Вы находитесь на странице: 1из 8

Derecho Individual del Trabajo.

Criterios del Poder Judicial de la Federación


Estabilidad y suspensión

Estabilidad

1. Época: Novena Época. Registro: 174189. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XXIV, Septiembre de 2006.
Materia(s): Laboral. Tesis: I.3o.T.142 L. Página: 1527

RELACIONES LABORALES. SU CLASIFICACIÓN CONFORME A LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO.


Conforme a los artículos 9o., 35 y 38 de la Ley Federal del Trabajo, las relaciones laborales pueden
clasificarse en dos grupos, uno que atiende a la naturaleza de las funciones o actividades desempeñadas
(situación legal laboral); y otro a la durabilidad de dicha relación (factor tiempo); por consiguiente, si se
toma en cuenta la naturaleza de las funciones o actividades desempeñadas por el trabajador, serán: A)
Trabajadores de confianza, todos aquellos que realicen funciones de dirección, inspección, vigilancia y
fiscalización, cuando tengan carácter general, así como las que se relacionen con trabajos personales del
patrón dentro de la empresa o establecimiento; y, B) Trabajadores de base o de planta, todos aquellos
que, por exclusión, no sean de confianza, esto es, los que realizan una función o actividad normal en la
empresa. Si se atiende a la durabilidad de la relación laboral (factor tiempo), ésta puede clasificarse en: 1)
Por tiempo indeterminado, que a su vez puede subclasificarse en: a) Permanente; y, b) De temporada. 2)
Por tiempo determinado. 3) Para obra determinada; y, 4) Por inversión de capital determinado. En ese
contexto, no debe confundirse la durabilidad de la relación de trabajo con la naturaleza en la función o
actividad que desempeña el trabajador, es decir, el hecho de que éste sea de planta, no implica que dicha
relación temporalmente sea fija o que el empleado sea inamovible; por consiguiente, el carácter de
trabajador de base no depende de la duración de dicha relación, sino de la naturaleza de la actividad que
desarrolla dentro de la fuente de trabajo, pues puede darse el caso de que un trabajador de planta sea
contratado por tiempo determinado; para obra determinada, o bien, para inversión de capital determinado,
casos en los cuales, al cumplirse el plazo u objeto de la relación laboral, ésta queda concluida.
Clasificaciones que al ser combinadas dan lugar a diversas hipótesis, ya que un trabajador de planta
puede ser por tiempo indeterminado, a su vez esa relación puede ser permanente, es decir, continua o de
manera ininterrumpida, o bien, puede ser de temporada, caso en el cual el trabajador labora sólo por un
periodo atendiendo a diversos factores, como podría ser el tiempo de cosecha, época navideña, u otras,
pero ese tiempo laborado será indeterminado, es decir, en cada temporada el empleado tendrá derecho a
laborar con ese patrón y éste tendrá la obligación de cubrirle las prestaciones legales, precisamente
porque no existe un término para concluir esa relación laboral, no obstante que el patrón lo emplee
únicamente por ciertos periodos. Asimismo, un trabajador de confianza puede ser contratado por tiempo
indeterminado, que a su vez puede ser permanente o de temporada; pero también pueden darse diversas
hipótesis, ya que puede ubicarse en la clasificación relativa a ser de confianza, pero por tiempo
determinado, para obra determinada, o bien, para inversión de capital determinado. Finalmente, en
relación con los trabajadores transitorios, dentro de los cuales se ubican los eventuales, ocasionales,
intermitentes y los sustitutos o interinos, éstos quedarán comprendidos en la clasificación que atiende a la
temporalidad de dicha relación, por lo que se ubicarán en las relaciones de trabajo por tiempo
indeterminado o determinado, según el caso, atendiendo a las características específicas concretas.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

2. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, Libro 22, Septiembre de 2015, Tomo III, p. 2005, aislada, Laboral. Número de tesis:
I.13o.T.130 L (10a.)

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO INDETERMINADO SUJETO A CAPACITACIÓN INICIAL. ES


IMPROCEDENTE LA ACCIÓN INTENTADA CON BASE EN UN DESPIDO INJUSTIFICADO, SI EL
PATRÓN DEMUESTRA EN JUICIO QUE AQUÉL LLEGÓ A SU VENCIMIENTO, Y LA COMISIÓN MIXTA
DE PRODUCTIVIDAD, CAPACITACIÓN Y ADIESTRAMIENTO EMITIÓ OPINIÓN EN EL SENTIDO DE
QUE EL TRABAJADOR NO ES APTO PARA EL EMPLEO (LEY FEDERAL DEL TRABAJO VIGENTE A
PARTIR DEL 1o. DE DICIEMBRE DE 2012). la interpretación sistemática de los artículos 35, 39-B, 39-C y
39-D de la Ley Federal del Trabajo, vigente a partir del 1o. de diciembre de 2012, se colige que el contrato
por tiempo indeterminado en la submodalidad de capacitación inicial, debe reunir los siguientes requisitos:
1) Fuera del caso de excepción (directivos, gerentes o personas encargadas de la dirección y
administración de la empresa), tiene un tiempo improrrogable máximo de tres meses; 2) debe constar por
escrito; y, 3) al concluir el término establecido, de no acreditar competencia el trabajador, a juicio del
patrón, tomando en cuenta la opinión de la Comisión Mixta de Productividad, Capacitación y
Adiestramiento, así como la naturaleza de la categoría o puesto, se dará por terminada la relación de
trabajo sin responsabilidad para el empleador. Así, cuando el patrón ofrece el contrato por tiempo
indeterminado sujeto a capacitación inicial; demuestra que éste llegó a su vencimiento, y la referida
comisión emite opinión en el sentido de que el obrero no es apto para el empleo, dichos medios de
1
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

convicción adquieren plena eficacia demostrativa para estimar improcedente la acción por despido
injustificado.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

3. Localización: 10a. Época, Segunda Sala, Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 8, Julio de
2014, Tomo I, p. 405, aislada, Común, Laboral. Número de tesis: 2a. LXVIII/2014 (10a.)

MODALIDADES DE LAS RELACIONES DE TRABAJO. AUN CUANDO LOS ARTÍCULOS 25,


FRACCIONES II Y IV, Y 35 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO SON DE NATURALEZA
AUTOAPLICATIVA, ES NECESARIO QUE EL QUEJOSO ACREDITE QUE ESTÁ CONTRATADO BAJO
UNA DE ESAS MODALIDADES PARA IMPUGNARLOS A TRAVÉS DEL JUICIO DE AMPARO
(LEGISLACIÓN VIGENTE A PARTIR DEL 1o. DE DICIEMBRE DE 2012). La modificación a los preceptos
citados publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de noviembre de 2012, regula las relaciones
de trabajo por temporada, sujetas a capacitación inicial o a prueba, las cuales se adicionaron a las que ya
preveía la ley. Ahora, cuando a través del juicio de amparo se reclama una norma general por su sola
entrada en vigor, no basta que su naturaleza sea autoaplicativa sino que, además, se requiere que cause
perjuicio, para lo cual es indispensable verificar si los quejosos se hallan en el supuesto hipotético de la
disposición jurídica de que se trate, lo cual es materia de prueba, por lo que amerita el examen
jurisdiccional de las que en su caso se aporten para tal extremo. Así, para identificar si los artículos 25,
fracciones II y IV, y 35 de la Ley Federal del Trabajo vinculan al quejoso con su entrada en vigor, éste
debe acreditar que se encuentra contratado por temporada, sujeto a capacitación inicial o a prueba.

4. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, Libro 17, Abril de 2015, Tomo II, p. 1861, aislada, Laboral. Número de tesis: VI.1o.T.5 L
(10a.)

TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN. DE LOS HECHOS NARRADOS EN SU DEMANDA PUEDE


DERIVARSE LA PRESUNCIÓN DE QUE SU TRABAJO ES POR OBRA DETERMINADA. De
conformidad con el artículo 841 de la Ley Federal del Trabajo, los laudos deben dictarse a verdad sabida y
buena fe guardada; por ello, si del análisis de la demanda se advierte que el trabajador dijo que se le
contrató para realizar labores de construcción (albañilería, plomería o pintura, entre otros) surge la
presunción de que este tipo de trabajo, por su naturaleza, es por obra determinada, en términos del
artículo 36 de la citada ley; sin embargo, conforme a la particularidad de cada caso, esta presunción es
susceptible de desvirtuarse o robustecerse de acuerdo a las actuaciones o constancias existentes en el
juicio, incluso, de la propia narración de los hechos de la demanda.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL SEXTO CIRCUITO

5. Localización: 8a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Semanario Judicial de la Federación, Tomo X,
Septiembre de 1992, p. 311, aislada, Laboral.

OBRA DETERMINADA, CONTRATO DE. A QUIEN CORRESPONDE ACREDITAR SU CONCLUSION.


Demostrada la existencia de una relación laboral para obra determinada, corresponde al patrón acreditar
la conclusión de ésta, en términos del convenio que para tal efecto se celebró por las partes, pues de
conformidad con el artículo 39 de la Ley Federal del Trabajo, si subsiste la materia del trabajo, la relación
quedará prorrogada por todo el tiempo que perdure dicha circunstancia.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEGUNDO CIRCUITO.

6. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Semanario Judicial de la Federación y su


Gaceta, Libro I, Octubre de 2011, Tomo 3, p. 1617, aislada, Laboral. Número de tesis: III.3o.(III Región)
22 L (9a.)

CONALEP JALISCO. CUANDO UN TRABAJADOR ACADÉMICO CONTRATADO POR TIEMPO


DETERMINADO PARA LABORAR DURANTE UN CICLO ESCOLAR ESPECÍFICO (SEMESTRE),
RECLAMA LA PRÓRROGA DEL CONTRATO AL CONSIDERAR QUE SUBSISTE LA MATERIA DEL
TRABAJO, SU ACCIÓN ES IMPROCEDENTE AL NO PODER CONSIDERARSE LA SIMPLE
PERMANENCIA DE ACTIVIDADES ACADÉMICAS COMO LA CONTINUACIÓN O SUBSISTENCIA DEL
PERIODO CONCLUIDO, Y NO PODER EXIGIRSE A AQUÉL LA DEMOSTRACIÓN DE QUE CESÓ EL
2
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

FIN PARA EL QUE FUE CREADO. Texto: La sola subsistencia de actividades académicas en el plantel
relativo del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP), no da lugar a que proceda la
acción de prórroga de la relación de trabajo, pues desatendería la causa directa de su empleo y
conclusión, al igual que sería desacorde con la naturaleza de tal clase de órganos exigir la demostración
de que cesó la actividad para la que legalmente fue creado, en torno a la carga de la prueba de la
insubsistencia de la materia de trabajo que le corresponde como patrón. En efecto, cuando una persona
es contratada temporalmente por aquél para un periodo escolar, no es factible afirmar que prevalece para
los siguientes ciclos la causa o materia del contrato ni tampoco que debe ser prorrogado por todo el
tiempo en que perdure la necesidad de dar clases en general, dado que la temporalidad de referencia
atiende a que dicho organismo, cuya finalidad es prestar servicios educativos de naturaleza pública,
continua, ordinaria y permanente, ha tenido la necesidad de contratar al trabajador académico para un
periodo determinado (causa o materia del trabajo empleado), que una vez transcurrido, concluye su objeto
o materia, sin que pueda entenderse que perdura o sigue vigente para un lapso posterior que no sea el de
su propia duración. De ahí que, demostrado por el órgano patronal esa causa temporal de contratación, no
puede considerarse que deba justificar que tampoco existan clases en el plantel respectivo, o la necesidad
de ellas, dado que por disposición legal son creados para prestar este tipo de servicios, pues así se
advierte de la ley que lo crea, que dispone que para el desarrollo y cumplimiento de sus objetivos, podrá
operar a través de planteles y unidades, las cuales se organizarán conforme al convenio suscrito con el
Ejecutivo Federal. Luego, dichos planteles (como órganos desconcentrados del Colegio) y su personal,
coadyuvan a la consecución de su referido objeto (impartición de educación profesional técnica y la
prestación directa de los servicios de capacitación técnica y laboral asignados), lo que demuestra que por
disposición legal, el citado Colegio y planteles en el Estado de Jalisco, tienen el deber permanente de
prestar el servicio educativo aludido, apoyándose en el personal académico necesario, y cuyo
funcionamiento está garantizado y controlado a favor de los gobernados y de la propia administración
pública, al ser unidades que tienen como finalidad la ejecución de programas de desarrollo o actividades
estatales conferidas y, por ende, están subordinados indirectamente a la administración pública, por lo que
al garantizar la existencia de clases en posteriores ciclos escolares, al suceder indefinidamente, cumplen
con su finalidad o cometido público, lo que no sería dable exigir que desvirtuara el órgano patronal, en el
entendido que los ulteriores ciclos son periodos académicos diferentes (nuevos y posteriores) e inclusive,
las materias a impartir pueden ser distintas entre cada semestre, derivadas de la propia secuencia del
programa de estudios. Por ende, no podría considerarse que los posteriores periodos lectivos son una
continuación o subsistencia del ya concluido, desde el momento en que no prevalecen las condiciones que
determinan aquél ni tampoco constituyen la perduración de una misma situación. De ahí que no sería
lógico que una vez terminada esa causa que dio origen al trabajo temporal contratado, y ya no existiendo
el periodo escolar para el que específicamente fue empleado el actor, alegue dicha subsistencia con
motivo de que continúan existiendo clases en el plantel donde lo hacía, pues esto es una consecuencia
ordinaria y permanente de la creación de este tipo de órganos, sin que deba obligarse al organismo patrón
el mantener a un trabajador académico cuya causa que originó su contratación no prevalece (el ciclo
escolar para el que temporalmente fue contratado).

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA TERCERA REGIÓN,


CON RESIDENCIA EN GUADALAJARA, JALISCO.

Nota: Esta tesis es objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 2/2016, pendiente de
resolverse por el Pleno en Materia de Trabajo del Tercer Circuito.

7. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Semanario Judicial de la Federación y su


Gaceta, Libro I, Octubre de 2011, Tomo 3, p. 1666, aislada, Laboral. Número de tesis: III.3o.(III Región)
21 L (9a.)

ORGANISMOS PÚBLICOS DESCENTRALIZADOS QUE PRESTAN SERVICIOS EDUCATIVOS.


CUANDO UN TRABAJADOR ACADÉMICO CONTRATADO TEMPORALMENTE PARA ATENDER UN
CICLO O PERIODO LECTIVO DEMANDE LA PRÓRROGA DEL CONTRATO POR CONSIDERAR QUE
SUBSISTE LA MATERIA DE TRABAJO, ES ILEGAL Y DESPROPORCIONADO QUE AQUÉLLOS
TENGAN QUE PROBAR LA TERMINACIÓN DE LA OBRA O LA INSUBSISTENCIA DE LA MATERIA
DE TRABAJO, YA QUE ELLO IMPLICARÍA EXIGIRLES JUSTIFICAR QUE YA NO PREVALECE EL FIN
PARA EL QUE FUERON CREADOS. Los artículos 37 y 39 de la Ley Federal del Trabajo prevén lo
conducente a la prórroga de contrataciones temporales en tanto subsista la materia de trabajo para la que
fue empleado un operario, mientras que la Segunda Sala del Alto Tribunal ha señalado que el patrón tiene
la carga de probar la terminación de la obra o la insubsistencia de la materia de trabajo cuando el operario
pretende su prórroga, ello conforme a la jurisprudencia 2a./J. 123/2009 emitida por la Segunda Sala, de
rubro: "ACCIÓN DE PRÓRROGA DE CONTRATO DE OBRA O TIEMPO DETERMINADO.
CORRESPONDE AL PATRÓN LA CARGA DE LA PRUEBA DE LA INSUBSISTENCIA DE LA MATERIA
DE TRABAJO QUE ORIGINÓ LA CONTRATACIÓN RELATIVA.", publicada en el Semanario Judicial de la
3
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXX, septiembre de 2009, página 467; sin embargo, para
no arribar a consecuencias irrazonables, la aplicación de este criterio debe entenderse en contextos donde
el patrón no se trata de un particular o empresa, sino de un organismo público descentralizado cuyo fin es
proveer de servicios educativos a la población. Así, respecto de un contrato por tiempo determinado de un
trabajador académico para atender de manera transitoria algún ciclo o periodo lectivo, es ilegal y
desproporcionado pretender que ante la acción de prórroga ejercitada por aquél, la carga de la prueba del
organismo demandado sea desvirtuar la impartición de clases o probar la insubsistencia de la materia de
trabajo, porque ello implicaría exigirle justificar que ya no prevalece el fin público para el que fue creado
(impartir clases en sus planteles), lo que resulta una consecuencia ilógica, pues sería negar la razón de su
existencia, porque justamente su deber es desarrollar sus actividades ordinariamente y bajo esquemas
que garanticen su permanencia, de modo que no puede desatender ni negar la prestación de tales
servicios, al ser su objeto y fin público dentro de la administración paraestatal de la que forma parte. De
ahí que sería indebido y desproporcionado exigir a ese tipo de órganos el desvirtuar la subsistencia de
clases en sus planteles en un juicio laboral, pues cualquier empleado académico temporal contratado para
un determinado periodo escolar podría ver prorrogada su relación de trabajo indefinidamente por el hecho
de que el organismo patronal debiera continuar desarrollando actividades académicas para la consecución
del objetivo público para el que fue creado, lo cual no puede evitar al ser su obligación garantizarlo
ordinaria, continua y permanentemente.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA TERCERA REGIÓN,


CON RESIDENCIA EN GUADALAJARA, JALISCO.

Precedentes: Amparo directo 413/2011. José Antonio Ruiz Laureano. 7 de julio de 2011. Unanimidad de
votos. Ponente: Rodolfo Castro León. Secretario: Karlos Alberto Soto García.

8. Localización: 9a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Semanario Judicial de la Federación y su


Gaceta, Tomo XII, Julio de 2000, p. 645, jurisprudencia, Laboral. Número de tesis: III.1o.T. J/42

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO DETERMINADO, NO LO PRORROGA LA INCAPACIDAD


MÉDICA EXPEDIDA POR UN LAPSO MAYOR AL. Un certificado de incapacidad temporal por accidente
o enfermedad no profesional, expedido por el Instituto Mexicano del Seguro Social, constituye un
documento que, en principio, prueba que el trabajador a quien se extiende, se encuentra imposibilitado
para laborar, sin que tenga la virtud de prorrogar el contrato de trabajo celebrado por tiempo determinado,
cuando llega a su fin, si en tal fecha ya no subsisten las causas que originaron la contratación temporal.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO.

9. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, Libro 22, Septiembre de 2015, Tomo III, p. 1983, aislada, Laboral. Número de tesis:
I.13o.T.128 L (10a.)

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO INDETERMINADO SUJETO A CAPACITACIÓN INICIAL. EL


PATRÓN NO ESTÁ OBLIGADO A COMUNICAR AL TRABAJADOR LA FECHA DE SU VENCIMIENTO
(LEY FEDERAL DEL TRABAJO VIGENTE A PARTIR DEL 1o. DE DICIEMBRE DE 2012). Cuando un
trabajador suscribe un contrato en términos de los artículos 39-B, 39-C y 39-D de la Ley Federal del
Trabajo, vigente a partir del 1o. de diciembre de 2012, en el que se hace constar por escrito que está
sujeto a capacitación inicial por el periodo de tres meses, o noventa días, desde esa fecha tiene
conocimiento, que el contrato cuenta con una vigencia improrrogable, por lo que, concluido el término de
capacitación, el patrón no tiene la obligación de comunicar la fecha de su vencimiento pues, desde su
suscripción, el actor está enterado de su temporalidad.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

10. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, Libro 22, Septiembre de 2015, Tomo III, p. 1983, aislada, Laboral. Número de tesis:
I.13o.T.129 L (10a.)

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO INDETERMINADO SUJETO A CAPACITACIÓN INICIAL. ES


IMPROCEDENTE LA ACCIÓN DERIVADA DEL DESPIDO CUANDO EL TRABAJADOR NO
DEMUESTRA QUE LA RELACIÓN LABORAL EXISTIÓ POR MÁS DE TRES MESES (ARTÍCULO 39-B
DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, VIGENTE A PARTIR DEL 1o. DE DICIEMBRE DE 2012).
4
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

Cuando un trabajador aduce que ingresó a laborar en una fecha determinada por más de tres meses y el
patrón se excepciona en el sentido de que el contrato de trabajo fue especial, sujeto a capacitación inicial
conforme al artículo 39-B de la Ley Federal del Trabajo, vigente a partir del 1o. de diciembre de 2012, y en
el juicio se acredita que se contrató al operario en esos términos, con una temporalidad de tres meses, la
acción derivada de un despido (reinstalación o indemnización constitucional) es improcedente, si el actor
no demuestra que con anterioridad existió la relación laboral.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

11. Localización: 10a. Época, Tribunales Colegiados de Circuito, Gaceta del Semanario Judicial de la
Federación, Libro 22, Septiembre de 2015, Tomo III, p. 2005, aislada, Laboral. Número de tesis:
I.13o.T.130 L (10a.)

CONTRATO DE TRABAJO POR TIEMPO INDETERMINADO SUJETO A CAPACITACIÓN INICIAL. ES


IMPROCEDENTE LA ACCIÓN INTENTADA CON BASE EN UN DESPIDO INJUSTIFICADO, SI EL
PATRÓN DEMUESTRA EN JUICIO QUE AQUÉL LLEGÓ A SU VENCIMIENTO, Y LA COMISIÓN MIXTA
DE PRODUCTIVIDAD, CAPACITACIÓN Y ADIESTRAMIENTO EMITIÓ OPINIÓN EN EL SENTIDO DE
QUE EL TRABAJADOR NO ES APTO PARA EL EMPLEO (LEY FEDERAL DEL TRABAJO VIGENTE A
PARTIR DEL 1o. DE DICIEMBRE DE 2012).: De la interpretación sistemática de los artículos 35, 39-B,
39-C y 39-D de la Ley Federal del Trabajo, vigente a partir del 1o. de diciembre de 2012, se colige que el
contrato por tiempo indeterminado en la submodalidad de capacitación inicial, debe reunir los siguientes
requisitos: 1) Fuera del caso de excepción (directivos, gerentes o personas encargadas de la dirección y
administración de la empresa), tiene un tiempo improrrogable máximo de tres meses; 2) debe constar por
escrito; y, 3) al concluir el término establecido, de no acreditar competencia el trabajador, a juicio del
patrón, tomando en cuenta la opinión de la Comisión Mixta de Productividad, Capacitación y
Adiestramiento, así como la naturaleza de la categoría o puesto, se dará por terminada la relación de
trabajo sin responsabilidad para el empleador. Así, cuando el patrón ofrece el contrato por tiempo
indeterminado sujeto a capacitación inicial; demuestra que éste llegó a su vencimiento, y la referida
comisión emite opinión en el sentido de que el obrero no es apto para el empleo, dichos medios de
convicción adquieren plena eficacia demostrativa para estimar improcedente la acción por despido
injustificado.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

Suspensión

12. Época: Novena Época. Registro: 172662. Instancia: Segunda Sala. Tipo de Tesis: Jurisprudencia. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XXV, Abril de 2007. Materia(s): Laboral. Tesis:
2a./J. 47/2007. Página: 530

SUSPENSIÓN TEMPORAL EN LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO CON MOTIVO DE LA PRIVACIÓN DE


LA LIBERTAD EN UN PROCESO PENAL. CUANDO SE ACTUALIZA LA CAUSA PREVISTA EN EL
ARTÍCULO 42, FRACCIÓN III, DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, DEBE CONSIDERARSE
SUSPENDIDO EL PLAZO PARA QUE OPERE LA EXCEPCIÓN DE PRESCRIPCIÓN EN CUANTO AL
RECLAMO DE LAS DEMÁS PRESTACIONES DERIVADAS DE LA RELACIÓN LABORAL. En este
supuesto cuando queda en suspenso la relación de trabajo, dado que no existe prestación de servicios ni
pago de retribución, no se puede forjar una antigüedad en el empleo ni generar las demás prestaciones
que deriven de la relación de trabajo -horas extras, vacaciones, prima vacacional, aguinaldo, séptimos
días, días de descanso, aportaciones al Infonavit, etcétera- pues no sería lógico que el tiempo no laborado
por suspensión fuera considerado activo para la generación de tales prestaciones. Así, al estar suspendida
la relación laboral con motivo de la privación de la libertad del trabajador por un procedimiento penal
seguido en su contra, conforme a los artículos 42, fracción III y 43, fracción II, ambos de la Ley Federal del
Trabajo, es evidente que en ese lapso no surge deber alguno para las partes relacionadas con ese
vínculo, en razón de que se encuentra suspendido, por lo que no existe acción que ejercitar en ese lapso
y, en consecuencia, no procede la excepción de prescripción en cuanto al reclamo referente al pago de las
demás prestaciones derivadas de la relación contractual.

Contradicción de tesis 12/2007-SS. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal Colegiado en Materias
Administrativa y de Trabajo del Décimo Sexto Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de
Trabajo del Tercer Circuito. 14 de marzo de 2007. Cinco votos. Ponente: Genaro David Góngora Pimentel.
Secretario: Alfredo Aragón Jiménez Castro.

5
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

13. Época: Novena Época. Registro: 182323. Instancia: Segunda Sala. Tipo de Tesis: Jurisprudencia. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XIX, Enero de 2004. Materia(s): Laboral. Tesis:
2a./J. 120/2003. Página: 208

RELACIÓN DE TRABAJO. EL HECHO DE QUE SE ENCUENTRE SUSPENDIDA POR LA


INCAPACIDAD TEMPORAL OCASIONADA POR UN ACCIDENTE O ENFERMEDAD QUE NO
CONSTITUYA UN RIESGO DE TRABAJO, NO IMPIDE QUE EL TRABAJADOR O EL PATRÓN
PUEDAN RESCINDIRLA POR UNA CAUSA DISTINTA. El artículo 42, fracción II, de la Ley Federal del
Trabajo dispone que es causa de suspensión de la relación laboral la incapacidad temporal ocasionada
por un accidente o enfermedad que no constituya un riesgo de trabajo, la cual tiene por efecto liberar al
trabajador y al patrón de la obligación de cumplir con la prestación del servicio y el pago del salario,
respectivamente, por el tiempo que dure dicha causa; sin embargo, ello no impide que durante la vigencia
de esa suspensión cualquiera de las partes haga uso de su derecho para dar por terminada la relación
laboral por causas distintas a las que originaron la mencionada suspensión, principio que deriva de lo
dispuesto en el artículo 46 del citado ordenamiento, el cual previene que "el trabajador o el patrón podrá
rescindir en cualquier tiempo la relación de trabajo, por causa justificada, sin incurrir en responsabilidad."

Contradicción de tesis 91/2003-SS. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia
de Trabajo del Tercer Circuito, el Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Tercer Circuito,
actualmente Primer Tribunal Colegiado de la misma materia y circuito y por el Tribunal Colegiado del
Décimo Séptimo Circuito, ahora Primer Tribunal Colegiado del mismo circuito. 21 de noviembre de 2003.
Cinco votos. Ponente: José Vicente Aguinaco Alemán. Secretaria: Estela Jasso Figueroa.

14. Época: Décima Época. Registro: 2000471. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Libro VI, Marzo de 2012, Tomo 2.
Materia(s): Laboral. Tesis: III.1o.T.1 L (10a.). Página: 1462

SUSPENSIÓN DE LA RELACIÓN DE TRABAJO. LOS QUINCE DÍAS QUE ESTABLECE LA FRACCIÓN


II DEL ARTÍCULO 45 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO PARA QUE EL TRABAJADOR REGRESE
A SUS LABORES SON NATURALES. La fracción II del artículo 45 de la Ley Federal del Trabajo
establece que cuando la suspensión de la relación laboral se haya causado con motivo de la prisión
preventiva del trabajador seguida de sentencia absolutoria, éste deberá regresar a su trabajo dentro de los
quince días siguientes a la terminación de la causa que le dio origen. Así, para el cómputo del referido
término, los quince días son los llamados naturales, y no los hábiles, lo que se obtiene de una
interpretación gramatical, sistemática y funcional de esa disposición, atendiendo al significado gramatical
del vocablo "día"; a su utilización en diversos preceptos legales del mismo cuerpo normativo, los cuales
forman un todo armónico y, en fin, a la finalidad perseguida por la norma, traducida en que el operario
después de haberse reintegrado a su vida familiar, haga lo propio, en corto tiempo, retornando a su
empleo y a la actividad productiva para la obtención del salario correspondiente; además, si tal
reanudación constituye un acto que se da entre particulares (patrón y trabajadores), ello excluye que se
trate de términos procesales, habida cuenta que si la intención del legislador hubiera sido otra, hubiera
utilizado la expresión que así lo pusiera de manifiesto.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO.

15. Época: Novena Época. Registro: 165905. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XXX, Noviembre de 2009.
Materia(s): Laboral. Tesis: I.13o.T.254 L. Página: 949

SUSPENSIÓN DE LA RELACIÓN DE TRABAJO. LOS QUINCE DÍAS QUE CONTEMPLA LA


FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO 45 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, PARA QUE EL
TRABAJADOR REGRESE A SUS LABORES DEBEN COMPUTARSE COMO NATURALES Y NO
HÁBILES. La fracción II del artículo 45 de la Ley Federal del Trabajo señala que en caso de que la
suspensión de la relación laboral se haya causado con motivo de la prisión preventiva del trabajador
seguida de sentencia absolutoria, éste deberá regresar a su trabajo dentro de los quince días posteriores a
la terminación de la causa que le dio origen. Así, para el cómputo del término de que se trata aquéllos
deben considerarse días naturales y no hábiles, en razón de que esta circunstancia se da entre
particulares (patrón y trabajador) y no ante una autoridad laboral, ni se trata de términos procesales, por lo
que no se actualizan los supuestos previstos en los artículos 714 y 715 de la citada normatividad.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.


6
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

16. Época: Novena Época. Registro: 185877. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XVI, Septiembre de 2002.
Materia(s): Laboral. Tesis: I.13o.T.8 L. Página: 1454

SUSPENSIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL POR PRISIÓN PREVENTIVA DEL TRABAJADOR.


ÚNICAMENTE ES SIMILAR A LA SENTENCIA ABSOLUTORIA A QUE SE REFIERE EL ARTÍCULO 42,
FRACCIÓN III, DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO, EL RECONOCIMIENTO DE INOCENCIA O
INDULTO NECESARIO, NO ASÍ EL INDULTO POR GRACIA. De acuerdo con la fracción III del artículo
42 de la Ley Federal del Trabajo, una de las causas de suspensión de la relación laboral sin
responsabilidad para el patrón ni para el trabajador, es la prisión preventiva de éste seguida de sentencia
absolutoria. Ahora bien, un supuesto similar al que marca el precepto aludido se da cuando al trabajador
se le otorga indulto por reconocimiento de su inocencia, llamado también indulto necesario. Ello es así,
pues la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la tesis publicada en la página 152
del Semanario Judicial de la Federación, Octava Época, Tomo II, ha sostenido que ambas situaciones
jurídicas conllevan efectos similares, porque en la sentencia absolutoria se declara la inocencia del
trabajador en el delito que se le imputó y por el cual se instruyó en su contra el proceso penal respectivo; y
en el reconocimiento de la inocencia que se tramita ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación se
realiza un nuevo examen judicial de un proceso concluido, en el que al sentenciado se le reconoce su
inocencia por diversas situaciones que sirvieron de base y sustentaron su condena, y que posteriormente
resultaron ser falsas o erróneas. Sin embargo, el indulto de gracia, si bien es un acto de libertad que se
otorga al reo, éste se concede por razones diversas a su inocencia, esto es, ya sea por su buen
comportamiento, su dedicación al trabajo o simplemente por cuestiones humanitarias y sociales, pero
subsiste su responsabilidad penal en la comisión del delito que cometió; este indulto por gracia se
promueve directamente ante el Ejecutivo. En esas condiciones, debe señalarse respecto a la suspensión
temporal que prevé el artículo 42, fracción III, de la ley laboral, que a la prisión preventiva del trabajador
debe seguir una sentencia absolutoria o, en su caso, una situación jurídica con efectos similares a ella,
como concretamente ocurre con el reconocimiento de inocencia o indulto necesario, pero de ninguna
manera cuando se trate de un indulto por gracia.

DÉCIMO TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER CIRCUITO.

17. Época: Décima Época. Registro: 2014057. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. Libro 40, Marzo de 2017, Tomo IV.
Materia(s): Laboral. Tesis: XVII.1o.C.T.60 L (10a.). Página: 2992

SUSPENSIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. SI EL TRABAJADOR ES CONDENADO A PENA


PRIVATIVA DE LIBERTAD Y EL PATRÓN NO EJERCE SU DERECHO DE RESCINDIR EL VÍNCULO
LABORAL POR ESA CAUSA, SE ACTUALIZA DICHA FIGURA JURÍDICA. El artículo 42, fracción III, de
la Ley Federal del Trabajo prevé como causa de suspensión del vínculo laboral que el operario sea
privado de su libertad provisionalmente y después obtenga sentencia absolutoria; por otra parte, conforme
al artículo 45, fracción II, de esa ley, tiene un término de 15 días para reincorporarse a prestar sus
servicios, contados a partir de que fue puesto en libertad. Al respecto, la Segunda Sala de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación, al emitir la jurisprudencia 2a./J. 49/2007, de rubro: "DESPIDO
INJUSTIFICADO. LA AUTORIDAD LABORAL, ANTES DE RESOLVER LO RELATIVO A LA NEGATIVA
DE AQUÉL, DEBE DETERMINAR SI EL TRABAJADOR SE PRESENTÓ ANTE EL PATRÓN PARA
REANUDAR SUS LABORES, EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 45, FRACCIÓN II, DE LA LEY FEDERAL
DEL TRABAJO.", estableció que corresponde al trabajador demostrar que así lo hizo, en razón de que se
trata del supuesto básico de la acción; sin embargo, el diverso numeral 47, fracción XIV, dispone que si el
trabajador es condenado con pena de prisión, entonces el patrón podrá rescindir la relación sin
responsabilidad, pero si éste no ejerce esa prerrogativa en el término legal (agotado el procedimiento
regulado en la parte final de ese numeral), no puede considerarse que la relación de trabajo termina, ipso
facto, por la sola existencia de una sentencia condenatoria contra el actor, sino que, de una interpretación
analógica de los numerales 42, fracción III y 45, fracción II, aludidos, se concluye que el vínculo continúa
vigente, pero suspendido (ante la imposibilidad de la prestación del servicio personal subordinado) hasta
que el trabajador pueda reincorporarse al empleo, o el patrón haga uso de su facultad rescisoria; de ahí
que una vez que el empleado compurgue la pena de prisión, cuenta con 15 días para acudir a la fuente de
trabajo, a fin de reanudar sus funciones, siendo su carga probatoria demostrar que así lo hizo, en términos
de la jurisprudencia citada.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL DÉCIMO SÉPTIMO


CIRCUITO.
7
Derecho Individual del Trabajo. Criterios del Poder Judicial de la Federación
Estabilidad y suspensión

18. Época: Novena Época. Registro: 189249. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Tipo de Tesis:
Aislada. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XIV, Julio de 2001. Materia(s):
Laboral. Tesis: IX.2o.16 L. Página: 1150

SUSPENSIÓN TEMPORAL DEL TRABAJADOR COMO MEDIDA DISCIPLINARIA. SI EXCEDE DE


OCHO DÍAS Y ES INJUSTIFICADA, CONSTITUYE CAUSA DE RESCISIÓN IMPUTABLE AL PATRÓN.

La suspensión de labores del trabajador impuesta por el patrón como medida disciplinaria, cuando excede
de los ocho días que como límite máximo permite el artículo 423, fracción X, de la Ley Federal del Trabajo
y además se aplica sin que se pruebe alguna justificación, constituye un hecho que funda la acción de
rescisión de la relación laboral por causa imputable al patrón, por ser de igual manera grave y de
consecuencias semejantes que las causas relativas a la falta de pago de salarios y a la falta de probidad y
honradez, porque el trabajador no percibe salarios para su manutención durante el término de la
suspensión que unilateral e injustamente determinó el patrón, y porque tal conducta se aparta de un recto
proceder en cuanto a las obligaciones que por imperativo legal tiene a su cargo el patrón, específicamente
las relativas a que cuando suspenda en su trabajo a sus empleados debe hacerlo exclusivamente por el
término máximo de ocho días establecido en el invocado precepto legal y con justificación.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL NOVENO CIRCUITO.