y la Municipalidad correspondiente a esta obra, no se estableció monto
alguno como adelanto y solo se contempló el pago por certificación de avance de
obra.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
63

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Esa falta de estipulación de adelanto de obra no puede suplirse por el
contrato que la Municipalidad firmó con “Fainser S.A.”, puesto que jurídicamente
le es inoponible a YCRT. Además, el convenio específico resulta coherente con la
Compulsa de Precios nº 3 y el decreto municipal de adjudicación.
Además, esa omisión no es inocua, como sostienen ahora las defensas.
Basta con relevar cuál fue la actuación de los mismos funcionarios en otro de los
hechos investigados respecto del anticipo financiero.
El convenio marco del año 2006 relacionado con la “Construcción de
500 viviendas en la Cuenca Carbonífera de Río Turbio” firmado por De Vido, Mazú
y el entonces Intendente de 28 de Noviembre, también estableció en su cláusula
octava que “‘EL MINISTERIO’ por intermedio de la Intervención de YCRT,
acordará en cada Convenio Particular el monto a abonar en concepto de adelanto.
Asímismo, se efectuarán los desembolsos contra certificado de avance de obra
extendidos por los Municipios” (sic) (ver Decreto n° 0612/2015 reservado en el
sobre n° 4 en la Caja n° 4).
USO OFICIAL

En la Addenda del 21 de noviembre de 2014, Mazú y Pérez Osuna


acordaron extender ese convenio a la obra “Construcción de las instalaciones del
Club Hípico Los Gauchos” (ver adenda original reservada en la Caja n° 3).
Luego de la tramitación del Expediente n° 7465/15, ref. 194 en el
ámbito de la Municipalidad de Río Turbio (expediente que se encuentra extraviado),
Mazú y Pérez Osuna firmaron el convenio específico el 11 de febrero de 2015 (ver
convenio original reservado en la Caja n° 3). Allí fijaron el monto total del
convenio y en la cláusula cuarta previeron expresamente un anticipo financiero del
diez por ciento (10 %) del monto total, y el saldo a pagar en tres (3) etapas según
certificaciones de obra.
Aplicando a esta contratación las categóricas afirmaciones de Mazú y
Pérez Osuna en este expediente, ese anticipo financiero que sí fue establecido en el
convenio específico debería haber sido abonado directamente por YCRT a la
empresa que el Municipio contrató.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
64

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Sin embargo, de la documentación obtenida tanto en YCRT como en
la Municipalidad, se desprende que todos los pagos a la firma contratada fueron
realizados por el Municipio, no por YCRT.
Sin perjuicio de que se trata de un hecho que se encuentra
expresamente denunciado, la conducta asumida en esa situación análoga por las
mismas personas aquí imputadas, demuestra enfáticamente que las afirmaciones que
realizaron en sus descargos son meros intentos por mejorar su situación procesal y
disimular la presunta ilicitud de lo actuado en relación a los desembolsos
cuestionados.
En consecuencia, la inclusión del anticipo financiero en el convenio
específico entre YCRT y el Municipio no era irrelevante, sino que era una
obligación en base al convenio marco. Además, el pago del anticipo por parte de
YCRT a la empresa que el Municipio contrató no surge ni de los diversos
instrumentos jurídicos celebrados, ni de la conducta previa de las partes.
Mención aparte merece la fijación del anticipo en un quince por ciento
USO OFICIAL

(15 %) en el contrato celebrado entre el Municipio y “Fainser S.A.”.


Tanto Mazú como Lascurain ratificaron que el adelanto de obra no
estaba establecido en el pliego de la Compulsa de Precios, sino que lo negociaron
con posterioridad. Frente al veinte por ciento (20 %) ofertado, convinieron un
quince por ciento (15 %) que se estipuló en el contrato de obra que firmaron el 29
de junio de 2015.
No existe constancia alguna sobre tales negociaciones, ni tampoco esa
transacción fue documentada en el expediente administrativo. No se dictó acto
administrativo alguno en el Municipio que avalara esa cláusula; “Fainser S.A.”
tampoco presentó nota alguna, simplemente se agregó el contrato en el mismo
expediente como si se tratara del que fuera aprobado por el decreto de adjudicación.
Lejos de tratarse de un “error de compaginación”, lo que se advierte de la lectura
del expediente administrativo es lisa y llanamente su manipulación.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
65

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
En este sentido, resulta sumamente probable que el contrato que
Larregina tenía en su mesa de luz era aquél que efectivamente fue aprobado el 18 de
mayo de 2015 por el imputado Mazú. Máxime cuando en el texto de ese decreto
nada se dijo respecto de un adelanto de obra, pero sí expresamente se estableció el
pago por certificación de avance.
El contrato firmado el 29 de junio de 2015 no es fiel al acto
administrativo de adjudicación. No es solo la cuestión de la foliatura, que sí podría
ser un error. Además, la circunstancia de que Croppi no tuviera poder para firmar
contrato alguno en representación de “Fainser S.A.”, no explica los motivos por los
cuales desapareció del expediente administrativo el modelo de contrato donde
estaba expresamente nombrado.
Y esta hipótesis se patentiza al leer los correos electrónicos
intercambiados entre “Fainser S.A.” y su productor de seguros (ver fs. 1331/3).
El 21 de mayo de 2015, Diego Ros envió el siguiente mail: “Agustin:
Buen día, te aviso que ya nos adjudicaron, estamos resolviendo el tema del anticipo
USO OFICIAL

y otros menores para que se emita el contrato. Nosotros pedimos 20% de anticipo
financiero, ellos están viendo cuanto pueden dar, el porcentaje que salga hay que
emitir póliza”. Horas más tarde le confirmó: “El porcentaje que se arregló del
Anticipo es el 15 %”.
Luego, cinco días más tarde envió el siguiente correo: “1) La obra es:
“ Readecuación de Avenida del YCF (Yacimiento Carborifico Fiscal) de la
localidad de Rio Turbio 2) El contrato se modificó (te adjunto el anterior), se
agrega el anticipo del 15%, se firma entre esta semana y la próxima. 3) Es
correcto, el monto es $ 494.232.200 (IVA INCLUIDO del 21%) 4) Las garantias
son: - Cumplimiento de contrato del 5% ($ 24.711.760 ) - Garantia de Anticipo
Financiero del 15% ( $ 74.135.280 ) - Fondo de Reparo del 5% : Estamos en
negociación para ver si podemos poner poliza en lugar que nos retengan el 5%,
por las dudas tenela en cuenta como poliza. Igualmente estas polizas se harán con
cada factura que se emita, no es todo el importe de golpe. Del listado que me
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
66

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
mandaste te comento que algunas pólizas fueron devueltas, además tenés de
Mantenimiento de oferta que caducan solas (130240117503, 140240121155,
140240125187, 140240127464, 150240148268). Si te sirve como ayuda, apenas
cobremos el anticipo de la obra estaríamos cancelando todas las deudas de las
compañías de seguro con cheques al dia, incluso podemos incluir las pólizas que
surjan de esta obra.” (sic).
Así, el alegado desconocimiento de Lascurain sobre lo actuado
internamente en el Municipio en esa negociación, no resulta atendible. Nótese que
“Fainser S.A.” voluntariamente se presentó en la Compulsa de Precios y aceptó
expresamente las condiciones particulares de la contratación, sabía que no se trataba
de un contrato entre privados y aceptó la normativa aplicable a la contratación con
un órgano estatal.
Sentado ello, si bien la Municipalidad y “Fainser S.A.” celebraron un
contrato con la fijación de un adelanto de obra del quince por ciento (15 %) –cuya
validez resulta cuanto menos dudosa-, ese contrato no era oponible a YCRT. Ese es
USO OFICIAL

el motivo por el cual resultaba necesario celebrar el convenio específico que


regulaba concretamente los derechos y obligaciones de YCRT y de la
Municipalidad, no así de “Fainser S.A.” que no era parte en ese convenio, ni tenía
vínculo contractual directo con YCRT. Si Mazú y Pérez Osuna no incluyeron en el
convenio específico el pago de un adelanto financiero, no podían luego suplir esa
falencia de modo informal y al momento de realizar los pagos remitirse al contrato
entre el Municipio y “Fainser S.A.”.
En este sentido, la defensa de Pérez Osuna tergiversa los términos del
convenio marco cuando refiere que la cláusula segunda se refiere a “las
condiciones de los contratos entre Municipalidad y empresas (en este caso
FAINSER SA)” -fs. 1228vta.-. Basta con leer detenidamente esa cláusula para
evidenciar el yerro en que incurre: solo se refiere a los convenios particulares que
deben celebrar el Ministerio de Planificación –representado por YCRT- y el
Municipio, únicas partes del convenio marco.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
67

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
La justificación del pago directo de YCRT a “Fainser S.A.” que
ensayan los imputados, choca con los términos de los convenios y contratos que
todos ellos firmaron, con la conducta que desplegaron en contrataciones análogas,
con la responsabilidad que como funcionarios públicos ostentaban y con el elevado
monto que representaba la obra en cuestión.
Tan claro era que el anticipo financiero no debía ser abonado
directamente por YCRT, que la propia empresa beneficiada siempre reclamó ese
pago al Municipio y pese a haber recibido el convenio específico entre YCRT y la
Municipalidad, emitió la factura pertinente por el monto total del adelanto a nombre
del Municipio.
Y esa emisión resultaba lógica porque era la única que respondía a los
términos del acuerdo celebrado: “Fainser S.A.” firmó el contrato con el Municipio,
no con YCRT.
En su descargo, como ya se trató, Lascurain reconoció que luego se
hizo la nota de crédito por esa factura porque “La gente de la Municipalidad, no
USO OFICIAL

recuerdo qué persona, me dijo que debía hacer una nota de crédito porque iba a
pagar YCRT. Por eso me mandan el convenio. Por eso se hace una nota de crédito
y vuelvo a facturar”.
Sin embargo, la nueva factura no se realizó por el total del adelanto,
sino que se fue fraccionando y solo por las dos terceras partes del monto.
La explicación ensayada por el empresario fue “que YCRT nos
mencionaba los fondos que disponía, para que nosotros no hiciéramos factura por
el total y tuviéramos que pagar impuestos por fondos que no íbamos a recibir”.
Sin embargo, estas explicaciones también demuestran que el objetivo
de la maniobra investigada fue entregar a “Fainser S.A.” la mayor cantidad de
fondos disponibles, de la forma más rápida y con los menores costos para la
empresa. Nótese la urgencia que mientras que el seguro de caución que se contrató
al emitir la factura al Municipio se documentó con firma certificada por Escribano
Público, ninguna de las tres pólizas emitidas a YCRT se presentaron con firma
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
68

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
certificada. Y se cuenta en autos con los correos electrónicos en los que se
reclamaba con urgencia justamente la emisión de las pólizas.
Asimismo, no pueden dejar de considerarse el reconocimiento que
“Fainser S.A.” hizo a la productora de seguros, en cuanto a que utilizaría el adelanto
de obra para cancelar las deudas que mantenía y los saldos deudores que la empresa
tenía en sus cuentas bancarias.
Se trató de una acción sumamente coordinada entre YCRT y “Fainser
S.A.”.
Cabe también ahora, evaluar la actividad desplegada en el circuito
administrativo interno de YCRT que posibilitó la entrega de los cincuenta millones
de pesos (4 50.000.000) investigada.
Larregina sostiene que recibió la orden superior para hacer los pagos
directamente desde YCRT, y por eso realizó los pasos administrativos necesarios
para cumplir con ese pago. En apoyo de su descargo, aportó dos (2) correos
electrónicos remitidos por Vargas, que este Tribunal se encargó de obtener al
USO OFICIAL

disponer el allanamiento de la vivienda de este último.


Sin embargo, lo que surge de esos correos no aparenta ser ni una
orden directa ni tampoco la indicación específica de entregar los fondos
directamente a “Fainser S.A.”. Máxime cuando los correos en cuestión solo se
refieren a los treinta y cinco millones de pesos ($ 35.000.000) que conformaron las
primeras dos (2) órdenes de pago aquí cuestionadas.
En este sentido, esta judicatura obtuvo del expediente administrativo
de una de las causas conexas, correos electrónicos intercambiados el día antes del
primer correo de Vargas, como surge de fojas 1325/30. Aún antes de recibir la
factura emitida al Municipio, ya se contemplaba la necesidad de destinar fondos a la
“Avenida Los Mineros” y se requería a Larregina, Pérez y Accorinti que hicieran la
priorización respectiva. Ese intercambio impide sostener que los mails de Vargas
hayan sido una “orden superior” que Larregina debía ciegamente acatar.

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
69

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Además, no puede dejar de resaltarse que Larregina tenía en su poder
una copia del contrato aprobado el 18 de mayo de 2015, que no contemplaba el
pago del anticipo financiero, sin que en su declaración indagatoria pudiera brindar
una explicación coherente. Se trataba de un ejemplar que no fue hallado ni en
“Fainser S.A.”, ni en YCRT ni en el Municipio, y ni siquiera pudo explicar cómo
llegó a sus manos. El carácter de mero papel de trabajo que intentó darle, no resulta
razonable con que no fuera aportado anteriormente con la demás prueba que ofreció
y con haberlo guardado en su mesa de luz con las resoluciones dictadas en esta
causa y las notas periodísticas sobre el hecho que nos ocupa.
Por ende, en su carácter de Coordinador General, conociendo la
existencia de ese documento y los términos del convenio específico entre YCRT y
el Municipio, es imposible afirmar su falta de dolo. Mal puede argumentar un
aséptico cumplimiento de obligaciones formales al autorizar el pago de cincuenta
millones de pesos ($ 50.000.000) a una empresa que no tenía contrato con YCRT,
con un convenio específico que no contemplaba el pago de anticipo financiero, pero
USO OFICIAL

sí establecía que los fondos debían ser transferidos a una cuenta bancaria específica
del Municipio.
Tanto es así, que recién en su indagatoria mencionó que tuvo dudas y
por eso hizo una consulta al área de jurídicos, sin que se haya obtenido constancia
alguna de ello, mientas que en el primer escrito presentado en este expediente,
señaló que el fundamento era el contrato celebrado entre “Fainser S.A.” y el
Municipio.
En consecuencia, la participación de Larregina no respondería al
cumplimiento de sus funciones como Coordinador General, sino a la concreción del
ilícito investigado.
Por otra parte, si bien se ha comprobado la intervención de Vargas en
la gestión para la asignación de millonarios fondos a YCRT, no es suficiente para
asignarle una participación típica en la maniobra en cuestión. A lo expresado sobre
el tenor de los correos que envió a Larregina, debe señalarse que envió a Lascurain
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
70

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
el convenio específico antes de que “Fainser S.A.” emitiera la primera factura. Así,
no es posible sostener que ese envío implicaba que YCRT iba a abonar
directamente a “Fainser S.A.”.
Sin embargo, estas circunstancias no permiten su desvinculación del
proceso, sino que obligan a profundizar la pesquisa y determinar lo actuado a nivel
ministerial en esos días respecto de estos pagos.
Máxime, en atención a lo valorado por esta judicatura al disponer el
procesamiento de Vargas en la causa nº 5.218/2016, en cuanto a su rol dentro de
YCRT.
V. Calificación legal.
En base a lo expuesto, entiendo que las pruebas reunidas permiten
tener por acreditado, con el grado de probabilidad que exige esta etapa procesal, la
participación de Pérez Osuna, Larregina, Mazú y Lascurain en la comisión del
delito de peculado, previsto y reprimido en el art. 261 del Código Penal.
En el primer párrafo del artículo aludido, se reprime al “funcionario
USO OFICIAL

público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción,


custodia le haya sido confiada por razón de su cargo”.
Se entiende que los bienes jurídicos protegidos son varios: el normal
funcionamiento de la administración pública en su aspecto patrimonial, la
propiedad, la seguridad de los bienes públicos y la confianza depositada en el
funcionario encargado del manejo de esos bienes (cfr. D´ALESSIO, Andrés José;
“Código Penal Comentado y Anotado, Parte Especial -Artículos 79 a 306-”, La
Ley; 1ª ED. Buenos Aires; 2004; pág. 839/40).
El sujeto activo requiere una doble característica, “no basta que se
trate de un funcionario público si no se encuentra en una especial relación
funcional con el bien en cuestión. Se trata del funcionario público al que le ha sido
confiada, en razón de su cargo, la administración, percepción o custodia del bien”
(ídem, pág. 840).

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
71

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
En consecuencia, será el funcionario al que se le ha confiado el
manejo, la administración o el cuidado de intereses pecuniarios y sobre los que
ejerce un poder de disposición debido a la relación que tiene con el patrimonio
ajeno, en este caso de la administración pública nacional.
La acción típica prevista en el precepto legal bajo análisis es la de
sustraer, verbo que remite a la idea de que el objeto debe ser separado o apartado de
la esfera de la administración pública en la que legalmente se encuentra. Implica
poner el bien fuera del alcance de la custodia en que fue colocado.
Dicha sustracción no implica meramente un cambio de destino dentro
de la administración, se exige que el bien sea extraído de ese ámbito.
Con relación al tipo subjetivo, este consiste en el conocimiento del
carácter de los bienes y la situación funcional que los vincula, y la voluntad de
separar el objeto del ámbito administrativo.
En el mismo sentido, el propio órgano “ad quem” ha destacado que
“‘en el peculado el tipo no requiere a los fines consumativos, que el funcionario
USO OFICIAL

realice actos de disposición de la cosa a título de dueño, ni que dirija la acción en


una dirección determinada (disponer de la cosa pública como si fuera propia)… la
‘sustracción’ como acción típica definida en al art. 261 equivale a todo acto que
importe separar, apartar o quitar los bienes de la esfera de la actividad
patrimonial de la administración pública’, en consecuencia ‘… habrá sustracción
peculadora –señala Carrera- cuando los funcionarios públicos a quienes competa
el desenvolvimiento de esa actividad patrimonial ejecuten, con relación a los
bienes, cualquier acto que importe el quebrantamiento de ella…’ (conf. Jorge
Eduardo Buonpadre, Tratado de Derecho Penal Parte Especial, Tomo III, Ed.
Astrea, Año 2009, págs. 257 y sigs.). En el mismo sentido, ‘sustraer significa
extraer o quitar los bienes de la tenencia –efectiva o simbólica que en el ámbito
administrativo han sido colocados por leyes reglamentos u órdenes, lo cual, se
entiende, no exige la apropiación (cfr. Creus, Carlos, ‘Delitos contra la
Administración Pública’, Astrea, 1981 págs. 26 y 325). Cabe señalar al respecto
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
72

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
que el Estado no puede disponer de ellos sino que sólo los administra’. ‘Ahora bien
en cuanto a la relación de los funcionarios públicos, con el bien, la norma en
cuestión exige que aquellos, en razón de su cargo, tengan la administración,
percepción o custodia del caudal o efecto sustraído. En cuanto a la administración,
se entiende, en general, que el funcionario que administra es aquel que, con
arreglo a los ordenamientos respectivos, posee facultad de disposición, de
afectarlos a un destino determinado …’ (cfr. Daniel P. Carrera, Peculado de
bienes y servicios públicos, Editorial Mediterránea, Córdoba, 2005, pág. 83) y
C.C.C. Fed. Sala I ‘Kammerath’, causa n° 41.828, reg. 743 del 4/8/2009; Sala II,
causa 29.576 “Medina”, reg. n° 32.189, rta. 17/11/2010.
Por último, es dable señalar que en torno al concurso de las figuras
penales en que podría encuadrarse la acción en estudio, se ha entendido que “no se
configura el tipo penal previsto en el art. 261 del C.P si ‘los fondos no salieron de
la esfera de custodia de los funcionarios públicos sino que fueron arbitrariamente
utilizados, supuesto que queda enmarcado en la administración fraudulenta’
USO OFICIAL

(causa nº 20.577 ‘Alsogaray’ reg. 21.838 del 4/12/2003 y causa nº 24.759


‘Giacomino’ reg. 27.740, rta. 26/11/2007; Sala II, causa n° 29.120 “Furlong”, reg.
n° 31.935, rta. 21/09/2010).
Así como también que “efectivamente, desde hace más de una década
este Tribunal sentó la diferenciación entre el delito de peculado y el de
administración infiel al sostener que el primero, al requerir la sustracción de los
caudales, importa que éstos hayan salido fuera de la esfera de custodia, mientras
que el restante abarca la hipótesis de que esos fondos hayan sido arbitrariamente
utilizados, generando un perjuicio (ver causa N° 20.577 ‘Alsogaray, María Julia y
otros s/procesamiento’, rta. el 4 de diciembre de 2003, registro n° 21.838 y C. n°
29.120 ‘Furlong, Juan Patricio s/prescripción’, rta. el 21/9/2010, reg. n° 31.935,
entre otros precedentes). En esa misma línea esta Cámara sostuvo que entre el
delito previsto por el artículo 174, inciso 5to., en función del 173, inciso 7mo., y los
previstos por los artículos 248 y 265 del Código de fondo existe una relación de
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
73

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
concurso aparente que desplaza a estos últimos cuando se aplica el otro (ver c.
24.759 ‘Giacomino, Roberto y otros’, rta. el 26/11/07, reg. n° 27.740 y Sala II,
causa n° 34.014 “Solá”, reg. n° 37.220, rta. 06/02/2014).
Así, se observa que ninguna injerencia típica tiene la contratación de
seguros de caución a nombre de YCRT por el monto total de los fondos recibidos
en la configuración del ilícito investigado. La existencia de mecanismos para
obtener el recupero de los fondos entregados, no obsta a la consumación del ilícito,
ya que se encuentra corroborado que el dinero salió de la cuenta bancaria de YCRT
y fue depositado en la cuenta corriente de “Fainser S.A.”.
Por este motivo, tampoco obsta a la consumación del ilícito y a la
decisión que aquí se adopta, la conducta seguida por el actual Interventor de YCRT
respecto del convenio y de la obra en cuestión desde el momento en que asumió su
cargo, aspecto respecto del que oportunamente se extrajeron testimonios por
expreso pedido del Fiscal interviniente.
Por otra parte, el cumplimiento de las formalidades necesarias para el
USO OFICIAL

egreso del dinero de la cuenta de YCRT, en modo alguno constituye un acto de


administración, precisamente por la inexistencia de causa jurídica para el
desembolso como se ha desarrollado en el curso de la presente.
Por ello, luego de analizar la maniobra y de haber apreciado los
aportes puntuales recriminados, esta judicatura entiende que Atanacio Perez Osuna
debe responder en carácter de autor por su personal intervención en la maniobra y
por ser específicamente quien reúne las especiales características que el tipo penal
exige del autor.
La delegación de funciones a órganos inferiores para instrumentar
ciertos aspectos derivados de la gestión pública, no lo eximen del deber de velar por
el interés del Estado, que se relaciona con los bienes jurídicos protegidos: el
patrimonio y el buen funcionamiento de la Administración.
En este sentido, se sostuvo que “… aunque es cierto que en
estructuras burocráticas de este tipo la división de tareas implica la necesidad de
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
74

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
confiar en la actividad de otros para realizar determinadas actividades, lo cierto es
que ello sólo podrá ser alegado como defensa cuando haya motivos razonables
para confiar, es decir, que no se adviertan irregularidades que hagan presumir
como probable la lesión de aquel deber de cuidado de quienes intervinieron
previamente …” (Günter Stratenweth “Derecho Penal, Parte General, I, El Hecho
Punible”, trad. Gladis Nancy Romero, Ed. Di Plácido, Buenos Aires, 1999, p. 339).
Como que se ha considerado que “… La responsabilidad en virtud de
una relación institucional es inmediata en el sentido de que el obligado siempre
tiene que -en términos coloquiales- dar la cara por el bien jurídico, sin poder
escudarse en la incumbencia de terceras personas respecto de la lesión …"
(Sánchez-Vera Gómez-Trelles, Javier, "Delito de infracción de deber y
participación delictiva", ed. Marcial Pons, Madrid, 2002, pág. 42).
Respecto de los demás imputados cuyo procesamiento aquí habrá de
decretarse, su necesaria y fundamental participación es evidente, pero ante la
ausencia del requisito típico no deben ser responsabilizados en carácter de
USO OFICIAL

coautores, sino como partícipes necesarios en el desarrollo y materialización de las


conductas investigadas.
La jurisprudencia ha establecido que “la participación criminal
asume el carácter de complicidad necesaria si, antes del delito, o durante su
ejecución previo acuerdo (complicidad por cooperación), o sin él (complicidad por
auxilio), el partícipe ayudó, asistió o contribuyó (por comisión u omisión) a la
realización de aquél. El cómplice tiene, pues, parte en el delito” (TOCF N° 2 de
Córdoba, “G.R.A.”, rta. 01/07/97, citado en D´ALESSIO, Andrés José, “Código
Penal Comentado y Anotado, Parte General”, 1ª Edición, Buenos Aires, ed. La
Ley, 2005, pág. 530).
Asimismo, se ha considerado que “La coautoría funcional requiere
codominio del hecho, es decir que cada uno de los coautores tenga un dominio
compartido, pues tiene poder de decisión sobre la parte del hecho que ha tomado a
su cargo. Para determinar si se cumple esta exigencia se aplica la regla de la
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
75

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
condictio sine qua non, con la salvedad de que la coautoría no exige necesidad
absoluta, sino un aporte difícilmente reemplazable. Pero no hay coautoría si hay
subordinación de unos respecto de otros, ya que corresponde imputar
participación a quien contribuye a la decisión en rol de subordinado” (cfr.
RIGHI, Esteban, “Derecho Penal, Parte General”, Abeledo Perrot, Bs. As., 2013,
pág. 383, el destacado no es original).
Y por último, respecto del imputado Vargas, corresponde adoptar un
temperamento expectante, cuanto menos de momento.
En efecto, tal como se desarrollará en el último considerando, resulta
indispensable la obtención de mayores elementos probatorios que permitan
determinar, con la certeza que el proceso penal reclama, si Vargas u otros
funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y
Servicios han efectuado un aporte típicamente relevante, o si sus conductas no
superan el análisis de una imputación meramente objetiva.
VI. Prisión preventiva.
USO OFICIAL

Ahora bien, la decisión que aquí se adopta obliga a resolver sobre la


privación de la libertad ambulatoria de los imputados, tópico que ya ha sido
abordado en este expediente, tanto en estos autos principales como en los incidentes
de eximición de prisión y de excarcelación.
Ello, más allá de que la penalidad prevista para el ilícito cuya
comisión prima facie se les atribuye a los imputados, no tornaría viable la libertad
provisional del mismo, ello en razón de lo dispuesto en el artículo 316 del Código
Procesal Penal de la Nación, toda vez que en su máximo de pena en abstracto, e
individualmente considerada, supera el límite previsto por el párrafo primero de la
normativa procesal aludida. Nótese que el delito de peculado (previsto por el art.
261 del C.P.) prevé una escala penal que asciende de dos a diez años de prisión.
Sin perjuicio de ello, sabido es que, a la hora de analizar si
corresponde acceder a la libertad provisoria reclamada por parte de los imputados,
es necesario tener en cuenta que la única justificación constitucionalmente válida
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
76

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
para mantener privada de su libertad a una persona durante el proceso, cuando aún
goza de la presunción de inocencia, es la existencia de peligro procesal; es decir, la
concurrencia de elementos de convicción suficientes para presumir que intentará
fugarse o que, encontrándose en libertad, entorpecerá el desarrollo de la
investigación.
Dicha problemática, que resultó objeto de largo debate -tanto
doctrinario como jurisprudencial- ha sido abordada, en nuestro país, por el máximo
tribunal con competencia en la materia, esto es, la Cámara Federal de Casación
Penal, a través del señero Plenario “Díaz Bessone”.
Ante ello, resulta indispensable expresar lo siguiente.
Por disposición legal, la jurisprudencia plenaria emanada del tribunal
aludido –Excelentísima Cámara Federal de Casación Penal- resulta obligatoria para
los órganos inferiores, pues así lo establece el art. 10 de la ley 24.050. Y, aunque
continúen alzándose algunas voces que pregonan la aparente repugnancia que esa
norma guardaría con el texto constitucional, incluso con algunos de los tratados
USO OFICIAL

internacionales que se incorporaron a la Carta Magna a través de dicha reforma


-Declaración de Derechos y Deberes del Hombre; Pacto Internacional de Derechos
Civiles y Políticos; Pacto de San José de Costa Rica y Declaración Universal de
Derechos Humanos-, no es menos cierto que conserva plena vigencia y, en este
caso, autoriza a dar una correcta solución al planteo.
En consecuencia, a la luz de la jurisprudencia plenaria aludida, quedó
establecido que las reglas previstas en los arts. 316 y 317 del Código Procesal Penal
de la Nación, operan como presunciones “iuris tantum” y que, solamente podrá ser
restringida la libertad ambulatoria del imputado, cuando se establezca de manera
fehaciente que intentará fugarse o entorpecer la acción de la justicia. Es decir,
cuando exista un riesgo procesal elevado, que solamente podrá ser contrarrestado o
eliminado a través de la presunción de que se sujetará a las reglas del proceso.
Ello, porque la Carta Magna consagra categóricamente el derecho a la
libertad física y ambulatoria, imponiendo el deber de considerar a todo ciudadano
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
77

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
como inocente hasta que en un juicio respetuoso del debido proceso se demuestre lo
contrario por sentencia firme -también lo establece la Declaración Universal de los
Derechos Humanos de las Naciones Unidas incorporado al texto constitucional-.
Así, deberá descartarse toda restricción de la libertad en la medida que
no se acredite la existencia de riesgos procesales concretos, es decir, el peligro de
fuga o el entorpecimiento de las investigaciones, ya que las prescripciones
procesales que se vinculan con la libertad provisional, jamás podrán interpretarse
como una presunción “iure et de iure” acerca de los riesgos mencionados.
Es por ello que, en cada caso, habrá que fundar válidamente el
extremo, pues en la medida en que se certifique la existencia de los peligros
procesales aludidos, solo así estará justificado el encarcelamiento preventivo de los
imputados. Y ello no descalifica ni mengua el peso jurídico de la escala de la
expectativa o efectividad de la pena, sino que lo pone en consonancia con los demás
parámetros que enuncia el art. 319 del ritual, ya que debe existir una ponderación
cuidadosa de todos, o por lo menos, los más relevantes indicadores y la explicación
USO OFICIAL

concreta de cómo influyen en el dictado de la medida.


Toman entonces especial importancia las circunstancias fácticas y/o
jurídicas concretas que hacen que una persona demuestre un riesgo procesal
merecedor de prisión preventiva, cuál y porqué sus condiciones tornan inviable una
caución juratoria –u otra-, etc.
Asimismo, se debe especificar qué clase de riesgo procesal se verifica:
el peligro de fuga, el entorpecimiento del proceso, o los dos de manera conjunta.
La Corte Suprema de Justicia tiene dicho que las pautas establecidas
por los arts. 316, 317 y 319 del ritual, constituyen una razonable reglamentación del
derecho constitucional de obtener la libertad en tanto no medie sentencia penal
condenatoria.
Ello impone analizar entonces el riesgo de fuga y/o entorpecimiento
de la investigación, para determinar si efectivamente las circunstancias señaladas
constituyen los riesgos procesales reseñados, pues el propio plenario aludido
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
78

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
contempla la necesidad de neutralizar la peligrosidad criminal del imputado, a fin de
evitar que continúe su actividad delictiva. Y si bien la ley parece consagrar la
presunción de que, frente a la posibilidad de la imposición futura de una pena de
cierta gravedad, el imputado va a optar por la fuga, esto exige por sí mismo que
siempre, sin excepción, tal presunción admita la posibilidad de prueba en contrario,
o sea, la tendiente a demostrar que, a pesar de la gravedad de la imputación y de la
amenaza de pena privativa de la libertad derivada de ella, dichos riesgos procesales
no existirán.
De allí que, siguiendo el lineamiento de los pactos y tratados
internacionales incorporados a la Ley Fundamental, se deja también establecido que
la libertad de los imputados podrá estar subordinada a garantías que aseguren su
comparecencia en el acto del juicio, o en cualquier otro momento de las diligencias
procesales y, en su caso, para la ejecución del fallo definitivo que recaiga a su
respecto.
En términos generales, debe remarcarse que este Tribunal considera
USO OFICIAL

que existen elementos objetivos que dan cuenta sobre ciertos riesgos procesales
concretos estrictamente vinculados al entorpecimiento de la investigación y por eso,
a efectos de neutralizarlos, se dispuso ordenar la detención de Pérez Osuna,
Larregina, Lascurain y Mazú, en los términos del art. 283 del C.P.P.N.
En aquel decisorio sostuve: “En primer lugar, la adulteración del
expediente administrativo y la inclusión de la cláusula de un adelanto de obra sin
acto administrativo alguno, demuestran la estrecha vinculación entre el ex
Intendente Mazú y el Presidente de la firma “Fainser S.A.”, Lascurain.
“Además, debe repararse que no fueron hallados cualquiera de los
convenios celebrados entre YCRT y la Municipalidad de Río Turbio en los diversos
allanamientos realizados. Ninguno de los ejemplares que debían archivarse en
cada una de esas dependencias fue obtenido.
“Por otra parte, el imputado Larregina decidió aportar diversa
documentación relativa a los hechos para agravar la situación procesal de otros
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
79

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
imputados. Sin embargo, ocultó en su mesa de luz aquella documentación que daba
cuenta sobre los antecedentes de la firma del contrato objeto de autos. Incluso,
junto con notas periodísticas sobre el objeto de esta causa y la impresión del
sistema Lex 100 de ciertas actuaciones, tenía una fotocopia del comprobante del
pago electrónico del impuesto de sellos del contrato de fecha 29 de junio de 2015,
cuyo original a color fue obtenido en el allanamiento practicado simultáneamente
en la sede de la firma “Fainser S.A.”.
“Por último, no puede dejar de advertirse que Pérez Osuna al dejar
su cargo de Interventor de YCRT pasó a desempeñarse por elección popular como
Intendente de Río Turbio. Desde allí, con el conocimiento cierto que tenía sobre el
estado de la contratación, el saldo de adelanto pendiente y la falta de inicio de las
obras, nada hizo para iniciar la obra ni tampoco para obtener el reintegro del
adelanto que recibió “Fainser S.A.”. Lejos de intentarlo, se limitó a recibir las
intimaciones de la empresa y desligarse de la responsabilidad, pese a que se
trataba de un contrato celebrado directamente con la Municipalidad y no con
USO OFICIAL

YCRT.
“En suma, entiendo que tales circunstancias sostienen la imperiosa
necesidad de disponer la detención de Pérez Osuna, Larregina, Mazú y
Lascurain.”
A la fecha entonces, no han variado a mi entender las circunstancias
narradas que, a su vez, han sido ampliadas al rechazar la excarcelación de Pérez
Osuna y Larregina en los incidentes respectivos. Debe notarse que tales decisiones
han sido oportunamente recurridas por las defensas y se encuentran a conocimiento
del órgano “ad quem”.
En cuanto a Mazú, debe resaltarse que no ha rebatido tales
argumentos, ni ha solicitado su exención de prisión, por lo que se mantienen a su
respecto los riesgos procesales advertidos.
En efecto, la referencia que efectúa a fojas 1190 sobre el avance de la
pesquisa y la obtención de documentación, no obsta al análisis efectuado.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
80

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
En este sentido, se ha considerado que “ninguna incidencia posee la
vista que el Sr. Juez a quo dispusiera correr en los términos del artículo 346 del
Código Procesal Penal de la Nación, (…) no elimina la presunción negativa
construida sobre la base de un entorpecimiento que excede la incorporación
probatoria” (cfr. Sala II, CFP 14305/2015/42 “ZANNINI, Carlos Alberto
s/excarcelación”, rta. 11/01/2018, voto del Dr. Farah).
En el mismo precedente, se explicitó “que el Juez de Grado haya
dispuesto la vista normada en el art. 346 del CPPN no supone modificación alguna
en punto a la apreciación de la concurrencia o no de riesgos procesales. No sólo
porque ese acto no implica por sí mismo la clausura de la instrucción, la cual
queda supeditada al desarrollo de la etapa intermedia (arts. 346, 349 y 350
CPPN). Sino, fundamentalmente, porque la eventual clausura del sumario no
significa el cese de la actividad probatoria, atento a que es en la etapa del juicio
oral y público donde ésta cobra pleno alcance y desarrollo, en el marco del
contradictorio” (voto del Dr. Bruglia).
USO OFICIAL

En consecuencia, corresponde dictar la prisión preventiva de los tres


nombrados.
Respecto de Mazú, previo a materializar su detención, deviene
necesario requerir nuevamente el correspondiente desafuero a la Cámara requerida,
en un todo de acuerdo con las previsiones de la Ley 25.530 y el art. 97 de la
Constitución provincial. Es que mientras el pedido anterior –del que no se ha
recibido respuesta alguna- se fundaba en la previsión del art. 283 del C.P.P.N., la
actual restricción de su libertad ambulatoria responde a la aplicación del art. 312 del
mismo cuerpo legal.
Por último, en cuanto al imputado Lascurain, resulta prudente estar a
lo decidido en el incidente de excarcelación, manteniendo la caución y las
obligaciones impuestas. Máxime cuando se contó con la expresa anuencia por el
Ministerio Público Fiscal.
VII. Embargos.
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
81

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
Respecto de la medida cautelar normada en el art. 518 del digesto
adjetivo para la materia, debo destacar que dicha norma tiene como fin garantizar la
pena pecuniaria y las costas del proceso.
Con relación a la medida de índole real contemplada en la referida
norma, debe atenderse a las pautas de determinación establecidas en el artículo 533
del mismo plexo normativo.
El embargo preventivo que se dispondrá a la luz de esa disposición
tiende, en tanto medida cautelar, a asegurar el resultado del proceso en lo que se
refiere a la ejecución de eventuales condenas pecuniarias: restitución o
indemnización civil, multa y costas (conf. Clariá Olmedo, Jorge A., “Derecho
Procesal Penal”, Tomo II, Rubinzal-Culzoni Editores, Santa Fe, 1998, página 387).
Sobre este punto, se impone destacar que esta finalidad de asegurar la
posibilidad de una futura responsabilidad pecuniaria y la producción de los gastos
que significa poner en funcionamiento el aparato jurisdiccional, resulta
indispensable.
USO OFICIAL

Asimismo, no debe perderse de vista que la mensuración del monto a


imponer debe guardar el mayor correlato posible con el perjuicio causado, que en
principio surge de la maniobra delictiva desplegada (conf. CCCFed., Sala I, causa
Nº 30.629 “Giuseppucci, Carlos s/procesamiento”, 22/4/1999, reg. Nº 267 y causa
Nº 33.010 “Ribelli, Juan José s/procesamiento”, 21/9/2001, reg. Nº 842).
Sustentando esta postura y en relación a la determinación exacta de
esa cifra, tiene dicho el Superior que “… sólo debe tratarse de un estimativo en
atención a la imposibilidad de fijarlo de momento en una suma definitiva, lo que
recién podrá hacerse al momento de la sentencia final del proceso …” (cfr.
CCCFed., Sala I, causa Nº 42.495, “Dukarevich, Pablo s/embargo”, 28/5/2009).
Por su parte, cabe también destacar que la jurisprudencia ha también
señalado que “... El embargo es una medida cautelar de tipo económico, destinada
a asegurar la ejecución de la pena pecuniaria y el cumplimiento, por parte del

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
82

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
procesado, de las obligaciones emergentes del delito ...” (cfr. C.C.C., Sala VI,
causa nº 18.365, “Bergese, Luis Andrés”, rta: 30/8/2002).
Ahora bien, dado el carácter económico del delito investigado
-circunstancia en virtud de la cual, en caso de recaer condena, los procesados
deberían responder patrimonialmente-, los montos de los embargos de cada uno de
ellos será analizado en función de su participación en los hechos y del perjuicio
patrimonial ocasionado al Estado Nacional.
Así, teniendo en cuenta el millonario perjuicio causado al erario
público, la gravedad de los hechos y los distintos roles que ocuparon los imputados
en la maniobra en cuestión, es que mandaré trabar embargo sobre sus bienes por el
monto de pesos setenta y cinco millones ($ 75.000.000) para Pérez Osuna, y de
pesos sesenta millones ($ 60.000.000) respecto de los tres (3) partícipes que han
sido perfectamente individualizados.
Ello se justifica en el acaudalado e injustificado beneficio económico
que se obtuvo ilegítimamente como consecuencia del desvío confirmado, y que
USO OFICIAL

tiene como contracara el perjuicio económico ocasionado a las arcas públicas,


teniendo en cuenta a su vez las diversas causas acumuladas respecto de los
múltiples hechos pesquisados en este sumario y en los acollarados por cuestiones de
conexidad imperantes. Las sumas como se viene viendo resultan millonarias, y se
busca con esta medida cautelar asegurar en la etapa oportuna el debido
resarcimiento y reparación del daño causado.
El diverso grado de reproche que se formula a cada uno de los
encartados, también obliga a que el monto a embargar guarde idéntica
proporcionalidad.
Considero útil entonces recordar que la naturaleza cautelar del auto
que ordena el embargo, tiene como fin garantizar en medida suficiente una eventual
pena pecuniaria o las costas del proceso y el aseguramiento de las responsabilidades
civiles emergentes, conforme lo establece el artículo 518 del Código Procesal Penal

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
83

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
de la Nación (cfr. C.C.C. Fed, Sala I, 13.11.97, “Zacharzenia, Gustavo s/embargo”,
Causa nro. 29.204, Reg. nro.961).
Así, y para llegar a ello, se han valorado las siguientes circunstancias:
a) el tenor de los ilícitos que se les imputa a los enrostrados, tal cual se
lo describiera oportunamente a lo largo de la presente resolución al momento de
analizar la situación procesal de cada uno de ellos;
b) que deben resguardarse los medios necesarios para cubrir las costas
del proceso, en conjunción con las posibilidades reales que tengan los encartados
para afrontar tal medida; y
c) el perjuicio económico causado.
Por último, no puede escapar a este análisis la existencia de diversos
letrados particulares y la posible aplicación de la pena pecuniaria que establece el
art. 22 bis del digesto sustantivo para la materia.
VIII. Profundización de la pesquisa.
En consonancia con lo expuesto, deviene indispensable avanzar en la
USO OFICIAL

instrucción para determinar lo actuado en el ex Ministerio de Planificación Federal


respecto de las tres (3) órdenes de pago investigadas.
En efecto, se encuentra establecido que se asignaron millonarios
fondos a YCRT en el período investigado y, en la causa nº 5.218/2016 se ha
valorado el rol de Vargas como nexo entre YCRT y la cartera ministerial.
Por ello, resulta necesario obtener la documentación que sirvió de
antecedente para las asignaciones presupuestarias y las transferencias de fondos
involucradas en autos.
Asimismo, se ha corroborado que tanto Vargas como Roberto Baratta
utilizaban correos electrónicos personales y también cuentas oficiales del Ministerio
–pese a que el primero se desempeñaba en YCRT y sus dependientes utilizaban
cuentas con dominio del propio yacimiento-. En los términos del art. 236 del
C.P.P.N., entiendo que obtener todo el tráfico de correos que registraron desde la
firma de la adenda del año 2014 hasta el último pago documentado, permitirá
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
84

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
conocer su participación a lo largo de toda la contratación investigada. Incluso, tal
medida podría proporcionar información sobre las otras dos (2) obras cuestionadas
que conforman el objeto en estudio de este legajo.
De otra parte, se encuentran reservados en autos una computadora de
la Municipalidad y el teléfono celular del imputado Pérez Osuna. Respecto de la
primera, a fojas 624, punto V, se ordenó la realización de una copia forense, medida
que fue notificada a las partes legitimadas hasta ese momento en los términos de los
arts. 258 y 259 del ritual En atención a que ahora todos los imputados cuentan con
asistencia letrada, entiendo prudente reiterar esa notificación previo a materializar la
diligencia. También en los términos del art. 236 del mismo ordenamiento de forma,
resulta útil obtener toda la información resguardada en el teléfono celular de quien
será procesado –conforme se anticipó “ut supra”- como autor de la maniobra
investigada.
Por último, frente a la expresa petición formulada por la defensa de
Pérez Osuna en oportunidad de prestar su declaración indagatoria, corresponde
USO OFICIAL

rechazar la citación del actual Interventor de YCRT para recibirle declaración


testimonial. Es que frente al descargo realizado por el imputado y ante la decisión
del Dr. Stornelli de no ampliar su requerimiento de instrucción respecto de la
conducta del nombrado Zeidán, esta judicatura ordenó la pertinente extracción de
testimonios para que se investiguen las circunstancias resaltadas. En consecuencia,
mal puede recabarse su testimonio juramentado por ahora en esta causa.
Por lo expuesto, de conformidad con la normativa vigente,
corresponde y así,
RESUELVO:
I. DECRETAR EL PROCESAMIENTO CON PRISIÓN
PREVENTIVA de ATANACIO PEREZ OSUNA, de los demás datos filiatorios
obrantes en autos, por considerarlo “prima facie” autor del delito de peculado (art.
261 del CP; arts. 306, 312 y cctes. del CPPN).

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
85

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
II. MANDAR TRABAR EMBARGO sobre dinero y/o bienes del
nombrado hasta cubrir la suma total de pesos setenta y cinco millones ($
75.000.000) en función de lo normado por el artículo 518 del Código Procesal Penal
de la Nación, debiéndose formar al efecto el correspondiente incidente.
III. DECRETAR EL PROCESAMIENTO CON PRISIÓN
PREVENTIVA de MIGUEL ANGEL LARREGINA, de los demás datos
filiatorios obrantes en autos, por considerarlo “prima facie” partícipe necesario del
delito de peculado (arts. 45 y 261 del CP; arts. 306, 312 y cctes. del CPPN).
IV. MANDAR TRABAR EMBARGO sobre dinero y/o bienes del
nombrado hasta cubrir la suma total de pesos sesenta millones ($ 60.000.000) en
función de lo normado por el artículo 518 del Código Procesal Penal de la Nación,
debiéndose formar al efecto el correspondiente incidente.
V. DECRETAR EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN
PREVENTIVA de JUAN CARLOS LASCURAIN, de los demás datos filiatorios
obrantes en autos, por considerarlo “prima facie” partícipe necesario del delito de
USO OFICIAL

peculado (arts. 45 y 261 del CP; arts. 306, 310 y cctes. del CPPN).
VI. MANDAR TRABAR EMBARGO sobre dinero y/o bienes del
nombrado hasta cubrir la suma total de pesos sesenta millones ($ 60.000.000) en
función de lo normado por el artículo 518 del Código Procesal Penal de la Nación,
debiéndose formar al efecto el correspondiente incidente.
VII. MANTENER la caución real, la prohibición de salida del país y
las obligaciones que le fueran impuestas en los términos del art. 310 del C.P.P.N., al
nombrado Lascurain al conceder su exención de prisión.
VIII. DECRETAR EL PROCESAMIENTO CON PRISIÓN
PREVENTIVA de HORACIO MATIAS MAZU, de los demás datos filiatorios
obrantes en autos, por considerarlo “prima facie” partícipe necesario del delito de
peculado (arts. 45 y 261 del CP; arts. 306, 312 y cctes. del CPPN).
IX. MANDAR TRABAR EMBARGO sobre dinero y/o bienes del
nombrado hasta cubrir la suma total de pesos sesenta millones ($ 60.000.000) en
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
86

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
función de lo normado por el artículo 518 del Código Procesal Penal de la Nación,
debiéndose formar al efecto el correspondiente incidente.
X. LIBRAR oficio de estilo al Sr. Presidente de la Honorable Cámara
de Diputados de la Provincia de Santa Cruz a fin de solicitarle a ese cuerpo
colegiado el desafuero del Diputado HORACIO MATIAS MAZU, en los términos
del art. 1 de la Ley 25.320 y de los arts. 96 y 97 de la Constitución de la Provincia
de Santa Cruz, con el objeto de materializar la prisión preventiva impuesta.
Adjúntense copias certificadas de la presente y hágase saber que el expediente se
encuentra a su disposición para proceder a su relevamiento en esta sede y/o extraer
copias del mismo, con el objeto de obtener toda la información que resulte necesaria
para el tratamiento del pedido de desafuero que se formula.
XI. DECRETAR LA FALTA DE MERITO respecto de JUAN
MARCELO VARGAS, en virtud de que por el momento no existen elementos que
permitan procesar o sobreseer al nombrado, sin perjuicio de la prosecución de la
causa a su respecto (art. 309 del C.P.P.).
USO OFICIAL

XII. LIBRAR los siguientes oficios:


a) a la Secretaría de Hacienda, a efectos que se remita el detalle de
todas las transferencias realizadas a la cuenta bancaria de YCRT en el Banco de la
Nación Argentina (Sucursal Plaza de Mayo, cuenta nº 347197) desde el 01 de
noviembre de 2015 hasta el 09 de diciembre de 2015, inclusive, con expresa
indicación de la dependencia requirente, fecha del requerimiento y partida
presupuestaria involucrada. Asimismo, se deberá remitir copia certificada de todas
las actuaciones administrativas relacionadas con tales transferencias; y
b) al Ministro de Energía y Minería a efectos que, a través de la
dependencia pertinente, se obtengan todos los correos electrónicos recibidos y
enviados entre el 21 de octubre de 2014 y el 10 de diciembre de 2015 en las cuentas
jvarga@minplan.gov.ar y rbarat@minplan.gov.ar.
XIII. ENCOMENDAR al DUFIE de la Policía Federal Argentina, la
urgente realización de una copia forense del disco rígido de la CPU secuestrada en
Fecha de firma: 20/03/2018
Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
87

#30132524#201601581#20180320104229839
Poder Judicial de la Nación
autos y la obtención de toda la información del teléfono celular certificado a fojas
1105, a través de la dependencia técnica pertinente de esa fuerza. Otórguese un
plazo de cinco (5) días hábiles. Notifíquese a las partes en los términos de los arts.
258 y 259 del C.P.P.N.
XIV. NO HACER LUGAR a la declaración testimonial de Omar
Faruk Zeidán, solicitada por la defensa de Pérez Osuna en su declaración
indagatoria (art. 199 del C.P.P.N.).
XV. ORDENAR la formación de legajos de investigación patrimonial
respecto de LASCURAIN y MAZU, y proveer allí lo pertinente.
XVI. PONER en conocimiento de la Secretaría de Comunicación y
Gobierno Abierto de la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo aquí dispuesto, a
sus efectos.
XVII. Regístrese en el sistema Lex 100, notifíquese mediante cédulas
electrónicas a las defensas y líbrese correo electrónico al CPF n° 1 respecto de
Pérez Osuna y Larregina. En cuanto al Fiscal Stornelli, líbresele cédula de
USO OFICIAL

notificación en soporte papel a diligenciar por un Prosecretario del Tribunal, toda


vez que a la fecha no ha dado cumplimiento con lo dispuesto por la Corte Suprema
de Justicia de la Nación mediante Acordada n° 23/2017 (dictada en uso de las
facultades que le otorga la Constitución Nacional en razón de lo dispuesto por las
leyes n° 25.506, 26.685 y 26.856) y no cuenta por ende con domicilio electrónico en
el que pueda ser anoticiado.

Ante mí

Fecha de firma: 20/03/2018


Firmado por: LUIS OSVALDO RODRIGUEZ, JUEZ
Firmado(ante mi) por: PABLO A. FEBRÉ, SECRETARIO
88

#30132524#201601581#20180320104229839

Похожие интересы