Вы находитесь на странице: 1из 3
PÁGS. 2-3 |||| BALNEARIOS DEL NORTE PÁG. 6 |||| ESCAPES CASTILLO DE CHANCAY Paraísos de

PÁGS. 2-3 |||| BALNEARIOS DEL NORTE

PÁG. 6 |||| ESCAPES

CASTILLO DE CHANCAY

Paraísos de arena y marDEL NORTE PÁG. 6 |||| ESCAPES CASTILLO DE CHANCAY El litoral norteño tiene en Zorritos y

El litoral norteño tiene en Zorritos y Punta Sal dos opciones para desconectarse del ruido urbano y disfrutar de la sinfonía que propone la naturaleza marina.

Diversión y conocimiento en el reino de la imaginación.

Año 4. Edición Nº 247. Miércoles 28 de marzo de 2018 Edición Nº 247. Miércoles 28 de marzo de 2018

Lo Nuestro

TURISMO, DESTINOS Y RUTAS DEL PAÍS

SUPLEMENTO SEMANAL

Lo Nuestro TURISMO, DESTINOS Y RUTAS DEL PAÍS SUPLEMENTO SEMANAL El Pe ruano

El Peruano

Y RUTAS DEL PAÍS SUPLEMENTO SEMANAL El Pe ruano PERIPLO Y DEVOCIÓN Texto y fotos: Rolly
Y RUTAS DEL PAÍS SUPLEMENTO SEMANAL El Pe ruano PERIPLO Y DEVOCIÓN Texto y fotos: Rolly
Y RUTAS DEL PAÍS SUPLEMENTO SEMANAL El Pe ruano PERIPLO Y DEVOCIÓN Texto y fotos: Rolly
Y RUTAS DEL PAÍS SUPLEMENTO SEMANAL El Pe ruano PERIPLO Y DEVOCIÓN Texto y fotos: Rolly
PERIPLO Y DEVOCIÓN Texto y fotos: Rolly Valdivia S iete. Esa es la meta y
PERIPLO Y DEVOCIÓN
Texto y fotos:
Rolly Valdivia
S iete. Esa es la meta y
SEMANA
el objetivo. Siete. La
misión emprendida
sombría– en Cuispes, donde
hay más cataratas que casas
de Dios; pero esas caídas de
agua no valen, no cuentan ni
suman en el Jueves Santo, por
más que todas ellas podrían
y cumplida una vez al año,
aunque no en cualquier épo-
ser cali icadas como magní i-
cos e imponentes ejemplos de
ca del año. Siete. El peregri-
naje nocturno ordenado por
la obra del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo, en los bosques
la tradición y la fe. Solo siete
SANTA
iglesias en la Semana Santa.
Siete templos que no existen
aquí, en este pueblo, atentan-
do contra la devoción religiosa
montañosos de la provincia de
Bongará (Amazonas).
Pero apenas son cinco. No
es su iciente. Ni sumando los
santuarios de la naturaleza al-
o la costumbre aprendida en
canzaría para llegar a la meta
la infancia, compartida en
familia.
Una en vez de siete. Solo
y al objetivo del día santo.
CONTINÚA EN LA PÁGINA 4»
unaiglesia–modesta,austera,
CAMINOS DE FE
La religiosidad con la que viven nuestros
pueblos la Semana Santa es idéntica en el fervor,
pero exhibe matices a la hora de la celebración.
En este recorrido virtual de siete iglesias por
distintos lugares del Perú lo comprobamos.

4 El Peruano Lo Nuestro

Miércoles 28 de

ESPECIAL
ESPECIAL
TURISMO RELIGIOSO 7 LUGARES PARA VISITAR Con verdadera devoción católica, miles de peruanos se movilizarán
TURISMO RELIGIOSO
7
LUGARES
PARA VISITAR
Con verdadera devoción católica,
miles de peruanos se movilizarán en los
próximos días del feriado largo para visitar
sus lugares de origen, recuperar la fe en los
santos patronos que guían los pasos de sus
comunidades y recoger el espíritu de sus
ancestros. Serán días de viaje y reflexión.

» VIENE DE LA PÁGINA 1

E s posible, en cambio, que hiciéramos una tram- pita piadosa –si estas

existen– y acordáramos que

Yumbilla vale por dos, debido

asugrandezacatedralicia,que

bordea los 900 metros de altu-

ra, según las prédicas de sus más fervientes admiradores. Solo echando mano a ese inocente engaño, que no llega

a con igurar pecado, se logra cumplir con el recorrido de

las siete iglesias en el pueblo

y en el bosque de las cataratas

gigantes de Cuispes, tradición que en otros lugares del país se realiza sin ningún problema. Eso es lo que ocurre en Aya-

cucho, en la vieja Huamanga, en

la ciudad de las 33 iglesias o de

las in initas iglesias, si conside-

ramos las que se moldean con barro en el distrito de alfareros de la Quinua o se esculpen en piedras de Huamanga en los

Para darse una vuelta ◗ Cataratas: En Cuispes rumor de las plegarias. se pueden visitar,
Para darse una vuelta
Cataratas: En Cuispes
rumor de las plegarias.
se pueden visitar, ade-
más de las dos caídas de
Yumbilla, las caídas de
Chinata (580 metros),
Pabellón (400 metros),
Medio Cerro y Cristal.
Pasado andino:
En Cajamarca visite
el llamado Cuarto
del Rescate, el recinto en
el que el inca
Atahualpa ofreció
Devoción: La
Semana Santa de Aya-
cucho es una de las más
representativas
del país. Las procesio-
nes son espectaculares
cantidades de oro
y plata a sus captores
españoles con el
propósito de lograr
su libertad.
y
en las noches un mar
de velas encendidas
Detalle: San Juan Bau-
iluminan el centro de
tista fue el
profeta que bautizó a
la
ciudad en medio del
Jesús en el río Jordán.

barrios de artesanos. Aquí no se

presentanproblemas.Tampo-

co en los centros históricos de Lima, Arequipa y Cusco, en los

que siempre hay procesiones y se musitan plegarias. Pero esas experiencias no las confesaremos hoy, en la vís-

Pero esas experiencias no las confesaremos hoy, en la vís- peradelJuevesSanto.Nuestra idea es otra. Adelantarnos al

peradelJuevesSanto.Nuestra

idea es otra. Adelantarnos al

calendario y llevarlo por siete iglesias localizadas en siete

lugares distintos del país, en un ir y venir virtual.

Recorreremosiglesiassin-

tiendo el aroma a mar, oteando

vallesycordilleras,escuchan-

do el rumor de los ríos e ima- ginando las misas, los rezos,

las penitencias, en estas siete estaciones que no tienen nin- guna relación con el número de laspalabraspronunciadaspor Cristo en su pasión. Tampoco conlossietepecadoscapitales ni con algún fatídico domingo siete.

Amor y reflexión

Su origen es otro. La última

Tampoco conlossietepecadoscapitales ni con algún fatídico domingo siete. Amor y reflexión Su origen es otro. La

marzo de 2018

Lo Nuestro El Peruano 5

marzo de 2018 Lo Nuestro El Peruano 5
l s d y L n q p p y deja e e in tem
l
s
d
y
L
n
q
p
p
y
deja
e e
in
tem
San
Un
y y
m
la
ve
d
V

cena.Elbesodelapóstoltraidor. La captura del maestro. Jesús se resigna. Acata con hidalguía y sin resentimiento su destino. Sabe que su sacri icio es por el bien de toda la humanidad, incluyendo a aquellos que lo lagelan, lo humillan, se burlan de su sufrimiento. Un cuadro doloroso que lacera los corazones de los ieles que deciden acompañar devotamente a su mesías. No lo abandonan. Lo siguen en esa noche incierta. Padecen cuando lo ven cargar su cruz. De ese generoso acompaña- miento surge la costumbre de recorrer los templos, pero no de la manera que lo hacemos en este instante. Tenga en cuenta que usted ya no está en su casa, está en San Lucas de Colán(Paita,Piura),evocando el cenáculo, la repartición del pan y el vino, la oración en el huerto de Getsemaní.

Sus seguidores no lo dejan, sufren al verlo cargar su cruz. De ese gesto nace el ritual de recorrer los templos.

Primera parada. Primer templo católico erigido en el Perú, allá por 1535. Un buen inicio. Cerquita al mar y a las olas bendecidas de frescura de un balneario con casas ‘enrai- zadas’ en las orillas oceánicas. Pero no hay que relajarse mucho. El peregrinaje recién empieza, continúa en la casa de Anás. Jesús es interrogado y abofeteado, entonces, pienso en un hombre que decía ser hijo de otro Dios: Atahualpa,

vejado y asesinado por aquellos que deseaban apoderarse de su impe-

rio. Cambio de escenario. Cajamarca. Iglesia de Be-

lén, una joya colonial del

siglo XVIII con fachada

de retablo y un altar ma-

yor de estilo neoclásico.

La segunda estación y se

nos acaba el espacio. Solo

queda encomendarse al

patrón de los periodistas

para completar la tercera

y la cuarta iglesia. Y Je-

sús sús ya y está en la casa

deCa de Caifás y ya compa-

rece rece por primera vez

ante ante Poncio Pilatos;

mie mientras nosotros

dejamos Cajamarca

ingresamos a dos

templos llamados

San Juan Bautista.

Uno está en Puno

e es el hogar de la

mamacha Cande-

laria; el otro, re-

vela el choque de

dos culturas en

Vilcas Huamán

( (Ayacucho). Lo inca y lo hispano. Una combinac ión arquitectónica, una muestra del

sincretism sincretismo o la imposición

que que se se repi repite en Huaytará

(Huancavelica), donde tam- bién se advoca a San Juan Bautista. Y ya son tres, pero en realidad deberíamos es- cribir cinco (paradas o esta- ciones), porque no hay quinto malo, aunque este caso es una excepción: Jesús es maltra- tado e injuriado por el rey Herodes y sus indolentes guardianes. Se acerca el desenlace. El retorno a la casa de Pilatos. La corona de espina. La condena amuerte.Unaescenaquenos conduce a la ciudad de Huan- cavelica, a la representación de la vida, pasión y muerte de Jesús en una región de pueblos de piedra como Sacsamarca, de rutas que entrelazan un rosario de lagunas, de legado arquitectónicocimentadopor las milagrosas fortunas naci- das del mercurio. Riquezas e ímeras, como el poder de aquellos que con- denaron al desfalleciente hijo de María, que arrastra el ma- dero en el que encontrará la muerte. Eso es lo que se reme- mora en la última parada. La sétima. La que marca el cierre de este recorrido virtual en la víspera del Jueves Santo. Un inal abierto para que usted elija la sétima iglesia. Son siete, nada más que siete. Así sea.