Вы находитесь на странице: 1из 5

Nueva ley de Información Alimentaria: Alérgenos

En los últimos años hemos visto como las cartas, desde el restaurante más elegante hasta el bar más típico de barrio, han ido cambiando su imagen y han ido completándose. Muchos
hemos visto las nuevas tendencias gastronómicas que poco a poco van cogiendo fuerza en nuestro país pero también vemos como la incidencia de las alergias e intolerancias,
empezando desde los más pequeños y llegando hasta nuestros respetados mayores va aumentando a pasos agigantados.

Y es que las últimas cifras calculan que hasta el 17% de la población europea podría sufrir algún tipo de alergia a los alimentos. Según la Academia Europea de Alergia e Inmunología
Clínica (EAACI), tres millones y medio de europeos menores de 25 años sufren de alguna alergia y 7 de cada 10 reacciones alérgicas graves ocurren cuando el afectado come
fuera de casa, aumentando 7 veces el número de ingresos registrados por este tipo de reacciones.

¿Qué hace la Unión Europea para solventar el problema? Crear la Ley de información Alimentaria (Alérgenos), recogida en el Reglamento Europeo 1169/2011. Esta ley obliga a
todos los establecimientos hosteleros a informar en sus cartas de la presencia de 14 alérgenos específicos en cualquiera de sus platos. El objetivo de esta ley no es más que informar al
consumidor de la presencia de estos alérgenos en los platos con el fin de que, en caso de padecer algún tipo de intolerancia o alergia, pueda evitar su consumo.

La fecha límite para el cumplimiento de esta ley era el pasado 13 de Diciembre de 2014, sin embargo, numerosos son los establecimientos que siguen sin cumplir esta normativa,
poniendo en peligro la salud de aquellos más indefensos y que acuden a disfrutar de sus servicios. Además, la omisión de la información sobre estos alérgenos acarrea importantes
sanciones para el establecimiento junto a la responsabilidad sobre la salud del paciente en el caso de que algo sucediera.

Los 14 alérgenos que deben ser advertidos son:


Exijamos el cumplimiento de esta ley para cuidar de nuestra salud, DENTRO y FUERA de casa.

 Fuente: http://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE-L-2011-82311
 Más info: https://www.makro.es/servicios/alergenos/nueva-ley-alergenos
¿Necesita adaptarse a la nueva ley? Nutrimas puede ayudarle

En Nutrimas contamos con un equipo de nutricionistas preparados para adaptar la carta de su restaurante a la nueva ley de información alimentaria. En tan solo 5 días, podremos darle
una carta completamente renovada y adaptada por nuestro departamento de diseño gráfico por un precio muy bajo ya que no dependemos de terceros para su desarrollo sino que todo lo
hacemos nosotros mismos.

Póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto que encontrará a continuación o en el teléfono: 955 31 98 98 ¡No se la juegue!

9. Ley de Información Alimentaria (Alérgenos)

Resumen de la lección

De acuerdo a la Normativa 1169/2011, conocida como Ley de Información Alimentaria (Alérgenos), desde el
pasado 13 de Diciembre de 2014, todo operador alimentario está obligado a informar sobre los alérgenos
presentes en sus productos mediante un sistema que permita identificarlos claramente.

¿Quien debe cumplir con la Ley de Información Alimentaria (Alérgenos)?

Restaurantes, bares, cafeterías, hoteles, supermercados, tiendas de alimentación, comedores colectivos y, en


general, todo establecimiento que ofrezca productos envasados o sin envasar.

Las empresas de transformación alimentaria deben indicarlo directamente en el propio etiquetado del producto.

¿Cómo informar sobre la presencia de alérgenos?

La normativa no es clara en este sentido y deja tal aspecto en manos del operador alimentario a quien sí exige que
dicha información sea clara, efectiva y accesible para el cliente. Como posibles opciones, tenemos folletos de
información, carteles, indicación en la carta del menú mediante iconos, etc.

¿Cuáles son los alérgenos de los que debo informar?


Aunque existen muchos posibles alérgenos, solo es obligatorio informar de los que contengan alguno de los
siguientes 14 elementos*:

1. Cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, etc)


2. Crustáceos y productos a base de crustáceos
3. Huevos y productos a base de huevo
4. Pescado y productos a base de pescado
5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes
6. Soja y productos a base de soja
7. Leche y sus derivados
8. Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, etc)
9. Apio y productos derivados
10. Mostaza y productos derivados
11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo
12. Dióxido de azufre y sulfitos
13. Altramuces y productos a base de altramuces
14. Moluscos y productos a base de moluscos
* Esta lista podrá ser modificada o ampliada por parte de la Unión Europea de acuerdo a su propio criterio, por lo que es necesario estar correspondientemente informado y
actualizado sobre posibles cambios en dicho listado.

Aunque no es obligatorio, sí es recomendable informar de la posibilidad de trazas o posibles contaminaciones


cruzadas en materia de alérgenos en nuestros productos.