Вы находитесь на странице: 1из 4

El secreto de las agujas

La milenaria historia de la acupuntura y la moxa

Texto () . Prohibida la reprodu Ci6"

por Joseph Needham


L A acupuntura y la moxa se cuen-
tan, como es sabido. entre las
técnicas más antiguas y tradi-
cionales de la medicina china . En térmi-
nos generales puede definirse la acu-
lación ininterrumpida del qj y del xue
(sangre) a través del cuerpo humano.
La moxa consiste en hacer arder en
contacto con la piel, o a proximidad de
ella, el ai. una mecha similar a una varita
puntu ra como el procedimiento consis- de incIenso, hecha de hojas secas de ar-
tente en clavar finas agujas. a profundi- temisa, o en Quemar Junto a la piel una
dades diferentes, en puntos muy va- suerte de cigarrillo de igual materia. La
JOSEPH NEEDHAM, famoso sinálago británICO,
riado s de la superficie del cuerpo huma- moxa se aplica generalmente en los mis-
es profesor. de la UnIversidad de Cambridge.
Desde hace mJs de CUólrenta aoo$ 1'ÍOnt' publi· no . Esos puntos se rela cionan entre sí, mos pun tos Que la acupuntura. Según
candQ /Qs JWI7"IeI"(l$()S volúmenes de una ob,a formando diversos agrupamientos con- sea la gravedad de la enfermedad.
t1IQfIUmental, Science aOO civilizalion in China forme a minuciosas pautas que respon- - puede ir desde un estímulo térmico
(Ciencia y cM'J ución en China/, que dirige y a la den a una compleja e intrincada teoría suave hasta una fuerte cauterización de
que confribuy& esencialmente. Sil ú¡lima ob raes
5cience in tradicional China (La ciencia en la China de origen medieval. la teorra clásica se efecto aOli-irritante. Desde antiguo la
tradicional), publiCada por The Chinese Unlversiry basaba en la idea-que hasta hoy pre- acu puntura era generalmente conside-
Press, de donde est¡j tomado el presenl8 artIculo. senta considerable interés - de la circu- rad a más eficaz frente a las enfermeda·
des agudas, mientras qua para el trata- cuya base hablam os actua lmente de ca- mar en forma inapropiada, pero con ló'
miento de las dolencias crónicas y para nales y puntos de acupuntura, estimán- gica innegable) ha tenido el efecto de
los fines profilácticos se estimaba con- dose que existen en el cuerpo humano obliga r en el resto del mundoa los médi-
veniente la moxa. once canales principales y ocho secun· cos y a los neurofisiólO9os a tomar en
Como método terapéutico de efectos darios. Cada uno deestos canalescuen- serio la· medicina china.
seda ntes y analgésicos, la acupuntura ta con diez a Quince puntos de acupun- Un punto de vista ampliamente ex-
surgió bajo la dinastia Zhou, en el primer tura - Josshu xue - en los cua/esse cla· tendido, especialmente en Occidente.
milenio a.C. Las agujas que hoy se van las agujas o se quema la moxa. Ade· es que la acupun tura actúa principal-
eniplean son sumamente fin as, más más del sistema ching lo de los canales, mente por sugestión, como muchos
delgadas que las usadas para las inyec- existe también el sistema ¡¡ng/uo, "sis- otros factores de la llamada " medicina
ciones hipodérmicas. la agujas se cla- tema de la red de vlas y canales", que no marginal", habiendo quienes no vacilan
van en diferentes puntos del c uerpo, si- sólo comprende la circulación del ql, si· en equiparar la acupuntura analgésica,
guiendo un esquema gráfico ba!>ado en no también la circulación de la sangre empleada en cirugía, con la anestesia
las concepciones antiguas de la fisiolo- en los vasos respectivos. Resulta de hipnótica.
gia. Sin perjuicio de los importantes gran interés comprobar cuan clara era
Desde el punto de vista de la neurofi-
progresos posteriores, encontramos entonces la idea de la circulación, en
siolO9ía, es innegable que las agujas
que ya en el siglo 11 a.C. la teoría y la una época en que aún faltaba mucho
empleadas en la acupuntura estimulan,
práctíca de la acupuntura se hallaban para que Sir William Harvoy demostra-
a profundidades diferentes, diversos
bien fundadas y sist ematizadas. Hasta ra, en 1628, la exist encia de la circu la-
puntos receptores que envian sus im-
nuestros dlas esas técnicas se siguen ción de la sangre en su ob ra De Motu
pulsos aferentes a la médula espinal y al
aplicando en China y en el seno de la's Cordis et Sanguinis in Animalibus.
cerebro. Es posible que ello desencade-
comunidades chinas. Nadie niega la importancia fun da - ne en el hipotálamo fenómen os que
Según la idea clásica, el qi circula sin mental que el sistema de la acupuntura contribuyan a acfivarlaglándula pituita-
cesa r dentro del cuerpo humano a tra- ha tenido en la historia de la medicina ria, provocando un aumento de la canti ·
vés de una red de ca nales, constituyen- china. Pero hasta hace poco, e incluso dad de cortisona segregada por la corte-
do el sistema del ¡¡ng/uo. Este sirvió de hasta hoy, han existido diferencias con- za de la glándula suprarrenal. Otra posi ·
fundamento al famoso qi jing 00, sobre siderables en la apreciación del valor bilidad es Que las agujas estimulen la
real Queesesistema conserva en la épo- producción de anticuerpos por parte del
ca actual. Así, en varios paises de Asia sistema reticuloendotelial. Estas dos
oriental es posible encontrar médicos explicaciones van en apoyo del enfoque
chinos y occidentales que. habiendo re- terapéutico de la acupuntura, contán·
cibido una formación moderna, se dose entre las principales teorías que
muestran escépticos en cuanto a su uti- explican actualmente los efectos tera·
lidad . Pero dentro de China esas opi- péuticos de dicho método.
niones son poco numerosas . Nuestra En cierto sentido resulta mAs fácil
experiencia nos indica que en China la explicar el efecto analgésico de la acu ·
gran mayoría de los médicos, tanto los puntura Quesu efecto terapéutico. Pero
que se han educado conforme a los cá- si se comprobara que la acupuntu ra es-
nones modernos como los que han reci- timula realmente la producción de corti-
bido una formación tradlcíonal, sona, activando los demás f enómenos
creen en la capacidad de la acupuntura conexos, o que produce un aumento en
para curar o, al menos. alivia r numero- la prOdUCción de anticuerpos, seria
sos trastornos patológicos. enorme la importancia que adquiriría la
En los últimos quince arios 01 tema ha acupuntura terapéutica, incluso en en-
adquirido un mayor rel ieve. como con- fermedades como la fiebre tifoidea o el
secuencia de los éxitos que en China ha cólera, cuyos agentes conocemos per-
alcanzado la aplicación de la acupuntu- fectamente. Es posible que en otros ca-
ra con fines analgésicos en operaciones sos las agujas bloqueen el ingreso de
de cirugía mayor. Noesnecesa rio en es- impulsos destinados a! tálamo o a la mé-
tos casos estudiar una larga historia clí- du la espinal, impidiendo la llegada de
nica, ni existen periodos de mejoría o de cualquier impulso doloroso a la corteza
recaida aguda, ni enfermedades cróni- cerebral, produciendo as! la analgesia.
cas que puedan dar lugar a reacciones Por otra parte, no hay duda de que la
dudosas, ni la posibilidad de hipótesís acupuntura analgésica se. relaciona de
psicosomáticas. las únicas alternativas algún modo con los péptidos opioides
consisten en que el paciente padezca el del cerebro, aunque todavía se desco-
intolerable dolor de la intervención noce cómo opera esa relación. Uno de
quirúrgica o que no sienta nada, con lo los más sugestivos y fascinantes des-
cual la eficacia del método aplicada cubrimientos de los últimos cinco años
quedará en claro dentro de una hora o, ha consistido en demostrar que nuestro
incluso, antes. Esta acupuntura analgé- cerebro produce su bstan cias conocidas
sica (o anestésica, como se la suele lIa- como encefalinaso endorfinas, que son ~

los modernos cirujanos chino. utill:ran como método de anestesia


la acupuntura. la mile naria técnica china para aliviar el dolor, con·
sistente en clavar finas agujas en una seri e de puntos del cuerpo in·
dicados en viejos dibujos. A la l:rquio rda. un caso de anestesia por
acupuntura en un hosp ital d e Nankln.

47
,.poderosos analgésicos. Ello abre un insectos en los alimentos. Esta concep- krasis o equilibrio, y que es tan china ca·
nuevo camino para explicar cómo las ción existía en China desde muy anti- mo griega. Según ella la enfermedad es,
agujas clavadas en las zonas periféricas guo. De modo que en el pensamiento esencialmente, un funcionamiento de-
pueden estimular las neuronas para que médico chino se hallaba presente tam- fectuoso, un desequilibro en virtud del
produzcan y expelan esas poderosas bién, indudablamente, la idea de un ata- cual uno de los componentes del cuer-
encefalinas y endorfinas. que contra los agentes externos. La otra po pasa a predominar sobre los demás,
Conviene decir algo más acerca del concepción, vis medicatrix naturae, de manera anormal. A partir del de·
sistema teÓrico en que se apoyan la acu· coincidía ampliamente con el yang sarrollo de la endocrinología moderna
puntura y otros métodos tradicionales, sheng de los taolstas chinos: alimentar esta teoría ha encontrado nuevo apoyo
como el de la gimnasia médica, que tan- la vida para fortalecerla frente a las en la realidad, aunque desde los ca·
ta trascendencia tiene en China. Me re· enfermedades. mienzos hallábase presente en ambas
fiero a la importancia atribuida en ese civilizaciones. La sangría y el purgante
No hay duda de que, cualquiera que de los europeos fueron resultado pal-
pais al hecho de prestar apoyo a las fa· sea el método aplicado por la acupuntu-
cultades curativas y de protección de pable de esa teoria, en una época en que
ra, ésta habrá de perseguir el objetivo se crela en la necesidad de expulsar los
que se halla dotado el cuerpo humano, general de fortalecer la resistencia del
y al valor que, en cambia, se da en Occl- "humores malignos". En China se diag-
paciente. Su propÓSito no es, por tanto, nosticaba generalmente un dese-
. dente a la lucha directa contra las el de luchar directamente contra los fac -
influencias invasoras externas. En reali - quilibrioentreel Yin y el Yang o una rela-
tores que invaden el organismo, que es ción defectuosa entre los Cinco Ele·
dad, ambos conceptos se hallan pre- lo que hace la clásica técnica "antisépti-
sentes tanto en la medicina occidental mentas, y la cura se obtenía mediante la
ca" que ha imperado en Occidente des- aplicaCión de medios más sutiles. En es·
como en la china. En Occidente, la idea de los albores de la bacteriología moder-
aparentemente dominante del ataque te caso, se apelaba también, como pri·
na. A este respecto, resulta elocuente mer recurso, a la acupuntura . No duda·
directo contra los factores patógenos que los occidentales se muestren a me-
va unida también al concepto de la vis mas de que en muchos casos estas in·
nudo dispuestos a dar crédito a la acu- tervenciones devolvían un mayor
medicatrix naturae, que proviene direc- puntura en relación con afecciones co-
tamente de los tiempos de Hipócrates y equilibrio al cuerpo humano, a su siste-
mo la ciática o el lumbago, frente a las ma nervioso y a sus hormonas, aunque
de Galeno, sobre la capacidad curativa cuales bien poco puede hacer la medici-
natural del cuerpo y sobre el fortaleci· en la actualidad nos resulta dificil
na occidental moderna, aunque los mé- comprender claramente cómo conce-
miento de la resistencia ante las dicos chinos no se han mostrado jamás
enfermedades. bian los médicos medievales la acción
dispuestos a limitar la acupuntura o la reciproca entre las dos grandes fuerzas.
Aunque pud;~ra pensarse que en Chi- moxa al tratamiento de esos males. Por
na debió predominaren esta materia un el contrario, las han recomendado y La objeción mayor que formula la me-
enfoque holistico o totalizante, lo cierto aplicado pa ra el trata miento de numero- dicina científica moderna a la acupuntu-
es que allí existió también la idea de sas enfermedades como la fiebre ti- ra terapéutica se refiere a la falta de
luchar contra los agentes externos de la foidea y el cólera proclamando haber pruebas estadísticas. Es cierto que la
enfermedad . Estos pOdían ser los sinies· conseguido su plena curación o, cuan- ausencia de un con trol adecuado bajo la
tors y malignospnewnata, los llamados do menos, una mejoría. forma de experiencias clinicas, el efecto
xie qi, provenientes del exterior y cuya de placebo, el carácter relativamente li·
naturaleza se desconocia, o diversos A todo lo anterior se agrega un¡¡ ter- mitado de los datos sobre mejorias defi·
venenos o toxinas depositados por los cera idea, que brota del concepto de nitivas y de las informaciones dispo·

la moxa, o moxibustiÓn, es otro mé·


todo tradiciona l chino de analgesia
que se ha extendido a los demh
paises. En puntos detelminados del
cuerpo se queman pequeños conos de
hojas secas, tal como puede velSe en
e l documento de la derecha, del siglo
XVIII . El nombre de moxa se de,iva del
de una variedad muy utilizada del ajen·
jo, la Arrem;s;1I moxlI.
FOIo e E"',., ... Tdo.u, Porl,

48
perficie del cuerpo humano, con proce-
sos que se desarrollan en los órganos in ·
ternos. Existfa también -va ello no me
he referido - un conocimlento de los
ritmos diarios y circundiarios y de otros
ritmos biológicos más prolongados en
el hombre, lo cual permitía, en virtud de
unos cálculos intrincados, determinar el
momento en que la acupuntura y la mo-
xa serían más eficaces. Es preciso men-
cionar, finalmente, la creación deun in-
teresante sistema modular para ubicar
los puntos de acupuntura en personas
de diferentes medidas V proporciones.
En Occidente han e)(istido una serie
de malentendidos en rela ción con la
acupuntura vla moxa. Estas técnicas no
tienen relación alguna con la parapsico-
logía, con las influencias ocultas ni con
los poderes físicos, por lo cual no mere-
cen las alabanzas de Quienes creen en
Un médico de Wushl. esas cosas. Tampoco dependen de la
ce rea de NenJlng (Nan- sugestión o del hipnotismo V no se
klnJ. apHca un beaton- contradicen con la medicina científica
cilio de moJCa a la piel
de un ptllcienta. Cada moderna. En consecuencia, no son me·
ba,toncillo ar de du- recedoras del odium theologicum de los
rante CUtlltrQ o cinco profesíonales de la medicina de Occi-
minutos. dente. La acupuntura V la moxa son,
sencillamente, un sistemadetratamien·
10 médico Que ya contaba con dos mil
años de existencia en el momento de
nacer la ciencia moderna y cuyo de-
sarrollo se produjo_!:!n el seno de una ci·
vilización completamente diferente de
la europea. La fisiología y la patologia
modemas ha n permitido explicar en
parte sus resultados, pero queda toda-
vía mucho camino por recorrer para al-
canzar un esclarecimiento completo.
nibles sobre seguimiento de casos en la- considerados de cuarta clase; ven el úl ~ Parece Que los factores principales lla-
China de hoy hacen difícil una eva- timo grado están los que no han podido mados a proporcionar una explicación
luación. Pero nadie puede sostener que curar más del 60 por ciento". En el siglo
son la fisiologla y la bioquímica de los
los chinos se hayan negado a aceptar 11 d.C. el comentarista Zheng Kang- sistemas nerviosos central vautónomo,
qu ealgunasmejorfas pud ieran tener ca- Chen dice en un texto fascinante Que aunque con toda seguridad tam bIén
rActer espontáneo. "la razón de pon er en el ultimo grado a habrán de desempeñar un papel
Un pasaje del Zhou Li se refiere a los quienes fraca sa ron en cuatro casos de muchos otros sistemas: bioquímicos,
médicos oficiales del gobierno imperial. cada diez reside en Que la mitad de los neuroQuímicos, endocrinológicos e
Escrito en los inicios de la dinastía Han, enfermos Que sanaron podrlan muy inmunológicos.
el Zhou Li describe las caracteristica s bien haberse curado solos, aun sin reci-
Es también de gran interés llegar a de-
ideales - pero que nunca llegaron a bir ningún tratamiento". Este comenta-
terminar, en t érminos biológicosy biof!-
materla lizarse - que debió de tener la rio da fe de la atenci6n Que se prestaba
sicos, cuáles exactamente la naturaleza
organización burocrática del gobierno a los resultados clinicos y nos parece un
de los puntos de acupuntura . No ha-
en el periOdO Zhou. Refiriéndose al Yi ejemplo admirable del escepticismo y
biéndose desarrollado espontáneamen·
Shih, médico jefe del gobierno imperial, del espiritu critico de los pensadores de
te la ciencia moderna en la cuhura chi-
el libro dice: " El Vi Shih dirige toda la in- la antigua China.
na, la acupuntura y la moxa se basaron
vestigación médica del pals V recopila Una mirada retrospectiva nos permi- tradicionalmente en un sistema teórico
las droga s que poseen eficacia para cu- te apreciar el gran volumen de toda la li- de carácter esencialmente medieval.
rar las enfermedades. Todas la s perso- teratura sobre la acupuntura y la mo)(a pero a la vez muy complejo y sutil V lle-
nas que padecen enfermedades exter- acumulada en China a 10 largo de los no, en realidad, de valiosas intuiciones
nas, sean de la cabeza o del cuerpo, son siglos. En ella sobresalen numerosos te- V de enseñanzas que resultan salu·
tratadas separada mente por especialis- mas de apasionante interés. Nos halla- dables para la medicina científica mo-
tas idóneos. Al término del año el Vi mos ante todo, por ejemplo, con el pro- derna. Al futuro ha de corresponder la
Shih fija el grado vel salario de cada mé- fundo convencimiento de los sabios y difícil tarea de reinterpretar y de volver
dico, atendiendo o sus antecedentes. médicos chinos acerca de la ci rculación a formular con precisión esas teorlas.
Aquellos que han curado al ciento por del qi y de la sangre en el cuerpo, ha- No obstante, consideramos qu e en la
ciento de sus pacientes son reg istrados biendo calculado ell os una velocidad del medicina ecuménica del porven ir la acu-
en la primera clase; a la seg unda corres- flujo sesenta veces menor que la que puntura habrá de ocupar un lugar, tanto
ponden lasque han log rado una mejoría Harvey llegaría a establecer unos dos en la esfera de la terapia como en la de
en el 90 por ciento de los casos; los que mil años más tarde. Tenemos también la analgesia. Es aun muy temprano para
han conseguido éxíto con el 80 por cien- el descubrimiento de los reflejos prever hasta donde se llegará por ese
to de sus enfermos ocupan la tercera; víscera· cutáneos, que revelan la cone- camino.
'Ios que han curado al70 por ciento son xión entre numerosas partos de la su- J. Need ham
49 .

Похожие интересы