Вы находитесь на странице: 1из 16

CANCER DE UTERO

CANCER DE UTERO

El útero o matriz es un órgano reproductor femenino importante. Es el lugar donde se


desarrolla el bebé durante el embarazo. Existen muchos tipos de cáncer de útero. El tipo más
común comienza en el endometrio, la membrana que recubre el útero. Este tipo de cáncer a
veces se denomina cáncer del endometrio.

El cáncer uterino suele ocurrir después de la menopausia. La obesidad y la sustitución


hormonal con estrógeno (también llamada terapia hormonal para la menopausia) también
aumentan el riesgo. El tratamiento varía dependiendo del estado general de su salud, del
avance del cáncer y si las hormonas afectan su crecimiento. El tratamiento suele ser
una histerectomía, que es una cirugía para extirpar el útero. También se extraen los ovarios y
las trompas de Falopio. Otras opciones incluyen la terapia hormonal y radioterapia.
TIPOS DE CANCER
CANCER ENDOMETRIAL
CUELLO UTERINO O CERVIX
CANCER ENDOMETRIAL

CÁNCER ENDOMETRIAL

Es un cáncer que comienza en el endometrio, el revestimiento del útero (matriz).

Causas

El cáncer endometrial o cuerpo del utero es el tipo más común de cáncer uterino. No se conoce su causa exacta. Un aumento de los niveles de
estrógeno parece ser un factor influyente. El estrógeno ayuda a estimular la formación del revestimiento del útero. Esto puede llevar a que se
presente un crecimiento excesivo del endometrio y cáncer. La mayoría de los casos de cáncer endometrial ocurre entre los 60 y los 70 años de
edad. Unos pocos casos se pueden presentar antes de los 40 años. Los siguientes factores relacionados con las hormonas incrementan el
riesgo de padecer cáncer endometrial:

 Inicio de la menstruación a temprana edad (antes de los 12 años)

 Comenzar la menopausia después de los 50 años


 Tamoxifeno, un fármaco para el tratamiento del cáncer de mama

Síntomas
Los síntomas de cáncer endometrial abarcan: Sangrado anormal de la vagina, lo que incluye
sangrado entre períodos normales o manchado/sangrado después de la menopausia. Episodios de
sangrado vaginal frecuentes, fuertes y extremadamente prolongados después de los 40 años Dolor
abdominal bajo o calambres pélvicos. Flujo vaginal ligeramente blanco o claro después de la
menopausia
CANCER DE CERVIX
CANCER DE CERVIX

Cérvix o cuello uterino es la parte más baja del útero, es el lugar en donde crece el bebé durante el embarazo. El
cáncer de cuello uterino es causado por un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). Este virus se
contagia por contacto sexual. El cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH.
Pero algunas veces, el virus conduce a un cáncer. Las mujeres que tienen mayor riesgo son las que fuman, las
que han tenido muchos hijos, las que han utilizado pastillas anticonceptivas por mucho tiempo o las que tienen
una infección por VIH.
Es posible que en un principio, el cáncer de cuello uterino no cause síntomas, pero más adelante puede haber
dolor en la pelvis o sangrado vaginal. Suele tomar varios años para que las células normales del cuello uterino se
conviertan en células cancerosas. El médico puede encontrar células anormales haciendo una citología vaginal o
Papanicolau (Pap) al examinar las células del cuello uterino. También, puede pedirle que se realice un examen
de VPH. Si los resultados son anormales, usted necesitará una biopsia u otros exámenes. Hacerse exámenes con
regularidad, permitirá a su doctor encontrar y tratar cualquier problema antes que se convierta en cáncer.

SINTOMAS : Sangrado vaginal anormal, tal como sangrado después de sostener relaciones sexuales (coito vaginal),
sangrado después de la menopausia, sangrado y manchado entre periodos y periodos menstruales que duran más
tiempo o con sangrado más profuso de lo usual. El sangrado después de una ducha vaginal o después del examen
pélvico es un síntoma común del cáncer de cuello uterino, pero no de pre cáncer.

Una secreción vaginal inusual (la secreción puede contener algo de sangre y se puede presentar entre sus periodos
o después de la menopausia).

Dolor durante las relaciones sexuales (coito vaginal).


EXAMENES : PELVICO
EXAMEN PELVICO

El examen pélvico es la manera que tienen los médicos, habitualmente ginecólogos, de examinar los órganos genitales
femeninos y otros órganos que se encuentran dentro de la pelvis.

En el examen pélvico se examinan:

La vulva, es decir los genitales externos de la mujer.

El útero, al que las pacientes también llaman la matriz y la vagina.

El cuello del útero, que es la zona más inferior del útero que se abre a la vagina.

Las trompas de Falopio, que son unos tubos por dónde van los óvulos desde los ovarios al interior del útero.

Los ovarios, que son los órganos donde se producen los óvulos.

La vejiga de la orina.

El recto, que es la parte final del intestino grueso antes del ano.

El examen pélvico se lleva a cabo durante la revisión ginecológica que deben realizarse las mujeres de forma periódica.
También se realiza cuando una mujer está embarazada, cuando se sospecha la presencia de una enfermedad de trasmisión
sexual, o cuando existen otros síntomas ginecológicos como dolor pélvico o flujo anormal.

El examen pélvico incluye la exploración de los genitales de forma manual y la introducción de un espéculo para tomar
una citología cervical, o muestras para el estudio de una enfermedad de trasmisión sexual.
EXAMEN : PAPANICOLAU
EXAMEN DE PAPANICOLAU

La prueba de Papanicolaou, también denominada citología vaginal, es la prueba más frecuente de detección del cáncer de
cuello uterino en las mujeres que no tienen síntomas de cáncer. Por lo general, se realiza durante el control ginecológico de una
mujer.

La prueba de Papanicolaou consiste en obtener una muestra de células del cuello uterino. El cuello uterino es la parte del útero
que se abre a la vagina. La muestra se coloca en una placa de vidrio o en un frasco que contiene una solución para conservar
las células. Luego se envía a un laboratorio para que sea examinada en un microscopio por un patólogo. Un patólogo es un
médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar
enfermedades. El patólogo puede identificar células anormales. Estas células pueden ser cancerosas, pero más a menudo en
lugar de cáncer uterino se trata de cambios celulares precancerosos que pueden tratarse.

Razones por las que se realiza el examen


El Papanicolaou es una prueba de detección de cáncer de cuello uterino. La mayoría de los cánceres del cuello uterino se pueden detectar
a tiempo si una mujer se hace pruebas de Papanicolaou de manera rutinaria.
Los exámenes de detección deben empezar a la edad de 21 años.
Después del primer examen:
Usted debe hacerse una prueba de Papanicolaou cada 3 años para buscar cáncer de cuello uterino.
Si tiene más de 30 años y también le han hecho pruebas para el virus del papiloma humano (VPH, por sus siglas en inglés) y tanto la
prueba de Papanicolaou como las pruebas para el VPH son normales, le pueden hacer exámenes cada 5 años (el VPH es el virus que
causa verrugas genitales y cáncer de cuello uterino).
TRATAMIENTO

TRATAMIENTOS :
Histerectomía
Es la cirugía para extirpar el útero (matriz) de una mujer. El útero es un órgano muscular hueco que alimenta al feto
durante el embarazo.
Radioterapia externa
Una manera de administrar la radiación consiste en dirigir rayos X desde fuera del cuerpo hacia el cáncer. A esto se
le llama radioterapia externa. El tratamiento es muy similar a cuando se hace una radiografía regular, pero la dosis de
radiación es más intensa. Cada tratamiento dura sólo unos minutos, aunque el tiempo de preparación (colocarle en el
lugar correcto para el tratamiento) usualmente toma más tiempo. El procedimiento en sí no es doloroso, aunque
puede causar algunos efectos secundarios.
Quimioterapia para el cáncer de cuello uterino
La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. Por lo general, los
medicamentos se administran a través de una vena o por la boca. Una vez que los medicamentos entran al torrente
sanguíneo, éstos pasan por todo el cuerpo.
PREVENCION DEL CANCER DE UTERO

La manera más eficaz de prevenir el cáncer de cuello uterino es a través de las pruebas de Papanicolaou periódicas, que
permiten diagnosticar las lesiones precancerosas. La prevención de los precánceres implica controlar los posibles factores de
riesgo (consulte más abajo) a través de las siguientes medidas:
Retrasar el inicio de la actividad sexual hasta el fin de la adolescencia o después
Limitar el número de compañeros sexuales
Evitar las relaciones sexuales con personas que han tenido muchos compañeros sexuales
Evitar las relaciones sexuales con personas que obviamente presentan verrugas genitales u otros síntomas de enfermedades
venéreas
Tener relaciones sexuales usando preservativos reducirá el riesgo de infección por HPV. Los preservativos también protegen
contra el VIH y los herpes genitales.
Dejar de fumar