Вы находитесь на странице: 1из 22

LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA

CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

LECTURA I
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III

Separata del libro

La Organización Empresarial: Bajo un enfoque de sistema


Dr. Gutiérrez Leal, Pedro.

La Organización Empresarial. Editorial Académica, Pág. 77. Española. ISBN10:


3659043257 ISBN-13: 978-3659043253.
https://www.amazon.com/Organizaci%C3%B3n-Empresarial-enfoque-
sistemaspanish/dp/3659043257/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1486324861&sr=8-
2&keywords=la+organizacion+empresarial

Posicionando el tema
La empresa entendida en su sentido más amplio1, es una organización social cuya finalidad
es satisfacer necesidades de su entorno o de un determinado objetivo que se ubica en su
exterior. Por ejemplo, Las Cruzadas del siglo X al XII, tenían como finalidad la reconquista
de Jerusalén o fines lucrativos de quienes la emprendieron, en este sentido fueron reconocidas
como una empresa del cristianismo para la época. También se reconocen como tal las
organizaciones, instituciones, aquellas empresas que han sido creadas con la finalidad de
satisfacer necesidades, requerimientos, expectativas, carencias, etc., ajenas a sí mismas y a
las cuales consideraremos como sistemas sociales u organizacionales.

Una organización es una colectividad con unos límites relativamente


identificables, un orden normativo, rango de autoridad, sistemas de
comunicación, y sistemas de pertenencia coordinados; esta colectividad existe de
manera relativamente continua en un medio y se embarca en actividades que
están relacionadas, por lo general, con un conjunto de objetivos (Hall, 1993: 33)i el
subrayado es nuestro

1
Nota del autor: Aquí nos referimos al significado más amplio del término “Empresa”. “1. f. Acción o tarea que entraña
dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo. 2. f. Unidad de organización dedicada a actividades industriales,
mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos.” (Real Academia Española, 23ava Ed.) Ambas definiciones son aludidas en
el uso que le damos a la palabra, donde cabe cualquier tipo de intento organizativo en busca de un determinado logro. Nuestra teoría
es aplicable a cualquier esfuerzo organizativo, público o privado, independiente de su ámbito, tamaño u objetivo.
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

La organización es una unidad social coordinada, consciente, compuesta por dos


personas o más, que funciona con relativa constancia a efecto de alcanzar una
meta o una serie de metas comunes. (Robbins, 1994: 3)ii el subrayado es nuestro
Dos o más personas que trabajan juntas, de manera estructurada, para alcanzar
una meta o una serie de metas específicas (Stoner, 1996, 6)iii
Una empresa es un conjunto social acaecido en el proceso de multiplicación de
los hombres y sus necesidades. Su evolución es análoga a un proceso biológico.
Pero hay algo más. La Empresa está estructurada y funciona de manera similar
a un organismo biológico... Primero, dijimos ya que la célula tiene un objetivo.
... tiene una estructura física, un conjunto de componentes con propiedades
activas... asumen ciertas funciones específicas o grupo de funciones, y se
especializan en ellas... Mientras estén funcionando, los componentes de la célula
siguen ciertos modales de comportamiento. Llamémoslo reglas... (Juranovic, 1996:
11)iv el subrayado es nuestro
Estas definiciones expresan que la organización dirigen sus esfuerzos en el logro de ciertos
objetivos, subordinando a ellos, las normas, la estructura, la jerarquía, la coordinación, etc.,
aunque no especifica su origen, que bien pudiera suponerse, propios de la empresa. En
nuestro desarrollo teórico, ubicamos expresamente el objetivo a cumplir, al exterior del
sistema, en su entorno, resaltando su valor como referente fundamental de toda la
organización, de su funcionamiento y desempeño.

La empresa la definimos como una organización orientada a la satisfacción de necesidades


de su entorno o para alcanzar un determinado objetivo foráneo, a través de la planificación,
constitución, dirección, coordinación y evaluación de una estructura socio-productiva
adecuada.

El rol fundamental, misión o razón de ser de la organización se determina descifrando cuáles


son los bienes y servicios que ofrece al mercado, quiénes son sus clientes y cómo es el modelo
productivo utilizado.

La misión entonces se define por: qué producir, cómo debe estructurarse y organizar la
producción y para quién se produce. De esta manera, expresa o tácitamente, se define el límite
que configura el sistema, es decir, la regla de selección de sus elementos constitutivos y las
bases lógicas de las relaciones entre ellos.

Es posible que varias organizaciones tengan la misma misión, pero entre ellas existen
diferencias culturales que definen la personalidad de cada una y le imprime su imagen
organizacional. Ésta se construye a partir de principios y valores que son importantes,
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

especialmente a la alta gerencia pero que en su conformación interviene los valores y


principios éticos que imperan en la sociedad.

La cultura institucional se erige sobre la misión, conformando un todo inseparable que


denominamos concepto empresarial y le confiere una imagen, una personalidad particular,
que la diferencia entre el resto de organizaciones similares, a los ojos del entorno. La misión
explicita el objetivo fundamental del sistema, las especificidades culturales, lo define como
un ente particular con personalidad propia.

Es necesario hacer entonces una separación clara entre misión y Cultura al momento de
caracterizar el sistema empresarial que nos ocupa.

Un sistema que esté operando con cierto éxito, se encuentra justificado por ofrecer a su
entorno un bien o servicio, necesario y requerido por sus clientes, aunque su cuerpo social
no haya concientizado plenamente su misión.

Esto quiere decir que el origen de su razón de ser se encuentra en su entorno, determinándole
la dirección y los límites en los que se desempeña la empresa. Los objetivos del cuerpo
gerencial, son diferentes, pero no necesariamente opuestos al objetivo de la empresa. La
organización es un instrumento con especificidades propias que dará satisfacción a los
objetivos del inversionista, si realmente se encuentra totalmente alineada y en sintonía con
lo que esperan sus clientes, pero de forzarla más allá de lo que puede realmente puede rendir
el sistema, su vida útil se acortará.

Cuando el sistema actúa a espaldas del entorno, exhibe una conducta de sistema cerrado,
cuya entropía lo desgastará. Su comportamiento normal es interactivo, se conduce como un
ser vivo en completa integración y relación con su entorno y en equilibrio homeostático.

... Una institución es propiamente un producto natural de las necesidades y


presiones sociales, es un organismo provisto de capacidad de respuesta, capaz de
adaptarse... (Selznick, 1195: 45)v
La organización propende a satisfacer una o varias necesidades sentidas por sus clientes,
elaborando bienes y prestando servicios, para ello selecciona los elementos que requiere,
integrándolos y combinándolos con procesos y actividades idóneas. Estos elementos son
humanos y materiales, orquestados por un cuerpo lógico que guía y direcciona el accionar de
todo el sistema.
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

La misión del sistema no puede ser modificada a voluntad, pues la caracterización y límites
establecidos por su racional conceptual, le determina una especificidad restrictiva en relación
al rol que cumple en su entorno. Al ser modificada la misión, el sistema original desaparece
dando paso a una nueva racionalidad operativa, a un sistema diferente.

Los elementos seleccionados presentes en el contexto general, son apartados, escogidos y


orquestados en los procesos, actividades y funciones específicas, en aras de elaborar el
producto que satisfaga la necesidad que justifica al sistema.

Una organización cualquiera está integrada por personas, que en principio forman parte de la
sociedad. Sus miembros actúan a la vez, como elemento directivo, como gerente, como
productores, trabajadores, insuflando su energía laboral (El) al producto elaborado. El capital
es separado del contexto financiero, para adquirir las maquinarias, materias primas y diversos
insumos, con los cuales se elaboran los productos, siendo cónsono con lo establecido por la
misión organizacional así como con los lineamientos, directrices, manuales, etc., que se
desprenden de ella.

Es necesario resaltar que todos los elementos que pasan a formar parte integral del sistema
son seleccionados y tomados del entorno o contexto donde éste se desarrolla. Son escogidos
y separados en razón a rol que el sistema juega en el entorno donde se inscribe y que
determina su existencia. En el momento que el sistema deja funcionar, sea momentánea o
permanentemente, los elementos vuelven al contexto original de donde fueron extraídos. Con
este párrafo queremos significar que la existencia misma y operatividad de los sistemas están
en función y dependen del rol que juega en el contexto donde opera. Siendo los elementos
materiales y personas que lo constituyen, subsidiarios del orden determinado por la esencia
misma de su misión.

Elementos constitutivos del sistema empresarial


Analizaremos el sistema empresarial desde su origen y constitución, con el propósito de
facilitar su interpretación desde una perspectiva totalizante a partir de su misión. Nuestro
enfoque y base teórica permite abordar su análisis de manera dinámica, interactiva al tiempo
que observar cómo surge y se organiza la empresa a partir de necesidades concretas en su
entorno.

Los individuos que conforman la sociedad en su conjunto tienen necesidades reales y


LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

concretas. Las necesidades básicas están relacionadas con la supervivencia física, seguridad,
protección y preservación del hombre. También poseen requerimientos determinados por el
grado de desarrollo alcanzado por la sociedad y el grupo social en el que se desenvuelven,
así como, por el rol que en ella juegan, lo cual se denomina necesidad social.

Fuente: Propio

Los seres humanos necesitan, proteínas, lípidos y glúcidos para su alimentación con los
cuales cubrir sus requerimientos nutricionales. Requirieren además, para su protección ropa
y abrigo así como, resguardo ante las inclemencias del clima y a la posición que ocupan los
poblamientos en el planeta.

Necesitan transporte, instrumentos laborales, elementos que exterioricen su condición social,


etc. que satisfagan las necesidades de acuerdo al status y desempeño social. Para lo cual
requieren conocer, desarrollar lenguajes, teorías interpretativas de la realidad, la
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

comunicación, hábitos, costumbres, forma de identificarse y reconocerse, todo un bagaje


cultural que se va desarrollando en la misma medida que intervine su mundo.

Las necesidades básicas son de imperativa satisfacción pues afectan la sobrevivencia. Pero
una vez que el individuo ha satisfecho estas necesidades, comienza a establecer exigencias
sobre la conservación y durabilidad de los productos, su presentación, apariencia, su forma,
sus materiales de elaboración, su diseño, etc. Establece preferencias sobre el origen de sus
alimentos, diversificando las fuentes de las proteínas, las grasas y los azúcares que consume.
El status social determina una específica forma de vestirse, de consumir, mostrando signos
exteriores que lo diferencia, tales como joyas, vehículos, así como frecuentando sitios,
restaurantes, etc.; donde se reúne con personas de su “nivel social”. Estas personas logran
cierta diferenciación con relación al común de las personas, influenciado a los demás con sus
hábitos, costumbres y expresiones que establecen patrones y referencias, así como
determinan gustos y preferencias.

Las necesidades básicas o primarias, además de las determinadas por el desarrollo evolutivo
de la sociedad pueden ser satisfechas por productos genéricos o diferenciados. Entre estas
necesidades primarias están la alimentación, la salud, la seguridad; entre aquellas
determinada por la evolución de la sociedad se encuentran la información, la comunicación,
etc.

Los productos que satisfacen las necesidades básicas tienden a ser producidos en grandes
volúmenes conformando el grupo que conoceremos a lo largo de este trabajo, como
productos genéricos. Aquellos que adquieren ciertas características y particularidades
dirigidas a cubrir las expectativas formuladas por los grupos sociales con menores
restricciones adquisitivas lo reconoceremos como diferenciados, caracterizados estos por una
diferente forma de presentación, mejores materiales e insumos, con una presentación
distintiva, etc. Estos productos frecuentemente se les califican como productos de calidad.

Las expectativas surgen en las personas que poseen un mayor nivel de ingresos, lo que les
permite adquirir productos que además de ser producidos con materias primas de mejor
calidad, exhiben externamente su poder compra, marcando una diferencia con los integrantes
del mercado masivo.

Los grupos sociales con mayor nivel de ingresos, con mayor facilidad de acceso a la
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

información, a la educación, con cargos altos, etc., se convierten en símbolo de status, lo que
les permite ejercer una marcada influencia en los patrones de consumo de la población, a
través de sus gustos, hábitos, costumbres sofisticadas. Convirtiéndose en ejemplos a seguir,
influenciando la tendencia al consumo de productos diferenciados.

Estos hábitos de consumo se difunden al resto poblacional a través de mecanismos de


mimetización, aceptación, rechazo, refuerzo positivo, publicidad, lo cual se convierte en una
presión social, que impacta el consumo

La influencia sobre el consumo se realiza a través de un mecanismo de presión social basado


en la aceptación de los individuos dentro del marco establecido por los grupo. Aquellas
personas que copian el estereotipo de belleza, de moda, de consumo, puede ser más
fácilmente aceptado que el que se aparta de él.

Por ejemplo, una figura esbelta, delgada y bien formada facilita la aceptación y trasmite que
a través del consumo de ciertos productos alimenticios se alcanzas estas condiciones. Así se
establece ciertos patrones que orientan las preferencias hacia un determinado grupo de
productos. Estos productos alimenticios diferenciados deben reunir ciertos requerimientos
nutricionales y un potencial energético bajo para evitar el sobrepeso, pero también un precio
mayor que los productos genéricos que satisfacen necesidades básicas y están dirigido al
mercado masivo.

Los productos, dirigidos al mercado masivo se conocen como genéricos y son elaborados en
grandes volúmenes tendiendo a ser adquirido a bajo costo. En éste mercado la decisión de
compra está orientada por el precio. La condición de genéricos no afecta la energía comercial
(Ec) de estos productos, la cual no se afecta tampoco por el bajo costo de producción. La
única condición para que el producto entre y se mantenga en el mercado, es que sea que sea
útil y que su precio esté al alcance del consumidor. Ambas condiciones le otorgan la energía
suficiente para lograr su cometido y se convierta en mercancía.

Los productos que van dirigidos a satisfacer las expectativas que se formulan los grupos de
mayor poder adquisitivo se les denomina diferenciados. Estos procuran satisfacer a las
personas con mayor poder adquisitivo que tienden a adquirir los productos en función a la
calidad le ofrezca reduciéndose la influencia del precio en la decisión de compra.

Por ahora nos basta con esta clasificación de los productos, en capítulos posteriores
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

desarrollaremos su clasificación con mayor detalle, así como la del mercado y la modalidad
productiva.

Otro elemento esencial a detectar en el entorno, y que es necesario para la definición de la


misión, es el mercado meta o destino de la producción; el cual para fines prácticos se
estratifica con base en el poder adquisitivo de los grupos sociales en:

1. Mercado masivo: está conformado por todos los miembros de la sociedad. Tiende a
decidir la compra de productos con base en el precio.

2. Mercado estratificado: los grupos de la sociedad se diferencian entre sí por su poder


adquisitivo y se clasifican en segmentos de mercado Cada segmento estratificado se
identifica por una escala de cinco letras que va de mayor (A) a menor (E) poder
adquisitivo. Mientras el poder disminuye, el número de clientes aumenta y la decisión
de compra se influencia, progresivamente en cada paso, por el precio de los
productos.

El otro factor que interviene para definir la misión se refiere a la forma de producir o modelo
de producción. Este elemento definitorio de la razón de ser de la empresa está relacionado
con la modalidad organizativa que toma la producción. Puede ser artesanal, maquilado, semi-
industrial, industrial o en serie, maquinado flexible, etc. Este factor está íntimamente
relacionado con los costos de producción, con la uniformidad de las piezas y estandarización
en la prestación del servicio, además define la relación social y económica que se establece
al interior del sistema

Los productos genéricos van dirigidos al mercado masivo por lo que su ventaja estratégica
radica en el menor costo posible, siendo el modelo adecuado para ello la producción en serie
o una organización superior que utilice un alto componente tecnológico.

Estos tres factores: mercado meta, tipo de producto y modelo de producción son las bases
fundamentales sobre las cuales se constituye el sistema empresarial. Además estos
elementos establecen los límites de conducta del sistema empresarial, le confieren
específicamente su razón de ser, el rol que juega en el entorno donde se desenvuelve, en otras
palabras, su misión.
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

Fuente: Propio
El sistema empresarial como un instrumento organizativo es definido por la misión. Su
cuerpo gerencial, de acuerdo a sus expectativas y forma de percibir el mundo, le configuran,
una personalidad propia, única, diferente a otras empresas que posean una razón de ser
similar.

Hay que resaltar que si bien el más alto nivel gerencial tiene un peso importante en la
definición de la imagen corporativa de la organización, en su conformación intervienen
también el grupo social que en ella labora. Aunque la misión, define su objetivo fundamental,
son los principios y valores culturales, los que definen su conducta y desempeño frente a su
entorno, le determinan su personalidad.

La expresión cultural de la empresa se soporta en principios y valores, sobre ellos se


desarrolla todo un argumento, un discurso pleno de significado, de signos y señales que
ofrecen coherencia al proceder interior. Todo ello le confiere a la organización la imagen
corporativa que percibe el entono.

La misión define el qué hacer y la Cultura empresarial el cómo hacerlo. Entre ambas
definiciones se constituye el concepto empresarial, que determina los límites entre los cuales
se desenvuelven todos los elementos, procesos y actividades internas para satisfacer la
necesidad presente en su entorno.

Una vez definido el concepto empresarial se procede a evaluar la factibilidad económica y


se determinan los procedimientos y actividades que deben realizarse.
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

Fuente: Propio

Como hemos puntualizado anteriormente, el sistema empresarial está constituido por una
gran cantidad de elementos de muy variada naturaleza. Para comprender la forma como se
interrelacionan y participan estos en los procesos internos, se ha optado por crear tres
agrupaciones virtuales que hemos denominados ambientes. Las agrupaciones se realizan de
acuerdo a la naturaleza de los elementos: intangibles, materiales y humanos.

El concepto empresarial en sí mismo, así como las descripciones, tanto implícitas como
explicitas, de los procedimientos, el conocimiento del manejo de las maquinarias, equipos,
fórmulas químicas, decisiones, órdenes, el lenguaje particular que se desarrolla en la
empresa, así como los principios y valores que subyacen en la cultura empresarial, conforman
la primera agrupación de elementos, cuya naturaleza es generalmente intangibles. Siendo
este conjunto de elementos esenciales para darle orden y concierto al quehacer empresarial,
determinan su rol en el entorno, la mantienen orientada y enfocada en la misión a cumplir y
establecen los procedimientos para alcanzar la satisfacción de la necesidad que lo originan.
Estos elementos generalmente pasan desapercibidos para la mayoría de las personas,
haciéndose transparentes y obvios. En realidad al ser temporales o móviles los elementos
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

materiales y humanos, los elementos lógicos definen, expresan su razón de ser y establecen
con toda propiedad la esencia misma del sistema, otorgándole al sistema empresarial su
naturaleza de organización instrumental y operacional, trascendiendo la noción material y de
ente económico. Este grupo lo hemos conceptuado como ambiente lógico.

Al momento de fundar una empresa es necesario incorporar al sistema, el capital necesario


para su funcionamiento inicial. Se separa una parte del capital financiero que se encuentra en
el entorno y se introduce en la lógica de funcionamiento del sistema. Se adquiere la
infraestructura, espacios de oficinas, galpones, almacenes, maquinarias, equipos; insumos,
materias primas, etc.; todo aquello que es tangible, concreto, esencial para llevar a cabo la
elaboración de los productos y prestar servicios, así como los elementos tangibles necesario
para administrar y controlar el sistema empresarial, los cuales lo agrupamos en el ambiente
material.

Haciendo un parangón entre el sistema empresarial y una obra teatral, el ambiente lógico está
representado por el guion. El escenario y el mobiliario representan el ambiente material. Los
actores, el director, los tramoyistas, los luminotécnicos, etc., son quienes realmente viven la
obra, la ejecutan para el público, son esenciales para su puesta en escena y para impactar con
sus roles y desempeño a los asistentes al teatro; conformando el ambiente social, la obra
teatral.

En el sistema empresarial el ambiente social se encuentra conformado por todo las personas
que integran la empresa. Son quienes transmiten, infunden y consolidan la energía comercial
(Ec) en los productos materiales y en los servicios prestados. Todas las personas que integran
el sistema empresarial se encuentran conformado la sociedad, la comunidad en la que se
encuentra inmersa la empresa. La selección e inclusión como trabajadores de la empresa se
encuentra supeditada al rol o misión del sistema, el perfil que establece el nivel de
competencias, capacidades, habilidades, aspectos sociales y personales que son definidos por
la misión y cultura empresarial. Mientras el cuerpo social se encuentre sometido a los
dictámenes de ambiente lógico, estos realizaran las labores y tareas establecidas para obtener
el producto; pero al dejar momentáneamente o definitivamente, vuelve a su condición de
miembros del colectivo social y hasta de cliente de la misma empresa. Si su salida es
definitiva, su perfil personal bien puede encajar en el solicitado por otra organización. Esto
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

le otorga al ambiente social su carácter de temporalidad, aunque sea el ambiente que infunde
la energía comercial en los productos.

Miembros del ambiente social de la empresa ejercen el rol de autoridad, los que hacen
cumplir y cumplen los lineamientos trazados; también fungen de gerencia media y la mayoría
son quienes generan los que directamente transmiten la energía comercial (Ec) a los bienes
y servicios. En definitiva, el ambiente social, directa o indirectamente son los que crean valor,
al insumir la energía comercial en los productos, sean estos bienes y servicios. Al interior, el
ambiente social, define, viven y validan diariamente, la cultural del sistema organizacional.

La importancia de separar los elementos que conforman el sistema empresarial radica en


resaltar el rol que estos cumplen en su interior y no menos importante, interpretar la empresa
más como una organización que obedece la razón que le determina el entorno, que al ser
concebida como un cuerpo lógico que puede ser reorientado y redirigido hasta que pueda
cumplir efectiva y eficientemente con la satisfacción de la necesidad que determino su
existencia, claro está, dentro de las condiciones concretas y materiales que le establece el
entorno donde se inscribe.

Los elementos constitutivos y los ambientes internos del sistema

Los ambientes internos, que hemos venido analizando, son tres (3):

1. Ambiente lógico. Planes, proyectos, políticas, flujogramas, etc.


2. Ambiente material. Espacio físico, capital, maquinaria, lo tangible.
3. Ambiente social. Todo el conjunto humano que participa.
En realidad, todos los elementos que intervienen en la empresa actúan como una amalgama
multirelacional, en la que es imposible hacer una separación neta entre los distintos
elementos. La percepción de la naturaleza de los recurso humano y materiales son fácilmente
distinguibles, por lo tangible de su condición, pero no es tan evidente cuando se trata de los
elementos lógicos que determinan, condicionan, orientan, defienden y guían la conducta del
sistema, sus procesos y actividades, condicionando la intencionalidad y dirección de la
empresa.

En la conformación y operatividad del sistema, los tres ambientes son inseparables, ninguno
puede existir aisladamente en la empresa. Recurrimos a este artificio teórico de separación
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

de los elementos para resaltar el origen, funcionamiento, constitución y operatividad de toda


la empresa.

La importancia de esta clasificación radica en resaltar el valor administrativo y gerencial del


ambiente lógico, al asumir los condicionantes del entorno como elemento válido y
plenamente justificado para la constitución del sistema, estableciendo la guía fundamental de
la acción promotora y gerencial de sus accionistas. Es frecuente que los elementos
constituyentes del ambiente lógico se encuentren de manera intangible, inmersos detrás de
las rutinas y en las relaciones humanas.

En su conformación participa desde la razón de ser del sistema hasta la descripción de las
tareas y las decisiones. Su importancia es vital aunque frecuentemente se hace imperceptible
ante la mayoría de los integrantes de su ambiente social. El objeto de resaltar su existencia
radica en que en el ambiente lógico reside la existencia misma del sistema, así como, su
intencionalidad y orientación.

Continuando con el parangón teatral, los ambientes tangibles, son amalgamados por el guion,
por la partitura teatral que da coherencia y razón de ser a la obra. Ofreciéndole además orden
y justificación al accionar de los actores dentro de un particular escenario. Lo mismo ocurre
en la empresa, la misión y todo el proyecto estratégico, operacional y financiero representa
guía el desempeño de sus integrantes en el contexto material para generar el producto que
satisfaga al cliente.

El ambiente lógico es en esencia el elemento sustanciador y cohesionador de los otros dos


ambientes, ofrece coherencia y orden al accionar del ambiente social, dentro y con los
elementos del ambiente material.

El ambiente social (el recurso humano del sistema), es el que consolida a través de su trabajo,
la energía comercial (Ec) en razón del valor utilitario generado a través de su trabajo,
definiéndose así como el factor más valioso del sistema. Están conformados por todo los
integrantes del personal de la empresa, por su gerencia, los empleados, los obreros, es decir,
cada uno de los miembros de la organización.

Otra razón para realizar esta agrupación por ambientes, radica en la importancia de precisar
la participación de cada elemento del sistema al momento de planificar el desarrollo
empresarial, permitiendo coherencia a la utilización intencionada de la empresa y sus
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

dependencias.

Los ambientes lógico y social son los más importantes en el sistema, pues son los que
determinan la intencionalidad empresarial y enfocan todos los recursos en la generación del
producto. Es en estos ambientes donde hay que hacer un esfuerzo importante para
incrementar la competitividad y potenciar la inversión intelectual, creativa y financiera. Están
conformados por los elementos que dan coherencia a la organización, armonía y valor al
quehacer del sistema.

Es importante resaltar que ninguna empresa existe sin la presencia de sus tres ambientes.
Todos están presentes en cada uno de los sistemas empresariales existentes.

Fuente: Propio

Ambiente lógico
El Sistema organizacional está constituido por elementos y relaciones que responden a un
orden de funcionamiento y desempeño que está definido en primera instancia, por lo que
hemos denominado concepto empresarial, el cual ofrece coherencia a su operatividad
interna, con miras a alcanzar su objetivo fundamental. Conforma un todo coherente que está
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

constituido además de la misión y cultura, por la descripción de los procesos, rutinas,


estrategias, decisiones, manuales, normas, órdenes, directrices, etc.; así como de los planes,
formulas, recetas y todo lo que racionalmente ofrezca organicidad y operacionalidad a la
empresa.

El nivel de conciencia respecto a los elementos que constituyen este ambiente permite
realizar una gerencia intencionada en relación a la implementación de la misión y elaborar
estrategias que garanticen direccionamiento al accionar del sistema empresarial, en aras de
su penetración, posicionamiento y permanencia en el mercado.

La alta gerencia gobierna con él y es guía para el desempeño de cuerpo ejecutivo medio, que
tiene en él un instrumento para enfocar sus acciones y realizar un uso racional y eficiente de
los recursos.

El ambiente lógico consta de todo aquello que, en forma intangible, define la existencia y
funcionamiento de la empresa, rigiendo el comportamiento de los otros ambientes internos y
su relación con su entorno. Haciendo un parangón con una computadora, el ambiente lógico
vendría siendo el software.

Buena parte de los elementos que constituyen el ambiente lógico son intangibles. Los
estatutos, su registro mercantil, los planes, decisiones y órdenes escritas, los procedimientos,
formulas, recetas, etc., son de los escasos elementos tangibles que conforman parte de este
ambiente. La mayoría de sus componentes no son evidentes, pues buena parte de las órdenes
ejecutivas y la actitud gerencial y hasta personales que se asume, impacta y determinan la
operatividad del sistema así como también a su imagen corporativa. Aunque intangibles las
actitudes que se adoptan ante el resto del ambiente social, basado en los principios y valores
que animan la estructura mental, anímica y la conducta de la alta gerencia, condicionan la
conducta del resto del personal, generándose un equilibrio social entre las partes en juego,
que pudiera ser favorable o no al clima productivo deseable del sistema.

La importancia de haber abordado desde el comienzo de este trabajo la diferencia entre teoría
y realidad, radica en comprender la diferencia entre la noción de sistema y la realidad
empresarial, además de poder resaltar ahora, la importancia del ambiente lógico como un
marco teórico que ordena y orienta la realidad social y material de la organización en el logro
de su misión. Es esencial que éste surja de un análisis bien fundamentado de la realidad
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

empresarial determinando las oportunidades, ventajas propias así como las amenazas y
debilidades de la empresa en su entorno.

Si bien la misión está determinada por el rol que juega la empresa en el entorno donde se
justifica y desenvuelve; es el discurso elaborado sobre los principios, valores y el lenguaje
que surge en la cotidianidad empresarial, el que soportan la imagen corporativa, los que
brinda coherencia al cuerpo social, a las decisiones y el resto de los componentes de este
ambiente, a condición de que sea pertinente y coherente con la realidad y no elaborado, sobre
creencias y prejuicios.

La conciencia y dominio que sobre el ambiente lógico y sus componentes dispongan su alta
gerencia, accionistas y personal en general, permite que un desempeño intencionado y
orientado al logro de sus metas, al disponerse de un instrumento concreto de gobierno
compartido por todos los involucrados.

Ambiente material
Está constituido por todos los elementos tangibles, concretos, contantes como son: el capital,
los elementos tecnológicos, inventarios, espacio físico y todo aquello que tenga una
expresión física. Con ellos y en ellos se realiza la actividad del ambiente social. Él es el
escenario y equipamiento con que se elaboran y ejecutan los planes así como se implementan
las decisiones, hasta concretar los productos y presta el servicio.

Es el escenario, la infraestructura, los almacenes y espacios diversos. También forman parte


de él, los materiales, insumos, equipos, enseres, utensilios, maquinarias, capital de trabajo,
disponibilidad monetaria, Activos Fijos, parte de los Activos Variables y los haberes.

Algunos de estos elementos pueden ser trasladados de un lugar a otros y hasta utilizarse en
la elaboración de diferentes productos. Están amarrados en la elaboración de un determinado
producto o para prestar un servicio mientras se encuentre sumidos a la acción del ambiente
social, bajo los lineamientos establecidos por el ambiente lógico para generar un determinado
producto.

Al ser tangible, es fácilmente reconocible al responder a la pregunta: ¿dónde y con qué se


ejecutan los lineamientos trazados en el ambiente lógico?
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

Ambiente social
Está conformado por todas las personas que conforman y hacen vida en la empresa, desde la
más alta posición jerárquica hasta el más modesto obrero. El ambiente social es el que forja
y fundamenta la empresa, la dirige, la organiza, la gobierna, la integran, operacionalita y
genera su riqueza. Sus miembros operan sus maquinarias, son quienes elaboran sus
productos, quienes prestan servicio, quienes dan la cara al cliente, quienes administran, quien
en definitiva induce en los productos y servicios prestados, la energía comercial (Ec) para
satisfacer la necesidad que justifica la existencia del sistema empresarial.

El sistema empresarial está constituido -o al menos debería estarlo- por la conjunción


armónica de sus tres Ambientes, de los cuales el social es el que le da existencia, la gobierna
y opera. Es el único de los ambientes que infunde la energía comercial, al crear el valor
utilitario de los productos. Es en consecuencia el más importante de los tres Ambientes, pues
es objeto y sujeto de su propia acción.

Sin un emprendedor no hay organización, sin administradores no hay control, sin obreros no
hay producción. Entre la más alta posición jerárquica en su rol de dirección y el personal,
existe una simbiosis de voluntades, de intereses y necesidades, que actúan sobre el escenario
empresarial para generar beneficios para todos, siguiendo los lineamientos establecidos por
la misión.

El ambiente social está integrado por el propietario y/o accionistas, la gerencia media, los
supervisores, técnicos y obreros; en general es todo el equipo humano que conforma la
empresa. Sin inversionistas, sin sus riesgos, sin dirección ni gerencia, el trabajo productivo
empresarial no sería posible. Pero sin trabajadores, sin personal no habría motor para que se
genere riquezas, no sería posible insumir la energía comercial a los bienes y servicios.

El ambiente social es la agrupación humana que actúa como un equipo interdisciplinario y


complementario, asociados en el logro del fin común de la empresa.

Al igual que los elementos que conforman el ambiente material, las personas que integran el
ambiente social de un determinado sistema organizacional, puede ser desplazado
internamente y dejar de actuar como miembro del ambiente social, de manera temporal o
definitiva. Únicamente ejerce su rol de productor o prestador de servicio mientras se
encuentra sumido a la ejecución de un determinado plan de acción productivo, luego puede
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

convertirse en cliente o un miembro más del entorno próximo de la empresa.

El sistema y su entorno
Nuestra interpretación de la empresa parte por reconocer que el sistema se encuentra
plenamente justificado en el entorno donde se inscribe, por ello es necesario iniciar el análisis
de los factores y la situación que se encuentran en su exterior, estudiando especialmente los
factores que intervienen en las relaciones entre el sistema y su entorno.

Todo Sistema tiene una razón de ser, un rol a jugar y ocupa una posición espacial en el
entorno donde se inscribe. La dinámica propia del sistema y su entorno se establece a través
de una serie de acciones y reacciones recíprocas.

El entorno está integrado por un conjunto de instancias, organizaciones, situaciones,


circunstancias y eventos de carácter natural, político, económico, social, empresarial, de
mercado, bélicos, etc.; tanto de carácter local, como nacional e internacional, que afectan y
condicionan directa o indirectamente, el concepto, actuar y reacciones del sistema y a todos
sus elementos, procesos y actividades.

El entorno prexiste a la empresa, de él se origina y a él sirve, por lo tanto es imprescindible


comprenderlo para gerenciar la empresa de manera efectiva y eficientemente: hay que
analizar la necesidad presente en el entorno y el perfil del cliente, para poder definir
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

exactamente el producto y sus posibilidad ases de penetración en el mercado, así como


conocer los condicionantes externos que afectan su producción, determinando cuáles son las
necesidades y exigencias de los clientes, para establecer qué producir, para quién y cómo
producir.

El entorno no es una entidad homogénea, ni un espacio en un tiempo determinado, ni sus


acciones afectan al sistema de manera uniforme. En él se encuentra la sociedad, los clientes,
los proveedores, la competencia, la industria a la que pertenece, así como también las
expresiones socioeconómicas, políticas y culturales de las personas naturales, jurídicas,
institucionales, públicas y privadas.

El entorno puede ocupar un espacio geográfico específico pero también un lugar en el ciber
espacio. Es sede de expresiones folclóricas, de las costumbres, hábitos y del bagaje histórico
que influye en su expresión actual. Su ámbito de influencia no solamente abarca la localidad
próxima a la sede empresarial, sino que cubre todo el orbe donde se encuentra el mercado
nacional e internacional y es sede de eventos naturales, políticos, sociales y bélicos etc., que
influyen de manera directa o indirecta en la empresa. En fin, el entorno es todo lo que está al
exterior del sistema organizacional incluyendo principalmente la necesidad que le da origen.

En el entorno se reconocen tres niveles de afectación, dependiendo del grado de impacto que
sobre el sistema empresarial, ejerce cada uno de ellos.

Entorno local (próximo)


Entorno nacional (medio)
Entorno Internacional (lejano)

Entorno Local
El entorno local es sede de una serie de elementos y situaciones que condicionan
directamente el desempeño del sistema empresarial:

La competencia
Las empresas potenciales competidoras
Los proveedores
Los clientes y
Los productos sustitutivos.
Entre las situaciones del Entorno Local que afectan al sistema, se encuentra el estado de
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

desarrollo evolutivo en la que se encuentra la industria a la que pertenece la empresa.

Como analizaremos más detalladamente en próximos capítulos, veremos cómo estos


elementos condicionan al sistema a título de esquema de trabajo o mapa conceptual, para
posteriormente integrar todos los elementos en una interpretación completa de la empresa.

Conoceremos como industria al conjunto de empresas que concurren en un mismo nicho de


mercado con un producto similar o equivalente. Tenemos la industria automotriz, del calzado,
petrolera, etc.

Entorno nacional
El entorno nacional incluye las acciones, presiones, regulaciones, etc., que influyen de
manera importante en el desarrollo productivo de la industria a la que pertenece la empresa
así como directamente a ella. Entre los elementos que forman parte de este entorno se
encuentran las leyes, políticas, normas, acuerdos internacionales; así como también las
reacciones y expresiones a favor y en contra de circunstancias que afectan la vida nacional.
Este entorno es también asiento de expresiones socioculturales que determinan o condicionan
la conducta de su ambiente social pues este realiza su vida familiar y social en el colectivo
social que forma parte de entorno nacional.

El Estado, políticas, normas legales y la infraestructura, la historia, cultura, hábitos,


costumbres y el espacio ecológico, están omnipresentes en toda la estructura social y
organizativa de una sociedad cualquiera; por lo tanto, también en el sistema empresarial. La
empresa es una expresión cultural pero a su vez reproduce la cultura donde está inmersa, así
como también la industria, proveedores y compradores; toda la estructura económica,
institucional, pública y privada, es expresión de la cultura de la sociedad donde se inscribe.

La estructura económica y la ética comercial indudablemente influyen y determinan la forma


de hacer negocios. El marco legal vigente y su aplicación, así como también la actitud sobre
la actividad privada, el acceso a las decisiones y la administración a voluntad de las
preferencias políticas, configuran la conducta empresarial, la cual con su manera de actuar,
convalida el desempeño del sector oficial.

En una sociedad donde la oferta y la demanda actúan libremente como mecanismo de


regulación de la producción, distribución y los precios; el efecto del sector oficial se reduciría
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

considerablemente sobre las decisiones del sector privado. En un Estado intervencionista, la


influencia que ejerce es determinante sobre las empresas; por lo cual, es imprescindible hacer
un análisis exhaustivo del entorno nacional y evaluar su influencia sobre la empresa.

Aquí únicamente mencionamos los factores que conforman este nivel. Posteriormente
realizaremos el análisis con mayor nivel de detalle del entorno nacional venezolano, como
ejemplo, de los aspectos dinámicos que habría que estudiar para tomar decisiones en el
desarrollo empresarial.

Los aspectos que influencian al sistema empresarial son:

 Estructura y dinámica económica,


 Cultura corporativa del Estado,
 Marco legal y político,
 Distribución de la población, cultura laboral y consumo,
 Relación cambiaría,
 Uso de la Tecnología
 Ética comercial y empresarial y
 Productividad laboral y rentabilidad.

Entorno internacional
El entorno internacional indudablemente tiene una influencia muy importante sobre todo el
entorno nacional, la empresa y el ciudadano común; más en aquellos países cuyo desarrollo
depende de la tecnología importada y de un mercado foráneo determinante para sus
transacciones. Si se depende tanto de él, su estudio es indispensable para comprender la
empresa y sus posibilidades.

Este entorno lo analizaremos desde dos puntos de vista: como origen y como destino
comercial. En un caso actúa como potencial y poderoso inversionista y en otros, como
compradores

 Origen
 Mercado fuente de tecnología,
 Origen de insumos y negocios,
 Empresas innovadoras.
 Destino
LA ORGANIZACIÓN COMO SISTEMA
CAPÍTULO III P/Gutiérrez 2014

 Poderoso mercado de destino,


 Condicionantes de transporte, empaque, presentación y organización,
 Proteccionismo y medidas restrictivas

BIBLIOGRAFIA CITADA

i
HALL, Richard. (1993). Organizaciones, estructura y Proceso. Traduce.: Alberto León B.
Prentice-Hall Hispanoamericana. México.
ii
ROBBINS, Stefhen. (1994).Comportamiento Organizacional: Conceptos, controversias y
aplicaciones Prentice-Hall. México Hispanoamericana.P.3
iii
STONER, J., FREEMAN y GILBERT (1996) Administración. 6ta Ed. Tradc. Pilar Mascarón.
Printice Hill Hispanoamericana, S.A. ISBN: 968-880-685-4
iv
JURANIVIC, Milan R. FUNDAMENTOS DE SISTEMAS Y SISTEMAS DE INFORMACIÓN
GERENCIAL. Caracas: Contemporánea de Ediciones 1.996.
v
SELZNICK, Philip. EL LIDERAZGO EN LA ADMINISTRACIÓN. Art. EN EL PROCESO
ESTRATÉGICO de H. Mintzberg. México: Ediciones PHH, Traduce. Georgina Greenham del
Castillo. 1.995.