Вы находитесь на странице: 1из 29

ORIGEN DE LOS SISMOS

1. CARACTERISTICAS DE LOS SISMOS

I. CONCEPTO BASICO DE SISMOLOGIA


La sismología o seismología es una rama de la geofísica que se
encarga del estudio de terremotos y la propagación de las ondas
mecánicas (sísmicas) que se generan en el interior y la superficie
de la Tierra, asimismo que de las placas tectónicas. Estudiar la
propagación de las ondas sísmicas incluye la determinación del
hipocentro (o foco), la localización del sismo y el tiempo que este
haya durado.
Sus principales objetivos son:
 El estudio de la propagación de las ondas sísmicas por el interior de la
Tierra a fin de conocer su estructura interna;
 El estudio de las causas que dan origen a los temblores;
 La prevención del daño sísmico;
 Alertar a la sociedad sobre los posibles daños en la región determinada.
La sismología incluye, entre otros fenómenos, el estudio
de maremotos y marejadas asociadas (tsunamis) y vibraciones
previas a erupciones volcánicas. En general los terremotos se
originan en los límites de placas tectónicas y son producto de la
acumulación de tensiones por interacciones entre dos o más
placas. Las placas tectónicas (placas litosféricas) son una unidad
estructural rígida, con un espesor de 100 km aproximadamente,
que constituye la capa esférica superficial de la tierra, según la
teoría de la tectónica de placas1 (esta teoría explica la
particularísima distribución, en zonas alargadas y estrechas, de
terremotos, volcanes y cordilleras; así mismo la causa de la deriva
continental).2
La interpretación de los sismogramas que se registran al paso de
las ondas sísmicas permiten estudiar el interior de la tierra.
Existen 3 tipos de ondas sísmicas. Las ondas P y L (son las
productoras de Tsunamis) se propagan a través del globo, y las
primeras, longitudinales y de comprensión-descomprensión, lo
hacen en todos los medios. Las ondas S, transversales a la
dirección en que se propagan, sólo se transmiten en medios
sólidos.

II. CAUSA DE LOS SISMOS


Sismos, temblores y terremotos son términos usuales para
referirse a los movimientos de la corteza terrestre, sin embargo,
técnicamente hablando, el nombre de sismo es más utilizado
(terremoto se refiere a sismos de grandes dimensiones). Los
sismos se originan en el interior de la tierra y se propaga por ella
en todas direcciones en forma de ondas. Son de corta duración e
intensidad variable y son producidos a consecuencia de la
liberación repentina de energía. Paradójicamente, poseen un
aspecto positivo que es el de proporcionarnos información sobre
el interior de nuestro planeta. Actualmente, gracias a la técnica
conocida como tomografía sismológica o sísmica, se conoce con
gran detalle el interior de nuestro planeta.
Causas

Aunque la interacción entre Placas Tectónicas es la principal causa


de los sismos no es la única. Cualquier proceso que pueda lograr
grandes concentraciones de energía en las rocas puede generar
sismos cuyo tamaño dependerá, entre otros factores, de qué tan
grande sea la zona de concentración del esfuerzo. Las causas más
generales se pueden enumeran según su orden de importancia
en:

 TECTÓNICA: son los sismos que se originan por el desplazamiento de las


placas tectónicas que conforman la corteza, afectan grandes
extensiones y es la causa que más genera sismos.

 VOLCÁNICA: es poco frecuente; cuando la erupción es violenta genera


grandes sacudidas que afectan sobre todo a los lugares cercanos, pero
a pesar de ello su campo de acción es reducido en comparación con los
de origen tectónico.

 HUNDIMIENTO: cuando al interior de la corteza se ha producido la


acción erosiva de las aguas subterráneas, va dejando un vacío, el cual
termina por ceder ante el peso de la parte superior. Es esta caída que
genera vibraciones conocidas como sismos. Su ocurrencia es poco
frecuente y de poca extensión.

 DESLIZAMIENTOS: el propio peso de las montañas es una fuerza enorme


que tiende a aplanarlas y que puede producir sismos al ocasionar
deslizamientos a lo largo de fallas, pero generalmente no son de gran
magnitud.

 EXPLOSIONES ATÓMICAS: realizadas por el ser humano y que al parecer


tienen una relación con los movimientos sísmicos.

Cuando se aplican esfuerzos sobre una roca, ésta, dependiendo


del tipo de roca y de las condiciones ambientales de temperatura
y presión, se comportará en forma más o menos elástica o plástica
“comportamiento elástico de las rocas”. La elasticidad es una
propiedad de los sólidos y significa que, luego de haber sido un
cuerpo deformado por una fuerza aplicada, este retorna a su
forma original cuando la fuerza ya no está presente. Si la tensión
se aplica por un período prolongado de tiempo la deformación
será permanente, es decir, el material “fluirá" plásticamente; por
lo tanto, el concepto rígido y elástico o fluido, depende de la
fuerza y el periodo de tiempo que se aplique esa fuerza al
material.

Cuando una roca se deforma acumula en su interior energía


elástica de deformación; si el esfuerzo aplicado es relativamente
pequeño la roca se comporta elásticamente, mientras que, si el
esfuerzo aplicado es muy grande producirá deformaciones
demasiado grandes, y llega a romper la roca, esta ruptura súbita
origina una falla. Un plano de falla (por donde corre la falla) está
relativamente libre de esfuerzos por lo que puede desplazarse
casi con libertad en ambos lados generando que la roca vuelva a
tomar su forma original aproximada de manera nuevamente
súbita, este movimiento repentino de grandes masas de roca,
produce ondas sísmicas que viajan a través y por la superficie de
la Tierra, dando lugar a un sismo. El movimiento dependerá del
tipo de falla produciendo efectos distintos para distintas
direcciones.

A este modelo del ciclo de acumulación de esfuerzo, falla y


liberación de esfuerzo es nombrado repercusión elástica y fue
propuesto por H.F. Reid, en base a sus observaciones de los
efectos del terremoto en San Francisco de 1906 y, mediante
posteriores estudios de campo y laboratorio se ha confirmado
que, en formas más o menos elaboradas, es el mecanismo que
produce los terremotos.

En las zonas de subducción es en donde se registran los temblores


más profundos. A lo largo de las trincheras generalmente existe
una gran cantidad de sismos, delimitando una zona que se conoce
como “zona de Benioff”. Las trincheras, en sí, se asocian a una
gran cantidad de sismos y volcanes.

¿Qué pasa en la zona de subducción? La placa subducida avanza


sin resbalar, la deformación aumenta hasta que los esfuerzos son
más grandes que la fricción entre ellas, el contacto se rompe y
ambos lados de la ruptura se desplazan (dando lugar a un sismo)
permitiendo el avance de las placas; posteriormente, el contacto
entre las placas sana y comienzan de nuevo a acumular energía
de deformación y el ciclo se repite.

La explicación a muchos de los fenómenos sísmicos y volcánicos


que han ocurrido en los últimos años es que son consecuencia de
Fallas Tectónicas y obviamente del movimiento de las Placas
Tectónicas. Desde al punto de vista geológico, las zonas conocidas
como las más activas del mundo en estos términos forman dos
grandes alineaciones de miles de kilómetros de longitud y sólo
unos pocos de ancho:

 Cinturón Circumpacífico (conocido como "Cinturón de Fuego"). Rodea


casi totalmente el Pacifico, se extiende a los largo de las costas de
América del Sur, México y California hasta Alaska; después continúa por
las islas Aleutianas, antes de dirigirse hacia el sur a través de Japón y las
Indias orientales. La mayor parte de la energía sísmica se libera en esta
región, libera entre 80 y 90% de la energía sísmica anual de la Tierra.

 Cinturón Eurasiático-Melanésico, (Alpino-Himalaya) que incluye las


cordilleras alpinas de Europa y Asia, conectando con el anterior en el
archipiélago de Melanesia. Desde España se prolonga por el
Mediterráneo hasta Turquía, el Himalaya y las Indias Orientales. Esta
inmensa falla se produce por las plataformas africana e India que se
mueven hacía el norte rozando levemente la plataforma Euroasiática.
Aunque la energía liberada aquí es menor que en el del Pacífico, a lo
largo de los años ha producido devastadores terremotos, como el
ocurrido en China en 1976, donde murieron más de 650 mil personas.

 Una tercera región altamente sísmica la formaría la Dorsal Meso


atlántica ubicada en el centro del Océano Atlántico.

III. FALLAS GEOLOGICAS

En geología, una falla es una fractura, generalmente plana, en el


terreno a lo largo de la cual se han deslizado los dos bloques el
uno respecto al otro.

Las fallas se producen por esfuerzos tectónicos, incluida la


gravedad y empujes horizontales, actuantes en la corteza. La zona
de ruptura tiene una superficie ampliamente bien definida
denominada plano de falla, aunque puede hablarse de banda de
falla cuando la fractura y la deformación asociada tienen una
cierta anchura.

Cuando las fallas alcanzan una profundidad en la que se


sobrepasa el dominio de deformación frágil se transforman en
bandas de cizalla, su equivalente en el dominio dúctil. El
fallamiento (o formación de fallas) es uno de los procesos
geológicos importantes durante la formación de montañas.
Asimismo, los bordes de las placas tectónicas están formados por
fallas de hasta miles de kilómetros de longitud.

Elementos de una falla


Gancho de falla en una falla inversa. El bloque levantado es el de la
derecha de la imagen. Grands Causses, Francia.
Plano de falla: Plano o superficie a lo largo de la cual se desplazan los
bloques que se separan en la falla. Este plano puede tener cualquier
orientación (vertical, horizontal, o inclinado). La orientación se describe
en función del rumbo (ángulo entre el rumbo Nortey la línea de
intersección del plano de falla con un plano horizontal) y
el buzamiento o manteo (ángulo entre el plano horizontal y la línea de
intersección del plano de falla con el plano vertical perpendicular al
rumbo de la falla). En general los planos de falla suelen ser curvos. El
plano de falla puede pulirse por fricción, dando lugar a los denominados
«espejos de falla».2 Se denomina 'banda de falla' cuando la zona de
deformación tiene una cierta anchura. En lugar de banda de falla se usa
también zona de falla (traducción del inglés fault zone) lo que produce
confusión porque zona de falla(s) se usa también como sinónimo
de sistema de fallas.

Plano de falla estriado. Las estrías indican la dirección del movimiento.


 Bloques o labios de falla: Son las dos porciones de roca separadas por
el plano de falla. Cuando el plano de falla es inclinado, el bloque que se
haya por encima del plano de falla se denomina 'bloque colgante' o
'levantado' y al que se encuentra por debajo, 'bloque yaciente' o
'hundido'.
 Salto o desplazamiento: Es la distancia neta y dirección en que se ha
movido un bloque respecto del otro.
 Estrías de falla: Son irregularidades rectilíneas que pueden aparecer en
algunos planos de falla. Indican la dirección de movimiento de la falla.
 Gancho de falla: en algunos casos se produce un pliegue de arrastre en
uno o en los dos labios de la falla, cuya orientación será diferente según
la falla sea normal o inversa e indicará el sentido del desplazamiento
relativo

IV. CAUSA DE LOS SISMOS


Las ondas sísmicas son un tipo de onda elástica fuerte en la
propagación de perturbaciones temporales del campo de tensiones que
generan pequeños movimientos en las placas tectónicas.
Las ondas sísmicas pueden ser generadas por movimientos telúricos
naturales, los más grandes de los cuales pueden causar daños en
zonas donde hay asentamientos urbanos. Existe toda una rama de la
sismología, que se encarga del estudio de este tipo de fenómenos
físicos. Las ondas sísmicas pueden ser generadas también
artificialmente como por ejemplo el uso de explosivos o camiones
(vibroseis). La sísmica es la rama de la sismología que estudia estas
ondas artificiales.
Tipos de ondas sísmicas

Ondas internas y de superficie.


Hay dos tipos de ondas sísmicas: las ondas internas (o de cuerpo) y las
ondas superficiales. Existen otros modos de propagación de ondas,
pero son de importancia relativamente menor para las ondas producidas
en la Tierra, a pesar de que son importantes en el campo de
la astrosismología, especialmente en la heliosismología.
Ondas internas
Las ondas internas viajan a través del interior. Siguen caminos curvos
debido a la variada densidad y composición del interior de la Tierra. Este
efecto es similar al de refracción de ondas de luz. Las ondas internas
transmiten los temblores preliminares de un terremoto, pero poseen
poco poder destructivo. Las ondas internas son divididas en dos grupos:
ondas primarias (P) y secundarias (S).
Ondas P

Onda P plana longitudinal.


Las ondas P (primarias o primae del verbo griego) son ondas
longitudinales o compresionales, lo cual significa que el suelo es
alternadamente comprimido y dilatado en la dirección de la propagación.
Estas ondas generalmente viajan a una velocidad 1.73 veces más que
la de las ondas S y pueden viajar a través de cualquier tipo de
material líquido o sólido. Velocidades típicas son 1450 m/s en el agua y
cerca de 5000 m/s en el granito.
En un medio isótropo y homogéneo la velocidad de propagación de las
ondas P es:

donde K es el módulo de compresibilidad, es el módulo de corte o


rigidez y la densidad del material a través del cual se propaga la
onda mecánica. De estos tres parámetros, la densidad es la que
presenta menor variación por lo que la velocidad está principalmente
determinada por K y μ.
Ondas P de segunda especie.
De acuerdo a la teoría de Biot, en el caso de medios porosos saturados
por un fluido, las perturbaciones sísmicas se propagarán en forma de
una onda rotacional (Onda S) y dos complexionales. Las dos ondas
complexionales se suelen denominar como ondas P de primera y
segunda especie. Las ondas de presión de primera especie
corresponden a un movimiento del fluido y del sólido en fase, mientras
que para las ondas de segunda especie el movimiento del sólido y del
fluido se produce fuera de fase. Biot demuestra que las ondas de
segunda especie se propagan a velocidades menores que las de
primera especie, por lo que se las suele denominar ondas lenta y rápida
de Biot, respectivamente. Las ondas lentas son de naturaleza disipativa
y su amplitud decae rápidamente con la distancia desde la fuente.

Ondas S

Onda de corte Plana.


Las ondas S (secundarias o secundae) son ondas en las cuales el
desplazamiento es transversal a la dirección de propagación. Su
velocidad es menor que la de las ondas primarias. Debido a ello, estas
aparecen en el terreno algo después que las primeras. Estas ondas son
las que generan las oscilaciones durante el movimiento sísmico y las
que producen la mayor parte de los daños. Solo se trasladan a través
de elementos sólidos. tiene una velocidad aproximada de 4 a 7
km/segundo.
La velocidad de propagación de las ondas S en
medios isótropos y homogéneos depende del módulo de corte y de
la densidad del material.

Ondas superficiales
Cuando las ondas internas llegan a la superficie, se generan las
ondas L, que se propagan por la superficie de discontinuidad de la
interfase de la superficie terrestre (tierra-aire y tierra-agua). Son las
causantes de los daños producidos por los sismos en las
construcciones. Estas ondas son las que poseen menor velocidad de
propagación a comparación de las otras dos.

Oscilaciones libres
Se producen únicamente mediante terremotos muy fuertes o de gran
intensidad y pueden definirse como vibraciones de la Tierra en su
totalidad.
Ondas de Love
Artículo principal: Ondas de Love
Las ondas de Love son ondas superficiales que producen un
movimiento horizontal de corte en superficie. Se denominan así en
honor al matemático Augustus Edward Hough Love del Reino Unido,
quien desarrolló un modelo matemático de estas ondas en1911. La
velocidad de las ondas Love es un 90 % de la velocidad de las ondas
S y es ligeramente superior a la velocidad de las ondas Rayleigh.
Estas ondas solo se propagan por las superficies, es decir, por el
límite entre zonas o niveles, por ejemplo la superficie del terreno o
la discontinuidad de Mohorovičić.

Imagen de ondas Rayleigh.


Ondas de Rayleigh
Artículo principal: Ondas de Rayleigh
Las ondas Rayleigh (erróneamente llamadas Raleigh), también
denominadas ground roll, son ondas superficiales que producen un
movimiento elíptico retrógrado del suelo. La existencia de estas
ondas fue predicha por John William Strutt, Lord Rayleigh, en1885.
Son ondas más lentas que las ondas internas y su velocidad de
propagación es casi un 90% de la velocidad de las ondas S.
V. INSTRUMENTOS Y MEDICION DE REGISTRO DE SISMO
Como se llama el instrumento para medir los sismos
En esta nota podrás conocer como se denomina el instrumento para medir los
terremotos. El aparato empleado para medir sismos, terremotos o pequeños
temblores ocasionados por el desplazamiento de las placas litosféricas se
llama sismógrafo o sismómetro.

Este invento fue creado en el año 1842 por James David Forbes, un importante
físico escocés.
Desde su invención los sismógrafos han sido de gran utilidad para poder llevar
un registro de la intensidad con la que se presentan los sismos o terremotos
alrededor del mundo con el paso de los años.
De este modo te contamos que el instrumento para medir la intensidad de un
terremoto se conoce con el nombre de sismógrafo.
VI. MEDICION DE LOS SISMOS
La escala sismológica de Richter, también conocida como escala de
magnitud local (ML), es una escala logarítmica arbitraria que asigna un
número para cuantificar la energía que libera un terremoto, denominada
así en honor del sismólogo estadounidense Charles Francis Richter.
La sismología mundial usa esta escala para determinar las fuerzas de
sismos de una magnitud entre 2,0 y 6,9 y de 0 a 400 kilómetros de
profundidad. Aunque los medios de comunicación suelen confundir las
escalas, para referirse a eventos telúricos actuales se considera
incorrecto decir que un sismo «fue de magnitud superior a 7,0 en la
escala de Richter», pues los sismos con magnitud superior a 6,9 se
miden desde 1978 con la escala sismológica de magnitud de momento,
por tratarse esta última de una escala que discrimina mejor en los
valores extremos.
La mayor liberación de energía que ha podido ser medida fue durante
el terremoto ocurrido en la ciudad de Valdivia (Chile), el 22 de mayo de 1960,
el cual alcanzó una magnitud de momento (MW) de 9,5.
A continuación, se describen los efectos típicos de los sismos de diversas
magnitudes, cerca del epicentro. Los valores son estimados y deben tomarse
con extrema precaución, ya que la intensidad y los efectos en la tierra no solo
dependerán de la magnitud del sismo, sino también de la distancia del
epicentro, la profundidad, el foco del epicentro y las condiciones geológicas
(algunos terrenos pueden amplificar las señales sísmicas).
Efectos típicos de los sismos de diversas magnitudes

Magnitud
(MW=Mayores
Frecuencia de
de 6,9 Descripción Efectos de un sismo
ocurrencia
ML=De 2,0 a
6,9)

Los microsismos no Alrededor de 8000


Menos de 2,0 Micro
son perceptibles. por día

Generalmente no son Alrededor de 1000


2,0-2,9
perceptibles. por día
Menor Perceptibles a
3,0-3,9 menudo, pero rara 49 000 por año.
vez provocan daños.

Movimiento de
objetos en las
habitaciones que
4,0-4,9 Ligero 6 200 por año.
genera ruido. Sismo
significativo pero con
daño poco probable.

Puede causar daños


mayores en
edificaciones débiles
5,0-5,9 Moderado o mal construidas. En 800 por año.
edificaciones bien
diseñadas los daños
son leves.

Pueden llegar a
6,0-6,9 Fuerte destruir áreas 120 por año.
pobladas, en hasta
unos 160 kilómetros a
la redonda.

Puede causar serios


7,0-7,9 Mayor daños en extensas 18 por año.
zonas.

Puede causar graves


daños en zonas de
8,0-8,9 1-3 por año.
varios cientos de
Grande y kilómetros.
Catastrófico
Devastadores en
9,0-9,9 zonas de varios miles 1-2 en 20 años.
de kilómetros.

En la historia de la
humanidad (y
desde que se tienen
Legendario o registros históricos
10,0+ Nunca registrado.
apocalíptico de los sismos)
nunca ha sucedido
un sismo de esta
magnitud.

2.- SISMICIDAD Y AMENAZA REGIONAL


- SISMICIDAD DE BOLIVIA.
La actividad sísmica en nuestro planeta es intensa y permanente,
diariamente se registran sismos en muchas partes del mundo,
principalmente en la zona que limita al océano Pacifico con los continentes
que lo rodean, zona que incluso se adentra parcialmente hacia los continentes
que lo limitan. Esta zona es la más sísmica del mundo, se la conoce como el
“cinturón de fuego” del Pacifico, es llamada así por la intensa actividad sísmica
que allí ocurre, lastimosamente nuestro país, Bolivia,
formaparte de ese cinturón sísmico, pese a que no se encuentra en la costa j
unto alocéano, está en la parte continental que también sufre efectos por los
movimientossísmicos.Los sismos en Bolivia son generados por la subducción
de la placa de Nazca por debajo de la placa Sudamericana, el movimiento de
la placa de Nazca es de aproximadamente 8 cm por año, generando de esa
manera un estado de esfuerzos tan crítico que la ocurrencia de sismos es
constante y
continua.En nuestro país estos movimientos sísmicos son continuamente regi
strados por elObservatorio San Calixto, llegando al número promedio de apro
ximadamente 1000sismos por año, lo cual es una buena medida de la intensa
actividad sísmica
del país,afortunadamente la gran mayoría de esos movimientos son leves y c
asiimperceptibles, lo cual no significa que en cualquier instante se produzcan
sismosde gran magnitud. Las principales fuentes generadoras de sismos en
Bolivia son:
-La zona central de Bolivia (Cochabamba, Chuquisaca, parte de Santa Cruz y
Tarija) que manifiesta sismos de tipo superficiales, muy destructores, no tanto
por su magnitud, sino por su poca profundidad.
-La zona de “Consata – Mapiri” en la parte norte del departamento de La Paz,
consismos también superficiales y destructores.
-La zona costera norte de Chile y sur de Perú, donde ocurren fuertes sismos
que son sentidos en Bolivia, especialmente en la ciudad de La Paz. Además
existe en una parte de esa zona un “vacío” o “laguna sísmica” de más de 120
años, que significa que en todos esos años no se ha presentado un sismo
importante, que ocurrió allí hace mas de 120 años, por lo que la energía
sísmica se esta acumulando y puede súbitamente liberarse generando un
enorme terremoto. Sin embargo se puede considerar a Bolivia como una
región de sismicidad moderada, más que por el número de sismos, que son
muchos, por sus relativamente bajos efectos. Las magnitudes máximas e
intensidades sentidas no son muy fuertes, pero en contrapartida la
vulnerabilidad es muy alta, por lo que el riesgo sísmico es elevado.
- EFECTO DE LOS SISMOS
En Bolivia hay seis zonas con riesgo de actividades sísmicas
Dato. De enero a agosto se registraron 107 sismos; los más recientes en La Paz
y Potosí

En Bolivia hay seis zonas con amenaza sísmica y el lugar más vulnerable está
en el centro y oeste de Santa Cruz, según el Observatorio San Calixto (OSC).
Esta entidad ha analizado información del comportamiento de suelos, fallas
geológicas y recurrencia de sismos.
La semana anterior se registraron tres sismos: uno en cercanías de Zongo y
otro en la provincia Pacajes, ambos en La Paz, y otro en Sur Lípez, Potosí. No
hubo daños personales ni materiales debido a la leve intensidad del
movimiento, pero la recurrencia alerta a los expertos.
Para una mejor evaluación del fenómeno, el OSC creó un mapa de amenazas
sísmicas en las que se evidencian seis zonas: la primera, en el departamento
de La Paz, la segunda en la parte central de Oruro, la tercera en el oeste de
Potosí; el norte de Cochabamba y el sur de Beni ocupan la cuarta zona, la
quinta está en el sur de Cochabamba, Chuquisaca y el oeste de Tarija, y la zona
seis en el centro y oeste de Santa Cruz.
Las áreas han sido identificadas de acuerdo con el comportamiento de los
suelos y su dinámica, explica la directora del observatorio, Estela Minaya,
quien dice que se tomó en cuenta la recurrencia de sismos.
La zona seis es, recalca Minaya, la más propensa a presentar el fenómeno por
las fallas geológicas que la caracterizan y por el hecho de que hace bastante
tiempo no ha sufrido un sismo de alta magnitud. “Por la recurrencia de sismos,
vimos que esta zona tiene más amenaza”.
Programa. Las zonas fueron identificadas gracias al Programa de
Fortalecimiento para la Capacidad de Evaluación de la Amenaza Sísmica y
Sismovolcánica en Bolivia, del OSC, con la ayuda del Banco Interamericano de
Desarrollo (BID).
El sismo es un temblor del suelo, producido por una brusca liberación de
energía en el interior de la tierra. Bolivia no está al margen del riesgo, explicó
Minaya. “En el país tenemos zonas inestables donde aún no se ha liberado la
energía y esto tiene que pasar en algún momento, sí o sí”. “Eso no se puede
predecir”, alega Marcelo Badani, presidente de la Sociedad de Ingenieros de
Bolivia (SIB), quien dice que el país no es sísmico.
“No estamos preparados para un fenómeno de gran magnitud: pero tampoco
es un país donde estos fenómenos sean recurrentes. Recordemos que se han
previsto sismos desde hace 30 años y hasta ahora no pasa nada porque no se
puede predecir”, insiste Badani.
Minaya explica que la idea no es predecir sino prevenir y para ello se identifica
las áreas sísmicas. Además, “no existe un área cien por ciento estable debido
a la constante dinámica del planeta”.
Los registros del OSC revelan que de enero a agosto se suscitaron en el país
107 sismos mayores a tres grados de magnitud en la escala de Richter. Esa
actividad se revistó sobre todo en Potosí (44 eventos) y Cochabamba (30).
Luego aparecen La Paz con 12, Oruro con 11, Sucre con 4 y Tarija y Santa
Cruz con 3, respectivamente. En Pando y Beni no se reportaron estos
fenómenos.
El Observatorio maneja una fórmula para establecer posibles años de sismos
con alta magnitud, según la recurrencia de fenómenos en cada lugar. La
primera probabilidad es para 1946-2012y la segunda para 1955-2021.
Influencia de suelos
Cuando el tipo de suelo es de roca dura, la onda sísmica no afecta a la
superficie; pero si es blando, dicha onda se amplifica. Bolivia tiene una
combinación de ambos tipos de suelo.
Los sismos no pueden ser previstos - Marcelo Badani
Los movimientos sísmicos se dan por el movimiento y encuentro de dos placas
de la corteza terrestre (capa externa de la tierra) y Bolivia no está situada
encima de ninguna placa; si se produce algún movimiento telúrico, éste tuvo
que haber sido de mucha profundidad. Por estadísticas, hay cierta tendencia
de que un sismo se da de acuerdo con la recurrencia de los últimos, pero
nadie puede predecirlo en el mundo. Esto lo intentaron los chinos, que
hicieron estudios incluso con el comportamiento de animales, del mar y otros,
y no lo lograron. Todo el mundo ha intentado y no se puede; como ejemplo
está Japón, que siendo un país de-sarrollado no pudo prevenir el terremoto
que registró.
Entonces, considero que hay que estar preparados para un sismo, pero no
exagerar. En el caso de La Paz y El Alto, podemos decir que no son ciudades
sísmicas, pero por impacto de algunas ondas que vengan del exterior podrían
producirse daños. Escuché que la zona de Tembladerani de La Paz se llama así
porque la gente que vive ahí asegura que siente temblores y por eso la
llamaron así. Sin embargo no hay tal, eso no tiene ningún fundamento.
Marcelo Badani es presidente de la SIB.
Comisión elabora norma para enfrentar los sismos
Un proyecto de norma sísmica es elaborado por una comisión conformada por
instituciones ligadas al tema de actividad sísmica. El país no tiene ninguna ley
referente a sismos. “En Bolivia no tenemos códigos sísmicoresistentes, que
significan hacer un diseño que permita que las construcciones por lo menos
duren hasta que las personas salgan de la edificación”, indicó la directora del
Observatorio San Calixto (OSC), Estela Minaya.
En Bolivia, el terremoto de mayor magnitud ocurrió en 1998 en Aiquile y
Totora, Cochabamba, con 78 muertos. En la región, los casos más
devastadores son los de Haití y Chile. Este año se formó una comisión que
trabaja en el proyecto cuyo objetivo es enfrentar este fenómeno y prevenirlo
con la construcción de edificios sismoresistentes, que son infraestructuras
reforzadas con acero y otros materiales para evitar daños.
La norma también prevé solicitar datos estadísticos para crear medidas de
seguridad e implementar la especialidad de sismología en las universidades,
entre otros. La comisión está compuesta por el OSC, la Sociedad Boliviana de
Ingenieros (SIB), el Colegio de Arquitectos, las universidades y otras
instituciones vinculadas.
El presidente de la SIB, Marcelo Badani, mencionó que la Alcaldía paceña
emitió hace años una recomendación para la construcción de los edificios
sismoresistentes, que se cumple en algunos casos, aunque no existe la
obligatoriedad. “Para tener un mecanismo de seguridad tiene que haber
estadística y datos que determinen el nivel que se necesita”, dijo. En el país
hay tres tipos de sismos: superficiales, que son de leve intensidad;
intermedios, relativamente medianos; y profundos, con movimientos muy
fuertes.
En Aiquile y Totora, un terremoto causó 78 muertes
El 22 de mayo de 1998, Aiquile y Totora (Cochabamba) fueron sacudidas por
un devastador terremoto de 6,8 grados en la escala de Richter. El movimiento
telúrico causó la muerte de 78 personas, numerosos heridos, 385 viviendas
desplomadas completamente, 312 viviendas parcialmente destruidas y 315
viviendas calificadas de alto riesgo.
El más fuerte en el país fue de 8,4 grados Richter
El terremoto de mayor magnitud en el país fue registrado el 9 de junio de 1994
con 8,4 grados en la escala de Richter. El sismo se produjo a 600 kilómetros de
profundidad y sobre el municipio de Rurrenabaque (Beni), razón por la que no
dejó víctimas, pero provocó rajaduras en paredes. Fue sentido en varias
capitales de Sudamérica.
Sismo de Haití causó la muerte de 316 mil personas
Como consecuencia de un sismo que alcanzó una magnitud de 7 grados en la
escala de Richter, Haití registró a 316 mil personas muertas, 350 mil más
quedaron heridas y más de 1,5 millones sin hogar. El temblor fue el 12 de enero
de 2010 y es considerado una de las catástrofes humanitarias más graves de la
historia del mundo.
SITIO DE LOS SISMOS
HISTORIA DE LOS SISMOS
Con un terremoto que se sintió en Potosí en 1581 se inició la historia sísmica
de Bolivia. En esa época no se contaban con equipos de medición sismológica
ni instituciones a cargo de este tipo de trabajo.
En ese mismo departamento cinco terremotos más fueron sentidos entre los
años 1662 y 1851.
La bóveda de la Catedral de Chuquisaca fue destruida por un terremoto en
noviembre de 1650, y en 1845 otro terremoto en Santa Cruz causó daños en
las construcciones de adobe.
En Villa Tunari, en el año 1871, otro terremoto causó daños cerca del pueblo.
Según datos históricos, en 1887 y 1899 dos fuertes terremotos se produjeron
en Yacuiba. El último ocurrido un 23 de marzo con una magnitud de 6.3 en la
escala de Richter y una intensidad de VIII grados en la escala de Mercalli, que
dejó tres personas muertas y varias heridas, además de destruir y afectar las
casas de ese municipio tarijeño. Este sismo también afectó varias localidades
de la provincia Salta en Argentina.
En el último siglo, unos 49 sismos causaron daños en la región central y
occidental de Bolivia.

El 23 de julio de 1909 en Sipe Sipe un movimiento telúrico provocó 15 muertos


y la destrucción de varias viviendas.

El 25 de octubre de 1925 Aiquile fue afectada por un terremoto. En el mismo


municipio, el 1 de septiembre de 1958 otro sismo destruyó casas de adobe y
dejó algunos heridos. Dieciocho años después, el 22 de febrero de 1976 volvió
a temblar la tierra en Aiquile alarmando a los pobladores.

En la ciudad de Cochabamba el 25 de diciembre de 1942 y el 18 de febrero de


1943 se sintieron dos terremotos, el segundo causó la destrucción de viviendas
de adobe.

El 19 de octubre de 1959 otro movimiento causó alarma en Cochabamba, al


igual que el sismo sentido el 12 de mayo de 1972, donde algunas viviendas
resultaron rajadas.

En virgarzama, ubicado en la zona del trópico, el 23 de julio de 1981 un


terremoto ocasionó el desplazamiento horizontal de la losa central del puente
de esa población.

En la misma zona, el 9 de mayo y 19 de junio de 1986 tres sismos causaron


alarma entre los pobladores.

SUCRE Y SANTA CRUZ


En la capital del país, Sucre, el 27 de marzo de 1948 un fuerte temblor destruyó
la ciudad dejando tres muertos y varios heridos y algunas construcciones
coloniales de adobe quedaron destruidas, mientras que el Gobierno declaró
zona de desastre para afrontar las pérdidas materiales.

En Consata Mapiri, La Paz el 24 de febrero de 1947, un fuerte movimiento de


una magnitud 6.4 destruyó casas y provocó hundimientos y deslizamientos de
tierra. El terremoto mató al ganado y destruyó los cultivos de los campesinos.
El 26 de agosto de 1957 la tierra de Postrervalle, situado al sur de San Cruz,
tembló. Allí destruyó viviendas de adobe, pero no se reportaron heridos.

Luego de muchos años, el 9 de junio de 1994, en la provincias Iturralde de La


Paz y Ballivián del Beni se produjo el sismo más fuerte del país que fue
mencionado con anterioridad en esta nota.

En Comujo, Oruro, el 6 de noviembre de 1995, ocurrió un terremoto de


magnitud 5.3 en la escala de Richter que destruyó gran parte de esta
población. Allí casi todas las viviendas de adobe quedaron en escombros y se
reportó un herido.

El terremoto más devastador de la historia del país por los daños materiales y
la pérdida de vidas fue el 22 de mayo de 1998 en la zona de Totora, Aiquile y
Mizque.

El sismo de una magnitud de 6.5 en la escala de Richter causó la muerte de


más de medio centenar de personas y dejó en escombros a la población de
Aiquile ocasionando además serios daños en estructuras coloniales del
municipio de Totora y Mizque.

En la población de Coipasa el 4 de abril del 2001 un terremoto de magnitud


4.6 causó rajaduras de viviendas de adobe.

En la última década se han registrado en varias regiones del país, como


Cochabamba, Potosí, La Paz y Tarija una serie de sismos de magnitudes
menores a los 4 y 3 grados en no ocasionaron daños personales ni materiales
en la población. Sin embargo, los pequeños sismos son sentidos en las zonas
donde se presentan.

Según expertos, en Bolivia se registran constantes movimientos de tierra, pero


afortunadamente ninguno, hasta ahora, se asemejan a los reportados en Chile,
Haití, Japón u otros países del mundo, donde miles de personas murieron,
otras tantas quedaron heridas y hubo millonarias pérdidas.

Nueve temblores en este año


Según datos de sismicidad del Observatorio San Calixto, en el territorio
nacional se sintieron nueve sismos hasta el 15 de mayo.

De estos movimientos de tierra registrados seis son sismos intermedios y tres


superficiales.

El primer sismo del año se registró en la localidad de Sur Chichas, Potosí, con
una magnitud de 5.1 en la escala de Richter. El segundo el 9 de febrero en el
Gran Chaco, Tarija, con una intensidad de 4 grados, por su profundidad este
último no fue sentido por la población.

El tercer movimiento de tierra del año se produjo el 13 de marzo en la localidad


de Quijarro en Potosí con una magnitud de 4.6 en la escala de Richter.

El 1 de abril en Nor Lípez, Potosí, se registró un sismo intermedio con una


magnitud de 4.9 grados.

El 27 de abril se reportaron tres sismos; uno en la localidad de Quijarro de 4.8,


otro en Nor Lípez de 4.1 y en Punata, Cochabamba, de 3.8 de magnitud. Este
último fue superficial por lo que la población sintió, mientras que los dos
primeros fueron profundos.

Según San Calixto, uno de los últimos temblores, en lo que va de este año, se
produjo el 13 de mayo en Capinota,

Cochabamba con 3.8 grados. Asimismo, está el temblor

“intermedio” reportado el 16 de mayo en Sur Lípez, Potosí con 3.5 de


magnitud.
CONSECUENCIA DE LOS SISMOS
Los terremotos son sismos fuertes que ocasionan daños leves a severos, es
decir que seperciben con intensidades sísmicas superiores a VI en la escala de
Mercalli Modificada.Después de un terremoto es posible que ocurran otros
sismos de mayor o menor magnitud que el original, que son conocidos como
réplicas y que pueden ocasionar dañosincluso mayores que los ocasionados
durante el sismo principal.Las consecuencias de los terremotos están
asociadas a los grados de intensidad en laescala de Richter. Cada año
aproximadamente se producen 300,000 sismos en toda lasuperficie con
escalas entre 2 y 2,9 grados. Los terremotos de mayor intensidad
deaproximadamente 8 grados se producen en períodos que oscilan entre 5 y
10 años.De este cuadro se puede establecer un entendimiento de las
diferentes sociedades queestán en riesgo, por más que tratan de predecir no
es posible determinar cuándo y dóndeocurrirá un terremoto, ya que puede
ocurrir en cualquier lugar, sin tener en cuenta laintensidad.
 Menos de 3,5 grados: terremoto que se pueden registrar, pero difícil de
percibir, en este caso no causa daño.
 3,5 a 5,4 grados: el temblor se puede percibir, pero es poco probable
que cause destrucción.
 Menos de 6.0 grados: terremoto capaz de producir daños graves a los
edificios pequeños o edificios de pobre calidad y daños leves al resto de
edificios.
 6,1 a 6,9 grados: desprende una cantidad de energía que puede crear el
caos y daños en un área de 100 km alrededor del epicentro.
 7 a 7,9 grados: energía de alto potencial en libertad que puede afectar
a los cimientos de edificios y causar grietas en la superficie, dañando los
sistemas de agua y alcantarillado que están bajo tierra y produciendo su
ruptura.
 8 a 8.5 grados: temblor grande de lo que se deriva una gran destrucción
en los edificios en general y puentes en ruinas donde casi ninguna
construcción es capaz de soportar la energía liberada.
 9 grados: destrucción total.
 12 grados: (hipotéticamente) podría romper la Tierra por la mitad.
ESTUDIO DE RIESGO DE SISMOS LOCAL Y NACIONAL
CURVAS DE ISO ACELERACIÓN
Se considera que cada sismo ha generado un valor máximo de aceleración en
superficie (en el epicentro), valor obtenido con la formula de Mc Guire, como
se conócela localización geográfica de cada sismo, en esa localización se ha
asignado ese valor de aceleración máxima. En base a cada punto de
aceleración se ha unido los puntos que tienen la misma aceleración y se ha
generado las curvas de eso aceleración, después se ha procedido a colorear las
zonas que poseen el mismo nivel desaceleración y finalmente se ha definido 8
zonas sísmicas. Se presenta en el inciso 3.5los mapas obtenidos, previamente
se presenta un listado con coeficientes sísmicos para poblaciones importantes
de Bolivia.
SISMO DE DISEÑO
Diseño Sismorresistente: Elementos y características que definen la estructura
antisísmica de un edificio. Configuración del edificio. Escala. Simetría. Altura.
Tamaño horizontal. Distribución y concentración de masas. Densidad de
estructura en planta. Rigidez. Piso flexible. Esquinas. Resistencia Perimetral.
Redundancia. Centro de Masas. Centro de Rigideces. Torsión. Periodo propio
de oscilación. Ductilidad. Amortiguamiento. Sistemas resistentes.
Elementos y características que definen la estructura antisísmica de un
edificio.
La estructura de un edificio ubicado en un área sísmica difiere solo que en su
análisis considera la acción de las cargas que genera el sismo. Por ello es
necesario erradicar el concepto erróneo que un edificio es sostenido por una
estructura destinada a resistir las cargas gravitatorias a la que se le agrega otra
destinada a resistir las cargas sísmicas. La estructura de un edificio, o de
cualquier otra obra civil, sometida a la acción de un sismo sufre
deformaciones, se haya previsto la estructura para resistir un sismo o no. Los
movimientos del terreno provocan arrastran al edificio, que se mueve como
un péndulo invertido. Los movimientos del edificio son complejos, dependen
del tamaño, las cargas o pesos en cada piso, características del terreno de
fundación, geometría del edificio, materiales estructurales y no estructurales
usados, etc. Por estos motivos el diseño de una estructura sismo resistente
debe arrancar desde el instante en que nace el proyecto, acompañando la
evolución del proyecto, integrarse en el edificio como los nervios y tendones
de un organismo vivo. Desde una megaestructura hasta una vivienda barrial se
cuenta con elementos estructurales, que necesarios para la estabilidad a
cargas gravitatorias, pueden ser usados para asegurar la capacidad resistente
a cargas sísmicas. Toda construcción tiene elementos verticales y horizontales,
lineales o planos, que pueden ser integrados en la estructura y que serán
capaces de absorber cargas sísmicas.