You are on page 1of 7

¿Cómo atacar a quienes ofrecen falsos empleos?

Es necesario que aquellas personas que engañan a la gente con empleos falsos,
entiendan que pueden pasar por graves problemas por realizar tales actos, como
ganarse la vista de la Fiscalía. Así mismo, es necesario que quienes emprenden
una búsqueda de empleo asistiendo a una entrevista de trabajo, entiendan que
pueden ser engañados con un falso empleo, por lo que hay que tomar precauciones.
Los objetivos de este documento son:
1. Enunciar algunos indicios de que una oferta de trabajo es falsa.
2. Dar algunas recomendaciones a la hora de buscar trabajo.
3. Mencionar algunas instituciones en Colombia que pueden intervenir en los
casos de empleos falsos para atacar a las personas fraudulentas.
No es justo que haya personas que realicen este tipo de actuaciones de ofrecer un
empleo falso, aprovechándose de la general falta de conocimiento de quienes van
desconocidamente a pedir empleo y que no conocen cómo es que funciona el
derecho laboral ni quiénes los pueden ayudar. Este problema se le conoce en
ciencias económicas como el “problema de información asimétrica”. Este problema
básicamente consiste en que en un contrato bilateral hay una parte más informada
que la otra. Eso es lo que sucede en el tema de las ofertas de trabajo, que para
efectos de este escrito el término “ofertas de trabajo” se referirá indistintamente a
los contratos laborales y a los contratos de prestación de servicios. Pues por
desconocimiento del derecho laboral es que las personas del común quienes no
han tomado una clase o un curso donde les expliquen este aspecto es que cometen
estos errores al recibir una oferta de trabajo (Ver artículo, importancia de conocer
el derecho laboral). Simplemente cuando lo hacen, adoptan la lógica de que tienen
que confiar en lo que les plantean sus posibles empleadores. Tienen que confiar
ciegamente porque están buscando vincularse a un puesto específico y les basta
ya con las restricciones del proceso de contratación para que ellos mismos se
pongan restricciones adicionales.
Las personas que engañan con empleos falsos, por lo general utilizan un nombre
de una empresa ficticia, y dirigen a sus víctimas a un sitio fachada. Y utilizan muchas
otras modalidades, pero necesitan ser atacadas para que sean puestas al
descubierto de sus fraudes y asuman las respectivas consecuencias.

INDICIOS DE QUE UNA OFERTA DE TRABAJO ES FALSA

1. La empresa a presentarse no es reconocida, o peor aún no se encuentra


en internet cuando se desea buscar información al respecto. Si se tratan de
empresas bastantes conocidas, tipo Cementos Argos, tipo Ecopetrol, tipo Arturo
Calle, tipo Zenú(del Grupo Nutresa), se puede tener la certeza que el empleo
que se está solicitando es verás. Aun así, hay que cerciorarse posteriormente
sobre si estas empresas respetan los derechos de los trabajadores y actúan en
todos sus aspectos laborales conforme a la ley. Hay miles de empresas de
menor tamaño y prestigio que las antedichas, y no por eso son necesariamente
ilegales, ni serán menos legítimos sus procesos de contratación. Esto se
sospecha por cuanto se descubre que tienen una base de datos legal, portal, y
están formalizadas debidamente. Pero hay otras empresas que no son
reconocidas, y que si se busca su nombre en internet no se encuentra. En ese
caso se debe acudir a entidades que brinden información sobre la formalización,
como las Cámara de Comercio e investigar a la empresa (se profundizará más
adelante en este aspecto).

2. El salario ofrecido es muy superior en contraste con las labores


establecidas en la oferta o con las horas de trabajo establecidas, o con el
perfil establecido. No hay que engañarse, estamos en un mundo donde el tema
de la competitividad es tan macabro como se quiera, pues simplemente en el
mercado laboral brota el tema de la dominación capitalista: o se acepta el salario
precario o se está en las listas de desempleo. Es la naturaleza del mercado
laboral, y si se tiene que nos ofrecen un sueldo extravagante para tan pocas
labores, para tan pocas horas de trabajo, para tan corta experiencia, para tan
pocos títulos académicos, puede establecerse así un indicio de una falsa
promesa de empleo. Como todos los indicios aquí presentados, son solo
indicios, porque se pueden encontrar casos atípicos o excepciones a la
regla.

3. La parte del salario del contrato, no es fija.

Si estamos hablando de empresas que ofrecen empleos, estamos por ende


hablando de empleos formales. En un empleo formal, JAMÁS el salario del
empleado se somete a incertidumbre, pues solamente se somete al
cumplimiento de unos horarios y de unas funciones. Para los trabajadores
informales funciona de un modo distinto, por ejemplo, el salario de un dueño de
restaurante está ligado a los clientes que entren al mismo, el salario de un
vendedor de empanadas depende de las empanadas que venda. De modo que
mientras para un trabajador informal su salario no depende de su tiempo de
trabajo1siendo este incierto, para el trabajador formal su salario debe ser fijo y
garantizado. Sin perjuicio de las bonificaciones, que sí pueden variar
dependiendo del desempeño del trabajador, pero la parte de lo que es el salario
mínimo sí debe ser fija. Es muy sospechosa una oferta de trabajo donde se
plantee que si no se tiene un rendimiento especifico por parte del trabajador, se
puede ir en blanco en sus ingresos. Un caso típico es el de ofertas de trabajo
donde se tienen que vender X cantidad de artículos para poder obtener ingresos

1
Por ejemplo, el salario del vendedor de empanadas podría ser cero si no vende una sola empanada, aunque
trabaje las 24 horas.
por ese trabajo. Ese caso es ilegal. Solo puede aplicar para las bonificaciones,
donde sí se establecen esos incentivos. Pero la parte del salario básico
establecido en el contrato SÍ debe ser fija.

Un ejemplo práctico: un trabajador es contratado por contrato de trabajo por


800.000 por mes para el sector de las ventas. Se establece que las
bonificaciones por ventas pueden variar entre 0 y 400.000 de modo que si el
vendedor no alcanza un rendimiento mínimo en ventas, no se lleva nada de
bonificación. Empezando, el sueldo básico del trabajador es de 800.000. Si falla
días al trabajo puede obviamente irse con menos, pero sí cumple con todo su
horario el sueldo devengado son 800.000 como se establece en el contrato.
Además tendrá derecho a auxilio de transporte, prestaciones sociales y
seguridad social. La disposición sobre bonificaciones es legal. Si el vendedor es
muy ineficiente al llevarse 0 en bonificación, puede ser despedido en el primer
mes por justa causa, pero la parte del salario de contrato (800.000) es fija y está
asegurada.

4. Siendo un contrato de trabajo establecido en la oferta de trabajo, no se


otorgan prestaciones sociales. Todo contrato de trabajo, tiene sus
prestaciones sociales y arandelas. Ninguna empresa puede pretender entregar
una simple suma en un contrato de trabajo, y no garantizar otros derechos en el
contrato, como los riesgos profesionales. El único caso en donde puede pasar
lo anterior es en un contrato por prestación de servicios, donde se cancela al
contratista una sola suma por honorarios deduciendo en ocasiones una
retención en la fuente. En este punto se debe investigar y tener muy en claro la
diferencia entre contrato de trabajo, y contrato por prestación de servicios y los
elementos que los diferencian. Pues cada uno tiene implicaciones bien distintas
tanto para la empresa como para el trabajador.

5. Se recibe un correo o una citación a entrevista sin haberla solicitado.


Alguien inesperadamente llega a nuestros medios para indicarnos sobre una
entrevista personalmente sobre la cual nosotros nunca solicitamos una petición
o llega un mensaje o llamada de un sitio al cual nosotros nunca proporcionamos
nuestros datos. Es posible que se tengan hojas de vida virtuales en portales
como ElEmpleo o Computrabajo, y empresas lleguen a esas hojas de vida por
medio de datos que proporcionamos. Pero si no tenemos ese tipo de hojas de
vida, ¿por qué habrían de tener nuestros datos?

También está el caso de correos masivos que llegan haciéndonos una invitación
para dirigirnos hacia objetivos de personas inescrupulosas. El correo del cual
nos llega la oferta del trabajo, nunca le proporcionamos datos.
6. La empresa cobra dinero durante el proceso de contratación
Ojo con este punto, porque este ni siquiera es un indicio: “si una empresa cobra
un centavo a un candidato a empleo durante el proceso, definitivamente hay
una ilegalidad”. Una de dos opciones:
-el empleo ofrecido definitivamente es falso y el dinero que los candidatos han de
entregar es el dividendo de la estafa, o;
-siendo un empleo real, la empresa se está aprovechando de las necesidades de
los candidatos y aunque la oferta de trabajo sea lícita, no lo es el proceso de
contratación.
Hay dos tipos de cobro ilegal de dinero que suelen hacerse en procesos de
contratación:
-para exámenes médicos. Hay que tener en cuenta que los costos de contratación
los tiene que asumir la empresa y no los candidatos.
-para adquirir los productos de la empresa. Otra modalidad de estafa en procesos
de contratación es la que funciona adquiriendo productos de las empresas a un
costo para poder obtener el contrato. Es más, incluso un trabajador que ya esté
laborando no puede ser obligado a adquirir productos de la empresa. En ocasiones
también pasa que se tiene que vender determinado número de productos a cierta
cantidad de personas para obtener ingresos por determinado tiempo (pueden ser
quince días).Si no se vende no hay salario. Una variante de esta modalidad es que
a veces, estas últimas personas (clientes) a su vez se vuelven nuevos “empleados”
y para poder obtener ingresos tienen que también vender determinada cantidad de
productos a otras personas para que se vuelvan también “empleados”. Funciona
como una pirámide, y todos ya sabemos cómo acaban las pirámides.

7. La oferta de trabajo tiene unas exageradas facilidades de obtención de la


misma.

Lo que hace que no sea fácil conseguir empleo, entre otros factores, es la
rigurosidad de los procesos de contratación. Esa rigurosidad se da porque
obviamente la mano de obra es vista para la burguesía contratante, como una carga,
como un gasto que va a disminuir beneficios. El empleado para el empleador es una
mercancía. Obviamente quienes contratan tienen que ser rigurosos en los procesos
de selección porque tienen que garantizar que los contratados les generen
ganancia2.

2
Por ejemplo, para un empleo en ventas, se hace una prueba de ventas para garantizar que el futuro vendedor
sea capaz de vender productos y le genere ingresos a la empresa. Pues tratarán de evitar a toda costa que
entre a la empresa alguien que no tenga ni la mínima habilidad para vender y sí vaya a devengar un salario de
la misma. Este punto se conecta directamente con el ejemplo práctico del ítem 3.
Si en la oferta de trabajo se proponen beneficios muy jugosos como “no se requiere
experiencia para el cargo”, “no se requiere ser bachiller”, entre otros, hay una alarma
de falso empleo. Esto teniendo en cuenta que en la mayoría de cargos se pide
experiencia y se piden estudios básicos.

8. Cuando se acude a la entrevista, el sitio tiene un típico porte de fachada.

Parece que donde vamos a trabajar es un sitio desolado, aislado, sin insignias
comerciales, ni avisos, ni tableros, sin ningún distintivo (teniendo en cuenta la
importancia de las marcas para las firmas). Y posiblemente, como que somos los
primeros empleados que vamos a trabajar en el sitio, porque no se encuentra nadie
más. De seguro es una empresa ilegal.

RECOMENDACIONES AL ABORDAR UNA OFERTA DE TRABAJO.


1. Si no pensamos nunca trabajar no nos interesa para nada conocer el derecho
laboral. Pero si trabajamos, muy seguramente será la actividad que consuma el
mayor porcentaje de nuestro tiempo, por lo que tenemos que conocer de
derecho laboral para conocer nuestros derechos y deberes que tenemos
en nuestro ambiente laboral. Para llegar a este conocimiento, tenemos que
hacer una investigación de aspectos de derecho laboral que incidan en nuestra
empresa y empleo específico3. Por lo que es recomendable consultar bibliografía
y ayudas cibernéticas adecuadas sobre este extenso tema tanto antes de aspirar
a un empleo (esto ayuda en la detección de un empleo falso), como cuando
estemos vinculados formalmente (para conocer en detalle nuestros derechos y
deberes). Es nuestra responsabilidad, aunque hayamos o no tomado en un
instituto un seminario, curso, etc. de derecho laboral. Para el caso de Colombia,
el derecho laboral se encuentra recogido básicamente en el Código sustantivo
del trabajo para el sector privado. Para el sector público, hay muchas variantes
y particularidades que deben ser tenidas en cuenta con respecto a los trabajos
en el sector privado, por lo que le son aplicables regímenes distintos. hay
revistas de interés para el caso del derecho laboral colombiano, entre ellas Legis
y Actualícese. También si es necesario y relevante se pueden consultar temas
de derecho laboral con abogados laboralistas.

2. Ojear bien una firma o empresa, y la oferta del trabajo antes de asistir al sitio.
Informarse de la dirección del encuentro. Posiblemente se encuentre por internet

3
Pues no es lo mismo si devengamos un salario mínimo o un salario integral, no es lo mismo si estamos
contratados por contrato de trabajo o por prestación de servicios, no es lo mismo un empleo público que uno
privado, etc.
de que esta dirección ya tiene antecedentes de denuncias. Se debe ojear a la
empresa tanto cibernéticamente, como ante las instituciones respectivas.

INSTITUCIONES A LAS QUE SE PUEDE ACUDIR EN COLOMBIA PARA


ATACAR A PERSONAS FRAUDULENTAS QUE OFRECEN EMPLEOS
FALSOS

1. Fiscalía General de la Nación


2. Ministerio del Trabajo.
3. Cámaras de Comercio

Las dos primeras instituciones son públicas, mientras que las cámaras del
comercio son instituciones del sector privado. En cuanto a las Cámaras de
Comercio, en estas se puede averiguar sobre la formalización y registro de la
empresa oferente mientras se está en el proceso de contratación. Se debe acudir
a las Cámaras de Comercio dependiendo del sitio geográfico. No hay una sola
Cámara de Comercio para todo el país pero hay alrededor de 57 Cámaras en
Colombia en diferentes ciudades y municipios. La información de dichas
cámaras se encuentra en la página de Confecámaras, donde además se puede
consultar sobre esta entidad:

http://www.confecamaras.org.co/directorio-de-camaras

Consultando en estas Cámaras de Comercio se puede averiguar sobre la


formalización y registro de las empresas que están ofreciendo empleos. Sin
embargo, el que estén debidamente formalizadas en ocasiones no es total
garantía de que sean morales en todos sus aspectos, por eso es necesario
ayudarse con otras herramientas e instituciones.

En cuanto a las entidades públicas, el Ministerio de Trabajo será siempre de


ayuda para los trabajadores, desde su proceso de contratación y mientras se
trabaje en una empresa determinada, pues es una entidad asociada a los temas
de empleabilidad y de la relación empleador-empleado. La Fiscalía General de
la Nación es de mucha ayuda para situaciones de mayor peso, donde se
cometen fraudes evidentes y dolosos, como por ejemplo la oferta masiva de
falsos empleos donde personas sustraen dinero4, tiempo o esfuerzos5 de sus
víctimas.

4
Caso de los cobros durante el proceso de contratación.
5
Casos donde se busca abusar de la mano de obra de los trabajadores, con un tiempo determinado de trabajo
no remunerado, o con estafas. Un tipo de esclavitud silenciosa.
Es mucho lo que se tiene que saber sobre estas entidades, por lo tanto
solamente en este documento se remiten los links de sus páginas oficiales para
que se pueda hacer una consulta a fondo y personalizada:

https://www.fiscalia.gov.co/colombia/

http://www.mintrabajo.gov.co/web/guest/inicio

Así mismo, estas entidades si bien son colombianas, en otros países también
deben existir las entidades análogas que son de ayuda para tratar estos casos.

En conclusión, como trabajadores formales tenemos derechos y deberes. Si nos


visualizamos en un trabajo específico, tenemos que ser responsables con ese
trabajo en todo el proceso, o sea, desde que lo empezamos a buscar y a
solicitar, cuando empezamos a trabajar formalmente y hasta el día en que
terminemos con ese trabajo. En todo ese proceso tenemos que nutrirnos del
conocimiento del derecho laboral para estar al día con nuestros derechos y
deberes específicos, así como ayudarnos de las instituciones respectivas. Es
nuestra responsabilidad. En ese proceso, específicamente en la actividad de
búsqueda y solicitud de empleo, suelen aparecer personas que ofrecen falsas
ofertas de trabajo. Personas que necesitan ser puestas al descubierto para evitar
víctimas de sus acciones. Por eso, al abordar una oferta de trabajo, no debemos
pasar entero y asistir a ella sin más, sino que debemos adquirir un conocimiento
permanente de distintas fuentes de derecho laboral que nos permita identificar
cuándo la oferta de trabajo es falsa, también adquirir un conocimiento sobre las
instituciones correspondientes que nos permita atacar a los autores de estas
falsas ofertas de trabajo, y por último adquirir un conocimiento sobre los
oferentes del trabajo(las personas, la empresa, su historia, sus datos básicos,
etc.). A medida que vamos adquiriendo continuamente esos tres tipos de
conocimiento, tenemos cada vez más elementos para cerrar la brecha de la
información asimétrica en el proceso de contratación laboral, de la cual se
aprovechan los fraudulentos, para mantenerse en la impunidad con su obra de
ofrecer empleos falsos.