Вы находитесь на странице: 1из 6

ÁNGULO DE FRICCIÓN SUELOS

En un material granuloso cualquiera, el ángulo de reposo está determinado por la fricción, la cohesión y la
forma de las partículas, pero en un material sin cohesión y donde las partículas son muy pequeñas en relación
al tamaño del conjunto el ángulo de reposo coincide con el ángulo de rozamiento interno.

RESISTENCIA AL ESFUERZO CORTANTE.


En teoría la resistencia al esfuerzo cortante en los suelos está dada por, el ángulo de fricción interna φ en los
materiales 100% granulares y por la cohesión c, en los suelos puramente cohesivos (arcillas homogéneas), la
cual depende de la humedad del suelo, sin embargo, en la mayoría de los suelos la resistencia al esfuerzo
cortante está dada por la combinación de ambos parámetros.
Existen principalmente dos métodos experimentales para determinar la resistencia al esfuerzo cortante de los
suelos, las pruebas de compresión (triaxial y simple) y de corte
directo.

DIFERENCIAS ENTRE SUELOS COHESIVOS Y GRANULARES


http://www.cipsa.com.mx/26/noticias/diferencias-entre-suelos-cohesivos-y-granulares/
El suelo cohesivo contiene pequeñas partículas y suficiente arcilla para que el suelo se adhiera a sí mismo.
Cuando el suelo es más cohesivo, es porque tiene mayor cantidad de arcilla, y presenta menos probabilidades
de que se produzca un derrumbe. Los suelos granulares están formados por partículas gruesas como la arena o
la grava.

Cuando el suelo es menos cohesivo, se necesita llevar adelante mayores medidas para prevenir un derrumbe.
Se utiliza un sistema de medición llamado "fuerza de compresión" para clasificar cada tipo de suelo. Que es la
cantidad de presión necesaria para que el suelo colapse. Este valor se presenta usualmente en unidades de
toneladas por pie cuadrado.

Parte del proceso para construir un edificio o una carretera implica analizar el suelo en que el edificio llevará a
cabo. Los ambientes del suelo proporcionan la base física de un edificio o un camino para estar de pie durante
años. En los aspectos de ingeniería de la composición del suelo examinan las diferencias en textura, fuerza y
consistencia que distinguen suelos cohesivos de ambientes de suelos no cohesivos.

Tipos de suelos desde el punto de vista de la mecánica de suelos.


• Suelos no cohesivos: Las partículas no tienden a juntarse ni adherirse, sus partículas son relativamente
grandes, también llamados suelos granulares o friccionantes (arenas, gravas y limos).
• Suelos cohesivos: Existen partículas muy pequeñas donde predominan los efectos electroquímicos
superficiales. Las partículas tienden a juntarse (interacción agua/partícula) en suelos plásticos como
las arcillas.
• Suelos orgánicos: Son suelos esponjosos, con grumos y compresibles. Estos están prohibidos para
soportes de estructuras de ingeniería.

Mecánica de suelos
Mecánica de suelos, también conocida como ingeniería geotécnica, implica el uso de los suelos como materiales
de ingeniería. Esta línea de estudio permite a los ingenieros identificar entornos de suelo apto para fines de la
construcción.

Capacidad de un suelo compacto y mantener su consistencia bajo presión determina si proporcionará una base
conveniente para el edificio. En efecto, ingenieros examinan las características físicas de un suelo medio
ambiente como parte del proceso de pre-planificación involucrado con proyectos de construcción.

Diferencias de textura
En las diferencias de textura en los suelos resultan de los tipos de roca que conforman un área en particular.
Con el tiempo de las diferencias de textura aparecen en las formas, tamaños y disposición de las partículas que
componen el suelo.

La presencia o ausencia de arcilla o partículas finas determina las cualidades cohesivas encontradas dentro de
un entorno de suelo.
En efecto, arcilla y materiales de partículas más finas actúan como agentes que mantienen el suelo junto.

En los ambientes de suelos no cohesivos contienen poco a ninguna arcilla o partículas finas y cohesivos suelos
contiene altas cantidades de arcilla y partículas finas.

LA CIMENTACIÓN Y TIPOS DE CIMENTACIONES


http://www.cipsa.com.mx/38/noticias/la-cimentacion-y-tipos-de-cimentaciones/
La cimentación es un grupo de elementos estructurales y su misión es transmitir las cargas de la construcción o
elementos apoyados a este al suelo distribuyéndolas de forma que no superen su presión admisible ni produzcan
cargas zonales. Debido a que la resistencia del suelo es, generalmente, menor que la de los pilares o muros que
soportará, el área de contacto entre el suelo y la cimentación será proporcionalmente más grande que los
elementos soportados.

Propósitos:
• Ser suficientemente fuertes para no romper por cortante.
• Resistir esfuerzos de flexión que produce el terreno, para lo cual se dispondrán armaduras en su cara
inferior.
• Adaptar a posibles movimientos del terreno.
• Resistir las agresiones del terreno y del agua y su presión, si las hay.

Tipos de cimentación
La elección del tipo de cimentación depende de las particularidades mecánicas del terreno, como su cohesión,
su ángulo de rozamiento interno, posición del nivel freático y también de la magnitud de las cargas existentes.
A partir de todos esos datos se calcula la capacidad portante, que junto con la homogeneidad del terreno
aconsejan usar un tipo u otro diferente de cimentación.
Hay dos tipos principales de cimentación: directas y profundas.

Cimentaciones directas:
Son aquellas que se posan en las capas superficiales o poco profundas del suelo, por tener éste suficiente
capacidad portante o por tratarse de construcciones de importancia secundaria y relativamente livianas. En este
tipo de cimentación, la carga se reparte en un plano de apoyo horizontal.
Siempre que es posible se emplean cimentaciones superficiales, ya que son el tipo de cimentación menos
costoso y más simple de ejecutar.

a) Zapatas aisladas
Las zapatas aisladas son un tipo de cimentación superficial que sirve de base de elementos estructurales
puntuales como son los pilares; de modo que esta zapata amplía la superficie de apoyo hasta lograr que el suelo
soporte sin problemas la carga que le transmite. El término zapata aislada se debe a que se usa para asentar un
único pilar, de ahí el nombre de aislada. Es el tipo de zapata más simple, aunque cuando el momento flector en
la base del pilar es excesivo no son adecuadas y en su lugar deben emplearse zapatas combinadas o zapatas
corridas en las que se asienten más de un pilar.

b) Zapatas combinadas o corridas


Este tipo de cimentación se emplea cuando las zapatas aisladas se encuentran muy próximas o incluso se
solapan. Las causas que originan esta situación son varias: la proximidad de los pilares, la existencia de fuertes
cargas concentradas que pueden dar lugar a elevados asientos diferenciales, la escasa capacidad resistente del
terreno o la presencia de discontinuidades en este. Si el número de pilares que soporta es menor de tres se
denominan combinadas y corridas en caso contrario. También se utilizan para apoyar muros con capacidad
portante (muros de carga o muros de contención de tierras) ya tengan o no soportes embutidos en cuyo caso la
anchura de la zapata puede ser variable.

c) Losas de cimentación.
Una losa de cimentación es una placa flotante apoyada directamente sobre el terreno. La cimentación por losa
se emplea como un caso extremo de los anteriores cuando la superficie ocupada por las zapatas o por el
emparrillado represente un porcentaje elevado de la superficie total. La losa puede ser maciza, aligerada o
disponer de refuerzos especiales para mejorar la resistencia a punzonamiento bajo los soportes individualmente
(denominados pedestales si están sobre la losa y refuerzos si están bajo ella) o por líneas (nervaduras).

En particular, también cabe emplear este tipo de cimentaciones cuando se diseñan cimentaciones
“compensadas”. En ellas el diseño de la edificación incluye la existencia de sótanos de forma que el peso de las
tierras excavadas equivale aproximadamente al peso total del edificio; la losa distribuye uniformemente las
tensiones en toda la superficie y en este caso los asientos que se esperan son reducidos. Si el edificio se
distribuye en varias zonas de distinta altura deberá preverse la distribución proporcional de los sótanos, así
como juntas estructurales.

Cimentaciones Profundas:
Se apoyan en el esfuerzo cortante entre el terreno y la cimentación para soportar las cargas aplicadas, o más
exactamente en la fricción vertical entre la cimentación y el terreno. Por eso deben ser más profundas, para
poder proveer sobre una gran área sobre la que distribuir un esfuerzo suficientemente grande para soportar la
carga. Algunos métodos utilizados en cimentaciones profundas son:
Pilotes: son elementos de cimentación esbeltos que se hincan (pilotes de desplazamiento prefabricados) o
construyen en una cavidad previamente abierta en el terreno (pilotes de extracción ejecutados in situ).
Antiguamente eran de madera, hasta que en los años 1940 comenzó a emplearse el hormigón. Los pilotes tienen
tres partes: punta, fuste y encepado o apoyo. Su modo de trabajo depende de la naturaleza del terreno y de la
profundidad a la que se encuentre un estrato resistente.

FRICCIÓN INTERNA
https://es.scribd.com/document/325241812/Agulo-de-Friccion-y-Cohesion-Del-Suelos
Es la resistencia al deslizamiento causado por la fricción que hay entre las superficies de contacto de las
partículas y de su densidad. Como los suelos granulares tienen superficies de contacto mayores y sus partículas,
especialmente si son angulares, presentan una buena trabazón, tendrán fricciones internas altas. En cambio, los
suelos finos las tendrán bajas.
La fricción interna de un suelo, está definida por el ángulo cuya tangente es la relación entre la fuerza que resiste
el deslizamiento, a lo largo de un plano, y la fuerza normal (p) aplicada a dicho plano. Los valores de este
ángulo llamada “ángulo de fricción interna” f, varían de prácticamente 0° para arcillas plásticas, cuya
consistencia este próxima a su límite líquido, hasta 45° o más, para gravas y arenas secas, compactas y de
partículas angulares. Generalmente, el ángulo f para arenas es alrededor de 30°.

DISEÑO DE CIMIENTOS SUPERFICIALES


http://sites.ieee.org/panama/files/2013/05/Capitulo-5-Geotecnia.pdf
Los cimientos superficiales son aquellos que transmiten las cargas de la estructura a los estratos del suelo más
cercanos a la superficie. Incluyen zapatas, zapatas combinadas y cimientos tipo losa.
ENSAYO DE PENETRACIÓN ESTANDAR
Este ensayo determina las propiedades de un suelo por medio de la resistencia a la penetración de un
muestreador en el mismo, a través del conteo del número de golpes necesarios (N) para que el muestreador
penetre una distancia determinada, se utiliza para encontrar factores como el ángulo de fricción interna,
cohesión, o puede de forma directa obtenerse la capacidad de carga del suelo no sin antes haber hecho
correcciones al valor de N obtenido en campo.

CAPACIDAD DE CARGA DEL SUELO


Se denomina como capacidad de carga admisible de una cimentación aquella carga que al ser aplicada no
provoque falla o daños en la estructura soportada, con la aplicación de un factor de seguridad. La capacidad de
carga no solo está en función de las características del suelo, sino que depende del tipo de cimentación y del
factor de seguridad adoptado.

TIPOS DE FALLAS
Las fallas por capacidad de carga se presentan debido a la rotura por corte del suelo bajo la cimentación, existen
tres tipos de falla: falla por corte general, falla por punzonamiento y falla por corte local.
CIMENTACIONES SUPERFICIALES
Se les conoce como cimentaciones superficiales a aquellas cuya profundidad de desplante Df es menor o igual
que el ancho de la misma, pero también se sugiere que se tomen como cimentaciones superficiales aquellas
cuya profundidad de desplante sea menor o igual a tres o cuatro veces el ancho de la cimentación. Entre este
tipo de cimentaciones se encuentran las zapatas aisladas, las cimentaciones corridas y las losas de cimentación.