Вы находитесь на странице: 1из 11

MESA DE TRABAJO

ACUERDO POR LA SEGURIDAD PÚBLICA

A.- Introducción.

En los últimos 20 años la Seguridad Ciudadana se ha instalado como la principal preocupación

y prioridad de la ciudadanía. Ello nos exige, como sociedad y como Gobierno, poner todo nuestro

compromiso, esfuerzo y voluntad en dar respuestas satisfactorias y oportunas a las familias chilenas,

en un tema tan sensible como es la seguridad ciudadana, la cual es una condición fundamental para

que cada chileno pueda desarrollar su proyecto de vida.

Ello requiere que el Estado, en su conjunto, cumpla su deber de brindarles a nuestros

compatriotas la posibilidad de vivir con seguridad y en paz, minimizando las posibilidades de que un

ciudadano sufra un delito y, si éste ocurre, otorgar una respuesta lo más eficaz posible. Precisamos,

con mucha fuerza, construir un derecho: el derecho a vivir en paz y tranquilidad, y es responsabilidad

del Estado garantizarlo. Sin ese derecho, es muy difícil ejercer otros derechos de la vida cotidiana.

Al asumir su mandato, el pasado 11 de marzo, el Presidente Sebastián Piñera expresó

claramente su compromiso: las prioridades del Gobierno serán las prioridades de la gente y, por ello,

puso como uno de los objetivos centrales de su gestión la seguridad de nuestras familias, la

integridad de nuestros jóvenes y la paz en nuestras ciudades. En este marco, y teniendo presente

que los esfuerzos para enfrentar el desafío de la seguridad ciudadana no se agotan en las acciones

1
del Gobierno, sino que requieren el concurso de todos los actores del Estado y la sociedad civil, el

Presidente de la República llamó a forjar un Acuerdo por la Seguridad Ciudadana.

Con el objetivo de llevar adelante este propósito, se ha constituido esta Mesa de Trabajo

transversal, cuyo desafío será abordar temáticas que son de amplio interés en la comunidad nacional.

La tarea es elaborar, en un plazo de 90 días, propuestas correspondientes a los siguientes

temas:

1. Modernización y fortalecimiento de las Policías.

2. Sistema de Inteligencia del Estado.

3. Medidas de Fortalecimiento de Seguridad Pública.

B.- Composición de la Mesa.

Esta Mesa de Trabajo está compuesta por las siguientes personas:

1. Jorge Burgos V., ex Ministro del Interior y Seguridad Pública y ex Diputado

2. Carolina Goic B., Senadora, ex Candidata a la Presidencia

3. Felipe Harboe B., ex Subsecretario del Interior, Senador, miembro de la Comisión de

Constitución

4. Andrés Allamand Z., Senador, Miembro de la Comisiones de Constitución y Seguridad

Ciudadana

5. Juan Antonio Coloma C., Senador, Miembro de la Comisión de Hacienda

6. Ramiro Mendoza Z., ex Contralor General de la República

2
7. Matías Walker P., Diputado, Jefe de Bancada

8. Javier Macaya D., Diputado, Jefe de Bancada

9. Andrés Molina M., Diputado, Miembro de la Comisión de Gobierno Interior

10. José Pérez A., Diputado, Jefe de Bancada

11. Gonzalo Fuenzalida F., Diputado, Miembro de la Comisión de Seguridad Ciudadana

12. Felipe Alessandri V., Alcalde de Santiago

13. Jorge Sharp F., Alcalde de Valparaíso

14. Claudia Pizarro P., Alcaldesa de La Pintana

15. Johnny Carrasco C., Alcalde de Pudahuel

16. Marta Herrera S., Directora de la Unidad Especializada Anticorrupción, Ministerio Público

17. Daniel Johnson R., Director Ejecutivo Paz Ciudadana

18. Franz Vanderschueren., Universidad Alberto Hurtado

C. Metodología de trabajo

La Mesa será encabezada por el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick

P., contará con la participación del Ministro de Justicia, Hernán Larraín F., y funcionará al menos una

vez por semana. Asimismo, dispondrá de un grupo de profesionales expertos en materia de

seguridad pública, los cuales asesorarán tanto a la comisión como a cada uno de los miembros de la

misma. Se levantará acta de cada sesión. El Subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla M., será el

Secretario Ejecutivo de la Comisión.

3
D. Índice temático de la comisión.

Propondremos que, antes de abordar los temas específicos, se evalúe y determine el rol

preferente en la especialización de las Policías, definiendo el carácter de prevención o investigación.

Asimismo, se confeccionará un rápido levantamiento y análisis de las distintas funciones que

cumplen en la actualidad: fronteras, tránsito, control de cumplimiento de cautelares, seguridad en

eventos privados, PPI, entre otros.

Definido lo anterior, proponemos que la Comisión aborde los siguientes temas, cuyo

contenido específico se desarrolla en su respectivo anexo:

1. Modernización y fortalecimiento de las Policías. (Anexo número 1)

Las propuestas para analizar en esta materia corresponden tanto a medidas de carácter

administrativo como operativo, sin perjuicio de todas aquellas que surjan del trabajo de la

Comisión:

 Medidas administrativas: Se plantea que la comisión evalúe y trabaje sobre las

siguientes propuestas iniciales:

a) Atribuciones de la Contraloría General de la República.

b) Sistemas de Auditorías Internas y Externa.

c) Selección por ADP personal de finanzas.

4
d) Comité de Auditoría.

e) Patrones modernos de gestión y sistemas de evaluación con objetivos y plazos.

f) Implementar sistemas de denuncia delitos internos.

g) Evaluación de las propuestas legislativas en trámite en el Parlamento y de las

admnistrativas que actualmente están siendo ejecutados por Carabineros.

 Medidas Operativas: En conjunto con medidas de carácter admisnistrativo, se

propone trabajar en cambios operativos en las policías, que estén enfocados en que

ambas instituciones estén preparadas para hacer frente al fenómeno delictual

moderno. Los temas que se propone abordar son:

a) Impulsar la especialización de las funciones policiales.

b) Cambios al sistema de ingreso y formación de las policías.

c) Introducir indicadores de evaluación.

d) Reforma al proceso de calificación.

e) Modificaciones en el sistema de ascensos.

f) Cambios en la evaluación de las nominaciones del alto mando policial.

g) Fortalecer el rol de la mujer en las policías.

h) Elaboración de un plan estratégico institucional.

i) Evaluar plantas, dotaciones y destinaciones de ambas instituciones.

j) Presentar un proyecto de ley relativo a la legitima defensa en favor de las

policías.

5
2. Sistema de Inteligencia del Estado. (Anexo número 2)

La temática central de este punto dice relación con la creación de un nuevo Sistema de

Inteligencia, integrado y funcional, que permita una acción preventiva y eficaz ante las nuevas

amenazas a la seguridad interna/externa, crimen organizado, terrorismo, narcotráfico,

ciberataques y protección de la infraestructura crítica del Estado, con la incorporación y

participación de todos los organismos e instituciones relacionadas (FF.AA., Policías, Aduanas,

UAF, SII, Gendarmería; entre otras). Para hacer realidad este nuevo Sistema de Inteligencia

Nacional, con un organismo central de coordinación dotado de atribuciones y responsabilidades

eficaces, algunas de las medidas requeridas se pueden traducir en modificaciones legales y otras

en acciones impulsadas directamente por la administración. Los principales puntos que se

propondrá estudiar a la Comisión son los siguientes:.

a) Determinar la participación, colaboración, coordinación y responsabilidad de las

máximas autoridades de las instituciones policiales , de las FF.AA. y de todas

aquellas instituciones que serán parte del sistema de inteligencia, respecto del

cumplimiento de las disposiciones y objetivos de la Ley de Inteligencia,

incluyendo sanciones en caso de incumplimiento.

6
b) Incorporación al SIE de nuevos organismos e instituciones afines (Aduanas, UAF,

SII).

c) Creación de una Escuela Nacional de Inteligencia.

d) Creación de una Unidad de Ciberinteligencia.

e) Potenciar las capacidades analíticas y revisar las atribuciones investigativas del

organismo central de coordinación.

f) Considerar mayores controles institucionales.

3. Seguridad Pública: (Anexo número 3)

3.1. Fiscalización y control de armas.

Los esfuerzos que actualmente realiza Carabineros de Chile en la fiscalización y control de

armas no dan abasto, debido al gran volumen de armas inscritas en nuestro país (751 mil, según

la información de la propia institución policial). Asimismo, se plantea como desafío el poder

incorporar el análisis criminal de la información relativa a esta materia. Esta realidad hace

necesario introducir algunos cambios a la normativa que rige el control de armas en el país.

Actualmente, la Dirección General de Movilización Nacional de la Defensa Nacional está a

cargo de la supervigilancia y control de las armas, y actúa como autoridad central de

coordinación de todas las autoridades ejecutoras y contraloras (Ley N ° 17.793). El reglamento

de esta Ley establece que Carabineros es la autoridad fiscalizadora de las armas inscritas en el

país, al igual que las Comandancias de Guarnición de las Fuerzas Armadas.

7
En este punto, el objetivo es que la Comisión analice cambios normativos, legales y

reglamentarios, para que las autoridades fiscalizadoras sean ambas policías.

3.2. Nuevas tecnologías al servicio de la seguridad pública

El problema delictual moderno es complejo y está en constante evolución. Ante este

escenario, es preciso incorporar el uso de las herramientas y sistemas tecnológicos para la

prevención del delito, la reacción ante la comisión de éstos y su investigación. Asimismo,

debemos poner la tecnología al servicio de reducir ciertas labores accesorias que actualmente

distraen la labor de los policías y fiscales.

A modo de ejemplo, se propone analizar la incorporación de los siguientes medios

tecnológicos que mejoren la función y cobertura policial:

1. Tecnología que permite ahorrar horas hombre a Carabineros en labores

administrativas: Denuncia vía electrónica, la eliminación de la toma de alcoholemia,

e instalación masiva de fotorradares en las carreteras urbanas e interurbanas del

país.

2. Tecnología al servicio del cuidado de los espacios públicos y de la investigación

policial: Lectores de patentes; Drones para cubrir zonas de alta concurrencia en las

ciudades, especialmente los barrios más complejos, y cámaras de reconocimiento

facial, para la búsqueda de prófugos de la justicia.

8
3. Tecnología para emergencias: Aplicación telefónica de auxilio inmediato, conectada

directamente con Carabineros.

3.3. Rol de las municipalidades en la seguridad ciudadana

La estructura administrativa del Estado de Chile supone la existencia de un Poder Ejecutivo

a cargo del gobierno central, el cual descentralizada y desconcentradamente ejerce la

administración de los recursos y el territorio.

Para el logro de sus fines, el gobierno central se ve apoyado en la gestión local

ejercida a través de las municipalidades, las que para el caso particular de la administración de

la seguridad pública han venido asumiendo cada vez mayores funciones y responsabilidades

ante la demanda creciente de sus propios habitantes.

La gestión efectiva de la seguridad pública requiere la formulación de una alianza

estratégica entre el gobierno central y los gobiernos locales, acompañado de un profundo

fortalecimiento de administrativo y operativo de las áreas de seguridad ciudadana dentro de las

mismas municipalidades. Es innegable que durante los últimos veinte años se han producido

importantes esfuerzos y avances; sin embargo, a pesar de toda la inversión realizada, hoy se

sigue manteniendo en una nebulosa el rol que efectivamente le corresponde a estos últimos,

con lo que el resultado en cada comuna depende cada vez mas de la gestión individual y no

como resultado de su participación en un sistema integral de prevención del delito.

9
Ante el diagnóstico recién descrito, se propone analizar cómo avanzar en esta materia

abarcando dos grandes ámbitos: un fortalecimiento del rol municipal en materia de seguridad

ciudadana y la coordinación de las municipalidades con Carabineros.

3.4. Coordinación entre los actores del sistema de persecución penal.

A más de 12 años de la implementación de la Reforma Procesal Penal, enfrentamos una

realidad cuyo diagnóstico es compartido transversalmente: existe una manifiesta falta de

coordinación entre los actores de la persecución penal. Para terminar con esta falta de

coordinación, se requiere implementar una serie de modificaciones en la forma de trabajo de

las distintas instituciones involucradas, especialmente en materias como: primeras diligencias,

investigación de las causas, medidas cautelares, prófugos de la justicia, investigación de causas

mediante focos delictuales, especialemente relacionados con bandas criminales, jóvenes

infractores y el rol de las víctimas.

Para estos efectos, se propone que la Comisión analice acciones que permitan mejorar

la cadena de persecución penal,de manera que éstas sean luego abordadas, para efectos de su

implementación, en instancias obligatorias y periódicas de coordinación, sujetas a objetivos ,

plazos y evaluación , con información pública de ellos.

10
11