You are on page 1of 4

El derecho es un conjunto de principios que van a regular la conducta humana,

pero que también las mismas reglas serán modificadas por la misma sociedad,
de acuerdo a las necesidades que se presentan.

El derecho como conjunto de normas jurídicas, coexiste con el resto del


sistema normativo (normas de costumbres, éticas, y religiosas) y es deseable
que todas ellas posean coincidencia de contenidos, para lograr una
convivencia armónica.

El derecho como ciencia, es una creación humana, impuesta por la necesidad


social de contener ciertas conductas indeseables, y reconocer ciertos
derechos naturales, anteriores a la formación del estado, y que surgieron con
la persona misma. Es una ciencia de carácter fáctico, cultural, y constituye un
conjunto de conocimientos ordenados y sistematizados.

Un profesional del derecho estudia entonces los hechos de la realidad y los


elementos aportados al caso por el sistema jurídico, realidad normativa, la
política jurisdiccional de estado, etc., e investiga el impacto de la aplicación de
las leyes en la vida social y la solución de los conflictos de interés.

Existe una incidencia de la Nueva Tecnología en la vida de los seres humanos


en esta sociedad que es de información y conocimiento, producto de la cual
se hallan cada vez más expuestos a violaciones en sus derechos
fundamentales. Situación ha dado lugar al surgimiento del derecho a la
autodeterminación informativa, llamado también libertad informática, derecho
personalísimo a los datos personales, derecho de protección a los datos
personales. Este nuevo derecho fundamental extractado del derecho a la
intimidad, tiene por objeto preservar la información individual íntima y no
íntima, ante el cada vez más frecuente tratamiento automatizado de los datos
de carácter personal. El Derecho se convierte así en un mecanismo de vital
importancia para que los cambios derivados de la Nueva Tecnología no
generen efectos adversos sino que, por el contrario, se constituyan en garantía
de la paz y el orden social.

Si hablamos de la tecnología, cada vez aparecen en el mundo nuevos inventos


revolucionarios, mientras que otros van quedando en el aparador como
reliquias. Estos avances se producen en casi todas las áreas del saber
humano, en las ciencias, las artes, en las mismas costumbres. Pero
indudablemente, es con los avances de la ciencia que se han generado los
cambios más extraordinarios, la informática, la genética, la producción a gran
escala o en forma masiva de bienes y servicios, etc. Ello sin dejar de lado que
las costumbres y algunos valores morales, también van evolucionando en
relación a los demás avances de la sociedad.

Entre los avances científicos y tecnológicos encontramos a la informática


mediante de un aparato llamado computador ha ocasionado toda una
revolución que involucra diversas áreas del conocimiento. Actualmente es
posible realizar determinadas actividades mediante sistemas informáticos de
gran precisión que funcionan mediante computadoras, capaces de conducir
por ejemplo vehículos (naves, aeronaves, automóviles), grandes fábricas,
sistemas de alta seguridad, escaleras eléctricas, redes interconectadas de
video, también se emplean en armamento bélico avanzado, en la genética, en
los parques de entretenimiento, en los efectos especiales de la cinematografía,
fotografía y demás artes gráficos, así como en los diversos medios de
comunicación (prensa, televisión, centrales de telefonía, satélites); en fin
existen innumerables aplicaciones.

Asimismo, la invención del Internet ocasionó un gran vuelco en la vida del


hombre, pues constituye un sistema que permite el intercambio de información
en cualquier parte del planeta, el internet ha unificado las distancias en la
comunicación permitiendo la difusión masiva de información a escala global.

El Derecho como toda rama social, debe necesariamente adecuar sus


instituciones, sus elementos esenciales y en general la mayor parte de su
estructura, a los cambios que permanentemente se producen en las diversas
áreas del conocimiento. Esto le permite tener vigencia real para regular los
nuevos hechos que se producen en el mundo contemporáneo.

El saber científico ha dado lugar a notables innovaciones sumamente


beneficiosas para la humanidad. La esperanza de vida ha aumentado de
manera considerable y se han descubierto tratamientos para muchas
enfermedades, también en la producción agrícola se ha incrementado
enormemente en muchos lugares del mundo para atender las crecientes
necesidades de la población.

Nosotros vivimos en un mundo que depende de forma creciente de la ciencia


y la tecnología. Los procesos de producción, las fuentes de alimentación, la
medicina, la educación, la comunicación o el transporte son todos campos
cuyo presente y futuro están fuertemente ligados al desarrollo tecnología y
científico.

La ciencia y la tecnología han contribuido a mejorar nuestras condiciones de


vida, aumentando la calidad de vida y transformando nuestro entorno. Sin
embargo, han ocasionado también problemas como lo son: el aumento de la
contaminación, el uso de sustancias toxicas, el deterioro progresivo del medio
ambiente, la desertización, el empobrecimiento de la flora y la fauna, los
accidentes y enfermedades relacionados con la tecnología son una parte
importante de estos riesgos.

Por otra parte también tiene efectos sobre la economía, aumentando las
diferencias entre los países desarrollados y en vías de desarrollo, y agravando
las situaciones de pobreza.

La investigación es un proceso que, mediante la aplicación del método


científico, procura obtener información relevante y fidedigna (digna de fe y
crédito), para entender, verificar, corregir o aplicar el conocimiento.

Para obtener algún resultado de manera clara y precisa es necesario aplicar


algún tipo de investigación, la investigación está muy ligada a los seres
humanos, esta posee una serie de pasos para lograr el objetivo planteado o
para llegar a la información solicitada.

Tecnología es el conjunto de conocimientos que permiten construir objetos y


máquinas para adaptar el medio y satisfacer nuestras necesidades.

Aunque hay muchas tecnologías muy diferentes entre sí, es frecuente usar el
término en singular para referirse a una de ellas o al conjunto de todas. La
actividad tecnológica influye en el progreso social y económico, pero también
ha producido el deterioro de nuestro entorno (biosfera). Las tecnologías
pueden ser usadas para proteger el medio ambiente y para evitar que las
crecientes necesidades provoquen un agotamiento o degradación de los
recursos materiales y energéticos de nuestro planeta.

Durante las últimas décadas se ha desarrollado de manera vertiginosa la


genética, pues los científicos se han preocupado especialmente por estudiar
la composición del cuerpo humano, llegando a descubrir por ejemplo el
genoma humano que constituye el patrón de vida de cada ser humano. Estos
avances en la genética han ocasionado la aparición de un hecho delicado, la
manipulación genética como la clonación de seres humanos, la inseminación
artificial, la inseminación in vitro y de otros casos relacionados como el alquiler
de vientre; siendo su tratamiento científico, su aceptación social, moral y
religiosa en el mundo diversa y problemática, que tiene incidencia en el
Derecho, pues los casos ya no son tan simples, todo se investiga y analiza
científicamente mediante tecnología.

Otro hecho singular aparece en los albores del siglo veinte con la invención de
las grandes industrias y con ello la producción masiva o en serie de bienes y
servicios. Es raro encontrar bienes producidos manualmente o de manera
artesanal en pequeños talleres, en la actualidad los bienes se producen es
serie. Así, bebidas, alimentos envasados de todo tipo y para todos los gustos,
vehículos, accesorios deportivos, muebles, casas portátiles, en general, desde
un lápiz hasta edificios enteros, se hacen y deshacen por cantidades en el
mundo. También los servicios se ofrecen en forma masiva, para innumerables
usuarios al mismo tiempo, por ejemplo los servicios de telefonía, agua potable,
luz, etc.

Sin duda nos encontramos inmersos dentro de todos estos avances que van
forjando cambios en las diversas esferas de la vida del hombre. Cambios que
se encuentran en permanente dinámica, debiendo ser asumidos por el
Derecho para regularlos y permitir que su empleo sea útil y adecuado, evitando
la posible existencia de conflictos o actuando para resolver los que hayan sido
producidos