Вы находитесь на странице: 1из 4

Primer Y Segundo principio de la Termodinámica

Termodinámica

La termodinámica estudia cuestiones eminentes prácticas. Considera un sistema


perfectamente definido (el gas contenido en un cilindro, una cantidad de determinada
sustancia, por ejemplo vapor de un gas refrigerante que se expande al pasar por un orificio,
etc.), el cual es obligado a actuar directamente sobre el medio exterior y realizar, mediante la
generación de fuerzas que producen movimientos, una acción útil.

No toma en consideración los procesos internos de la materia que no tienen utilidad práctica o
ser medidos, por ejemplo la acción intermuscular o entre los electrones interactuando entre sí
que solo originan trabajo interno.

Primer Principio de la Termodinámica

trabajo y calor en ciclo cerrado: si consideramos dos estados posibles de energía interna de
una sustancia (un gas refrigerante), definidos: por: una presión, una temperatura y un
volumen; confinada en un sistema cerrado, compuesto de dos serpentines (A) Y (B), separados
por un compresor y un orificio de restricción del flujo, del serpentín (A) y (B) por el compresor
y del (B) al (A) por el orificio, cerrando un circuito; para que haya un cambio desde uno de
estos estados, (U1) al otro, hay que realizar un trabajo (w) sobre él, para lo cual empleamos el
compresor, enviando la sustancia hacia el serpentín (B), donde adopta la condición de estado
definida.
Posteriormente se lo devuelve al estado inicial, permitiéndole perder presión hasta el valor
inicial haciéndole pasar por el orificio desde el serpentín (B) al serpentín (A), donde alcanza el
estado definido.

En el proceso descrito vemos descrito vemos que hacemos pasado de una condición de estado
a otra mediante el aporte de trabajo mecánico, sino por absorción de calor (Q).

Conocida como la expresión del primer principio de la termodinámica: " La variación de la


energía interna de una sustancia no depende de la manera en que se efectué el cambio ( la
trayectoria del trabajo) por el cual se haya logrado esa variación"

Es el principio fundamental en que se basa la refrigeración y en la práctica significa que es


imposible crear o destruir energía, también enunciado como: " nada se pierde, nada se gana,
todo se transforma"

Segundo principio de la Termodinámica

El segundo principio de la termodinámica establece que " es imposible construir un motor o


maquina térmica tal que, funcionando periódicamente, no produzca otro efecto que el de
tomar calor de un foco calorífico y convertir íntegramente este calor en trabajo".
Aplicado a maquinas frigoríficas, las cuales pueden ser consideradas como motores térmicos
funcionando en sentido inverso, podemos establecer un enunciado aplicable a estas: " es
imposible construir una maquina frigorífica que, funcionando periódicamente (según un ciclo),
no produzca otro efecto que transmitir calor de un cuerpo frió a otro caliente".

Una maquina frigorífica toma calor a baja temperatura, el compresor suministra trabajo
mecánico y la suma de ambos se expulsa al exterior en forma de calor a temperatura más alta.

Esto significa que el serpentín que se emplea para enfriar el gas (el condensador) debe
manejar (entregar al medio externo de intercambio (aire o agua) la suma del trabajo realizado
por el compresor, además del calor extraído de la maquina frigorífica.

El coeficiente de desempeño se usa para definir la eficiencia de un compresor, se lo expresa


como la relación entre la cantidad de calor que el compresor puede absorber, bajo condiciones
de funcionamiento normalizadas, y la potencia eléctrica suministrada a este para el fin. Las
unidades empleadas son: Btu/ Wh o Kcah/ Kwh.

A mayor capacidad de un compresor, aumenta este valor por cuanto los compresores
intrínsecos que consumen energía, tales como fricción, perdidas de carga, etc.

Son proporcionalmente menores, así, en pequeños compresores empleados en refrigeración


domestica este valor es el orden de 4- 5 Btu/ Wh, en tanto que en compresores de mayores
capacidades, estos valores son típicamente de 10-12 Btu/ Wh.

Calor específico:

Es numéricamente igual a la cantidad de calor que hay que suministrar a la unidad de masa de
una sustancia para incrementan su temperatura en un grado.

Si suministramos a un cuerpo una cantidad de calor, que llamaremos Q, que le produce una
elevación de su temperatura, llamamos capacidad calorífica de ser cuerpo a la relación y se
expresa ordinariamente en calorías por grado centígrado / cal/ ºc) o en Brtish Thermal Units
por grado Fahrenheit.

Para obtener una cifra que caracterice a la sustancia de que esta hecho un cuerpo, se define la
capacidad calorífica específica, o abreviadamente calor especifico, a la capacidad calorífica por
una unidad de masa de esa sustancia.

El calor específico de una sustancia puede considerarse constante a temperaturas ordinarias y


en intervalos no demasiado grandes. a temperaturas muy bajas, próximas al cero absoluto,
todos los calores específicos disminuyen, y para ciertas sustancias se aproximan a cero.

Calor latente de vaporización: es el calor en BTU ( KCAL) requerido para llevar 1 libra
(kilogramo) de un fluido, de estado líquido a gaseoso en estado de saturación a presión
constante. Este valor desciende inversamente con el cambio de presión. La temperatura se
mantiene constante durante el proceso.
Energía térmica- Formas de transmisión

La energía térmica se puede transmitir como calor de tres maneras:

Radiación:

Es la transmisión de energía cinética interna en forma de emisión de ondas electromagnéticas


de un cuerpo a otro (no necesita medio solido ni fluido).

Conducción:

Se efectúa en sólidos y se entiende como la transferencia de energía cinética como vibración


molecular.

Convección:

Es la transferencia de energía térmica por el movimiento de masa.

Se han enunciado solamente algunos de los principios termodinámicos que los técnicos de
refrigeración deben reconocer y aplicar en sus actividades cotidianas; pero es necesario
profundizar en su conocimiento y en el de todos los fenómenos físicos que se producen en un
sistema de refrigeración.