Вы находитесь на странице: 1из 3

ECUADOR CAMPEÓN MUNDIAL

Ecuador: 114 - Brasil: 70


Nota de Prensa:
Diario EL COMERCIO. Actualidad: Mundo. 11 de marzo de 2018 00:00
César Augusto Sosa

Brasil, el ‘paraíso’ para sus jubilados


En Brasil los hombres se jubilan, en promedio, a los 56 años y las mujeres a los 53. Es un caso atípico en la región y
también entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de la que Brasil
quiere formar parte.

También son atípicas las pensiones que Brasil paga a los trabajadores retirados: 70% de su último salario, cuando
en los países desarrollados este indicador está en 53%.

[…] Actualmente, un tercio del gasto gubernamental en Brasil se destina al pago de las pensiones a los jubilados. Y
esta política económica no solo es la responsable del elevado el déficit fiscal; también evidencia la insostenibilidad del
sistema de seguridad social.

Un informe de la OCDE de abril del 2017 advirtió a las autoridades brasileñas sobre la necesidad de realizar de manera
urgente una reforma al sistema de pensiones, debido a tres factores clave: las elevadas tasas de reemplazo a una
edad de jubilación muy baja, el elevado gasto público en pensiones y el rápido del envejecimiento de la población.

La tasa de reemplazo no es más que un indicador que mide la pérdida de poder adquisitivo a la hora de jubilarse. Por
ejemplo, si un trabajador gana USD 2 000 mensuales y comienza a recibir una pensión de USD 1 000 cuando pasa al
retiro, tendría una tasa de sustitución del 50%.

En el caso de Brasil, esta tasa se encuentra en el 70%, lo que es muy generoso comparado con países como Alemania
o Inglaterra, donde es 37 y 30%, respectivamente, según un reporte del banco BBVA.

La tasa de sustitución o de reemplazo

Es la relación entre el último ingreso neto (net pre-retirement earnings, no taxes, no contributions) que percibe el miembro
en servicio activo y la pensión inicial que percibe al pasar al servicio pasivo.

La tasa de sustitución o de reemplazo se expresa como un porcentaje o una fracción.


La pensión inicial dividida entre el último ingreso mensual neto es una fracción inferior a la unidad (porcentaje
inferior al 100%). Obviamente, no existe una tasa de reemplazo igual o mayor a 1 o al 100%.
Sería absurdo e insólito pensar que un miembro en servicio activo, cuyo último ingreso fue de US$ mil (1.000),
al pasar al servicio pasivo reciba una pensión de US$ mil uno (1.001).

La imposición de una elevada tasa de sustitución o reemplazo compromete el financiamiento y la sostenibilidad


del sistema. El sistema pone en riesgo el pago de pensiones a las futuras generaciones a causa de un
aprovechamiento desleal, una traición, repugnante quebrantamiento de los principios de la previsión social.

El ECUADOR inaudito

Para Ripley, Ecuador es el único país en el mundo donde la tasa de sustitución o de reemplazo supera el
100%. Si la última mensualidad neta que recibe el militar en servicio activo es 100, la pensión inicial que percibe
el militar en su condición de pasivo es 114.

Obsérvese lo que ocurre con un Coronel que se retira luego de haber cumplido el tiempo de servicio en el grado
(7 años):
Marco Hernández Cajiao
Actuario UNAM 1
MILITAR EN SERVICIO ACTIVO MILITAR EN SERVICIO PASIVO
Haber militar 4,419 Haber militar 4,419
Aporte a la Seguridad Social 23% Factor de retiro: 100%
Coeficiente de cálculo: 88%
Último ingreso mensual neto 3,403 Pensión inicial 3,889 114%

La impúdica, obscena y deshonesta aplicación de impropios parámetros de cálculo de las pensiones, que no
han sido rectificados y actualizados, conduce a tan insolente aberración.
Reiteradamente, en sus sabatinas, Correa mencionaba a un general que como activo percibía un ingreso neto
de US$ 4.312 y que como pasivo percibía una pensión de retiro de US$ 4.900.

¿Cómo y cuándo se origina semejante absurdo?

Desde un año antes de la dolarización, los “sueldos” y las pensiones militares se mantuvieron congeladas hasta
el año 2006 (siete años)

Al general retirado el ISSFA le pagaba una pensión de US$ 900 y la Fuerza le concedía una ayuda de US$ 600.
Al coronel retirado el ISSFA le pagaba 600 y la Fuerza le concedía una ayuda de US$ 300. El teniente coronel
tenía una pensión del ISSFA de US$ 400, no recibía la ayuda de la Fuerza.

Intervino la Contraloría General del Estado; las Fuerzas no podían pagar a los pasivos.

El COMACO y las Fuerzas no habían presentado un proyecto para nivelar los “sueldos” y pensiones militares.
El Ministro de Defensa, Gral. Oswaldo Jarrín, ordenó que el ISSFA presente el proyecto.
En vigor la LOSEP que “homologaba” los sueldos y salarios del Sector Público que involucraba también a las
Fuerzas Armadas.

El EQUIPARAMIENTO de las remuneraciones militares a las del Sector Público, analizado y concertado en la
SENRES, contemplaba la recuperación del congelado valor de los “sueldos” del militar al nuevo valor
‘equivalente o igual’ al de un funcionario o servidor público, nivelación que se debía cumplir en cinco etapas por
un periodo de cuatro años y medio. Correa acortó a cuatro etapas.

El proceso de “equiparamiento” tenía su reglamento y hoja de ruta que se incumplió. El Reglamento mantenía
la facultad del Ministro de Defensa de establecer las remuneraciones militares. La LOSEP prescribe que es
facultad del Ministro de Relaciones Laborales establecer dichas remuneraciones.

Desde el año 2002 al 2012, el ISSFA preparó y presento a los mandos militares nueve (9) proyectos de
reforma de la Ley, la misma que en lo substancial corregía el grave y comprometedor error y financiaba
las pensiones militares que presentan déficit desde el año 2010. Los mandos militares no los
tramitaron.

La nueva Ley de Fortalecimiento del Régimen Especial (Ley Patiño) encasilla al militar en el régimen general
de seguridad social, la remuneración, retribución o estipendio que percibe el militar ya no es función de su
jerarquía, grado y tiempo de servicio activo y efectivo; ahora la pensión se califica en los términos de la jubilación
civil: por edad y por aportes.

Se ha corregido el valor de la tasa de sustitución o de reemplazo para las nuevas generaciones. Se mantiene
el absurdo y atentatorio método de calificación de las pensiones de retiro en curso de adquisición que
compromete gravemente la sostenibilidad del sistema.

Quito D.M. 14 de marzo de 2017

Marco Hernández Cajiao


Actuario UNAM 2
Marco Hernández Cajiao
Actuario UNAM

Marco Hernández Cajiao


Actuario UNAM 3

Похожие интересы