Вы находитесь на странице: 1из 16
Boletín de la Iglesia Cristiana Evangélica R. Darío 4421 - Junio 2009 ”Sed, pues, imitadores

Boletín de la Iglesia Cristiana Evangélica R. Darío 4421 - Junio 2009

la Iglesia Cristiana Evangélica R. Darío 4421 - Junio 2009 ”Sed, pues, imitadores de Dios como
la Iglesia Cristiana Evangélica R. Darío 4421 - Junio 2009 ”Sed, pues, imitadores de Dios como
la Iglesia Cristiana Evangélica R. Darío 4421 - Junio 2009 ”Sed, pues, imitadores de Dios como

”Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.” Efesios 5:1

“La peor catástrofe”
“La peor catástrofe”

En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes. Salmo 86:7.

C ierta vez, en un colegio de una gran ciudad de Inglaterra se les pidió a los alumnos de la clase de religión que escribieran en una hoja cuál sería el más grave suceso que se imaginaban que podría acontecerles. Algunos

pensaron en una guerra atómica, otros en una enfermedad incurable. Sin embargo, una respuesta muy especial e inhabitual rezaba: «Lo peor sería si todas las oraciones sólo fueran un monólogo». De hecho, ¡un cielo vacío sería la peor catástrofe! Aquí estaríamos solos con todos nuestros problemas y preguntas. Y al final sólo habría desesperación.

y preguntas. Y al final sólo habría desesperación. Pero el creyente sabe que Dios es real

Pero el creyente sabe que Dios es real y que él escucha las oraciones. Esto no le evita todas las dificultades, ¡por supuesto que no!, pero por más grandes que sean, Dios no lo abandonará. Él oye el llamado de sus hijos, los alienta, les ayuda, los acompaña en las situaciones difíciles y dirige sus miradas hacia un glorioso porvenir eterno.

Esto no es un hermoso sueño. Es la realidad. Miles de creyentes lo experimentan diariamente e innumerables son los que ya lo han vivido. Uno de éstos es David, el compositor del salmo citado en el encabezamiento, quien además dice:

Ninguno hay como tú… Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; sólo tú eres Dios… tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma… Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad… me ayudaste y me consolaste” (Salmo 86) .

¡Bienaventurado todo aquel que puede llamar a Dios su Padre y hablarle como tal!

y me consolaste ” ( Salmo 86 ) . ¡Bienaventurado todo aquel que puede llamar a

-2

La Comunión “Nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.” 1

La Comunión

“Nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.”

1 Juan 1:3.

Existe una maravillosa comunión de amor divino entre Dios el Padre, Jesucristo su Hijo y aquellos que creen en Dios, es decir, los hijos de Dios. La Biblia describe cada una de esas preciosas relaciones:

1. El Padre ama al Hijo: El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha

entregado en su mano” (Juan 3:35).

2. El Hijo ama al Padre: Para que el mundo conozca que amo al Padre,

y como el Padre me mandó, así hago” (Juan 14:31).

3. El Padre ama a sus hijos: Mirad cuál amor nos ha dado el Padre,

para que seamos llamados hijos de Dios” (1 Juan 3:1).

4. Los hijos aman al Padre: Nosotros le amamos a él, porque él nos amó

primero” (1 Juan 4:19).

5. El Hijo ama a los suyos: Andad en amor, como también Cristo nos

amó, y se entregó a sí mismo por nosotros” (Efesios 5:2).

6. Los redimidos aman al Hijo: El Padre mismo os ama, porque

vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios” (Juan

16:27).

Admirar y gozar de esas relaciones del amor motivarán a cada sincero hijo de Dios a adorar al Padre y al Hijo: “Los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:23-24).

adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario

-3

CUANDO EL FRACASO NO ES FRACASO

(Continuación) Por Jonh Maxwell

Encadenado por estas certezas, es esclavo, ha perdido su libertad. El temor al fracaso se aferra de aquellos que se toman demasiado en serio. Mientras crecemos, pasamos mucho tiempo preocupándonos de lo que el mundo piensa de nosotros. Cuando llegamos a la madurez nos damos cuenta que el mundo ni se fijó en nosotros todo el tiempo que nos preocupamos.

Hasta que aceptemos que el futuro del mundo no depende de nuestras decisiones, no olvidaremos las equivocaciones pasadas.

La actitud es el factor determinante respecto a si nuestros fracasos nos edifican o nos aplastan. La persistencia de una persona que se topa con un fracaso es una señal de una actitud saludable. ¡Los ganadores no renuncian! El fracaso se vuelve devastador y hace que nuestra actitud se estrelle, cuando renunciamos. Aceptar el fracaso como final es ser finalmente un fracasao.

Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. No lo hará el talento; nada en el mundo es más común que hombres de talento sin éxito. El genio no lo hará; el mundo está lleno de ruinas educadas. Solamente la persistencia y la determinación son «omnipotentes».

Una clave para fortalecerse en tiempos de fracaso es mirar a nuestro Creador y nuestro principal motivador. Cuando parece que he fracasado Señor, ¿quieres decirme algo? Porque El fracaso no significa que soy un fracasado; significa que todavía no he triunfado.

El fracaso no significa que no he logrado nada; significa que he aprendido algo. El fracaso no significa que he sido un tonto; significa que tuve suficiente fe para experimentar. El fracaso no significa que he sido desgraciado; significa que me atreví a probar. El fracaso no significa que no lo tengo; significa que lo tengo de una manera diferente. El fracaso no significa que soy inferior; significa que no soy perfecto. El fracaso no significa que he desperdiciado mi tiempo; significa que tengo una excusa para comenzar otra vez. El fracaso no significa que debo darme por vencido; significa que debo tratar con más ahínco. El fracaso no significa que nunca lo haré; significa que necesito más paciencia. El fracaso no significa que me has abandonado; significa que debes tener una mejor idea para mí. Amén.

El miedo al desaliento La segunda tormenta dentro de nosotros que puede provocar que nuestra actitud se estrelle es el miedo al desaliento. Elías es uno de mis personajes favoritos de la Biblia. Nunca un hombre de Dios tuvo un momento de mayor alegría que el que tuvo él en el Monte Carmelo. Persistencia, fe, poder, obediencia y oración efectiva caracterizaron a Elías cuando estaba frente a los adoradores de Baal. Pero esa victoria de 1 Reyes 18 fue seguida por el desaliento de 1 Reyes 19. Su actitud cambió de persistencia delante de Dios a inculpamiento a Dios por sus problemas. El temor reemplazó a la fe. El poder desapareció frente a la lástima y la desobediencia reemplazó a la obediencia. ¡Cuán rápidamente cambian las cosas! ¿Le parece esto familiar?

y la desobediencia reemplazó a la obediencia. ¡Cuán rápidamente cambian las cosas! ¿Le parece esto familiar?

-4

Cuatro pensamientos sobre el desaliento:

4.

Carecemos de propósito y

Lea l Reyes 19 y descúbralos:

Primero, el desaliento lastima nuestra imagen (v. 4). El desaliento nos hace vernos menos de lo que somos. Esto llega a ser más grave cuando nos damos cuenta de que no podemos actuar de una manera incongruente con la forma en que nos vemos a nosotros mismos.

Segundo, el desaliento nos hace evadir nuestras responsabilidades (v. 9). Los elías de la vida se forman en los montes carmelos no en las cuevas. La fe nos hace ministrar. El temor nos trae solamente miseria.

Tercero, el desaliento nos hace culpar a otros por nuestros apuros (v. 10).

Cuarto, el desaliento empaña los hechos (v. 18).

De uno a siete mil. No hay duda: El desaliento había significado un número en este gran profeta. Y si eso sucede a los grandes hombres, ¿qué podemos pensar de nosotros? El desaliento es contagioso. Todos estamos sujetos a las corrientes de desaliento que pueden arrastrarnos hasta una zona peligrosa. Si conocemos las causas del desaliento, podemos evitarlo con más facilidad. El desaliento viene cuando nosotros:

1. Sentimos que la oportunidad de triunfar se ha ido. La prueba del carácter es ver qué es lo que lo puede detener.

2. Nos volvemos egoístas. Por lo general, las personas desalentadas piensan mucho en una sola cosa: en ellos mismos.

3. No tenemos éxito en nuestros intentos de hacer algo.

planificación.

Otra caraterística del desaliento es la inactividad. Rara vez ve usted a una persona desalentada corriendo y tratando de ayudar a otros. Cuando usted está desalentado tiende a apartarse. Muchas veces el desaliento viene luego de una victoria. Ese fue el caso de Elías. Tal vez necesitaba otro monte Carmelo para levantar su espíritu. Cuando carecemos de propósito carecemos de realización. La vida de Thomas Edison estaba llena de propósito. Cuando hablaba de su éxito, decía:

Los factores más importantes de la invención pueden ser descritos en pocas palabras. (1) Conocimiento definido de lo que deseamos lograr. (2) Fijación de la mente en ese propósito, con persistencia para buscar lo que se persigue, utilizar lo que se sabe y lo que se puede recibir de los demás. (3) Perseverancia en probar, sin importar las veces que haya fallado. (4) Rechazo a la influencia de los que han tratado lo mismo, sin éxito. (5) Obsesión con la idea de que la solución al problema está en alguna parte, y se encontrará. Cuando un hombre predispone su mente para resolver cualquier problema, puede, al principio, toparse con grandes dificultades, pero si continúa buscando, con toda seguridad encontrará alguna clase de solución. La desventaja en la mayoría de las personas, es que desisten antes de comenzar. Pasos para salir del desaliento:

Quizás ahora mismo usted se sienta totalmente desalentado, creyendo que es muy poco lo que puede hacer para vencer los sentimientos de frustración e inutilidad. Pero hay algunos pasos que puede dar para salir de esa postración. a. Acción positiva Enfrente el problema. Cuando se sienta desalentado, actúe.

dar para salir de esa postración. a. Acción positiva Enfrente el problema. Cuando se sienta desalentado,

-5

Nada nos libra del desaliento más rápidamente que dar pasos positivos hacia la solución del problema. Cuenta un poeta que caminando en su jardín vio un nido de pájaro en el suelo. La tormenta había sacudido el árbol y desbaratado el nido. Mientras musitaba triste sobre la destrucción

del hogar del pajarito, levantó la vista y lo vio haciendo uno nuevo en las ramas. b. Pensamiento positivo Hace poco leía una breve pero estimulante biografía de Thomas Edison escrita por su hijo. ¡Qué personaje tan sorprendente! Gracias

a su genio disfrutamos del micrófono, el

fonógrafo, la luz incandescente, la batería de placas, las películas habla-das y más de mil otras invenciones. Pero tras todo eso había un hombre que rehusaba desanimarse. Su optimismo contagioso influyó en todos cuantos lo rodeaban. Su hijo recuerda una fría noche de diciembre en 1914. Experimentos infructuosos con la

batería de placas alcalinas de hierro y níquel, un proyecto en el que trabajó diez años, habían puesto a Edison en la cuerda floja, económicamente. Estaba solvente sólo por las ganancias provenientes de la producción de películas y discos. En esa noche de diciembre, el grito de «¡fuego!» se escuchó por toda la planta. El fuego había brotado en el cuarto de películas. En pocos minutos, todos los componentes almacenados, celuloide para discos y películas

y otros artículos inflamables, ardían.

Acudieron compañías de bomberos de ocho

pueblos cercanos, pero el calor era tan intenso

y la presión del agua tan baja que los intentos

por dominar las llamas fueron inútiles. Todo se destruyó. Al no encontrar a su padre el hijo se preocupó. ¿Estaba a salvo? Con todos sus bienes destruidos, ¿cómo estaba su espíritu?

Entonces vio a su padre que corría hacia él. «¿Dónde está mamá?», gritó el inventor. «¡Búscala, hijo!, ¡dile que venga y reúna a todos los amigos! ¡Nunca más verán un incendio como este!» En la madrugada, mucho antes del amanecer, con el fuego ya bajo control, Edison reunió a sus empleados y les hizo un anuncio increíble:

«¡Reconstruiremos!» Dirigiéndose a uno de sus hombres, le dijo que alquilara toda la maquinaria que encontrara en el área. A otro le dijo que consiguiera una grúa. Luego, como se le ocurriera de pronto, añadió: «Oh, a propósito, ¿alguno de ustedes sabe dónde podemos conseguir dinero?» Más tarde, explicó: «Siempre pode-mos sacar ventaja de un desastre. Lo que ha pasado es que limpiamos un poco de cosas viejas. Ahora construiremos algo más grande y mejor sobre las ruinas». Después de un momento, bostezó, enrolló su saco para que le sirviera de almohada, se acurrucó sobre una mesa e inmediatamente se quedó dormido. c. Ejemplo positivo Sucedió en Asia del suroeste en el siglo XIV. El ejército del conquistador asiático, emperador Tamerlane (descen-diente del Gengis Khan), había sido derrotado y dispersado por un poderoso enemigo. El mismo Tamerlane estaba escondido en un pesebre abandonado mientras las tropas enemigas recorrían la comarca. Estando allí, desesperado y vencido, Tamerlane observó a una hormiga tratando de llevar un grano de maíz por una pared perpendicular. El grano era más grande que la hormiga. El emperador contó sesenta y nueve intentos de la hormiga por llevar el granito. Sesenta y nueve veces se le cayó, pero en la número setenta logró empujar el maíz por la pared.

llevar el granito. Sesenta y nueve veces se le cayó, pero en la número setenta logró

-6

¡Él también triunfaría al fin! Y así fue. Reorganizó sus fuerzas y puso al enemigo en fuga. d. Persistencia positiva Dos sapos cayeron en una lata de crema —por lo menos así me lo contaron. Los lados de la lata eran altos y resbalosos, la crema era profunda y fría. «Oh, ¿qué voy a hacer?», —dijo el número uno, «¡es el destino —no hay quién me ayude— adiós amigo, adiós mundo cruel!» Y aún llorando, se hundió. Pero el número dos, de naturaleza más recia, chapoteó de sorpresa, y limpiándose la crema de la cara y secándose la crema de los ojos, dijo: «Por lo menos nadaré un poco». —O, así me lo han contado— «No significará nada para el mundo si un sapo más muere ahogado». Una o dos horas pataleó y nadó. Nunca se detuvo para lamentarse, sino que pataleó y nadó, y nadó y pataleó, hasta que salió arrastrándose por la mantequilla. -Autor desconocido Demasiadas veces nos desanimamos y aceptamos la derrota:

Abraham falló en una hora de emergencia, y en su debilidad dejó que un rey pensara que Sara, su esposa, era su hermana. Jacob engañó a su hermano y le quitó los derechos de primogenitura. Moisés perdió, por su impaciencia, el derecho de entrar en la tierra prometida. Y David, el hombre «según el corazón de Dios», manchó su nombre con adulterio y asesinato. Elías también estuvo trastornado y oró pidiendo su muerte. Pero —y esto es lo más importante de todo— todos estos hombres, después de estas tragedias, siguieron adelante y ganaron grandes victorias. ¿Ha sufrido derrota o desaliento últimamente? Depende de usted decidir cómo tratará las derrotas de la vida. Ningún hombre va por la vida sin encontrar derrotas de vez en cuando. Cuando eso le suceda a usted, ¡no desmaye!

El misionero E. Stanley Jones decía que había adoptado este lema para su vida: «Cuando la vida te dé una patada, ¡que esa patada te lance hacia adelante!» ¡Una solución sabia! Cualquiera puede comenzar, pero solamente alguien de buena estirpe puede terminar. Hace mucho tiempo, Harold Sherman escribió un libro titulado Cómo convertir el fracaso en éxito, en el que da un «Código de persistencia». Si usted se da por vencido muy fácilmente escriba lo que está a continuación y léalo a diario:

1. Nunca me daré por vencido mientras sepa que tengo la razón.

2. Creo que todas las cosas obrarán a mi favor si me sostengo hasta el final.

3. Tendré ánimo y no desmayaré frente a las probabilidades.

4. No permitiré que nadie me intimide ni me separe de mis metas.

5. Lucharé para vencer todos los impedimentos físicos y las contrariedades.

6. Trataré una y otra vez, y todavía una vez más para realizar lo que quiero.

7. Obtendré fe y fortaleza al saber que todos los hombres y mujeres con éxito lucharon contra la derrota y la adversidad.

8. Nunca me rendiré al desaliento o la desesperación no importa con qué obstáculos aparentes me enfrente.

La contención del pecado La tercera tormenta que sopla dentro de nosotros y hace perder la altura a nuestra actitud hasta que se estrella es: la contención del pecado. Pablo nos escribe sobre el conflicto de dos naturalezas dentro de él (Ro 7.15-25). Una dice: «Haz lo bueno», mientras la otra le arrastra hacia abajo.

de dos naturalezas dentro de él (Ro 7.15-25). Una dice: «Haz lo bueno», mientras la otra

-7

Un cristiano recién convertido me contaba la frustración que sentía por no hacer siempre lo que era correcto y lo que él quería hacer. Este hombre disciplinado me preguntó:

«Pastor, ¿entiende cómo me siento?» Le dije:

«Sí, Pablo se sentía igual». Busqué Romanos 7 y leí. Me interrumpió y me preguntó:

«¿Dónde está ese pasaje? Necesito leerlo de nuevo».

Espero que haya leído también Romanos 8 donde Pablo habla de liberación. «Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu» (v. 1).

El Salmo 51 es conocido como la oración de David pidiendo perdón después de haber participado del pecado de adulterio y asesinato. En el Salmo 32, David deja constancia de cómo se sintió durante el tiempo en que trató de encubrir su pecado: «Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día» (v. 3) Durante un año trató de vivir con una mala conciencia y una actitud caída. Finalmente, después de la confrontación con el profeta Natán, David oró a Dios pidiendo perdón (Sal 51.1, 2).

Es perdonado cuando acepta su culpa, reconoce su pecado y no culpa a Dios (vv. 3, 4).

51.1, 2). Es perdonado cuando acepta su culpa, reconoce su pecado y no culpa a Dios

Feliz Dia del padre!!!

51.1, 2). Es perdonado cuando acepta su culpa, reconoce su pecado y no culpa a Dios

-8

Tú has librado mi alma de la muerte… y mis pies de resbalar. Salmo 116:8.

Singh, un creyente de Laos

«Aun cuando deba morir, nunca más tocaré el opio. Dios me ayudará». Así hablaba Lungh Singh, un creyente de Laos, a los habitantes de su aldea. Ellos sabían que Singh, de 45 años de edad, había estado bajo la dependencia del opio desde su infancia, y no creían que podría ser liberado. Pero Singh acababa de conocer a Jesucristo y confiaba totalmente en él.

La lucha era muy dura. Todo su cuerpo reclamaba imperativamente la droga. Los calambres en el estómago acompañados de dolores oculares se hacían incesantes, pero Singh resistía. Varios creyentes lo acompañaban para sostenerle y orar con él.

creyentes lo acompañaban para sostenerle y orar con él. Una noche los dolores llegaron a ser

Una noche los dolores llegaron a ser tan insoportables que Singh perdió el conocimiento. Los creyentes que lo rodeaban no sabían qué pensar, pero conocían la promesa: “Fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida” (1 Corintios 10:13).

Singh permaneció así largas horas, tendido como muerto en el piso, pero de repente lanzó un gemido, empezó a respirar más regularmente y cayó en un profundo sueño. Cuando se despertó al día siguiente por la tarde, los calambres eran mucho menos dolorosos. Así fue como Singh encontró la liberación de su terrible adicción, gracias al poder Vencedor de Jesucristo, después de años de dependencia del opio, Lungh Singh fue liberado por la fe en Jesucristo.

Pero sus amigos aún debían ayudarle. Una noche, cuando todos dormían, Singh sintió nuevamente calambres en el estómago. Fue hasta la puerta y miró a su alrededor: no había nadie. Oyó una voz interior que le decía: –¡Es tu última oportunidad, toma opio! ¡Rápido! Pero su conciencia le suplicaba: No, Singh, no lo hagas. Confía en el Señor. Llama en seguida para que un cristiano venga a ayudarte. Singh vaciló, pero la voz volvió a insistir: –Sólo un poco de opio, venga, nadie lo sabrá… Entonces Singh cedió a la tentación…

Muy sigilosamente salió y se dirigió a la casa del revendedor. De repente un soldado irrumpió. Singh permaneció petrificado de miedo, había olvidado que era hora del toque de queda. El soldado pensó que era un borracho y le dijo: –¿Qué hace afuera? Usted tomó demasiado y en este estado tendría que estar en la cárcel: –No, no estoy borracho, estoy enfermo.

El soldado le ordenó que volviese a su casa. Singh volvió sobre sus pasos, avergonzado, pero consciente de que el Señor lo había detenido enviando al soldado para cortarle el paso.

Mas la lucha no había terminado. Muchos días Singh siguió sufriendo dolores que terminaron por disminuir. Singh, con la ayuda del Señor, no tocó nunca más el opio. Fielmente dio testimonio de su Salvador, su Libertador.

Singh, con la ayuda del Señor, no tocó nunca más el opio. Fielmente dio testimonio de

-9

Comenzamos los bosquejos de los últimos y tan importantes libros del Nuevo Testamento

los últimos y tan importantes libros del Nuevo Testamento Santiago Autor Nadie duda que Santiago es

Santiago

Autor

Nadie duda que Santiago es el escritor de esta epístola, el tema es: ¿Cuál “Santiago” de los mencionados en el Nuevo Testamento?

En el grupo galileo de los primeros discípulos de Jesús figuran no menos de seis personas llamadas Santiago:

El

hijo de Zebedeo (Marcos 1:19)

El

hijo de Alfeo (Marcos 3:18)

El

mencionado como uno de los hermanos de Jesús (Marcos 6:3)

El

llamado “el menor” (Marcos 15:40)

El

hermano del Señor (Gálatas 1:19)

El

hermano de Judas (Judas 1)

Estos seis se reducen fácilmente a tres ya que los mencionados en segundo y cuarto lugar son

la misma persona, y los nombrados en tercer, quinto y sexto lugar son también una misma persona. Los tres son: el hijo de Zebedeo y hermano de Juan, el hijo de Alfeo también conocido como el menor, y el hermano del Señor.

La temprana muerte del hijo de Zebedeo hace que se le descarte inmediatamente por lo cual los candidatos son el hijo de Alfeo y el hermano del Señor, de estos dos la evidencia más fuerte es que el autor de esta epístola es el hermano del Señor, hermano también de Judas y pastor de la iglesia en Jerusalén. El contenido de esta carta está de acuerdo con lo que sabemos acerca de Santiago (Hechos 1:14; 12:17; 15:4-29; 21:18; 1ª Corintios 15:7; Gálatas 1:18-19; 2:9,11; Santiago 1:1; Judas 1). Muchos eruditos sostienen que el escritor era una persona de oración, algunas referencias extrabíblicas dicen que Santiago pasaba tanto tiempo en oración que sus rodillas se volvieron duras como las de un camello.

dicen que Santiago pasaba tanto tiempo en oración que sus rodillas se volvieron duras como las

-10

Fecha

Esta carta fue escrita entre el 44 y el 49 d.C. lo que la transforma con mayor probabilidad en el escrito más antiguo del Nuevo Testamento

Dos consideraciones apuntan a una fecha tan temprana:

El tipo judaico de cristianismo que se descubre fácilmente en ella lo cual indica que los cristianos gentiles no ocupaban una posición relevante en la iglesia y el judaísmo no había tomado la posición hostil que se observa después

La

ausencia de toda controversia sobre los temas que fueron debatidos en el Concilio

de Jerusalén (año 50 o 51 d.C.). No habían surgido las herejías que son atacadas en Colosenses, ni la falsa doctrina acerca de la resurrección mencionada en 1ª Corintios

o las tremendas advertencias que se observan en Hebreos

Propósito y Tema

Santiago escribió a creyentes judíos que enfrentaban pruebas y persecución. Bajo estas amenazas, ellos se habían sentido tentados a acomodarse a las viejas sendas del mundo. Los judíos pudientes y ricos eran parte de los que perseguían a los creyentes (Santiago 2:6; 5:1-6), acusándolos ante las autoridades públicas e insultándolos (Santiago 2:6-7)

Sin perder de vista que la carta fue dirigida a judíos cristianos, no debemos olvidar que estos cristianos no habían dejado de ser judíos; que estaban observando la ley y acudiendo a la sinagoga (Santiago 2:2)

observando la ley y acudiendo a la sinagoga (Santiago 2:2) Bosquejo de Santiago SALUDO (1:1) SIETE

Bosquejo de Santiago

SALUDO (1:1)

SIETE GRANDES TEMAS (1:2-5:11)

1. La paciencia en las pruebas 1:2-15

2. La práctica de la verdad 1:16-27

3. El favoritismo incorrecto 2:1-13

4. La relación entre la fe y las obras 2:14-26

5. El dominio de la lengua 3:1-18

6. La verdadera base y el remedio para el mal 4:1-12

7. Incertidumbre y disciplina de la vida 4:13-5:11

lengua 3:1-18 6. La verdadera base y el remedio para el mal 4:1-12 7. Incertidumbre y

-11

APENDICES (5:12-20)

1. Sobre los juramentos 5:12

2. Sobre la oración 5:13-18

3. Sobre la salvación de almas 5:19-20

Palabra Clave

Ética

3. Sobre la salvación de almas 5:19-20 Palabra Clave Ética Versículos Clave La religión pura y

Versículos Clave

La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo (Santiago 1:27)

¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? (Santiago 2:20)

Características Especiales

En lugar de un tema enhebrado por una sola línea de pensamiento al estilo de las cartas de Pablo, esta epístola está dividida en muchas secciones independientes al estilo de Proverbios Menciona un número desacostumbrado de referencias o paralelos con otros escritos:

Del Antiguo Testamento: el autor hace referencia a Abraham, Rahab, Job y Elías; la Ley y alguno de sus mandamientos, y además referencias o alusiones al Pentateuco, Josué, Reyes, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel y a no menos de siete de los doce profetas menores De los Apócrifos: es notable la evidencia que Santiago estaba familiarizado con los apócrifos del Antiguo Testamento como en especial con Eclesiástico, del cual hay entre 15 y 32 menciones en el libro, y también se han hallado unas 12 alusiones a la Sabiduría de Salomón Del Nuevo Testamento: esta carta refleja más que ningún otro libro del NT el lenguaje del Sermón del Monte a través de no menos de 14 referencias que si bien no son citas literales, son como reminiscencias de pensamientos expresados por el escritor original En esta carta la palabra evangelio no se menciona ni una sola vez, ni tampoco hay referencias a la encarnación, la redención, la resurrección ni la ascensión

ni una sola vez, ni tampoco hay referencias a la encarnación, la redención, la resurrección ni

-12

Diez Verdades Esenciales en Santiago 1. Los creyentes deben mantenerse gozosos en medio de las

Diez Verdades Esenciales en Santiago

1. Los creyentes deben mantenerse gozosos en medio de las pruebas

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas”

(1:2)

2. La prueba produce paciencia, la cual conduce a la madurez

“…sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia…” (1:3-4)

3. Si un creyente carece de sabiduría debe pedirla al Señor

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos

abundantemente y sin reproche, y le será dada” (1:5)

4. Los creyentes no deben ser engañados por la tentación que apela a los

instintos pecaminosos

“Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el

pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

erréis” (1:15-16)

Amados hermanos míos, no

5. Los creyentes deben ser hacedores de la Palabra y no tan solo oidores

“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a

vosotros mismos” (1:22)

6. La fe que no produce obras está muerta, porque la verdadera fe es

activa, no pasiva

“Así también la fe; sino tiene obras, es muerta en sí misma” (2:17)

la verdadera fe es activa, no pasiva “Así también la fe; sino tiene obras, es muerta

-13

7.

La lengua puede ser un instrumento peligroso

“Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He

aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!” (3:5)

8. Cuando los creyentes se someten a Dios pueden resistir al diablo

“Someteos, pues a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (4:7)

a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (4:7) 9. Saber hacer lo bueno y

9. Saber hacer lo bueno y no hacerlo es pecado “… y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” (4:17)

10. Elías era un hombre como nosotros pero su oración era genuina

oró

fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis

“Elías

era

hombre

sujeto

a

pasiones

semejantes

a

las

nuestras,

y

meses” (5:17)

Para Meditar:

Leer Santiago 2:1-10 y 3:13-18 y responder:

¿Cómo se expresa la verdadera fe?

¿Cómo es mi relación con otras personas? ¿Manifiesto fe verdadera?

Cumpleaños Aniversarios deseamos deseamos bendiciones bendiciones de Cristo para uds de Cristo para uds Irma
Cumpleaños
Aniversarios
deseamos
deseamos
bendiciones
bendiciones
de Cristo para uds
de Cristo para uds
Irma de
Rahel de
Candela Blanco
Ana L. Sozzi
Priscila Iantosca
Pacheco
Kunzi
09
11
16
06
08
Marta de
Marta de
Elsa de Blanco
Toledo
Moscatelli
Juan Souto
Teresa de Field
23
18
18
22
24
Facundo Stehlik
Martina Bucci
Damarís Beitze
25
29
30
Versículo Versículo de de Oro Oro
Camina en su integridad el justo;
Sus hijos son dichosos después de él.
Prov. 20:7

Hermanos: hagannos llegar los versículos de oro que les han edificado o que han sido de sostén en tiempos difíciles o de regocijo en otros tiempos, así los compartimos juntos.

Hermanos, este mes oremos por
Hermanos, este mes oremos por

nuestros hermanos con problemas de salud y hermanos apartadosasí los compartimos juntos. Hermanos, este mes oremos por nuestros familiares inconversos la Predicación del

nuestros familiares inconversoshermanos con problemas de salud y hermanos apartados la Predicación del Evangelio de los días Domingo

la Predicación del Evangelio de los días Domingosalud y hermanos apartados nuestros familiares inconversos la escuela biblica dominical en R. Darío y en

la escuela biblica dominical en R. Darío y en KM. 26la Predicación del Evangelio de los días Domingo las reuniones de las hermanas de los dias

las reuniones de las hermanas de los dias Jueves y sábadosla escuela biblica dominical en R. Darío y en KM. 26 los jovenes y adolescentes de

los jovenes y adolescentes de la congregaciónlas reuniones de las hermanas de los dias Jueves y sábados instituto Biblico Muller los hermanos

instituto Biblico Mullery sábados los jovenes y adolescentes de la congregación los hermanos cruelmente perseguidos en el mundo

los hermanos cruelmente perseguidos en el mundo enteroy sábados los jovenes y adolescentes de la congregación instituto Biblico Muller las autoridades de nuestro

las autoridades de nuestro paísy adolescentes de la congregación instituto Biblico Muller los hermanos cruelmente perseguidos en el mundo entero

-15instituto Biblico Muller los hermanos cruelmente perseguidos en el mundo entero las autoridades de nuestro país

ACTIVIDADES DEL MES DE JUNIO DE 2009

ACTIVIDADES DEL MES DE JUNIO DE 2009           4     Mauro
       
 
       
       
   
       
 
       
 

4

   

Mauro Pérez

 

A.

Moscatelli

11

 

Local

 

Fabián Fontova

 

J.C. Scaglia (h)

18

   

Juan Souto

 

D.

Blanco

25

 

Local

   

Luis Pérez

 

F. Fontova

 

DIAS DOMINGOS

 
 
    Esc. Biblica
    Esc. Biblica
    Esc. Biblica
    Esc. Biblica
 
    Esc. Biblica

Esc. Biblica

7

 

Local

F.

Fontova

M. Pérez

   

14

 

M. Pérez

C.

Pérez

 

21

 

D. Blanco

J.C. Scaglia(h)

 

28

 

Local

R.

Sthelik

L.

Pérez

 

Reparto de Simbolos

Juan Souto

Jorge Perez

Fabian Fontova

A. Sevillano

Conteo de Ofrendas

D. Basiluk

L.Pérez

A. Sevillano

ACTIVIDADES ESPECIALES DEL MES DE JUNIO DE 2009

4
4

Jueves 18:30 hs. - Reunión de hermanas con la visita de la esposa del Misionero Jorge Mansilla

12-19 26
12-19
26

Viernes 20:00 hs. Reunión de Jóvenes

20
20

Sábado 16:30 hs. Reunión de hermanas

HERMANO TENGA EN CUENTA SU TAREA. CUMPLALA CON RESPONSABILIDAD. ORE. PREPARESE. LLEGUE TEMPRANO AL CULTO. SI NO PUEDE ASISTIR, OCUPESE DE BUSCAR UN REEMPLAZANTE.

CON RESPONSABILIDAD. ORE. PREPARESE. LLEGUE TEMPRANO AL CULTO. SI NO PUEDE ASISTIR, OCUPESE DE BUSCAR UN