Вы находитесь на странице: 1из 26

1^

i
7

MT$Íf«aiHI
DL. MAN

EL PIANO DE CALIDAD

Sonido léoal poro y voluminoso ^


Mecapismo de pertecla preclsidn

MUSIICAIL iPAÑOLA
Madrid • Bilbao • Barcelona - Valencia
Alicante - Albacete - Santander > París
^ 4
-'JO

y«§ic«€rÁrÍA
• PUBLICACIÓN M E N S U A L D E L
I N S T I T U T O - E S C U E L A D E MÚSICA

AÑO I MONÓYAR, MAYO 1933 ' ' NÚM. 1

palabras de / r. N "^.

presentación
J llOusícografía se presenta ante el mundo, desde una modesta pobUción
!;;;::r:r'r:r:!ri alicantina, alentada por la humildad Y la senciUcE, mas al
mismo tiempo, también, por la juventud Y el entusiasmo.
Humildad Y sencíUeH, ante todo, porque ni nuestro apartamien-
to de los grandes núcleos urbanos donde la música tiene cultivo
perseverante, ni la posesión que deseamos tener de vr»stísimos ma-
teriales, consentirían empresas de más altos vuelos. Juventud Y en-
tusiasmo, porque los que sostenemos, alentamos Y escribimos estas
páginas somos gente moza Y gente enamorada del Ideal.
Ninguno de nosotros ignora que los caminos del Arte son lar-
gos; tan largos como difíciles sus recodos Y alejada su meseta. Y
ninguno de nosotros ignora, tampoco, que por todas partes se pue-
de ir al reino de la Belleza musical. Ahora bien, cuando se tiene
ante sí muchos años de vida, porque aún se está en la mocedad, Y
se juzga con amplitud esa Belleza—sin preocupaciones en un sen-
tido ni en el opuesto—se pueden abordar resueltamente ciertas em-
presas como esta que ha dado lugar al natalicio de MUSICOGRA-
FÍA. Y aquí venimos, confiados en nuestra juventud—inexperta Y
vehemente al mismo tiempo—así como también nuestro entusiasmo
—tenaz Y puro a la vez,—para dejar oir nuestras palabras Y reco-
ger las palabras ajenas.
Nuestra Revista será, en primer término, portavoz de los filar-
mónicos que la alientan en esta población sencilla: pero también
aspira con ardor a ser conocida en otras partes. Para unos Y para
otros—para los de aqui Y para los de fuera de aquí—ofrecerá va-
riadas enseñanzas, Ya que no descubrimientos musicales, Y asimis-
M U

mo ofrecerá instructivos ejemplos, ya que no hallazgos artísticos.


Hará obra de cultura y de divulgación. Dedicará artículos a cier-
tas técnicas, especialmente las relacionadas con la música de ban-
da, por cuanto habrá de recoger los anhelos y las aspiraciones de
la Escuela-Instituto Musical de esta población cuya junta directiva
patrocina la publicación; difundirá nombres de obras y de autores
tanto antiguos como modernos; trazará biografías de aquellos mú-
sicos insignes que han contribuido, con sus producciones capitales,
a enriquecer el caudal estético de la Humanidad; insinuaremos o
plantearemos problemas de historia y estética musical siempre que
la ocasión lo justifique. El arte patrio tendrá en estas páginas la
grata acogida que siempre se merecen los nobles esfuerzos. La vi-
da musical extranjera hallará su eco también, por cuanto el cos-
mopolitismo artístico ejerce hoy un papel demasiado preponderan-
te para que se lo desdeñe o se lo omita.
La vida regional, especialmente por lo que respecta a las ban-
das, habrá de merecer una cuidadosa atención, como se indicó an-
teriormente. Y, por tanto, nos ocuparemos sucesivamente de las
entidades de esta índole tanto nacionales como extranjeras, cuya
labor puede servir de eficaz estímulo a todos. Alejaremos las bajas
pasiones: los celos, las rivalidades, las envidias; aquello, en fin, que
constituye motivo de ruptura o de enfriamiento; puesto que el arte,
sin unión ni calor, jamás rendirá el fruto que de él deberá pedirse
siempre.
Por nuestra humildad y nuestra sencillez, por nuestra juventud
y nuestro entusiasmo, pedimos que se nos acoja con simpatía. Y
así lo esperamos de todos, tanto de los artistas musicales como de
la Prensa, singularmente la profesional. Tengan presente aque-
llos y ésta que nosotros no somos profesionales, sino cultivadores
de la música por devoción, y que por eso le consagramos lo me-
jor de nuestro espíritu cuando han terminado las horas de la diaria
labor que nos permite ganar el pan para nuestro cuerpo. Y que
nuestra finalidad, en suma, no es otra, sino la de propagar la devo-
ción más pura y más constante por esa bella Arte entre cuyos
nombres destacan San Gregorio y Palestrína, Bach y Beethoven,
Schumann y Wagner, Debussy y Ravel, Rossiní y Verdi, Musorgs-
ky y Strawinsby, entre otros más, cuya enumeración huelga con-
signar aquí, ya que los nombres citados indican, de un modo cla-
rísimo, el eclecticismo nacionalista y estético que habrá de guiar
siempre a MUSIGOGRAPÍA.
M U S

LO QUE PIENSO DEL ARTE ACTUAL


¿Mi opinión sobre la presente evolu- desentendiendo d e los supuestos r e d e n -
ción del arte musical? Este está actual- tores p o r q u e no les agradaban tales c o -
mente volviendo la esquina, lo cual no es sas, y también de los otros músicos, es
lo m i s m o q u e dar media vuelta a la d e - decir de los e x - g r a n d e s maestros p o r q u e
recha o a la izquierda. Hasta hace poco su admiración hacia ellos daba p a t e n t e
t i e m p o venía padeciendo un pertinaz sa- de idiotez, según los panegiristas de lo
rampión icunoclasicista y un gran empa- nuevo a ultranza. Y ahora, p o r reacción,
cho de «ismos». Cada una d e aquellas se consuma y se c o n s u m e una tendencia
capillas o cotarros q u e surgían en cada «neoclasicista», que muchas veces tiene
país, en cada capital, y hasta en cada un fondo básico correspondiente a dicha
barrio y casi en cada casa de vecindad etiqueta, si bien con frecuencia sobrada
filarmónica de ciertas u r b e s — p e r m í t a s e - sólo constituye un vocablo huero, y t a n -
nos la hipérbole, d e igual modo que n o s - to más huero cuanto más hueras son las
otros hemos permitido el avance de los obras a la cual se lo aplica. De toda
invasores del mal gusto—traía su cismo» aquella marea ascendente quedan, p o r
r e d e n t o r , con el cual confiaba extinguir fortuna, unas cuantas obras admirables,
el incendio que el clasicismo y el r o m a n - como pasa con todo movimiento artísti-
ticismo habían mantenido entre la afi- co, sea de inclinación progresiva o de
ción. Nada o casi nada de lo anterior va- inclinación regresiva. A h o r a bien, esas
lía tres cominos, según la expresión vul- obras también habrían nacido, a pesar
gar. La moda del día obligaba a emplear de todo, sin las prédicas exclusivistas en
calificativos detonantes: el idiota Beetho- pro de novísimas corrientes. [Como si el
ven, el imbécil W a g n e r , el infeliz Men- ideal en arte no fuera acrecer en vez d e
delssohn. Y , claro está, los a d m i r a d o r e s restar, y a m a r en vez de odiarl El daño
de estos músicos eran idiotas, imbéciles es bien grande, aun en estas horas q u e
e infelices en grado superlativo. A Mo- parecen iniciar el fervor hacia una m ú s i -
zart se le perdonaba la vida, a J. S. Bach ca de buen sentido y para buenos senti-
se le daba la mano y a Monteverdi ni se dos, pues ya se desvió buena parte de la
le admiraba. Y es que en el arte musical, afición filarmónica p o r las causas a n t e -
cunio en el arte cinegético, cuanto más dichas, y la nueva generación se inclina
cerca está la víctima mejor blanco ofre- hoy por hoy hacia los placeres materia-
cen los tiros Por otra parte, la a d m i r a - les y los deportes físicos.
ción y el respeto solían estar en relación De t o d o ello me ocupé con d e t e n i -
inversa con el conocimiento que se tenía miento en varios capítulos de mi libro
de las obras de esos artistas. En cambio «La Müsica: sus evoluciones y estado ac
los otros, los novísimos, los del «ismo» tual» ( T o m o 17 d e la «Biblioteca de E n -
de moda o los de la moda sin «ismos», sayos», Madrid 1930), d o n d e se declaran
se hallaban a d o r n a d o s de todas las g r a - sin eufemismos los trastornos ocasiona-
cias y todas las virtudes, tanto más e x - dos por la política musical, y por las
celsas cuanto más se mofaban ellos del tendencias intelectualistas en arte, cuyos
equilibrio sonoro, de la severidad artísti- efectos inmediatos han sido ensanchar el
ca y de la nobleza emotiva que coloca m u n d o material d e la música, y e s t r e -
las o b r a s bellas en el plano de lo s u - char su m u n d o espiritual.
blime.
Pero han pasado los años; los i n n o -
vadores pura o i m p u r a m e n t e formalistas ¿Mi opinión sobre la música ibérica?
no han logrado i m p o n e r sus extravagan- Si el arte en general ofrece el desagrada-
cias, ni sus ilusorios antilugares c o m u n e s ble aspecto arriba descrito, el arte ibéri-
que entre ellos pasaban a ser lugares c o - co presenta mejor cariz. E n t r e sus culti-
munes bien p r o n t o . El público se ha ido vadores, c o m o es sabido, se acusan dos
M í
,.-55f.-..f /• ... . y. .
inclinaciones contrapuestas: lai interna- los-terrenos niusicológico y folklórico
cionalista y la nacionalista; y tarn.bién. son lección ejemplar que otras regiones
una ecléctica, pues intenta vaciar en tiriol-' ibéricas'aprenderán, rnás pronto o más
des técnicos ajenos los rilmos y melodías tarde, en beneficio de su tractición y cul-
peninsulares. Si los «ismos» extranjeros' tura propias.
de moda le pudieron hacer algún daño, De desear sería, como repito incan-
como a todos y a todo, la recuperación sablemente, que el movimiento musical
del buen sentido le devolverá la salud en catalán fuese más conocido en Madrid.
pro de todos y de todo. Acerca de estos Si no como guía, al menos como estímu-
asuntos he expuesto reiteradamente mi lo. Porque mientras en Madrid los músi-
sentir, y sólo apuntaré aquí una vez más cos no son madrileños ni castellanos sal-
que tanto mayor interés internacional des- vo contadísimas excepciones, pues pro-
pertará la música ibérica cuanto más ras- ceden del Norte y del Sur, de Levante y
gos nacionales acuse. Rasgos nacionales de Poniente, de la meseta y del litoral,
para los que se puedan utilizar dos géne- los músicos de Cataluña son esencial-
ros de fuentes, las puramente folklóricas, mente catalanes, lo cual infunde a sus
hoy en vía de descomposición por des- producciones una cohesión espiritual
gracia, y las eruditas que en viejos códi- bien manifiesta, aunque esa personalidad
ces y manuscritos cantan lo mejor del suya, que podríamos llamar étnica, no
alma ibérica. Algún éxito franco obteni- excluye, como es lógico, la exsistencia
do recientemente por cierto compositor de heterogeneidades absolutamente im-
ínfimo ante selectos auditorios, tras las prescindibles para el progreso artístico.
indiferencias corteses o los aplausos de Sin perjuicio de que, desde antiguo, tam-
cortesía con que se recibieran sus bién la Cataluña musical haya exportado
anteriores obras, se debe, precisamen- sus creadores al corazón de Castilla, co-.
te, a que sus últimas florecillas musi- mo lo atestiguan el P. Antonio Soler,
cales se aromaron con giros melódi- don Luis Misón y don Pablo Esteve en
cos y fórmulas cadencíales espigadas el siglo XVIII, o don Ramón Carnicer
en el «Cancionero de los siglos XV y en el siglo XIX.
XVI ., publicado por Barbit-ri, En rea-
En cuanto a la música levantina, su
lidad no se le aplaudía al aludido músi-
expresión más visible, es la representada
co, aunque aparentemente fuera así, sino
por las numerosísimas bandas que, co-
a nuestros antepagados. Representaba la
mo los orfeones catalanes, contribuyen,
victoria del neopreclasicismo ibérico. Re-
con su entusiasmo y emulación, a difun-
pitan otros músicos tales experiencias,
dir las bellezas de los grandes artistas
en vez de copiar o desfigurar a un Do-
entre gentes humildes. En diversas oca-
menico Scarlatti, por ejemplo, y nuestro
siones—tanto a través de la Prensa n«-
Bfte nacional ganará mucho sin duda.
cional como la extranjera - h e estableci-
do gustoso un paralelo entre esas do«
peculiarísimas manifestaciones del arte
¿Mi opinión sobre la música catalana musical, con su común influjo social y
y levantina? Para nadie que me lea es un ético. Pero al lado de esto hay músicos
secreto la simpatía con que miro sus va- notables, cuyas obras saltan las fronteras
riados aspectos y sus numerosas tenden- y que, de un modo más o menos direc-
cias. Especialmente, en relación con la to, derivan en buena parte de aquel ilus-
catalana, a travos de su producción co- tre maestro llamado Salvador Giner.
ral, casi la única por la cual es conocida Huelga citar nombres, puesto que son
en el resto de la península, sobre todo sobradamente conocidos; el espacio dis-
desde que van surgiendo asociaciones ponible, ya escaso, también impide ana-
corales por doquier. Enseguida a través lizar las principales obras de algunos.
de su producción liederística, instrumen- Pero no debemos olvidar, por añadidura,
tal y religiosa. Asimismo sus labores en que la escnela valenciana de pasados si-
M

glos dio lustre bien singular al arte reli- tas con tanta claridad como fe, y con
gioso, como lo atestiguan las obras de tanto convencimiento como sinceridad,
Juan Bautista Comes. por un humilde musicólogo que se llama
Y aquí da fin a estas palabras escri- JOSÉ SUBIRÁ

£1 ideal de un progreso
en la música de conjunto
El progreso musical se manifiesta de Se dice, para explicar otras orienta-
muy variados modos; pero si el progre- ciones, que al pueblo se le debe educar
so ha de ser fecundo, conviene que sea «desde abajo» con manifestaciones ar-
creador y que conserve, a la vez, las for- tísticas de índole menos depurada, para
mas que fueron base de lo más depurado que luego pueda amar lo superior. Gra-
en la práctica artística. ve equivocación: es como si a un paladar
En este sentido debe tenerse como extragado por las violencias del alcohol
progreso lo que signifique desenvolvi- se le quisiera acostumbrar así a gustar
miento de las sociedades corales y de las las delicias del agua purísima de la fuen-
orquestas sinfónicas. te que nace en la montaña.
Una sana organización social, una Al pueblo, a la multitud, se le debe
sana república Ccomo decía Platón) debe dar, como a los niños, lo mejor, lo más
tener como aspiración de progreso la depurado, si se quiere formar bien una
formación de masas coralts para cantar
conciencia colectiva.
los grandes sentimientos humanos.
El ideal es por lo tanto, conseguir
Para nacionalidades sin historia o pa-
que el pueblo sepa agruparse para can-
ra espíritus colectivos amantes de con-
tar artísticamente su propia alma y para
trastes fuertes y bruscos, no basta la for-
escuchar en orquestas las creaciones de
ma depurada artística: nec^'sitan exci-
los grandes maestros tal como estos las
tantes de la sensibilidad más violentas.
produjeron, Entonces habráse llegado a
Con ello se corre el riesgo de la desvia-
formar un pueblo culto, una nación civi-
ción sensitiva y esto... esto ya es deca-
lizada.
dencia.
Una escuela musical de donde sur- Las instituciones musicales que tien-
jan naturalmente el canto coral y la or- dan a crear estas formas de vida artísti-
questa sinfónica será una escuela fecunda ca serán las que de veras hagan patria.
y verdaderamente progresiva. EDUARDO L. CHAVARRI
M U S

MÚSICOS JUDÍOS Y MÚSICA JUDÍA


Muchos son hoy día los músicos ju- tre los judíos, tendrían la tentación de
díos (yo no hablo de los ejecutantes, cu- contestar a la cuestión planteada más
ya mayoría son de origen israelita). Bas- arriba, que hay músicos de raza israelita
ta citar los nombres de Arnold Schon- que hacen música alemana, francesa, o
berg, Darius Milhaud, Ernest Bloch, rusa, pero que no hay una escuela musi-
Alexandre Krein, para evidenciar el pla- cal judía.
no de primer orden que ocupan los com- La música judía, sin embargo, exis-
positores judíos en la producción musi- te; pero ella es todavía muy joven; esta
cal contemporánea. Pero si los músicos escuela no t'ene sino algunos años de
judíos son numerosos, ¿hay una música existencia, y numerosos son los músicos
judía? judíos que no hacen música judía en el
Yo creo se puede encontrar en las sentido exacto que voy a dar a estas pa-
obras de los artistas que acabo de citar labras. Así Schonberg, producto com-
algunos rasgos comunes que caracteri- plejo del arte alemán (Wagner, Brahnis,
zarían de una manera muy general lo Mahler). Pero Milhaud, que tanto debe a
que se ha convenido en llamar el espí- Debussy y a Chabrier como a los rusos,
ritu judío, así como se maniñesta en la y que es uno de los más representativos
música. Estudiando, comparando las entre los compositores franceses de nues-
obras del francés Milhaud, del austríaco tra época, escribió unos Cantos judíos
Schonberg, del suizo americanizado (sobre todo los cinco últimos, inéditos
Bloch y del alemán Mahler, se llega a todavía) que pertenecen en el sentido es-
desentrañar una fórmula, simplista por tricto de la palabra a esta música judía,
cierto, aproximativa c^mo todas las fór- cuyos caracteres intent?ré establecer.
mulas de esta naturaleza, pero que reflt -
ja sin embargo y condensa cierta reali- Como dice muy justamente el crítico
dad. El expresionismo nos aparece en- ruso Sabanaieff en su excelente estudio
tonces como uno de los caracteres do- sobre la Escuela Nacional Judía de Mú-
minantes de la producción de los músi- sica, el despertar de la conciencia nacio-
cos judíos, cuyo arte ardiente, patético nal de un pueblo en la'esfera musical
o sentimental, sombrío, tempestuoso o coincide siempre con el desarrollo de
sensual, está fuertemente impregnado una élite intelectual. La masa de! pueblo
de elementos psicológicos. vive en contacto inmediato con su músi-
ca; es ésta parte integrante de su exis-
Pero la constatación de esta tenden-
tencia cuotidiana; ella es un elemento
cia señalada no es ¡suficiente para esta-
constitutivo de su vida social y religiosa.
blecer la exis^encia de una música judía,
Para que ella ofrezca un valor estético,
de una escuela nacional judía suscepti-
para que esta música nazca para el arte
ble de ser puesta en paralelo con las es-
y pierda este carácter social, es necesario
cuelas francesas, italianas, rusas, y de
que ella sea tratada precisamente por los
ser colocada en oposición con ellas. Y
que se han alejado de ella, que han per-
yo creo que muchos músicos, hasta en-
M U

dido hasta cierto p u n t o el contacto con Es en Rusia, en efecto, d o n d e tuvo


las nissas, y H cuyos ojos, p o r esta m i s - lugar el despertar de la conciencia musi-
ma razón, el espíritu y las c o s t u m b r e s cal judía. Y esto es debido no sólo ai
del pueblo guarden un atractivo particu- hecho d e que el antiguo imperio de los
lar y adquieran un carácter romántico. zares detentaba bajo su dominación a la
Y Sabanaieff cita c o m o ejemplo: el d e s - gran mayoría de los judíos dispersados
pertar del nacionalismo musical alemán a través del m u n d o , sino t a m b i é n — c o -
( W e b e r , Schubert, ScHumann); polaco mo subraya m u y j u s t a m e n t e Sabanaieff
(ChopinJ; ruso (los Cinco); húngaro —al régimen d e opresión del zarismo,
(i.iszt). que tuvo por resultado el fortalecer el
Los fondos, el tesoro musical del pue- sentimiento nacional. Pero t a m p o c o nos
blo judío es e x t r e m a d a m e n t e a b u n d a n t e ; parece demasiado exagerada la i m p o r -
él encubre riquezas inmensas: canciones tancia q u e hay q u e atribuir a la acción
populares y cantos religiosos. Pero éstas de 'os Cinco, cuya obra, cuyo ejemplo
son profundamente encubiertas, d e s a p a - y cuyas teorías favorecieron, p r i m e r o en
recen bajo las capas sucesivas deposita- Rusia, luego en Francia y en España, el
tas por las civilizaciones musicales con estudio de los diferentes folklores musi-
las que las c o m u n i d a d e s judías se han cales. Ellos hicieron descubrir y s a b o -
hallado en contacto. Se evidencia en el rear sus bellezas y evidenciaron la posibi-
folklore musical judío la huella m u y apa- lidad de una música n?cional, popular
rente de influencias polacas, ukrania- en sus fuentes, en su materia; refinada y
nas, rusas, húngaras, persas, caucasianas, cultivada en sus formas.
etc. Los p r é s t a m o s t o m a d o s d e estas
músicas extranjeras, y particularmente H a y q u e confesar q u e los trabajos de
d e las del O r i e n t e , han modificado tan los q u e en principio se aplicaron, hace
profundamente la estructura del p e n s a - a p r o x i m a d a m e n t e un cuarto de siglo, a
miento musical judío, q u e d u r a n t a mr— recoger los cantos populares judíos, no
cho tiempo los mismos especialistas se fueron muy acertados. Por una t e n d e n -
han equivocado c o m p l e t a m e n t e sobre el cia además natural, ellos trataban de
carácter real de la melodía judía. Se ha prestar a estas melodías religiosas y p o -
admitirlo generalmente q u e su seíial dis- pulares un aspecto civilizado europeo;
tintiva era la segunda a n m e n t a d a , q u e , las armonizaban según las reglas de los
Como s a b e m o s , caracteriza casi toda la c o n s e r \ a t o r i o s y las obligaron a plegarse
música del cercano Oriente. Y todavía al vocabulario tonal. Per otro lado, guia-
bajo este aspecto oriental clásico casi dos por la idea preconcebida d e que la
podría decirse aparecen las melodías j u - segunda aumentada era la señal por e x -
días en la obra de Rimski-Korsakow^ y celencia del pensamiento musical judío,
de Mussorgsky. Pero es precisamente a rechazaban c o m o no auténtica toda m e -
los alumnos d e R i m s k i - K o r s a k o w , y d e lodía q u e no p r e s e n t a r a este carácter; o
una manera más general a la corriente si no — lo q u e era peor todavía—modifi-
musical salida d e los Cinco (Rimski-Kor- caban la estructura de la melodía según
sakow, Mussorgsky, Cui, Balakireff, Bo- la idea, c o m p l e t a m e n t e falsa, q u e ello.^
rodin), a quien la música judía d e b e su se hacían d e la música judía primitiva.
nacimiento y desarrollo.
P e r o poco a poco se llegó a otros
M U í

métodos más escrupulosos. Apareció de Engel, alumno del Conservatorio de


entonces el hecho de que nos habíamos Moscú, son del año 1900. Ellos fueron
engañado sobre los verdaderos caracte- seguidos por las colecciones de Zevi
res de la antigua música Judia: la segun- Idelsohn, que había trabajado en Pales-
da aumentada no era su contraseña. Y tina. Otros vinieron pronto a reunirse
ahora algunos hasta consideran que este con ellos: L. Saminski, S. Rozowsky,
intervalo es de origen extranjero y que J. Akhron, M. Milner, M. Gniessin,
no se introdujo sino tarde en la música A. Jitomirsky, L. Zeitlin, í. Kaplan,
judía, bajo ia acción de influencias per- Schor, etc.
sas o caucasianas. Parece que las más an- En 1908, en San Petesburgo, fué fun-
tiguas melodías judías pertenecen a una dada la Sociedad de música popular ju-
gama pentafónica; las más auténticas, en día, que pronto organizó numerosas sec-
todo caso, son netamente diatónicas, y ciones en Moscú, y en las provincias, en
su estructura, como la de todas las pro- Kieff, en Jarkoff.
ducciones del arte musical popular, es Pero mientras algunos de los músi-
modal. cos citados se conformaban con estudiar
Desprendida de las múltiples influen- el folklore musical judío, y armonizaban
cias soportadas, libertada de los ropajes con mayor o menor acierto y gusto los
armónicos que le han sido impuestos antiguos cantos de la sinagoga y las me-
por músicos imbuidos de la enseñanza lodías populares, otros — y son los que
de los conservatorios, la música judía más nos interesan, porque su arte con-
religiosa y popular nos revela sus carac- tiene ricas promesas de porvenir—han
teres auténticos: homofonía pura y d/'a- hecho ensayos tratando libremente me-
tonismo. Pero lo que caracteriza particu- lodías auténticas, o hasta escribiendo
larmente el canto judío es la prodigiosa melodías nuevas, según los modelos an-
riqueza de ornamentación que él proyec- tiguos, en el estilo antiguo, para crear
ta sobre el esqueleto mismo de la me- un arte nuevo, una música judía, nacio-
lodía diatónica, su extraordinaria flexi- nal en su esencia, por su contenido me-
bilidad rítmica, que no puede dejarse en- lódico, pero moderna, europea en sus
cadenar por nuestro sistema métrico, y formas.
la que nuestras barras de medida infli- Después de los folkloristas de los
gen una verdadera mutilación. La lon- primeros años de este siglo vinieron
gitud de la frase melódica, la ornamen- unos jóvenes músicos que quisieron ha-
tación de la que ella está sobrecargada, cer servir esta antigua materia melódica
la variedad y la flexibilidad de su ritmo para la expresión de sus sentimientos
caprichoso, que le da el aspecto de urt personales; ellos se sentían hijos de su
recitativo sin palabras, todo esto confie- raza; pero no podían ni querían renun-
re a las antiguas melodías judías una in- ciar a la cultura musical europea. Ellos
tensidad de expresión admirable, un pa- deseaban hacer obra de artistas y no de
tético poderoso. sabios coleccionadores o de historiógra-
Entre los pionniers de la música po- fos.
pular judía hay que citar a Kisselhoff, A los nombres ya citados hay que
Leo Vintz, y sobre todo a Jules Engel y agregar el del moscovita Alejandro
Ephrain Schkiiar. Los primeros trabajos Krein y el del joven Veprik, del que se
M U

habla muy bien; pero no conozco sus con su pueblo, para refrescar su talento
composiciones. Es interesante anotar en esta tuente y volar luego con sus pro-
que Krein salió de Scriabin y también pias alas. Los compositores de la escue-
de Debussy, y que sus obras de ante- la nacional sacan demasiado frecuente-
guerra no atestiguan ningún interés par- mente sus inspiraciones de las coleccio-
ticular para la producción nacional judía, nes de melodías populares. Ellos no pene-
hacia la cual él se dirige por primera vez tran lo suficiente, y se sirven de las pro-
en 1914 con sus Esquisses Juives, cuar- ducciones populares así como están. Los
teto de cuerda y clarinete. Gniessin tam- mejores de ellos comprenden que allí
bién debuta con composiciones donde hay un peligro; pero no llegan a evitarlo
no se evidencia ninguna traza de su ori- sino rara vez, y la realización traiciona
gen, ni en las líneas melódicas, ni en la su ideal.
estructura armónica, próxima a la de Hay otra cosa más: un compositor
Scriabin. Lo mismo puede decirse de judío como Schonberg, que habla un
Lázaro Saminsky, alumno de Crepnin, lenguaje internacional, ¿es menos repre-
que emplea en sus primeras composi- sentativo de la mentalidad, de la sensi-
ciones un lenguaje internacional. bilidad judía, que un Michel Miiler, todo
No obstante las obras muy bellas impregnado de los cantos de su raza y
que ya nos han sido dadas por los com- que no es capaz sino de armonizarlos
positores de la escuela nacional judía, más o menos fielmente?
ésta espera todavía, al parecer, el hom- La cuestión había sido ya planteada
bre de genio que realizará esta transpo- para la música rusa: un Tschaikowsky,
sición total, esa recreación completa, a la cuyo arte es italianizado y germanizado,
que aspiran más o menos consciente- ¿es menos esencialmente nacional que
mente los mejor dotados, los más culti- un Rimsky-Korsakow que aprovecha
vados entre los músicos. El estudio del del folklore nacional?
folklore no es sino una etapa, necesaria Cuestión compleja sobre la que pien-
sin duda, pero que no debería ser para so volver a insistir.
el artista sino un medio de volver a po- BORIT DE SCHLOEZER
nerse en contacto momentáneamente (De Repertorio Hebreo)

• • •
Importante sociedad musical de la provincia de Alicante, solicita dos clarinetistas pa-
ra su banda, Y a los cuales proporcionará medios económicos de vida.
Dirigirse por escrito a esta Revista.
M U

D I V U L G A C I Ó N
ACÚSTICA 'DEA Y PROPIEDADES DEL SONIDO

Sonido, es el resultado de un movi- que se produce por medio del choque,


nr>¡eiito vibratorio, por rápidas oscilacio- del roce, u otra causa, en las moléculas
nes irregulares o isócronas del aire, en d i un cuerpo sonoro, hacii uno y otro
los cuerpos elásticos. Estas oscilaciones, lado de su posición de equilibrio.
se comunican al aire, donde se propagan Cuando las vibraciones del cuerpo
más o menos rápidamente, hasta hacer- sonoro son producidas con regularidad
se sensibles a nuestra percepción. La periódica y se aprecia perfectamente una
producción del sonido, es resultado altura determinada, que presupone una
de una resistencia, opuesta por el aire, masa invariable, se produce el llamado
al chocar contra el movimiento vibrato- sonido muifical. Si, por el contrario, no
rio de los cuerpos que poseen elastici- se ajusta a las condiciones antedichas,
dad, transformándose a modo de onda toma el nombre de ruido.
sonora. El sonido musical, como igualmente
El aire no es el único conductor del el movimiento musical, es determinado.
sonido. Sus medios transmisores más Ss diferencia de los demás sonidos, pre-
adecuados son los cuerpos duros, como cisamente, por esa cualidad en contra-
la piedra, la madera y los metales. El posición con lo indeterminado de otra
sonido se propaga por medio del aire clase de sonidos. Esta diferencia, nace,
atmosférico,—ondas sonoras—a l o g r a - de que las vibraciones del sonido musi-
dos, con una velocidad de 340 metros cal, por la naturaleza del aparato que las
por segundo, mientras que su propaga- produce, se desarrollan de una manera
ción por medio de cuerpos duros, alcan- regular y uniforme mientras que en el
za velocidades vertiginosas imposibles no musical, sus vibraciones no concuer-
de determinar. Por otra parte, la tempe- dan y aparecen de una forma irregular.
ratura modifica la velocidad proporcio- Cuando las ondas sonoras chocan
nal establecida a los l6 grados, según contra un obstáculo, — cuerpo sólido:
las alteraciones que ella sufra. pared, montaña, roca, etc. —son recha-
Así, para fijar la consideración últi- zadas, produciéndose un fenómeno de
ma dicha, observaremos que en el aire reflexión acústica, consistente en la repe-
decrece la velocidad de las vibraciones tición del sonido hacia el punto de pro-
cuando desciende la temperatura, redu- ducción. La repetición de este sonido,
ciendo la cifra de 340 metros a 337 en reflejado por un cuerpo duro, se llama
los 10 gradros y a 333 a O. eco. Cuando, por efecto de la distancia,
El sonido no se propaga en el vacío; el sonido reflejado coincide con el direc-
como tampoco la materia textil es buen to y la superposición es exacta, produce
conductor; sirve, en cambio, para amor- una resonancia aumentativa en la inten-
tiguar o aislar sus vibraciones y resonan- sidad del sonido, sin que por esto, pier-
cias. da en calidad auditiva. Para que un soni-
Vibración, es el movimiento rápido do reflejado se superponga al directo y

10
M U S I G

haya resonancia, es preciso que la dis- cuerpo sonoro produce en determinad^í


tancia de la superficie reflectora no ex-unidad de tiempo. La velocidad de las
ceda de 34 metros. Si, por el contrario, vibraciones depende del peso y rigidez
el reflejado no coincide exactamente con del cuerpo vibratorio. De la variedad de
el directo, quedan inconexas sus cuali- altura en los sonidos, resultan las siete
dades propias y se produce la confu- notas fundamentales de la Música.
sión. Según el grado de velocidad que lle-
Según el físico alemán Helmholtz, ven las vibraciones, el Fonido será: gra-
existen sonidos simples y compuestos; ve, central o agudo. Si se producen con
los simples son los resultantes de una lentitud, dará un sonido grave; si gra-
sola especie de vibraciones, sin mezcla dualmente aumentamos la velocidad, que
de sonidos armónicos ni accesorios; los es tanto como disminuir la lentitud, el
Compuestos, se han establecido en dos sonido se agudizará hasta llegar al lími-
categorías diferentes: unos formados por te de nuestra resistencia y comprensión.
la superposición de sonidos parciales, Si, por el contrario, las vibraciones se
pero no armónicos, que son más o me- producen con gran velocidad, al dismi-
nos regulares; tales son los que produ- nuir gradualmente ésta y aumentar la
cen las placas metálicas o las campanas. lentitud, descenderá al grave hasta lle-
Otros sonidos, por el contrario, están gar al límite de nuestra comprensión y
constituidos por uno fundamental, resul- resistencia. De la diferenciación en la
tado de las vibraciones, y de los tonos velocidad vibratoria entie dos sonidos,
secundarios llamados armónicos o con- nace la distancia sonora llamada inter-
comitantes, que se deben a las resonan- valo- Entre dos sonidos iguales, sin di-
cias del fundamental. Estas resonancias ferencia de velocidad en vibraciones, se
naturales, difíciles de percibir claramen-
produce el unísono que es la negación
te en instrumentos de viento, sobretodo del intervalo.
en la flauta, se oyen fácilmente en la pri- Una nota determinada tiene el doble
mera 8." del piano. De la vibración, par-número de vibraciones que la misma no-
cial o total, de esas concomitancias, sur-
ta de la escala inferior.
ge la diferencia de timbres en los dis- La intensidad del sonido, depende
tintos instrumentos músicos. de la mayor o menor amplitud de las vi-
El sonido musical, se produce por braciones del cuerpo sonoro. La ampli-
medio de la voz humana y de aparatos tud, es producid-i por la violencia o ener-
llamados instrumentos de música. Lo gía de la emisión. En la intensidad, in-
mismo en la voz que en los instrumen- fluye, principalmente, el medio conduc-
tos, según el mayor o menor tamaño, tor del sonido y se halla en razón inversa
densidad y resistencia de su naturaleza del cuadrado de distancia que existe entre
sonora, será más o menos grave o agudo, "el aparato productor y el receptor. Así,
potente o débil, pesado o ligero, que- pues, una intensidad determinada a cier-
dando fijadas de esta manera las cuali- ta distancia, será disminuida cuatro ve-
dades esenciales y propias del sonido: ces por cada aumento de doble en la
Altura o tono, intensidad y timbre. distancia fijada.
La altura o tono, de un sonido, de- Mucho tiempo se ha ignorado la cau-
pende del número de vibraciones que el sa del timbre, hasta que los trabajos de
11
M U I

Heimholtz en IA34,—según otros por tre el estudio de los sonidos, según la


Monge, a n t e r i o r m e n t e — h a n permitido Acústica, y el estudio de los sonidos s e -
adquirir algunas noticias, insuficientes gún los principios musicales. Para los
todavía, q u e permiten una idea bastante físicos, la teoría musical parte de una
fija d e la cualidad más esencial del s o - base falsa que no p u e d e dar más que r e -
nido. sultados inversos a sus teorías científi-
D e la cantidad y selección de los s o - cas. Para los músicos, el estudio de la
nidos armónicos o c o n c o m i t a n t e s del Acústica resulta trivial, por cuanto, las
fundamental, resulta el timbre. Depen- leyes fundamentales de la escala física,
diente el timbre d e los armónicos, o r e - están basadas sobre los antiguos m o d o s
sonancias naturales, d e un sonido princi- griegos que no c o m p r e n d í a n las altera-
pal, aumentará su calidad a m a y o r c a n - ciones ni transposiciones; y es por esto,
tidad de armónicos resultantes. Esta cua- principalmente, el p o r q u é muchos m ú s i -
lidad propia, ha sido llamada por los cos ignoran los más elementales princi-
alemanes "color del sonido"- pios de esta parte de la física que e s t u -
Según el musicólogo Fritz Volbach, dia los fenómenos del sonido.
existe una serie de fenómenos acústicos
q u e parecen estar en contradicción con
la teoría expuesta por Heimholtz; incli-
n á n d o s e a considerar, q u e la i m p o r t a n -
cia d e los concominantes no p u e d e ser Si lo rudimentario de estas leyes, qui-
más q u e d e orden secundario, a lo s u - siera ser c o m p l e t a d o por estudios c o n -
m o , d a n d o por admitida la cualidad tim- cienzudos y superiores de esta materia,
bre en el sonido g e n e r a d o r , según e x p e - r e c o m e n d a m o s a nuestros alumnos la
r i m e n t o s q u e tuvo ocasión de verificar lectura de la exposición clara y concisa
en los talleres d e los constructores d e d e D . Joaquín T u r i n a en su «Enciclope-
órganos señores F . y E. W a i c k e r , d e dia abreviada de música» y, el estudio
Ludwigsburg. profundo de la magnífica «Teoría física
Existe una completa divergencia e n - de la música» de D. Juan D Berrueta.

O O O

Es criterio de MUSICOGRAFÍA no poner trabas de ningún género a sus colaboradores. A ello


contribuyen principalmente dos razones: la honradez intelectual Y moral de cuantos
aquí firman sus trabajos, )j la libertad de acción que creemos un deber conceder a
cuantos piensan y sienten de buena fe.

12
M y s

IIRSAJI

Brahms nació en Hamburgo, y sus primeros estudios los hiso


con su padre, siendo ampliados y perfeccionados por el profe-
sor Marxsen.
Por la íuerEd, la particularidad y la extensión de su talento,
pudo asimilar los numerosos conocimientos artísticos de los mo-
delos clásicos, así como la tendencia romántica, y escribió de
una manera independiente y con individualidad pronunciada.
Por medio de serios estudios Y de una severa crítica, que así
mismo se impuso, reprimió los extravíos de su fantasía, sentidos
al principio de su carrera de compositor.
«Lo que escribo—ha dicho él mismo—no es creación mía.
Lo que llamáis invención es sencillamente la inspiración de lo
alto, de la cual yo no soy responsable y de la que no me co-
rresponde ningún mérito. Es un presente, un don, que debiera
despreciar si no lo hubiese hecho mío a fuerza de trabajo».
El día 7 de Mayo celébrase el centenario del nacimiento de
este insigne músico, cuya obra considérase digna de figurar en-
tre las inmortales de los grandes genios de la música.

13
M U

AÚSICA Y LIBROS
Tan sugestivo en su presentación externa cripción y un estudio preliminar hechos por
como delicioso en sus dibujos ingenuos, y tan el director de dicho Departamento, D. Higi-
sugestivo en sus poesías graciosas como deli- nio Anglés.
cioso en BUS textos musicales, es el volumen
que bajo el rótulo Canciones de niños ha pu- DICCIONARIO DE LA MÚSICA, ilus-
blicado Signo. Tiene la música por autor a trado publicado bajo la dirección técnica de
José M.* Franco, artista flexible y ecuánime los maestros Jaime Pahissa y Clemente Loza-
como intérprete, artista selecto y siiicen'simo no. Editorial LABOR, S. A. Barcelona. Dos
como creador. Son doce piececitas, de gran volúmenes lujosamente encuardernados en
ambiente y no menor musicalidad, que pue- tela, con prefusián de grabados, láminas en
den y deben cantarse también por pei'sonas bicolor y numerosos ejemplos musicales.
mayores, aunque aparentemente fueron des- La aparición de este Diccionario, ofrece al
tinadas a la infancia. lector, hermanados, lo útil y lo agradable. No
es solamente un libro de consulta para el ya
Las realizaciones musicales del Quijote es iniciado, sino que además encierra cuantas
el título del ensayo biográfico-crítico que ha condiciones se precisan a fin de que cada ar-
publicado Víctor Espinos. Hablan sus páginas tículo de la obra sea atractivo, de fácil com-
muy especialmente del compositor inglés, del prensión y amena lectura para el profano.
siglo XVII, Enrique Purcell para analizar su La parte biográfica contiene el catálogo de
ópera Don Quijote, y también comunican la obras de cada autor, con indicación del géne-
existencia de numerosas obras musicales ins- ro a que pertenecen, año en que fueron es-
piradas en la famosa novela cervantina. Ava- critas, número del opus y respectivos editores;
lórase tan interesante folleto con numerosos la parte liistórica y teórica es rica en foi mas,
facsímiles de portadas y autógrafos, tanto na- signos, sistemas musicales etc.; la nomencla-
cionales como extranjeros. tura de instrumentos es una descripción per-
fecta desde su origen hasta nuestros días. Sus
orientaciones, el criterio mesurado que ha
El profesor de Música de la Escuela Nor- presidido su confección, no pueden por me-
mal de Maestros de Logroño, Fermín Irigaray nos de merecer las simpatías de quienes se
ha publicado en la Casa Erviti una cartilla interesan por el arte patrio. No por ello des-
musical para las escuelas primarias, con el cuida el estudio de las actividades musicales
que inicia esta obra, y combinándolo con di- extranjeras, poniendo especial atención en las
cha producción docente, ha editado dos cua- de los paises hispano-americanos, recogiendo
dernitos de cantos populares, los cuales in- con imparcialidad las palpitaciones de los
cluyen, respectivamente, melodías vascas y tiempos presentes, junto con las de las épocas
castellanas. clásicas. La rica y variada ilustración de estos
dos tomos completa su valor y eleva el interés
de este Diccionario, hasta el punto de que
El catedrático de Estética e Historia de la será una obra imprescindible en la biblioteca
Música en el Conservatorio de Valencia, don de toda sociedad musical o cultural.
Eduardo L. Chavarri, ha publicado, bajo los
auspicios de Revista Musical Catalana, una Como información interesante para nues-
traducción de El teatro a la moda. Dicha
obra vio la luz por primera vez en 1720, y con tros lectores, daremos detallada cuenta de la
ella atestiguó Benedetto Marcello su agudeza aparición de cuantas obras de literatura mu-
crítica, porque este hombre insigne era com- sical se publiquen en español. También, y pa-
positor famoso, además de poeta, pr-osista, ra las publicaciones existentes en el mercado
abogado, y otras cuantas cosas con las que
había adquirido relieve en su país y fuera de — tan poco conocidas por la poca atención
él. Libretistas, compositores, cantantes, em- que se les presta en su divulgación—daremos
presarios, maquinistas, danzarines, sastres, un pequeño estudio de cada una de ellas,
comparsas, apuntadores, copistas, maestros aumentado por los que hayan merecido de
de solfeo, etc., etc., son puestos en solfa muy
hábilmente por una pluma cáustica. los más ilustres maestros de la crítica.
Nuestro propósito divulgativo concederá
las primicias de esta sección a Editorial La-
El Departamento musical de la Biblioteca bor, S. A. de Barcelona, cuyo esfuerzo en pro
de Cataluña, continuando la publicación de
los documentos de la música hispánica, acaba del arte músico, bien merece el apoyo moral
de editar el segundo volumen de las obras de todos cuantos laboremos por la cultura
completas del maestro Juan Pujol, con la trans- musical de nuestro país.
14
M U IR

F O N O G R A F Í A
gal», y son ellos los R K Y lOOOl y I 0 0 0 2
Un nuevo procedi-
que contienen fantasías de Marina y
iniento de impresión Bohemios uno, y de los Gavilanes y La
Picarona el otro, interpretados de una
U n nuevo progreso ha tenido lugar manera clara y magistral por la orquesta
en el desarrollo del Fonógrafo. Se trata «Viva-Tonal» dirigida por el maestro
d e los nuevos discos de larga duración Montorio.
i m p r e s i o n a d o s a 33 1/3 revoluciones por
rninuto. Estos discos permiten r e p r o d u - Últimas Publicaciones
cir sonidos, sin interrupción, en cada una
DISCOS "REGAL"
de sus caras, d u r a n t e diez o doce minu-
tos. C A R M E N , d e B i z e t — O p e r a comple-
Su aparición obliga a los fabricantes ta en 19 discos.
de aparatos, el q u e los nuevos modelos Esta obra se estrenó en el teatro de
1933 deberán ser provistos de un dispo- la O p e r a Cómica, de París, el 3 de Mar-
sitivo especial que permita realizar indis- zo de 1875, siendo una joya lírica de ri-
tintamente, discos impresionados a cual- queza variada en ritmos, con mágicas
quiera de las velocidades de 33 r/3 o 78 melodías que recuerdan una España m e -
revoluciones. ridional.
La Columbia, lanzando al m e r c a d o La interpretación de esta ópera ha si-
estos discos, r e s p o n d e a su reconocida do hecha por notabilísimos artistas, d i -
tradición de propulsora d e la fonografía, rigidos por los maestros del T e a t r o de
Los tales discos, permitirán la r e p r o d u c - «La Escala» de Milán, L. MolajoH y V .
ción de obras completas en la parte con- Veneziani. La protagonista Carmen, ple-
sagrada a la música clásica. Escenas en na de felina perversidad, indomable y
que el interés literario va conjuntamente fatalista, ha tenido intérprete genial en
unido al musical, serán, de aquí en a d e - nuestra compatriota, la eminente m e -
lante, impresiones sin fragmentación. zzo-soprano, A u r o r a Buades.
Con estos discos desaparece la molestia El gran tenor Aureliano Pertile ha
de atender d e n t r o de un límite, que no creado el Don José, e n a m o r a d o , supli-
podrá rebasar de los cuatro minutos, al cante y feroz hasta el crimen, que conci-
cambio de aguja y rotación del aparato. biera el espíritu emocional del gran m ú -
Cualquier poseedor de aparato de Radio sico francés. El barítono F r a n c i , ha pues-
podrá organizar un concierto musical, to su excelente voz al fatuo personaje
sirviéndose de estos discos en c o m b i n a - d e Escamülo, y la soprano Alfani Telli-
ción con su a p a r a t o , mejorando y a m - ni, con bella voz, ha d a d o la delicada in-
pliando el sonido hasta un límite m á x i - genuidad al personaje de Micaela. Los
m o , tanto en calidad de reproducción coros y orquesta del Teatro de «La E s -
c o m o en la duración del m i s m o . cala», con la afinación y ajuste a que nos
tienen a c o s t u m b r a d o s , y el grabado de
Estos nuevos discos eléctricos, han
los discos, perfecto y sonoro.
sido puestos a la venta por la casa «Re-
15
M U

EL PRINCIPE ENAMORADO DE
LAS TRES NARANJAS.—Marcha.- DISCOS "LA VOZ DE SU AMO"
Prokofieff.
I PAGLIACCL - acto I—«Vesti la
INTERLUDIUM IN MODO ANTI-
giubba...»
CO.—Glazounow.
El fragmento de la ópera de Proko- MARTA.—acto III.—^«M'appari...»
fieff, como toda ella, pertenece a !a orien- Dos bellos fragmentos que pasarían
tación estética que le coloca tan cerca desapercibidos de no concurrir en ellos
de Strawinski, y a la técnica avanzadísi- el hecho de ser cantados por el único
ma que le ha valido el calificativo de tenor del mundo, Caruso, y por lo ex-
«joven bárbaro ruso». El Inter/udium de traordinario del procedimiento.
Glazounow, merece una especial aten- Sabido es, que, los modernos ade-
ción, del músico aficionado y profesio- lantos fonagráficos, no pudieron retener
nal, por el valor intrínseco de toda la la voz magnífica de aquel gran artista y
obra del miembro fundador de la escue- cantante. Las impresiones existentes en
la nacionalista rusa. el mercado, no podían reflejar en el au-
Estas dos obras, que ocupan un solo ditor la verdadera realidad de su timbre
disco, son ejecutadas por la Orquesta de voz. Mediante un procedimiento es-
del Real Conservatorio de Bruselas, diri- pecial— fruto de varios años de pacientes
gida por Désiré Defauw. Este prestigio- investigaciones —se ha logrado reprodu-
so director, conocido en España por su cir la voz de Enrico Caruso, tal como
actuación al frente de la Orquesta Sinfó- hubiera sido impresionada de existir el
nica de Madrid, destácase en las interpre- sistema eléctrico en vida del malogrado
taciones de las obras modernas, oor su tenor. El resultado obtenido es verdade-
fuerza dinámica que no peijudica en lo ramente maravilloso, pudiéndose oir de
más mínimo a la claridad, la elegancia, nuevo en toda su plenitud los registros y
el detalle, y, sobre todo, a la estructura matices de su voz excepcional. A fin de
de la obra. Sus actuaciones con la Or- conseguir un efecto de absoluta realidad,
questa del Real Conservatorio de Bruse- al hacer la reimpresión ha intervenido
las, que dirige desde 1925, han sido elo- en la misma, acompañando al canto, una
giadas por la crítica mundial. orquesta sinfónica.

CONCURSO INTERNACIONAL DE MÚSICA


En la Ciudad de Narbona (Francia) y organizado por su Municipio y la Federa-
ción Musical de Francia, tendrá lugar un Certamen de Bandas y Orfeones los días 4
y 5 de Junio próximo.
El concurso comprende las pruebas siguientes: Lectura a primera vista; ejecu-
ción de una obra impuesta por el tribunal y concurso de honor para aquellos que o b -
tuviesen primer premio de lectura o de ejecución.
Para Informes: M. le Président dn Comlté-Dlrecteor. -- Hotel de Villfl. NASBONE (Francia)
16
M S

• SECCIÓN BANDAS •
Un certamen de bandas de música, organÍHado por el Excmo. Apuntamiento,
tuvo lugar en la Ciudad de Alcoy el pasado mes de Abril. El jurado
compuesto por los Sres. JavaloYes, Monllor Y Claver, concedió las
siguientes calificaciones:
Primera Sección — Premio, Banda Primitiva de Carcagente
Accésit, Banda S a n t a Cecilia de Eida
Segunda Sección — Premio, Banda de C O R B E R A
A c c é s i t 1." B a n d a de ONIL
A c c é s i t 1." B a n d a de A L C A C E R

COMENTARIO más o menos directas, quiso obrar en


consecuencia a su ideología justa, hubo
Rl resultado del certamen reciente- de ver cuan cerca de 1» verdad están los
mente celebrado en Alcoy, por su fallo, que pregonan lo sufragáneo del tribunal
como en casi todos los emitidos en dis- calificador.
tintas poblaciones, no ha satisfecho a to- La idea musical es considerada en
dos los que tomaban parte en él. No fui todas pactes como un foco de actividad
testigo presencial de este concurso, por no espiritual que, bien encauzada, supera a
haber llegado a mí la fecha de su cele- cualquier método de educación. Por lo
bración, pero pude leer, en cambio, las tanto, la ética de un arte no debe estar a
noticias que actuantes y corresponsales merced de municipios organizadores de
publicaron en la pren=a alicantina. certámenes musicales con el exclusivo
Si alguien cree que los certámenes objeto de rellenar un programa de fes-
vienen siendo, generalmente, salvo raras tejos.
excepciones, un mentís rotundo a toda No interesa este comentario la resta
manifestación de arte, sobran comenta- de valores ganados en la lid. Nunca con-
rios para enjuiciar la responsabilidad de sideré vencidos ni vencedores en los cer-
quienes no velando por los intereses de támenes donde una competición noble,
la banda, arrastran a ésta al fracaso su- entre los actuantes, lleva sus nombres y
puesto de una parcialidad premeditada. los de sus pueblos, más allá de lo que
Los concursantes creen, que un tribunal realmente puede parecer factible a la
de oposición ha de prestar la máxima idoneidad de un organismo no profesio-
atención a la ejecución e interpretación nal. Mi intención apunta a la necesidad
de una obra y a lo que respecte al orga- de un frente contra la moda—impuesta
nismo intérprete por su sonoridad equi- por cierto tribunal presidido por una
librada y afinación relativa. Desgraciada- gran figura—de una puntuación ficticia
mente no puedo creer en tan feliz supo- encaminada, principalmente, al despres-
sición cuando se ha visto, en certámenes tigio del director frente a la supremacía
famosos de una capital de provincia, valorada de la banda, como he podido
descaros impropios de personas sensa- apreciar en el punto sexto de la clasifi-
tas. Si alguien fué el que, apartando to- cación de una banda, en el fallo de este
da la exotérica petulancia de presiones certamen. D, de N.

17
M

VIDA MUSICAL
ESPAÑA ta. El programa inaugural tenía obras de
Mendelssohn, W a g n e r , y la quinta sinfo-
M A D R I D . — E l maestro Pérez Casas nía beethoveniana. España estuvo r e p r e -
ha tenido el buen acuerdo de presentar sentada por la siempre aplaudida «Sin-
a Félix A n t o n i o en una sesión de la O r - fonía Sevillana», de Turina, cerrándose
questa Filarmónica, estrenándole la suite la sesión con el preludio d e «La Revol-
Figuras de Barro, obra integrada por los tosa», de Chapí, q u e es algo digno d e
números: Leñadores, El pato y la pave- figurar e n t r e las muestras más vivas y
ra, Patos, Lavanderas, Caravanas de más graciosas del arte español m o d e r n o .
Oriente, El niño, y El baile. Con acentos El segundo concierto popular tuvo un
q u e no excluyen el h u m o r i s m o , evoca- p r o g r a m a cosmopolita q u e d a n d o un h u e -
ban esos trozos algo de la vida sin vida quecito para el catalán E n r i q u e G r a n a -
de las figuras tan seductoras para los dos.
niños situados ante los pesebres infanti- La O r q u e s t a Sinfónica, bajo la b a t u -
les. Lo pintoresco impera casi s i e m p r e , ta d e A r b ó s , i n t e r p r e t ó un «Festival
s u b r a y á n d o l o de vez en vez las voces Straw^insky», integrado por La consa-
o n o m a t o p é y i c a s y los acentos p o m p o s o s , gración de la primavera y trozos de El
si así lo requiere la situación; sin p e r - pájaro de fuego y Petruschka, con el
juicio d e q u e también haya retazos líri- concurso del pianista José M.^ F r a n c o .
cos d e buen gusto y retazos folklóricos El público recibió complacidísimo esta
q u e acusan viejas modalidades. música sensorial rítmica, llena de c o k -
La obra de Félix Antonio fué reci- res chispeantes y de sacudidas sobresal-
bida con cierta frialdad, si bien el audi- tadas, sin q u e le produjera el efecto de
torio reaccionó tras un curioso conato nada novísimo ni por su forma ni por
d e hostilidad, y al final tuvo que salir el sus fórmulas.
autor para recoger los aplausos, cada vez Un músico catalán figuró en esta or-
más vehementes, del público. questa c o m o director y como c o m p o s i -
La O r q u e s t a Filarmónica celebró el tor. Este artista se llama Eduardo T o l -
p e n ú l t i m o d e la serie, con la Suite en la, drá. Con su Cuarteto Renacimiento r e a -
de Julio Gómez, la r o t u n d a sinfonía de lizó, siendo mozalbete, una labor verda-
F r a n c k y los bellos fragmentos sinfóni- d e r a m e n t e portentosa, de la que llegaron
cos de El martirio de San Sebastián, de a Madrid los ecos. Dv-spués, 'l'oldrá a p e -
D e b u s s y , t o d o ello dirigido por el maes- nas se movió de Cataluña. En la ciudad
t r a Pérez Casas con esa precisión severa barcelonesa cultivó la composición con
que delata vivo interés por la d e p u r a - d e n u e d o infatigable, con gusto firme, con
ción interpretativa. Y en el último,— de inteligencia honrada, con corazón sereno.
la serie — a falta de novedades, ofreció
Toldrá ha venido a Madrid, invitado
el aliciente de José Cubiles al piano,
por el maestro A r b ó s , t r a y e n d o un b r e -
a c o m p a ñ a d o p o r la o r q u e s t a .
ve poema sinfónico basado en la leyenda
Los tradicionales conciertos de Pri- de El conde Arnau, que dá título a la
ce, han sido r e a n u d a d o s p o r esta orques- obra, y dos canciones con acompañá-
is
M U I

miento orquestal. Aquel poema descu- ni lo bastante moderna para que des-
bre las cualidades innatas de un tempe- pierte ningún interés. Y estrenó la
ramento acusadamente musical, en opo- extensa composición Nocturnos portu-
sición a esos temperamentos antimusica- gueses, para violonchelo solista y or-
les por los que algunos músicos se creen questa, por Gaspar Cassadó, obra ins-
Supermúsicos y exigen por doquier el pirada en el folklore del vecino país, y
trato a que se consideran acreedores an- cuyo desarrollo rapsódico tiene soldadu-
te este nivel jerárquico en que los colo- ras apetecibles, aunque el conjunto re-
caran su ambición y su vanidad desme- sultó acaso excesivamente largo y con
didas. Esas canciones revelan un tempe- acentos líricos más propios del teatro
ramento lírico que se complace en seguir cantado que del género sinfónico. La in-
fielmente la poesía, sin plegarse a mate- tervención personal del autor como so-
rialismo y evocando o sutilizando lo que lista, favoreció el éxito de una produc-
el poeta puso en verso. ción que, reducida a menor volumen, re-
Toldrá triunfó en Madrid corno com- forzaría indiscutiblemente su interés. En
positor. Como director de orquesta, ob- la parte central fué insuperable el triunfo
tuvo un triunfo no menor, lo mismo en de Cassadó, tocando un concierto de
Sus propias obras que en su versión fir- Haydn. El resto del programa, con Beet-
me, enérgica, flexible, profunda y tam- hoven, Rimsky-Korsakoff y Dukas, tuvo
bién brillante de los fragmentos de La la calurosa interpretación que es propia
vida breve, de Falla, incluidos en la mis- de la Orquesta de Arbós.
ma sesión, la cual, estuvo integrada por
otras obras, entre ellas el estreno de La Orquesta Clásica, bajo la direc-
Impresiones sevillanas, de Manuel Nava- ción de J. M. Franco, tras largo silencio,
rro. La soprano Srta. Planas, la Masa Co- motivado por la defunción del maestro
ral y los coros de niños y de niñas del Saco del Valle, ha dado un concierto en
Instituto Escuela, dirigidos por el maes- la Asociación de Cultura Musical.
tro Benedito, contribuyeron a la varie- En el programa Bramhs con serena-
dad y también al éxito de un programa ta en re mayor, y Rodolfo Halffter con
cuyo interés principal recayó en las obras su Divertimento entre otros. La obra de
de Falla, Toldrá y Guridi. Rodolfo Halffter interesó á algunos, no
El tercer concierto de la actual serie, obstante la protesta con que la recibie-
tuve, la interpretación del Concierto para ra el auditorio.
piano y orquesta, de Brahms (op. 15),
donde Cubiles lució su peculiar estilo co- El Ateneo ha organizado tres actos
roo solista haciendo amable una obra que filarmónicos de altura, con el concurso
no es de todas amada. El resto del pro- de la Banda de Ingenieros, la Republica-
grama obras de Bach, Beethoven, Wagner, na y la Municipal. Con ellas ha querido
Strauss y unas danzas de Nusch-Nuschi, solemnizar aquella casa el aniversario de
de Hindemith. nuestra República, y las tres entidades
En su último concierto, estrenó la han dado lustre filarmónico al grato re-
suite La flauta de Sans-Souci, del berli- cuerdo.
nés Paul Graener, obra que no es lo bas- Posteriormente ha dado un recital en
tante emotiva, ni lo bastante original. este mismo Ateneo, el clavecinista Ma-

19
M U I f

cario Santiago Kastner. En esta sesión la Filarmónica. Uno del Cuarteto de


estaban representados varios países, ofre- Dresde, en la Asociación de Cultura Mu-
ciendo un atractivo indiscutible al revi- sical. Uno del pianista navarro Martín
vir en nosotros ese mundo antiguo en un Imaz, bajo los auspicios de la Asociación
instrumento que tiene todo el ambiente Profesional de Estudiantes del Conserva-
de épocas pasadas, aunque se trate de torio. Pura Lago dio un concierto en el
un clave moderno. Kastner fué muy teatio Español; Borow^sky en la Cultural
aplaudido, y aplaudido muy legítima- con un programa donde abundaba Cho-
mente. pín; el Cuarteto Pro Arte dos sesiones,
de las seis que ha de dar, en el Círculo
En la Comedia, interesante recital de
de Bellas Artes a los asociados de la Fi-
sonatas a dúo. Como violonchelista, Cassa-
larmónica.
dó; como pianista. Cubiles. Ambos ar-
En perspectiva, los cuatro conciertos
tistas han tocado recientemente asocia-
restantes del Cuarteto Pro Arte, mas dos
dos a nuestras orquestas sinfónicas, y
de la Orquesta Clásica, mas otros dos
actuando como solistas en obras de gran
por Áurea de Sarrá, con orquesta y so-
empaque. Ambos tianen fervientes ad-
listas, donde se darán a conocer compo-
miradores aquí y fuera de aquí. Y ambos
siciones de Manen, Pujol, Blancafort, Ri-
fueron muy agasajados en esta sesión.
cardo Lamote y Salvat.
Sesión sonatística, aunque no en su to-
talidad, contra lo que se había anunciado
En el Ateneo dio una conferencia el
primeramente. Una sonata de Mo¿art y musicólogo D. José Subirá acerca de «El
otra de Grieg, emparedaban una parte ideario estético y ético del maestro Vi-
central, en la que cada uno de esos mú- ves». En la Casa de Levante dio una con-
sicos lucieron su habilidades, en vez de ferencia con ilustraciones musicales, ba-
fundirlas, como en aquellas otras obras, jo el tema «La vida de Mozart», el culto
para rendir culto a un género digno de maestro compositor Federico Chaves.
respeto máximo.
BARCELONA.- Nerón yActé, ópe-
La Orquesta de Música de Cámara,
ra en cuatro actos libro y música de Juan
teniendo a Ángel Grande en el pupitre
Manen.
dictatorial, ha dado dos interesantes
La virtuosidad conocida en Manen
conciertos con programas llenos de no- como instrumentista, impide a cierta
vedades y la colaboración, en el segun- gente creer en la posibilidad de un gran
do, de la violinista Lola Palatín de Hi- compositor en el género operístico. El
gueras, intérprete de un concierto de eptreno de esta obra suya en el Liceo,
Haydn. ha dado motivo a diversos comentarios
Dos conciertos de Música de Cámara críticos en los que apacecen diferentes
—con el concurso del Cuarteto Rafael y impresiones por el procedimiento y ten-
destacados elementos de la Banda Re- dencia de las voces y orquesta de esta
publicana, dirigidos por el sabio maestro magnífica obra del compositor catalán.
Vega —, en el teatro Español, estrenan- El estudio concienzudo de la obra de
do una agradable sinfonía de cámara de Manen —que fué estrenada por primera
Wolf-Ferrari. vez en Karlsruhe el año 1928—ha sido
Un concierto del Cuarteto Rafael, en hecho en Revista Musical Catalana por

20
M U f

J. Salvat, de cuyo artículo extractamos Jota aragonesa (Sarasate) Gavota (Bach)


el siguiente párrafo... «la tragedia musi- y Capricho n.° 13 (Paganini) (estas dos
cal de Juan Manen es una obra de un va- últimas, para violín solo), dio margen a
lor evidente que no puede dejar indife- que el joven Ferriz hiciese gala de su co-
rencia ninguna. Su técnica orquestal so- piosa técnica, belleza de sonido, y per-
bre todo, y no menos la coral, es de un fecta afinación, al par que de un sentido
Valor innegable que la crítica unánime- expresivo muy estimable, que evidenció
mente ha proclamado. Es en la orquesta en el Andante del Concierto de Men-
donde se condensa y desarrolla el drama delssohn, y en la Romanza de Beethoven,
exteriorizando el sentimiento de sus per- por cuya meritísima labor cosechó abun-
sonajes, ya que solamente en determi- dantes aplausos, viéndose obligado ante
nados pasajes toma la voz la supremacía la insistencia de éstos, a deleitar nueva-
expresiva de un lirismo más franco». mente al numeroso y selecto auditorio,
La Orquesta Pau Casáis, ha dado su con una muy feliz versión del Nocturno
concierto séptimo del curso de la Aso- n.° 2 de Chopín.
ciación de Música de Cámara, con un Emilio Marco, cumplió su difícil mi-
programa de obras de Beethoven y sión a maravilla, pues en cuantas oca-
Wagner. La violonchelista Raya Gar- siones tuvo, mostróse como pianista de
bousova, acompañada por la orquesta, positivo mérito, siendo en todo momen-
interpretó un concierto de Haydn y las to, el acompañai\te ideal.
variaciones de Tschaikowsky. Esta mis- Una velada en fin, agradabilísima, de
ma orquesta ha sido dirigida, en otros las que es de lamentar no se nos sirvan
conciertos, por los maestros Hasselmans con más frecuencia.
y Alfredo Cortot. JOPECOR
El maestro D. Juan Lamote de Grig-
nón invitado por la Orquesta Sinfónica
EXTRANJERO
de Bilbao ha dirigido dos conciertos en ?r\RlS.-Orquesta Pasdeloup. Con-
aquella ciudad con éxito inmenso. La
cierto exclusivamente dedicado a los ru-
crítica local encomia la labor admirable
sos y en el que tomó parte Rubinstein
de este gran conductor, y, al mismo
como solista del concierto de Rachnia-
tiem|X), la buena impresión que causó
ninoff.
Una composición de su hijo Ricardo.
Primera audición de La Filie de
VALENCIA.—El 27 de Abril, y en Jephté, de Lucien Haudebert que sirve
el lindo salón de actos de la Federación de ilustración al poema de Alfr^d de
Industrial y Mercantil, celebró la socie- Vigny.
dad Música de Cámara, su XXIV con- Festival Beethoven dirigido por W e -
cierto, a cargo de José Ferriz (violín) y ingartner y la cooperación de los famo-
Emilio Marco (piano). sos coros de San Gervasio en la inter-
El programa por su envergadura, pretación de la Novena Sinfonía y la Mi-
puesto que estaba integrado por la Sona- sa solemne.
ta en si bemol mayor (Mozart) Concierto Orquesta Sinfónica. Primera audi-
en mi menor(Mendelssohn)Rt)manza enfa ción del Concertó grosso de Mitropoulo
(Beethoven) Tamborín Chino (Kreisler) dirigido por el propio autor. La obra ha
2t
M

sido bien juzgada por la crítica, que ve tro de Bayreutb tenían los artistas Tos-
en ella una admirable realización. canini y Lauritz Melchior, entre otros.
Festival Strawinsky, bajo la direc- AUSTRIA.—Anuncian los periódi-
ción del autor y éxito de la nueva Sym- cos y revistas musicales, que han sido
phonie concertante (para piano y orques- descubiertas varias obras inéditas de
ta) de F. Schmitt. La parte de piano fué Haydn, entre las que aparecen un cuar-
tenida por el propio autor. teto de cuerda y varias sonatas para
Orquesta Colonne. En los conciertos piano.
organizados por esta orquesta, figuraban Ricardo Strauss prepara el estreno de
como primera vez, varias obras de auto- su nueva versión de Elene d'Egypte, cu-
res contemporáneos. Las que más inte- ya presentación será en Salzburgo en el
resaron: Fantasíe Monothématique de próximo verano. Alexandre Tchérepnine
Lambert y Jeunesse du monde, de Le ha tenido éxito en su ópera Mariage de
Boucher. Zobéide, estrenada en Viena.
Orquesta Lamoureux. Interesante CHECOESLOVAQUIA.— Para la
transcripción para piano—mano izquier- conmemoración del cincuenta aniversa-
da sola—de la Sinfonía doméstica, de rio de la muerte de Smetana, la sociedad
R. Strauss y ejecutada por Paul Witt- que lleva su nombre en Praga, editará
genstein para quien ha sido arreglada. una partitura excepcional de La Novia
La Misa solemne de Liszt, ha sido vendida. Otocar Ostrcil, director de la
magníficamente interpretada por Ernst orquesta del teatro Nacional, ha sido en-
Lévy con la colaboración de la Coral Fi- cargado para revisar la edición del ma-
larmónica. nuscrito.
BERLÍN.—Han sido elegidos miem-
A M S T E R D A M . - E l virtuoso violon-
bros de la Academia de Bellas Artes de
chelista catalán Gaspar Cassadó, triunfó
esta capital los compositores Max Butting
una vez más en el concierto que última-
y Otorino Respighi. Max von Schiliings
mente dio con la orquesta Concertge-
ha sido nombrado director general de la
bouw; en el programa figuraba la Sona-
Opera.
ta para arpeggione y piano de Schubert,
La estación radiotelefónica de K o -
transcrita para violonchelo y orquesta
nigswusterhausen, ha radiado las polo-
por el propio Cassadó. Esta interesante
nesas para piano a cuatro manos de
obra del músico del lieder, no ha sido
-Schumann, recientemente descubiertas
universalmente conocida dado el poco
en el archivo de la Sociedad de amigos
uso que se ha hecho del instrumento so-
d,' la música de Viena.
lista inventado en Viena el año 1823.
Bruno Walter con motivo de los su-
cesos políticos actuales, que persiguen LRNINGRADO. —La Unión de com-
implacablemente la raza israelita, ha sus- positores soviéticos, organiza un festival
pendido los conciertos que debiera diri- RÍmsl<y-Korsal<OW en conmemoración
gir en Leipzig y en esta capital. del 25 aniversario de su muerte. Un co-
Como consecuencia a la acción em- mité especial presidido por el profesor
prendida por el Gobierno alemán, serán Maximilian Andreiewitche ha sido encar-
rescindidos los contratos que con el tea- gado para la organización del acto.

SS
M

N OTl CIAR I O
Ha sido constituida la Asociación Es- invasión en ningún país. Por el contrarío,
pañola de Concertistas, cuyo objeto de si París sufre la invasión de músicos,
fundación es inspirado para la defensa de compositores y concertistas extranjeros
intereses de los numerosos artistas espa- es porque es el único sitio del mundo
ñoles y el establecimiento constante de donde tienen realización todos los ca-
un contacto entre los artistas de mérito melos, que el público acoge muy serio,
reconocido y las sociedades de con- como si los entendiera.
ciertos, agencias musicales, casas pro-
ductoras de discos gramofónicos, et- Henri Collet anuncia en Le Ménés-
cétera, facilitando de esta forma sus trel, de París, un próximo concierto sin-
gestiones y procurando la mayor fre- tónico con el concurso de la célebre Co-
cuencia en la actuación de estos artis- ral de Zamora. Dicho concierto se cele-
tas. Caracterizará a esta Asociación, que brará en París bajo el Patronato del em-
y=» cuenta entre sus socios con nombres bajador de España.
de elevado prestigio en el mundo musi-
cal, una gran severidad en cuanto a la El concurso Franz Liszt se celebrará
admisión de sus m'embros, la cual se
en Budapest el mes de Mayo corriente.
ajusta a determinadas condiciones.
Este concurso ha sido dotado por una
La Asociación ebtá gobernada por cantidad total de 60.OOO francos para
una junta directiva presidida por Don premios y no serán admitidos pianistas
Joaquín Turina. concursantes mayores de treinta años de
edad.
El cuarteto Aguilar, va a Nueva-York
contratado por la sociedad Art For Art Ha sido fundada recientemente en
para crear una escuela de laúdes espa- París, una agrupación denominada TRI-
ñoles. TÓN para dar a conocer a través de sus
ejecuciones, que serán cuidadosamente
Para el concurso internacional de pia- preparadas, algunas de las obras más
"^o que se celebrará en Viena, del 26 de importantes de la música contemporánea.
"layo al 16 de Junio, ha salido el pianis- En su primera sesión fué presentado el
*•* catalán Alejandro Vilalta, Han sido compositor holandés Willem Pijper en
Pedidas demandas de admisión, por no su sonata para piano y flauta. Othmar
•^aber cumplido aún 16 años de edad, Schoeck, uno de los compositores suizos
'Os hermanos Corma. de vanguardia, dio a conocer en prime-
ra audición su sonata para clarinete bajo
De la revista Spartd: Un decreto del y piano. También constituyó una nove-
"Ministerio de Trabajo francés, limitando dad, la sonata de Marcel Mihalovici para
Un l o por 100 los músicos extranjeros pequeño clarinete en mi bemol, clarinete
Jlue pueden actuar en las orquestas de en la y clarinete bajo.
'OS hoteles, cafés, etc., de París y sus al-
''ededores, ha dejado sin ocupación a la
•^^si totalidad de los músicos españoles Se anuncia el estreno en Dresde de
residentes en París. Lo peor del caso es la nueva ópera de R. Strauss, Arabella,
que no será posible proceder recípro- que tendrá lugar en la segunda quincena
paniente, ya que los músicos franceses, de Junio.
"ocluyendo compositores y concertistas,
y salvo Gontadísimas excepciones, son Ha terminado el plazo de admisión
'an francamente malos que no hay el de solicitudes en el concurso abierto pa-
"lenor peligro de que lleven a cabo la ra proveer la plaza de conservador del
23
M U

archivo de música de la ex-capilla Real, Esplá y habló de la organización musical


plaza que tiene encomendada, además española como obra de la República. El
de ordenar el archivo, la de organizar Sr. Borras Prim, de la Universidad de
conciertos, y disfrutará una asignación Barcelona, propuso la intervención de las
anual de cuatro mil pesetas. diversas universidades en materia musi-
Las solicitudes presentadas son unas cal europea.
veinte, y entre los solicitantes figuran
profesores del Conservatorio, directores
de orquesta y de banda y críticos de La Orquesta Lamoureux, dirigida por
música en la Prensa diaria madrileña. Albert Wolf, ha empezado su toumée
por España con gran éxito de público y
La última sesión del Congreso Inter- prensa. Su último concierto en Valencia
nacional de Música, que se celebra en mereció los más unánimes elogios para
Florencia, fué presidida por don Osear profesores y director.

S E C C I Ó N OFICIAL
INSTITUTO MUSICAL • FUNDACIÓN CORBÍ

EXAMENES
Relación de alumnos matriculados
Los exámenes correspondientes a la para esta convocatoria:
primera convocatoria del mes de Mayo
se celebrarán el día 28. CURSO PRIMERO.—11 mañana. Luis Cer-
Los alumnos de las clases de SOL- da Rico; Enrique Corbí; Joaquín Esteve; Juan
García; Alejandrino Gran; Salvador Juan Cor-
FEO vienen obligados a sufrir examen
bí; Agustín Martín; Antonio Martínez Botella;
de sus respectivos cursos. Los que no se Joaquín Paya; Francisco Samper; Joaquín Sil-
presentaren serán baja definitiva si pre- vestre; José Valero; Tomás Marhuenda.
viamente no alegan causa justificada.
Los alumnos que no siendo de esta CURSO SEGUNDO.—4 tarde. Primitivo
Valero; Antonio Carrillo; Juan Mallcbrera;
convocatoria quieran sufrir examen en
Francisco Gran; Enrique Poveda; Salvador
ella, deberán solicit=irlo en Secretaría y Bernabé; Marcial Esteve; Enrique Corbí; Ale-
proveerse de la correspondiente pape- jandro Brotóns.
leta. Igualmente se les recuerda a los
CURSO TERCERO.—5 tarde. Vicente Na-
alumnos mennres de edad, la necesidad
varro; Luis Giménez; Salvador Pina; Rafael
de presentar la papeleta de examen fir- Bernabeu; José Lóoez Rico; José Pastor; Luis
mada por el padre. Rico; Blas Amat.

ARTES GRÁFICAS MANUEL VIDAL MO N Ó Y AR

Похожие интересы