You are on page 1of 1

Calidad en el suministro de energía eléctrica

Los sistemas de suministro de energía eléctrica están conformados por una


variedad de elementos eléctricos y mecanismos de control y protección, útiles
para la generación, transporte, distribución y consumo de la energía eléctrica; y
en la actualidad debido al crecimiento económico, dichos sistemas han tenido un
crecimiento en expansión infraestructural y tecnológico debido a la demanda
energética. Esto implica una proliferación en los controles, en dispositivos
electrónicos como los electrodomésticos y por supuesto en las maquinarias
industriales con control de estado sólido. Como consecuencia de ello, el sistema
de suministro eléctrico, concentrará en sus puntos comunes de acoplamiento (ya
sea en el sistema de distribución local o de transmisión regional), cargas con
comportamientos no lineales.
Las cargas no lineales o de impedancia variable, extraen corrientes del sistema
diferentes a las sinusoidales, esto es, son corrientes que además de generar la
componente fundamental, contienen otras que son múltiplos de la fundamental,
denominadas armónicos. Debido a esto, es importante tratar con el concepto de
calidad de energía, que consiste en el proceso de normalización de los
parámetros del suministro eléctrico mediante reglas que fijan o estandarizan los
niveles de operación de los mismo; como por ejemplo los niveles de tensión,
frecuencia eléctrica, niveles de armónicos permisibles e incluso el número de
interrupciones. Al aplicar rigurosamente la normalización a los sistemas
eléctricos, permite suministrar calidad del voltaje, de la frecuencia, entre otros.
Sin embargo, el establecimiento de la calidad de la corriente, depende
mutuamente del suministrador y del consumidor; es decir, para que no existan
formas de ondas de corriente críticamente distorsionadas, es necesario que
tanto el sistema de suministro eléctrico y las cargas acopladas al mismo por parte
del usuario, sean lo más lineal posible.
Por último, es importante aclarar que el concepto de calidad de la energía difiere
respecto del concepto de calidad del servicio, pues el segundo, hace referencia
a las prestaciones accesibles a las necesidades, expectativas y deseos del
cliente, mientras que calidad de energía va ligado con los factores que
funcionamiento del propio sistema.