Вы находитесь на странице: 1из 14

LABORATORIO DE DERECHO PENAL I

TEMAS: TIPICIDAD, ANTIJURICIDAD, CULPABILIDAD Y PUNIBILIDAD.

PA RTE TEÓRICA.

1) Indique la definición de tipicidad.


2) Indique la definición de tipo penal
3) Cuáles son las funciones del tipo penal?
4) En qué consiste la función de garantía del tipo penal?
5) En qué consiste la función de motivación del tipo penal?
6) Qué diferencia existe entre los tipos dolosos y los tipos imprudentes?
7) Cuáles son los elementos principales del tipo penal doloso?
8) A qué se le llama elemento objetivo del tipo penal?
9) Qué comprende el elemento subjetivo del tipo penal?
10) Indique la definición de bien jurídico tutelado.
11) Indique la definición de dolo.
12) Cuáles son los elementos del dolo?
13) Enumere las clases de dolo
14) En qué consiste el dolo directo o de primer grado
15) En qué consiste el dolo indirecto o de segundo grado
16) En qué consiste el dolo eventual
17) Mencione dos casos de error que no excluyen el dolo
18) A qué se refieren los elementos subjetivos especiales del tipo?
19) Indique la definición de tipo penal imprudente (delitos culposos)
20) Según el sujeto activo, cuando se considera un delito especial?
21) Cómo se define el elemento subjetivo del tipo penal imprudente?
22) Indique la definición de antijuricidad
23) De qué manera se enuncia la relación entre tipo y antijuricidad?
24) Indique la definición de causas de justificación
25) Mencione la clasificación legal de las causas de justificación
26) Cuáles son los requisitos de la legítima defensa?
27) Cuáles son los requisitos para que se considere una agresión ilegítima
28) A qué se refiere la necesidad racional del medio empleado para impedir o repeler
la agresión?
29) A qué se llama legítima defensa putativa?
30) Indique la definición de estado de necesidad
31) Cuáles son los requisitos para considerar un estado de necesidad?
32) A qué se refiere el legítimo ejercicio de un derecho?
33) Qué casos se consideran dentro del legítimo ejercicio de un derecho?
34) De qué manera se define la culpabilidad?
35) Cuáles son los elementos de la culpabilidad?
36) A qué se refiere la imputabilidad o capacidad de culpabilidad?
37) A qué se refiere el conocimiento de la antijuricidad?
38) En qué consiste la exigibilidad de un comportamiento distinto?
39) Enumere las causas de inimputabilidad
40) A qué se refiere la enfermedad mental o desarrollo psíquico incompleto?
41) Cuando ocurre un trastorno mental transitorio?
42) Enumere las causas de inculpabilidad
43) En qué consiste el miedo invencible
44) Cuando se da la obediencia debida?
45) Cuál es la definición de punibilidad?

PARTE PRÁCTICA

Elabore la estructura del tipo penal doloso.


(Elementos objetivos, subjetivos, normativos y sus “partes”)

Elabore la estructura del tipo penal imprudente


CASOS:

Francisco Jiménez, de diecisiete años de edad, y Carlos Torres, de veinte años de


edad, en una cantina se enfrentaron a golpes contra José Tovar, pero luego José
Tovar, quien se encontraba en alto estado de ebriedad (muy borracho) agarró un
envase de cerveza para agredir a Francisco y a Carlos, quienes aún no se encontraban
ebrios. Entonces, Francisco sacó un machete y Carlos sacó un puñal, con el
propósito de darle muerte a José Tovar. Francisco le propinó a José dos heridas
profundas corto-contundentes a José en la región del cráneo, producidas por machete,
y Carlos le dio una puñalada en el pecho a José Tovar. En ese momento apareció
Pablo Sis, agente de la Policía Nacional Civil, quien para evitar que Francisco Jiménez
y Carlos Torres escaparan, les disparó por la espalda cuando se daban a la fuga,
causándoles a ambos lesiones graves. José Tovar fue llevado de emergencia a un
Hospital y gracias a la intervención de los médicos no murió. Pablo alega que actuó en
legítimo ejercicio de un derecho. Carlos Torres indicó que actuó en legítima defensa.

1) En cuanto al grado de ejecución del delito, (íter críminis) en la acciones


desarrolladas por Francisco y Carlos, de “machetear” y apuñalar a José, ¿Qué clase de
delito es? (consumado, tentativa, desistimiento) Indique el fundamento legal. Articulo
13 CP Delito consumado porque el delito se consunio en el estado normal de los dos

2) Según el elemento subjetivo del tipo penal, ¿Qué clase de delito es el realizado por
Carlos? (doloso o imprudente) Indique el fundamento legal. ARTICULO 11 CODIGO
PENAL DELITO DOLOSO, Porque lo realizo con propósito

3) Usted como Juez (a), ¿Declararía culpable a Francisco? En su caso, ¿Por qué?
Fundaméntese. SI toda vez que tenia el propósito d ematar además esta comprendido
entre trece y dieciocho años de edad, para que sea juzgado como menor de edad arti
132 al 134 de la ley fina

4) ¿Estima usted que procede la legítima defensa en el caso de Carlos Torres? En su


caso, ¿Por qué? Fundaméntese. Uno porque él se encontraba en su estado normal y
tenia el propósito de darle muerte a Jose Tovar según articulo 10 y 11 CODIGO PENAL

5) ¿Estima usted que procede acoger la causa de inculpabilidad que alega Pablo? En
su caso, ¿Por qué? Porque el señor Pablo Sis Si procede la inculpabilidad toda vez que
él evito la muerte del señor Jose Tovar únicamente causándoles daños o lesiones a los
agresores. Fundaméntese. Ati 24.2.b Código Penal a

NOTA: Entregar este trabajo en grupo, los mismos, a mano, valor 10 puntos. Hojas
carta, escritas en un solo folio, engrapadas, sin folder.

Les acompaño la siguiente explicación, en el entendido que seguramente no alcanzará


el tiempo para abarcar en clase la misma.

Quedan pendientes otros ejercicios relativos a los otros temas.


BREVE EXPLICACIÓN SOBRE COMO RESOLVER UN CASO EN PARTICULAR

Cualquier hecho que se intente resolver debe pasar por una especie de filtros para determinar
si finalmente existió un delito, en su caso, su calificación jurídica y determinar la
responsabilidad penal de la persona acusada.
Aquí se establecen los pasos necesarios para hacerlo y para ello se utilizan las teorías que
comprende la llamada dogmática penal: Teoría de la ley penal, teoría del delito y teoría de la
pena. Obviamente no todos los casos exigen recurrir a todos los aspectos que comprenden
estas tres teorías, unos casos se facilitan más que otros.
En cuanto a la primera teoría, de la ley penal, es importante tenerla en cuenta cuando se
discute lo relativo a la aplicación de la ley penal en el tiempo, sobre todo porque en
Guatemala, a cada cierto tiempo se derogan, se modifican o se crean nuevas leyes y es
importante determinar qué ley debe aplicarse, bajo el principio general de la extractividad de la
ley penal (2CP). Esto ocurre muy poco, pero ocurre. Raramente cobra importancia la validez
de la aplicación de la ley según el espacio o territorio y de acuerdo al ámbito personal.
Lo primero que se debe hacer en la resolución de un caso penal es:
I) DETERMINAR LA EXISTENCIA DEL DELITO

Partiendo de los hechos que son sometidos a juicio, siguiendo los elementos de la teoría del
delito, se analizan en este orden:
1) ACCIÓN, humana y penalmente importante, producida por dolo o por imprudencia.
Regularmente no se discute sobre la naturaleza de la acción, pero eventualmente, es
importante analizar si existe ausencia de acción: Fuerza física irresistible, estados de
inconsciencia, movimientos reflejos; casi no suceden en la práctica, pero en alguna ocasión
podrían ocurrir.
2) TIPICIDAD, el análisis de este elemento es importantísimo, pues se cometen muchos
errores en la calificación jurídica de los hechos. Para ello es indispensable analizar los
elementos objetivos, subjetivos y normativos de cada tipo penal, o como suele decirse, de
cada delito. Entre los elementos objetivos encontramos: La acción típica, que es la más
importante, porque de ella parte todo lo demás, hay que tener cuidado para advertir si los
hechos que se juzgan se adecuan a la acción típica prevista en el tipo penal respectivo.
Recuerden que la acción la encontramos al ubicar el verbo rector en cada descripción
delictiva. Suele ocurrir también que se den concursos de delitos u otros niveles de
participación delictiva (complicidad). Aquí recordar que hay acciones consumadas, otras no,
pues pueden quedar en tentativa. Luego ubicar sujeto activo y pasivo, a veces ello determina
la calificación jurídica (ejemplo Parricidio y femicidio); ubicar el bien jurídico que también es
importante y la relación de causalidad, es decir, si el resultado producido se debe a la acción
realizada. Después de analizar los elementos objetivos, se analizan los elementos subjetivos
o simplemente llamado elemento subjetivo, que básicamente es determinado por el dolo o la
imprudencia (delitos dolosos y delitos culposos según el CP). (Los delitos dolosos admiten
tentativa). Algunos delitos también contienen elementos normativos, tal el caso de la
portación ilegal de arma de fuego de uso civil, ese elemento de “uso civil” es un elemento
normativo.
3) LA ANTIJURICIDAD, una acción es antijurídica si no está justificada, por lo tanto aquí se
analizan las causas de justificación del artículo 24 CP. Si la acción es justificada no existe
delito.
4) LA CULPABILIDAD, en este elemento se analiza al autor o responsable del delito, para
determinar si una persona es culpable, se tienen que dar algunos requisitos:
a) Capacidad de culpabilidad: El autor debe estar en capacidad de ser declarado culpable,
para ello se necesita que tenga capacidad legal y capacidad mental. El CP lo indica en
sentido negativo: Arto. 23, causas de inimputabilidad, menores de edad y lo que establece el
inciso 2º.
b) Conocimiento de la prohibición. Si alguien comete una acción ignorando que la misma
constituye delito, no puede ser culpable. Teóricamente podría ocurrir en casos muy raros.
c) Encontrarse en la posibilidad de haber actuado de manera distinta, es decir, haber podido
evitar su comportamiento delictivo. Para averiguar esa situación, nos basamos en el artículo
25 del CP.
5) LA PUNIBILIDAD, Si una acción es típica, antijurídica y culpable, debe ser punible, es
decir, merece una pena, sin embargo, en algunas ocasiones por disposiciones legales, se
exime de pena por determinadas razones, tal el caso de las excusas absolutorias, como la
establecida en el artículo 245 CP. Si nada exime de pena al autor del delito y se dan los
elementos anteriores, arribamos a la conclusión de que en los hechos sometidos a juicio
existe un determinado delito, es decir, dependiendo del relato de los hechos, puede existir un
homicidio, un tipo de lesión, un robo, una violación, etcétera.
II) DETERMINAR EL TIPO DE RESPONSABILIDAD PENAL DE LA PERSONA
ACUSADA

En la comisión de un delito, pueden intervenir dos o más personas, algunos pueden tener
mayor responsabilidad en los hechos, a ellos se les considerará autores, ya sea porque
directamente ejecutaron la acción típica y antijurídica, -el que dispara a otro y lo mata- o
porque su cooperación en la realización del delito fue totalmente necesaria o porque tuvo el
dominio del hecho, aunque directamente no haya intervenido en la acción material (el que
contrata a un sicario para matar a otro, el jefe de una pandilla que ordena un asesinato, etc.).
Hay otros que solo contribuyen o colaboran con otro, el autor, en la comisión del delito, a
estos la doctrina les llama partícipes del delito. El Código Penal establece la clasificación en
los artículos 35, 36 y siguientes, en autores y cómplices. Recordar que esta clasificación no
está muy de acuerdo con la doctrina actual, para eso hay que profundizar en el tema, pero
esta solo es una guía.
En conclusión, según el Código Penal la responsabilidad penal se clasifica en autores y
cómplices.
Es necesario determinar si la persona acusada debe responder penalmente a título de autor o
de cómplice, pues de ello depende la pena que se va a imponer.
III) DETERMINAR LA PENA A IMPONER

El siguiente paso, después de haber determinado la existencia del delito y el tipo de


responsabilidad penal, es decidir la pena a imponer. Hay diferencia en la cantidad de la pena
entre autores y cómplices (Artos. 26, 27, 62, 63, 65 CP; 19 CPR, entre otros) Normalmente
todo delito tienen asignada una pena mínima y una pena máxima, para determinar la pena en
cada caso, hay que basarse en las circunstancias particulares de cada uno de ellos, según la
normativa citada. Recordar que hay penas principales y penas accesorias.
IV) DE LA REPARACIÓN DIGNA

Todo delito ocasiona un daño, que puede ser físico, psicológico o moral, patrimonial –daños
propiamente o perjuicios- Esos daños deben ser reparados por el responsable del delito, a
veces por el Estado. El Código Penal le llama responsabilidad civil -112 al 122- y el Código
Procesal Penal los refiere como reparación digna -124-
La reparación puede comprender:
La restitución, -una cosa por otra-, cuando ello es posible, regularmente en los delitos
patrimoniales.
La reparación propiamente, Ej. Daños en propiedad.
La indemnización, consiste en fijar cierta cantidad estimativa en casos donde no es posible
restituir ni reparar materialmente el daño, por ejemplo en homicidios y violaciones.
La reparación digna va más allá de la mera reparación material o en dinero, persigue sobre
todo el reconocimiento de los derechos que han sido vulnerados o violados a la víctima, en su
dignidad de ser humano.
Estos son cuatro (romanos) pasos fundamentales en la resolución de un caso.
_______

A continuación les adjunto una copia de una sentencia real, que sirve para ilustrar parte del
análisis que debe hacerse. Léanla, se me podría ocurrir preguntar sobre qué trata la
sentencia.
Causa 241 – 2,014

TRIBUNAL DE SENTENCIA PENAL, NARCOACTIVIDAD Y DELITOS CONTRA EL AMBIENTE DEL

DEPARTAMENTO DE BAJA VERAPAZ. Salamá, veintitrés de marzo de dos mil quince.- - - - - - - - - -

-------------------------------

I] EN NOMBRE DEL PUEBLO DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA, se dicta sentencia en el proceso


penal doscientos cuarenta y uno – dos mil catorce, seguido en contra de Héctor Alfredo Juárez Ortíz,

sindicado del delito de PORTACIÓN ILEGAL DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O

DEPORTIVAS en agravio de la sociedad. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

---------

A] DE LA IDENTIFICACIÓN DEL PROCESADO HECTOR ALFREDO JUÁREZ ORTÍZ. En la audiencia

de debate el procesado dijo ser de veintiocho años de edad, soltero, guatemalteco, agricultor, originario y

residente del Barrio San Miguel del municipio de Cubulco, Baja Verapaz, nació el diecinueve de agosto

de mil novecientos ochenta y seis, presentó como identificación la cédula de vecindad ñ – quince y

registro veintisiete mil novecientos doce, extendida por la Municipalidad de Cubulco, Baja Verapaz.- - - - -

--------------- -------------------------
B] DE LA ACUSACION: La acusación en contra del procesado fue formulada por el Ministerio Público

de este departamento, por medio del agente fiscal Miguel Ángel Fuentes Jo, actuó en el debate el fiscal

José Rafael Curruchiche Cucul. - - - - - - - - - - C] DE LA DEFENSA: La defensa del procesado está a

cargo del abogado Fulvio Amado Pop Bac, del Instituto de la Defensa Pública Penal, de este

departamento.- - - II] DE LA ENUNCIACIÓN DE LOS HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS OBJETO DE LA

ACUSACIÓN Y DEL AUTO DE APERTURA A JUICIO. Los hechos y circunstancias motivo de la

acusación, que se le atribuyen al procesado Héctor Alfredo Juárez Ortíz, son los mismos por los cuales

se le abrió a juicio penal, mediante resolución de fecha cinco de mayo de dos mil catorce, dictada por el

Juez de Primera Instancia Penal de este departamento; acusación admitida por el delito de PORTACIÓN

ILEGAL DE ARMA DE FUEGO DE USO CIVIL Y/O DEPORTIVA, conforme el hecho siguiente: “Porque

Usted, HECTOR ALFREDO JUÁREZ ORTÍZ, fue detenido por agentes de la Policía Nacional

Civil, el día 15 de diciembre del año dos mil trece aproximadamente a las 10:30 horas en el

kilometro 178.2 de la ruta que conduce del municipio de Rabinal, al Municipio de Cubulco,

Baja Verapaz, en relación a que los agentes policiales tenían instalado un operativo

relámpago en cumplimiento al Plan navideño 2013, quienes se transportaban en la unidad

policial BV-081, y cuando usted se conducía de Cubulco hacia Rabinal, procedieron a

marcarle el alto respectivo, al momento que se conducía en el vehículo tipo moto que

conducía, y al efectuarle un registro superficial, usted fue sorprendido flagrantemente portando

a la altura del cincho del lado derecho, Una arma de fuego tipo pistola, de color negro con

cachas de color café, marca COLT, modelo COMBAT COMMANDER, calibre 38” SUPER

AUTO, número de registro 70BS75479, dicha arma conteniendo un cargador con ocho

cartuchos calibre 9x19 milimetros, mismo que pueden ser utilizados por el arma de fuego

mencionada, y que a su vez se encuentra en capacidad de disparar, y al requerirle a Usted la

respectiva licencia que ampara la portación de dicha arma de fuego, usted indico carecer de la
misma, y razón por la cual fue detenido”.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - III] DE LOS RAZONAMIENTOS EN QUE SE SUSTENTA EL PRESENTE FALLO. La

presente sentencia se sustenta en el análisis de la prueba que a continuación se consigna, proceso

realizado de conformidad con las reglas de la sana crítica y observando el principio de fundamentación,

como integrante de los derechos de defensa y de la acción penal, de conformidad con lo preceptuado en

los artículos 11 Bis, 186 y 385 del Código Procesal Penal. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

III.I] DE LA DECLARACIÓN DEL PROCESADO HECTOR ALFREDO JUÁREZ ORTIZ. De la

declaración del sindicado es importante su indicación que el día doce de diciembre en horas

de la noche recibió una llamada de su señor padre Juan Juárez Taperia, en virtud que al

parecer lo estaban amenazando, incluso a sus hermanos, por lo que en horas de la

madrugada le pidió prestada a su primo Sergio Jacinto Ortiz Reyes su motocicleta,

conduciéndola hasta el municipio de Cubulco, entonces como a las nueve o diez, regresaba

para el municipio de San Miguel Chicaj y llevaba el arma de fuego, la cual compró cuando

trabajaba en el Ejército “la compré en la calle” a un costo de quinientos o seiscientos

quetzales; en ningún momento tuvo el arma para robar o matar a alguien “solo quería

proteger a mi familia”, quiere hacer las cosas correctamente, por lo que ha estado asistiendo a

firmar el libro de medidas sustitutivas, cada quince días, de otra manera, dijo, ya hubiera

emigrado a Estados Unidos, pero ya no quiere más problemas. Dijo que vivió por alguna

temporada en Estados Unidos y regresó a Guatemala a principios del año dos mil trece.

Manifestó que al parecer su familia presentó la denuncia en relación a las amenazas que eran

objeto en el Juzgado de Paz del municipio de Cubulco. Análisis de esta declaración: Es

cierto que esta declaración es un medio de defensa, sin embargo, en vista que ha sido

prestada con las formalidades legales, sí puede ser estimada, puesto que lo que se prohíbe es

que se obligue a una persona procesada a declarar contra sí misma, se le coaccione o se le

ofrezca algún tipo de promesa para obtener su confesión [Constitución Política de la

República: “Artículo 16.- Declaración contra sí y parientes. En proceso penal, ninguna

persona puede ser obligada a declarar contra sí misma, contra su cónyuge o persona unida de

hecho legalmente, ni contra sus parientes dentro de los grados de ley.” Convención

Americana de Derechos Humanos: “Artículo 8. Garantías Judiciales. (…) 3. La confesión del

inculpado solamente es válida si es hecha sin coacción de ninguna naturaleza.” En igual

sentido, artículos 15, 85 y 91 del Código Procesal Penal.] En ese sentido, se aprecia que el

acusado no niega que haya sido sorprendido por la Policía Nacional Civil portando un arma de

fuego sin la licencia respectiva, pues inclusive, manifestó que el arma la había comprado
cuando estuvo de servicio en el ejército nacional. Trata de justificar dicha acción indicando

que no la quería para matar a nadie, sino para proteger a su familia. Si bien esta aceptación

del hecho por sí sola no constituiría prueba, al relacionarse con las declaraciones de los

agentes de la Policía Nacional Civil que efectuaron su aprehensión, resulta que tales

declaraciones adquieren mayor credibilidad, porque no existe posición de defensa que las

refute. En ese sentido se analiza la declaración del procesado. - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -III.II] DE LA PRUEBA TESTIMONIAL Y DOCUMENTAL

RECEPCIONADA DURANTE EL DEBATE. A] TESTIMONIAL: Uno] De la declaración de la

agente de la Policía Nacional Civil LESVIA PATRICIA HERNÁNDEZ JOLOMNÁ, se extrae lo

siguiente: Que el día quince de diciembre de dos mil trece, se encontraban instalando un

operativo relámpago en el kilómetro ciento setenta y ocho de la ruta que conduce de Rabinal

al municipio de Cubulco, en compañía del agente César Carrera Alfaro, a eso de las diez

horas con treinta minutos aproximadamente, le marcaron el alto a la motocicleta que

conducía el procesado que se dirigía desde Cubulco hacia Rabinal, entonces procedió a

identificarlo, por lo que le solicitó el documento de identificación, entonces él respondió que

carecía del mismo, entonces el agente César Carrera Alfaro le dijo que apagara la motocicleta

y le iba a hacer un registro, por lo que, a la altura del cinto lado derecho le encontró una arma

de fuego, entre sus características –recordaba- las letras “Colt Combat”, color negro, con

cacha de color café y los ocho cartuchos, cuestionarlo sobre la licencia de portación de arma

de fuego, respondió que no tenía. Explicó que su compañero agente César Carrera Alfaro

efectuó el registro, por ser de su mismo sexo, durante la aprehensión, los dos procedieron a la

consignación. El acusado iba solo, en ese momento él titubeaba que no quería apagar la

motocicleta, ni entregar el arma, y cuando le marcaron el alto el estaba nervioso y estaba

hasta pálido. Le fue puesta a la vista el arma de fuego, de la cual indicó que efectivamente era

el arma de fuego que en aquella ocasión le consignaron al procesado. Dos] De la declaración

del agente de la Policía Nacional Civil CESAR DANILO CARRERA ALFARO, resulta

relevante lo siguiente: Que el día quince de diciembre de dos mil trece estaba en un operativo

relámpago que se ubicaba en la ruta que conduce al municipio de Cubulco junto a su

compañera Lesvia Patricia Hernández Jolomná, como a las diez treinta, aproximadamente,

observaron una motocicleta color anaranjada, que venía procedente del municipio de Cubulco,

en ese momento le hicieron el alto para identificarla, el procesado era el conductor del

vehículo, entonces la agente de apellido Jolomná le solicitó los documentos de identificación,

entre tanto que él –testigo- le dijo al sindicado que se bajara de la motocicleta que le iba a
hacer un registro, encontrándole el arma de fuego en el cincho, al cuestionarlo por la licencia,

refirió carecer de la misma, además que el arma tenía municiones, lo cual motivó que

procedieran a consignarlo al Juzgado de Paz de Rabinal. La aprehensión la hizo él, apoyado

por la agente Jolomná. Le fue puesta a la vista el arma de fuego, de la cual refirió que era el

arma que en aquella ocasión le fue consignada al acusado. Manifestó que le preguntaron al

procesado en donde había obtenido el arma, entonces respondió que era de su señor padre.

VALORACIÓN CONJUNTA: Al apreciar las declaraciones de los dos agentes policiales que

intervinieron en la aprehensión del acusado, se concluye que las mismas revisten

características de ser verídicas, en vista que no se ha advertido algún indicio de falsedad. No

existe ningún antecedente entre estos y el procesado, como para pensar que estuvieran

incriminándolo solo para perjudicarlo; no se relata ninguna oposición del acusado como para

estimar también que ante ello los agentes hubieran alterado o magnificado los hechos. Por el

contrario, el procesado prácticamente no ha refutado esas afirmaciones, puesto que admitió

que sí portaba la relacionada arma de fuego. Por esta consideración se les otorga valor

probatorio. B] DE LA PRUEBA PERICIAL. Uno] El perito HANNY PAOLA CRUZ

CASTELLANOS ratificó en contenido y firma el dictamen pericial identificado LOF - catorce –

cero cero treinta y nueve; Inacif -14- cero mil cuatrocientos trece (LOF-14-0039, Inacif-14-

01413) del veinte de enero de dos mil catorce, cual contiene. (…) Un (01) arma de fuego de

color negro, en la que se lee: “COLT´S COBAT COMMANDER 70BS75479 COBAT

COMMANDER COLT 38. SUPER AUTOMATIC”, la cual fue identificada con fines analíticos

como indicio LOF-14-0039-1. 1.1.2 Un (1) cargador de metal de color negro, el cual fue

identificado con fines analíticos como indicios LOF-14-39-2. 1.1.3 Ocho (8) cartuchos de color

dorado en cuyas bases se lee en cinco (5): “PPU 9mm LUGET” y en los tres (3) restantes

“PMC 9MM LUGER”, los cuales fueron identificados con fines analíticos como indicios LOF-

14-39-3 al LOF-140039-10. (…) CONCLUSIÓN Se determinó que en los indicios identificados

como LOF – 14- 0039 – 1 Al LOF – 14 – 0039 -10, No hay huellas lofoscópicas. (…). Con

relación al citado dictamen la perito declaró lo siguiente: Que realizó el análisis

respectivo al arma de fuego para establecer si había alguna huella visible, luego de efectuar el

análisis correspondiente concluyó que no había huella lofoscópica útil para el estudio

comparativo. Dijo que recibió el arma de fuego la cual estaba debidamente embalada. Explicó

que algún tipo de roces o que se hubiesen limpiado no se puede observar durante la pericia.

DESVALORACIÓN. Este peritaje no aporta dato alguno útil para el esclarecimiento de los

hechos, pues no ha estado en discusión la circunstancia de que en el arma se encontraran o


no huellas lofoscópicas que correspondieran al acusado. Ni siquiera lo propuso la defensa.

Además, el propio sindicado admitió portarla, de tal manera que, el hecho de que en el arma

no se encontraran huellas, ello no demerita su portación. Dos) El perito STANLEY CARLOS

CACAO COY ratificó en contenido y firma el dictamen pericial identificado como BAL- catorce-

trescientos dieciséis; Inacif- catorce –mil cuatrocientos trece (BAL-14-316; Inacif-14-1413) del

veintiuno de febrero de dos mil catorce, el cual contiene. (…) DESCRIPCIÓN TÉCNICA DE

INDICIOS 1.1. Un arma de fuego tipo pistola junto a un cargador y ocho cartuchos para arma

de fuego dentro de una caja de cartón de color café torulada: “1”. Indicios que se identifican en

este Laboratorio con fines analíticos, como BAL-14-316-1 n(la pistola y el cargador) y BAL-

14-3161.1 (los cartuchos). (…) OBJETIVO DEL PERITAJE 2.1 Determinar la identificación del

arma de fuego objeto de estudio y si está en capacidad de disparar. 2.2. Determinar el calibre

de los cartuchos y si puede ser utilizados por el arma de fuego objeto de estudio. (…)

CONCLUSIONES: El arma de fuego identificada como indicios BAL-14-316-1, corresponde

al tipo pistola, marca COLT, modelo CAMBAT COMMANDER, calibre .38” SUPER AUTO,

número de serie 70BS75479 y se encuentra en capacidad de disparar. El perito en su

declaración indicó: Que practicó el peritaje al arma respectiva, que el objetivo del peritaje era

determinar si se podían utilizar en el arma de fuego objeto de análisis, los cartuchos del

calibre nueve por diecinueve milímetros, luego de hacer el análisis respectivo concluyó que el

arma de fuego es calibre punto treinta y ocho en pulgadas, en milímetros sería un equivalente

a nueve por diecinueve milímetros, por lo tanto si se pueden utilizar en esta arma de fuego,

esa cuenta se consignó así en la conclusión. Refirió que recibió los indicios en una caja de

cartón color café, rotulada con el número uno, por lo que observó cadena de custodia junto a

una solicitud de análisis firmada por las personas que la tuvieron a su vista en su momento.

Valoración: Se otorga valor a este peritaje, porque comprueba que el objeto incautado al

procesado, efectivamente es un arma de fuego en capacidad de disparar, del tipo pistola,

calibre . treinta y ocho, lo cual resulta importante para su clasificación en las armas de fuego

de uso civil y/o deportivas. C] PRUEBA DOCUMENTAL. a) Informe ECA- doscientos

cuarenta y ocho-novecientos noventa y nuevo- dos mil trece- trescientos cincuenta y tres

(ECA-248-999-2013-353) del diecisiete de diciembre de so mil trece de dos mil trece signada

por Luis Humberto Carias Carranza, fotógrafo de la Unidad de recolección de Evidencias del

Ministerio Público, que contiene veintiséis fotografías en la cual ilustra el arma de fuego

incautada y los respectivos objetos secuestrados. VALORACIÓN. Se otorga valor a estas

ilustraciones fotográficas, pues coinciden con el arma de fuego que fue presentada como
prueba material; b) Acta ministerial de inspección ocular del diez de marzo de dos mil catorce,

signada por Sergio Alvizuris García, auxiliar fiscal del Ministerio Público, diligencia realizada

en el kilometro ciento setenta y ocho, dos de la ruta que conduce del municipio de Rabinal al

municipio de Cubulco, ambos de Baja Verapaz lugar de la detención del procesado Héctor

Alfredo Juárez Ortíz; c) Informe ECA- doscientos cuarenta y ocho- novecientos noventa y

nueve-dos mil catorce – sesenta y siete (ECA-248-999-2014-67) del once de marzo de dos mil

catorce signada por Luis Humberto Carias Carranza, fotógrafo de la Unidad de recolección de

Evidencias del Ministerio Público, que contiene siete fotografías que ilustran el lugar de la

detención del procesado Héctor Alfredo Juárez Ortíz; VALORACIÓN. Se confiere valor a

estas ilustraciones, porque los agentes policiales relacionaron el lugar de la aprehensión en

sus declaraciones; d) Oficio veinte / ECCS/zemh-mil sesenta y nueve- dos mil catorce

(20/ECCS/zemh-1069-2014) del diecisiete de marzo de dos mil catorce signada por Edvin

Carlos Cifuentes Salgueros, director general de la Dirección General de Control de Armas y

Municiones; en el cual se indica que Héctor Alfredo Juárez Ortíz no le aparece registrada

armas de fuego a su nombre y que el arma incautada no le aparece registro en dicha

Dirección. VALORACIÓN. Se confiere valor a este documento porque sí es útil para

acreditar que en la DIGECAM no existe registro de extensión de licencia de portación de arma

de fuego a favor del sindicado, lo cual constituye un elemento del tipo penal de referencia; e)

Carencia de antecedentes penales extendida por la Unidad de Antecedentes Penales del

Organismo Judicial a favor del procesado Héctor Alfredo Juárez Ortíz. VALORACIÓN. Se le

otorga valor a este documento, útil para la determinación de la pena, como atenuante por

analogía. f) Acta ministerial de inspección ocular del quince de diciembre de dos mil trece,

signada por Pedro Cedillo, auxiliar fiscal del Ministerio Publico, diligencia de toma de

fotografías de la motocicleta con número de placas de circulación M ciento dos DBL marca

AHM, color naranja y negro chasis LB cuatrocientos veinte YC cincuenta DC once mil treinta y

cinco (*LB420YC50DC11035*) motor ciento sesenta y cuatro FML * dos D cero once mil

treinta y cinco * (164FML*2D011035*). g) Informe ECA- doscientos cuarenta y ocho –

novecientos noventa y nueve- dos mil trece - trescientos cincuenta y dos (ECA-248-999-2013-

352) del diecisiete de diciembre de dos mil trece signada por Luis Humberto Carias Carranza,

fotógrafo de la Unidad de recolección de Evidencias del Ministerio Público, el cual contiene

seis fotografías que ilustran la motocicleta incautada al procesado Héctor Alfredo Juárez Ortíz.

DESVALOR. No se otorga valor a los documentos ilustrativos de la motocicleta en la que,

según los autos, se conducía el acusado al momento de su detención, por irrelevante en


cuanto a la portación del arma de fuego. C] PRUEBA MATERIAL: Una arma de fuego tipo

pistola de color negro con cacha de color café, en uno de sus lados se lee Colt s Combat

commander 70BS75479” y en otro lado se lee colt super treinta y ocho auto, y ocho cartuchos

de arma de fuego calibre ignorado. VALORACIÓN: Se confiere valor a esta evidencia

material, pues constituye el objeto del delito, el arma de fuego cuya portación sin la licencia

respectiva, ha motivado el presente proceso. En ningún momento se puso en duda su

incautación en las circunstancias que relata la acusación. - - - - - - - - - - - - - - - - - -. - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - IV] DETERMINACIÓN PRECISA Y

CIRCUNSTANCIADA DE LOS HECHOS QUE EL TRIBUNAL ESTIMA ACREDITADOS.

Conforme el análisis probatorio que precede, el tribunal tiene por acreditado con las

declaraciones de los agentes de la Policía Nacional Civil, el motivo y las circunstancias de

tiempo, lugar, y modo en que ocurrió la aprehensión del acusado, básicamente por la

portación del arma de fuego identificada en autos. Con el informe de la DIGECAM, se ha

acreditado que el acusado no tenía licencia para portar la referida arma de fuego y, con el

dictamen balístico, se ha determinado el calibre del arma y su estado de funcionamiento, lo

cual le ubica en las armas de fuego de uso civil y/o deportivas y que efectivamente está en

capacidad de disparar. Por ello, los hechos que se estiman acreditados son los siguientes:

Que HECTOR ALFREDO JUÁREZ ORTÍZ, fue detenido por agentes de la Policía Nacional

Civil, el quince de diciembre de dos mil trece, aproximadamente a las diez horas con treinta

minutos, en el kilometro ciento setenta y ocho . dos (178.2) de la ruta que conduce del

municipio de Rabinal, al Municipio de Cubulco, Baja Verapaz, cuando los agentes policiales

tenían instalado un operativo relámpago en cumplimiento al “plan navideño 2013”, y cuando

dicho señor se conducía de Cubulco hacia Rabinal, procedieron a marcarle el alto respectivo,

al momento que se conducía en un vehículo tipo motocicleta, y al efectuarle un registro fue

sorprendido portando a la altura del cincho del lado derecho, un arma de fuego tipo pistola,

de color negro con cachas de color café, marca COLT, modelo COMBAT COMMANDER,

calibre 38” SUPER AUTO, número de registro 70BS75479, conteniendo un cargador con

ocho cartuchos calibre 9x19 milímetros, que pueden ser utilizados por el arma de fuego

mencionada, la cual se encuentra en capacidad de disparar, y al requerirle la respectiva

licencia que ampara la portación de dicha arma de fuego, indicó carecer de la misma. - - - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - V] DE LA EXISTENCIA DEL DELITO, SU

CALIFICACIÓN JURÍDICA Y DE LA RESPONSABILIAD PENAL DEL PROCESADO

[ANÁLISIS JURÍDICO]: Según lo dispuesto en el artículo 123 de la Ley de Armas y


Municiones, contenida en el Decreto 15-2009 del Congreso de la República, comete el delito

de Portación Ilegal de Armas de Fuego de Uso Civil y/o Deportiva, quien sin la licencia

extendida por la Dirección General de Control de Armas y Municiones o sin estar autorizado

legalmente, porte armas de fuego de las clasificadas en dicha ley, como de uso civil,

deportivas o de ambas clases. Según el artículo 9 de la citada ley, se consideran armas de

fuego de uso civil, entre otras, las pistolas semiautomáticas de cualquier calibre. El delito,

entonces, se configura por una acción de portar, sin la licencia respectiva, alguna de las

armas de ese tipo enunciadas en la ley. En aplicación al caso concreto, con los elementos de

prueba analizados y valorados precedentemente, esencialmente la declaración de los agentes

de la Policía Nacional Civil Lesvia Patricia Hernández Jolomna y César Danilo Carrera Alfaro,

que procedieron a la aprehensión del procesado y el informe de la Dirección General de

Control de Armas y Municiones, se probó que el señor Héctor Alfredo Juárez Ortíz, al

momento de su detención portaba el arma de fuego tipo pistola, de color negro con cachas de

color café, marca COLT, modelo COMBAT COMMANDER, calibre 38” SUPER AUTO, número

de registro 70BS75479, conteniendo un cargador con ocho cartuchos calibre 9x19 milímetros;

sin contar con la licencia de portación que debe ser extendida por la Dirección General de

Control de Armas y Municiones. Por tal razón, la acción atribuida y probada, realizada por

dicho señor, es típica, porque concurren los elementos del tipo, consistentes en la acción de

portar un arma de fuego tipo pistola, y el hecho de que esa portación se hizo sin contar con la

licencia que debía emitir la Dirección General de Control de Armas y Municiones. Con el

peritaje de Stanley Carlos Cacao Coy, se determinó el tipo de arma de fuego, su calibre y su

capacidad de disparar, lo cual le ubica en las armas de fuego de uso civil y/o deportivas. Por

tratarse de un delito de mera actividad, según la doctrina, el delito se considera consumado,

porque el tipo sólo exige la realización, sin más, de la acción, y no se requiere un ulterior

efecto en el mundo exterior. (Alejandro Rodríguez Barillas, Manual de Derecho Penal

Guatemalteco, Página 189). Esa acción materializa un elemento subjetivo consistente en el

dolo de portar el arma de fuego, a sabiendas de no contar con la licencia correspondiente y

del peligro que representa. Es una acción antijurídica, pues contradijo el ordenamiento legal;

no obstante que la Constitución Política de la República reconoce el derecho de portación de

armas, (artículo 38) la misma exige que ese derecho sea regulado por la ley, en el caso de

mérito, la Ley de Armas y Municiones. No se advierte causa de justificación alguna. La

acción atribuida al procesado se estima culpable, por la capacidad legal del acusado y porque

por deducción lógica se establece el conocimiento de la prohibición de portar un arma de


fuego del tipo de la descrita en autos, sin contar con la licencia respectiva. Así quedó de

manifiesto cuando el mismo procesado admitió que prestó servicio en el ejército de

Guatemala, en cuya estancia adquirió la referida arma de fuego. Es decir, que pudo adecuar

su conducta conforme la ley y no lo hizo. Por lo antes consignado, la calificación jurídica que

se asigna a la acción cometida por Héctor Alfredo Juárez Ortíz, es la correspondiente al delito

de Portación Ilegal de Arma de Fuego de Uso Civil y/o Deportiva, conforme el artículo 123 de

la Ley de Armas y Municiones. En cuanto a la responsabilidad penal del procesado, por la

naturaleza del delito, es a título de autor directo y único, por lo dispuesto en la norma citada y

en el artículo 36, inciso 1º, del Código Penal, ya que ejecutó los actos propios del delito

relacionado, es decir, realizó la portación del arma de fuego tantas veces referida, sin la

licencia correspondiente, lo que constituye razón suficiente para atribuirle la responsabilidad

penal que corresponde. En consecuencia, debe emitirse una sentencia de carácter

condenatorio en su contra. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - VI) DE LA PENA A IMPONER.

Tomando en consideración la pena señalada a este delito, consistente en prisión de ocho a

diez años, mesurando la imposición de la pena conforme lo dispone el artículo 65 del Código

Penal, en observancia de las disposiciones constitucionales, en particular, las del artículo 19

de la ley superior, se estima que la peligrosidad es un concepto que riñe con el derecho penal

de acto, por lo que no se toma en cuenta, ni el móvil, ni antecedentes personales del mismo,

ni mayor intensidad ni extensión del daño causado por la naturaleza del delito; tampoco

circunstancias agravantes, por el contrario, sí se toman como circunstancias atenuantes por

analogía in bonam parte, su carencia de antecedentes penales, sumado al hecho de que ya

de por sí, la pena señalada a este delito es considerablemente alta, por lo que procede

imponer la pena mínima de prisión que se indica en la parte resolutiva de esta sentencia.

Tomando también en cuenta que el artículo 123 de la Ley de Armas y Municiones, señala

como pena accesoria el comiso de las armas, es procedente también ordenar el comiso de la

relacionada arma de fuego. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

- VII] DE LAS COSTAS PROCESALES: Considerando la situación económica del penado, se

le exime al procesado del pago de los gastos ocasionados en la tramitación del proceso. - - - -

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - -VIII) PARTE RESOLUTIVA: Este

Tribunal, con base en lo considerado y con fundamento en lo que para el efecto preceptúan

los artículos 12, 14, 203 y 204 de la Constitución Política de la República de Guatemala;

artículos 8, 9, 25, de la Convención Americana de los Derechos Humanos (Pacto de San

José); artículos 141, 142, 143, 147 de la Ley del Organismo Judicial; artículos 1, 10, 11, 13,
19, 20, 35, 36 numeral 1, 41, 42, 44 y 51 del Código Penal; artículo 123 de la Ley de Armas y

Municiones; artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 11, 11 Bis, 14, 16, 19, 20, 21, 24, 37, 40, 43, 48, 51,

70, 72, 75, 81, 87, 92, 93, 95, 101, 107, 108, 150, 160, 161, 162, 163, 165, 166, 167, 169, 177,

181, 182, 183, 185, 186, 202, 207, 213, 219, 235, 354, 355, 356, 360, 362, 363, 364, 370, 375,

376, 377, 378, 380, 381, 382, 383, 385, 386, 387, 388, 389, 390, 392, 395, 396, 507 y 509 del

Código Procesal Penal; al resolver, DECLARA: I) Que el procesado Héctor Alfredo Juárez

Ortíz, es responsable en el grado de autor del delito de Portación Ilegal de Armas de Fuego

de Uso Civil y/o Deportivas, en agravio de la sociedad, y por tal infracción a la ley penal se

le impone la pena de OCHO AÑOS DE PRISION inconmutables, con abono de la

efectivamente padecida desde el momento de su detención, pena que deberá cumplir en el

centro penitenciario que designe el juzgado de ejecución correspondiente; II) Se suspende en

el ejercicio de sus derechos políticos al procesado Héctor Alfredo Juárez Ortíz, mientras

dure el tiempo de la condena; III) En cuanto al pago de las costas procesales incurridas en la

tramitación del presente proceso, se exonera al pago de los mismos al procesado Héctor

Alfredo Juárez Ortíz, por su limitada capacidad económica; IV) Encontrándose el procesado

Héctor Alfredo Juárez Ortíz, libre bajo medidas sustitutivas, se revocan las mismas y se

ordena su ingreso a las cáceles públicas de esta ciudad de Salamá, en tanto se lleva a cabo la

audiencia de lectura de sentencia, debiendo posteriormente trasladarlo al Centro de Detención

con sede en la ciudad de Cobán, Alta Verapaz; V) Por la naturaleza del delito se hace

innecesario señalar audiencia de reparación digna; VI) Al estar firme la presente sentencia,

remítanse las actuaciones al juzgado de ejecución correspondiente. VII) Se decreta el comiso

del arma de fuego objeto de causa; VIII) Notifíquese.

LIC. Gabino de la Cruz Cahuec

Juez Presidente

Gilmer Nehemias Alvarado Córdova

Secretario